Archivos para el tag ‘yate’

El yate de los portalones ocultos

Juan Carlos Cilveti Puche | 30 de agosto de 2016 a las 10:46

La carrera por tener el yate más grande y lujoso del mundo, está llevando a los propietarios de estos barcos a ordenar construcciones cada vez más suntuosas y, en algunos casos, absurdas. Hace unos días, realizando una breve escala técnica para cambiar de tripulación, atracaba  en el muelle dos el yate Vava II.

Ocupando el lugar 38 en la lista de los 100 yates más ostentosos del mundo, este barco de 96,8 metros de eslora y 3.933  toneladas de registro bruto (unas cifras que superan a muchos de los pequeños mercantes que atracan en Málaga), amarrado junto al Palmeral de las Sorpresas, mostró unas líneas muy raras de ver en este tipo de buques de recreo.

Construido en 2012 en los astilleros ingleses Devonport Yachts  por encargo de un importante hombre de negocios italiano, este barco, que como la mayoría de yates privados lleva la firma de un diseñador de interior y otro de exteriores, supuso para su dueño una factura de 100 millones de libras esterlinas; un exorbitado precio para un buque muy alejado de los primeros puestos del ranking de los yates más significativos del mundo.

Pero dejando los aspectos monetarios, y sin entrar en cómo es por dentro el Vava II, lo más curioso de este yate son los múltiples portalones retráctiles que se esconden a lo largo de sus casco.  Comenzando por una plataforma a popa, amén de dos grandes puertas en  cada una de sus bandas, el Vava II muestra los alerones del puente de mando móviles,  al igual que los dos balcones de maniobra que se sitúan a proa. Pero si todo esto no fuera suficiente, los escobenes (el lugar donde están situadas las anclas) también están cubiertos, toda una curiosidad nada frecuente de ver incluso en este tipo de barcos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAYate VAVA II en su breve escala de la pasada semana.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 30 de agosto de 2016.

Un yate para reyes

Juan Carlos Cilveti Puche | 31 de mayo de 2016 a las 8:31

Hace unos días, atracaba en el muelle número dos el yate Leander g. Mostrando una imagen clásica nada parecida a la de los grandes barcos privados que estamos acostumbrados a ver, el Leander g., que navega bajo la bandera de Bermudas, esconde una historia estrechamente ligada con la realeza del Reino Unido.

Construido en los astilleros alemanes Peene Werf entre 1990 y 1992, y estructurados sus interiores por uno de los más reputados estudios de diseño dedicados a los grandes yates de lujo, este barco, antes de ser botado era adquirido por el vicealmirante inglés Donald Gosling; un millonario filántropo que decidía bautizarlo con el nombre del primer buque de guerra en el que había servido en 1944.

Con 75 metros de eslora y 1.930 toneladas de registro bruto, este yate que está tripulado por 24 personas y puede embarcar a un máximo de 22 pasajeros repartidos en 10 suites, además de ser usado por su propietario puede ser alquilado por 490.000 dólares semanales; una cantidad que convierte al Leander g. en uno de los más caros yates privados del mundo.

Quizás por esta circunstancia, y con el añadido de que el yate real Britannia dejaba de ser usado por los miembros de la casa real inglesa en 1997, el  Leander g. se convirtió en una alternativa para estos viajes regios. Tras ser usado por la duquesa de Cornualles en unas vacaciones por el Mediterráneo en 2007, al año siguiente, Carlos de Inglaterra realizaba en este yate un viaje oficial por el Caribe.

Después de estos dos embarques, el propietario del Leander g. ofrecía de forma gratuita su barco a las reina Isabel II para que durante cinco meses navegara alrededor de las islas británicas para celebrar los sesenta años de su coronación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALEANDER g atracado en el muelle dos este pasado fin de semana.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 31 de mayo de 2016.

El superyate YAS

Juan Carlos Cilveti Puche | 29 de diciembre de 2015 a las 8:37

Aunque la nómina de los yates que han pasado por el puerto en los últimos doce meses ha sido bastante larga y muy significativa, probablemente, la más destacada escala de 2015 al respecto de este tipo de barcos, fue la que trajo durante dos noches en agosto al yate Yas. Considerado como el octavo buque de recreo privado más grande del mundo, este barco, destaca entre sus similares por una serie características que los especialistas de sector, en su momento, calificaron como revolucionarias.

