Archivos para el tag ‘portacontenedores’

Cascos blancos

Juan Carlos Cilveti Puche | 7 de marzo de 2017 a las 9:46

Hasta hace no demasiados años, los colores de los cascos de los barcos eran una clara identificación de su tipo. Si existir demasiadas estridencias cromáticas, las tonalidades oscuras definían fundamentalmente a la gran mayoría de  los buques de carga, mientras que el resto de barcos se repartían una paleta de colores bastante pobre.

Y aunque existen algunas excepciones (tal vez recuerden cuando les hablé de un buque que lucía una pintura tornasolada), desde hace  ya muchas décadas, el blanco se ha centrado casi en exclusividad en los buques de pasaje, una circunstancia que convierte  en extraño el que un barco  sin ser de pasajeros navegue luciendo este color.

Con el recuerdo de los portacontenedores de la compañía Safmarine, que con sus inmaculados cascos blancos (su principal seña de identidad) operaron  con cierta frecuencia en el pasado en la terminal de contenedores malacitana, hace unos días, atracaba en el muelle número cuatro un pequeño  buque tanque pintado de blanco.

Procedente de Sete y con destino a Monopoli, el Vinlandia amarraba para cumplimentar una carga de aceite y mostrar en aguas malagueñas el níveo color de su casco; una tonalidad que ha lucido con sus dos nombres anteriores aunque originariamente  en 1979 comenzara a  navegar  pintado de azul.

Frente a este atraque, lo más curioso de esta circunstancia radica en que en los últimos años han pasado por el puerto dos barcos muy similares al que les acabo de mencionar. También dedicados al transporte de líquidos, los buques Wine Trader y Old Wine, unos tanques químicos de similares características al Vinlandia han mostrado en los diversos muelles donde han operado sus nada habituales cascos de color blanco.

OLYMPUS DIGITAL CAMERABuque VINLANDIA mostrando su casco blanco en el muelle número cuatro.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 7 de marzo de 2017.

Concertinas

Juan Carlos Cilveti Puche | 11 de febrero de 2014 a las 12:40

Cuando los piratas de las costas de Somalia empezaron a atacar barcos, los gobiernos de las naciones cuyos buques habían sido asaltados, comenzaron a plantear diversos métodos para repeler ataques y evitar posibles secuestros.  Con independencia del apoyo de unidades navales y, en determinados casos, el uso de personal armado a bordo, muchos buques instalaron diferentes dispositivos de defensa pasiva. Unos sistemas que sin ser letales a priori, imposibilitan o dificultan en gran medida los abordajes a grandes buques desde pequeñas embarcaciones.

De entre todos estos elementos de disuasión, uno de los que, aun pareciendo muy complejo de instalar a bordo de un barco, se ha usado mucho, es el alambre de espino. Electrificado en algunos casos o simplemente tendido sobre la borda, el perímetro de un buque rodeado por púas o pequeñas cuchillas se ha convertido en un eficaz sistema de defenderse ante posibles abordajes.

Usado por diferentes tipos de barcos, curiosamente, uno de los primeros que mostró al mundo este sistema, fue el buque de crucero Discovery, coprotagonista junto a su gemelo el Pacific Princess de la afamada serie televisiva Vacaciones en el Mar.

Y aunque Málaga está muy lejos de las conflictivas aguas somalíes, algunos buques atracados en los muelles malacitanos sí que han navegado por aquellas latitudes; un hecho que ha permitido ver algunas defensas pasivas anti piratería. En diciembre de 2013, el portacontenedores de bandera panameña Irenes Logos amarraba en la terminal del muelle nueve, y a popa, en su costado de estribor, mostraba varios grandes rollos de alambre de espino; en concreto las famosas concertinas tan tristemente de moda en los últimos meses en nuestro país.

OLYMPUS DIGITAL CAMERARollos de alambre de espino a bordo del portacontenedores IRENES LOGOS.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (11 de febrero de 2014).

Dos gemelos juntos

Juan Carlos Cilveti Puche | 21 de enero de 2014 a las 8:58

Entre los años 2011 y 2013, los astilleros surcoreanos Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering construían por encargo de A. P. Moller-Maersk Group 16 buques portacontenedores. Formando parte de un grupo llamado Clase Lima (no está muy claro si esta denominación atiende a un especial homenaje a la capital del Perú o a que todos los barcos integrantes de esta serie llevan un nombre iniciado con la letra L), el primer buque de la serie, el Maersk Lima, comenzaba a trabajar en abril de 2011. Con 88.237 toneladas de registro bruto, 300 metros de eslora, 45 de manga y una capacidad de 8.700 Teus, los buques de esta clase operan por todo el mundo navegando en  diversas rutas comerciales.

