Archivos para el tag ‘temporal de levante’

Dos atraques

Juan Carlos Cilveti Puche | 21 de febrero de 2017 a las 10:01

Hoy les contaré un pequeño incidente sufrido por uno de los buques turísticos más significativos en la historia crucerística del puerto malagueño. Con la particularidad de haber sido originariamente un portacontenedores que se reconvirtió en un barco para turistas, el Costa Allegra, que internacionalmente fue publicitado como el ‘barco de la luz’ por su impresionante popa acristalada, en Málaga vivió una muy intensa historia de atraques que se saldó con un total de 100 escalas entre los años 1994 y 2005.

Corría el mes de junio de 2002 cuando el barco de Costa Cruceros, cumplimentando un viaje por Atlántico y el Mediterráneo, llegaba al puerto malacitano procedente de Cádiz. A las siete de la mañana, el Costa Allegra, que iba al completo de pasaje, quedaba atracado en el Pantalán de Levante. Finalizadas las excursiones programadas y ya con todo los turistas a bordo, a las 12:30 el barco dejaba las aguas malagueñas con destino a Almería con un leve temporal de Levante.

Tres horas más tarde, el Costa Allegra regresaba sobre sus pasos y pedía atracar, ya que las malas condiciones de la mar le habían impedido entrar en el puerto almeriense. Auxiliado por el remolcador Honce (el primer de la Clase H que operó en Málaga), a las cuatro de la tarde, el barco de Costa Cruceros quedaba posicionado en el mismo muelle que lo había albergado varias horas antes.  Reforzados los amarres y con los pasajeros sin poder desembarcar, durante una hora el Costa Allegra permaneció atracado en el Pantalán de Levante. A las cinco de la tarde, ya con el temporal amainando, el buque de Costa tras cancelar definitivamente la fallida escala en Almería, salió a la mar para seguir su ruta por el Mediterráneo.

Costa Allegra 31-III-2001COSTA ALLEGRA atracando en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 21 de febrero de 2017.

Quince golpes

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de enero de 2016 a las 9:06

En la madrugada del 17 de enero de 1963, con un moderado temporal de Levante, atracaba en el muelle número siete el mercante de bandera inglesa Delphic. Luciendo la contraseña de la compañía británica Shaw Savill and Albion, este mercante con posibilidad de transportar mercancía refrigerada, llegaba al puerto malacitano para embarcar 24 toneladas de carga general.

Cubriendo una línea regular entre diferentes puertos de las islas británicas y Australia, el Delphic, de 173 metros de eslora y 10.690 toneladas de registro, tras fondear su ancla de estribor, quedaba atracado en el muelle siete, teniendo reforzar su amarre mientras realizaba la carga.

Varias horas más tarde, y ya con un intenso temporal fuera de la bocana, el mercante inglés, que había intentado desatracar por sus propios medios, pedía ayuda al Tavira, el remolcador que por aquellos años operaba en el puerto malagueño.

Con el cabo de remolque hecho firme a popa, el Delphic empezó a cobrar el fondeo, y el ancla del buque comenzó a garrear; o lo que es lo mismo, a resbalar por el fondo donde debía estar fijada. Ante aquella situación, y mientras el Tavira tiraba del barco, la proa del mercante golpeó contra el cantil del muelle. Con el remolcador maniobrando para minimizar los daños, el Delphic, antes que quedar nuevamente atracado impactó quince veces contra el muelle número siete; una circunstancia le produjo una vía de agua.

A primeras hora de la tarde de ese mismo día, ya con el temporal amainado, el buque accidentado auxiliado por Tavira y el remolcador Dracante que se encontraba en el puerto, quedaba atracado en el muelle cuatro donde durante tres días estuvo reparando a flote la avería producida por los impactos.

Delphic-19Mercante DELPHIC accidentado en el puerto en enero de 1963.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 12 de enero de 2016.

Temporales interiores

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de junio de 2010 a las 9:00

Cuando se habla de temporales, en muy pocas ocasiones, se piensa sobre las consecuencias que estos pueden tener sobre los puertos y los buques que se encuentran amarrados en ellos.

Y aunque la historia del puerto de Málaga está repleta de incidentes, de mayor o menor importancia, provocados por el mal tiempo, hoy les contaré un susto ocurrido hace apenas unos meses.

La mañana del sábado seis de marzo del presente año, amanecía con muy mal tiempo. Un fuerte temporal de levante azotaba la costa malagueña; y las consecuencias de la temperie, muy pronto se vieron reflejadas en los muelles del puerto nuestra ciudad.

Con el nuevo remolcador Vehintinuno llegando desde Ferrol para posicionarse en Málaga y  el melillero capeando el temporal en la bahía, a media mañana, saltaban las alarmas portuarias. En el espigón norte pesquero, azotado fuertemente por el viento, el fast ferry de bandera maltesa Eid Travel estaba siendo golpeado peligrosamente contra el muelle. Ante esta circunstancia, y para evitar que el catamarán sufriera importantes desperfectos, se decidió añadir unas defensas complementarias entre el casco del buque y el muelle; y así, una vez colocadas estas y reforzados los amarres, evitar un problema que podría haber acarreado serias e importantes consecuencias.

Con una muy desagradable llovizna y con un intenso viento racheado que dificultaba la labor, los amarradores desde tierra y el remolcador Vehinte desde la mar, completaban, en algo más de una hora, esta complicada maniobra.

Una emergencia que afortunadamente no pasó a mayores, y que ilustra a la perfección algunos de los múltiples problemas que se pueden dar dentro de un puerto cuando, fuera, la mar se pone brava.

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte blog

Eid Travel en el espigón norte pesquero momentos antes de la maniobra.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (22 de Junio de 2010).

Completo esta columna con varias fotos de aquella maniobra.

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog2

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog1

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog3