Archivos para el tag ‘histórico’

Dos viajes redondos

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de diciembre de 2017 a las 10:08

Habitualmente, las últimas semanas de diciembre no destacan demasiado en lo que al tráfico portuario se refiere. Reducido considerablemente el número de  atraques, los buques que navegan en línea regular son los que, de una forma ininterrumpida, cumplen con sus viajes sin tener en cuenta las fechas en las que nos encontramos.

Al respecto de estos barcos, hoy les contaré un hecho histórico protagonizado el ferry Fortuny, el  melillero titular que desde abril de 2015 cubre a diario la ruta del mar de Alborán. Construido por encargo de Trasmediterránea en los astilleros gaditanos del Grupo Izar entre  1999 y 2001, este superferrie de 26.916 toneladas de registro bruto y 172 metros de eslora que puede embarcar a un total de 1.200 pasajeros disponiendo además de 1.500 metros lineales de garaje para vehículos y carga rodada, protagonizó el pasado día 21 de diciembre dos viajes redondos a Melilla en un mismo día; una circunstancia que nunca se había dado en los cien años de historia de esta ruta.

Y aunque hace muchas décadas hubo dos ferries que realizaban conjuntamente estas navegaciones (uno salía de Málaga y otro de Melilla y ambos se cruzaban en el camino), y  dejando a un lado a los buques de alta velocidad que en los refuerzos veraniegos de 2002 y 2003 efectuaban varios viajes diarios, jamás hasta la fecha un ferry al uso había cumplimentado una navegación doble como la que les estoy narrando.  Tras llegar de Melilla el pasado día 21 a las 06:00, el Fortuny salía dos horas más tarde para regresar a aguas malacitanas a las 22:30 y partir nuevamente a las 00:30 del día 22. Todo un acontecimiento histórico ocurrido en diciembre que además se volverá a repetir en esta semana.

Fortuny 16-II-171FORTUNY que realizó la pasada semana cuatro viajes a Melilla en un día.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 26 de diciembre de 2017.

Verde y blanca

Juan Carlos Cilveti Puche | 31 de octubre de 2017 a las 9:27

La estancia en el puerto este pasado fin de semana del buque de la Armada española Juan Carlos I, ha dejado unas muy interesantes imágenes que miles de malagueños han podido captar con sus cámaras fotográficas.

Y aunque los detalles son muchos, hoy les contaré uno que me llamó poderosamente la atención y que aún no he podido resolver.

En la mañana del sábado 28 de octubre, el Juan Carlos I amaneció engalanado para afrontar a su bordo una jura de bandera; un acto histórico que nunca se había visto en las aguas del puerto. En su banda de estribor, este buque de apoyo estratégico mostraba la guirnalda de banderas con la que los barcos de guerra se adornan en los días de fiesta. Usando las flámulas del código internacional de señales marítimas además de algunas otras, los 231 metros del más significativo buque de la Armada mostraron una curiosa ortodoxia decorativa que, sin ser norma en las marinas de guerra de muchas naciones, se emplea de forma habitual.

Agrupadas por colores, las banderas que combinan el blanco y el rojo se reunían a proa. En el centro del barco, destacaban las azules y blancas, mientras que a popa, se colgaban el resto de enseñas con otras tonalidades.

Teniendo en cuenta que el código internacional de señales marítimas sólo usa los colores amarillo, azul, blanco, negro y rojo, en la línea de banderas que flameaban a popa, además de otras que no se correspondían con este, me llamó poderosamente la atención un gallardete de color verde y blanco que destacaba en la cuidada homogeneidad cromática de este adorno aéreo.

Una curiosa bandera triangular que no he podido descifrar y que estará en muchas de las fotos que los malagueños le han hecho a este buque.

Juan Carlos I L-61 28-X-176JUAN CARLOS I engalanado con la guirnalda de banderas.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 31 de octubre de 2017.

Histórico al desguace

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de septiembre de 2017 a las 8:54

Hace unos días, recibía la noticia de que uno de los barcos más vinculados a la historia marítima de Málaga de los últimos años, había sido vendido para el desguace. Les hablo del Volcan de Tinache, un buque de carga rodada que durante 14 años, luciendo la contraseña de Marítima Peregar, navegó en línea regular enlazando las aguas malacitanas con los puertos de Ceuta y Melilla.

Construido en los astilleros vigueses Enrique Lorenzo y Cía. entre los años 1981 y 1982,  el Volcan de Tinache, tras operar en el archipiélago canario con los colores de la naviera Armas, llegaba a Málaga en octubre de 1997. Compaginado sus navegaciones a las ciudades autónomas con el Isla de los Volcanes, el otro buque que en aquellos años lucía la contraseña de Marítima Peregar, el Volcan, como popularmente se le conocía, escribió su biografía malagueña con infinidad de anécdotas; unas historias en las que habría que reseñar los rescates de pateras que realizó.

Finalizada su intensa vida malagueña, en abril de 2011 el barco era vendido a una naviera maltesa que lo rebautizaba como Enrica M.,  cambiando su matrícula de Las Palmas de Gran Canaria por la de Panamá. Formalizados todos los trámites, el lunes 18 de abril a las 19:20 horas, este barco, con su nuevo nombre y registro dejaba Málaga con destino al puerto italiano de  Pozzallo.

Conservando la bandera panameña  y después de navegar como Carolyn y Atesbey, el recordado Volcan de Tinache, que en los últimos seis años ha sufrido infinidad de detenciones por reiteradas deficiencias técnicas debidas al escaso mantenimiento que sus armadores le han dado desde que dejó Málaga, espera ahora el momento para ser desguazado en las playas turcas de Aliaga.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAVOLCAN DE TINACHE en su habitual atraque durante 14 años.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 26 de septiembre de 2017.