Archivos para el tag ‘televisión’

El Liverpool abre el debate de los derechos televisivos en Inglaterra

Jesús Ollero | 13 de octubre de 2011 a las 19:27

Parece que la Premier League no es el paraíso de los derechos televisivos que algunos pensaban que era. Como cualquier campeonato nacional, es una suma de casos particulares y de intereses individuales de difícil equilibrio. Así, el Liverpool está sondeando la posibilidad de romper la actual y equitativa baraja para dar un puñetazo en la mesa de negociación colectiva. O sea, desbaratar el modelo que anhelan los clubes medianos en España y cuya revuelta comandó (con un seguimiento irregular y muchas presiones de los poderosos) el presidente del Sevilla.

El Liverpool quiere que los derechos televisivos que se explotan fuera del Reino Unido se negocien de manera individual. Pone el ejemplo de la Liga española como Del Nido pone el de la Premiership para cambiar el español. Vaya…

Pero el Liverpool no lo va a tener fácil. Al contrario de lo que ocurre en España, Chelsea y Manchester United no le apoyan. Prefieren mantener el reparto actual, con desniveles de ingresos infinitamente menores que en España. Al parecer, el resto de clubes potentes (Manchester City, Arsenal, Tottenham) tampoco apoyan al Liverpool.

No es ninguna broma lo que hay en juego. Se espera que el montante de los derechos televisivos en el extranjero a negociar en 2012 supere por primera vez a los que se generan en el propio Reino Unido.

Chantaje

Jesús Ollero | 11 de febrero de 2011 a las 18:40

astiazaran1

Entendamos, si aún alguno no lo ha hecho, que los clubes son empresas. Em-pre-sas. El apego a los colores está muy bien y sigue siendo la base del día a día de las sociedades (¿he dicho sociedades? Sí, sociedades, nada de clubes), pero es una premisa de hace veinte años que, abriéndose la segunda década del siglo XXI, ya no es válida. Pero de ahí al órdago de la Liga de Fútbol Profesional…

Tengo dudas, muchas, de la conveniencia de optar por el modelo yanki de franquicias, de forma que las categorías profesionales del fútbol español estuvieran cerradas y únicamente la llegada de un nuevo propietario (léase el magnate hindú que ha comprado el Racing de Santander) pudiera propiciar que la Cultural Leonesa resucitara y ocupara el lugar de clubes con decenas de millones de deuda y una imposibilidad manifiesta de saldarla a medio plazo (el Zaragoza es de los mejores ejemplos). Viene el clásico titán del petróleo que veraneaba en Marbella, compra el Zaragoza, el Deportivo o el Hércules y se lo lleva, pongamos, a Sotogrande. Podría ser, pero no encaja en nuestra forma de ver las cosas, ¿verdad?

Si este fuera el paisaje del fútbol español entendería que José Luis Astiazarán, ese presidente de apariencia impecable que arruinó a la Real Sociedad y ahora preside la patronal de clubes, pudiera permitirse el lujo de amenazar, sí amenazar, con parar la Liga BBVA si no se atienden sus reivindicaciones. ¿Qué reinvindican? Pues nada menos que el fin del fútbol en abierto para, con los beneficios extra, sufragar sus 200 millones de deuda con el Estado.

No me parece ni mucho ni poco un partido en abierto a la semana. Simplemente me parece la garantía de que el deporte más seguido del país, el único capaz de generar un volumen importante de ingresos y suponer un fuerte impacto económico, llegue a todos los hogares del territorio nacional. Esos hogares que, con sus impuestos (suena demagógico pero es así) sufragaron los desmanes de los mismos dirigentes (deudas con la Seguridad Social, con Hacienda, etc…): el famoso Plan de Saneamiento. Y costean, de forma indirecta, una parte muy considerable de los presupuestos de las sociedades anónimas deportivas.

