Archivos para el tag ‘Vela’

Velas en el puerto

Juan Carlos Cilveti Puche | 17 de enero de 2017 a las 9:35

Cuando los barcos navegaban a vela, el mantenimiento en perfecto estado del denominado trapo era una de las más importantes actividades a bordo. Con una serie de marineros adiestrados al mando del llamado maestro de velas o velero, las reparaciones, que en la mayoría de los casos se hacían en la mar, siempre eran rematadas en puerto; una circunstancia que generaba una abundante mano de obra procedente de tierra. Así pues, la existencia de velerías o  talleres de fabricación y reparaciones de velas formaban parte de los más habituales negocios en cualquier puerto del mundo. En Málaga, además de haber varios de estos locales en las inmediaciones del recinto portuario, existían algunos tinglados a pie de muelle dedicados a estos menesteres; unos lugares en los que, fundamentalmente, se mejoraban los arreglos que la marinería ya había hecho mientras el barco estaba navegando.

Cuando la vela dio paso al vapor, las velerías dejaron de existir, y hoy día, salvo en contados lugares, los talleres que se mantienen activos se dedican fundamentalmente al mundo de la vela deportiva y de recreo.

En algunas ocasiones, los veleros que aún navegan por el mundo muestran parte de su trapo cuando están atracados en puerto; una tarea que casi siempre atiende a la necesidad de que el velamen se mantenga seco. Pero con independencia de esta circunstancia, algunas veces hay que afrontar reparaciones; un hecho que se pudo apreciar hace unos meses en el puerto malacitano cuando varios marineros del moderno velero turístico de cinco mástiles Wind Surf estuvieron trabajando durante varias horas sobre una de las cinco grandes velas de este buque mientras permanecía atracado  en el muelle número dos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAReparación de una de las velas del WIND SURF en Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 17 de enero de 2017.

Libros para el fin de semana

Juan Carlos Cilveti Puche | 23 de abril de 2010 a las 16:00

Siendo hoy el día del libro, mi recomendación para este fin de semana está clara.

Y como la ocasión lo merece, he pensado aconsejarles tres obras; tres interesantes libros de géneros muy diferentes que seguro les gustarán.

Mi primera recomendación es todo un clásico. Una novela de aventuras marinas que los enganchará desde el primer capítulo.

EL LOBO DE MAR, narra las peripecias de un intelectual californiano que, tras un accidente, se ve involuntariamente embarcado en una goleta (la Ghost) dedicada a la caza de focas.

Con una tripulación muy particular y  un muy especial Capitán (“El Lobo” Larsen), esta obra nos cuenta las peripecias de su protagonista enfrentado a este tiránico Capitán.

Una novela que mezcla las típicas peripecias “veleras” con algunos interesantes pasajes más profundos; los relativos a las conversaciones entre el protagonista de la obra y “El Lobo”.

Desde luego,  todo un clásico del clásico Jack London que hay que leer.

EL LOBO DE MAR. Jack London.

ALIANZA EDITORIAL (les recomiendo esta edición).

11 x 17,5 cm.

416 Páginas.

Rústica.

I.S.B.N.: 978-84-206-4942-9.

10,25 Euros.

Y como esta novela ha sido llevada al cine; ya puestos, también les aconsejo que vean la película.

 The Sea Wolf (El lobo de mar) 1.941. Director Michael Curtiz.

Reparto: Edward G. Robinson, John Garfield, Ida Lupino, Alexander Knox, Gene Lockhart, Barry Fitzgerald, Stanley Ridges, Howard da Silva.

Los que entienden de cine, dicen que la interpretación que hace Robinson de “El Lobo” Larsen, es una de las mejores interpretaciones hechas por este actor en toda su carrera.

ElLobodeMar blog

El segundo libro que les recomiendo es lo que se llamaría un libro divulgativo.

Bajo el título TRASATLÁNTICOS, BARCOS MERCANTES Y PETROLEROS, Robert Jackson, autor de esta obra, nos muestra un amplio y variado catálogo de 300 barcos de todas las épocas (muchos de ellos famosos) con dibujos a color y notas y características técnicas de todos ellos.

Sin ser un libro sesudo para  “expertos”, esta gran obra de tamaño reducido (13 x 17 cm) y muy buen precio (14,90 Euros), es fundamental para los aficionados a la mar y los barcos.

TRASATLÁNTICOS, BARCOS MERCANTES Y PETROLEROS (300 de los buques más importantes del mundo). Robert Jackson.

Editorial: LIBSA. 2003.

13 x 17 cm.

320 Páginas.

Pasta dura con sobrecubierta.

ISBN: 9788466205313.

14,90 Euros.

Trasatlanticosetc blog

Y para terminar esta larga recomendación bibliográfica, les comento una verdadera curiosidad.

