La puesta en valor de Arbeloa

Antonio Galiano | 17 de octubre de 2012 a las 13:36

Varapalos como el que Francia asestó este martes a una autosuficiente España sirven por lo menos para sacar conclusiones. La primera y primordial, que los partidos que no se cierran cuando se tiene la oportunidad están abiertos a todo tipo de accidentes (no se puede calificar de otra manera que te empaten con el tiempo de descuento cumplido cuando la última jugada es un córner a tu favor, por mucho que los franceses lo hubieran merecido antes). La segunda da esta vez la razón al innegociable doble pivote Busquets-Xabi Alonso. Y hay una tercera, una cuarta, una quinta… De entre todas esas reflexiones, sobresale una que viene a respaldar como uno de los jugadores más criticados de esta selección tampoco sobra, por mucho contraste de calidad que haya con el resto de compañeros.

Arbeloa, tan cuestionado durante la pasada Eurocopa por su carencia de habilidad en el juego de ataque y de toque de la selección, se echó de menos cuando se retiró por lesión. El juego del madridista no es para degustarlo y las dudas sobre su encaje en equipos como el Real Madrid y la selección son muy comprensibles. Es verdad que conjuntos de estos niveles no pueden permitirse contar con un lateral ciego en ataque. Cierto. El ejemplo es el Barcelona. Pero también se necesita equilibrio defensivo, y sobre todo sentido común, cuando un partido está roto y hay desprotección en centro del campo.

Por eso muchos de los que han criticado al lateral derecho de la selección se acordarían de él cuando Juanfran (del que se anhelaba una oportunidad para comprobar la capacidad de la selección con dos carrileros) intentó hacerse un autopase con el mismísimo Ribery (especialista matador a la contra) libre a su espalda, con el equipo volviendo de un córner y el tiempo cumplido. Todo un suicidio (no el único que hubo, pero sí el de catastrófico resultado) y un atentado al sentido común que viene a demostrar lo que aporta Arbeloa a este equipo. Solidaridad, cabeza y trabajo. Valores necesarios en todo conjunto.

Las crónicas atribuyen la mutación de Francia en la segunda mitad a la entrada de Valbuena, pero el efecto del cambio se multiplicó porque Arbeloa ya no estaba en el césped y Ribery era un peligro en cada jugada. Sobre todo por la disposición en el equipo que mantuvo Del Bosque. Posiblemente si hubiera entrado Javi Martínez de central y se hubiera adelantado a Busquets, se hubiera notado mucho menos el sufrimiento del extremo Juanfran, al que hay que agradecerle también que localizara en el campo la banda derecha en el ataque español, hasta entonces casi monopolizado por la izquierda. Pero el cansancio de Alonso y la lentitud de Busquets en la ayuda como central derecho, dieron a toda una Francia una ventaja casi inédita por ese ala hasta entonces.

Más allá de la conclusión, el error de Juanfran no debe servir para condenarlo. Simplemente se utilizó como recurso de urgencia cuando no se debía y no se enmendó la debilidad que ofrecía. Posiblemente con el pivote Alonso-Busquets respaldando y él subiendo hubiera salido mucho mejor la cosa. Para lo que sí debe servir es para poner en valor de una vez a Arbeloa, despreciado y casi caricaturizado por su inoperancia ofensiva. Quién diría que se iba a echar de menos un pelotazo o un típico pase atrás arbeoliano… Es tan triste como justo.

  • PEDRO PERALTA

    Cuando los franceses se dieron cuenta que el campo tenía dos porterías, qué fieras atacando. Y a los españoles se les acabó la táctica de Cruiff, heredada por su discípulo Guardiola, el pasesito y la jaula, y fueron desmantelados por el gallito francés.

  • Jose Manuel. Sevilla.

    Volvemos a las andadas, la prensa de Madrid se encarga de presionar y el seleccionador, claudica. Es una verguenza, que jugadores como Torres (Patetico lo de este jugador) y Juanfran, los lleve Del Bosque, a mi, me decepcionó totalmente, y no por empatar en el último suspiro, no.

  • manuel maria

    señor galiano como puede usted cargar de esa forma contra un gran lateral como es juanfran el empate de francia es inevitable incluso si españa no falla el penalti francia marco un gol legal mal anulado asi que aver si hacemos cronicas mas objetivas y nos dejamos de malversar la realidad españa es la mejor de la historia pero anoche fallo si quiere usted saberlo del bosque que no vio el agujero que habia en el centro del campo porque el equipo termino roto en dos mitades y es en ese hueco que habia en el centro del campo el que aprovecho benzema y compañia.