El Cecogobierno en crisis

Juan Andrés de Gracia | 5 de abril de 2012 a las 13:15

La imposibilidad de que el señorito candidato Arenas gobierne la Junta de Andalucía, y los raquíticos e injustos presupuestos de inversión estatal de 2012 para Córdoba, han hecho entrar en crisis al Cecogobierno, que había tomado el poder en la ciudad ante la debilidad del gobierno de los “19 escalones”. La primera víctima de estos últimos acontecimientos es, de nuevo, el Centro de congresos “versus” convenciones, usado como arma electoral por los “peperos”, y ahora falto del consenso necesario para desarrollarse. El Centro de congresos de Miraflores, porque el joven Nieto ya se ha comprometido tanto con su no construcción, que es imposible que dé marcha atrás, que para eso es alcalde, y se encarga de poner condiciones cada vez más imposibles de cumplir; el Centro de convenciones, porque encuentra, por ahora, la oposición del PSOE y de IUCA, entre otras cosas, por ser una operación especulativa que rompe el PGOU, cocinada a sus espaldas.

Las dos portavoces del Cecogobierno han tomado posiciones diferentes. Por un lado, el Masa Carreto, que se ha visto sorprendido de que desde el gobierno de España, a pesar del compromiso del “noqueado” Arenas y de “Manostijeras” Rajoy, no se haya incluido ni un euro para el nuevo proyecto ideado por ellos, y, además, se hayan dejando en el limbo los últimos 3,5 mll de euros previstos por ZP para el Centro de Congresos. Por otro lado, el joven Nieto, rodeado de la guardia pretoriana de diputados y senadores del PP, para no pasar el mal trago a solas, ha improvisado que todo está pendiente de saber cuánto va a poner la Junta, y del grupo de expertos que quiere constituir para hablar de la gestión del proyecto. O sea, que él, solo, sin consultar a nadie, decide romper el consenso sobre Miraflores para, ahora, cuando los suyos le tuercen sus previsiones, buscar culpables externos. Incluso, han llegado a regodearse por anticipado de que la Junta tendrá que realizar recortes, ante la menor aportación del estado a sus cuentas, sin darse cuenta de que, al final, esos recortes son para el vecindario.

Lo más curioso es que hay dos voces por ahora discordantes. La primera, la del presidente de la Cámara de Comercio, el pragmático Fernández de Mesa, que ayer volvió a defender el Centro de congresos en Miraflores, por ser lo mejor económicamente para la ciudad. Con ello, da voz a los empresarios de la hostelería o del comercio que no han entendido que el Masa Carreto, siguiendo intereses especulativos, apostara por el Pabellón de Cajasur, rompiendo diez años de trabajo. Hay que recordar que la mano derecha del actual presidente de Asaja, es ahora el Primer teniente alcalde del gobierno de la “Casa de los muchos”, el liquidador Navas, con lo que puede ser que el joven Nieto haya encontrado oposición interna a sus planes.

La segunda voz, es la que no se ha escuchado, la del subdelegado de gobierno Primo de Jurado, que ha evitado hablar hasta que desde Madrid, o desde la sede de Génova, se aclaren. Lo lógico es que él hubiera presentado las cuentas y no que lo hiciera el joven Nieto, pero está claro que el PP cordobés ha entendido que, si dejaba hablar al gobierno, lo único que podría decir es que Córdoba sale mal parada de las cuentas estatales, y que el año que viene puede ser peor, cuando venga el próximo recorte. En estos días, el joven Nieto intentará conseguir compromisos para demostrar su peso dentro del partido, pero chocará con todos sus compañeros de otras provincias haciendo lo mismo, por lo que la labor es difícil. No se le debe olvidar que Manostijeras Rajoy ya dejó de aportar a la ciudad los 3.000 millones de pesetas que prometió cuando era Ministro del gobierno Aznar, por lo que ya está acostumbrado a decir y no hacer.

En cualquir caso, el portavoz empresarial del cecogobierno, Masa Carreto, ha alumbrado el camino a seguir como estrategia para la ciudad. Ha propuesto que el gobierno se olvide del proyecto de la Biblioteca Provincial, por no “ser productivo”. Aquello de Capital Cultural, que se auspició desde la propia Ceco, ya es un proyecto el pasado y ahora toca lo que genere plusvalías a corto plazo. O sea, que si apuesta por el Centro de convenciones, abandonando Miraflores, es, simplemente, porque se le sacará más rendimiento económico, lo que no sabemos aún es para quien. Bueno, para BBK-Cajasur, sí, y para el Parque Joyero, también, ahora solo falta identificar al resto de interesados urbanísticos (Gómez tiene por allí las Naves, Prasa tiene el suelo que compró al Parque Joyero, …) ¿Por qué nuestra ciudad choca siempre con los mismos intereses, una y otra vez?

Presupuestos sin sorpresas

Juan Andrés de Gracia | 4 de abril de 2012 a las 13:43

No seré yo quien me ponga las manos en la cabeza al ver los presupuestos estatales de 2012 para Córdoba. Cuando se asumió que había que llegar al 5,3 de déficit sobre el PIB en este año, era evidente que se verían afectadas las bases del estado del bienestar y las inversiones provinciales. En una entrada anterior ya lo anticipaba y solicitaba una aportación razonable, y ahora voy a ser consecuente, al confirmarse lo que esperábamaos. Creo que este gobierno, y el anterior, se tenían que haber negado a aceptar las exigencias de la banca europea,  y a que desde Alemania se nos dicte lo que debemos hacer (impresentable que un comisario político de Merkel viniera a fiscalizar el presupuesto antes de que llegara al Congreso). Pero no es menos cierto, que vivimos sobre préstamos que debemos pagar, y que, los que quieren cobrarlos, nos imponen sus normas. Las consecuencias de no hacerlo se nos escapan, y solo sería posible hacerlo si se cuenta con el apoyo mayoritario del vecindario. Pero, lo cierto, es que la mayoría del Parlamento es favorable a aceptar las imposicones europeas, así que, en este escenario nos movemos.