Reconstruido en 2011 en los astilleros ADM shipyards de Abu Dabi sobre el casco de la fragata de la marina de guerra holandesa Piet Hein, el Yas, encargado por el emir de la segunda ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos, fue diseñado interior y exteriormente por el estudio parisino Pierrejean Designer; una empresa dedicada a las reformas de aviones y yates privados.

Con 141 metros de eslora y una capacidad para 60 invitados, este buque, manteniendo su original casco militar de acero, tiene construida toda su superestructura en una aleación de plástico y fibra de vidrio; un material muy ligero y resistente que le permite mostrar una serie de estructuras curvas entre las que destaca una enorme cúpula que se ha convertido en la seña de identidad de este yate.

Montando además un innovador sistema en sus máquinas que pretende reducir al mínimo la contaminación, el Yas, con 53 tripulantes y bandera de las Islas Caimán, llegó a Málaga procedente de Tánger el 29 de agosto, dejando dos días más tarde su atraque en el Pantalán de Levante para seguir viaje con destino a Barcelona.

Una estancia, la del octavo yate más grande del mundo, que pasó por las aguas malacitanas sin pena ni gloria.

YAS in Málaga 30-VIII-2015 (2)Yate YAS atracado en el pantalán de Levante.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 29 de diciembre de 2015.

El FLYING CLIPPER

Juan Carlos Cilveti Puche | 22 de julio de 2014 a las 9:28

El siete de julio de 1959, procedente de Gibraltar, atracaba en el muelle uno el velero de bandera sueca Flying Clipper. Realizando un viaje por el Mediterráneo, a bordo de este barco, considerado en aquellos años uno de los yates privados más grandes del mundo, viajaba el político norteamericano Aldai Stevenson; un importante representante del partido demócrata que en dos ocasiones fue candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

Construida en 1929 en los astilleros escoceses William Denny & Brothers con el nombre de Sunbeam II, esta  goleta de tres mástiles, navegó durante una década como el yate privado de un importante miembro de la nobleza inglesa. Después de pasar  la Segunda Guerra Mundial como base de un grupo naval al Sur de las Islas Británicas, en 1945, el velero se convertía en un buque escuela y se abanderaba en Suecia. Renombrado como Flying Clipper en 1954, en los dos años siguientes, este buque de 59,40 metros de eslora tomaba parte en las dos primeras regatas internacionales que se organizaron para grandes veleros.  Tras volver a navegar como un yate privado, en 1965m, el Ministerio de la Marina de Grecia lo adquiría rebautizándolo como Eugenios Eugenides, nombre que aun mantiene convertido en museo en una localidad cercana a Atenas.

Pero regresando a la historia malacitana de esta escala, tras su llegada con tan importante visitante a bordo, se sucedieron diversos actos. Además del correspondiente protocolo y una cena de gala en el yate, el político norteamericano fue agasajado con una visita a Torremolinos para degustar una típica fritura malagueña. Finalizada su estancia, el nueve de julio, el Flying Clipper siguió su viaje con destino a Valencia.

Flying ClipperGoleta de tres mástiles FLYING CLIPPER.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 22 de julio de 2014.

Un yate regio que nunca fue

Juan Carlos Cilveti Puche | 7 de septiembre de 2012 a las 10:34

Desde hace unos días, permanece atracado en el muelle número uno el velero de bandera inglesa ORION. Construido en 1910 en los astilleros británicos Camper & Nicholsons por encargo de la familia de real española, esta goleta de dos mástiles nunca llegó a navegar bajo pabellón regio. Adquirido por un militar inglés, el SYLVANIA (este fue su primer nombre), tras navegar tres años bajo el pabellón del Reino Unido, comenzó una errática carrera cargada de cambios de nombres y armadores. Con la peculiaridad de haber sido propiedad del periódico francés Le Matín, este velero que en 1922 fue adquirido por el astillero que lo había construido, en el año 1927, dejaba el Viejo Continente para posicionarse en Sudamérica rebautizado como VIRA.