Procedente de Miami y con destino al canal de Suez,  el 26 de junio de 2013 a las 13:00 horas, atracaba en la terminal de contenedores malagueña el buque Maersk Lamanai. Varias horas después, en concreto en la madrugada del día 27, el Maersk Lirquen, procedente del puerto brasileño de Santos y con destino a Algeciras, amarraba junto a su hermano de clase.

Abanderados ambos en Hong-Kong y efectuando sus respectivas primeras visitas a aguas malacitanas, la imagen  más destacada del jueves 27 de junio de 2013 en el puerto de Málaga se centró en estos dos gemelos realizando sus respectivas operativas de carga y descarga.

Y aunque en más de una ocasión, tanto en la terminal de contenedores como en el resto de los muelles malagueños, se han visto amarrados juntos a algunos buques de idéntica construcción, quizás, la coincidencia por unas horas de estos dos barcos de la Clase Lima de Maersk Line constituya una de las más significativas estancias de buques gemelos en aguas malacitanas en los últimos años.

Maersk Linquen y Maersk Lamanai 27-VI-134MAERSK LAMANAI y MAERSK LIRQUEN en la terminal de contenedores.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (21 de enero de 2014).

El MAERSK PIRAEUS

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de junio de 2012 a las 8:47

El martes 9 de marzo de 2004, atracaba en el muelle número nueve el portacontenedores de bandera alemana Maersk Piraeus. Procedente de San Pedro y con destino al puerto de  Valencia, este buque, estrenaba la actividad comercial de la terminal malagueña.

Después de efectuar un total de 24 escalas, el 19 de junio de 2007,  este buque de 16.915 toneladas de registro bruto, 168 metros de eslora, 27 de manga y capacidad para 1.645 Teus, realizaba su último atraque en Málaga en un viaje que lo llevaba desde Lome a Algeciras.

Construido entre los años 1997 y 1998 en los astilleros surcoreanos Hanjin Heavy Industries & Construction Co., Ltd. de Ulsan, este buque, iniciaba su carrera comercial con el nombre de Hansa Calypso. Tras navegar durante varios meses como Cma Hakata y  volver a retomar su nombre original, el año 2000, el buque era rebautizado como Maersk Piraeus.

Una vez completadas las diversas rutas que casi durante tres años trajeron a este buque a la terminal de contenedores malagueña, el Maersk Piraeus, varios días después de su último atraque en Málaga, cambiaba de identidad para volver a llevar pintado sobre su casco el  nombre que originalmente había recibido el día de su bautismo.

En la actualidad, el Hansa Calypso,  que opera bajo la contraseña de la compañía alemana  Leonhardt & Blumberg, navega fundamentalmente en rutas por los lejanos mares de Asia luciendo pabellón liberiano. Un modesto barco muy similar a los muchos portacontenedores de pequeño y mediano porte que han pasado y pasan por Málaga y al que le cabe el honor de haber sido el primero que trabajó en la terminal del muelle número nueve. Un significativo nombre, Maersk Piraeus,  para historia moderna del puerto.

MAERSK PIRAEUS atracado en la terminal de contenedores de Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (12 de Junio de 2012).

Fotos curiosas: El deporte más jugado a bordo

Juan Carlos Cilveti Puche | 24 de mayo de 2012 a las 13:21

Ya en alguna ocasión les he hablado de este tema, y hoy, vuelvo sobre él por lo curioso del asunto.

A poco que se fije uno, es muy frecuente ver cómo los buques portacontenedores llevan, aprovechando alguno de los pocos espacios libres de que disponen, una canasta de baloncesto.

Hace unos días, llegaba al puerto malagueño el buque de bandera inglesa CMA CGM CENDRILLON, y a bordo de este portacontenedores de 334 metros de eslora y  90.931 toneladas de registro bruto, se podía ver otra canasta de baloncesto.

CMA CGM CENDRILLON maniobrando para entrar en Málaga.

Aprovechando un espacio en la cubierta principal a popa, este barco matriculado en Londres dispone de una canasta y un espacio algo más amplio de lo habitual para practicar este deporte.

Canasta y campo de baloncesto delCMA CGM CENDRILLON.