Lo que más me preocupa es la repercusión que sobre la sanidad, la educación y la política social van a suponer estos presupuestos. Las partidas que depedendían del Estado se recortan (becas, investigación, depedendencia, …), pero es posible que las comunidades puedan mantener sus programas, al haberse subido ligeramente las partidas destinadas a ellas. Lo complicado es que se les obliga a cumplir el compromiso de déficit, lo que en Andalucía supondrá que se modifique el presupuesto a la baja. Respecto a la inversión estatal en Andalucía, es lógico que se reduzca en términos absolutos, pero no lo es que no se cumpla el porcentaje que marca nuestro Estatuto de Autonomía. Me gustará conocer las reacciones del noqueado Arenas y del parlamentario Nieto, y ver como lo justifican. En este último caso, tendrá que justificar también, como presidente provincial del PP y alcalde de la ciudad, que le parece que Córdoba vea de nuevo reducida la inversión y sea de las más bajas de Andalucía. Ahora toca eso de ver, si prima ser del partido o la coherencia con lo defendido en otras ocasiones. ¡Qué fácil era contra ZP!

Creo que son satisfactorias las partidas previstas para el aeropuerto, y lo que debe hacerse es culminar su construcción y funcionamiento y dejarse de especulaciones sobre otros emplazamientos. Para el funcionamiento, aparece una partida específica, y, por tanto, hay que ponerse a trabajar para conseguirlo. También es importante que se incluya partida para acabar la Variante de Porcelanosa, lo que supondrá mejorar los accesos a la ciudad por el sur, sin tener que entrar en La Torrecilla. Más lento de lo deseado avanzará la A-81, que debe sustituir a la actual N-432, pero sigue presente y eso es importante. Que no se incluya la autopista a Toledo es hasta positivo, por innecesaria. Lo que tendrá que explicar, el joven Nieto, es que no aparezca partida para el centro de congresos, ni para el especulativo y virtual centro de convenciones. Respecto al primero, habrá que confirmar qué ha sucedido con la partida de 2011, que dependía de un convenio que no se ha firmado y de una obra que no se iniciado. Sobre el segundo, recordar que los 5,5 mll de euros recibidos hasta la fecha, eran para el proyecto de Miraflores. Pero, lo que cuestiona más la viabilidad del proyecto, es que no se vaya a comenzar la licitación del tramo norte de la Variante Oeste, pieza fundamental para el acceso al Pabellón de Cajasur.

En cuanto a la opción por la Córdoba cultural, solo es destacable que se amplía la partida para la Biblioteca Provincial, y lo que hay que hacer es empezar ya la construcción, para lo que se tiene hasta licencia. Respecto al resto de equipamientos, Museo Arqueológico, Archivo Histórico o Museo de Bellas Artes, será otro año en blanco. Tampoco la Mezquita contará con partida para su rehabilitación permanente. Que se recojan partidas para el futuro, tiene escaso valor, puesto que el año que viene habrá que volver a dar un recorte a las cuentas públicas hasta llegar al 3% de déficit, por lo que las expectativas no son buenas. La bajada de las partidas de política activa de empleo, es una mala noticia para el anunciado “proyecto piloto de empleo”, que debería sustituir al Pacto por el empleo. Así que no hay esperanzas de que el paro baje a corto plazo en la ciudad, y ya se ha consumido el efecto Leroy Merlín y Primark.

¿Privatizaciones “peperas”?

Juan Andrés de Gracia | 3 de abril de 2012 a las 13:29

Sobre el plan de ajuste que han preparado el joven Nieto y sus 19 escalones, me parece necesario hacer algunas reflexiones, empezando por las “privatizaciones”. Desde la izquierda, se suele acusar a la derecha, de ser proclive a pasar al sector privado servicios y empresas que podrían tener mayor rentabilidad social en lo público. Por otra parte, la derecha acusa a la izquierda, de insistir en que lo público se ocupe de actividades que pueden desarrollarse, tranquilamente, desde lo privado. Las posturas varían desde el extremismo de “todo privado” o “todo público”, a fórmulas mixtas, con distinto peso de una y otra opción. En cualquier caso, el debate está muy ideologizado, pero ya desde la izquierda se admite que no tiene sentido una administración pública omnípotente, y, desde la derecha, se concibe que hay distintos servicios que pueden gestionarse mejor desde lo público.

En esta ceremonia de la confusión sobre qué es privatizar, se cuela además la posibilidad de descentralizar o externalizar servicios, mediante empresas u organismos autónomos y concesiones administrativas, entre otros sistemas legales. Para la izquierda más dogmática, todo lo que no sea funcionarizar la gestión, es un error, y lo consideran una privatización de hecho. Poco les importa que la toma de decisiones y la dirección sean públicas, y que no se basen en la búsqueda del beneficio lucrativo. Es curioso que, sin embargo, reciban como contestación el rechazo generalizado del funcionariado, convertido en un adversario del resto de los trabajadores por mor de sus supuestos priviliegios.

Tras esta toma de posición, se puede afirmar que el plan de ajuste presentado por el becario Bellido, sólo incluye una privatización parcial de una empresa municipal: Cecosam. Propone la entrada de capital privado para convertirla en empresa mixta, con mayoría accionarial pública. Aduce razones de competitividad en la ciudad, y el presunto interés de nuevas empresas por establecerse en Córdoba, que podrían provocar mayores pérdidas a la empresa pública. Le dedicaré una entrada específica esta semana, pero, por lo pronto, me interesa remarcar que ello supone un incumplimiento más del programa electoral, donde el joven Nieto repitió machaconamente que nunca privatizaría empresas ni servicios. Más parece una avanzadilla sobre lo que será la política futura del PP respecto a privatizaciones. No me tranquilizó que, en el Pleno, el becario Bellido hablara de que existían ofertas en firme para la compra de Emacsa. Llegó a plantear que, solo con esa venta, se solucionarían los problemas económicos municipales, así que no descarto que vuelvan a ello más adelante.

