Archivos para el tag ‘Fútbol’

El Liverpool abre el debate de los derechos televisivos en Inglaterra

Jesús Ollero | 13 de octubre de 2011 a las 19:27

Parece que la Premier League no es el paraíso de los derechos televisivos que algunos pensaban que era. Como cualquier campeonato nacional, es una suma de casos particulares y de intereses individuales de difícil equilibrio. Así, el Liverpool está sondeando la posibilidad de romper la actual y equitativa baraja para dar un puñetazo en la mesa de negociación colectiva. O sea, desbaratar el modelo que anhelan los clubes medianos en España y cuya revuelta comandó (con un seguimiento irregular y muchas presiones de los poderosos) el presidente del Sevilla.

El Liverpool quiere que los derechos televisivos que se explotan fuera del Reino Unido se negocien de manera individual. Pone el ejemplo de la Liga española como Del Nido pone el de la Premiership para cambiar el español. Vaya…

Pero el Liverpool no lo va a tener fácil. Al contrario de lo que ocurre en España, Chelsea y Manchester United no le apoyan. Prefieren mantener el reparto actual, con desniveles de ingresos infinitamente menores que en España. Al parecer, el resto de clubes potentes (Manchester City, Arsenal, Tottenham) tampoco apoyan al Liverpool.

No es ninguna broma lo que hay en juego. Se espera que el montante de los derechos televisivos en el extranjero a negociar en 2012 supere por primera vez a los que se generan en el propio Reino Unido.

¿Saldará la deuda Falcao?

Antonio Galiano | 23 de septiembre de 2011 a las 18:22

Si recordamos la relación del fútbol colombiano y el Atlético de Madrid, estaremos de acuerdo en que el vínculo es corto y gris,  pero intenso. En la ribera del Manzanares han jugado en los últimos años pocos futbolistas del país sudamericano, pero ninguno -incluido un entrenador- ha pasado desapercibido. La indiferencia siempre se ha roto tirando por lo negativo más que por lo positivo, pero esa deuda parece que va a quedar saldada por fin esta temporada.

La arriesgada apuesta de invertir el jugoso cheque recibido del traspaso de un jugador franquicia como Agüero en otro cuya credencial es haber triunfado en la Liga portuguesa y la Liga Europa -hay menos riesgo si se tiene en cuenta el antecedente de Futre- parece haberle salido bien por ahora al Atlético.

Falcao ya se ha convertido en el nuevo ídolo de la afición marcando cinco goles en dos jornadas y dando la impresión de que el apelativo del El tigre le viene al pelo. También es cierto que las defensas del Sporting y del Racing no pueden ser serias varas de medir, pero la impresión dejada por el ex delantero del Oporto es inmejorable y parece hacer olvidar el tufo de decepción que el irregular fútbol colombiano había dejado hasta ahora en el Calderón.

Entre la historia más triste del Atlético figura el sonado fichaje de Adolfo El tren Valencia. Delantero centro  de la genial e impredecible Colombia de Pacho Maturana, y con un look más propio del jefe de un clan narcotraficante que de un futbolista -como casi todos los colombianos de la época-, el ex goleador del Bayern Múnich llegó a España tras su decepcionante Mundial de 1994, pasado de kilos, con desidia y la puntería perdida.

Se convirtió en uno de esos jugadores que eran motivo de cachondeo hasta cuando marcaba y la expectación inicial pronto se le volvió en contra.

En la hemeroteca quedará uno de los  más memorables  -a la vez que lamentables- legados de Gil. Cansado ya de que el colombiano trincara y no respondiera en el terreno de juego, el irascible presidente dijo al ser preguntado sobre él: “Al negro le corto el cuello. Me cago en la puta madre que parió al negro. Ya estoy harto de aguantar. Cuando no veo actitud me cargo a mi padre”. Y replícale…

Al menos el jugador parece que no quedó traumatizado tras su paso por el Atlético de Madrid y hace algunos años se parodiaba a sí mismo con Prosinecki en una campaña publicitaria de una marca de coches. Lo mejor que dejó en España, sin duda.