Después de su aventura americana, en 1930, el naviero español Miguel Martínez de Pinillos se hizo cargo del barco rebautizándolo como ORION. Abanderado en España y matriculado en Cádiz, en 1949 la goleta marchó a Barcelona, donde en 1951 protagonizaba la película Pandora y el holandés errante. Se dice que durante el rodaje de esta cinta, Ava Gardner y el actor y torero catalán Mario Cabré vivieron a bordo del ORION un apasionado romance. Tras quedar desarbolado en 1967 debido a un fuerte temporal mientras navegaba entre Barcelona y Marsella, el velero fue reparado en el puerto italiano de La Spezia, desde donde realizó hasta 1970 diferentes cruceros turísticos con base en Montecarlo. Después permanecer varado en tierra casi 30 años, en 1999, el ORION volvió a navegar totalmente restaurado retomando su fisonomía original. Con 45,50 metros de eslora, 7,15 de manga y un desplazamiento de 254 toneladas, esta goleta de dos palos que gestiona 986 metros cuadrados de superficie vélica, navega la mayor parte del tiempo impulsada por el viento. Tripulada por 11 personas y con una capacidad máxima para 10 pasajeros, el ORION opera fundamentalmente por el Mediterráneo en régimen de alquiler. Una verdadera joya flotante.

Les dejo algunos datos más del barco:

Sus nombres:

SYLVANA: 1910-1919.

PAYS DE FRANCE: 1919.

LE MATÍN: 1920-1922.

DIANE: 1923-1927.

VIRA: 1927-1930.

ORION: 1930.

Con todos estos nombres, el barco ha navegado bajo seis banderas diferentes.

Al respecto de sus armadores, hay que reseñar que el barco, hasta la fecha, ha tenido más de una docena de propietarios. Resulta curioso que el periódico francés Le Matín fuera dueño de la goleta durante dos años. También resulta llamativo que el astillero donde se construyó se hiciera cargo del barco como armador.

Sin perder su aparejo de goleta, el yate, durante algunos años, navegó con un aparejo de goleta modificado. Según he podido investigar, el aparejo que en la actualidad gestiona el ORION es igual al que originariamente tenía cuando fue construido.

Una última curiosidad. Si buscan datos del barco en internet lo encontrarán bajo el nombre ORION OF THE SEAS….

Algunas fotos:

ORION atracado en el muelle  número uno del puerto de Málaga . Fotos M.L ©

Fotos curiosas: EL MEGAYATE EN UNA BOTELLA

Juan Carlos Cilveti Puche | 9 de febrero de 2012 a las 21:36

Retomo el tema de las fotos curiosas que tenía un tanto abandonado.

Si se dan un paseo por el muelle número dos del puerto de Málaga, podrán ver al impresionante yate TATOOSH que permanece amarrado en este lugar desde el 11 de enero.

Vista del TATOOSH atracado en el muelle dos del puerto de Málaga.

Tras una visión general, y después de verlo casi a diario, una observación mucho más detallada del superyate me llevó a encontrar este detalle. En uno de los portillos de babor encontré un modelo del barco dentro de una botella. Les dejo unas fotos.

El megayate dentro de una botella.

Los asiduos al blog recordarán una historia similar cuando les hablé del ARCTIC, otro superyate también atracado en el muelle dos. Aquel post se llamaba EL PORTILLO.

El TATOOSH, que según previsiones iniciales debía haber dejado Málaga una semana después de su llegada, aun permanece atracado en el muelle dos. Si  no han ido a verlo, no se lo pierdan, el sábado 11 de febrero cumple un mes en el puerto malagueño.

Un pasado principesco

Juan Carlos Cilveti Puche | 6 de septiembre de 2011 a las 8:28

Cuando hablamos de grandes yates, casi siempre nos viene a la mente la imagen de alguno de esos modernos barcos que, en la mayoría de las ocasiones, van acompañados del nombre y apellidos de un personaje de relevancia internacional.

El miércoles 16 de mayo de 1956, llegaba al puerto de Málaga el yate Deo Juvante II. A su bordo, venían los recién casados príncipes de Mónaco Grace Kelly y Rainiero, realizando una parte de lo que constituyó su viaje de luna de miel.