La propuesta de externalizar servicios, como la Escuela Infantil y la Residencia de Ancianos, no se pueden calificar de privatizaciones, por mucho que el nuevo coordinador lcoal de IUCA, el impulsivo Florido, se rasgue las vestiduras repartiendo insultos. Es cierto que los sindicatos municipales no están por la labor, pero en plena crisis de ingresos de los ayuntamientos. hay que plantearse si hay servicios que pudieron tener sentido su prestación municipal, pero ahora lo han perdido. Ya pasó, gobernando IUCA, con el laboratorio  o el matadero municipales, y se intentó con el zoológico o con los mercados, aunque, en este último caso, curiosamente, fue el PP, el que salió en su defensa de forma feroz, y ahí están penando y sumando un coste innecesario a las arcas públicas. El abastecimiento de la población está plenamente asegurado mediante los comercios privados que ofrecen todo lo que el vecindario puede necesitar. Se cerraron los mercados del Parque Cruz Conde o del Alcázar, y nada ha pasado, excepto un ahorro para las arcas públicas. También dedicaré una entrada específica a ambos servicios, pero anticipo mi posición de que es necesario que las entidades locales reflexionen sobre los servicios a prestar y su necesidad.

Por último, la Casa de los Muchos habrá agradado a la izquierda más dogmática al plantear que la Gerencia de Urbanismo, el Instituto de Deportes o el IMDEEC vuelvan al ayuntamiento matriz y abandonen su autonomía de gestión. En el plan de ajuste, aparece como un hecho, en forma total o parcial, pero se ha anunciado que solo se aplicará si no se controla el gasto de personal, o sea, como una especie de chantaje. Quizá habría que reflexionar sobre las razones por las que, entidades creadas para mejorar la gestión, han acabado teniendo los mismos vicios, lastres y problemas que antes, por lo que es lógico que se plantee su continuidad. Lo malo es que, detrás de esta vuelta a casa, lo que los peperos pretenden es, simplemente, ahorrar, puesto que solo lo harían los funcionarios y los laborales indefinidos con condiciones, pero quedarían fuera el resto de trabajadores. O sea, sería un ERE encubierto. Ya aclararé más en otra ocasión.

“Deja vu” en IUCA

Juan Andrés de Gracia | 2 de abril de 2012 a las 15:03

En varias ocasiones, he recordardo unas palabras del maestro Arangurén, que me impactaron cuando empezaba a interesarme por la vida colectiva: “Ser de izquierdas es estar contra el poder”. Entendiendo poder como sinónimo de gobierno, lo que actualmente sabemos que no es exactamente así, una fuerza de izquierda nunca podría optar a gobernar, ni siquiera cuando tuviera la unanimidad del vecindario, con más razón cuando solo se llega a contar con el apoyo de un porcentaje pequeño de la población. Para un sector de la izquierda, aquella que procede del dogmatismo, sí se puede gobernar cuando se cuenta con la mayoría suficiente del vecindario, usando tal posición para intentar perpetuarse en el poder. En el mundo actual, donde la izquierda aún no ha encontrado respuestas globales a un poder global, es más cómodo, a nivel particular, no gobernar nunca y quedarse como esencia de la izquierda eterna (si es posible, con financiación de la democracia burguesa de la que se abomina).

Esta forma de pensar, donde algunos deciden otorgar certificados de izquierda, como si fueran dioses, a quien les parece, es la que IUCA practicó, con el “Gurú” Anguita al frente, en gran parte de los años 90. Fue la teoría de las “dos orillas”, donde IUCA se reservaba la etiqueta de izquierda, y situaba al PP junto al PSOE y despreciaba al resto de fuerzas que pretendían situarse en su orilla, ya fueran los Verdes o las izquierdas nacionalistas. El objetivo, copatrocinado por la derecha mediática, era el “sorpasso”, esto es, que el PCE (IUCA) fuera la fuerza más votada de la izquierda, aunque ello pasara por dejar gobernar al PP. “Pinzas” Rejón fue su máximo promotor en Andalucía, y tuvo momentos excelsos en la falta de acuerdos entre la izquierda para gobernar en los ayuntamientos en 1995, con frases que tanta sangre crearon como “Córdoba es como Soria”.

Ahora, la derecha vuelve a sacar a sus particulares compañeros de estrategia, Rejón y Anguita, para intentar condicionar y torpedear los acuerdos entre IUCA y PSOE para Andalucía. No llegan a defender la teoría extremeña, esto es, que es mejor dejar gobernar a la derecha, que a quien práctica políticas de derecha. Lo más curioso es que estas teorías también residen en el PSOE, pues, Ingecom Salinas, entre otros, defendían que se dejara gobernar al joven Nieto en 2007, antes que votar y gobernar con la “conversa” Aguilar. Por tanto, los intereses bastardos, los acuerdos extraños con poderes fácticos de la derecha que mantienen demasiados líderes de la izquierda, provoca suficiente confusión, que suele llevarnos a pensar por qué volvimos creer en la izquierda. En caso de que la defensa de esas posiciones fuera honesta, lo que la experiencia y la historia me ha dicho que no es así, se estaría olvidando lo que el vecindario ha votado. Pero ¿a quién le importa? Al final, los egoísmos partidistas, o personalistas, pueden con el mandato democrático, lo que está llevando al desapego de la política.