Ya que tres cuartas partes de los clubes profesionales españoles (tirando por lo bajo) están abocados a suplicar un segundo Plan de Saneamiento (la Ley Concursal les está viniendo muy bien para prolongar agonía dejando de pagar sus deudas temporalmente), que la LFP se descuelgue planteando hacerse cargo de toda la deuda a cambio de eliminar el partido en abierto es una trampa. Y que si no hay “avances concluyentes” en esta materia no habrá fútbol el 2 y 3 de abril (jornada 30), es directamente un chantaje.

Muy bueno. Fantástico. Esgrime Astiazarán que no quieren acabar con el partido en abierto, sino con la obligación de emitirlo. Falacia. Dice que se seguirá emitiendo en abierto Champions y Copa. ¡Estaría bueno! ¡Si no dependen de la LFP! ¡Dependen de UEFA y RFEF! Le ha faltado decir que también se verá a la selección. Vaya estilo… Vaya nivel…

Recuerdo el famoso interés general. Tiene sus pegas, pero el interés general nos ha permitido ver a la selección española ganar Eurocopa y Mundial sin tener que pagar. Ojo, la selección depende de la Federación y la Federación se autofinancia, y no recibe de los PGE más que un 2% de su presupuesto. Otra cosa es el deber moral de permitirnos ver a la selección en abierto. Pues ese interés general no ha impedido que, de manera clamorosa, los operadores de pago se comprometan a emitir siempre al Real Madrid o al Barcelona (que son los que realmente le hacen pupita a la mayoría de aficionados). Parece razonable alternar, pero este sistema provoca que, por contrato, cualquier cruce de Liga entre ellos sea de pago. Querámoslo o no, el famoso 5-0 en lunes es el primer paso hacia el apagón futbolístico.

Seguramente, los clubes debería medir mejor los riesgos. Ahora mismo reciben unas cantidades espectaculares por derechos televisivos (puede que mal repartidas, pero espectaculares al cabo), que se añaden a los porcentajes de quinielas (oiga, eso es el Estado, o sea, usted) y a multitud de conceptos (patrocinios, convenios, etc, con instituciones públicas). Dicho lo cual: fútbol de pago=autofinanciación exclusiva. Se acabaron las subvenciones, los créditos blandos, las prebendas urbanísticas de los Ayuntamientos (recalificaciones, entre otras), los patrocinios de los gobiernos autonómicos a través de empresas públicas, la entrada de instituciones en los accionariados, ¿no? ¿Se acabó, señor Astiazarán? Por que si no se acaba, el chantaje que ustedes pergeñan tiene un nombre todavía más feo. Pero que muy feo.

El sentido del ridículo

Jesús Ollero | 3 de enero de 2011 a las 13:39

Asistimos impasibles al enésimo ridículo del fútbol que dice ser la referencia mundial de todos los universos. Asombroso el papelito de LFP y AFE con la jornada que estrena el año y que les está dejando con algo al aire que debaría estar bien tapadito. Es de suponer que los implicados estarán segurísimos de la conveniencia de todo lo que hacen. Una vez superado el sentido del ridículo, nada les detiene.

Resulta que, una vez programada (me refiero a la definición de horarios, mayormente telvisivos, tema además que viene apestando todo el curso) esta extraña jornada del 2 y 3 de enero, el sindicato de jugadores saca a pasear un convenio colectivo que señala el 2 de enero como festivo. Normal, es domingo. Y los domingos, ya se sabe: paella, cervecita y familia. ¿Fútbol? No hombre, fútbol no. Eso queda para la mañana de Reyes, con los niños tirando del pantalón a los padres porque no les hacen caso y le quieren enseñar su nuevo juguete; el padre, claro, está viendo la Copa, el Getafe-Betis en este caso, que para eso el Betis supera al 80% de los equipos de Primera en pinchazos televisivos.