Y aunque sobre esta historia se podrían contar muchas curiosidades, quizás, una de las más destacadas es la que hace referencia al yate; un barco que en la actualidad sigue operativo manteniendo el recuerdo de aquel principesco viaje de recién casados.

Construido en el Reino Unido en 1928 por encargo de un aristócrata británico, este barco de recreo comenzaba su vida de mar bautizado como  Monica. Durante la Segunda Guerra Mundial, la marina de guerra inglesa, tras armarlo y renombrarlo como HMS Noir,  lo usó  como buque de patrulla antisubmarina, realizando varias exitosas acciones bélicas contra  sumergibles alemanes en las costas de las islas británicas.

Tras ser devuelto en 1947 a su original propietario, el yate, convenientemente restaurado, pasó a manos de Aristóteles Onassis, el cual, entregaba a los Príncipes de Mónaco el barco como regalo de bodas. Después de pasar varios años como yate real con el nombre Deo Juvante II, este buque  iniciaba una errática carrera con diferentes propietarios y nombres. En el año 2006, una empresa dedicada a los cruceros por las islas Galápagos se hacía cargo del barco. Desde entonces y bajo el nombre de Grace, este yate ofrece exclusivos cruceros publicitando su pasado principesco.

El GRACE en una imagen reciente.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (6 de Septiembre de 2011).

Cabuyería

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de marzo de 2011 a las 9:30

Hace unos días, me sorprendía al ver algo verdaderamente curioso; un detalle que, salvo en determinados buques (me refiero a los de vela), es muy raro de encontrar a bordo de cualquier tipo de barco en la actualidad.

Colgando de la borda, a proa, de un cementero atracado en el muelle número siete, se podía apreciar un grueso trozo de estacha doble, cosida entre sí, que servía para proteger de posibles roces uno de los cabos con los que este barco estaba amarrado a tierra.

Estos apaños tan usados en el pasado, hoy día, no son nada frecuentes de ver, y la cabuyería  (el arte o la habilidad de hacer con unos trozos de cuerda-cabo casi cualquier tipo de cosa), en la actualidad, solamente se reduce a tres o cuatro nudos y poca cosa más.

Así pues, y atendiendo a estos pequeños detalles que de vez en cuando se pueden observar en los barcos; quizás, el más curioso trabajo de cabuyería que se ha podido ver en los últimos años  en un buque atracado en Málaga, fue el del yate de bandera holandesa Aris-Tima, el cual, nos visitaba en agosto de 2010.

Aris-Tima blog1

ARIS-TIMA atracado en el muelle Nº 2.

Este barco de recreo, que antes de ser transformado había navegado como buque de pesca, protegía  sus 40 metros de eslora en el muelle número dos usando como defensas unos gruesos cabos trenzados; algo muy diferente a las habituales protecciones colgantes de caucho que determinados buques suelen usar en la actualidad.  

Y aunque tal vez no se tratara de un trabajo de cabuyería fina, lo que sí está claro es que las defensas del Aris-Tima cumplían a la perfección su cometido; un hecho que podría llevarnos a pensar las muchas cosas que, hoy día, a bordo de un barco se podrían solucionar con un puñado de  cabos (decir cuerdas en un barco es pecado).

Aris-Tima blog2

Una de las defensas del ARIS-TIMA.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (7 de Marzo de 2011).

Atracado ‘de punta’

Juan Carlos Cilveti Puche | 28 de diciembre de 2010 a las 10:43

Desde hace varios días, en el puerto de nuestra ciudad, se puede ver una estampa muy curiosa. Una imagen que nos recuerda al pasado, y que desde hace muchas décadas no se había vuelto a repetir en nuestras aguas.

El vistoso yate Nero; ese bonito buque de líneas clásicas que desde el sábado 4 de diciembre permanece amarrado en Málaga, tras haber pasado respectivamente por el  Pantalán de Levante y el  muelle 3A-1, ahora, lo podemos encontrar atracado, de punta, en la ochava.

Y aunque en más de una ocasión ya les he comentado qué es eso de atracar de punta; hoy, para recalcar lo que de especial tiene la manera con la que está amarrado este lujoso yate  abanderado en las exóticas Islas Caimán, les volveré a hablar de esta forma de atraque.

