Archivos para el tag ‘Holland America Line’

Treinta y un meses

Juan Carlos Cilveti Puche | 24 de enero de 2017 a las 9:27

El siete de noviembre del año pasado, el puerto vivió una jornada histórica. Aquel día en el que llegaron cinco barcos turísticos, tres de ellos pertenecían una misma naviera; una circunstancia  que hasta la fecha nunca se había dado en las aguas de Málaga. Integrados en la flota de la compañía Holland America Line, los buques Prinsendam, Oosterdam y Eurodam coincidieron en los atraques de Levante ratificando con esta triple visita el interés que el puerto malagueño sigue teniendo para esta naviera centenaria.

Y aunque la historia malacitana de Holland America Line se remonta a 1927, y las escalas de los barcos de esta compañía, salvo en los periodos bélicos del siglo XX,  han sido continuas desde aquella fecha, en 2004, esta naviera dejó de venir a Málaga.

Tras realizar el Westerdam su primera visita al puerto el seis de agosto de aquel año, Holland America Line se olvidó de Málaga durante 31 meses; un largo periodo de tiempo en el que ninguno de los característicos barcos de casco azul y terminación dam en su nombre escalaron en los muelles malacitanos.

Finalizado aquel periodo de sequía que se debió a una serie de reestructuraciones estratégicas en sus barcos y rutas, el 17 de abril de 2007, el Amsterdam, que por entonces era el buque insignia de la flota de esta naviera de origen holandés, regresó al puerto de Málaga atracando en el muelle de Levante.

Desde entonces, los barcos de Holland America Line no han dejado de venir, y la presencia año tras año de estos buques se ha perpetuado como antes de aquellos 31 meses en  los que esta de naviera, una de las más importantes del panorama crucerístico de todos los tiempos, permaneció sin atracar en los muelles malagueños.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAMSTERDAM que recuperó las escalas de Holland America Line en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 24 de enero de 2017.

El Explorador Elegante

Juan Carlos Cilveti Puche | 20 de septiembre de 2016 a las 8:30

A estas alturas, sería absurdo hablarles de las excelencias de los buques turísticos que componen la flota crucerística internacional. Y digo que sería absurdo por el hecho de que las mismas compañías propietarias de estos barcos se preocupan, y muy mucho, de vender todas y cada una de las peculiaridades de sus buques; unas excelencias que en determinados casos pasan por nimiedades engrandecidas por campañas publicitarias.

Y aunque hay muchos ejemplos de lo que les digo -sólo había que pensar en el nuevo barco de turistas más grande del mundo, tan sólo 33 centímetros más largo que su gemelo, que en su momento ya fue calificado como el más grande- hoy les referiré una curiosidad sobre un buque que desde su nacimiento ha llevado la etiqueta del más elegante y lujoso.

Construido entre 1988 y 1989 en los astilleros finlandeses Wartsila, este barco que costó 125 millones de dólares y fue apadrinado por el actor James Steward, iniciaba su carrera con el nombre Royal Viking Sun bajo la contraseña de la compañía Royal Viking Line. Tras ser transferido Cunard Line en 1994 y posteriormente pasar en 1998 a Seabourn con el nombre Seabourn Sun, el buque siguió incrementando su fama; un titulo que revalidó en 2002 cuando Holland America Line  se hacía cargo de él rebautizándolo como Prinsendam.

Manteniendo la filosofía de los buques de esta naviera en la que sus interiores están cargados de referencias marítimas, la decoración del Prinsendam ganó enteros, y su  reputación, acompañada de mucha publicidad, lo llevó a ser apodado como El Explorador Elegante. Un barco centrado en  largas navegaciones que hasta la fecha, y con todos sus nombres, ha lucido sus excelencias en las aguas malacitanas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPRINSENDAM apodado El Explorador Elegante saliendo del puerto.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 20 de septiembre de 2016.

El KONINGSDAM

Juan Carlos Cilveti Puche | 10 de mayo de 2016 a las 9:18

En la industria crucerística,  siempre se ha dicho que los buques de Holland America Line han marcado la diferencia con respecto al resto de barcos turísticos. Y aunque este comentario tal vez sea un tanto categórico, lo que sí está claro, es que esta centenaria compañía destaca por mantener una atmósfera clásica donde los detalles y la tradición dibujan unos ambientes muy diferentes al resto de los buques de crucero que operan en la actualidad.

