El verdadero cambio

Juan Andrés de Gracia | 25 de marzo de 2012 a las 23:18

Vale, Arenas parece que ha ganado, y por poco, pero Andalucía ha dicho que quiere cambio, pero a la izquierda. El joven Nieto ha de saber que su entreguismo en la campaña, donde ha usado la ciudad para el señorito Arenas, no ha triunfado. Ahora, que dé un paso atrás, porque va a estar cuatro años gobernando la ciudad. Sus propuestas no crecen, porque son las mismas que empezó ZP y que ha seguido Manostijeras Rajoy, pero nadie las quiere. El vecindario quiere que esto cambie pero no para donde la derecha marque. Y esto sucede sin la Quina Aguilar, o mejor dicho, a pesar de ella. Cuando la izquierda se arriesga a empezar de nuevo, encuentra cariño para ello, pero que no se confunda. Que no decidan que ellos pueden decidir al margen del vecindario. Arenas es pasado, y Nieto puede optar a sustituirle, pero mientras, que no nos use para su guerra particular.

Desde este blog se me ha criticado apostar por este resultado, que significa que el PSOE pierda y gane la izquierda. Si el aspirante a fenómeno se enterara, cogería la puerta y sabría que ha vuelto a perder la elecciones. No vale que ahora diga que él asume parar la derecha, no se entera que él es derecha. Lo ha hecho quien ha decidido levantarse para confiar en Izquierda Unida, y, desde ahí, obligar al PSOE a que limpie la casa, sobre todo los ERES, y que entiendan que la gente quiere que se nos gobierne desde la izquierda. Si a Sánchez Gordillo se le ocurriera otra pinza, que se la ponga en el pelo, porque los que le han votado no quieren sus extremismos, aunquen los respetamos.

La soberbia de la derecha ha topado con Andalucía, y ha sido a pesar de ocultar los próximos recortes, que en esta semana serán protagonistas. Pero el PSOE tiene que soltar “mierda”. El único que ha ganado ha sido Izquierda Unida y los andaluces, y, por extensión, la esperanza, pero es necesario que se haga limpieza. Mantener a la familia Durán es apostar por hundirnos más en breve, mantener la figura de la conversa Aguilar, es hasta ofensivo para los votantes de IU. Perder por pcco no nos hace vencedores irreflexivos. Defender lo indefendible, por interés general, que solo era el interés de unos pocos, ha llegado a su fin. Y espero que los de Izquierda Unida sean exigentes, pero que no traicionen al vecindario. De todas formas, no estaría mal que el viejo Griñán se retirara, reconociendo que ha perdido las elecciones y que Mar Moreno asumiera el pacto con IUCA.

 

 

Y mañana… democracia participativa

Juan Andrés de Gracia | 25 de marzo de 2012 a las 12:43

Termina hoy el duro viacrucis electoral de diez meses por el que vamos a renovar el Ayuntamiento de Córdoba, el gobierno de España y el gobierno andaluz. Acaba una campaña permanente de casi año y medio que ha desgastado a todos los partidos políticos, evidentemente, más a los perdedores. En este tiempo, la izquierda, representada por Izquierda Unida y el PSOE, han sufrido un duro examen a su gestión que puede acabar hoy, con la entrega de todo el poder a la derecha concentrada en el PP. He regresado ya de votar, y lo he hecho en busca de que no se concentre tanto poder en un solo partido y que, a la vez, haya un cambio en la forma de gobernar. A eso de las nueve de la noche sabremos el resultado final y se habrá cumplido el momento cunbre de la democracia representativa. Muchos convecinos, pensarán, aliviados, que en estos tres próximos años sólo tendrán que esperar que las cosas vayan mejor. Pero creo que se equivocan.

Es justamente en este momento, en el que voy a reivindicar que, a partir de mañana, se pase a practicar la democracia participativa consagrada también por nuestra Constitución. Todos somos conscientes de que, hoy en día, se vota más por razones generales, entiéndase, “el cambio”, “que viene la derecha”, “la corrupción”, … que por los programas electorales, que han sido ocultados por la crisis. Esta situación obliga a que, gobierne quien gobierne, lo haga desde el pacto con el vecindario con el que tiene que concretar sus intenciones políticas. La legalidad y legitimidad de un gobierno, no es una patente de corso para hacer lo que le parezca durante cuatro años. Los códigos de buen gobierno obligan a no encerrarse en la torre de cristal de las instituciones, como si fueran okupas, empeñados en mantener que el “interés general” debe imponerse. Al final, el “interés general” que nos llevó a la OTAN o a la guerra de Irak y que ahora nos obliga a estar a las órdenes de la banca, no es sino el interés de unos pocos.

No hay mejor ejemplo de lo que no se puede hacer, aunque se gobierne con el máximo apoyo vecinal, es la carriola del rosismo. La transfiguración de la Quina Aguilar en la conversa Aguilar, del PCE al PSOE sin dejar el sillón, tiene su máxima representación en la compra de ese armatoste, que simboliza la confusión ideológica de quien usa el poder para su interés particular. Lo más sangrante es que ella usaba la palabra “participación” como bandera, hasta ensuciarla, para ocultar que lo que le interesaba es el poder sin más. Sus rosistas, Candelario, Cuadra o Moreno, le acompañan como escuderos de la traición a Izquierda Unida y como simpatizantes del proyecto familiar de los Duranes. Para ellos, el vecindario es alguien al que engañar basándose en que me votaron y “ahora hago lo que quiero”; y su forma de gobernar, la que ha provocado la desconfianza en la izquierda.

Pero todo gobernante parece acabar teniendo su “carriola” (su capricho) particular. La del joven Nieto es ese centro de Convenciones que se ha sacado de la manga sin debate público, a pesar de que afecta al diseño de la ciudad. Con lo mal que le trataba Masa Carreto, cuando este actuaba de fan de la exalcaldesa, o ella de él , que es más o menos lo mismo, y lo bien que “cecogobiernan” juntos. Si la Quina Aguilar se bautizó en el río Quema, el joven Nieto parece que quiere hacerlo en el arroyo de Cantarranas, donde confluyen los estertores de Fray Langostino, en forma de ruinoso Pabellón; las naves de Colecor, del socio concejal Gómez; y los restos arqueológicos de la industria cordobesa convertidos en apetitoso manjar urbanístico. Parece que Córdoba no puede desembarazarse de estos siniestros personajes que han hipotecado su futuro.

Por eso, a partir de mañana, desear la mejor suerte a todos los que nos gobiernen y esperar que la sociedad civil no renuncie a su derecho a que cuenten con ella, no solo para ir de fiesta.

A la fiscalía, cuando interesa

Juan Andrés de Gracia | 23 de marzo de 2012 a las 13:55

Maquiavelo Torrico ha pregonado que las conclusiones que se aprueben en la comisión de investigación sobre el IMDEEC, se mandarán al fiscal casi con toda seguridad. De nada le vale que la Asesora Técnica y secretaria de la comisión, exsecretaria general del Pleno, por cierto, haya elaborado un extenso informe donde afirma que no ve razones para llegar a tal extremo, tras analizar lo que desvelaba la auditoría externa encargada en época del sufrido Priego y el informe que sobre ella ha presentado la intervención municipal, y que es el motivo central de la comisión de investigación. El citado informe parte de ambos documentos para acabar proponiendo la forma de superar las irregularidades detectadas. En lo que respecta a cobros indebidos, se muestra favorable a la devolución del dinero, con los límites y condiciones que marca la ley. En lo que afecta a los puestos de trabajo indefinidos, se decanta por terminar el proceso de convocatoria de plazas, ya iniciado por el antiguo presidente, o la amortización de las mismas, si así se considera conveniente.

A Maquiavelo Torrico, se le ha olvidado recordar que las conclusiones serán las que ellos quieran, existan o no argumentos que las fundamenten, por la simple razón de que son mayoría en la comisión y en el pleno. Esto es, que podrán actuar partidistamente a la hora de elaborar las mismas, como ya lo están haciendo con las comparecencias de la comisión. Los “19 escalones” están filtrando interesadamente las mismas a los medios de comunicación, de forma parcial y tendenciosa, a la vez que lo han hecho con toda la documentación que han creído que podría dañar la imagen de la gestión, al frente del IMDEEC, del cogobierno saliente. Su objetivo no es otro que servir a la causa electoral del próximo domingo, y formar una cortina de humo que tape el tema que, verdaderamente, debería ir a la fiscalía, y que se niegan a aceptar.

Me refiero, lógicamente, a la manipulación del documento de relación y valoración de puestos de trabajo, para beneficio propio, por parte de algunos directivos y trabajadores del IMDEEC. Por esa razón, en el mandato anterior pasaron por una información reservada que motivó la apertura de tres expedientes. Dos de ellos han sido sobreseídos por el gobierno del joven Nieto y, en el tercero, que afecta a una militante pepera, elevada a directora general, se marea la perdiz, a pesar de que el instructor ha propuesto su remisión a la fiscalía. La ley dice, claramente, que en cuanto se conozca un hecho que pueda ser considerado delito, es obligatorio ponerlo en manos de la justicia. Así se hizo en el tratamiento del caso Torreblanca o de las Naves de Colecor, y, ahora, el joven Nieto solo busca excusas para no hacerlo.

No me gusta que la política se judicialice, creo que se debería resolver en el ámbito de lo político una gran cantidad de los asuntos que se debaten, y que se está acostumbrado, la clase política, a mantener en el candelero, a través de acciones judiciales. Pero ya que las reglas son esas en la actualidad, el caso de esa manipulación interesada de un documento, no deja lugar a dudas de que debe caer en manos de la fiscalía. En caso de que se pronunciara favorable a formalizar acusación, se habrá rendido tributo a la transparencia y actuado contra la corrupción. En caso de que no se aprecien indicios penales, el expediente debería seguir tramitándose, y acabar con una resolución que aclare responsabilidades. Si se opta por la fiscalía, se debe hacer con los tres casos, porque sigue sin explicarse por qué se archivó el primer expediente.

La forma de actuar del PP es absolutamente contraria a lo que dice defender. A quienes se les llena la boca hablando de levantar alfombras, no pueden ahora pretender desviar la atención y atacar a quien se decidió a hacerlo en el IMDEEC, el sufrido Priego. De mantener esa actitud, se estaría mandando el mensaje de que quien se atreva a clarificar procedimientos, al menos, irregulares, será vilipendiado, y que los chorizos podrán seguir en su labor, e incluso ser ascendidos, por el mero hecho de ser compañeros de partido o por haber actuado como chivatos en meses anteriores. Por eso, que se dejen de intoxicar y que apliquen las medidas previstas por la asesora técnica para mejorar la gestión del IMDEEC, que era la intención de los anteriores gestores, y que se mande a la fiscalía lo que afecta a los tres expedientados. Lo demás es actuar como cómplices de su falta de ética y de sus irregularidades o ilegalidades.

Reforma administrativa “interruptus”

Juan Andrés de Gracia | 22 de marzo de 2012 a las 18:26

En su incansable labor de campaña electoral a la que está dedicado, el joven Nieto ha presentado la Fundación Agrópolis, rodeado de importantes referentes políticos, universitarios y económicos, aunque es una incógnita saber para qué va a servir. Con ello cumple una promesa electoral (loados sean los dioses) y ello siempre es positivo, pero, a la vez, incumple otra: la reducción de organismos municipales. A este anuncio, además, se une el de la próxima creación de una sociedad mixta que gestione el Centro de Convenciones. No hay que olvidar que estos entes mixtos deberán tener estructura propia (personal, recursos, …) si se quiere que sean operativos. Otra cosa es que, la recién anunciada Fundación Agrópolis, sea un cascarón vacío organizado a mayor gloria de Navas, el liquidador.

El trabajo encargado al supergerente 86 de la Gerencia de Urbanismo, Martínez “el bienpagado”, sobre la reducción de entidades municipales, en la línea que ha anunciado Manostijeras Rajoy y el propio señorito Arenas, no parece producir resultados. Sobre la unión de las empresas públicas de servicios que debería integrar a Sadeco, Aucorsa, Emacsa y Cecosam en una especie de holding, nada sabemos, y todas ellas continúan actuando de forma individual. Incluso la idea de ir a la unificación de convenios parece encontrarse en un callejón sin salida. La ponderada capacidad teórica del supergerente, parece chocar con la tozudez de la realidad, y desconocemos a qué dedica su tiempo. La sospecha de que esté preparando ERES a gogó, a mayor gloria de la reforma laboral, gana peso y preocupa a los empleados públicos.

Por otro lado, la unificación de las entidades dedicadas al urbanismo (Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa, Procórdoba), ha derivado en el anuncio de mantener a Procórdoba, usando el truco legal de pasarle las acciones de Vimcorsa para equilibrar su situación económica. La fusión de ambas parece alejarse, una vez que se ha aprobado una póliza de 18,2 millones de euros a nueve años vista, y se han presentado informes que hablan de la actividad de la empresa más allá de 2020. Incluso, se ha obviado, una vez más, el informe de la intervención municipal (a al que prometieron obedecer fielmente, y usaron como bastión contra el cogobierno saliente) que solicita que se replantee la existencia de la empresa, por falta de recursos para su supervivencia. Hay que reconocer que Procórdoba ha quedado con escaso personal y actividad, sin sede propia y se mantiene, casi exclusivamente, a niveles formales, pero sigue siendo la poseedora de los suelos municipales, por lo que su importancia sigue siendo alta. La duda recae sobre la capacidad de Vimcorsa de asumir, sin problemas para ella, la situación económica de Procórdoba una vez que esta se convierta en su propietaria.

Sobre los organismos autónomos, parece que seguirán trabajando separadamente, aunque tengan por encima una misma dirección general. Las mayores dudas recaen sobre el IMDEEC, debido a la causa general abierta a través de la comisión de investigación que sufre. Los continuos anuncios de judicializar la cuestión abierta no ayudan para nada. Pero el Gran teatro, el Jardín Botánico, o el Instituto de Deportes actúan con medios y fines propios, sin que parezca amenazada su continuidad, aunque sí la de su plantilla. No ha ocurrido igual con la Fundación sobre la Capitalidad, que ha quedado desmantelada, por mucho que se quiera vender que seguirá activa. También ha entrado ahora en cuestión el Consorcio de Turismo, especialmente, tras las noticias de prensa relativas a la gestión empresarial de su presidente, Vicente Carmona. No deja de ser extrañamente curioso que, cuando se han decidido a cargarse el Centro de Congresos de Miraflores, y se promociona un virtual Centro de Convenciones, se haya filtrado información contra él que, además, es el gestor del actual Palacio de Congresos. La próxima salida del gobierno municipal de la hippy Alarcón y la falta de apoyo expresada por el joven Nieto a Carmona, pintan un escenario de preeminencia del empresariado constructor (leáse Massa Carreto) al hostelero (difícil papeleta para el reelegido Toni Palacios). De hecho, no se oculta el malestar, en toda la hostelería de la zona del Casco, sobre la decisión del Cecogobierno de mandar al extrarradio el Centro de Congresos. Pero nadie se atreve a polemizar por temor a represalias. ¿Habrá sido una la de Vicente Carmona?

 

El Cecogobierno manda pero no gobierna

Juan Andrés de Gracia | 21 de marzo de 2012 a las 18:30

Que Córdoba ha sido considerada como avanzada en democracia participativa local, no es ninguna novedad. Que en los mandatos del engominado Merino y los de la conversa Aguilar se dilapidaron esos avances, tampoco. El exalcalde “pepero” intentó cargarse el modelo de participación (llegaron a declarar ilegales los consejos de distrito), pero su minoría en el salón de Plenos, le aconsejó a aceptarla y a convertirla en parte de su estrategia, en un trabajo donde destacaron Tristón Martín y Sor Caracuel. En lo que respeta a la exalcaldesa, pervirtió la filosofía participativa usándola como coartada de su falta de modelo de ciudad, y como aliado forzado de sus fracasos. El último invento, los presupuestos participativos, acabaron con la credibilidad que tenía Izquierda Unida en todo lo referente a participación, y que tanto trabajo y tiempo tardó en consolidar.