No quiero decir que IUCA está “obligado” a pactar en cualquier circunstancia y condiciones con PSOE. Viví lo que significa hacer lo mismo, pero en sentido contrario, en el ayuntamiento de Córdoba en 2007, y toda la izquierda lo hemos pagado. Las condiciones impuestas por la “Quina” Aguilar” al PSOE, impedían poder trabajar con libertad, y a quien se atrevía, el “aspirante a fenómeno”, Durán, le mandaba parar, siguiendo los deseos de la “compañera alcaldesa”. IUCA debe exigir suficientes elementos programáticos, pero siempre desde su aportación real de voto. Los andaluces no han apoyado mayoritariamente sus máximos ideológicos y deben reconocerlo. El PSOE debe aceptar que el vecindario ha votado un giro a la izquierda, y no pretender mantener políticas fracasadas y vicios que han generado corrupción, después de treinta años de gobierno andaluz. No puede pretender seguir manteniendo su dependencia de los dictados de la banca europea y nacional, y menos que IUCA lo acepte. Lo que está en juego no es el futuro de sus fuerzas políticas, ni siquiera de sus representantes actuales, sino que la izquierda demuestre que hay una alternativa de actuación, dentro del marco que determinan las políticas españolas y europeas.

Por eso, no entendería que los “líderes” políticos andaluces de izquierda, no supieran llegar a un acuerdo. Me parecería haber vuelto a 1994 y tendría que reconocer que la vida se repite, ya sabemos que, la segunda vez, siempre es como una farsa. Lo malo es que lo sufrirían los andaluces. ¿Le importaran al viejo Griñán y el clásico Valderas los que les han votado? Que lo demuestren.

Córdoba pendiente de Andalucía

Juan Andrés de Gracia | 1 de abril de 2012 a las 19:13

Las negociaciones que se están entablando para formar gobierno en Andalucía son  importantes para nuestra ciudad y provincia. Como la opción de gobierno de concentración no me parece viable, tendremos que centrarnos en la posibilidad de llegar a un acuerdo entre PSOE e IUCA, ya sea de gobierno, de investidura o de legislatura. Es cierto que la pérdida del gobierno municipal por parte de IUCA sitúa a nuestra ciudad al mismo nivel que el resto de ciudades grandes de Andalucía, esto es, gobernadas por el Partido Popular, por lo que difícilmente habrá un trato de favor hacia nosotros. La verdad es que haber estado gobernados por IUCA nunca nos dio ninguna ventaja, y ahora que podíamos estar bien situados, ha pasado la ocasíón.

La negociación va a estar condicionada por el escenario de crisis y por los necesarios recortes que, desde Europa y Madrid, se imponen a Sevilla. El presupuesto andaluz para este año preveía un escenario de crecimiento que ya no se va a dar y, el presupuesto de Manostijeras Rajoy significa un descenso importante en las aportaciones de fondos que llegan desde el gobierno central (Veáse recorte en Dependencia, por ejemplo). Si a todo esto le sumamos los conflictos que empiezan a producirse entre el gobierno andaluz y el central, que ha tenido su último episodio en la subasta de medicamentos, y que se prevé que se incremente exponencialmente, el margen para gobernar se estrecha.

Pero ello no puede ser obstáculo para que Córdoba sitúe sus necesidades, en este caso, sin excesos. En este sentido, lo primero que debe asegurar el nuevo gobierno será el mantenimiento del estado de bienestar. La educación y sanidad, especialmente, las públicas, y los programas sociales, donde destacan las pensiones no contributivas, los servicios comunitarios y la ley de dependencia deben mantenerse en niveles de calidad suficiente. En lo que respecta a inversiones, es necesario poner en funcionamiento el CARE Noreña, y terminar los centros de salud en construcción o reforma (Huerta de la Reina, Sector Sur, …), además de continuar el Plan de Modernización integral del Hospital Reina Sofía. En educación, es importante terminar las obras del Conservatorio de Danza y poner en construcción el Instituto de Miralbaida, prometido desde 1998.

De forma singular con nuestra ciudad, debe mantenerse la apuesta por la cultura como elemento estratégico. En este sentido, el inmediato funcionamiento del C-4 debe contribuir al equilibrio de la ciudad entre Norte y Sur. Como copropietaria de la Orquesta de Córdoba hay que darle estabilidad y solucionar, de una vez por todas, su sede y auditorio. Unido indisolublemente a este objetivo, está mantener la aportación para el Centro de Congresos en Miraflores, 18 millones de euros, evitando participar en el proceso especulativo abierto para cambiarlo por el “Pabellón BBK-Cajasur”. En la otra orilla, esperamos que en breve se acaben las obras de recuperación de la Ribera y entorno del Puente Romano, con el Centro de Visitantes como mascarón de proa. Las tres actuaciones se sitúan en el entorno del río y lo revalorizan como espacio de vida.

En cuanto a infraestructuras de comunicación y transporte, vuelvo a insistir en la necesidad de replantearse la inversión en la Ronda Norte, que es de dudosa necesidad y producirá efectos perniciosos medioambientales para la calidad de vida en la ciudad.  Sí sería bueno que se mejorara toda la Carretera de Palma del Río hasta Almodóvar, incluyendo la variante de Villarrubia, y que se trabaje en el Consorcio de Transporte para dotar a Córdoba de un servicio de cercanías ferroviarias. Mantener el proyecto logístico para Córdoba, requiere potenciar el Centro de Transporte de Mercancías, y unirlo con la estación de clasificación de mercancías del Higuerón. Del tranvía pueden olvidarse por ahora, pues no es ninguna prioridad.