Hace muchos años, se decía que a bordo de los barcos mercantes, lo único que se hacía en el tiempo libre, era dormir y jugar a las cartas (o a otros juegos de mesa). Hoy día, además de disponer de diversas opciones de ocio, los tripulantes de estos barcos pueden practicar algún deporte, y por lo que parece, el basket es el más habitual.

Les dejo dos ejemplos más de canastas a bordo.

MOL SASSANDRA.

SANTA GIANNINA. En este caso el tablero lleva el mismo logo que la chimenea, el escudo del armador

Unos barcos diferentes

Juan Carlos Cilveti Puche | 27 de marzo de 2012 a las 8:56

AUNQUE ya estamos acostumbrados a ver grandes buques portacontenedores atracados en el puerto de Málaga, todavía resulta impresionante la llegada de uno de estos superbarcos a la terminal del muelle número nueve. Sin tratarse de los portacontenedores más grandes del mundo, en apenas dos semanas, dos buques gemelos han pasado por las aguas malagueñas luciendo una muy especial imagen.

Procedente de Valencia, la pasada semana atracaba en la terminal de contenedores el Maersk Edison, y varios días más tarde, también llegado de la capital del Turia, el Maersk Edinburgh amarraba para realizar su correspondiente operativa de carga y descarga. Construidos ambos en los astilleros surcoreanos Hyundai Heavy Industries entre los años 2010 y 2011, estos buques conforman una serie de trece gemelos llamados inicialmente clase Pearl, aunque en la actualidad, debido a que gran parte de la serie navegan bajo la contraseña de Maersk Line, atienden a la denominación de buques de la clase Edinburgh. Con 366 metros de eslora, 48 de manga y un calado que supera los 14 metros, estos dos gigantes de algo más de 141.000 toneladas de registro bruto, pueden transportar un total de 13.092 TEUS, una cifra que los convierte en uno de los buques más capaces dentro de la flota internacional de portancontenedores.

Pero con independencia de estos astronómicos números, quizás, lo que convierte a estos barcos en especiales, es su muy particular diseño. Con su superestructura en el centro de la eslora (en la mitad del barco), la chimenea va situada a popa, una peculiaridad no demasiado habitual en este tipo de buques que los convierte en diferentes frente a los grandes superportacontenedores de su especie.

MAERSK EDINBURGH atracado en la terminal de contenedores.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (27 de Marzo de 2012).

Dos nombres diferentes

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de noviembre de 2011 a las 10:24

Hace tiempo, les hablaba sobre unas iniciales que, en lengua inglesa, designan el tipo de propulsión de los barcos, y que aparecen en la gran mayoría de los documentos oficiales de estos.  Y aunque estas letras, les recuerdo: S/S (Steam Ship), M/V (Motor Vessel o M/S (Motor Ship), pueden estar visibles en algunos lugares del buque (normalmente se pueden ver en los aros salvavidas o en las lonas que cubren la escala principal), resulta verdaderamente extraño verlas pintadas sobre el casco de los barcos ya sea a proa o  a popa.

Tras permanecer varios días fondeado en la bahía, el 29 de octubre de este año, atracaba por primera vez en Málaga el buque portacontenedores Coast. Procedente de Valencia, este barco de bandera chipriota con capacidad para 1.684 Teus,  después de realizar su operativa de carga y descarga, dejaba la terminal del muelle número nueve con destino a Algeciras.

Pero  independientemente de esta primera escala, y de lo singular de los onces nombres que ha lucido este barco (algunos de ellos repetidos) desde su construcción en Polonia en el año 1997, la visita del Coast a Málaga dejó una imagen verdaderamente curiosa.

A popa, en el lugar donde habitualmente todos los barcos  suelen llevan escrito su nombre y el del puerto donde están matriculados, este portacontenedores de 16.264 toneladas de registro bruto y 179,2 metros de eslora, mostraba precediendo al nombre con el que oficialmente está registrado, las iniciales M.V.

Una verdadera rareza no demasiado ortodoxa que podría llevar a confusión al respecto de cual es el verdadero nombre de este buque; un barco que a proa, tanto a babor como estribor, luce el nombre Coast, mientras que a popa, lleva escrito M.V. Coast.

COAST (M.V COAST) atracado en la terminal de contenedores.

Detalle de la popa.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (22 de Noviembre de 2011).