En cualquier caso, el joven Nieto, ganó las elecciones con un programa electoral donde defendía la potenciación, mediante su reforma, de los mecanismos participativos, pero en ningún caso su ninguneo. Con todo, lo mas grave es que se ha empezado a usar a la prensa y a foros no municipales como lugares donde presentar las iniciativas de gobierno. El mensaje es claro: tenemos mayoría absoluta para decidir, por lo que no necesitamos la opinión de nadie, y mucho menos de los órganos ciudadanos. Con esa actitud, se convierte a la democracia en una dictadura que dura cuatro años, y se devalúa la calidad y el consenso democráticos. Alguien argumentará rápidamente que para eso se les ha votado. Pero no es verdad. Han subido impuestos, han acabado con el Centro de Congresos, apuestan por Cruz  Conde peatonal, ponen en peligro los puestos de trabajo municipales o han vaciado la estrategia consensuada sobre la cultura, que eran asuntos que no estaban en el programa electoral. Por eso, se debía contrastar con el resto del Pleno, y, sobre todo, con el vecindario (en sentido amplio) antes de aprobarse, a sabiendas de que luego, su mayoría, asegura su puesta en marcha. De esa forma, se precisará la idoneidad de lo que plantean desde su legítimo criterio ideológico.

Mandar, y no gobernar, es lo que se está realizando con la ubicación y construcción del Centro de Congresos y Recinto ferial. El consenso del PGOU de 2001-2003 se rompe para especular con el crecimiento urbano de la ciudad. Ni siquiera se cuenta con los organismos como el Consejo Social Municipal o el Consejo del Movimiento Ciudadano, que dictaminaron el PGOU, para escucharles respecto a este terremoto urbanístico. El empresariado no se queja, porque, al fin y al cabo se les da la razón como parte, de hecho, del gobierno que son, y si no que se lo digan a Navas, el liquidador. Respecto a la calle Cruz Conde, han fichado a la que fue portavoz de la oposición a su peatonalización, Elena Lechuga, como coordiandora general de Participación e Infraestructura e, inmediatamente, se acalló su voz. Igual han hecho en la zona sur, donde han tirado de personas necesitadas de sueldo para que les defienda los cambios en la zona. Se saltan a la torera a los mecanismos de participación establecidos y que prometieron potenciar. Convocarlos a posteriori, con hechos consumados, no es nada más que hacerse una foto electoral.

Aún es más evidente su actitud en lo que respecta a la reforma de líneas de Aucorsa. Primero, las filtran a la prensa, lo que genera el lógico nerviosismo y debate a ciegas, y, ahora, van dando a conocer la propuesta, pero sin que los distritos y barrios de la ciudad la conozcan en su integridad. Empiezan a vender como gran noticia, lo que para el vecindario nunca puede serlo, puesto que rebaja la aportación de recursos municipales. La propuesta aparece, además, como cerrada tras el debate técnico y económico realizado, por lo que parece presentarse como” lo tomas o lo dejas”. Ahora venderán que quien no esté de acuerdo, es que está al servicio de la oposición política. Al final, se buca deslegitimarlos abusando de su poder de llegada a los medios de comunicación. Y mientras, los mecanismos de participación observan callados que se les dilapide. ¿Por qué será?

 

Un fin de mes decisivo

Juan Andrés de Gracia | 20 de marzo de 2012 a las 19:07

Es totalmente lógica la dinámica activista que el joven Nieto ha reservado para este mes de Marzo. Empezó por el abandono del  Centro de Congresos e invención del Centro de Convenciones; asistió a la apertura de Leroy Merlín como si fuera un éxito personal; siguió en contra del pago de expropiaciones del aeropuerto, vendiendo autonomía de partido; se ha apuntado al sistema ideado para pagar a proveedores al coste que sea; y ha pasado por la venta de la reforma de la antigua Escuela Normal y próximo pase al ayuntamiento del Pabellón de la Juventud para compensar dejar al Sur sin su Palacio, y aún quedan algunos días. Cuando el “aspirante a fenómeno”, Durán, se felicitó por haber parado en la Junta Electoral Central la campaña pepera para vender la gestión municipal, se olvidaba que solo puede hacer campaña institucional el que gobierna pero que, lamentablemente, el viejo Griñán había optado por una campaña estatal, y no por vender gestión, asustado por los ERES y los índices de paro.

Y es que el fin de mes que se avecina es de gran intensidad, y de gran importancia para el futuro de nuestra ciudad, incluyendo al ayuntamiento. El domingo 25 tendremos las elecciones autonómicas, donde parte como evidente favorito el señorito Arenas, y que puede suponer que todas las administraciones públicas de la ciudad y provincia estén en manos “peperas”. Pero es que, en caso de que se consiguiera  un gobierno antiPP, la ciudad quedará obligada a un enfrentamiento permanente con la Junta de Andalucía, al igual que el resto de ayuntamientos gobernados por el PP. De quien gobierne Andalucía dependerá la sanidad, la educación, la dependencia, … y toda una serie de inversiones previstas en nuestra ciudad. Además del futuro de los empleados públicos autonómicos.

