Archivos para el tag ‘Embarque’

Una larga caminata

Juan Carlos Cilveti Puche | 18 de abril de 2017 a las 9:16

Hace unos días, mientras tomaba café en el bar del puerto, una señorita preguntó dónde se estaba la estación marítima de cruceros y cómo se llegaba a ella. Tras ser informada de su ubicación, varios de los que allí estábamos le comentamos que había un autobús que podía llevarla, una opción que, por un módico precio, le evitaría tener que andar por los muelles. Agradeciendo la información, la señorita, que era tripulante de unos de los barcos atracados en los muelles de Levante, decidió ir a pié, y tirando de una maleta con ruedas comenzó su larga caminata.

Y aunque esta situación que les cuento podría parecerles extraña (quizás algo menos si hablamos de un tripulante), existen muchos pasajeros que, desde el centro de la ciudad deciden llegar a sus barcos de destino caminando por los muelles.

Al hilo de esto, hoy les contaré una vivencia que compartí con dos malagueños que se embarcaron el Adventure of the Seas en junio de 2010. Aquella mañana de verano, mientras realizaba unas fotos en el muelle dos, una pareja con sus equipajes me abordó para preguntarme si el barco que estaba en la estación marítima de Levante era el de Royal Caribbean. Tras decirles que sí y entablar conversación, decidí acompañarles en una caminata amenizada por el soniquete de las ruedas de sus maletas girando sobre el pavimento de los muelles. Charlando con aquel matrimonio, les pregunté por qué  no habían cogido un autobús o un taxi para ir al barco. La respuesta fue inmediata: “Como somos de Málaga no hemos querido gastar en el transporte. Lo que nos ahorremos ya nos lo gastaremos en el viaje”.  Tras oír aquello les pedí permiso para fotografiarlos de espaldas caminando con sus maletas por el muelle.

Pasajeros andando Adventure of the Seas 26-VI-10 1ºVEZ10Cruceristas caminando con sus maletas por el muelle dos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 18 de abril de 2017.

Dos escalas similares

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de noviembre de 2016 a las 9:25

Hace no demasiados meses, les hablé de las coincidencias de dos buques de crucero que realizaron sus primeras escalas en Málaga en jornadas consecutivas. Hoy, retomando el tema de las coincidencias les contaré unas curiosas circunstancias, también referidas a barcos de turistas, ocurridas hace varios días en las aguas del puerto.

El pasado sábado, los buques de crucero Zenith y Rhapsody of the Seas compartieron atraque en los muelles Norte y Sur de la estación marítima de Levante. Con una primera peculiaridad que relaciona a las compañías de ambos buques (Royal Caribbean que es la propietaria del Rhapsody of the Seas posee el 49% de Pullmantur que es la naviera que gestiona el Zenith), estas escalas malagueñas coincidieron además en dos aspectos muy concretos. En el caso del Rhapsody of the Seas, su llegada vacío al puerto se realizaba para embarcar a la totalidad de pasajeros, en concreto 1.947 turistas que iniciaron desde las instalaciones crucerísticas malacitanas un viaje de posicionamiento trasatlántico con destino a Miami. En unas circunstancias similares, el Zenith también realizaba un embarque completo con el que cerraba su temporada crucerística malacitana en el presente año.

Pero además, y quizás esto sea lo más curioso de lo que les estoy contando hoy, el atraque del pasado sábado del Rhapsody of the Seas se realizaba después de haber estado varado efectuando una serie de reparaciones en los astilleros gaditanos de Navantia, una circunstancia que en menos de una semana cumplimentará también el Zenith antes de que, pasando nuevamente por el puerto malagueño a principios de diciembre, cruce el Atlántico para iniciar en aguas caribeñas su campaña de invierno.

Zenith y Rhapsody of the Seas 19-XI-2016Rhapsody of the Seas y Zenith el pasado sábado en el puerto.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 22 de noviembre de 2016.

Maletas de emigrantes

Juan Carlos Cilveti Puche | 11 de diciembre de 2012 a las 19:38

Corría el año 1902 y el puerto de Málaga gozaba de un abundante tráfico de buques de pasaje. Cumplimentando líneas regulares (fundamentalmente con destino a Centro y Sudamérica), diferentes navieras nacionales y extranjeras escalaban en el puerto malagueño para realiza embarques.

Y aunque los buques que efectuaban estos trayectos disponían de tres clases, la mayoría de los embarques que se realizaban en Málaga eran de tercera. Infinidad de emigrantes (muchos de ellos con sus familias), subían a estos barcos para iniciar en  tierras americanas una nueva vida.

Por aquellos años, aun existiendo un importante movimiento de pasajeros, el puerto malagueño no disponía de un servicio de maleteros. Los equipajes, en el caso de no poder ser embarcados por sus propietarios, se transportaban a bordo por mozos del barco o por personas que se ganaban unas monedas con estos trabajos de muelle.

Y aunque el caos de los embarques de emigrantes, milagrosamente, y siempre con algún que otro incidente, salía bien, en un momento dado, el transporte de maletas y bultos de estos pasajeros comenzó a ser problemático.

