Archivos para el tag ‘Selección’

La puesta en valor de Arbeloa

Antonio Galiano | 17 de octubre de 2012 a las 13:36

Varapalos como el que Francia asestó este martes a una autosuficiente España sirven por lo menos para sacar conclusiones. La primera y primordial, que los partidos que no se cierran cuando se tiene la oportunidad están abiertos a todo tipo de accidentes (no se puede calificar de otra manera que te empaten con el tiempo de descuento cumplido cuando la última jugada es un córner a tu favor, por mucho que los franceses lo hubieran merecido antes). La segunda da esta vez la razón al innegociable doble pivote Busquets-Xabi Alonso. Y hay una tercera, una cuarta, una quinta… De entre todas esas reflexiones, sobresale una que viene a respaldar como uno de los jugadores más criticados de esta selección tampoco sobra, por mucho contraste de calidad que haya con el resto de compañeros.

Arbeloa, tan cuestionado durante la pasada Eurocopa por su carencia de habilidad en el juego de ataque y de toque de la selección, se echó de menos cuando se retiró por lesión. El juego del madridista no es para degustarlo y las dudas sobre su encaje en equipos como el Real Madrid y la selección son muy comprensibles. Es verdad que conjuntos de estos niveles no pueden permitirse contar con un lateral ciego en ataque. Cierto. El ejemplo es el Barcelona. Pero también se necesita equilibrio defensivo, y sobre todo sentido común, cuando un partido está roto y hay desprotección en centro del campo.

Por eso muchos de los que han criticado al lateral derecho de la selección se acordarían de él cuando Juanfran (del que se anhelaba una oportunidad para comprobar la capacidad de la selección con dos carrileros) intentó hacerse un autopase con el mismísimo Ribery (especialista matador a la contra) libre a su espalda, con el equipo volviendo de un córner y el tiempo cumplido. Todo un suicidio (no el único que hubo, pero sí el de catastrófico resultado) y un atentado al sentido común que viene a demostrar lo que aporta Arbeloa a este equipo. Solidaridad, cabeza y trabajo. Valores necesarios en todo conjunto.

Las crónicas atribuyen la mutación de Francia en la segunda mitad a la entrada de Valbuena, pero el efecto del cambio se multiplicó porque Arbeloa ya no estaba en el césped y Ribery era un peligro en cada jugada. Sobre todo por la disposición en el equipo que mantuvo Del Bosque. Posiblemente si hubiera entrado Javi Martínez de central y se hubiera adelantado a Busquets, se hubiera notado mucho menos el sufrimiento del extremo Juanfran, al que hay que agradecerle también que localizara en el campo la banda derecha en el ataque español, hasta entonces casi monopolizado por la izquierda. Pero el cansancio de Alonso y la lentitud de Busquets en la ayuda como central derecho, dieron a toda una Francia una ventaja casi inédita por ese ala hasta entonces.

Más allá de la conclusión, el error de Juanfran no debe servir para condenarlo. Simplemente se utilizó como recurso de urgencia cuando no se debía y no se enmendó la debilidad que ofrecía. Posiblemente con el pivote Alonso-Busquets respaldando y él subiendo hubiera salido mucho mejor la cosa. Para lo que sí debe servir es para poner en valor de una vez a Arbeloa, despreciado y casi caricaturizado por su inoperancia ofensiva. Quién diría que se iba a echar de menos un pelotazo o un típico pase atrás arbeoliano… Es tan triste como justo.

La ausencia del fijo

Antonio Galiano | 11 de octubre de 2012 a las 4:30

Andaba Juan Mata por Madrid en un acto promocional y no desaprovechó la ocasión para dejar caer, aunque de forma tímida, su decepción por su ausencia en la última convocatoria de la selección, la segunda consecutiva.

Es tan sorprendente que Vicente del Bosque no haya contado con él para los encuentros clasificatorios para el Mundial de Brasil de 2014 de Bielorrusia y Francia, como generalmente desapercibida su presencia cuando está entre los elegidos. Si bien es cierto que a su 24 años Mata ha sido uno de los fijos incuestionables del seleccionador desde su llegada, formando parte de las plantillas que ganaron el Mundial de Sudáfrica en 2010 y la Eurocopa de Polonia y Ucrania el pasado verano -no jugó ni un minuto hasta la final ante Italia, a la que marcó a pase de Torres-, más cierto es aún que el extremo ha jugado poco.