Volviendo al caso. Media un juez y pide un arreglo amistoso habida cuenta de que los futbolistas forman “un colectivo privilegiado”. El abogado de la AFE contesta, con toda la lógica, que una cosa es lo que cobran y otra la defensa de los derechos. Juraría que los controladores decían exactamente lo mismo…

asenjo1

(El portero Sergio Asenjo, presentado con el Málaga el 29 de diciembre. No pudo jugar el 2 de enero. / Efe)

Mientras debatimos a partir de qué sueldo se pierden los derechos, el caso es que al final hubo fútbol el día 2. Ojo que se sabía desde mitad de julio, pero la AFE lo denunció la última semana de diciembre. Ya decía Tim, el seleccionador de Perú en España’82, que el fútbol es una manta corta: te tapas la cabeza o te tapas los pies. La maniobra del sindicato forzaba a alargar la liga una semana completa, pues toda la jornada el día 3 iba contra la normativa al haber Copa el día 5 y no transcurrir el plazo que fija la normativa (un plazo que, por cierto, se han saltado alguna vez a conveniencia).

AFE traga, se queda con aquello al viento y la LFP gana. Y ganando, se queda igualmente con el tema ventilado. Resulta que la Federación permite a los clubes fichar a partir del 1 de enero, pero el plazo hábil comienza el 3… O sea, que la Liga obliga a jugar el día 2 a equipos que no pueden inscribir a sus fichajes (el Málaga tiene unos cuantos…), pero el 3 sí porque ya es laborable… En fin. Igual habría sido bueno que la AFE se saliera con la suya y, al menos, salieran todos perdiendo de forma equitativa. Incluso la tele, que esa sí que no pierde nunca.

José María García le atiza a ‘la radio en color’, el neoperiodismo deportivo

Jesús Ollero | 26 de noviembre de 2010 a las 17:35

Quien no haya trasnochado escuchando a José María García se ha perdido, seguramente, los mejores momentos de la radio deportiva española. De la radio y de la información deportiva en general. Una época que, creo, ha pasado a mejor vida debido a la propia evolución de la sociedad española, cada vez más abierta a cambiar de opciones informativas, a la amplitud de la oferta y a las nuevas tecnologías.

De la Morena le plantó cara al, entonces, establishment-García como luego se la han plantado otros al brunetense. Eso sí, la variedad segmentaba el mercado y la nocturnidad de la Ser ha liderado la noche bastantes más años de lo deseable, arrastrando todos y cada uno de los defectos que se afeaban a García aumentados a veces a límites intolerables.

A lo que iba. García, como seguramente sabrán, ha vuelto. Ha vuelto de puntillas pero garrote en mano. Hace una colaboración puntual en Cataluña (fíjense, quién lo iba a decir), en el programa ‘El Món’ de RAC1. No ha cambiado. No ha cambiado nada. Lo celebro. Es necesario, diría que urgente, alguien que invite a la reflexión sobre la radio deportiva española (la prensa deportiva en general, pero la radio de la gran M blanca dedica 24 horas a debates en su mayoría insufribles y el resto se ha llenado de opinadores en lugar de informadores).

Nos situamos. Foro Marca-Ballesteros. Miércoles noche. Madrid. En la mesa, de izquierda a derecha, Enrique Cerezo (presidente del Atlético de Madrid), Eduardo Inda (director de Marca), Diego Forlán (delantero del Atlético) y José Antonio Abellán (ex director de deportes de Cope). Enfrente, en primera fila, José María García. El vídeo, vía La libreta de Van Gaal (un blog imprescindible donde los haya) no tiene desperdicio. García le pega un buen meneo a la radio en color en que se han convertido algunos tramos horarios de la TDT.

García se despacha diciendo que el programa Punto Pelota, de Intereconomía, “no es un programa, es una porquería”. Cuando Inda, amigo de García, señala que es un programa respetable pero no el mejor, puesto que el mejor “como todo el mundo sabe es Futboleros en Marca TV“, García regresa “por alusiones”, y dice que “es tan malo como el otro”. Grande, enorme. No hay palabras. Bravo por García. Que vuelva en toda su dimensión, por favor.