Por ultimo, sin ánimo de agotar las prioridades, ya no he planteado la construcción de la Ciudad de la justicia, pues teóricamente el contrato está firmado y ya no debe pararse. Sí creo que no es una necesidad la Torre de Poniente, a pesar de que se busquen sistemas de financiación pública-privada. Es más interesante que apuesten por nuestro patrimonio, mediante la potenciación social de Medina Azahara. En cuanto a la ordenación urbanística, hay que aprobar el POT, que nos define como zona metropolitana, y colaborar en poner orden en las parcelaciones que reúnan las condiciones objetivas necesarias. Aquí espero que mantengan la seriedad con las Naves de Colecor, que se traduce en permitir su legalización parcial. En cualquier caso, habrá que estar atento a la negociación abierta, a la que deseamos acierto y que sepen leer lo que el vecindario andaluz votó.

Medina Azahara: Parcelaciones en el laberinto

Juan Andrés de Gracia | 30 de marzo de 2012 a las 13:46

La verdad es que no esperaba mucho más. Es decepcionante que, después de lo que llevamos hablando de las viviendas del entorno de Medina Azahara, y tras tres años de funcionamiento de una oficina para buscar soluciones a las mismas, el resultado sea ninguno. Bueno, concretamente, se propone que se realice un informe sobre las posibilidades que la legislación concede a cada vivienda, una a una. Para ello, dicen que es muy interesante el inventario realizado, que se lo podían haber pedido al movimiento vecinal o a la policía local o autonómica, que lo conocen desde hace años. Me da la impresión que la Prudente Ambrosio y el Discreto García han vuelto a plegarse ante las exigencias del Sátrapa Vallejo.

Queda claro que han decidido eliminar las alternativas planteadas en el borrador de conclusiones, y que consistía, bien en erradicarlas por completo, bien en expropiar las viviendas o bien en ofrecer la oportunidad  de cambiarlas de sitio. Pero es que esas medidas ya se sabía que eran irrealizables desde que comenzaron el estudio. La erradicación, porque el tiempo de construcción de las viviendas ya ha generado derechos inalienables; la expropiación, porque no hay dinero para ello; y el traslado, porque ni hay suelo adecuado ni dinero para ello. Limitarse a decir que lo que tiene que hacer el ayuntamiento es aplicar las dos normativas últimamente publicadas, para ver si las casas pueden acogerse, es lanzar balones fuera.

El entorno de Medina Azahara sigue estando especialmente protegido, por lo que solo podía darse alguna solución de reconocimiento, que no de legalización, a las viviendas que demostraran que se construyeron antes de que se iniciara el expediente de protección y que cuenten con condiciones de habitabilidad. Se les podría permitir algunas mejoras por cuestiones de salubridad, pero nada de red de saneamiento, ni de abastecimiento. Además, hay que recordar que la ley de Patrimonio obliga a informe preceptivo de la Consejería de Cultura sobre cualquier obra que se vaya a realizar en un bien protegido. Eso significa que seguimos en el mismo lugar en el que estábamos, dependiendo de una visión irreal del problema, pues, Cultura ha denunciado hasta cuando se han plantado árboles.

Las conclusiones presentadas proponen que, a corto plazo, se busque la solución anterior, que ya he comentado que solo podria ser asumible por algún caso esporádico, y que, a largo plazo, se decida “la integración o no de estos asentamientos en el modelo territorial urbano”. Simplemente genial que alguien pueda tirarse tres años para concluir semejante obviedad. En román paladino, que se intente dar soluciones autónomas para acceder al agua potable y para el saneamiento (Pozos, fosas, …), y que, en un futuro sin determinar, se tome la decisión que ahora no se toma: O regularizar o erradicar, no hay más.

Por ser justos, las propuestas de la oficina técnica dejan claro que es ilógico que el Plan Especial de Protección de Medina Azahara y la definición de la zona BIC, se hayan hecho de espaldas a la cercanía del desarrollo urbano de la ciudad y que debería permitir algo más que recuperar los caminos históricos. Esto es, que se muestra de acuerdo en dotar de vida el entorno sin agredir el bien a proteger. Deja entrever que no considera que las viviendas afecten al conjunto arqueológico y que, además, hay otros usos, como el del campo de golf, o el centro ecuestre, que servirían para dar sentido a la zona y evitar presión urbanística. Lo que temo es que el Sátrapa Vallejo volverá  a usar sus contactos con Sevilla para impedir cualquier iniciativa que pueda dar sombra a su juguete-puzzle personal.

En definitiva, que lo que tenemos es un precioso e inútil documento, y que el ayuntamiento tiene la potestad de mover pieza. Por cierto, desde hace años, desde el vecindario se planteó que la única solución pasaba, bien por modificar la zona BIC y/o el Plan especial de protección de Medina Azahara, bien por hacer una ordenanza específica, con exigencias, a la zona ya edificada. Ahora Tristón Martín tiene la ocasión de promoverlo, con garantías de éxito en el Pleno municipal. Pondría en un brete a IUCA Y PSOE, que tendrían ahora que tomar una decisión con un matiz diferente a otras veces: esta vez IUCA sería parte del gobierno andaluz.

 

Semana de pasión municipal

Juan Andrés de Gracia | 29 de marzo de 2012 a las 12:05

Anunciaba en una entrada. hace unos días, que esta semana sería decisiva para Córdoba, ciudad y provincia, y para el gobierno municipal de los “19 escalones”. Hasta ahora, las elecciones andaluzas y la huelga general de hoy, han supuesto que se den cuenta que el desgaste “pepero” va a avanzar más rápido de lo que pensaban. Las llamadas al sacrificio del vecindario están chocando con la realidad, ya de por sí, suficientemente dolorosa para gran parte de la población cordobesa. Y ahora toca que el joven Nieto desvele cuáles sus planes a corto y medio plazo, obligado por el plan de ajuste, a diez años vista, que debe aprobar mañana el pleno.

