Archivos para el tag ‘Vehinte’

‘Como el mar’

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de agosto de 2016 a las 9:32

En octubre de 2010 y posteriormente en marzo de 2011, en el blog “La mar de historias” les hablaba sobre un libro que venía acompañado de una curiosa historia que viví a bordo de unos de los remolcadores de Málaga.

Y aunque no soy demasiado partidario de las recomendaciones literarias; y mucho menos en los meses de verano (para leer no hace falta estar de vacaciones), hoy retomo esta historia para comentarles una interesante novela que, en mi modesta opinión, merece la pena ser leída.

Formando parte de la singular biblioteca de los remolcadores Diheciocho y Vehinte, Antonio Garrido, uno de los patrones de estos barcos, me comentaba la existencia de un libro titulado “Voraz como el mar”, una novela de aventuras marítimas en la que el protagonista principal era un buque de salvamento llamado Hechicero.

Sin tener conocimiento de la obra, muy amablemente Antonio me dejó el libro; un ejemplar que mostraba signos de haber pasado por las manos de la gran mayoría de los tripulantes de los remolcadores malagueños. Amarilleadas todas sus páginas y con manchas de moho, aquél ajado volumen que había perdido su portada, me enganchó desde el primer instante; y las aventuras del Hechicero me tuvieron ensimismado durante varios días.

Finalizada la lectura y con la intención de añadir este libro a mi biblioteca, me sorprendí al encontrarlo descatalogado; un hecho que atendía a que la novela escrita por Wilbur Smith había sido reeditada bajo el título “Como el mar”.

Tras releerlo hace unos meses, hoy, a pesar de ya haberles hablado de este libro en otras ocasiones, me permito la licencia de reseñarlo de nuevo; una interesante obra para leer en cualquier época del año con o sin vacaciones a la vista.

Portadas libroPortadas del mismo libro con sus dos diferentes títulos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 9 de agosto de 2016.

Adiós ‘Vehinte’

Juan Carlos Cilveti Puche | 2 de abril de 2013 a las 7:53

El pasado 20 de marzo, el remolcador Vehinte dejaba definitivamente Málaga. Tras haber operado en el puerto durante algo más de cuatro años, este buque, sexto en la historia malagueña de los remolcadores de Clase H, salía con destino al puerto chileno de Punta Arenas para trabajar bajo la contraseña de un nuevo armador.

Tras llegar a Málaga el 27 de enero de 2008, al día siguiente, el Vehinte iniciaba su actividad maniobrando con el portacontenedores Sealand New York. Desde aquel mismo instante, este remolcador comenzaría una muy intensa actividad que lo mantendría operativo hasta noviembre de 2012.

Y aunque la trayectoria de este barco está repleta de todo tipo de maniobras, tal vez, las más significativas acciones malacitanas de este remolcador, podrían pasar por las realizadas a cuatro buques muy diferentes.

En julio de 2009, el Vehinte socorría en la bahía malagueña al portacontenedores Wec Dali que se quedaba sin máquina. En marzo de 2010, de urgencia, nuestro protagonista salía para proteger al catamarán de bandera maltesa Eid Travel que, atracado el espigón pesquero Norte rompía sus amarras debido a un fuerte temporal con viento racheado. Al año siguiente, también en marzo, el Vehinte auxiliaba al buque de crucero Costa Concordia que escalaba en  Málaga con problemas.

Pero quizás, la más importante maniobra de este remolcador en aguas malagueñas la efectuó en abril de 2011 en la controvertida salida del artefacto flotante Santísima Trinidad. Tras romperse la fijación de la que tiraba un remolcador a proa, el Vehinte, a popa, evitó que el Santísima Trinidad colisionara con el Costa Atlantica, atracado en el muelle Norte de la estación marítima de Levante.

Una hache que ya forma parte de la historia del puerto de Málaga.

VEHINTE  saliendo con destino a Chile.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (2 de abril de 2013).