Solo unos días después, el 29 de marzo, estaremos en huelga general. Se adivina una huelga caliente, ante las instrucciones que se han filtrado, dirigidas a los cuerpos de seguridad, para que la “ley se cumpla”. Se olvidan que el derecho a la huelga es un derecho constitucional, y el derecho a asistir al trabajo ese día, no. En la colisión de ambos derechos, debe prevalecer el de huelga, más aún, cuando las difíciles circunstancias laborales harán que muchos tengan miedo a las represalias empresariales y a la represión del gobierno. De ese día, va a depender nuestro futuro cercano, y podrá evitar que se sigan recortando derechos que han costado decenas de años conseguir. No hay que olvidar que el próximo 31 de marzo se ha anunciado la aprobación de los presupuestos estatales, con la amenaza cierta de suponer el más fuerte recorte social y laboral que hayamos sufrido en las útlimas décadas.

Eses mismo día 31, termina el plazo para que el ayuntamiento de Córdoba presente la liquidación municipal de 2011. El becario Bellido anunció, alegremente, que ya había encontrado fórmulas contables para cubrir el déficit de 32 millones de euros. Ya expuse que eso no significaba haber equilibrado el déficit estructural que preentaba la entidad local. No hay duda de que la liquidación se presentará como un producto de la herencia, sin que se reconozca que la mitad del año ha sido de gestión de la Casa de los Muchos, incluyendo los excesos de la Copa Davis. Pero lo más sustancioso será ver cómo tratan la multa del socio-concejal Sandokán. El PP criticó que se usara la multa para equilibrar el déficit en ejercicios anteriores, y propuso que se considerara al margen del resto del papel dudoso de cobro. De hacerlo así, el déficit se disparará, puesto que ya en 2010 solo se consideró incobrable en un 33%. Estamos hablando de 24 millones de euros. Lo mismo a los “19 escalones” le interesa que el déficit sea alto para seguir presionando para recortar gasto y subir impuestos.

También el último día de marzo, el ayuntamiento deberá presentar el plan de ajuste que ha de elevar al Ministerio de Hacienda, para poder contar con el préstamo que permita pagar a los proveedores pendientes de cobrar en 2011. El plan de ajuste se deberá aprobar por el Pleno, posiblemente, un par de días antes, y el detalle que exige Manostijeras Rajoy, obligará a desvelar algunas de las claves del saneamiento del ayuntamiento de Córdoba para los próximos años. Deberá detallarse qué previsión  de reducción de salarios existe; qué costes por uso de las nuevas posibilidades de despido se avecinan; qué nivel de personal de confianza se reducirá; que subidas tributarias se plantearán; qué eliminación de bonificaciones y exenciones se tendrán en cuenta; … en definitiva, todo un plan económico de dilapidación del sector público. Claro, que lo conoceremos tras haber pasado las elecciones andaluzas y no podrá incidir en su resultado. Por eso hay que anticiparse y empezar la semana venciendo a los recortes, yo pondré mi granito de arena en busca del gobierno PSOE-IUCA, … y luego, … a la huelga.

 

Es la movilidad, estúpido.

Juan Andrés de Gracia | 19 de marzo de 2012 a las 15:00

Me parece muy positivo que el joven Nieto haya recuperado al idea de contar con un tren de cercanías que pueda recorrer la ciudad de este a oeste, y que, incluso, se pueda extender desde Palma del río a Villa del Río. Con la apuesta por el Ave, han ido desapareciendo otros modos de transporte ferroviario más asequibles al vecindario, y que cubran necesidades de movilidad diferentes. El modelo de ciudad metropolitana,que se trabaja desde la Junta de Andalucía, tiene como uno de sus elementos-fuerza la instalación de un tren de cercanías que transcurra paralelo al curso del río, y que pueda tener ramales hacia el sur y el norte de la provincia. De hecho, el Consorcio Metropolitano de Transporte tiene entre uno de sus objetivos poder gestionar esos cercanías que pudieran crearse, permitiendo la intermodalidad, especialmente, con el autobús de línea.

Lo que ya no me parece tan razonable es que el diseño de esa línea de cercanías se mezcle con la improvisada decisión de crear un centro de convenciones en una zona de la ciudad mal comunicada, con el casco histórico, especialmente. El transporte de cercanías es necesario al margen de que se hubiera mantenido el edificio Koolhas, y confundirlo con esta nueva idea de remozar el Pabellón Cajasur puede enturbiar su implantación adecuada. El joven Nieto ha de saber que no es lógico que ahora la ciudad se diseñe a partir de la estrambótica idea del Cecogobierno para especular en el oeste de la ciudad. Se quiere cambiar el diseño urbano y estratégico de la ciudad rompiendo el consenso conseguido en los últimos diez años. Nada de eso estaba en el programa electoral “pepero”, por lo que no tienen legitimidad para hacerlo sin cumplir con los mecanismos de participación y acuerdo necesarios.