La otra gran decepción colombiana de ese año fue la de Pacho Maturana. El técnico ya había entrenado en la Liga al Valladolid, entre 1990 y 1992, y había llevado a su selección a los mundiales de Italia y Estados Unidos. Tuvo el valor de traerle a Valencia como regalito a Gil y  no duró ni una temporada: fue sustituido por Jorge d’Alessandro a mitad de año.

 Maturana tampoco supo manejar una plantilla en la que ya figuraban algunos pilares del que a la siguiente temporada se convertiría en el equipo campeón de la Liga y Copa del Rey. A esto se unió la permanente presión a la que lo sometía Gil, que ya arrastraba su fama de liquidador de entrenadores. Su proyecto fue el enésimo fracaso del presidente.

El penúltimo episodio colombiano en el Calderón sigue sin cerrarse y es lo mejor de lo peor hasta la llegada de Falcao. Se trata de Luis Amaranto Perea, actual segundo capitán del equipo y el extranjero con más partidos jugados de rojiblanco. Con características más propias de un velocista que de un futbolista, el defensa encarna la esencia atlética; es capaz de lo mejor y lo peor.

 Tiene la capacidad táctica y el toque de un alevín, pero su rapidez y contundencia le sirven para corregir sus propios errores y los de sus compañeros. Pero ni eso compensa la sensación de inseguridad que da y que retrata a la defensa atlética del último lustro. El Barcelona puso sus ojos en él a pesar de todo. Incluso sonó un trueque en el que se ofrecía a Iniesta a cambio… Da escalofríos sólo de pensarlo.

Con un apellido atípico para un colombiano -soy de los que le creía un brasileño desconocido hasta no hace mucho-, Falcao tiene la oportunidad de ofrecer la enésima esperanza a una afición y de entrometerse en una lucha goleadora que parece más reservada para Messi y Cristiano. No recuerdo un impacto tan fulgurante de un delantero en la Liga desde la llegada de Romario, Ronaldo o Vieri.

Más allá de eso, también puede de paso maquillar el recuerdo dejado por su fútbol patrio en España y erigirse en el redentor de otros personajes que se arrastraron por aquí como Rincón -luego detenido por tráfico de drogas-, Aristizabal o Córdoba. Nunca es tarde para hacerles y hacerse el favor.

Balotelli, ese ¿profesional?

Jesús Ollero | 25 de julio de 2011 a las 20:11

Es posible que ya lo hayan visto, pero no me resisto a compartirlo. Todo lo que vean en el vídeo es inclasificable. El hecho, los gestos, los aspavientos, discutir con el entrenador que le fichó, desobedecer… En fin. Lo ven y luego siguen.

Me he planteado recapitular toda la sarta de estupideces que viene coleccionando ese presunto futbolista llamado Mario Balotelli, pero sencillamente me niego. No por ser hincha del Inter, que ya me parece suficiente motivo, sino por no darle más importancia a un personaje que no se toma el fútbol en serio y que desprecia los códigos más elementales de un deporte del máximo nivel (también económico, que el chico cobra una barbaridad). Mejor lo dejo en un par de enlaces (El díscolo Balotelli, Mario Balotelli lado B) para quien quiera saber más sobre este elemento, del que procuraré no volver a hablar en lo que le quede de carrera.

Etiquetas: ,

Lotina se desmelena

Jesús Ollero | 13 de julio de 2011 a las 20:16

Para que luego digan que las conferencias son aburridas. Hay de todo. De hecho, son mucho mejores que la mayoría de las ruedas de prensa, en las que el abuso de los clichés saca de quicio a cualquier persona inteligente. Parece que una conferencia no es una intervención pública, pero en el fondo lo es. La gran diferencia es que no hay un grupo de periodistas deseando que la cagues para afilar grandes titulares. O sí…

Miguel Ángel Lotina me ha merecido siempre el máximo respeto. Es triste como un funeral, pero el tipo sabe. Nunca tiene la culpa de nada, pero eso también lo hacen otros y nadie les critica por ello. Ha hecho malabarismos en todas partes, y cuando sus equipos han bajado es porque tenían que bajar. En el Deportivo los malabarismos no han sido una excepción, como hizo antes Caparrós una vez que se puso el punto final a la época gloriosa. Este descenso seguramente ha sido el único injusto de su carrera (Logroñés, Celta, Real Sociedad y Deportivo), al margen del dolor romántico que causa ver en Segunda División al último campeón surgido más allá de las metrópolis.