El remolcador remolcado

Juan Carlos Cilveti Puche | 18 de octubre de 2011 a las 9:46

En lo que llevamos del presente año, el remolcador de bandera española Sertosa Dieciocho, ha visitado el puerto Málaga en cuatro ocasiones para, desde aquí, iniciar diferentes remolques de altura. Tras quedar abortadas dos de estas maniobras; las correspondientes a la primera salida del Santísima Trinidad, así como la del pesquero ruso Tralnmeyster Mogutov, este buque de 32 metros de eslora construido en el año 1977 en los astilleros vigueses de Enrique Lorenzo y Cía.  S.A., regresaba hace unos días a Málaga para trasladar al dique flotante. Ya con todo preparado, y como ocurría en sus anteriores actuaciones, el Sertosa Dieciocho, necesitaba de la ayuda de los remolcadores malagueños de puerto para sacar a mar abierto a su remolque.

Y aunque los remolcadores de puerto están para eso; para tirar o empujar en las maniobras en las que sea necesaria su colaboración, lo que no termina de encajar demasiado, es que un buque especializado,  que en la mar debe impulsar de forma autónoma a un barco o  a un artefacto flotante, necesite de otro buque similar él para que lo remolque en una maniobra.

Ante esta paradójica situación, que por otra parte, tiene varias explicaciones muy simples (se podría hablar de  carencia de medios técnicos, de edad, y sobre todo de dinero), el Sertosa Dieciocho maniobraba de salida con el dique flotante Andalucía conectado a uno de los remolcadores de la ‘clase H’.  Unidos proa con proa por medio de un cabo de maniobra, el remolcador malagueño Vehinte tiraba del Sertosa Dieciocho para separarlo del muelle, y una vez libre, seguir remolcándolo hasta salir del puerto. Una curiosa maniobra que, salvo con este barco, nunca se había visto en  las aguas de Málaga.

VEHINTE tirando del SERTOSA DIECIOCHO

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (18 de Octubre de 2011).

Seis maniobras

Juan Carlos Cilveti Puche | 30 de noviembre de 2010 a las 9:10

Este pasado sábado, debido a las muy adversas condiciones meteorológicas, el puerto de nuestra ciudad vivió una jornada bastante complicada. Las fuertes rachas de viento y la mala mar que obligaron a varios de los barcos fondeados en nuestra bahía a levantar el fondeo y salir a capear el temporal, también afectó a los buques que en esa jornada debían entrar o salir de nuestro puerto.

Alertados desde la madrugada, los remolcadores malagueños vivieron un día muy ajetreado. A primeras horas de la mañana, bajo una fuerte lluvia y con intensas rachas de viento, el Diheciocho y el Vehinte iniciaban su primera maniobra del día. Con unas condiciones meteorológicas no demasiado favorables, estos dos remolcadores auxiliaban al buque tanque Abu Dhabi Star; el cual, llegaba a Málaga para realizar una reparación. Tras esta intensa maniobra que se prolongaba algo más de dos horas, el Vehinte ayudaba al Juan J. Sister en su salida; y posteriormente, auxiliaba al Isla de los Volcanes en su atraque en el muelle de Heredia.

Pasadas las cuatro de la tarde, el buque de carga general Karoline, pedía la ayuda de nuestros dos remolcadores para su atraque en el muelle seis. Finalizada esta maniobra, y con un viento que complicó mucho la operación, el portacontenedores Merito, era igualmente asistido por nuestros dos buques de la “clase H”.

Tras cinco intensas maniobras (las maniobras con viento siempre son complicadas), la jornada se completaba con la salida del buque de crucero Corinthian II; el cual, para evitar cualquier tipo de problema, desatracaba bajo la atenta mirada del remolcador Vehinte. Seis complejas maniobras que evidenciaron, nuevamente, el buen hacer los remolcadores malagueños.

ADU DHABI STAR MHblog

Buque tanque ABU DHABI STAR entrando en Málaga con la ayuda de los remolcadores.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (30 de Noviembre de 2010).

De Málaga a Egipto.

Juan Carlos Cilveti Puche | 17 de agosto de 2010 a las 9:19

Los remolcadores Dihecisiete y Vehintiuno cambian de nombre y bandera e inician un largo viaje desde Málaga al puerto egipcio de Sokhna donde operarán con todo tipo de buques.

La llegada del Honce en mayo de 2002 iniciaba una nueva etapa en la historia de los remolcadores de Málaga. Con infinidad de maniobras realizadas a todo tipo de barcos, amén de algunos salvamentos en alta mar, los viejos  Torre del Mar, Torre Vigia, Marbella y Fuengirola, culminaban apenas un par de años después, una muy prolongada vida de trabajo en el puerto de Málaga.