Mata ofrece a Del Bosque la opción de jugar con extremo izquierdo, pero el elegido siempre que se quiere abrir el campo es Navas por la derecha. También puede jugar de mediapunta o más retrasado para construir jugada, pero la acumulación de cartas de calidad en esos puestos es tal que casi tiene la puerta cerrada a la titularidad. Estos peros  se hicieron patentes sobre todo en la última Eurocopa, a la que llegaba como estandarte del Chelsea campeón de la Liga de Campeones y apenas jugó. Estuvo lejos siquiera de estar entre las primeras cinco opciones de cambio y participó en la final a modo de premio en un partido resuelto. No es un problema enteramente suyo, sino más achacable a lo caro que vende el puesto la generación de jugadores con los que tiene la suerte de compartir vestuario. Aunque algo también tendrá que ver él, que no desentona precisamente técnicamente y es más veloz que el resto.

En todo caso, que recuerde, es la segunda vez que un jugador se muestra disconforme en público con una decisión de Del Bosque. El primero fue Silva, al que no le sentó bien su escasa participación en la consecución del mundial -el partido de Suiza demostró que estaba en un estado de forma muy bajo- y reclamó más protagonismo en una entrevista algunos meses más tarde. Y lo tuvo, pero porque su rendimiento en el Manchester City lo han convertido en fundamental, no por otra cosa.

La ausencia de Mata, ahora en un estado de forma de imponente, podría deberse más bien a una lección técnica. Ante Georgia, Del Bosque explicó que quería dar descanso tanto al jugador del Chelsea como a Javi Martínez. Ambos habían participado en los Juegos Olímpicos después de Mundial. El problema del asturiano es que el Chelsea fue el que solicitó el paréntesis al seleccionador pese a que había de por medio partido oficial y él no se opuso. Ésto, unido a su bajo rendimiento durante los entrenamientos en Polonia y Ucrania, podría haberse interpretado como una falta de compromiso.

En todo caso, no vienen mal este tipo de episodios para mantener la intensidad de los jugadores y recordarle hasta al más imprescindible el privilegio del que disfruta estando en cada convocatoria. Con un potencial como el actual, sólo la falta de hambre y el exceso de confianza pueden derrotar a este equipo, y teniendo a todos en alerta, eso se previene. Valga de ejemplo el caso de Silva pese a sus quejas.

Cuando los goles no valen lo mismo

Antonio Galiano | 19 de marzo de 2012 a las 23:33

Resulta triste que se convirtiera en noticia el que Fernando Torres marcara dos goles, pero aún más lo es el que fuera la imagen que abriera la segunda edición de la sección de Deportes de un informativo nacional. Lo hizo Cuatro, y encima con el gol más feo de los dos que marcó (el que hizo con la pierna derecha) y por delante de los tres goles que hizo Soldado, que también arrastraba sequía en Liga. La diferencia: el madrileño anotó ante el modesto Leicester en casa y el valenciano ante el Athletic en San Mamés. Pero ya se sabe cómo es la información deportiva… Los rivales y el escenario marcan el mérito real de cada uno.

Bueno, al caso, el delantero del Chelsea llevaba más de 24 horas sin marcar, un día entero a lo largo de no sé cuantos partidos y cincos meses de tiempo real. Una racha interminable que le ha costado quedarse sin ir a la última convocatoria de la selección española, de la que no le apartó ni su peor forma durante el Mundial. Ese gafe lega un muestrario de gestos de desesperación, titulares amarillos redactados con alevosía y un rosario de errores que se resumen en la imagen de Torres tumbando de un amague a De Gea para luego no acertar a meter el balón en una portería vacía. El vivo retrato de sus males: un buen juego y un nulo acierto de cara al gol.

