Príncipe de Asturias: ¿Mourinho? ¿Guardiola? Pregunten a Mediapro

Jesús Ollero | 18 de octubre de 2010 a las 14:30

Para que luego digan que la prensa no tiene influencia, durante el fin de semana hemos presenciado el mejor ejemplo de cómo conseguir que se haga algo que contraviene claramente los intereses de los clubes. Con Marca a la cabeza, la prensa capitalina ha conseguido convencer a Florentino para que Mourinho dé marcha atrás en su negativa a dejar participar a los jugadores del Real Madrid en la entrega del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes a la Selección Nacional de fútbol, más que nada porque se celebra la noche del viernes 22 y el equipo juega contra el Racing el sábado a las 20 horas.

Entiendo perfectamente el simbolismo del premio, de la selección, etc, etc, etc, etc, pero parece evidente que el enemigo de la organización del evento no ha sido precisamente Mourinho, ni Guardiola. Fecha prefijada para un prefijado calendario que indica desde julio qué viernes son víspera de partido para los equipos que juegan la Champions. No es el caso (lo que hay es Copa del Rey) pero Barcelona y Real Madrid juegan el sábado por decisión de Mediapro, la que maneja las retransmisiones, para entendernos. El último fin de semana sin ser previa de Champions jugaron ambos el domingo…

Toda la artillería mediática clama contra Mourinho (salvo alguna honrosa excepción que señala directamente al programador de partidos) cuando anuncia que no piensa permitir a ninguno de sus internacionales españoles estar en Oviedo para la ceremonia. Guardiola, con toda la lógica, secunda al portugués y los jugadores más representantivos de la selección, en principio, no están convocados para el Premio Príncipe de Asturias.

Tal es el coñazo que ha estado dando la prensa, deportiva y general, con este tema que Florentino se reunió con Mourinho en un hotel de Málaga y Valdano ya anunció en La Sexta justo antes del Málaga-Real Madrid que Casillas recogería el galardón con el compromiso de regresar en avión privado a la capital de España esa misma noche. Caray, La Sexta, la cadena televisiva del mencionado programador… Mejor un mal arreglo que un buen pleito, debió pensar el portugués. Guardiola mantiene el tipo con una salida a Zaragoza fijada para las 18 horas del sábado, con una prensa bastante menos volcada con la selección y con el temor a no poder contar con Xavi y liberarlo para que acompañe a Casillas: “No va a ir ningún jugador que tenga que jugar el sábado”. Todavía hay quien insiste en culpar a Guardiola

Particularmente defiendo la opción de los técnicos, aunque el desbloqueo ha debido llegar de otra manera y no con esta marejada mediática a mayor gloria de quien no debe tenerla (un sector de la prensa). Es normal que los dos técnicos intenten evitar que alguna de sus estrellas acuda a un acto público la noche anterior a un encuentro y a muchísimos kilómetros de distancia. Cualquier esfuerzo por la selección es poco, muy bien, pero en este caso creo que quien debió empezar a esforzarse por convertir gala y fútbol en compatibles es precisamente la organización de la gala, que ha corrido un serio riesgo de reducir la presencia de la selección a Vicente del Bosque.

“Entre Mourinho y Guardiola, le han asestado un golpe de muerte al Príncipe de Asturias del Deporte. El declive era claro y ahora esto”. Esto decía un auténtico tótem del periodismo nacional, Ramón Trecet, en su twitter. No puedo más que discrepar con el maestro. En todo caso, lo que han hecho es defender los intereses de su empresa como es su obligación. Para defender a la selección y al galardón del órdago de Mediapro debieron intervenir otros, me temo.

  • juan

    Hola.
    En primer lugar, secundar muchas de sus opiniones.
    Pero creo que nos olvidamos de lo que nos dio la selección el día 11 de Julio.
    Mi padre enfermó de cancer 1 año antes y el futuro pintaba mal. Ahora lloro de felicidad por ver a mi padre todavía conmigo con la alegría de haber vivido aquella noche.
    Todo mi agradecimiento a esos hombres que hicieron felices a millones de personas, entre ellas yo y mi familia. Todo lo demás son vanalidades. Lo importante es vivir y saber apreciar los momentos que hacen de nosotros mejores personas. Los premios no se dan en una tribuna. Los da el corazón.

  • Carlos

    ¿El Príncipe de Asturias es más importante que un partido de fútbol? Venga, coño…

    ¿El Príncipe de Asturias es más importante que un partido de fútbol? Venga, coño…