Llega a ser incoherente el joven Nieto cuando, paralelamente, sigue criticando las obras del aeropuerto, a pesar de que el traslado del Centro de Convenciones a Poniente le da nuevas posibilidades a su ampliación. Sobre el coste a aportar, en vez de buscar siempre justificaciones pasadas, lo que debe hacer es plantarse ante Aena y exigir que se acaben las obras sin que nos suponga un sobrecoste. Tener la osadía de seguir valorando como más adecuado un nuevo aeropuerto, es desconocer conscientemente los fracasos que han supuesto las distintas iniciativas públicas y privadas desarrolladas en toda España. El modelo de los “19 escalones” era el aeropuerto de Ciudad Real y el de Antequera y los dos han acabado de mala manera. Al fin y al cabo, la idea de un nuevo aeropuerto para Córdoba solo respondía a intereses especulativos, justamente lo mismo que ahora sucede con el entorno del Parque Joyero.

Me parece positivo que se haya pedido al gobierno central que se priorice la segunda fase de la Variante Oeste, pero, igual de importante es, con Centro de Convenciones o sin él. Córdoba necesita del cierre de ese ramal, para que el tráfico pesado que pretenda ir a la nueva zona de crecimiento industrial de la Carretera de Palma no entre en el casco urbano. También hay que conseguir que la Junta de Andalucía, gobierne quien gobierne rediseñe de forma definitiva la Carretera de Palma del Río. El crecimiento de la actividad industrial y comercial de la zona, más el insuficiente acceso a Villarrubia y el Higuerón, y a decenas de núcleos de parcelaciones, requieren de una ampliación y adecuación de ese vial. Si ahora se va a instalar el Centro de Convenciones, sin duda, lo que era una actuación importante, pasaría a ser urgente.

Todas estas decisiones sobre la reforma de la movilidad de la ciudad demuestran que, de nuevo, hemos comenzado la casa por el tejado. Siguiendo intereses privados, las administraciones públicas se ven ahora obligadas a actuar en el transporte aéreo, ferroviario y de carretera si se quiere que el Centro de Convenciones sea viable. Y lo malo es que el futuro de este proyecto está en el aire. Las explicaciones del joven Nieto sobre costes y gestión no acaban de tranquilizar, porque siguen teniendo numerosas sombras. Pero, en cualquier caso, sería irresponsable, sacrificar el diseño de la movilidad de la zona a una iniciativa falta de solidez y que busca intereses bastardos.

 

Elecciones andaluzas españolistas

Juan Andrés de Gracia | 15 de marzo de 2012 a las 18:12

Toda la vida suspirando porque se celebraran elecciones andaluzas separadas de las generales para que, una vez que se logran, de lo único que se hable sea de problemas estatales. Dicho de otra manera, parece que estamos celebrando en Andalucía la tercera vuelta del pulso entre izquierda y derecha que se ha desarollado, con clara victoria de estos últimos, en 2011. Por eso, es, en parte, lógico que, cuando la guerra electoral es entre PSOE y PP, ambos utilicen u oculten, a sus líderes y discursos nacionales para condicionar el voto andaluz. No obstante, eso supone perder una oportunidad única para contrastar el modelo de Andalucía que está en juego. Posiblemente, no haya otra opción, ya que lo que está en decisión es si el PSOE pierde la penúltima autonomía que está gobernando, o si se consigue que Andalucía sirva como contrapunto a la oleada neoconservadora “pepera”.

Los candidatos socialistas vuelven a azuzar al lobo del PP contra los andaluces. Usando la reforma laboral aprobada y las medidas llevadas a cabo en otras comunidades (lo último, permitir el copago en Cataluña), hablan del programa oculto del señorito Arenas más que de su propio programa (¿alguien sabe qué defienden de nuevo). Ha llegado a producirse la paradoja de que el viejo Griñán autotitule a su partido como los “nuevos conservadores”, por aquello de defender el mantenimiento de la apuesta por la educación, la sanidad y los programas sociales. Pero no son capaces de articular un programa de futuro, unos nuevos planteamientos para generar empleo y para avanzar en el desarrollo sostenible andaluz. Les basta con intentar que el señorito Arenas se tenga que defender de las acusaciones de ser un fiero recortador en ciernes. Obvian, interesadamente, que los primeros recortes obligados por Europa, empezaron con ZP.

Los candidatos del PP, emulando la campaña de Manostijeras Rajoy, no tienen otra estrategia, no meter la pata y esperar que la desesperación del parado, la instrucción del caso de los ERES y las manifestaciones de los empleados públicos, les hagan la campaña. No tienen ningún interés en hablar qué harían al día siguiente de que llegaran al gobierno andaluz. Prefieren no decirlo, y dedicarse a anticipar que seguro que se encontrarían una situación económica heredada peor que la que ya proclaman. Por cierto, auguro que no les importaría caer en la contradicción de vender, ahora, que la situación es más dificil que la oficial, pero cuando se la encuentren, dirán que no lo sabían y que ¡vaya herencia!. A lo más que llegan, es a proponer medidas cosméticas “antipolíticos”, reflejadas en una supuesta reducción de cargos, empresas públicas, etc. en la mejor ola populista.

