Archivos para el tag ‘Casillas’

Resumen del Grupo B: El fracaso se llama España

Jesús Ollero | 24 de junio de 2014 a las 15:38

 

Decir ahora que el batacazo de España se veía venir es engañarse. Se pudo ver venir el riesgo de no cumplir las expectativas, de llevar a un equipo más o menos adecuado, de si el lugar de concentración (a 10 grados jugando a 30) era el idóneo. Todo eso, y lo que se quiera añadir, ya no vale para nada. Lo único cierto es que la selección completó el peor Mundial de su historia y que su defensa del título ha sido horrible. Nada más. Ahora hay que planificar la Eurocopa de Francia, con algunas caras nuevas (algunas, no tantas), procurar recuperar el mando del vestuario y analizar, verdaderamente, qué jugadores deben/quieren seguir.

Puede que España nunca vuelva a lograr nada que se le parezca a lo que ya logró, por eso es mejor mirar con perspectiva, dar gracias eternas a quienes tanto nos dieron y comenzar de nuevo. La selección volverá a estar en situación de hacer cosas grandes en torneos internacionales, no sabemos si tan grandes pero sí instalarse definitivamente en el imaginario colectivo de los candidatos reales. Y lo hará sin Xavi, Villa y probablemente Casillas, Xabi Alonso o Torres. Casi nada.

españa_despedida
Dicho lo cual, todo pudo dar la vuelta como un calcetín con aquella ocasión de Silva en la jugada anterior al empate de Holanda. La frivolidad del canario respondida por un cabezazo matador de Van Persie. España se diluyó como un azucarillo, surgieron las dudas y las dificultades físicas y mentales y el equipo se desplomó. El partido contra Chile fue una lamentable prolongación del anterior, con cambios insuficientes para salir del atolladero, nula capacidad ofensiva y cabezas agachadas. Eliminación al segundo partido. Asombroso. El partido contra Australia, un bolo de verano en pleno Mundial, no valía absolutamente para nada. Sólo para no hacer aún más duro el regreso.

Holada ha sido la campeona del grupo, se vengó de la derrota contra España en la final de 2010 y se cruzará con México en octavos. Hueso duro pero no es Brasil. Y habrá que ver qué efecto tiene la alegría que ha mostrado Holanda contra los aztecas. Aplastaron en el segundo tiempo a España con fútbol directo, pases largos y abiertos y una velocidad endiablada. Contra Australia sudaron tinta cuando deberían haberse paseado y aprobaron con nota el examen frente a Chile sin poder disponer de Van Persie por sanción. Robben ha asumido el liderazgo y está bordando el Mundial. Pero el entramado defensivo sigue ofreciendo algunas dudas y por ahí decidirá la oranje dónde tiene su techo. De momento evita a Brasil hasta una hipotética final.

Chile dio la talla frente a España y el cara o cruz contra Holanda salió rana. Australia sacó sus nervios y se arriesgó a un empate que habría cambiado por completo el desarrollo del grupo. Se mantuvo y aprovechó la tristeza de España para amarrar una clasificación muy meritoria. El cruce es feo, muy feo, pero Chile, como México, es mal compañero de viaje. Lo que ha brillado Bravo es una noticia agridulce: está muy bien pero le han llegado más de lo que querría Sampaoli. Por cierto, el seleccionador de Chile clavó su predicción: “España no es la misma. La veo un tanto aburguesada”.

Australia ha mejorado en conjunto pero ha involucionado técnicamente. Ya sin Kewell, Viduka, etc, lo confió todo a un Bresciano que físicamente ya no llega pero siguie siendo lo mejor que tiene, y a un delantero que siempre fue centrocampista y que hace tiempo se destapó como gran goleador: Cahill volvió loco a Chile y a Holanda, pero ellos y Leckie son poca cosa para el nivel que había en este grupo y despidió sin pena ni gloria contra España.

El aviso de Arconada

Antonio Galiano | 27 de junio de 2012 a las 13:22

Hubo un tiempo que nuestro acomodo como referente del fútbol mundial lo mismo no nos permite recordar (o no queremos). Un tiempo en el que la pelota daba en el palo y se salía en lugar de entrar. En el que los penaltis a españoles en momentos cruciales no se pitaban. En el que los goles legales se invalidaban. En el que el pie del portero no salvaba in extremis una final, sino que un disparo fácil resbalaba entre las manos de un meta mítico para colarse llorando dentro de la portería. Ese tiempo terminó, pero hay que tenerlo muy presente para disfrutar lo máximo posible del privilegio presente y perpetuarlo.

Puede ser coincidencia, pero también una señal que el fútbol te pone ahí. Este miércoles, en el que España se juega el pase a su tercera final consecutiva de un gran torneo (no es un sueño; sería la tercera final en cuatro años después de dos ganadas) hay una triste efemérides que tiene que hacer al aficionado español sentirse orgulloso de todos los jugadores de su historia y apoyar incondicionalmente a los actuales. Se cumplen 28 años de la final que España perdió con Francia en la Eurocopa disputada en suelo galo por un fallo del portero Arconada, que se confió en un tiro de falta inofensivo del hoy presidente de la UEFA, Michel Plantini. 28 años de que comenzara la maldición de los cuartos de final que asoló a España hasta la Eurocopa de Austria y Suiza.