Con una historia malacitana que se remonta a 1927, la gran mayoría de los barcos turísticos de Holland America Line han pasado por las aguas del puerto, una circunstancia que nos ha permitido ver la evolución de los buques de esta naviera.

Hace unos días, con apenas un mes de vida, el Koningsdam visitaba por primera vez  Málaga convertido en el buque insignia de esta compañía. Bautizado con este nombre en honor al actual monarca holandés, y a la espera de que la reina de los países bajos lo amadrine, este barco llegaba luciendo la más típica imagen modernizada de los tradicionales barcos de Holland America Line. Con su casco de color azul y el inconfundible logotipo de su chimenea, el Koningsdam, además de presentar unos apabullantes números: dimensiones, capacidad de pasajeros, camarotes y demás estándares propios de un buque turístico del siglo XXI, mostraba la peculiaridad de su nombre.

Rompiendo la tradición de esta compañía que mantiene una serie de nombres fijos que se van repitiendo en diferentes barcos, la denominación Koningsdam es la primera vez que aparece en la historia de esta naviera fundada en 1871; un novedoso hecho donde se mantiene el habitual sufijo dam,  imprescindible en todos los buques de Holland America Line.

Koningsdam 1º VEZ 4-V-167KONINGSDAM en su primera escala en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 10 de mayo de 2016.

El cuarto Nieuw Amsterdam

Juan Carlos Cilveti Puche | 17 de abril de 2012 a las 7:20

SI hubiera que hablar de la tradición marítima por excelencia, sin duda alguna, habría que mencionar a la compañía Holland America Line. Fundada en el año 1873, esta naviera de origen holandés, además de tener buques de carga al uso, fundamentalmente operó desde sus inicios con barcos de línea regular transportando emigrantes entre Europa y Estados Unidos. Tras imponer en 1883 a todos los nombres de sus barcos de pasaje el sufijo dam (en holandés dique o presa), esta compañía realizaba su primer viaje turístico en 1895 entre los puertos de Roterdam y Copenhague. Después de navegar muchos años en rutas trasatlánticas, cuando los buques de línea ya no eran rentables, Holland America Line que ya sólo operaba con pasajeros, reconvirtió a sus barcos en buques de crucero, manteniendo en todos ellos el sabor de aquellos viejos y lujosos trasatlánticos de otra época.

Con una flota donde la tradición mantiene permanentemente algunos nombres del pasado, el puerto de Málaga recibía por primera vez en la jornada de ayer al cuarto Nieuw Amsterdam, un superhotel flotante que perpetúa un nombre histórico en esta compañía. Tras un primer Nieuw Amsterdam que navegó entre 1906 y 1932, un segundo buque con este mismo nombre visitaba el puerto malagueño en cinco ocasiones entre los años 1953 y 1967 (curiosamente de todas estas visitas sólo en una ocasión, el barco atracó en el puerto). En el año 2000, el tercer Holland America Line también denominado así escalaba en Málaga. Procedente de Cádiz y con destino a Barcelona, ayer el cuarto Nieuw Amsterdam atracaba en el muelle norte de la estación marítima de Levante, y la tradición marítima por excelencia volvía a estar presente en el puerto de Málaga.

Cuarto NIEUW AMSTERDAM en su primera escala en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (17 de Abril de 2012).

Los tres EUROPA.

Juan Carlos Cilveti Puche | 1 de junio de 2010 a las 7:27

 

Determinadas navieras; las que aun conservan ciertas tradiciones quizás no demasiado compatibles con lo que hoy en día es el mercado crucerístico, participan de la idea de perpetuar el nombre de uno de los barcos de su flota.

Y aunque destacan fundamentalmente, por esta circunstancia, dos importantes navieras: Holland America Line y Hapag-Lloyd, hoy les contaré una curiosa historia referida a la segunda compañía que les menciono; algo que durante años se ha podido ver, y si no cambian las cosas, seguiremos viendo en el puerto de nuestra ciudad.

Fundada en 1970 como resultado de la fusión de las dos más importantes navieras alemanas de la historia, la Hapag-Lloyd nacía con el firme propósito de convertirse en la compañía crucerística de elección para el mercado alemán.

Retomando el nombre de un barco de una de las dos navieras de la cual había surgido, en 1970, la Hapag adquiría un histórico buque de línea que rebautizaba como Europa. Después de exprimir literalmente la vida útil de este buque y venderlo, esta empresa alemana construía un nuevo Europa en 1981; un barco que hasta 1999 se convertiría en el buque insignia de esta compañía alemana.