El sistema de pago de la deuda a proveedores, impuesto por el gobierno de Manostijeras Rajoy, es, intrínsicamente, un arma para estrangular a los ayuntamientos, con la excusa de evitar el déficit público. En nuestro caso, todos reconocen, excepto cuando toca intoxicar a Maquiavelo torrico o al Becario Bellido) que las facturas pendientes del ayuntamiento de Córdoba, en torno a 23 millones de euros, suponen una cantidad razonable en comparación con el de ciudades de nuestro entorno, incluso las gobernadas desde hace años por el PP. Sólo hay que mirar al ayuntamiento de Granada, que casi cudriplica la cantidad. Si tenemos en cuenta que, en la mayor parte de los casos, las facturas no pasan de seis meses de antigüedad, la situación se hace aún más favorable a la herencia recibida.

Pues bien, el plan de ajuste preparado conlleva una subida muy importante de los ingresos a través del incremento del IBI urbano mediante una revisión catastral (que llegaría en el peor momento) e incremento general de las tasas, así como a la extensión del copago en muchos servicios municipales.  Se anuncia que la reducción de la presión fiscal solo será posible a… ¡medio plazo! La reducción de gastos ya no pasa por la austeridad, sino por la reducción de las partidas de personal, que solo es posible de dos formas: o mediante rebaja de salarios o mediante despidos y reducción de contrataciones.

En lo que afecta a servicios municipales, se opta por la externalización de los mismos, que solo supondrá ahorro si apareja una reducción, como siempre, de personal. Eso solo significa incoporar al frente de la Escuela Infantil o de la Residencia de Ancianos de empresas que, para llevarse un beneficio, han de sacarlo de la reducción de los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores que contraten, además de conseguir que se pague por el servicio sustituyendo la subvención del mismo. Tengo claro que no serán los únicos servicios que pasen por esos procesos, y que se va a contar con la oposición sindicial para llevarlos a cabo.

En cuanto a las empresas municipales, parece desecharse el “holding” prometido para Emacsa, Aucorsa y Sadeco, y solo se apuesta por el desarrollo de gestiones comunes que puedan suponer ahorros en compras, servicios, etc. Diferente es para Cecosam, donde inician su camino privatizador, mediante la venta de acciones. Teniendo en cuenta las limitaciones del mercado por razones obvias (descenso de la mortalidad), no se oculta que a la empresa que le interesa comprarlas, será para ganar dinero, lo que solo se podrá conseguir cobrando más o rebajando gastos mediante reducción de personal y salarios, especialmente. El sector privado local de los tanatorios actúa en régimen de monopolio, por lo que la empresa solo puede subsistir si es competitiva, y ya sabemos lo que ello supone.

Respecto a los organismos autónomos (Gerencia, IM Deportes, IMDEEC), la propuesta va en la misma línea, puesto que la recuperación de la municipalización del servicio, presentada como alternativa al coste salarial, solo busca ahorrarse los costes del personal laboral. De no hacerse así, el ahorro en costes será insuficiente para lo que pretende el plan de ajuste. Queda claro, que la nueva reforma laboral permite a las instituciones públicas despedir con 20 días por año trabajado, solo por tener una reducción de ingresos durante dos trimestres, y no hay entidad municipal que no cumpla ese ratio. Por tanto, estamos en la antesala de ERES municipales. No hay ni que decir el conflicto social que se avecina.

Esta peculiar Semana de Pasión municipal, previa a la que le gusta disfrutar al joven Nieto de Semana Santa, continuará mañana con la liquidación municipal, que generará un déficit que podría superar los 20 millones de euros. Ello obligará a reducir el presupuesto actual en esa cantidad, con lo que los recortes volverán a estar de actualidad en el ayuntamiento de Córdoba. Tan sólo faltará que Látigo Soraya anuncie el viernes los presupuestos municipales, y ya sabemos, por lo que van anunciando, que significará que la Semana de Pasión no termine con ningún Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección, sino con un descenso a los infiernos.

Córdoba en el diván

Juan Andrés de Gracia | 28 de marzo de 2012 a las 21:07

¿Qué le puede pasar a una ciudad que ha apostado todo a caballo ganador, leáse el señorito Arenas, y, de repente, se despierta del sueño de forma brusca y cruel? Si revisamos los diez meses de gestión del joven Nieto, comprobaremos que se ha volcado en la campaña, con la única opción de gobernar la Junta. Incluso esperó a cambiar “escalones” de su gobierno, ante las seguras expectativas de que el “aparato andaluz pepero” contaría con parte de sus miembros. Curiosa va a ser la reacción de la “hippy” Alarcón y el “provinciano” Molina, que se pueden ver obligados a ser oposición en el Parlamento Andaluz, en vez de parte del gobierno de la Diputación. Aunque ser parlamentario tenga su prestancia, estar en la oposición hace perder mucho lustre al cargo. A ello, únase los cargos que ya tuviera prometidos el joven Nieto, algunos se quedan con el traje comprado, y que ahora se ve obligado a resituar, por lo que auguro un desembarco en puestos de confianza del Ayuntamiento y la Diputación.

Con todo lo complicado que debe ser reorganizar su partido, el joven Nieto tiene más difícil hacer borrar esas fotos de campaña en las que comprometió, no solo su persona, sino al propio ayuntamiento. El “Centro de Convenciones virtual”, se presentó en un acto electoral junto al “sonado” Arenas, con su aval y su compromiso. Ahora ha de saber cómo se vende a un gobierno andaluz de la izquierda, que ha sido tratado como invitado de palo. La primera respuesta de Maquiavelo Torrico demuestra que aún sigue colapsado por los resultados electorales. Si pide a la Junta 35 millones de euros, se los tendrá que pedir a su vez al gobierno central, además de sumar aportación de la Diputación. Lo mismo se le ha olvidado que su modelo era como León, así que a aflojar “pasta” todos. ¿Va a tener valor para pedír algo más a Manostijeras Rajoy? Hasta ahora, la Junta había comprometido 18 millones, y el Gobierno central, 9. Me da en la nariz que va a tener muy difícil cargar toda la responsabilidad a la Junta de Andalucía.

