Archivos para el tag ‘Antonia Luisa Sola’

Hablando claro: Municipalización no, cierre y despidos

Juan Andrés de Gracia | 9 de mayo de 2012 a las 19:33

En su afán por inventar un nuevo lenguaje para que nadie se entere de lo que pretenden, que comenzó llamando “congelar impuestos” a incrementar el IPC, para ocultar que se incumplía la promesa de no subirlos, ahora la moda es el verbo “municipalizar”. Se usa este término por sesudos técnicos, y no menos experimentados políticos, para ocultar que lo que se pretende es, lisa y llanamente, recortar gastos de forma abrupta, y despedir a empleados públicos de distintos servicios municipales. Para que se entienda, “municipalizar un servicio” es, salvando la diferencia de la administración pública, igual que “nacionalizar”. O sea, que si siguen usando este término, el pluriempleado Nieto va a ser confundido con Cristina Fernández de Kirschner o con Evo Morales.

La legislación local llama “municipalizar” a la decision de ejercer actividades económicas por los ayuntamientos, en régimen de libre concurrencia o en régimen de monopolio. Para entendernos, es lo que se hizo con la actividad de transporte urbano que existía en Córdoba, realizada por una empresa privada, en época predemocrática y que, bajo la iniciativa del añorado Villegas, pasó a ser una actividad que se realizaría por el ayuntamiento de Córdoba en régimen de monopolio, esto es, que ninguna empresa privada la puede ejercer compitiendo con el ayuntamiento. Otro ejemplo a recordar, fue cuando el ayuntamiento decidió, en los años ochenta, ejercer la actividad de promoción de viviendas por Vimcorsa, en régimen de libre concurrencia, esto es, compartiéndola con la iniciativa privada. Siguiendo este razonamiento legal incuestionable, la Gerencia de Urbanismo, el IMDECOR o el IMDEEC, que no son actividades económicas privadas, no se pueden municipalizar, y decirlo es intoxicar y engañar.

Los tres organismos autónomos citados son servicios absolutamente municipales, El primero, el de urbanismo, obligado por ley, y, los otros dos, el deportivo y el de promoción de empleo y desarrollo económico, elegidos voluntariamente por el municipio, que se ejecutan en forma de gestión directa. Que sean organismos autónomos, es una decisión que adoptó el ayuntamiento, en busca de una más amplia autonomía y flexibilidad de gestión, mejora de la eficacia del servicio y búsqueda de más ingresos. O sea, es una descentralización de la prestación del servicio municipal, exclusivamente, porque la propiedad de los tres organismos es cien por cien municipal, y la dirección última de los mismos, también. Otra cosa, es que se permita participar a otros en la toma de decisiones, nombrando en su consejo rector a representantes de entidades sociales, económicas o del sector para ser más eficaces.

Lo que ahora se pretende, al promover su pase al ayuntamiento es, pues, centralizar de nuevo el servicio, con la primera consecuencia de que su órgano director volverá a ser la Junta de Gobierno Local, formada, íntegramente, por los peperos de “La Casa de los Muchos”. La oposición quedará para su control en comisión y pleno, y, para el vecindario, el seguimiento por los medios de comuniciación. Los tres servicios empezaron siendo servicios municipales centralizados, hasta que se decidió crear el Patronato de deportes (actual IMDECO) en los años ochenta; la Gerencia de urbanismo, con las competencias de planeamiento, fundamentalmente, pero sin el servicio de proyectos ni de licencias (hoy ya integrados en el mismo, lo que realizó, curiosamente, Tristón Martín en la época del engominado Merino); y el Instituto de Desarrollo Económico y Empleo (sobre lo que era la Agencia de Desarrollo Local y Servicio de Empleo), hace solo una década. Ninguno de los tres organismos han sido nunca cuestionados como tales, sí sus dirigentes, por el PP.

