Aviones en Córdoba

Juan Andrés de Gracia | 23 de junio de 2011 a las 16:49

Nos hemos pasado décadas hablando del aeropuerto de Córdoba y de la conveniencia de contar con vuelos que nos unan a alguno de los destinos más demandados en la ciudad. Ha pasado el debate electoral y nadie ha hecho una propuesta seria sobre el futuro del aeropuerto de Córdoba una vez que esté en plena operatividad. La verdad es que las obras transcurren parsimoniosas, y que, si no hubiera sido por las inundaciones que lo cercaron e invadieron parcialmente, no nos hubiéramos acordado de él en los últimos meses. Mientras tanto, una de las mentes más enrevesadas que han ocupado el sillón de concejal en los últimos años, se empeñó en usar el dinero de todos, sin permiso, sin consenso ciudadano ni político y sin que fuera un compromiso electoral, para instalar los restos de un avión en pleno Balcón del Guadalquivir, despreciando el trabajo que realizara junto al río Navarro Baldeweg.

Sin duda, el aeropuerto de Córdoba que se está construyendo en Córdoba es un aeropuerto modesto pero que puede cumplir las funciones que necesita la ciudad. Cuando estamos a una o dos horas de los aeropuertos de Málaga y Sevilla e incluso a 4 horas de Barajas, era iluso pensar en la necesidad de idear un aeropuerto de primer nivel en nuestra ciudad. Todos los estudios serios realizados en los últimos veinte años, señalaban el transporte de mercancías y los vuelos turísticos como los objetivos que habían que marcarse para nuestro aeropuerto. Haber apostado por un aeropuerto mediano permite estas funciones y además nos hará estar conectados con todo el Mediterráneo y Europa, que son nuestros destinos fundamentales. Pero, lo lamentable es que ya se tenía que estar trabajando en buscar líneas aéreas que quieran trabajar desde nuestra ciudad, y nadie se preocupa de ello.

El PP apostó siempre por un gran aeropuerto buscando una nueva ubicación. La verdad es que era la época de los excesos y los ejemplos de aeropuerto que el PP vendía, está ahora en crisis. Declaraciones y propuestas hubo de Nieto, Torrico o Martín defendiendo que el modelo de Ciudad Real sería ideal y ahora es un ejemplo de una pésima inversión con pérdidas, que ha ocasionado hasta la caída de la Caja Castilla La Mancha. También se puso como modelo el aeropuerto de iniciativa privada a construir en Antequera y que duerme el sueño de los justos. Como último ejemplo, tenemos el actual ejemplo del aeropueto de Castellón, que no tiene ni permiso para que haya vuelos a pesar de que se ha inaugurado, convirtiéndose en un aeropuerto fantasma. ¿Donde estaríamos nosotros de haber seguido las ideas “avanzadas” del PP?

Pude conocer de primera mano los proyectos de dos iniciativas privadas que pretendían la construcción de un aeropuerto privado, que era lo que defendía Nieto y compañía. En realidad, el aeropuerto no era estrictamente privado, sino que requería la iniciativa e inversión pública en cantidades importantes. Los aeropuertos eran meras excusas para recalificar suelos, actualmente de trigales o de girasole,s y convertirlos en industriales, puesto que entendían que hacer exclusivamente un aeropuerto era económicamente inviable. O sea, como los campos de golf: yo le construyo un aeropuerto en unos terrenos que tengo comprados como no urbanizables, usted pone dinero para cubrir las pérdidas y me pone en valor un buen número de hectáreas para que yo haga negocio ¡Menudo negocio! De hecho los propietarios de esos terrenos han buscado otras excusas para que se le recalifiquen los terrenos y algo ya han avanzado.

Nieto, pues, debería estar ya en busca de esas empresas que puedan volar desde Córdoba y darle las facilidades que sean necesarias. Nuestro proyecto de Capital cultural es un atractivo fundamental que, además, no podríamos alcanzar sin contar con la existencia de un aeropuerto operartivo para 2016. Claro que, el aeropuerto nace con menos posibilidades, si en Córdoba no podemos ofrecer un Centro de Congresos suficiente, lo que genera que los circuitos turísticos prefieran Málaga o Sevilla. ¿Alguien duda de la potencialidad de un aeropuerto y de un centro de congresos a la par, junto al Ave, nuestro centro logístico de mercancías y nuestro valor patrimonial y cultural? No podemos volver a rediseñar el futuro de la ciudad, tenemos un proyecto que hay que realizar y que generará trabajo a corto plazo, tanto cualificado como sin cualificar. Espero que Alarcón y CECO presionen para que sea una realidad ambas infraestructuras.

De no trabajar en esa línea desde ya, el único avión que podremos admirar será el “Rosavión”, ese artefacto que no sirve para nada y que mejor no sirva para nada, porque si no nos costará más. Esta ciudad cuenta con un Plan de equipamientos culturales aprobado por unanimidad que no incluía el avión, simplement,e porque es un plan serio, y el avión, un capricho. Por mucho que se quiera, el avión no tiene ni un sólo informe técnico que avale su idoneidad para contenedor cultural y ni un informe económico de su viabilidad. Por tanto, animo al actual gobierno municipal a que no se gaste ni un euro más en el avión y que lo deje como recuerdo de la nefasta época para la ciudad que ha sido el rosismo. Cuando alguien nos pregunte qué hicieron Rosa y los suyos por la ciudad, siempre podremos señalar el monumento al absurdo y al malgasto que ha supuesto, o podremos instalar a su alrededor la calle del Infierno y que nos sirva de nueva atracción para los que no se atrevan con los Caballitos ni los coches de tope.

  • Antonio C. B.