No sólo no desapruebo lo que recoge este vídeo de una intervención de Lotina en Lugo, sino que me parece sanísimo. Ya está bien de idealizar al futbolista. El futbolista tiene defectos y, lo peor, los mantiene toda su carrera. Paños calientes no, gracias. Caretas fuera, por favor.

Dijo Lotina que Juan Domínguez tiene serios problemas para hacer llegar el balón a la portería contraria incluso sin portero. Y que Manuel Pablo (ojo, internacional antes de su gravísima lesión) ha puesto un buen centro en cuatro años y que con 35 no iba a aprender. Coñas aparte, ¿lo sabrá él mejor que nadie?

Pase que no sea del todo justo que personalice en dos jugadores cuando en su plantel habrá alguno con más responsabilidad en el desastre que los dos mencionados –los ponía siempre…–, pero sincerarse puede estar justificado cuando el Deportivo un año antes estuvo a punto de ir a Europa con la misma plantilla.

Lotina, en una entrevista en Deia, habla clarito clarito.

“El Depor es un club atípico. Eso sí, el presidente Lendoiro jamás me engañó. Lo que había me lo dijo desde el primer día y en esas condiciones yo fui renovando. Pero sí es una entidad que ni en Primera, ni en Segunda, existe como tal en cuanto a su funcionamiento. No hay un seguimiento de jugadores como lo pueden hacer el resto, no hay gente que se dedique a realizar informes de los rivales. Todo eso es lo que está pagando aunque, aun siendo importante, eso no ha influido tanto en el descenso”.

Sobre el periodismo de trinchera: “Nunca lo he entendido. Es imposible ser coherente y llevarte bien con todo el mundo porque hay parte de la prensa que no acepta ese trato igualitario. Quieren que hables con ellos, que vayas a comer, les cuentes las alineaciones… Y si no, se te ponen en contra. Es con esos con quienes he tenido dificultades en todas las ciudades. Funciona así en todos los sitios. Yo, si me invitan, voy; y si cojo el teléfono, a todos o a nadie. Alguno desea que hables con él pero no con los demás. Y después están las tertulias con sus predicadores. Predicar es lo más fácil pero repartir trigo… Hay mucho exjugador, exentrenador, exárbitro… metido a analista. Como al final todo es teatro, igual hasta nos viene bien”.

Igual Lendoiro, que hace perfectamente en indignarse con los equipos que se acogen a la Ley Concursal, estaba amortizando demasiada deuda anual, hasta situar al Deportivo entre los tres clubes de Primera con menor margen para contrataciones y sueldos. Entre otras cosas, porque esa deuda la contrajo él y permitió que el Deportivo fuera un grande de Europa.

La Liga Concursal

Jesús Ollero | 9 de junio de 2011 a las 14:14

Cuando todavía no nos hemos acostumbrado a llamarla Liga BBVA el cuerpo ya pide cambiarle el nombre a la mejor liga del mundo. O por lo menos, a la más deudora. También es la que más Champions gana, pero eso queda reservado para los dos clubes que manejan el panorama gasten lo que gasten, que siempre habrá entidad financiera que soporte los mastodónticos créditos para inversiones como Kaká o Ibrahimovic, superiores a la deuda de la gran mayoría de entidades declaradas en suspensión de pagos.