Hasta que no se generalizó, en las primeras décadas del siglo XX, la actual forma de atracar  los barcos (posicionados paralelos al muelle), lo habitual en la mayoría de las ocasiones, era amarrar a estos de punta. Fijando normalmente la popa al muelle, y dejando libre la proa (siempre con uno o los dos anclas a fondo), los buques quedaban colocados perpendiculares al muelle; una forma de atracar que se ha perdido casi por completo en los puertos comerciales, y que, hoy día, ya sólo es factible ver en los muelles destinados a las embarcaciones de recreo.

Esta desaparecida forma de amarrar a los barcos, tan profusamente repetida en infinidad de viejas fotos y postales portuarias malagueñas; ahora, nuevamente se ha hecho realidad. Después de muchas décadas sin ver en nuestro puerto a un buque atracado de punta, un vistoso y moderno yate que parece haber salido de otra época, nos ha vuelto a mostrar esta nostálgica estampa marítima del pasado.

Nero MH blog

NERO atracado de punta en la ochava.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas (28 de Diciembre de 2010).

Fotos curiosas: EL PORTILLO.

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de septiembre de 2010 a las 20:09

Al ver la foto de este barco, seguro que se imaginan que se trata de un buque oceanográfico o algo similar. Pues no, para sorpresa de muchos (la primera la mía), les diré que este barco es un yate privado.

Más que un yate privado en sí (de un propietario que lo usa para vivir o navegar en él), el barco se suele alquilar de forma exclusiva (digo lo de exclusivo por el precio) a una o varias personas; y así, con pocos pasajeros, el ARCTIC, que así es como se llama este yate, realiza diferentes viajes o si lo prefieren, cruceros.

Este barco que originariamente fue un rompehielos (al final les dejo la ficha del buque), en el año 1995 se reformó para convertirse en yate; y en 2008, nuevamente, sufría algunas obras más de acondicionamiento.

Arctic blog1

ARCTIC.

Pero independientemente de esta historia, lo que me llamó poderosamente la atención de este barco, fue un detalle que no termina de cuadrarme. Les cuento.

El pasado 11 de agosto, el ARCTIC realizaba una rápida escala en el puerto de Málaga. Avisado por la tripulación de uno de los remolcadores, me dirigí al muelle y lo fotografié con todo lujo de detalles. Un barco así no se me podía escapar.

Varias semanas después, el yate volvía a Málaga en una escala que lo tendría atracado en el muelle Nº 2 desde la mañana del día 8 del presente mes de Septiembre, hasta el día siguiente.

Como me encontraba por los muelles, volví a fotografiarlo; y ese día, fue cuando me encontré el detalle que ahora les cuento.

En la banda de estribor, a proa, uno de los portillos del barco, presentaba una más que curiosa imagen. Tapando esta ventanita, se podían ver unos trozos de revista; y en uno de ellos, la voluptuosa imagen de una modelo. En concreto, no pude resistir la tentación de buscarla, se trataba de la modelo y actriz californiana Donna Feldman.

Arctic blog2

El portillo.

Y aunque esto de que los portillos tapados con diferentes objetos a modo de cortinillas, es algo bastante frecuente de ver, reconocerán conmigo que en un exclusivo yate como este, una cortinilla de este tipo queda un poco rara.

Ni que decir tiene, que este portillo debe  ser el del camarote  (supongo) de uno de los miembros de la tripulación…

 ARCTIC

AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 1970.

ASTILLEROS:

Rickmers Rhederei GmbH Rickmers Werft. Bremerhaven, alemania. Construcción del casco.

F Schichau GmbH. Bremerhaven, alemania.

BANDERA: Bahamas.

ARMADOR: Magenta Investments. Irlanda.

REGISTRO BRUTO: 2.610 TRB.

ESLORA: 87,580  m.

MANGA: 14,950 m.

CALADO: 6,309  m.

HISTORIAL (RENOMBRES): ARCTIC (1970), bandera RFA. En 1990 bandera de Alemania. ARCTIC RESEARCH (1993), ARCTIC P (1994), ARCTIC.

PROPULSIÓN: 2 x 6508 HP Deutz RBV12M640 diesel.

VELOCIDAD DE CRUCERO: 17 nudos.

TRIPULACIÓN: 25

PASAJEROS: 12