Tras el Honce, llegó el Quihnce, y posteriormente los Diheciseis, Dihecisiete, Diheciocho, Vehinte y Vehintiuno;  los modernos buques de “La clase H” (todos ellos con una peculiar particularidad ortográfica en su nombre), que desde entonces conforman la actual flota de remolcadores del puerto de nuestra ciudad.

Pero independientemente de esta especial característica,  los barcos del Grupo Remolques Unidos, además de ser una de las principales referencias en nuestro país al respecto de este tipo de buques tanto en su construcción como en su gestión, participan de una política muy singular e innovadora. Basados en Santander y Málaga, estos buques, tras operar un tiempo en alguno de estos puertos (habitualmente suelen trabajar en ellos no más de dos años), son vendidos a armadores que necesitan remolcadores nuevos capaces de realizar maniobras de puerto, remolques de altura, salvamentos, lucha anticontaminación u otras operaciones auxiliares dentro de este campo de actuaciones.

Y aunque hasta la fecha, estos barcos; en concreto los que aquí trabajaban, regresaban a Santander para ser vendidos, el pasado mes de julio, vio por primera vez cómo dos buques de “La clase H” eran cambiados de nombre y bandera en el puerto de nuestra ciudad.

Vendidos a P&O Maritime Services (Singapur) Pte. Ltd., un importante grupo internacional dedicado a la gestión portuaria, los remolcadores Dihecisiete y Vehintiuno, durante varias semanas se han preparado para realizar un largo viaje de posicionamiento que los llevará al puerto egipcio de Sokhna; un puerto de reciente construcción en el golfo de Suez donde realizarán sus servicios.

Y así, en la mañana del 22 de julio, los cascos de los dos remolcadores vendidos comenzaban a mostrar sus nuevas identidades. El Dihecisiete, que había operado en Málaga entre los años 2005 y 2008, y que regresaba al puerto malagueño el 19 de julio del presente, se renombraba como Ahmose; mientras que el Vehintiuno, que sin haber realizado ninguna maniobra en nuestras aguas permanecía atracado en el muelle número uno desde el seis de marzo de este  mismo año,  se rebautizaba como Ramses.

22-VII-105 BLOG2

Un marinero pinta en la popa del VEHINTIUNO su nuevo nombre.

Ya con sus nuevos nombres (ambos nombres de faraones egipcios), su nuevo puerto de registro: Kingstown (San Vicente y las Granadinas), y luciendo la contraseña de su nuevo armador, los dos remolcadores ultimaban los preparativos para acometer un largo viaje de posicionamiento.

Con la particularidad de que uno de estos buques remolcará al otro, el viernes 30 de julio, pasadas las once de la mañana, se iniciaba la maniobra de salida. Tras desatracar, ambos buques se situaban en la mediación de la dársena de Guadiaro; y allí, el Ramses, después de fijar la cadena de remolque, comenzaba a tirar de su hermano.

Un largo viaje que, tras escalar en Port Said, llevará a estos dos remolcadores, que durante un tiempo fueron malagueños, a un lejano puerto de Egipto.

30-VII-1030 BLOG1

Los dos remolcadores salen del puerto de Málaga el 30 de julio con destino a Egipto.

Artículo “LA MAR DE HISTORIAS” publicado en la página Marítimas (17 de Agosto de 2010).

Ese…., no.

Juan Carlos Cilveti Puche | 29 de julio de 2010 a las 19:48

Lo que ocurrió ayer (28 de Julio de 2010) en el puerto de Málaga, es una de esas cosas que si no la ves, y te la cuentan, no terminas de creértela.

A primeras horas de la mañana, llegaba a la bahía malagueña el buque de transporte anfibio de la marina de guerra estadounidense ASHLAND LSD-48.

Ashland 1 blog

ASHLAND aproximándose al puerto de Málaga.

Con un leve retraso, ya que el inicio de la maniobra de entrada estaba anunciada para las 08:30 horas, este buque, ya con los remolcadores DIHECIOCHO a proa y VEHINTE a popa (con los cabos de remolque ya dados), llegaba a la bocana.

