Archivos para el tag ‘manchester city’

Vuelve el ‘otro’ de Manchester

Antonio Galiano | 24 de octubre de 2011 a las 18:13

El dinero no da la felicidad, pero no cabe duda que ayuda a conseguirla. El ejemplo más claro es que no puedo imaginarme hoy un hombre más contento que un aficionado del Manchester City. Bueno sí, uno del Levante, pero es una felicidad diferente. El equipo español vive en un lugar que nunca ha catado y que sabe que no le corresponde; el City, tras años de conformarse con no pasar apuros o ascender de categoría, se ha permitido el gustazo de humillar a domicilio a su eterno rival y ve el futuro con perspectivas de convertirse  en otro Chelsea -y sin tener un Mourinho en el banquillo-.

No sé si hay comparación del todo precisa, pero lo que pasó el domingo en Old Trafford puede ser equiparable, salvando las distancias, a que el Atlético de Madrid o el Inter de Milán le endosaran un 1-6 al Real Madrid o al Milan, aunque en otro tiempo hubiera sido más bien al contrario. Hay aficionados que desconocen que el City no es el nuevo rico de la ciudad -más bien el viejo-, ya que, por historia y afición, siempre ha sido el primer club de Manchester.

El City ha pasado los últimos 25 años a la sombra de la meteórica progresión del United de Alex Ferguson. Los más jóvenes sólo hemos visto como el que creíamos el único Manchester relevante se convertía en el equipo más fuerte de la Premier y una potencia europea. Pero sin profundizar demasiado en el pasado, hasta mediados de los 70, fecha en la que empezó su declive el City, el United tenía una afición mucho más pequeña que había ganado algunos adeptos por el trágico accidente en el que murió su plantilla al completo en 1958.  A partir de los 80 -más aún en los 90- el City se convirtió en un equipo ascensor que incluso llegó a bajar a la tercera división -único equipo inglés con títulos europeos en hacerlo-. Pero todo eso parece haberse acabado con la llegada del grupo inversor de los Emiratos Árabes que ahora es su propietario.

Así es como el segundo equipo de Manchester es ahora de nuevo un club de moda en Europa. No sólo se permite el lujo de arrebatarle los mejores jugadores del continente a los equipos más potentes, sino que lo que le sobra -algunos futbolistas que serían titulares indiscutibles en muchos equipos de élite- lo cede o lo malvende sin ningún tipo de tapujo. Para enterdernos, es como un  conjunto armado por un niño que ficha en un videojuego, porque si no, nadie comprende que se junte a Balotelli, Tévez, Adebayor o Robinho sin tener en cuenta la salud del vestuario o que se haga de Yaya Touré el jugador mejor pagado de la Premier. Vamos, la versión cutre y magnificada del Florentino de los galácticos.

Tras cuatro años de derroche y de pruebas de entrenadores, el equipo parece haberse consagrado donde más lo necesitaba. Es cierto que el resultado del derbi hasta el minuto 81 no era tan escandaloso -sólo un 1-3-, pero el baño de juego si lo fue. La cara de Ferguson al final del partido, nada acostumbrado a estos ridículos, lo decía todo. No recuerdo un resultado que me llamara tanto la atención en contra del United. Sin embargo, si juntas a gente como Silva, Agüero, Balotelli -con todo lo loco que esté- y un rematador como Dzecko, a poco que se centren y se ajusten, el resultado es demoledor.

¿Es realmente el City un equipo que se puede hacer un grande de Europa o se quedará en experimento? Si Mancini, que deja  serias dudas como entrenador y como gestor de vestuarios, hace lo que tiene que hacer, los celestes tienen todas las papeletas de ser este año campeón en Inglaterra y madurar en la Champions como posible discutidor de la aparente supremacía de Madrid y Barcelona.