Pero esos males parecen haberse esfumado junto con Vilas-Boas y al equipo le ha cambiado el sino. Lo que son las dinámicas y las ganas de modificarlas. Antes de que Abramovich cortara de cuajo la meteórica progresión del ex ayudante de Mourinho, el conjunto londinense estaba hundido, luchando por la cuarta plaza en la Premier y casi eliminado en la Liga de Campeones por el Nápoles. Ahora, con los Drogba, Lampard y Terry reclamando su vieja taquilla en el vestuario, todo marcha. Hasta Torres arranca con una gesta -dos asistencias incluidas- para alejar el panorama negro que cernían sobre él los medios y  dejarlo todo en un bache en cuarentena.

Las malas rachas son cosas que empañan el trabajo sucio de los delanteros. Es lo que le pasa ahora también a Negredo, que se mata a presionar y a arrastrar centrales para facilitar la entrada de sus compañeros y no le entra la pelota entre lesión y lesión. Lógicamente, Del Bosque no tenía en mente dejar a Torres fuera de la Eurocopa salvo catástrofe, pero hacerlo por una mala racha en la que varios factores jugaban en su contra, no era tampoco justo. A poco que marque con regularidad sin estar del todo bien, tiene el sitio asegurado. No importa que no esté en su mejor versión e incluso no encaje del todo en el sistema. El hueco se le hará.

Comparto que Fernando Torres (al que se ha llegado catalogar como el nuevo Van Basten) es un jugador algo sobrevalorado, pero no deja de ser el mismo delantero que pulverizó los registros goleadores de un debutante en la Premier y que dio a España una Eurocopa. La dinámica blue ha dado un giro todavía momentáneo que denota haberse unido al estímulo buscado por Del Bosque sobre Torres. Está claro que la temporada de Soldado es mucho mejor que la del delantero del Chelsea haga lo que éste haga hasta final de temporada. También está el amistoso de Venezuela. Sin embargo, aunque sea injusto, la renta del nombre y la experiencia también pesa y le abarata mucho al madrileño su presencia. Sus goles valen más que los de otros en los informativos, aunque Del Bosque seguro que hará hueco también al que se lo merezca sin galones.

Receso a falta de tres meses para la Eurocopa

Antonio Galiano | 2 de marzo de 2012 a las 21:54

La de vueltas que da la vida, y por extensión el fútbol. Si hace tres meses Roberto Soldado parecía la última opción para entrar en la lista definitiva de Vicente del Bosque para la Eurocopa de Polonia y Ucrania, la grave lesión de Villa, el mal momento de Fernando Torres (acentuado por la deriva de su equipo) y su hat-trick en el último amistoso de la selección ante Venezuela le sitúan como favorito para hacerse un hueco entre los 23 elegidos. Los tres meses pasados han sido útiles para ir descartando casi definitivamente a algunos campeones del mundo como Raúl Albiol y Carlos Marchena; proclamar prácticamente fijos a algunos como Jordi Alba, que le ha ganado la partida al lateral izquierdo del Málaga Monreal; o tener en cuenta a algunos nuevos candidatos (Iker Muniaín) a típica sorpresa-premio de última hora.

Pues  así están las cosas. Hoy parecen fijos Iker Casilas (Real Madrid), Pepe Reina (Liverpool), Víctor Valdés (Barcelona); Sergio Ramos (Real Madrid), Álvaro Arbeloa (Real Madrid), Gerard Piqué (Barcelona), Carles Puyol (Barcelona) Jordi Alba (Valencia); Xabi Alonso (Real Madrid), Sergio Busquets (Barcelona), Javi Martínez (Athletic de Bilbao); Xavi Hernández (Barcelona), Andrés Iniesta (Barcelona), Cesc Fábregas (Barcelona); David Silva (Manchester City), Juan Mata (Chelsea) y Fernando Llorente (Athletic de Bilbao). Una lista base integrada por 17 jugadores a la que le restarían otros seis puestos, cuyos candidatos firmes parecen ser:

Andoni Iraola (Athletic de Bilbao): La gran temporada del lateral derecho y las opciones que ofrece la versatilidad de Ramos, Puyol y Javi Martínez (los dos primeros pueden rotar entre los puestos de central y lateral derecho y el tercero entre el de mediocentro y zaguero) lo convierten en casi un fijo como lateral suplente de quien sea o Arbeloa, otro comodín que puede jugar en la izquierda o en la derecha. Las posibilidades del vasco se acrecientan aún más por su proyección ofensiva y porque no tiene más rivales para el puesto.