Ese día, Arconada podía haber salido como un héroe, tal y como hizo Casillas en la final del Mundial de Sudáfrica ataviado con la camiseta que Adidas diseñó para el Mundial inspirada en la indumentaria que el arquero vasco vestía ese día. Lo hizo como villano para convertirse en otro símbolo del otrora derrotismo español junto a futbolistas como Cardeñosa, Míchel, Luis Enrique, Zubizarreta, Joaquín

Por ello en esta inédita etapa de éxitos ha recibido homenajes como el que Palop le tributó en la recogida de la copa en Austria y Suiza, donde el por entonces tercer portero de la selección y héroe del Sevilla más laureado subió para recoger su medalla con la camiseta original que el portero llevaba ese día. Platini tampoco quiso olvidarse de él y le recordó a Iker Casillas al darle el trofeo el qué le quitó a España el triunfo del 84. Una buena historia.

El 27 de junio de 1984, también se inició el periplo de Francia como bestia negra española roto hace sólo unos días con contundencia. Y, curiosamente, la selección se enfrentó también en ese torneo a Portugal en primera fase, con la que sólo pudo empatar. Ese empate sumado a la derrota que la España del breve Iñaki Sáez sufrió también en la Eurocopa lusa de 2004 supone que España nunca haya ganado a los vecinos ibéricos en la fase final de un torneo continental. Otra razón para ganar.

Más para bien que para mal, España ya no tiene miedo a nada. Ella lo causa, aunque no hay que caer en la autosuficiencia. Hay que cerrar los partidos. Contra Francia salió bien, pero los partidos se complican (que le pregunten al Barcelona por qué ha vendido la Liga tan barata este año). Igual que Arconada parecía imbatible, España tampoco se puede confiar con 1-0 por muy superior que sea.

Príncipe de Asturias: ¿Mourinho? ¿Guardiola? Pregunten a Mediapro

Jesús Ollero | 18 de octubre de 2010 a las 14:30

Para que luego digan que la prensa no tiene influencia, durante el fin de semana hemos presenciado el mejor ejemplo de cómo conseguir que se haga algo que contraviene claramente los intereses de los clubes. Con Marca a la cabeza, la prensa capitalina ha conseguido convencer a Florentino para que Mourinho dé marcha atrás en su negativa a dejar participar a los jugadores del Real Madrid en la entrega del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes a la Selección Nacional de fútbol, más que nada porque se celebra la noche del viernes 22 y el equipo juega contra el Racing el sábado a las 20 horas.

Entiendo perfectamente el simbolismo del premio, de la selección, etc, etc, etc, etc, pero parece evidente que el enemigo de la organización del evento no ha sido precisamente Mourinho, ni Guardiola. Fecha prefijada para un prefijado calendario que indica desde julio qué viernes son víspera de partido para los equipos que juegan la Champions. No es el caso (lo que hay es Copa del Rey) pero Barcelona y Real Madrid juegan el sábado por decisión de Mediapro, la que maneja las retransmisiones, para entendernos. El último fin de semana sin ser previa de Champions jugaron ambos el domingo…

Toda la artillería mediática clama contra Mourinho (salvo alguna honrosa excepción que señala directamente al programador de partidos) cuando anuncia que no piensa permitir a ninguno de sus internacionales españoles estar en Oviedo para la ceremonia. Guardiola, con toda la lógica, secunda al portugués y los jugadores más representantivos de la selección, en principio, no están convocados para el Premio Príncipe de Asturias.

Tal es el coñazo que ha estado dando la prensa, deportiva y general, con este tema que Florentino se reunió con Mourinho en un hotel de Málaga y Valdano ya anunció en La Sexta justo antes del Málaga-Real Madrid que Casillas recogería el galardón con el compromiso de regresar en avión privado a la capital de España esa misma noche. Caray, La Sexta, la cadena televisiva del mencionado programador… Mejor un mal arreglo que un buen pleito, debió pensar el portugués. Guardiola mantiene el tipo con una salida a Zaragoza fijada para las 18 horas del sábado, con una prensa bastante menos volcada con la selección y con el temor a no poder contar con Xavi y liberarlo para que acompañe a Casillas: “No va a ir ningún jugador que tenga que jugar el sábado”. Todavía hay quien insiste en culpar a Guardiola

Particularmente defiendo la opción de los técnicos, aunque el desbloqueo ha debido llegar de otra manera y no con esta marejada mediática a mayor gloria de quien no debe tenerla (un sector de la prensa). Es normal que los dos técnicos intenten evitar que alguna de sus estrellas acuda a un acto público la noche anterior a un encuentro y a muchísimos kilómetros de distancia. Cualquier esfuerzo por la selección es poco, muy bien, pero en este caso creo que quien debió empezar a esforzarse por convertir gala y fútbol en compatibles es precisamente la organización de la gala, que ha corrido un serio riesgo de reducir la presencia de la selección a Vicente del Bosque.

“Entre Mourinho y Guardiola, le han asestado un golpe de muerte al Príncipe de Asturias del Deporte. El declive era claro y ahora esto”. Esto decía un auténtico tótem del periodismo nacional, Ramón Trecet, en su twitter. No puedo más que discrepar con el maestro. En todo caso, lo que han hecho es defender los intereses de su empresa como es su obligación. Para defender a la selección y al galardón del órdago de Mediapro debieron intervenir otros, me temo.