La fórmula no parece muy complicada: que jueguen Silva y Agüero y nueve más y que el dinero no se acabe, claro. Aunque los gérmenes de vestuario -como Tévez o el impredecible Balotelli- o los que puedan llegar con esa política indiscriminada de fichajes presentan el riesgo de estropearlo todo. Ahora que el talento parece haberse asociado, a poco que haya una buen plan para regular los egos y las cabezas semiperdidas -las declaraciones de Silva sobre Del Bosque tampoco anuncian que esté muy centrado- no se pudrirán sus aspiraciones. Si es así, los aficionados del City pueden volver a disfrutar de muchos lunes felices y reclamar con justicia su lugar a los ojos de los que creían que en Manchester sólo lucía el rojo diablo.

Castigado sin hueso

Antonio Galiano | 6 de octubre de 2010 a las 0:03

Nigel de Jong se ganó un hueco en el post sobre las peores entradas siendo curiosamente el único de los que figuraban en él que no había causado una lesión grave con su patada. Dos semanas después ya tiene una sonada rotura en su haber, y no es la primera, aunque por ésta ha sido castigado desde donde menos cabía esperar.

El perro de presa holandés que pateó el pecho de Xabi Alonso ha sentado un precedente de dudoso honor: ha fracturado su segunda pierna en menos de un año. El primer peroné que guardaba como trofeo es el del internacional estadounidense Stuart Holden, al que cazó el pasado marzo en un amistoso preparatorio para el Mundial de Sudáfrica. Ahora suma otro y añade una tibia tras atacar la pierna izquierda del joven francés Ben Arfa.

Y es que la permisividad de los árbitros ha dejado sin la sanción ejemplar debida a este individuo en las tres acciones más polémicas que se le conocen (en la última no vio ni amarilla) y su seleccionador ha sido el que irónicamente le ha parado los pies sacándolo de la convocatoria naranja para dos partidos oficiales a modo de castigo presumiblemente temporal. Como el que castiga a un perro que adiestra sin un hueso, una galleta o cualquier premio.

No es broma, Bert van Markwijk, el mismo que promovió entre sus jugadores el juego duro para intentar frenar a España durante la final del Mundial. El que tuvo el descaro de protestar al árbitro al término de un encuentro que su equipo debería haber acabado al menos con ocho jugadores. Ese, ahora se erige en defensor del juego limpio y da una lección a este Terrier (como lo apodan los aficionados ingleses) que frecuenta el mediocampo del Manchester City. Equipo que por cierto le ha propuesto subirle el sueldo tras el incidente con Ben Arfa.

La decisión del técnico holandés es admirable y debería ser adoptada por más de un entrenador . Van Markwijk no es el más apropiado para hacerlo. De acuerdo. Probablemente tema más por los excesos que De Jong pueda tener en los entrenamientos o incluso por el prestigio del juego alegre holandés, que él mismo se encargó de poner en evidencia durante el último campeonato Mundial (y más concretamente en la final), pero aquí se ha portado. Hay que reconocerlo.

El castigo sienta un precedente que debería servir de ejemplo para acabar con los vicios de más de un rompepiernas. Está visto y comprobado que los colegiados no pueden cortar este tipo de juego duro (más bien criminal) y que luego las sanciones, la mayoría de las veces, son insuficientes. Pues que sean los propios entrenadores los que hagan un ejercicio de responsabilidad y tomen medidas contra sus jugadores más duros cuando se extralimiten. Que piensen en que cualquiera de sus futbolistas pueden sufrir en sus piernas las maldades de otros (sirva de ejemplo la lesión del Kun Agüero y la de Messi luego causada por Ujfalusi).

Vale, esto es más una quimera propia de un equipo de infantiles que otra cosa, puesto que no conviene que un defensa dude a la hora de entrar a un contrario, pero jugadores como De Jong no demuestran tener más cabeza y menos instinto que los niños que juegan en esa categoría. Por ello y por el bien de un fútbol sin manchas de sangre como las que dejan las botas del Terrier, el que pueda debe castigar como pueda este tipo de juego.

Las entradas de De Jong a Holden, Alonso y Ben Arfa

http://www.youtube.com/watch?v=d75BjzlheKQ