Les dejo la ficha técnica del buque:

  • COAST
  • AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 1997.
  • ASTILLERO: Stocznia Szczecinska S.A. Szczecin, Polonia.
  • BANDERA: Chipre.
  • PUERTO DE REGISTRO: Limassol.
  • Nº DE CASCO: B186/3/14. Nº IMO: 9134684.
  • ARMADOR: Nordcoast Schiffahrts GmbH. (Alemania).
  • GRUPO: Nord Reederei Ltd. (Chipre).
  • SHIPMANAGER: NORD GmbH Reederei. (Alemania).
  • OPERADOR: Nord Reederei Ltd. (Chipre).
  • REGISTRO BRUTO: 16.264 TRB.
  • ESLORA: 179,230 m.
  • MANGA: 25,300 m.
  • CALADO: 9,940 m.
  • TRIPULACIÓN: 24.
  • CAPACIDAD:
  • TEU: 1,684.
  • MÁQUINA:
    • 1 oil engine driving 1 FP propeller at 113 rpm.
    • Total Power: Mcr 13,328kW (18,121hp).
    • Max. Speed: 20.00kts, Service Speed: 19.50kts.
  • HISTORIAL (RENOMBRES): NORDCOAST (1997), CSAV BUENOS AIRES (1997), NORDCOAST (1999), ALIANCA PARANA (2000), NORDCOAST (2000), DAL EAST LONDON (2001), SAFMARINE NAHOON (2002),  NORDCOAST (2002), CALA PUEBLA (2005), NORDCOAST (2009), COAST (2011 agosto).
  • HISTORIAL (BANDERAS): Alemania (1997), Chipre (1999), Alemania (2000), Chipre (2003).
  • INDICATIVO DE LLAMADA: P3MC8.
  • Buques gemelos:
    • 9060546. DORIAN.
    • 9130171. HENRIETTE SCHULTE.
    • 9130169. KOTA JELITA.
    • 9080405. KOTA MAWAR.
    • 9123532. MCC MELAKA.
    • 9057173. NORDLAKE.
    • 9152923. PROSPER.
    • 9080417. PROVIDENCE.
    • 9124392. R. SEA.
    • 9123520. SONOMA.

Contenedores…sí

Juan Carlos Cilveti Puche | 14 de junio de 2011 a las 8:48

Sin entrar en consideraciones al respecto de si la gestión ha sido o no la correcta, y dejando a un lado determinadas actitudes de euforia e incluso altanería que la terminal de contenedores tenía cuando todo iba bien, lo que sí está claro, y esta es la triste realidad, es que la marcha de Maersk Line constituye una verdadera catástrofe para el puerto de Málaga.

Con el tráfico de graneles sumido en un profundísimo coma del que será muy complicado salir; y  ahora, sin contenedores, el puerto malagueño se queda sólo con el exitoso movimiento de buques de crucero, amén de algún que otro goteo vario y las líneas regulares de pasaje y carga que enlazan  Málaga con Ceuta y Melilla.

Y aunque los que trabajan y conocen el sector marítimo-portuario lo saben (y lo saben muy bien), hoy, desde esta columna, me permito recordar; especialmente a todos aquellos que de una u otra forma han criticado, desde el más absoluto desconocimiento, que las grúas de contenedores afeaban el Skyline malagueño o que los polvos de los graneles ensuciaban sus ventanas y balcones, que Málaga, es lo que es gracias al puerto.

Parcelar en exclusividad el negocio marítimo malagueño a los buques de crucero, sería, sin lugar a dudas, un  grandísimo error.  Y aunque esto lo saben muy bien los gestores del puerto, y el hecho de que ahora sólo nos queden los turistas, únicamente atiende a que los graneles no levantan cabeza y los contenedores se han marchado, Málaga, cuanto antes, debe recuperar y consolidar alguno de estos dos tráficos, si no lo dos.

Teniendo esto en cuenta; y teniendo en cuenta también que el movimiento de contenedores constituye la base fundamental del transporte moderno de mercancías por mar, Málaga, si quiere mantenerse medianamente a flote y subsistir como puerto, tiene la imperiosa necesidad que volver a traer containeros.

Dejándonos de tonterías y hablando de forma clara, lo que deja dinero, dar de comer a muchas familias y genera negocio, son los barcos que cargan y descargan; y si además, hay buques de crucero (tenemos ya el mercado hecho y unas instalaciones inmejorables), mucho mejor.

Con la esperanza de ver muy pronto el muelle número nueve otra vez repleto de buques portacontenedores, y la bahía malagueña con barcos a la espera de operar bajo esas cinco grandes grúas que tanto afean el panorama pero que significan trabajo, permítanme que desde esta columna diga: contenedores sí; y cuantos más, mejor.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (14 de Junio de 2011).