    A mi me invitaron en el año 2009 a una jornada en el Instituto de Desarrollo Económico en las lonjas, que tuvo varias ponencias, allí estábamos los del sector de las agencias de viajes, los empresarios, algun sindicato, nadie del consorcio, y los que nos interesaba este tema. El que era presidente dijo en sus palabras de apertura que se trataba de encontrar en esos momentos un plan de desarrollo comercial, y evitar así que la obra se acabara y no se tuviese plan alguno, y para gestar lo que los expertos que vinieron pedían. Una línea regional, que se llegó a apuntar que debía ser Air Nostrum, por solvencia, y otra internacional con un par de vuelos o tres semanales conectando Córdoba con Palma de Mallorca donde se pudiesen conectar con otros vuelos a nivel mundial. La idea me pareció buena, incluso le pregunté un año más tarde al susodicho presidente que qué pasaba con aquel plan de marketing. La respuesta no pudo ser más significativa, por lo visto había entregado el plan en Diputación y en la Cámara de Comercio, y la respuesta de Diputación había sido algo vaga pero vinculada a lo que dijesen los empresarios, y éstos, que debían poner un tercio del coste (10.000 euros), decían que no ponían nada. O sea, reclamar para ganar pero no para poner. Es la historia de la ciudad y sus magníficos empresarios.

  • Juan Andrés de Gracia

    Pero debemos ponernos manos a la obra para presionar y conseguir que el esfuerzo en mejorar el aeropuerto no quede baldío. Córdoba tiene sentido en la red comercial unida al turismo, las mercancías y los congresos y hay que aprovecharlo. El PP que gobierna en ayuntamiento y Diputación y que ha hecho un gran guiño al empresariado tiene la responsabilidad. Espero que empiece a trabajar ya. Hay que exigir a la Junta y al Gobierno central su colaboración máxima. es un proyecto estratégico para la ciudad.

  • Gerardo

    Hay que desistir de una aeropuerto que también carece de estudio económico de viabilidad costando aún muchísimo más que el RosaAvión.

    Debería de convertirse el aeropuerto en un Homenaje al Becerro de Oro de las Infraestructuras tan típico de la Burbuja Inmobiliaria.

    La solución, la misma que tiene nuestra competidora San Sebastian, han montado un autobus de elevada frecuencia al aeropuerto internacional de Bilbao.

    Nosotros deberíamos montar un autobus al aeropuerto de Sevilla, sería ademas su uso un indicador de si de verdad nos hace falta un aeropuerto.

  • Antonio C.B.

    Gerardo, auqnue en muchos puntos coincida con Ud. en este caso, si que tiene sentido, no estamos hablando de un aeropuerto tipo sevilla o málaga, hasta ciudades como Cracovia, o Jyváskyla tienen pequeños aeropuertos que les permiten conexiones internacionales. La conexión por avión sigue siendo una baza fundamental en la expansión turística y de conocimiento. Incluso sería muy bueno para poner al alcance de muchos cordobeses lo que yo creo más necesario en estos momentos, que salgan fuera y conozcan otras ciudades, otras culturas, y se alejen de ese casposo provincianismo del que hacemos gala tantas veces.

  • Juan Andrés de Gracia

    No coincido contigo. Creo que un aeropuerto de tamaño mediano nos viene bien. Hemos de dejar de se un destino secundario de Sevilla o Málaga. De todas formas, tu idea es interesante si no funciona el aeropuerto.

  • posada y palacio

    Nadie o casi nadie discute Aeropuerto o Centroe de Congresos. Entiendo que el debate está en: a)coste de la inversión y quién la ponen; b)relación coste-eficiencia de esa inversión, es decir, tamaño de la inversión y esas instalaciones. La tercera pata del dilema es: loe empresarios. Como de costumbre los empresarios quieren escaparse de rositas, azuzan a las administraciones a inversiones millonarias y ellos a inhibirse, a correr riesgo cero (véase el ejemplo del comentario de Antonio C.B.). Piden y piden a la administraciones -las que luego, una vez hechas las inversiones quieren que reduzcan su papel, acorde con los postulados neoliberales- y ellos ponen la cuchara- Y las administraciones han hecho inversiones multimillonarias en nuestra ciudad en la última década, ¿y las inversiones del empresariado cordobés? El empresariado cordobés sufre de auténtica anomia y eso si que es una grave problema para la ciudad, un freno a la creación de riqueza y empleo.

  • Gerardo

    Visitando a mi hijo en Ciudad Real encuentro que en la cartelería que inunda las calles aparece el avión que sobrevuela la ciudad como gran aportación a la iconografía de una urbe poco atractiva y de un aspecto muy anónimo.

    Consulto la página del aeropuerto y habían volado en casi 6 meses del 2011, solamente 9411 pasajeros, frente a los más de 2,5 millones de pasajeros anunciados que volarían cada año cuando empezó la construcción. A base de créditos de cajas de ahorro se construyó otra infraestructura inútil y costosa que llevó a la ruina a CCM. Creo además que CajaSur es accionista también de otra gran infraestructura inútil.

  • Juan Andrés de Gracia

    Ahora veremos como responden ante la presencia del PP. Como he analizado alguna que otra vez, Nieto ha hecho un gobierno al empresariado, lo que no sabemos es qsi ello va a conllevar una reacción positiva de los empresarios o simplemente profundizamos en inversión pública para que ellos recojan beneficios.

  • Juan Andrés de Gracia

    Totalmente de acuerdo. Una infarestructura sobredimensionada y que era el ejemplo que el PP quería para el aeropuerto de Córdoba. Por eso, insisto en que me parece que como va a quedar nuestro aeropuerto cubre nuestra expectativas y encima a un precio razonable y con un coste ambiental moderado.

  • Juan Andrés de Gracia

    Totalmente de acuerdo. Una infraestructura con un coste asumible y que puede dar servicio a la ciudad