Agapito Iglesias, presidente del Zaragoza, último club en acogerse a la Ley Concursal / Efe

Agapito Iglesias, presidente del Zaragoza, último club en acogerse a la Ley Concursal / Efe

En Europa hay 22 clubes sujetos a Ley Concursal y 21 son españoles. El Portsmouth inglés es la excepción. Betis y Rayo, los dos ascendidos de momento, están en Ley Concursal. Y lo están o han estado Las Palmas, Sporting, Recreativo de Huelva, Xerez, Granada, Albacete, Celta, Córdoba, Levante, Málaga, Mallorca, Hércules, Real Sociedad, Zaragoza… Y más abajo languidecen Cádiz, Jaén, Lleida, Oviedo, Cultural Leonesa, Alavés…

Los datos de deuda de 2009 eran ya ciertamente alarmantes: El Valencia lideraba el ranking con unos asombrosos 550 millones. Real Madrid y Atlético le seguían con 400 y 300 millones respectivamente. El Barcelona contabilizaba 189 (ahora reconoce una deuda neta de 300). Del Madrid mejor no preguntar, pues ese dato es anterior al macrocrédito de Caja Madrid. Todo apunta a que ya lidera la tabla de deuda. Deportivo y Villarreal presentaban deudas del mismo porte (160 y 150), antes de un profundo escalón donde aparecían ya Betis (55), Espanyol (45), Mallorca (40), Osasuna, Athletic y Racing (35), Valladolid (30), Getafe (25), Sporting (18) y Málaga (16). Nótese que solo constan equipos entonces en Primera.

El Zaragoza, que esa temporada ascendió, acumula una deuda ampliamente superior a los cien millones. Y el Valencia la está reduciendo a lo bestia con una venta tras otra. Y así puede tirarse años, arruinado por una crisis del ladrillo que paralizó su cambio de estadio. El Espanyol aún no contabilizaba su nuevo estadio (ahora se cifra la deuda en 165 millones). Levante (61 millones) y Real Sociedad (47 millones) estaban en Segunda.

Un periodista gallego me comentaba este invierno que el Deportivo estaba liquidando deuda a un ritmo tal que le convertía en el club con menor margen para fichar y pagar sueldos tras el Levante de toda Primera División (hablaba de un ritmo de 30-35 millones por año entre deuda e intereses que con el descenso va a ser imposible mantener). El Betis la ha incrementado, según los administradores concursales, hasta 84. El club coruñés. en cambio, ha reducido la deuda bruta a la mitad.

El problema grave de todo esto es que la bola de nieve es imparable y salpica a terceros. Decía Ruiz Mateos ya en los 80 que el problema no era deber mucho, era deber. En el momento en que se debía, no había mayor contratiempo por deber mucho siempre que pudieras refinanciar. Sin duda, los clubes no han tenido el mayor reparo en multiplicar su deuda, abocando al fútbol español a un segundo plan de saneamiento que, da la impresión, no se va a producir porque el Estado no se puede permitir condonar tal deuda con la carga social que ahora mismo soporta la Hacienda Pública. Si la deuda toda del fútbol español se cifra en unos tres mil millones de euros, más de 600 son con Hacienda y la Seguridad Social.

No se debe permitir crear dos clases sociales entre los clubes que pagan y los que no. Los que deben son tantos y deben tanto que pueden acabar arrastrando a los todavía saneados. Y por favor, no pongan de ejemplo al Celta y al Sevilla del verano de 1995. Es injusto e inexacto (ojo, el Sevilla es el único equipo de la parte alta cuya deuda es inferior al presupuesto, y nada menos que seis veces inferior). Y el marco legal es distinto. Los responsables son los dirigentes, tanto políticos como del deporte. De entonces y de ahora, que a ver quién es el gobernante que tiene lo que es necesario tener para poner orden en este carajal. No creo que en otros países la situación económica sea mejor, pero sí hay más control.

PD: Para los que todavía no entiendan bien qué es la Ley Concursal. A grandes rasgos, el concurso de acreedores es una fórmula legal que permite evitar el vencimiento de deuda (o sea, no pagar a quienes debes dinero de forma inmediata sin acabar en los juzgados) a cambio de un compromiso del pago del porcentaje de la deuda que marquen los administradores concursales en un plazo determinado y la proyección del pago del resto de la deuda en un margen superior mediante un plan de viabilidad. Limita movimientos financieros y obliga al pago de los compromisos adquiridos durante el concurso.