IUCA, es la única que intenta hablar del estatuto andaluz y su desarrollo. Pero todo el interés mediático gira sobre su disponibilidad o no de pactar con el PSOE. Aquellos que les han jaleado cuando se han enfrentado al gobierno andaluz, y aquellos que siempre les han considerado trasnochados, ahora se preocupan de sus expectativas. Se encuentran cómodos reclamándose como la única y verdadera izquierda y haciendo propuestas sociales, aunque oculten que difícilmente podrían aplicarlas con las limitaciones del marco autonómico. Son conscientes de que cuanto más hablen mal del PSOE es posible que les puedan arrancar más votos. Otra cosa es que se hará más inexplicable, luego, un gobierno conjunto, o, simplemente, lo harán imposible, si juegan a la pinza crítica con el PP. No obstante, mantienen un discurso de izquierda muy conveniente en estos tiempos.

Los partidos minoritarios están en trance absoluto. El Partido Andalucista ha empezado a desesperarse por las inmensas dificultades de llegar al vecindario andaluz, con los pocos medios que tienen, y con la poca atención que le prestan los medios de comunicación. Se sienten ahora agredidos hasta por UPyD, que amenaza con poder quedar por encima de ellos, con un discurso netamente españolista. El pueblo andaluz parece dispuesto a darle la puntilla al andalucismo y mandarlo de nuevo fuera del Parlamento andaluz, con un apoyo ridículo. A nadie le interesa hablar ahora de Andalucía y eso les lleva fuera del debate generalizado. Por eso, las propuestas de ultraderecha españolista de UPyD encuentran, al parecer algo más de eco. Por su parte, la izquierda alternativa que representa Equo, es incapaz de aglutinar interés ante la mayor relevancia que ha adquirido el voto al PSOE o a IUCA en esta guerra contra la derecha. Se están dando cuenta que ha llegado el momento del realismo de izquierda frente a la apertura a nuevas ideas, métodos y proyectos. En una época de fuerte desempleo, es más difícil encajar un discurso que no prioriza la creación de cualquier tipo de empleo, sino el equilibrio medioambiental, social y la defensa de más derechos.

 

Freno al deporte cordobés

Juan Andrés de Gracia | 14 de marzo de 2012 a las 14:47

Hace unos días, publicaba una entrada sobre lo sorprendente de permitir al Córdoba CF la próxima gestión del Estadio El Arcángel para sacar rendimientos ajenos a su actividad deportiva, en vez de que el propio ayuntamiento lo hiciera. La sorpresa pasa a estupefacción cuando se ha conocido que el Instituto de Deportes está pensando en renunciar a inversiones pactadas, consensuadas y reiteradamente prometidas, que además cuentan con subvenciones aprobadas de la Junta de Andalucía. Así se las gasta el joven Nieto y sus secuaces de los “19 escalones”.

Que fácil fue cerrar el presupuesto del Instituto de Deportes a la baja para ahora ir cerrando servicios o programas, ahogar a las entidades deportivas que llevan concesiones deportivas, o renunciar, como decimos, a inversiones presupuestadas y financiadas. Ya han obligado a los clubes de fútbol a firmar convenios que le suponen una importante merma de su financiación, al igual que, a las asociaciones y clubes deportivos que gestionan las salas deportivas, les han recortado la subvención que equilibre la misma. Mientras, no parece que haya otra idea de futuro que ir a la directa privatización de servicios y equipamientos deportivos ya existente, como ya ha sucedido con la piscina de Poniente o la de Lepanto.

Mientras que para el Córdoba CF todo es un camino ancho al que se doblegan las instituciones, y, especialmente, el ayuntamiento, para los clubes que llevan decenas de años haciendo deporte de base en la ciudad, barrios y colegios, se les obliga a apretarse el cinturón más allá de lo razonable. Conozco que los precios públicos del Instituto de Deportes no logran cubrir los gastos del mismo más allá del 30%, pero la solución no es cargarse el trabajo de los clubes y asociaciones que mantienen, más que dignamente, el deporte en nuestra ciudad. Recordemos que el Córdoba CF no es deporte, sino espectáculo, y que su uso del Arcángel debería tener un coste que luego revertiera en el deporte de la ciudad, y no que la ciudad le aporte recursos que detraemos del deporte.

Seamos claros, hay quien apuesta por gastarse unos 500.000 euros en un fin de semana de Copa Davis, en vez de mantener todo un año el apoyo suficiente a nuestras entidades deportivas de base. Lo primero, sólo da beneficios a la hostelería una semana y unas fotos con algún deportista mediático, siendo generosos; lo segundo, genera salud, convivencia y economía local en todos los sectores durante todo el año. Reconozco que todos deben hacer un esfuerzo, pero el derroche de la Copa Davis o los favores al Córdoba CF demuestran donde están las prioridades.

Por eso, es ya insultante que desde el ayuntamiento, en este caso, específicamente, del Instituto de Deportes, se nos quiera confundir intoxicando con medias verdades y falsedades los recortes deportivos. En lo que respecta a las inversiones financiadas junto a la Junta de Andalucía de pista peraltada de ciclismo, piscina para la zona Norte o vestuarios en instalación deportiva de la Huerta de la Reina, no hay nada más que cumplir ejecutando las obras. Si se firmó el convenio, es que hay dinero en los remanentes del presupuesto para su ejecución, y no hay razón para dar marcha atrás. Es asombroso que se valore devolver el dinero ya recibido. Es mentira que el Instituto de Deportes no tenga dinero para la obra, y lo único que pretende es ahorrarse la inversión para destinar el dinero a otras prioridades “peperas”.