La comisión creada ayer por el Pleno municipal, formada por un batiburrillo de técnicos, políticos y directivos, tiene, pues, como misión demostrar que, para el ayuntamiento, es más beneficioso disolver los organismos y recuperar la centralización del servicio. Para ello, tendrá que demostrarse la mayor eficacia y eficiencia del servicio centralizado frente la descentralización actual, y decidir qué pasará con su patrimonio, su personal, su situación económica, … Pero eso sí, al final hay que producir un ahorro. Por eso, no entiendo qué hacen allí los representantes de la oposición, puesto que la comisión es, exclusivamente, para cerrar los organismos, despedir a empleados públicos y ahorrar dinero. Los directivos y los técnicos municipales van a trabajar a las órdenes del gobierno local del que dependen, y al que se deben dentro de la legalidad. Por tanto, sus propuestas van a ser las que decidan el tóxico Torrico, Tíogilito Bellido y la fiera Sola, además de Especulaciones Martín y AgroNavas. La única opción de que no se disuelvan los organismos, es que se castren voluntariamente, y eso duele. Es un proceso similar al que llevó, en 1996, a Aucorsa a firmar el contrato-programa para 12 años, ante la amenaza de su privatización. ¿Es que IUCA y PSOE están de acuerdo con el PP? Sí hubiera sido más oportuno que estuvieran presentes los sindicatos, ya que les va mucho en las decisiones que se adopten y que, luego, el PP podrá aplicar con su mayoría absoluta.

Gobierno municipal: 2ª parte

Juan Andrés de Gracia | 8 de mayo de 2012 a las 19:43

A la par que el gobierno de los “19 escalones” estaba reunido escuchando la remodelación de gobierno, publicaba ayer la entrada sobre la necesidad de esa remodelación. Les aseguro que la coincidencia temporal se debió, exclusivamente, a eso, al azar, eso sí, basado en un análisis de la situación del ayuntamiento que pedía a voces los cambios. Desde luego, por mucho que se empeñe Maquiavelo Torrico en hablar de que esta remodelación estaba anunciada, la realidad, que se puede comprobar en la hemeroteca, es que solo se hablaba de “breves retoques” motivados por la entrada de Culebrón Pedraza. Al final, no solo ha habido cambios de delegaciones, sino de la misma estructura de gobierno, lo que refleja que, la existente hasta ahora, se ha demostrado ineficaz en gran medida, y que la Casa de los Muchos (eso de ser el gobierno más extenso de la historia de la ciudad), provoca disfunciones al atomizar la toma de decisiones. En una entrada antigua ya me mostré favorable a que se renunciara a los nombramientos por Ley de Grandes Ciudades por innecesarios.

Por tanto, mi primera impresión no puede ser sino positiva, por el hecho de que se intente enderezar un barco que navegaba a la deriva. Ahora, solo les falta reformular el programa de gobierno, puesto que el electoral ya no es válido, ante su incumplimiento continuo, que se hará evidente cuando se cumpla un año de gobierno local. Maquiavelo Torrico intoxica y confunde cuando reclama, de nuevo, el empleo como el motivador de esta crisis de gobierno. La importancia que se le dio a la reducción de áreas queda ahora corregida, al aumentar de cuatro a cinco, lo que se acompaña con la desaparición del invento de los “órganos colegiados” por alegales e inútiles. La lástima es que, lo que ha hecho el pluriempleado Nieto, es componer un puzzle para los retos inmediatos del próximo año, perdiendo la oportunidad de hacerlo para los tres que quedan de mandato.

El alcalde en prácticas, Nieto, ha dispuesto, como he dicho antes, cinco áreas, y ha puesto al frente de cada una a un miembro de su núcleo cercano. La primera, la de Presidencia, con Maquiavelo Torrico al mando. Con él, cuatro delegadas débiles: las recién llegadas Culebrón Pedraza y Verito Martos, así como la Benefactora Córdoba y la Periférica Ruiz. Lo más llamativo es la degradación de la ingeniera Ruiz, motivada por sus conflictos con el vecindario, quedándose con una delegación sin obras que hacer. Lo más provocador es el nombramiento de Miss Pedraza al frente de Igualdad, que imagino no ha sido nada bien recibido por los colectivos de mujeres. A la ociosa Córdoba, se le obliga a trabajar algo, al ponerla al frente de Participación, justo cuando tiene levantado el movimiento ciudadano.

El área de Hacienda acoge a Duracell Rojas y recupera a la hiperactiva Sola, bajo el mando del becario Bellido. Lo del Abuelo Rojas no deja de ser una jubilación anticipada, dedicado a los caracoles, la venta ambulante y las rebajas. Volver a poner a Sola, la fiera, al frente de Personal, significa la derrota de los modelos del liquidador Navas, por mucho que fuera asesorado por CECO. Se busca una persona que conozca la administración y que conozca cómo se negocia con empleados públicos. TíoGilito Bellido se queda, así, al frente del plan de ajuste, con una economía encauzada y pendiente de que no se le desmande la partida de personal.