El proyecto “piloto” que decía estar preparando con el apoyo de la ministra del desempleo, Báñez, se quedará cojo si la Junta no participa en él. El intento de mantener una política cultural relevante en la ciudad, es imposible sin la comunidad autónoma competente. Mantener los programas sociales, como la dependencia, solo es posible con la alianza con la Junta. Incluso su idea de hacerse con el Polideportivo de la Juventud, no tiene futuro sin la inversión deportiva a negociar con Sevilla. Así podriamos seguir, pero queda ya demostrado lo que pasa cuando un alcalde, ya no joven, sino en prácticas, y al servicio militante de su partido, en busca de su propia proyección personal, usa los proyectos de ciudad de forma partidista.

Se han tenido que quedar de cuajo los aliados “peperos” del mundo de los parcelistas, con el socio Gómez y sus naves-multa, pues cualquier solución pasa por la izquierda, de nuevo. Claro, que siempre tendrán a la conversa Aguilar para buscarles apoyos. No es extraño que Sandokán ya haya declarado que el resultado lo esperaba. ¡Qué pronto se ha dado cuenta de la necesidad que tiene de volver a tratar con su vieja amiga! Pero no menos descolocados deben estar el Masa Carreto y Mario BBK, pues se han metido en un laberinto, con el apoyo prestado al joven Nieto en plena campaña. ¿Van a formar parte de la batalla que se avecina entre Capitulares y San Telmo?

Quienes habían pensado que las gaviotas iban a anidar en todas las instituciones, están replanteándose su posición en función de lo que les una o dependan de la Junta de Andalucía. Preveo un debate local basado en que la izquierda va a estar, permanentemente, guerreando con el gobierno de los “19 escalones” y el de “manostijeras” Rajoy; y, por otro lado, a “la casa de los muchos” buscando defender a lo suyos, y buscando culpar de todo a la Junta de Andalucía y la malévola izquierda. Esta situación no la deseo, pero preveo que pueda acabar como la película de “La Vaquilla”. El maestro Berlanga siempre es una buena inspiración, y en esa comedia dejaba una imagen que actualizo: Córdoba muriendo en tierra de nadie, mientras que los dos bandos siguen a garrotazos. Así que me sumo al editorial de El Día: Diálogo, consenso y acuerdo.

Pacto andaluz y gobernabilidad

Juan Andrés de Gracia | 27 de marzo de 2012 a las 17:24

Repuesto de la decepción electoral, el señorito Arenas se ha visto obligado a no seguir dando la imagen de derrotado cuando ha sido la fuerza política más votada. Por esa razón, pretende, sin mucha convicción, sea todo dicho, presentarse a la investidura como presidente de la Junta de Andalucía. Para intentar hacer creíble su opción, plantea la vieja cantinela de dejar gobernar al que ha ganado las elecciones. La evidente ingobernabilidad que supondría tal situación (con IU y PSOE en la oposición), la quiere superar con unos sorprendentes “acuerdos de gobernabilidad” con el PSOE. Ha rechazado, al menos por ahora, la solución extremeña, esto es, que IUCA se abstenga y les deje gobernar.

Los “peperos” se muestran, sin embargo, sin fe en sus opciones de gobierno. En primer lugar, porque confiaban ciegamente en la mayoría absoluta y se veían ya repartiéndose las consejerías. En segundo lugar, porque la diferencia con el PSOE ha sido de tan solo 40.000 votos y se ha visto acompañada por un ascenso importante de IU, con lo que tan legítimo es que IU deje gobernar a uno como a otro, pero el mensaje del electorado es claro: no quiere que gobierne la derecha. También es un problema que en Asturias estén buscando un pacto para evitar que gobierne el PSOE. Tanto se ha modificado el escenario político, que incluso parece que se reabre la posibilidad de gobernar en Extremadura, lo que puede provocar graves problemas en IUCA.

El PP se ha quedado, además, compuesto y sin novia, esto es, sin el plan B que era UPyD. Y el interés era mutuo, al ver como estos últimos le han pedido a Arenas que no renuncie a la investidura. Que fácil hubiera sido llegar a pactos entre ellos, ya sabemos que a la derecha todo se le permite. Lo más curioso, es que, en Asturias, UPyD sí podría llegar a ser decisivo para elegir quien gobierna, por lo que se le va a acabar su posición cuasivirginal, y tendrá que empezar a mostrarse como lo que es, como una fuerza de derecha populista y personalista.

IUCA tiene, por tanto, un papel importante que jugar, tanto en Andalucía como en Asturias. Se repite lo sucedido a mediados de los noventa, con una situación de crisis también muy intensa. y con una bajada importante de apoyo del vecindario hacia el PSOE. Allí se fraguó la división que significó Nueva Izquierda, así como la pérdida de mucho voto popular, al no apostar por mayorías de izquierda. Si ahora no acierta, si aparece su cara más extremista, alimentada desde los foros de la derecha, como hicieron Quijote Anguita y Pinzas Rejón, podrá volver a sufrir divisiones (Izquierda Abierta, por ejemplo) y pronto volverá a perder el apoyo del ciudadano.

