Droneando

Tomás Pérez Benz | 9 de mayo de 2016 a las 21:19

La armada estadounidense ha presentado con gran orgullo y boato su último juguete: un dron cazasubmarinos que permitirá crearnos la ilusión de una guerra sin víctimas.

El desarrollo de naves no tripuladas no es precisamente nuevo. Pero el auge que está teniendo en la actualidad nos permite conocer las tendencias de la economía global.  Ya hace un par de años la ingeniería noruega DNV GL presentó su modelo ReVolt de buque mercante autónomo y eléctrico especialmente diseñado para el transporte de contenedores de cortas distancias.

Y es ahí precisamente donde Andalucía podría jugar un papel importante. Su posición como camino natural entre el Norte de África y Europa, así como las cortas distancias marítimas (entre 16 y 103 NM) le convierten en un escenario de privilegio para este tipo de naves.  Al margen de los pros y los contras de la propuesta noruega (capacidad de 100 contenedores, escaso consumo 50 kW, …) la futura implantación de este tipo de naves permitirá un desarrollo logístico de la región sin apenas merma de puestos de trabajo.

No debemos olvidar además que Andalucía siempre ha pretendido jugar un papel innovador en el desarrollo económico. Y mimbres no nos faltan. Ya hay experiencia en el diseño de naves no tripuladas en el sector aeronáutico, estamos en un contexto europeo donde el programa H2020 impulsa la cooperación entre países, pero en el ámbito de la ingeniería marina estamos aún en una situación retraso abismal respecto a otros países. La situación de nuestros astilleros les impide estar a la vanguardia en el el diseño de nuevas tecnologías (al contrario que en otros sectores) y el sector logístico está en manos de empresas foráneas que se limitan a prestar servicios sin aportar valor añadido a nuestra economía. A ello hay que sumarle la ausencia de entidades financieras locales que apuesten de verdad por una economía global invirtiendo en proyectos tecnológicos importantes.

Es posible que este tipo de tecnologías no las veamos verdaderamente implantadas antes de 20 años, pero todas las proyecciones apuntan que entonces Andalucía seguirá jugando un papel poco relevante en su desarrollo a pesar de que no faltan ciertas capacidades. Se trata de un problema estructural que a corto plazo tiene difícil arreglo.

 

Tomás Pérez Benz
Vocal del Cluster Marítimo Marino de Andalucía

Ahora todos verdes

Tomás Pérez Benz | 28 de diciembre de 2015 a las 23:27

Sí, ya sé que este blog trata de la economía y el crecimiento azul pero tras el acuerdo alcanzado en París respecto al cambio climático creo que es un buen momento para analizar su conexión con la economía azul.

Durante la cumbre COP21, el Comisario Europeo de medioambiente, asuntos marinos y pesca, Karmenu Vella, dirigó un discurso con motivo de la celebración del Día de los Océanos en el que no sólo ponía de manifiesto las amenazas (crecimiento del nivel del mar, acidificación, polución, pesca ilegal e intensiva, presión sobre el ecosistema, …)  sino también los que desde su punto de vista son los principales retos a alcanzar. Y para todo ello considera necesario un desarrollo completo de la economia azul eliminando los principales obstáculos y poniendo de manifiesto la estrategia desarrollada por la UE.

El Comisario Vella completó sus propuestas con la necesidad establecer en 2ºC los límites del calentamiento global, el reforzamiento de la legislación para mantener unos mares saneados y mejorar la gobernanza de los océanos.

En una región como la nuestra bañada por 1.104 kms. de costa e inundada por una tasa insostenible de paro, todos estos aspectos nos afectan directamente.

El reto que nos plantea la lucha contra el cambio climático supone además una oportunidad de crecimiento y creación de empleo para miles de andaluces. Desde monitores medioambientales hasta ingenieros especializados en energías renovables, pasando por técnicos u operarios de fábricas son numerosos los perfiles profesionales que pueden desarrollarse en este ámbito.

Y no se puede decir que nos falte talento. Hace algunas semanas el Cluster Marítimo Marino de Andalucía tuvo la ocasión de organizar (junto al Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación y a Málagaport) una jornada de trabajo que bajo el título ‘Modelos de Gestión Sostenibles en entornos portuarios analizaba diferentes modelos de gestión sostenible para el sector portuario y marítimo marino.