El liquidador Navas ha pasado directamente al área de Promoción, donde su función va a ser más necesaria. Encargarle del des-empleo, es encargarlo de cerrar el  IMDEEC. Además, sigue con Cecosam en su camino hacia la privatización, y acoge al Reina Padre para tutelar el fin del IMDECO. Para endulzar la labor, se incluye a Sor Caracuel, convertida en Reina de las Fiestas, tras puentear a Fray Jaén; y a Bonachón Moreno Calderón, que continúa como un pelícano entre tanta gaviota. Dar a AgroNavas la competencia de Turismo, es reconocer que se va a centralizar toda la política turística en Diputación. La anécdota de Agricultura, es un capricho personal, por mucho que se venda el proyecto virtual de Agrópolis.

Pelotazos Martín encabezará el área de Urbanismo, y consolida sus competencias, olvidando el tripartito que formaba con Comercial Sousa y Primo de Jurado. La primera, continúa en el área, pero convertida en la sargenta Sousa, al frente de Seguridad, abandonando sus promesas de agilizar licencias. La superintendenta Tamayo se centra en el tráfico y Aucorsa, compensándola con una tenencia de alcaldía, pero siendo víctima de su mala relación con los sindicatos. Por último, se asila a Fray Jaén, convertido en el Florido Jaén, en una labor que se prevé, por suerte, sorda. Eso sí, se le reserva su penitencia gustosa: La Semana Santa.

Como área marginal queda el de Familia, pues, Mª Jesús, la Botellona, por razones de equilibrio interno, va a la Diputación, posiblemente, con puesto de vicepresidenta. Y la Glamurosa Arcas retorna a Educación, a pelearse con las peticiones de los colegios, tras una triste gestión al frente de Mujer, donde solo se le recuerda las subvenciones a entidades antiabortistas. Y eso que insisten en que mantienen el estado de bienestar. Habrá que ver si mejora algo tanto cambio.

Se acabó la fiesta: gobiernen y opónganse

Juan Andrés de Gracia | 7 de enero de 2012 a las 13:08

Demostrado, la “Casa de los Muchos” no tiene más estrategia que la distracción y la diversión. Veámoslo. Por un lado, el becario Bellido se dedica a vender las virtudes de un presupuesto que tiene muchas carencias. Sin que nadie se lo pida, se dedica a decir que se mantiene el gasto social y cultural, y ya saben aquello de “excusa no pedida …”. Su apuesta por subir los impuestos ha quedado respaldada por el mismo “Manostijeras” Rajoy y “Mamita” Soraya. Continúa con su táctica de “que viene el lobo” en cuanto a nóminas, proveedores y pagos en general. Ahora tendrá que evitar generar, de nuevo, el déficit que, mediante trucos contables y préstamos, ha hecho desaparecer, pero que existe en la gestión municipal. Si no existiera ese déficit, no tendría necesidad de parecer Freddy Krueger asustando a diestro y siniestro. Tendrá que meter en cintura al resto de los “19 escalones”, incluido al joven Nieto.

Paralelamente, Maquiávelo Torrico se ha escondido para ir preparando los recortes que, en materia laboral y de prestación de servicios, aflorarán tras las elecciones andaluzas. Su trabajo está dedicado, por un lado, a preparar la campaña de las andaluzas con el dinero que le pagamos los cordobeses, pero además dirige los hilos de los gerentes venidos del frío, como “pistoleros” a sueldo, ¡y vaya sueldo! El objetivo es que metan en vereda a los sindicatos y, alternativamente, desmonten el entramado de servicios públicos para que el sector privado se quede con lo que sea rentable. En esa labor tiene el bastión de Rafael Navas, que se pensaba que esto era una empresa de lacteos y se ha encontrado con la burocracia administrativa. También está, en la sombra, la “pragmática” Sola, si es que no acaban por hacerla Subdelegada del Gobierno.

Tristón Martín se encuentra encerrado en la Gerencia, evitando tener reuniones ciudadanas. Su labor es preparar soluciones para los suelos que le explotan en las manos a las cajas y bancos. Para ello, le están dando vueltas a como cambiar el PGOU y el Plan del Casco lo más rápido posible. También tiene que ver como hace que a los parcelistas le cueste más barato legalizar sus propiedades, pero en plena crisis no es fácil. Lo de construir vivienda y aparcamientos nunca fue lo suyo, y hará lo mínimo imprescindible para que no se enfanden los promotores. Tiene por delante el Plan Sierra y el de Caballerizas Reales donde hay demasiados intereses contrapuestos que vencer y convences. Por todo ello, está haciendo gala de su táctica negociadora “a-purada” y parsimoniosa, practicada con discreción. Lo que no puede evitar es que el “socioconcejal” Gómez, día tras día, pregunte “qué hay de lo mío”. Todo ese trabajo oscuro saldrá en primavera.