- Santi Cazorla (Málaga): En su equipo parece apagado, pero cuando juega con el combinado nacional es uno de los que mejor conjuga con la esencia del equipo. En el amistoso ante Venezuela (aunque jugó ante un equipo con un 2-0 en contra) lo demostró. La confensa predilección del seleccionador, al que ya le dolió dejarle fuera del Mundial por una lesión, hacen de él también un semifijo.

Jesús Navas (Sevilla): Con la llegada de Míchel, su mejor versión de esta temporada parece haber despegado por fin. Su principal baza es que es el único extremo puro (si acaso con Mata) entre los jugadores que se barajan para formar la lista definitiva, por lo que ofrecería el recurso de un sistema de juego alternativo con bandas en determinados momentos. A mí parecer, semifijo también.

Pedro Rodríguez Pedrito (Barcelona): Su inclusión dependerá únicamente de su estado de forma. Hasta ahora su mala suerte con las lesiones han lastrado su presencia en el equipo de Del Bosque. Aún así, cuando sus piernas le han dejado, ha rentabilizado los minutos que Guardiola le ha dado, como en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Real Madrid. A poco que vaya entrando en el equipo y reencontrándose con su juego y la portería, debe estar entre los 23. Su frescura y su gol son las bazas en un equipo en el que de momento parece caerse Villa -o poro lo menos su mejor versión- y en el que hace falta algo mínimamente parecido a él.

Iker Muniaín (Athletic de Bilbao): Joven, rápido, descarado, desequilibrante y con gran capacidad para asociarse a los jugadores de toque. A sus 19 años es el más firme candidato a optar al premio que se adjudicó Pedrito en el Mundial. También suena el nombre de su compañero De Marcos… Su inclusión dependerá del estado de forma del propio Pedrito y Navas. Además, el hecho de que sea un fijo en la selección sub’21 que disputará los Juegos Olímpicos de Londres no hace vital su presencia, a menos que sea necesaria.

Thiago Alcántara (Barcelona): El jugador del Barcelona ha ido desapareciendo de los equipos titulares del  Barcelona a medida que ha pasado la temporada, pero ha seguido contando para Del Bosque. No cabe duda de su calidad y de que es otro jugador que no desentonaría en el equipo. Pero por eso mismo, por el superávit de futbolistas de sus características y con más galones que él, yo no lo metería. También tiene la selección olímpica para consolarse en caso de caerse.

- El dilema del delantero: David Villa (Barcelona) irá si se recupera y empieza a jugar en abril, como supuestamente está previsto. En caso de que no pueda ir al final, quedan dos puestos de delanteros centro para Roberto Soldado (Valencia), Fernando Torres (Chelsea) y Álvaro Negredo (Sevilla). El delantero del Chelsea, a poco que recupere el olfato de cara a puerta parece que contará con el favor de Del Bosque, que ha afirmado que una de las razones por las que le ha dejado fuera es para que le sirva de estímulo. Está mal, pero el juego y el  ambiente de su equipo tampoco ayuda. Aunque esto parece que puede cambiar de aquí a poco, ya que su técnico, Villas Boas, tiene los días contados. En todo caso, tiene que recuperar parte del crédito perdido para estar. Negredo, que está trabajando bien en el Sevilla, no ve puerta y encima ha sido baja por lesión en las dos últimas convocatorias. Ésto unido a que Soldado ha aprovechado su oportunidad (como Cazorla, con un equipo con un 2-0 en contra y rodeado de asistentes, pero hay que estar ahí), ponen muy cuesta arriba la presencia del vallecano. El que parece que lo tiene cada vez más claro es el propio Soldado, que copa junto a Llorente dos de los tres puestos destinados a delanteros. La presencia o no de Villa será clave.