Sé que en esta época de crisis hay que pensarse crear nuevos equipamientos, que, por cierto, prácticamente ya son pocos los que se necesitan en la ciudad, pero los que están planificados y financiados desde hace años, ya hay que ejecutarlos. El ayuntamiento debe tomar luego las medidas necesarias para que al Instituto de Deportes llegue el dinero para pagar las facturas de la obra y, posteriormente, para su funcionamiento. Igualmente, se podrán tomar las medidas que se crean necesarias para asegurar un coste razonable, mediante fijación de precios públicos y forma de gestión adecuados. Justamente, lo que no se hizo con la Copa Davis, que, primero, se decidió que se celebrará en nuestra ciudad y, cinco meses después, aún no sabemos cuánto nos va a costar definitivamente. Eso sí, se buscó el dinero debajo de las piedras. El “Reina padre” debería exigir el mismo trato.

Los “19 escalones” siguen en la oposición

Juan Andrés de Gracia | 13 de marzo de 2012 a las 18:05

Ya se han cumplido nueve meses del gobierno municipal pepero y están empeñados en no aceptarlo, y en vivir oponiéndose a la oposición. Siguen con las medias verdades y más dedicados a atacar la gestión anterior que a proponer soluciones a la situación actual. Es cierto que el joven Nieto se ha atrevido, empujado por el Masa Carreto, a poner encima de la mesa su primera gran medida de ciudad al abandonar el proyecto Koolhas, por polémica que sea. Ya se anuncia, también, la reforma de la red de líneas de Aucorsa que debe llevar consigo una solución a la situación de la calle Cruz Conde. Pero no acaban de confiarse y siguen empeñados en lanzar, permanentemente, una cortina de humo, que ya empieza a cansar.

Ante la denuncia de falta de razones económicas para apostar por la reforma del Pabellón Cajasur, Tristón Martín no tiene más ocurrencia que hablar de la “especulación” que suspuso cambiar de lugar el centro de congresos dentro de la Península de Miraflores. No seré yo quien defienda aquella decisión, porque fue el comienzo de la desastrosa gestión para su construcción. Pero es una infantilidad afirmar que aquel cambio respondió a razones especulativas. ¿Me quieren decir en qué consiste la especulación? Los datos son claros, el nuevo solar sigue siendo de equipamiento dentro de la zona de parque. El solar inicial ha sido ocupado por el C-4, un equipamiento cultural. Tristón Martín podía haber usado cualquier otra crítica, pero, hablar por hablar, no era propio de él. Deben ser cosas de la edad y de la mayoría absoluta. Espero que no responda, por primera vez, a que se ha puesto nervioso: Sería una gran noticia.

No ha sido el único exceso verbal de Tristón Martín. Convertir en denuncia que hay una multa de 1,3 millones de euros por no haber pagado en su tiempo el IVA en determinadas operaciones de la Gerencia de Urbanismo de 1990-92, no deja de ser una ligereza. Tristón Martín debía haber recordado, qué lástima que no lo hiciera, que esa multa se debe también en parte a él. Cuando gobernó la Gerencia de Urbanismo entre 1995 y 1999, asumió los criterios de los técnicos y juristas, y mantuvo el recurso para no pagar ese IVA. Luego se ha perdido en los tribunales, pero la responsabilidad no puede achacarse exclusivamente al cogobierno. Las decisiones de todos, tambiñen la suya, ha sido recurrir hasta el final, hasta que ya no ha habido más remedio que asumir el pago. En vez de intoxicar, hubiera sido muy fácil pagar cuando fue presidente y no ayudar a hacer más grande la bola.

Por otro lado, para justificar que se haya encargado a Rafael de la Hoz el anteproyecto de nuevo Centro de Convenciones sin preparar el expediente oportuno, se ha sacado a la luz que hay un proyecto de velódromo encargado sin que se hubiera hecho tampoco expediente. En la comparación está el pecado. El velódromo es una instalación deportiva reiteradamente demandada, incluso por el PP (pregúntenle a Duracell Rojas) que incluso cuenta con una subvención de la Junta y unos plazos de ejecución, que empiezan a no cumplirse. La no existencia de expediente no pasa de ser una irregularidad menor soslayable mediante el reconocimiento de la factura. ¿O es que ya no estñan de acuerdo con que se construya) No parece que sea el mismo caso que romper el consenso sobre Koolhas, y poner en marcha los cimientos de una inversión pública de decenas de millones encargándolo a un arquitecto sin el debate y las formalidades oportunas. Y menos que el joven Nieto se escude en ello para justificar sus decisiones irreflexivas.

Por último, el joven Nieto ha tenido que salir al paso de la precocupación que ha empezado a generar la filtración de las nuevas líneas de Aucorsa, anticipando que se llevarán a consulta ciudadana en breve. Lo más gracioso es que ellos filtran la información y ellos ahora se asustan de lo que pueda suceder. Se les olvida que están gobernando y que ello les obliga no a usar “radio macuto” ni “globos sondas”, sino a presentar sus proyectos a la ciudad de forma clara. Las remodelaciones de líneas siempre son complejas, y no logran contentar a todos, sobre todo si el objetivo es recortar los recursos para hacerla. La superintendenta Tamayo habrá decidido iniciar el debate desde la información sesgada remitida a los medios de comunicación, ahora debe asumir que la oposición y el vecindario puedan no tomarse en serio el trabajo elaborado.