Chantaje

Jesús Ollero | 11 de febrero de 2011 a las 18:40

astiazaran1

Entendamos, si aún alguno no lo ha hecho, que los clubes son empresas. Em-pre-sas. El apego a los colores está muy bien y sigue siendo la base del día a día de las sociedades (¿he dicho sociedades? Sí, sociedades, nada de clubes), pero es una premisa de hace veinte años que, abriéndose la segunda década del siglo XXI, ya no es válida. Pero de ahí al órdago de la Liga de Fútbol Profesional…

Tengo dudas, muchas, de la conveniencia de optar por el modelo yanki de franquicias, de forma que las categorías profesionales del fútbol español estuvieran cerradas y únicamente la llegada de un nuevo propietario (léase el magnate hindú que ha comprado el Racing de Santander) pudiera propiciar que la Cultural Leonesa resucitara y ocupara el lugar de clubes con decenas de millones de deuda y una imposibilidad manifiesta de saldarla a medio plazo (el Zaragoza es de los mejores ejemplos). Viene el clásico titán del petróleo que veraneaba en Marbella, compra el Zaragoza, el Deportivo o el Hércules y se lo lleva, pongamos, a Sotogrande. Podría ser, pero no encaja en nuestra forma de ver las cosas, ¿verdad?

Si este fuera el paisaje del fútbol español entendería que José Luis Astiazarán, ese presidente de apariencia impecable que arruinó a la Real Sociedad y ahora preside la patronal de clubes, pudiera permitirse el lujo de amenazar, sí amenazar, con parar la Liga BBVA si no se atienden sus reivindicaciones. ¿Qué reinvindican? Pues nada menos que el fin del fútbol en abierto para, con los beneficios extra, sufragar sus 200 millones de deuda con el Estado.

No me parece ni mucho ni poco un partido en abierto a la semana. Simplemente me parece la garantía de que el deporte más seguido del país, el único capaz de generar un volumen importante de ingresos y suponer un fuerte impacto económico, llegue a todos los hogares del territorio nacional. Esos hogares que, con sus impuestos (suena demagógico pero es así) sufragaron los desmanes de los mismos dirigentes (deudas con la Seguridad Social, con Hacienda, etc…): el famoso Plan de Saneamiento. Y costean, de forma indirecta, una parte muy considerable de los presupuestos de las sociedades anónimas deportivas.

Ya que tres cuartas partes de los clubes profesionales españoles (tirando por lo bajo) están abocados a suplicar un segundo Plan de Saneamiento (la Ley Concursal les está viniendo muy bien para prolongar agonía dejando de pagar sus deudas temporalmente), que la LFP se descuelgue planteando hacerse cargo de toda la deuda a cambio de eliminar el partido en abierto es una trampa. Y que si no hay “avances concluyentes” en esta materia no habrá fútbol el 2 y 3 de abril (jornada 30), es directamente un chantaje.

Muy bueno. Fantástico. Esgrime Astiazarán que no quieren acabar con el partido en abierto, sino con la obligación de emitirlo. Falacia. Dice que se seguirá emitiendo en abierto Champions y Copa. ¡Estaría bueno! ¡Si no dependen de la LFP! ¡Dependen de UEFA y RFEF! Le ha faltado decir que también se verá a la selección. Vaya estilo… Vaya nivel…

Recuerdo el famoso interés general. Tiene sus pegas, pero el interés general nos ha permitido ver a la selección española ganar Eurocopa y Mundial sin tener que pagar. Ojo, la selección depende de la Federación y la Federación se autofinancia, y no recibe de los PGE más que un 2% de su presupuesto. Otra cosa es el deber moral de permitirnos ver a la selección en abierto. Pues ese interés general no ha impedido que, de manera clamorosa, los operadores de pago se comprometan a emitir siempre al Real Madrid o al Barcelona (que son los que realmente le hacen pupita a la mayoría de aficionados). Parece razonable alternar, pero este sistema provoca que, por contrato, cualquier cruce de Liga entre ellos sea de pago. Querámoslo o no, el famoso 5-0 en lunes es el primer paso hacia el apagón futbolístico.

