Archivos para el tag ‘prensa’

A hacer puñetas el modelo

Jesús Ollero | 30 de noviembre de 2010 a las 12:04

campnou

Semanas de incesantes análisis, discursos grandilocuentes por parte y parte, bravatas y demás, y al final sólo un equipo en uno de los Barcelona-Real Madrid más desiguales que recuerdo, cuando se esperaba justo lo contrario. Sin buscar culpables, porque en este tipo de situaciones se cometen serias injusticias señalando a unos o a otros, entiendo que Mourinho ha sucumbido en cierta medida a los empalagosos elogios de la prensa madrileña-madridista olvidando las dos formas básicas de encarar el potencial del Barcelona.

La baja de Higuaín, indudablemente, trastoca toda la forma de jugar del Madrid y posiblemente imposibilita una presión eficaz arriba. No es Özil el elemento que mejor siga la presión que ha vestido de blanco, que digamos, y Cristiano Ronaldo bajó los brazos muy pronto viendo que Benzema no le seguía y que Di María estaba muy hipotecado con Alves.

Introducir a Benzema en lugar de a un centrocampista fuerte y físicamente espectacular como Lass Diarra fue el principio del fin del Madrid. Guardiola fue fiel a sí mismo. Mourinho lo fue al Madrid de esta temporada, pero no a Mourinho. Con Lass habría obtenido igualdad de número por el centro y mayor capacidad para controlar a Xavi, muy cómodo con Busquets e Iniesta cuando Xabi Alonso sólo tiene cerca a Khedira y la salida de balón del alemán parece insuficiente.

Si la presión adelantada es poco viable, al menos aguantar el tipo en el centro del campo. Esa premisa no se dio y Mourinho tampoco quiso cargarse a Özil o Benzema con un cambio que a los veinte minutos, con 2-0, era un clamor. El Barcelona estuvo siempre comodísimo y cualquier intento por apoyar la sangría por el centro se convertía en un pase abierto para buscar la espalda, amplísima, de Sergio Ramos y de Marcelo.

Conste que hablar después de lo que se ha visto tiene poco valor y que es posible que Mourinho sea capaz de convertir este palo en un punto de rebote. El Barcelona es el equipo más brillante del fútbol moderno (entiéndase el inicio del fútbol moderno en el Milan de Sacchi) y pocos han conseguido frenarle. Mourinho ya lo hizo. Pero no así. Quiso hacerlo como se espera que lo haga el Madrid en lugar de hacerlo como se espera que lo haga Mourinho.

El Barcelona tuvo el viento de cara en momentos clave –los dos primeros goles no son razonables a este nivel, puede haber penalti a CR7 con 2-0, Villa sentencia en posición dudosa…– pero era cuestión de tiempo que derribara al oponente y que lo hiciera con contundencia. Es evidente que el nivel futbolístico azulgrana es superior, pero la capacidad de equilibrar defensa y ataque del Madrid le situaba en un estadio parejo. Si el ataque no funciona porque no se huele el balón y se defiende adelantado sin guardar la línea, el resultado es el duelo más descafeinado de los últimos años: busquen una cita de este porte que estuviera resuelta en veinte minutos.

“Es una derrota muy fácil de digerir”, dijo Mourinho. No creo que el madridismo piense eso, ni el barcelonismo tampoco. “Si ganamos, mañana será martes; si perdemos, mañana será martes”, señaló la víspera. Vaya martes… Guardiola, a lo suyo, habló de cantera y de humildad, elogió al Madrid y vaticinó una Liga apretada hasta el final. Mourinho miró hacia dentro y puede que este 5-0 tenga sus consecuencias (Sergio Ramos, Khedira, Benzema…) Esperemos que la Liga aguante la emoción bastante más que el duelo del Camp Nou.

PD: Volvamos al título. Lo mejor es enemigo de lo bueno. Lo bueno es mantener el ideario de un equipo. Ayer, lo mejor era otra cosa. A hacer puñetas el modelo, pues.

Resumen del partido

El pique con Cristiano Ronaldo por su empujón a Guardiola

El 5-0 de la temporada 93-94

Príncipe de Asturias: ¿Mourinho? ¿Guardiola? Pregunten a Mediapro

Jesús Ollero | 18 de octubre de 2010 a las 14:30

Para que luego digan que la prensa no tiene influencia, durante el fin de semana hemos presenciado el mejor ejemplo de cómo conseguir que se haga algo que contraviene claramente los intereses de los clubes. Con Marca a la cabeza, la prensa capitalina ha conseguido convencer a Florentino para que Mourinho dé marcha atrás en su negativa a dejar participar a los jugadores del Real Madrid en la entrega del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes a la Selección Nacional de fútbol, más que nada porque se celebra la noche del viernes 22 y el equipo juega contra el Racing el sábado a las 20 horas.

Entiendo perfectamente el simbolismo del premio, de la selección, etc, etc, etc, etc, pero parece evidente que el enemigo de la organización del evento no ha sido precisamente Mourinho, ni Guardiola. Fecha prefijada para un prefijado calendario que indica desde julio qué viernes son víspera de partido para los equipos que juegan la Champions. No es el caso (lo que hay es Copa del Rey) pero Barcelona y Real Madrid juegan el sábado por decisión de Mediapro, la que maneja las retransmisiones, para entendernos. El último fin de semana sin ser previa de Champions jugaron ambos el domingo…

Toda la artillería mediática clama contra Mourinho (salvo alguna honrosa excepción que señala directamente al programador de partidos) cuando anuncia que no piensa permitir a ninguno de sus internacionales españoles estar en Oviedo para la ceremonia. Guardiola, con toda la lógica, secunda al portugués y los jugadores más representantivos de la selección, en principio, no están convocados para el Premio Príncipe de Asturias.

Tal es el coñazo que ha estado dando la prensa, deportiva y general, con este tema que Florentino se reunió con Mourinho en un hotel de Málaga y Valdano ya anunció en La Sexta justo antes del Málaga-Real Madrid que Casillas recogería el galardón con el compromiso de regresar en avión privado a la capital de España esa misma noche. Caray, La Sexta, la cadena televisiva del mencionado programador… Mejor un mal arreglo que un buen pleito, debió pensar el portugués. Guardiola mantiene el tipo con una salida a Zaragoza fijada para las 18 horas del sábado, con una prensa bastante menos volcada con la selección y con el temor a no poder contar con Xavi y liberarlo para que acompañe a Casillas: “No va a ir ningún jugador que tenga que jugar el sábado”. Todavía hay quien insiste en culpar a Guardiola

Particularmente defiendo la opción de los técnicos, aunque el desbloqueo ha debido llegar de otra manera y no con esta marejada mediática a mayor gloria de quien no debe tenerla (un sector de la prensa). Es normal que los dos técnicos intenten evitar que alguna de sus estrellas acuda a un acto público la noche anterior a un encuentro y a muchísimos kilómetros de distancia. Cualquier esfuerzo por la selección es poco, muy bien, pero en este caso creo que quien debió empezar a esforzarse por convertir gala y fútbol en compatibles es precisamente la organización de la gala, que ha corrido un serio riesgo de reducir la presencia de la selección a Vicente del Bosque.

“Entre Mourinho y Guardiola, le han asestado un golpe de muerte al Príncipe de Asturias del Deporte. El declive era claro y ahora esto”. Esto decía un auténtico tótem del periodismo nacional, Ramón Trecet, en su twitter. No puedo más que discrepar con el maestro. En todo caso, lo que han hecho es defender los intereses de su empresa como es su obligación. Para defender a la selección y al galardón del órdago de Mediapro debieron intervenir otros, me temo.