Situado muy próximo a la escollera de Poniente, casi pegado al muro exterior de la terminal de contenedores, el barco, que debía atracar en el Pantalán de Levante, redujo su marcha al mínimo. Tras quedar prácticamente inmóvil, el buque comenzó a dar atrás; y en breves instantes, sin atravesar la bocana, ponía rumbo nuevamente a mar abierto minutos después de la nueve de la mañana.

Ashland 2 blog

ASHLAND en la bocana del puerto malagueño.

Ashland 3 blog

ASHLAND tras bordear la bocana navegando hacia mar abierto.

Tras de permanecer cerca de media hora en las proximidades de la bocana, a las diez de la mañana y siempre con los remolcadores enganchados a él, el ASHLAND iniciaba la maniobra de entrada; aunque en esta ocasión, en vez de al Pantalán de Levante, el transporte anfibio se dirigía al muelle de Levante donde finalmente quedaba atracado.

Ashland 4 blog

ASHLAND entrando al puerto para atracar en el muelle de Levante.

Y ahora se preguntarán ¿qué es lo que pasó?

Pues según me han contado los que allí estuvieron, parece ser que los mandos del barco, al ver el atraque que se les había asignado (el Pantalán de Levante), decidieron que este no era el  más adecuado para su buque, pidiendo (por razones de seguridad) quedar atracados el muelle de Levante donde no había ningún barco.

Ashland 5 blog

ASHLAND atracado en el muelle de Levante.

Y aunque esta historia daría juego para hacer algún que otro comentario (tan seguros son el Pantalán como el muelle de Levante, teniendo en cuenta que el puerto de Málaga es uno de los puertos de nuestro país con mayor y mejor seguridad), creo que lo mejor es  pasar de puntillas y tomarse esta historia como una simpática anécdota portuaria.

Fotos curiosas: CUATRO HERMANOS JUNTOS.

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de julio de 2010 a las 18:50

La foto que hoy les traigo, además de curiosa, creo que es bastante significativa, ya que pocas veces se pueden ver cuatro hermanos de la “Clase H” juntos.

Les cuento.

Aunque hace algunos años, la flota de remolcadores del puerto de Málaga estaba compuesta por cuatro unidades, desde que se hizo cargo de este servicio el Grupo Remolques Unidos, la flota, debido a la potencia y maniobrabilidad de sus remolcadores, se redujo a dos barcos.

Y aunque en ocasiones ha habido tres remolcadores, lo normal, como les digo, es que sean dos unidades las que estén al servicio de las operaciones portuarias malagueñas.

El pasado seis de Marzo, llegaba a Málaga el remolcador VEHINTIUNO; el cual, quedaba atracado en el muelle número uno junto al DIHECIOCHO y VEHINTE, los barcos que en la actualidad están al cargo del servicio de remolques.

Y aunque en una ocasión, para una maniobra concreta, el VEHINTIUNO llegó a estar en standby listo para operar, este remolcador nunca he efectuado ninguna maniobra en las aguas malagueñas.

Con todo esto, el pasado día 19 del presente mes de Julio, llegaba a Málaga el DIHECISIETE, remolcador que en pasado también fue titular en este puerto. Debido a la venta de este y de su hermano el VEHINTIUNO, coincidían en el muelle número uno del puerto de Málaga cuatro unidades del Grupo Remolques Unidos; una imagen no demasiado fácil de ver.

Cuatro H blog

                                                                                                                                                                      DIHECISIETE, DIHECIOCHO, VEHINTE y VEHINTIUNO.

Además de la instantánea de los cuatro hermanos juntos, les dejo una foto, por separado, de los remolcadores de la hache intercalada en su nombre.

Dihecisiete 16-IV-06 blog

DIHECISIETE.

Diheciocho 11-X-08 blog

DIHECIOCHO.

Vehinte 18-IX-08 blog

VEHINTE.

Vehintiuno 6-III-10 blog

VEHINTIUNO.

¿Tanto hubiera costado poner las banderitas?

Juan Carlos Cilveti Puche | 20 de julio de 2010 a las 18:23

Aunque sabía lo que me iba a encontrar, el pasado día 16, como hago todos los años, me fui al puerto. Buscaba, como todos los días de la Virgen del Carmen, cuántos barcos de bandera española se habían engalanado para celebrar la festividad de “su patrona”.