Seguramente, los clubes debería medir mejor los riesgos. Ahora mismo reciben unas cantidades espectaculares por derechos televisivos (puede que mal repartidas, pero espectaculares al cabo), que se añaden a los porcentajes de quinielas (oiga, eso es el Estado, o sea, usted) y a multitud de conceptos (patrocinios, convenios, etc, con instituciones públicas). Dicho lo cual: fútbol de pago=autofinanciación exclusiva. Se acabaron las subvenciones, los créditos blandos, las prebendas urbanísticas de los Ayuntamientos (recalificaciones, entre otras), los patrocinios de los gobiernos autonómicos a través de empresas públicas, la entrada de instituciones en los accionariados, ¿no? ¿Se acabó, señor Astiazarán? Por que si no se acaba, el chantaje que ustedes pergeñan tiene un nombre todavía más feo. Pero que muy feo.

El sentido del ridículo

Jesús Ollero | 3 de enero de 2011 a las 13:39

Asistimos impasibles al enésimo ridículo del fútbol que dice ser la referencia mundial de todos los universos. Asombroso el papelito de LFP y AFE con la jornada que estrena el año y que les está dejando con algo al aire que debaría estar bien tapadito. Es de suponer que los implicados estarán segurísimos de la conveniencia de todo lo que hacen. Una vez superado el sentido del ridículo, nada les detiene.

Resulta que, una vez programada (me refiero a la definición de horarios, mayormente telvisivos, tema además que viene apestando todo el curso) esta extraña jornada del 2 y 3 de enero, el sindicato de jugadores saca a pasear un convenio colectivo que señala el 2 de enero como festivo. Normal, es domingo. Y los domingos, ya se sabe: paella, cervecita y familia. ¿Fútbol? No hombre, fútbol no. Eso queda para la mañana de Reyes, con los niños tirando del pantalón a los padres porque no les hacen caso y le quieren enseñar su nuevo juguete; el padre, claro, está viendo la Copa, el Getafe-Betis en este caso, que para eso el Betis supera al 80% de los equipos de Primera en pinchazos televisivos.

Volviendo al caso. Media un juez y pide un arreglo amistoso habida cuenta de que los futbolistas forman “un colectivo privilegiado”. El abogado de la AFE contesta, con toda la lógica, que una cosa es lo que cobran y otra la defensa de los derechos. Juraría que los controladores decían exactamente lo mismo…

asenjo1

(El portero Sergio Asenjo, presentado con el Málaga el 29 de diciembre. No pudo jugar el 2 de enero. / Efe)

Mientras debatimos a partir de qué sueldo se pierden los derechos, el caso es que al final hubo fútbol el día 2. Ojo que se sabía desde mitad de julio, pero la AFE lo denunció la última semana de diciembre. Ya decía Tim, el seleccionador de Perú en España’82, que el fútbol es una manta corta: te tapas la cabeza o te tapas los pies. La maniobra del sindicato forzaba a alargar la liga una semana completa, pues toda la jornada el día 3 iba contra la normativa al haber Copa el día 5 y no transcurrir el plazo que fija la normativa (un plazo que, por cierto, se han saltado alguna vez a conveniencia).

AFE traga, se queda con aquello al viento y la LFP gana. Y ganando, se queda igualmente con el tema ventilado. Resulta que la Federación permite a los clubes fichar a partir del 1 de enero, pero el plazo hábil comienza el 3… O sea, que la Liga obliga a jugar el día 2 a equipos que no pueden inscribir a sus fichajes (el Málaga tiene unos cuantos…), pero el 3 sí porque ya es laborable… En fin. Igual habría sido bueno que la AFE se saliera con la suya y, al menos, salieran todos perdiendo de forma equitativa. Incluso la tele, que esa sí que no pierde nunca.