Para Andalucía no hay fórmula de gobierno más estable y necesaria que la formada por IU y PSOE. La gobernabilidad de nuestra comunidad no correría peligro, excepto que los personalisnos se antepusieran a las posiciones colectivas. IUCA debe saber que en el acuerdo con el PSOE sería la opción con menor representación; el PSOE, que se acabaron las veleidades liberales. Necesitarían firmar un pacto de gobierno que recoja un modelo de acción política coherente. Ese acuerdo debe determinar la existencia de un solo gobierno y no de dos. En ningún caso, se debe llegar a dar carta blanca a ninguno de los partidos en las áreas de las que se encargaran. Plena transparencia y voluntad de consenso serán las bases de funcionamiento.

El PSOE debe asumir que no solo no ha ganado las elecciones, sino que ha vuelto a bajar voto respecto a las últimas elecciones generales. IUCA que sigue estando muy lejos, si es que llega alguna vez, el día que cuente con el apoyo de la mayoría. Por tanto, el PSOE debe girar a la izquierda, para lo que es posible que el liderazgo del viejo Griñán no es adecuado. IUCA debe adoptar un perfil institucional, sin abandonar la calle, y en esa labor, la presencia de Sánchez Gordillo debe ser testimonial. Es el momento de la colaboración plena de la izquierda desde el mutuo respeto y plena integración en el gobierno. En tres semanas, la solución.

 

Giro a la izquierda

Juan Andrés de Gracia | 26 de marzo de 2012 a las 20:52

No dejan de ser curiosas las argumentaciones que se emplean en los distintos partidos para defender que han ganado las elecciones. Resulta a veces ofensivo para la inteligencia que nadie, excepto honrosas excepciones, asuma que los resultados le han dado la espalda. Cualquier análisis electoral debe basarse, no en datos aislados y comparaciones interesadas, sino en función de las expectativas electorales con las que se  han presentado a las elecciones.

De este modo, el triunfador de las elecciones andaluzas es, casi en exclusiva, el ansia de cambiar hacia la izquierda de los andaluces. Y digo cambiar, porque ni han asumido dar todo el poder al PP, ni se conforman con mantener la política económica neoliberal del PSOE. El incremento de la confianza en Izquierda Unida, más allá de lo esperado, no es sino optar por una izquierda trasformadora, tanto en lo social como en lo económico. Ahora Izquierda Unida debe saber gestionar esta situación, que es muy similar a la que se gestó en 1994, y que estuvo marcada por la pinza y el intento de “sorpasso” desde la teoría de las dos orillas. Aquella vez no entendieron el mensaje, y, en dos años, el vecindario andaluz se cansó de ellos, y los mandó a la oposición simbólica. Su segundo escaño por Córdoba, basado en 10.000 votos más, de ellos, la mitad en la capital, significa que han soltado el lastre del rosismo converso y empiezan a funcionar como un proyecto colectivo.

Por otro lado, no es entendible que el PSOE considere que ha ganado. Por primera vez, no es la primera fuerza política en unas elecciones andaluzas y ha conseguido el segundo peor resultado de su historia (pérdida de nueve diputados). Pero es que, a nivel provincial, ha vuelto a perder voto sobre las generales de noviembre, tanto en la provincia como en la capital, con el resultado de un diputado menos. Esto solo significa que aún sigue penalizado por el vecindario, aunque tenga opciones de mantener, de froma compartida, el gobierno andaluz. La renovación de sus líderes y sus estructuras es una urgencia, y mal haría si entendiera que debe seguir mandado por el grupo de perdedores formado por Griñán, Durán, Rosa y compañía. Si no se regenera y redefine, y si Izquierda Unida acierta a mantenerse en una izquierda razonable de gobierno, seguirá transfiriéndoles voto en sucesivos procesos electorales.

En cuanto al PP, no hay más reflexión que hacer que aceptar que su empeño por depender de las políticas feroces de recortes, que solo interesan a la gran banca y a los especuladores, le ha empezado a pasar factura. Querer seguir ganando elecciones sin decir lo que se va a hacer, y saltándose a la torera sus compromisos escondiéndose detrás de la herencia, ya no surte efecto. Me parece patético el papel jugado por Nieto, alcalde en prácticas, que ha usado el ayuntamiento y su mismo cargo, como armas electorales. Ahora deberá asumir que sus proyectos de segunda clase, como el centro de convenciones, o su incapacidad para generar empleo en la ciudad, le han retirado apoyo, que, fundamentalmente, ha ido a la abstención. Mantener el enfrentamiento con la Junta de Andalucía no le ha dado buen resultado, pues le ha convertido en un acólito de Arenas, y no en representante de la ciudad. Ahora debe decidir si pasar al Parlamento andaluz o no, y los cambios que ha de realizar en su gobierno municipal y el de la Diputación. Mantener el apoyo social, solo va a depender de la eficacia de sus medidas. Esta semana, que ha empezado con las elecciones andaluzas y acabará con los presupuestos de Rajoy, pasando por la huelga general, será relevante para su futuro.

Por útlimo, UPyD, PA o Equo se han dado cuenta que no son capaces de captar más voto, ante la concentración del mismo en las otras tres fuerzas políticas. No se puede ser centralista en unas elecciones andaluzas, como el partido de Rosa Díez; no se puede improvisar una izquierda andaluza sin poder definir con claridad qué se aporta, como el PA; y no se puede jugar a ser distintos, diferentes y especiales y luego pedir el voto a la sociedad desde una supuesta altura intelectual, como Equo. Es duro que el vecindario prefiera abstenerse de forma importante, que buscar nuevas formas de representación política. En cualquier caso, si queremos romper el hartazgo político que anida detrás de no ir a votar, es necesario empezar desde hoy a desarrollar la democracia participativa, aquella que nos hace protagonistas durante los cuatro años. Que PSOE e IUCA tomen nota de que no hay verdadero giro a la izquierda si se esconden en las instituciones y si optan por gobernar desde la soberbia del poder.