Teniendo en cuenta que los mercantes siempre han sido bastante reacios a este tipo de historias, y que ahora, el que un barco se engalane depende en gran medida de lo que su capitán decida (hace unos años era prácticamente obligatorio hacerlo), no me llevé ninguna sorpresa al ver lo que ví.

La mañana del 16 de Julio (les pongo en situación), además de los remolcadores DIHECIOCHO, VEHINTE  y VEHINTIUNO, se encontraban atracados en el puerto de Málaga los buques de bandera española JUAN. J. SISTER y ALCANTARA DOS, amén de la patrullera IZARO P-27, una lancha de Salvamar y varias de las embarcaciones de Aduanas.

Con este pobre plantel de buques españoles (en esta lista no he incluido a las lanchas de amarradores, otras pequeñas embarcaciones o los barcos de pesca), el día de la patrona de los hombre de la mar, sólo  los remolcadores, la lancha de salvamento y la patrullera de la Armada, lucían sus guirnaldas de banderas para festejar la jornada.

Remolcadores 16 de julio de 2010 blog

Remolcadores.

Izaro 16 de Julio de 2010 blog

IZARO P-27.

Sin sorprenderme nada que el ALCANTARA DOS no estuviera engalanado; este barco está parado desde hace muchos meses y su futuro no pinta nada bien (el barco se mantiene con una tripulación mínima), sí me sorprendió, y  mucho que el JUAN J. SISTER no luciera su vestido de banderas.

Alcantara Dos 16 de Julio de 2010 blog

ALCANTARA DOS.

Teniendo en cuenta que en anteriores años el trasatlántico de Melilla (así es como llamo yo  al Sister) sí se había engalanado, me pareció feo (quizás sería mejor decir triste) que este año, el mercante más significativo que hay en Málaga no lo hiciera.

Y aunque como ya he dicho, esta decisión, hoy día, depende exclusivamente del capitán; creo que una tradición como esta, sin entrar en temas de creencias, no cuesta nada mantenerla  viva.

Con casi toda seguridad, a bordo del JUAN J. SISTER, el día de la Virgen del Carmen, el menú de la tripulación fue especial.

Y si se celebró el día de la patrona así, ¿tanto hubiera costado poner las banderitas?

Juan J Sister 16 de Julio de 2010 blog

JUAN J. SISTER desnudo de adornos el día de la Virgen del Carmen en el puerto de Málaga.

Temporales interiores

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de junio de 2010 a las 9:00

Cuando se habla de temporales, en muy pocas ocasiones, se piensa sobre las consecuencias que estos pueden tener sobre los puertos y los buques que se encuentran amarrados en ellos.

Y aunque la historia del puerto de Málaga está repleta de incidentes, de mayor o menor importancia, provocados por el mal tiempo, hoy les contaré un susto ocurrido hace apenas unos meses.

La mañana del sábado seis de marzo del presente año, amanecía con muy mal tiempo. Un fuerte temporal de levante azotaba la costa malagueña; y las consecuencias de la temperie, muy pronto se vieron reflejadas en los muelles del puerto nuestra ciudad.

Con el nuevo remolcador Vehintinuno llegando desde Ferrol para posicionarse en Málaga y  el melillero capeando el temporal en la bahía, a media mañana, saltaban las alarmas portuarias. En el espigón norte pesquero, azotado fuertemente por el viento, el fast ferry de bandera maltesa Eid Travel estaba siendo golpeado peligrosamente contra el muelle. Ante esta circunstancia, y para evitar que el catamarán sufriera importantes desperfectos, se decidió añadir unas defensas complementarias entre el casco del buque y el muelle; y así, una vez colocadas estas y reforzados los amarres, evitar un problema que podría haber acarreado serias e importantes consecuencias.

Con una muy desagradable llovizna y con un intenso viento racheado que dificultaba la labor, los amarradores desde tierra y el remolcador Vehinte desde la mar, completaban, en algo más de una hora, esta complicada maniobra.

Una emergencia que afortunadamente no pasó a mayores, y que ilustra a la perfección algunos de los múltiples problemas que se pueden dar dentro de un puerto cuando, fuera, la mar se pone brava.

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte blog

Eid Travel en el espigón norte pesquero momentos antes de la maniobra.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (22 de Junio de 2010).

Completo esta columna con varias fotos de aquella maniobra.

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog2

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog1

Maniobra Eid Travel desde el Vehinte 6-III-10 blog3

Sucio, vacío y con problemas. Actualizado.