Los portuarios que realizaban estas labores, muchos de ellos estibadores, comenzaron  a no poder subir a estos barcos, especialmente los de bandera española, quedando el lucrativo negocio del embarque de maletas en manos de los tripulantes de estos buques.

Ante esta situación, muchos de los portuarios malagueños afectados por este hecho, sabotearon algunos embarques. El 13 de septiembre de 1902, el buque de la Compañía Trasatlántica Española Manuel Calvo en línea regular con Centroamérica sufría un considerable retraso en su salida por culpa de una protesta que les contaré en otra ocasión.

MANUEL CALVO.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (11 de Diciembre de 2012).

Los buques de crucero ignoraron la Feria

Juan Carlos Cilveti Puche | 24 de agosto de 2010 a las 9:53

Un excesivo triunfalismo crucerístico otorga a unas escalas turísticas una relación inexistente con los festejos de Agosto. De los cinco que llegaron, en sólo uno el pasaje tuvo tiempo real de vivir el ambiente.

Días antes de comenzar nuestros festejos de agosto, todos los medios de comunicación malagueños, se hacían eco de la siguiente noticia: Cinco buques de crucero visitarán Málaga durante la semana de feria. Y como apostilla a este titular, se hacía referencia a los miles de pasajeros y tripulantes que vendrían a bordo de estos barcos.

Y aunque esta noticia es totalmente cierta; efectivamente, durante la semana de feria han llegado cinco buques de turistas (siendo rigurosos habría que decir que los barcos han sido cuatro, ya que uno de ellos ha repetido), la idea general de que todos estos barcos escalaban al reclamo de nuestros festejos de agosto, no es del todo verdadera.

Pormenorizando y analizando en conjunto las escalas de estos buques, sólo uno, o si me apuran dos, han podido tener a nuestra feria como un atractivo más, de casualidad, en el paquete de posibles actividades realizables en la ciudad de Málaga.

El Adventure of the Seas, con escalas semanales cada sábado desde el pasado 26 de junio (escalas con embarque y desembarque completo del pasaje), para nada ha llegado a nuestro puerto al reclamo de la feria. El Pacific Dream, independientemente del incidente por el que ha cancelado varias de sus escalas malagueñas, con una operativa similar al Adventure, tampoco nos llegaba para ofrecer a sus pasajeros farolillos, vino o baile. En ambos casos, los turistas desembarcados, ya con su viaje finalizado, se marchan a casa; mientras que la mayor preocupación de los que inician aquí su crucero, era embarcar y empezar a disfrutar al instante de sus vacaciones. En estos casos, no hay demasiado tiempo para excursiones o visitas programadas de ambiente.

Pacific Dream blog

PACIFIC DREAM atracado en Málaga.

El tercer buque en discordia, el Louis Majesty, realizando desde el 22 de junio escalas semanales todos los martes, tal vez haya podido ofertar a sus pasajeros en tránsito algo de feria. Teniendo en cuenta que el barco atraca sobre las seis de la tarde y se marcha a las doce de la noche (una hora antes todos a bordo), tampoco las posibilidades son demasiado excesivas.

Con todo esto, de las cinco visitas realizadas por cuatro buques diferentes entre los días 14 y 21 de agosto (la semana de feria), sólo un buque, el Aidavita con una larga escala de once horas, ha podido ofrecer a sus pasajeros la posibilidad de disfrutar de un rato de fiesta.

Teniendo en cuenta el exitoso año crucerístico que nos espera, amén del buen trabajo que desde el puerto y desde fuera de él se está haciendo para, como alguien diría, consolidar a Málaga (que ya lo está) como un puerto para barcos turísticos, me parece verdaderamente absurdo lanzar a los cuatro vientos noticias como estas; informaciones cargadas de un triunfalismo fuera de lugar, que afortunadamente, hoy por hoy, Málaga como puerto de buques de crucero no necesita.

Con un tráfico turístico estabilizado que tiende a la desaparición de la estacionalidad; muy pronto las dos temporadas crucerísticas malagueñas (la de Primavera y Otoño) se convertirán un continuo durante todo el año, intentar subir al carro de este éxito a la feria (también se podría decir lo mismo de la Semana Santa), raya en la frivolidad. Si todo marcha como hasta ahora, y no morimos de éxito, muy pronto, las dos semanas grandes de nuestra ciudad estarán plenamente integradas en la oferta crucerística de Málaga, y no habrá que hacer encajes de bolillo vendiendo informaciones que chirrían.

Las cifras crucerísticas de la Feria 2010.

Fecha Buque Escala Desembarque Embarque Tránsito
14  Agosto Adventure of the Seas 05:25/17:10 3.500 pax*. 3.500 pax. 0
15  Agosto Pacific Dream 09:20/13:00 1.200 pax. 0 0
17  Agosto Louis Majesty 18:05/23:55 0 0 1.500 pax.
19  Agosto Aidavita 07:40/18:00 0 0 1.538 pax.
21  Agosto Adventure of the Seas 05:25/17:00 3.500 pax. 3.500 pax. 0

 *Pax: Pasajeros.

Artículo “LA MAR DE HISTORIAS” publicado en la página Marítimas (24 de Agosto de 2010).