Archivos para el tag ‘Yacht Cruises’

Mini yacht cruises

Juan Carlos Cilveti Puche | 6 de junio de 2017 a las 9:01

Esta pasada semana, el puerto recibía dos muy especiales primeras escalas crucerísticas. Con un par de días de diferencia, las aguas malacitanas acogían a los buques Variety Voyager y Panorama II; dos barcos, uno de ellos de vela, que se salen por completo de los habituales estándares de buques turísticos que estamos acostumbrados a ver.

En la década de los años ochenta, algunas de las navieras dedicadas al mercado crucerístico decidieron apostar por  una serie de barcos pequeños que, con las prestaciones de los grandes buques turísticos, ofrecieran la exclusividad de los barcos de recreo privados. Denominados yacht cruises, estos buques, rápidamente encontraron un sector de negocio en la industria crucerística; una opción  que se ha mantenido como una alternativa a los estandarizados  y masificados viajes por mar.

Y aunque los yacht cruises siguen despertando interés para los turistas que buscan algo diferente, desde hace unos años, determinadas empresas que comercializaban viajes en grandes yates, han irrumpido con fuerza en el mercado crucerístico con buques aún más pequeños. Ofertando barcos con capacidades inferiores a cien pasajeros (esto les permite estar considerados como buques de crucero), la compañía Variety Cruises, la que trajo esta pasada semana a dos de sus barcos por primera vez a Málaga, podría ser un claro ejemplo de lo que les estoy contando. Sin abandonar sus habituales rutas por las islas griegas, su principal campo de acción, esta naviera posicionará durante cinco meses a sus velero Panorama II en aguas malacitanas para ejecutar unos cruceros de ochos días. Unos interesantes viajes realizados en lo que muy bien podríamos denominar como mini yacht cruises.

Panorama II1Motovelero PANORAMA II  en su primera visita a Málaga.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 6 de junio de 2017.

Un largo viaje

Juan Carlos Cilveti Puche | 10 de noviembre de 2015 a las 8:13

Muchos de los barcos turísticos que han visitado las aguas malacitanas en las últimas semanas, lo han hecho dentro de viajes trasatlánticos de posicionamiento en los que, en busca de más atemperados climas, dejaban el viejo continente para navegar en las cálidas rutas caribeñas.
En noviembre de 2013, cumplimentando su primera escala en Málaga, el buque Tere Moana atracaba en el muelle dos para iniciar uno de estos viajes. Construido en los astilleros franceses Alstom Leroux entre 1998 y 1999 por encargo de la naviera Compagnie du Ponant, este barco, bautizado como Le Levant, iniciaba una carrera de mar como uno de los más significativos yacht-cruises de aquellos años. Con 3.500 toneladas de registro bruto, 100 metros de eslora, 14 de manga y un calado de 3,5 metros, este buque que también fue clasificado como barco turístico fluvial, podía embarcar a un total de 88 pasajeros en sus 44 camarotes, todos con ventanas exteriores salvo ocho que disponían de un pequeño balcón.
Después de ser reformado y transferido en 2012 a la compañía Paul Gauguin Cruises que lo rebautizó como Tere Moana, este buque ha seguido navegando entre Europa, el Caribe y América del Sur.
Sin haber regresado a Málaga desde su primera visita, hace unos días, con muchas horas de retraso debido al mal tiempo, el Tere Moana atracaba en el muelle norte de la estación marítima de Levante en un viaje con destino a Lisboa, lugar desde donde a finales de este mes comenzará una ruta oceánica hacia la isla caribeña de San Martin, donde iniciará su temporada invernal. Una muy larga travesía para un barco nada parecido a los hoteles flotantes que por estas fechas realizan sus viajes trasatlánticos de posicionamiento.

Tere Moana 16-XI-13 1ª VEZ40TERE MOANA en su primera visita a Málaga en noviembre de 2013.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 10 de noviembre de 2015.

Una exitosa escala

Juan Carlos Cilveti Puche | 11 de noviembre de 2014 a las 12:16

La pasada semana, el buque de crucero Corinthian llegaba a aguas malacitanas para efectuar una escala especial. Tras desembarcar a los pasajeros que venían a bordo, el barco quedaba atracado para cambiar de armador. Su antiguo propietario, la compañía Travel Dynamic cedía la gestión del buque a la empresa Grand Circle Cruise Line, una compañía de origen norteamericano que opera por todo el mundo con pequeños barcos turísticos.

Construido en 1990 en los astilleros italianos Cantieri Navale Ferrari, este buque de 4.077 toneladas de registro bruto, iniciaba su carrera con el nombre Renaissance Four. Formando parte de una exclusiva flota de ocho buques similares que entre 1989 y 1992 gestionó la naviera Renaissance Cruises, este barco de 88 metros de eslora y capacidad para 100 pasajeros, durante unos años, fue uno de los principales exponentes de los denominados Yacht Cruises, una alternativa que aún hoy día se mantiene frente a los grandes buques de crucero al uso.

Tras cumplimentar dos escalas en Málaga en 1995 y 1996, dos años después y rebautizado como Clelia II, el buque comenzó a efectuar exclusivos itinerarios por la Antártida. Después de ejecutar cinco visitas al puerto malagueño en sus itinerarios por el Mediterráneo, en 2011 el barco navegó como Orion II, siendo renombrado en 2012 como Corinthian.

Con 50 suites repartidas en las cinco cubiertas que este buque dispone para pasaje, este cambio de armador refleja un curioso hecho. Cuando el Corinthian deje las aguas malacitanas con un nuevo logotipo en sus  dos chimeneas,  más del 90% de la ocupación para la totalidad de los viajes del próximo año ya estará vendida. Una exitosa circunstancia iniciada en el puerto malagueño.

OLYMPUS DIGITAL CAMERACORINTHIAN atracado en Málaga realizando su cambio de propietario.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 11 de noviembre de 2014.