Iniesta, el oso y el Balón de Oro

Jesús Ollero | 15 de diciembre de 2010 a las 18:59

balon-de-oroCuando España ganó el Mundial y la FIFA cometió la tropelía de elegir a Diego Forlán como el mejor jugador del torneo (no digo que no fuera de los mejores, pero en fin, el tema no aguanta una discusión seria), nadie se planteaba que el Balón de Oro de France Football no recayera en un futbolista español por segunda vez en la historia (Luis Suárez es el único aunque en el palmarés oficial Di Stéfano conste como español). Lo que ocurre es que, salvo el Mundial, el año natural de Leo Messi es espléndido. Eso es indiscutible, pero el Mundial tiene que pesar lo que pesa un Mundial y que el debate esté entre Xavi e Iniesta.

Como entiendo que Xavi es el mejor futbolista que jamás haya dado España, mi voto es para él. No puede haber premio mayor en la vida de un futbolista que marcar el gol que decide un Mundial, como le ocurre a Andrés Iniesta, pero lo de Xavi de verdad que es capítulo aparte.

Todo esto viene a cuento de un vídeo que ha grabado el manchego para la campaña de Navidad de Gol Tv. Tiene una pinta espectacular, pero no devuelvan al oso a su dueño por si acaso, no sea que tengamos que requerir sus servicios en el caso de que a alguien se le ocurra atropellar por segunda vez al fútbol que domina el mundo y ningunearlo de forma tan indigna.

PD: Oso aparte, baste repasar el palmarés del Balón de Oro para comprobar que, salvo los años en los que los jugadores no europeos no podían optar al galardón (hasta 1995, Weah), el Mundial ha ido directamente vinculado al premio. Los últimos premiados en años mundialistas han sido Cannavaro (2006), Ronaldo (2002) y Zidane (1998), como antes lo fueron Rossi (1982) o Matthäus (1990). Belanov (1986) y Stoitchkov (1994) coincidieron con el mejor Maradona (86) y el Brasil más eficaz (94). Ahí va el making off del oso.

Mundial 2018: Ojo con Rusia… y el euro

Jesús Ollero | 1 de diciembre de 2010 a las 13:02

fifa1

Ojo con Rusia. Ojo porque es imprevisible, porque hará lo que esté a su alcance (y lo que no) para organizar el Mundial 2018 y porque la línea que está siguiente la FIFA en sus últimas concesiones apunta directamente a los Urales.

España y Portugal andan confiadas porque se saben poseedoras de un número muy importante de apoyos para la votación de la sede de 2018. El suelo de la candidatura se estima en diez votos de los 22 totales, con lo que únicamente habría que recaudar dos en las rondas sucesivas entre los delegados que hayan apoyado opciones que queden eliminadas.

Lo único que parece garantizado es que no habrá designación en la primera votación. Por lo menos, no contra España. Inglaterra cuenta con varios apoyos muy fieles y Rusia, insisto, es imprevisible. La cuestión es calibrar si los apoyos de Inglaterra, si se queda por el camino, no van a ir a parar en bloque a Rusia por una razón quizás demasiado sencilla: ha inundado de pasta la Premier League hasta convertirla en la primera potencia económica del fútbol mundial.

El concepto geoestratégido perjudica a España-Portugal, entiendo. Rusia se estrenaría en torneos de este calibre, como lo hizo Sudáfrica y como lo hará Brasil. España e Inglaterra tuvieron su ya lejano momento y quizás por la lejanía no es un factor en contra.

Por cierto, Holanda-Bélgica es la cuarta candidata, aunque nadie le da posibilidades.

Económicamente, el impacto del Mundial al valor de hoy se estima en 6.500 millones de euros. En la candidatura ibérica, 2.100 corresponderían a Portugal y el resto a España. Con la que está cayendo, resultaría un pilar tremendo para sostener dos economías al borde del precipicio. Habrá que ver si este motivo ablanda a enemigos consabidos como Platini, presidente de la UEFA. Rusia también opta al 2020, pero dos europeos seguidos…

Puede que haya en juego mucho más que un Mundial de Fútbol.

A continuación, parte de la labor de promoción de las distintas candidaturas. Cada uno que saque sus conclusiones.