Al igual que hace tres meses, voy a hacer otra apuesta. De la terna de entonces se me ha caído por ahora Albiol. Ahora completaría la lista de 17 fijos con Iraola, Cazorla, Navas, Pedrito, Villa y Soldado. Claro que están las lesiones. Sin hablar muy alto, que la última vez que hizo mención a ella, Villa cayo lesionado ni a los dos días… Cruce de dedos.

Receso a falta de seis meses para la Eurocopa

Antonio Galiano | 13 de diciembre de 2011 a las 18:13

Ser seleccionador es difícil, pero lo es aún más después de haber llegado a lo máximo. Entre un Mundial y una Eurocopa pasan dos años, y algunos de los jugadores que entonces estaban en forma ya no lo están y otros que antes no contaban ahora están mejor. Aunque Vicente del Bosque ya tuvo que tomar decisiones duras de cara a la convocatoria del Mundial de Sudáfrica -como dejar fuera a Santi Cazorla-, cada vez se acerca más el día en el que se verá obligado a hacerlo de nuevo de cara a la Eurocopa del próximo verano.

A día de hoy, y tocando madera para que no haya ninguna lesión, creo que no me equivoco si enumero esta lista de fijos hecha a la baja: Iker Casilas (Real Madrid), Pepe Reina (Liverpool), Víctor Valdés (Barcelona); Sergio Ramos (Real Madrid), Álvaro Arbeloa (Real Madrid), Gerard Piqué (Barcelona), Carles Puyol (Barcelona); Xabi Alonso (Real Madrid), Sergio Busquets (Barcelona), Xavi Hernández (Barcelona), Andrés Iniesta (Barcelona), Cesc Fábregas (Barcelona); David Silva (Manchester City), Juan Mata (Chelsea) y David Villa (Barcelona).

Eso daría un total de 15 jugadores, por lo que quedarían en el aire ocho puestos, para los que hay candidatos firmes y otros que pierden fuelle:

- Raúl Albiol (Real Madrid): El central ha contado hasta ahora con la confianza de Vicente del Bosque, pero no con la de su técnico, José Mourinho, que prefiere a su compañero de selección Sergio Ramos o a Ricardo Carvalho como centrales por delante de él. Ésto no ha supuesto ningún inconveniente por el momento, pero si sigue sin jugar, está en duda su participación. En su contra también tiene que cuando ha jugado con España -como contra Chile- tampoco ha estado muy acertado. Tiene a su favor la falta de competencia de centrales nacionales.

Carlos Marchena (Villarreal): El veterano jugador está siendo víctima de sus años y del mal momento de su equipo. Parece que es hora de que el campeón del mundo y pilar básico en la defensa del equipo campeón de la Eurocopa de 2008 vaya dejando paso a jugadores más jóvenes.

Jordi Alba (Valencia) e Ignacio Monreal (Málaga): Como siempre, el puesto de lateral izquierdo parece el punto menos fuerte de la selección. Por el momento, el valencianista tiene más papeletas para sustituir al dueño del puesto en los últimos años, Joan Capdevila, que ha desaparecido de las convocatorias tras su marcha al Benfica. El otro candidato es Monreal, con el que el seleccionador ha contado con asiduidad. El pupilo de Manuel Pellegrini no contó mucho en principio para éste, pero su buena actuación ante el Espanyol le abrió la puerta y ha vuelto a la titularidad. Ambos estuvieron en la última convocatoria. Ojo también a la buena temporada que está haciendo un campeón de la Eurocopa como Fernando Navarro. Parece que sólo hay un puesto.

- Javi Martínez (Athletic de Bilbao): El centrocampista reconvertido a central es uno de los valores de futuro de esta selección y tiene prácticamente asegurada su presencia en Ucrania y Polonia. Lo que siembra la duda es en qué puesto lo llevará el seleccionador. Para Marcelo Bielsa, es ahora central, pero Del Bosque parece haber desterrado esta idea tras el mal resultado de la primera parte del España-Chile, en el que hizo pareja con Albiol. Aún así, forma parte del amplio catálogo de centrocampistas de la selección. Lo que ocurre es que no jugar en el puesto en el que se piensa para él en España le puede perjudicar.