Pero como la tradición debía continuar, en agosto del año 1999, Hapag-Lloyd botaba su tercer Europa; un exclusivo barco, incluido en el “top ten” de los buques más lujosos del mundo, que aun navega bajo la contraseña de esta naviera.

Y ante esta interesante historia, sólo me queda decirles que el puerto de Málaga, en los últimos 29 años, ha sido testigo en múltiples ocasiones de las reiteradas visitas de estos tres buques. Una historia que retomaré próximamente cuando les hable del capitán de los tres Europa y sus escalas malagueñas.

 

Europa 7-X-1999 blog

                                                                                                                                                    Tercer Europa en su primera escala en Málaga en octubre de 1999.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (1 de Junio de 2010)

Clasicismo a flote

Juan Carlos Cilveti Puche | 26 de mayo de 2010 a las 19:53

Ayer (25 de Mayo), llegaba por primera vez al puerto de Málaga el buque de crucero Noordam. Perteneciente a una de las más tradicionales y antiguas compañías navieras del mundo (Holland America Line), este barco que es el cuarto en llevar este nombre y el segundo Noordam que visita Málaga, celebró a su bordo la tradicional recepción protocolaria de las primeras veces.

Noordam 1 blog

Independientemente de la fiesta, quizás, lo más interesante fue la posterior visita al buque; un extenso recorrido que me permitió recordar aquel diez de Mayo de 2000 cuando visitaba al anterior Noordam, un barco muy diferente pero con los mismos “tics” de estos preciosos buques de bandera holandesa.

Si por algo se caracterizan estos buques; además de por su vistoso caso pintado en azul oscuro (dark blue), es, por su clasicismo. La decoración de todos los barcos de la HAL (Holland America Line), destaca sin lugar a dudas por su buen gusto, algo muy alejado del estándar de la gran mayoría de los buques de crucero modernos.

Con infinidad de detalles “marineros” y con una mínima influencia, en algunos espacios, a lo oriental, los interiores de los buques HAL, son algo tan agradable que invitan a no salir del barco. Hago un inciso y les cuento una anécdota.

Cuando visité mi primer buque de la Holland, en concreto el Maasdam, su capitán me decía que había muchos pasajeros que tras embarcarse en el puerto de salida, no desembarcaban hasta que llegaban al final del trayecto crucerístico. La atmósfera de estos barcos invita a disfrutar de ellos, y a obviar, en muchos casos, la vorágine que suponen las excursiones en los diferentes puertos de escala.

Pero volviendo al Noordam, les diré que a su bordo se pueden ver cosas que en otros buques de crucero serían imposibles e impensables de ver.

Noordam biblio blog

Biblioteca

 

Noordam restaurante blog

Restaurante (uno de los varios que existen a bordo).

Por ejemplo. En diferentes lugares se pueden encontrar modelos de buques de vela, antiguos instrumentos náuticos, piezas de buques (mascarones y detalles de esculturas popeles), así como una muy buena colección de cuadros representando a los anteriores buques que han llevado el nombre Noordam.

noordam barco blog

Modelo de un antiguo velero holandés.

noordam campana blog

Campana del Noordam III.

Pero además de esto (y sólo les he dado una pequeña pincelada), el Noordam, al igual que todos sus hermanos de contraseña, mantienen detalles propios que se repiten en todos y cada uno de los barcos de la HAL.

Los tradicionales bancos arcón, la escultura de bronce en una de sus piscinas y las hamacas de madera en sus cubiertas de botes, amén de alguna antigua campana de algún barco de la compañía, son algo que nunca puede faltar en un barco de la Holland America Line.

Noordam banco arcon blog

Banco arcón.

 

Noordam hamacas blog

Hamacas de la cubierta de botes.

 

Noordam pisc blob

Escultura de bronce en la piscina de techo retráctil.

En definitiva, unos barcos que explotan un clasicismo perfectamente combinado con la modernidad y en los que da gusto estar aunque sólo sea para hacer una visita.

Y como les he hablado del anterior Noordam (el tercero), aquí les dejo una foto de la primera vez que visitó Málaga (Mayo de 2000).

Noordam III 10-V-2000 blog

 

Quiero expresar mi  agradecimiento al personal de la agencia consignataria Cabeza Marítima por su amable colaboración.