Juan Carlos Cilveti Puche | 27 de mayo de 2010 a las 19:55

Un habitual lector de este blog, se me ha adelantado y me pregunta qué es lo que hace el buque portacontenedores Maersk Mytilini (vacío a primera vista y también a primera vista inactivo), atracado desde el pasado martes 25 del presente en el muelle número 9 del puerto de Málaga.

Y aunque me reservaba esta historia hasta tener algo más de información, les cuento lo que hasta la fecha he podido indagar al respecto. Tampoco creo que pueda obtener mucha más información de las que les doy a continuación.

Sobre las siete de la mañana del pasado día 25, el buque iniciaba la maniobra de entrada al puerto de Málaga. Esta maniobra la realizaba con la ayuda de los remolcadores Diheciocho y Vehinte.

Maersk Myt blog4

Maersk Mytilini maniobrando para entrar en Málaga. Foto: J. M. M.

El Maersk Mytilini, llegaba a Málaga de arribada procedente del puerto de Tánger, interrumpiendo una navegación que desde la terminal marroquí debía llevarlo al puerto norteamericano de Newark.

Al parecer, uno de los contenedores estibado en el interior de sus bodegas se había roto (literalmente me llegó la expresión desventrado); motivo por el cual, el buque se veía en la necesidad de entrar en la terminal de Málaga.

Según parece, este contenedor ha causado algún tipo daño en el sistema de guías que fijan los contenedores; lo cual, mantiene al buque atracado en Málaga mientras se realiza una evaluación y reparación del problema. El tiempo que se tarde en tener al barco listo para poder reemprender su viaje lo desconozco.

Maersk Myt blog3

Vista del portacontenedores atracado en el muelle Nº 9. Foto: J. R.

Independientemente de esto, lo que llama poderosamente la atención es la imagen del buque sin ningún contenedor sobre  su cubierta (de este asunto ya les hablé hace tiempo), amén de lo manchado, sucio o “trabajado” que está su casco.

Maersk Myt blog2

Maersk Myt blog1

Dos de las fotos que ilustran esta nota (muchas gracias por enviarlas) son de sendos amigos del blog. Sus iniciales aparecen a pie de foto.

Actualización: El buque dejaba el puerto de Málaga el día 27 sobre las 21:30 horas. Destino Newark.

Para los amantes de los datos, les dejo la ficha del buque.

MAERSK MYTILINI

Año de construcción: 1991

Astillero: Odense Staalskibsvaerft A/S.  Lindo, Dinamarca.

BANDERA: Panamá.

Nº DE CASCO: 133. Nº IMO: 8819952.

ARMADOR: Boxcarrier No 8 Corp. Operador: Maersk A/S.

REGISTRO BRUTO: 52.181TRB.

ESLORA: 294.120 m.

MANGA: 32,280 m.

CALADO: 13,520  m.

Capacidad de contenedores: 4.437.

HISTORIAL (RENOMBRES): Madison Maersk (1991), Maersk Mytilini (1996).

Llamada: 3EIM7.

Buques gemelos:

8613322. CAP VICTOR. GT: 52.191 TRB. 1989-01 Nº de Casco: 125.

8618310. CAP YORK. GT: 52.191 TRB. 1989-12. Nº de Casco: 131.

8618293. MAERSK MERRITT. GT: 52.191 TRB. 1989-04. Nº de Casco: 129.

8819964. MAERSK MESSOLOGI. GT: 52.181 TRB. 1991-10. Nº de Casco: 134.

8715871. MAGLEBY. GT: 52.181 1990-11 TRB. Nº de Casco: 128. 

8715857. MAJESTIC MAERSK. GT: 52.181 TRB. 1990-04. Nº de Casco: 126.

8819940. MARATHONAS. GT: 52.181 TRB. 1991-03. Nº de Casco: 132.

8715869. MARIE MAERSK. GT: 52.181TRB. 1990-08. Nº de Casco: 127.

8618308. MSC ANCONA. GT: 52.191TRB. 1989-09. Nº de Casco: 130.

8613310. MSC MANDRAKI. GT: 52.191 TRB. 1988-09. Nº de Casco: 124.

8613308. MSC MYKONOS: GT: 52.191 TRB. 1988-04. Nº de Casco: 123.