España-Portugal

http://www.youtube.com/watch?v=jh8PTToHLZ0 http://www.youtube.com/watch?v=JYYxhFO4pa8&NR=1

Rusia

Inglaterra

Holanda-Bélgica

A hacer puñetas el modelo

Jesús Ollero | 30 de noviembre de 2010 a las 12:04

campnou

Semanas de incesantes análisis, discursos grandilocuentes por parte y parte, bravatas y demás, y al final sólo un equipo en uno de los Barcelona-Real Madrid más desiguales que recuerdo, cuando se esperaba justo lo contrario. Sin buscar culpables, porque en este tipo de situaciones se cometen serias injusticias señalando a unos o a otros, entiendo que Mourinho ha sucumbido en cierta medida a los empalagosos elogios de la prensa madrileña-madridista olvidando las dos formas básicas de encarar el potencial del Barcelona.

La baja de Higuaín, indudablemente, trastoca toda la forma de jugar del Madrid y posiblemente imposibilita una presión eficaz arriba. No es Özil el elemento que mejor siga la presión que ha vestido de blanco, que digamos, y Cristiano Ronaldo bajó los brazos muy pronto viendo que Benzema no le seguía y que Di María estaba muy hipotecado con Alves.

Introducir a Benzema en lugar de a un centrocampista fuerte y físicamente espectacular como Lass Diarra fue el principio del fin del Madrid. Guardiola fue fiel a sí mismo. Mourinho lo fue al Madrid de esta temporada, pero no a Mourinho. Con Lass habría obtenido igualdad de número por el centro y mayor capacidad para controlar a Xavi, muy cómodo con Busquets e Iniesta cuando Xabi Alonso sólo tiene cerca a Khedira y la salida de balón del alemán parece insuficiente.

Si la presión adelantada es poco viable, al menos aguantar el tipo en el centro del campo. Esa premisa no se dio y Mourinho tampoco quiso cargarse a Özil o Benzema con un cambio que a los veinte minutos, con 2-0, era un clamor. El Barcelona estuvo siempre comodísimo y cualquier intento por apoyar la sangría por el centro se convertía en un pase abierto para buscar la espalda, amplísima, de Sergio Ramos y de Marcelo.

Conste que hablar después de lo que se ha visto tiene poco valor y que es posible que Mourinho sea capaz de convertir este palo en un punto de rebote. El Barcelona es el equipo más brillante del fútbol moderno (entiéndase el inicio del fútbol moderno en el Milan de Sacchi) y pocos han conseguido frenarle. Mourinho ya lo hizo. Pero no así. Quiso hacerlo como se espera que lo haga el Madrid en lugar de hacerlo como se espera que lo haga Mourinho.

El Barcelona tuvo el viento de cara en momentos clave –los dos primeros goles no son razonables a este nivel, puede haber penalti a CR7 con 2-0, Villa sentencia en posición dudosa…– pero era cuestión de tiempo que derribara al oponente y que lo hiciera con contundencia. Es evidente que el nivel futbolístico azulgrana es superior, pero la capacidad de equilibrar defensa y ataque del Madrid le situaba en un estadio parejo. Si el ataque no funciona porque no se huele el balón y se defiende adelantado sin guardar la línea, el resultado es el duelo más descafeinado de los últimos años: busquen una cita de este porte que estuviera resuelta en veinte minutos.

“Es una derrota muy fácil de digerir”, dijo Mourinho. No creo que el madridismo piense eso, ni el barcelonismo tampoco. “Si ganamos, mañana será martes; si perdemos, mañana será martes”, señaló la víspera. Vaya martes… Guardiola, a lo suyo, habló de cantera y de humildad, elogió al Madrid y vaticinó una Liga apretada hasta el final. Mourinho miró hacia dentro y puede que este 5-0 tenga sus consecuencias (Sergio Ramos, Khedira, Benzema…) Esperemos que la Liga aguante la emoción bastante más que el duelo del Camp Nou.

PD: Volvamos al título. Lo mejor es enemigo de lo bueno. Lo bueno es mantener el ideario de un equipo. Ayer, lo mejor era otra cosa. A hacer puñetas el modelo, pues.

Resumen del partido

El pique con Cristiano Ronaldo por su empujón a Guardiola

El 5-0 de la temporada 93-94