Una MUY MALA noticia

Juan Carlos Cilveti Puche | 11 de junio de 2011 a las 19:57

Hoy se publicaba esto en el diario Málaga Hoy.

Aunque se podrían decir muchas cosas al respecto de esta catastrófica noticia, prefiero que la lean, y luego, si les apetece, se comente entre todos.

El mayor operador de contenedores del mundo deja el puerto como escala fija.

El acuerdo con Maersk, que fijaba una serie de movimientos mínimos, expiró el pasado 31 de marzo · Movía 320.000 unidades de veinte pies al año, la mitad del máximo que puede albergar el recinto.

Varapalo al tráfico de contenedores. Maersk Line, la principal naviera mundial de este sector y la compañía que ha tenido el monopolio del muelle 9, explotado por la empresa Terminales del Sudeste (TDS), deja el puerto de Málaga como escala habitual. El pasado 31 de marzo expiró el acuerdo suscrito entre la operadora y TDS que fijaba una serie de movimientos mínimos, una situación que abre ahora un nuevo escenario marcado por la incertidumbre.

De hecho, como se puede consultar en la propia página web de Maersk (www.maerskline.com), la operadora sólo tiene previsto de aquí a final de año la escala de un barco, el Irene, algo que se producirá en la jornada de hoy. No obstante, en función de las propias necesidades del gigante danés y de que los puertos de Algeciras o Tánger estuvieran llenos, sus contenedores podrían regresar a Málaga, que ya no figura en su hoja de ruta como escala habitual.

“La situación que se abre ahora es compleja y estamos preocupados”, admitía ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, quien en los dos últimos años ha llamado sin éxito a la puerta de las principales operadoras europeos para que trabajen en Málaga. “Sabemos que los dos próximos años van a ser complejos y que hasta 2013 el tráfico de contenedores no se recuperará”, reconoció Linde. No obstante, el presidente de la Autoridad Portuaria recordó que en el puerto de Málaga también está operando MSC con un barco a la semana.

La salida de Maersk se produce justo dos años después de que la Autoridad Portuaria optara por bajar los precios y equipararlos con los de la terminal de Tánger para intentar reflotar el tráfico de contenedores. Todos los sectores portuarios acordaron apretarse el cinturón con el objetivo de que regresaran los contenedores y Maersk se comprometió a mover 320.000 teus anuales (unidad de medición equivalente a contenedores de veinte pies), la mitad del máximo que puede albergar la terminal. Gracias a esa entente, Maersk incluyó a Málaga dentro de sus líneas de tráfico internacional merced a las nuevas tasas que ofrecía. En aquel momento, el negocio de la principal naviera del mundo fue redondo. Durante unos meses borró a Málaga de sus rutas pese a la millonaria inversión realizada y un año después regresaba con tasas muy inferiores. La terminal de contenedores del puerto de Málaga cambió de manos en agosto del año pasado. La empresa Terminales del Sudeste, como parte de Dragados SPL (Servicios Portuarios y Logísticos), fue objeto de una importante operación de venta por parte de ACS, firma matriz, que se desprendió de esta parte de la compañía en favor del fondo de infraestructuras de JP Morgan por unos 720 millones de euros.

La fuerte caída de los tráficos portuarios en Málaga desde el año 2008, además del desvío continuado de contenedores por parte de Maersk, llevó a la Sociedad de Estiba del puerto de Málaga a reducir finalmente su plantilla en un 25%, lo que supuso pasar de 163 estibadores a 120.

Casualties

Juan Carlos Cilveti Puche | 29 de noviembre de 2010 a las 20:22

Los que anden metidos en el mundo de los barcos, sabrán que la palabra Casualty/Casualties (por extensión Ship Casualties), se usa para expresar, en el mundo marítimo, un accidente; el accidente de un barco.

Aquí les dejo un enlace que les llevará a una página donde podrán encontrar un buen número de accidentes de buques portacontenedores; una muy interesante recopilación de todo tipo de “porrazos”.

Como curiosidad, me permito destacar que el que ha elaborado la página, al principio de esta, deja muy claro que su labor, es una simple labor de recopilación; una forma muy elegante de cubrirse las espaldas ante posibles denuncias por derechos de autor, etc.

Y es que ante tanto pirata que hay en esto del tema marítimo (copiar y pegar), aclaraciones como estas siempre son dignas de destacar por eso de la honradez.

Una muy interesante página donde además de las fotos, aparecen datos de los barcos y  de sus accidentes.

Estoy seguro de que les gustará. Ya me dirán.

http://www.containershipping.nl/casualties.html