Antonio Quiles. Director de h2cer Biogest

Antonio Quiles. Director de h2cer Biogest

No se trataron sólo los habituales modelos teóricos de ahorro energético sino que participaron empresas andaluzas cuya dimensión (como es habitual en estos lares) no corresponde a su potencial. Por poner sólo un ejemplo, la empresa h2cer Biogest Servicios mostró un sistema de mantenimiento y monitorización de motores que puede permitir el ahorro mensual de hasta 6.000 litros de combustible según las auditorías energéticas realizadas.  Realizar el cálculo sobre los casi 2.000 barcos pesqueros de nuestra comunidad nos lleva a estimar en varias decenas de millones de litros ahorrados anualmente y sus correspondientes emisiones a la atmósfera.

Pedro Pardo. Director de Ihman

Pedro Pardo. Director de Ihman

El ahorro de energía eléctrica, cuya producción está directamente relacionada con el calentamiento global) también se puede controlar a través de numerosos sistemas y soluciones, como los que propone la empresa malagueña Ihman para instalaciones portuarias. La falta de tarifas y controles personalizados en los puntos de atraque supone una importante fuga energética y de otros suministros para cuyo control hace falta el desarrollo de una infraestructura costosa. Un desarrollo tecnológico propio realizado en Andalucía permite un importante ahorro no sólo en el despliegue de esta infraestructura sino también en el consumo generado en más de 22.000 atraques.

Son sólo dos ejemplos. No faltan emprendedores ni pioneros en nuestra tierra sino la firme decisión de aprovechar la oportunidad para crear empleo y hacer crecer nuestra economía que nos presenta un acuerdo de carácter internacional.

 

 Tomás Pérez Benz
Vocal del Cluster Marítimo Marino de Andalucía

Zarpamos

Tomás Pérez Benz | 20 de noviembre de 2015 a las 11:55

Bienvenidos a bordo del mundo de la economía azul.

A bordo

Queremos ofrecer un espacio para reflexionar, debatir e impulsar ideas en torno al desarrollo de las actividades económicas relacionadas con el entorno martítimo marino.

Más allá de otras consideraciones La Economía Azul es el conjunto de actividades productivas que busca el desarrollo de planteamientos innovadores con el objetivo de dotar de una mayor de eficiencia el uso los recursos naturales con el fin de garantizar su sostenibilidad para futuras generaciones. Según este planteamiento, aprovechar los patrones que nos ofrece la naturaleza y realizar un desarrollo económico y social basado en ellos supone una importante oportunidad no sólo de crear empleo sino de redistribuir la riqueza.

Isla de Alborán

Andalucía está bañada por 1.100 kmts. de costa con gran variedad de paisajes, un rico patrimonio histórico y una importante biodiversidad que suponen el sustento de decenas miles de familias que desarrollan su actividad en diversos sectores: pesca, turismo, logística, etc, …. En la actualidad el impacto económico de estas actividades supone un 3% del PIB de la región pero a pesar de ello, en líneas generales, la actividad económica en torno al mar está claramente desaprovechada y marcada por patrones de funcinamiento tradicionales. Hay mucho juego por delante.

Nuestra ubicación geográfica (como punto de conexión entre el Mar Mediterráneo y el Atlántico), la existencia de una cultura empresarial innovadora en nuestra región (en la que se enmarca el Cluster Marítimo Marino de Andalucía), la disponibilidad de un importante capital humano perfectamente cualificado y la ubicación de un campus de excelencia internacional en nuestra región son sólo algunos de los factores que diseñan la existencia en Andalucía de una oportunidad de creación de empleo y riqueza que no debemos dejar pasar. En la actualidad hay empresas biotecnológicas, de robótica submarina, de formación marítima, eficiencia energética y otros muchos sectores que debemos ayudar a crecer para ser más competitivos en un sector fundamental apra nuestra economía.

En este espacio queremos plasmar no sólo nuestras opiniones, sino también experiencias, propuestas e ideas que puedan ayudar al impulso del desarrollo del sector marítimo marino andaluz desde sus diferentes facetas. Queremos además ofrecer este espacio a aquellos profesionales que deseen debatir al respecto. Por ello estaremos a vuestra disposición a través del correo electrónico lanaveazul@biznaga.eu

Bienvenidos a esta aventura.

 

Javier Noriega Hernández / Tomás Pérez Benz

Logo Cluster Marítimo Marino