Un libro titulado PARTIR, MANUAL DEL VAGABUNDO A VELA.

Escrito por Jacques Massacrier, este libro nos reseña todo aquello, desde lo más importante hasta lo más nimio, que es necesario para navegar y vivir en un barco recreativo de vela.

Con la particularidad de estar manuscrito y con dibujos hechos a mano, circunstancia que llama poderosamente la atención, esta singular obra nos introduce de una forma muy amena en el mundo de la vela.

PARTIR, MANUAL DEL VAGABUNDO A VELA. Jacques Massacrier.

Editorial: Alta Fulla. 1.982.

21 x 31 cm.

275 Páginas.

Rústica.

ISBN: 84-85403-37-1.

17 Euros.

Partir blog

Tela marinera

Juan Carlos Cilveti Puche | 13 de abril de 2010 a las 15:28

Retomando el tema de las expresiones con contenido marítimo que se han incorporado al lenguaje de uso general (por cierto, MUCHAS GRACIAS por su colaboración al respecto), hoy, tras mucho indagar, les comentaré algunas cosas sobre la expresión TELA MARINERA.

Pero para empezar, veamos qué dice la Real Academia de la Lengua al respecto.

En la larga lista de acepciones que aparecen sobre la palabra tela, la RAE menciona que la expresión (locución verbal coloquial) tela marinera, podría definirse como algo que tiene gran dificultad.

Partiendo de esta definición, que también podría llevar añadido un cierto matiz relativo a magnitud (en este caso sería otra locución verbal coloquial definida como algo que expresa abundancia), la frase en cuestión, hace referencia o alude a las velas de los barcos.

Teniendo en cuenta la abundancia de “trapo” que llevaban, siglos atrás, los buques de vela, la palabra tela, y por extensión la frase tela marinera, está claramente referida a la gran cantidad de velas que portaban estos barcos y a su precio. Aun siendo telas más o menos bastas, el gran número de velas  (las que trabajaban y algunas piezas que se solían  llevaban de respeto – de reserva-) suponían, sin duda alguna, una cuantía económica muy importante.

Les dejo como ejemplo una imagen del navío de línea español (de 74 cañones) Montañes; un barco que sobrevivió a Trafalgar y que se caracterizó, entre otras cosas, por su velocidad y buen navegar. Cuando sus coetáneos marcaban a toda trapo los diez nudos de velocidad, el Montañes, con su impresionante capacidad velica alcanzaba los 12 nudos….. TELA MARINERA.

Montañes blog

Estos son los nombres de todas las velas:

1.- Mesana cangreja o cangreja. 2.- Sobremesana. 3.- Juanete de sobremesana o perico. 4.- Estay de mesana. 5.- Vela de estay de sobremesana. 6.- Vela de perico o periquito. 7.- Vela mayor. 8.- Gavia. 9.- Alas de gavia. 10.- Juanete mayor. 11.- Alas de juanete mayor. 12.- Sobrejuanete mayor. 13.- Estay mayor. 14.- Vela de estay de gavia. 15.- Vela de estay volante.16.- Vela de juanete mayor. 17.- Trinquete. 18.- Rastrera de trinquete. 19.- Botalón de la rastrera a estribor. 20.- Velacho. 21.- Ala de velacho. 22.- Botalón para las alas. 23.- Juanete de proa. 24.- Ala del juanete de proa. 25.- Sobrejuanete de proa. 26.- Cebadera. 27.- Sobrecebadera. 28.- Contrafoque o trinquetilla. 29.- Foque.30.- Petifoque o foque volante.

Nueva York- Barcelona lo más rápido posible.

Juan Carlos Cilveti Puche | 10 de abril de 2010 a las 19:42

 

Estrella Damm blog

 

El pasado Jueves día 8, se iniciaba la regata NY-Barcelona Transoceanic Sailing Record, una de esas carreras de barcos de vela que pretenden cruzar el Atlántico lo más rápido posible.

Los barcos que participan en esta regata son el Estrella Damm y el W Hotels, dos gigantes de la vela pertenecientes a la clase IMOCA Open 60; un tipo de barco construido especialmente para grandes rutas transoceánicas y que originariamente está diseñado para navegaciones en solitario (este no es el caso).

Esta regata, que pretende cruzar el Atlántico y establecer el camino más corto y rápido entre Nueva York y Barcelona, se iniciaba en  Ambrose Light (frente a las costas de New Jersey y Long Island), y finalizará en Barcelona, frente al Hotel W.

Una nueva aventura de velas y velocidad; algo que se aleja mucho (por lo menos yo así lo creo) del placer que supone navegar a vela.

Les dejo un par de enlaces interesantes:

Web oficial de esta regata:

http://www.ny-bcn.org/

World Sailing Speed Record Council, Organización internacional encargada de verificar los records de velocidad en la mar:

http://www.sailspeedrecords.com/