- Jesús Navas (Sevilla): El extremo suele ser usado por Del Bosque para abrazar una alternativa al sistema habitual. Pese a no estar en su mejor momento, ha estado presente en la última lista de España para Inglaterra y Costa Rica. La ausencia de extremos puros en el ramo manejado -Pablo Hernández desapareció hace tiempo y parece que no va a volver, visto lo visto en el Valencia- le hace ganar enteros para estar, pero no puede bajar su ya de por sí mermada forma.

Santi Cazorla (Málaga): El campeón de la Eurocopa y ausencia más significativa del Mundial también tiene muchas posibilidades de formar parte de la lista definitiva. El seleccionador le considera un jugador al nivel técnico de Iniesta, Silva o Xavi y se asocia perfectamente con éstos. Tiene gol, tira bien las faltas y es el jugador referencia del millonario Málaga armado por el jeque, pese a que ha bajado un poco su rendimiento en las últimas semanas. Si se quedó fuera del Mundial fue únicamente porque la lesión que le lastró.

Pedro Rodríguez Pedrito (Barcelona): Su calidad, electricidad y versatilidad son incuestionables, pero la suerte no le ha acompañado en este principio de temporada y eso parece haberle alejado de la selección. No sólo porque haya sufrido una lesión, sino porque el puesto este año en su equipo se ha encarecido demasiado. Hasta el punto que un fijo en la selección y el Barcelona como Villa no está contando tanto para Guardiola desde la llegada de Alexis Sánchez y Cesc Fábregas . A pesar de todo, el aire fresco que aportó en el Mundial y su gran capacidad de cara al gol le convierten en firme candidato. Además, Guardiola está empezando a incluirlo poco a poco en el equipo y es un jugador que suele aprovechar las oportunidades.

Thiago Alcántara (Barcelona): Su gran Europeo sub’21 del pasado verano lo ha puesto de moda en el fútbol español y ha debutado con la absoluta. El problema es que la selección acumula un gran número de jugadores de sus características que tienen más galones que él. Aún así, convendría incluirlo para que vaya madurando de cara al futuro de la selección, donde está llamado a desempeñar un papel importante.

Fernando Torres (Chelsea), Llorente (Athletic de Bilbao) y Álvaro Negredo (Sevilla): Parece la gran duda. No sólo por quién incluirá, sino por cuántos. En el Mundial se optó por llevar a dos nueves puros más Villa. No obstante, esta vez, dada la polivalencia de algunos de los que están llamados a acudir a la cita, Del Bosque podría decidir llevar sólo a uno de ellos. Además, el sistema de la selección evoluciona hacia el del Barcelona y está empezando a utilizar a Villa sólo en punta. El mal momento de Torres, al que de no ser por su peso histórico en este equipo ya se le habría sacado de él hace tiempo, sitúa a Llorente y Negredo como a los mejores colocados, puesto que Roberto Soldado parece que no cuenta. La temporada de ambos está siendo buena en sus respectivos equipos. Si acaso el sevillista le saca algo de ventaja al navarro. Lo que ocurre es que Llorente siempre ha rendido en la selección y tiene en su currículum el papel de desatascador que ejerció ante Portugal en el Mundial. Y es muy probable que España se encuentre ante más de un partido de estas características en el torneo. Manu del Moral también está aprovechando sus oportunidades en su equipo, pero se queda mucho más rezagado en una lista tan cara.

Es pronto y puede pasar de todo. Desde lesiones a bajones de forma pasando por salidas de tono al estilo Silva, aunque a Del Bosque eso no parece importarle demasiado -a no ser que sea tan escandaloso que no se pueda pasarlo por alto-. Pero el catálogo de jugadores parece definido. Además, el seleccionador se puede guardar alguna sorpresa, como hizo con Pedro en el Mundial. Yo apostaría porque la lista de 15 fijos de arriba la completarán Albiol, Alba, Javi Martínez, Navas, Cazorla, Pedro, Thiago y Llorente. A ver a cuantos hay que tachar luego.