La “superintendenta” Tamayo ya sabe que lo tiene complicado con la calle Cruz Conde, los taxis, y otros conflictos encallados. Querer basarse en informes técnicos, para solucionar problemas políticos, no le está dando resultado. Sólo le falta que le crezcan los “enanos” del Área de Seguridad. Todo dependerá de si les pagan horas extras o no Le ha restado protagonismo a la “Hippy” Alarcón en su exilio de Diputación. Charini. vive de las estadísticas, pero no consigue ofrecer al sector el centro de congresos que necesita. Su guerra por hacerse con parte del IMDEEC parece no dar resultado. Eso, a pesar de que Duracell Rojas no consigue sino crearse enemigos en los sindicatos y empresarios. Ya no es el que era y ni siquiera puede ahora lucirse en su labor de “showman” en los plenos. No es el único.

Por otro lado, tenemos el “cuerpo de baile” del localcatolicismo, dirigidos por Fray Jaén y “Saraos” Caracuel dedicados a actos religiosofestivos que distraigan al vecindario. El resto del equipo tienen poco que hacer excepto presumir de sus nuevos cargos y sueldos. Hay casos como el de Comercial Sousa, Primo de Jurado o la misma cuñadísima Botella, que aparecen esporádicamente en busca del sitio que no han conseguido. Otros han de pelearse con el vecindario, ofreciéndoles recorte tras recorte, y sólo saben ser oposición a la Junta. Hasta ahora, el que baila con la más fea es Reina Padre, empeñado en cambiar los sistemas de gestión de la política deportiva, para lo que tiene que dejar en la estacada a los colectivos deportivos. Toda una paradoja. Hay que destacar aquí la ilusión y ganas del “Bonachón” Moreno Calderón, que tiene el reto de mantener la calidad cultural heredada, en un equipo donde puede lo religioso. De hecho, el próximo trabajo central será la Semana Santa.

Pero no se pierdan a la oposición. Por un lado, UCOR sigue enfrasacado en vivir del desconocimiento. Nos vendieron que eran profesionales con ideas nuevas, apolíticos, claro, o sea, de derechas, también clarísimo, pero, por lo visto, no se entienden ni entre ellos. IUCA, es un monólogo de Paco Tejada en defensa de la gestión realizada. El resto de componentes del grupo parece que tienen bastante con ir de reunión en reunión. Ni siquiera son capaces de mantener su presencia ciudadana. Les vendieron ser gobierno y por poco acaban en el grupo mixto. Algo parecido le sucede al PSOE, que ya han conseguido que nadie se atreva a hablar, excepto cuando el Padrino Durán les da permiso. A ellos les agrada no tener que aguantar al vecindario y prefieren la familia, en su amplio sentido.

Y acabo con el joven Nieto. Se le ve feliz, inmerso en la ola favorable al PP, viviendo de la inexistencia de alternativa y de oposición. Sabe que no tiene más adversario que su propio equipo y más enemigo que la crisis. Ha guardado el programa electoral y el de gobierno y se ha puesto el traje de víctima. Ya ha podido hacerse fotos con Nadal, con ministros peperos y hasta con los Reyes Magos. Ya debe saber lo que es el poder. Otra cosa es que sepa lo que quiere hacer con él. Por lo pronto, el número de parados y de cierre de empresas, sigue creciendo en la ciudad, y no se le ve con la ideas claras de lo que puede hacer. Hasta ahora le valía meterse con Griñán o ZP, pero pronto no tendrá con quien hacerlo, y, además, llevará ya un año en el gobierno y la herencia será un recuerdo. Al menos, está disfrutando de los llenos de un estadio de fútbol que representa lo peor del cogobierno saliente. Y es que el que no se consuela …

El patrimonio del Casco

Juan Andrés de Gracia | 1 de diciembre de 2011 a las 19:52

Vamos camino de cumplir diecisiete años desde que el Casco Histórico fue considerado Patrimonio de la Humanidad, ampliando la consideración como tal, que ya ostentaba la Mezquita de Córdoba. Aquel nombramiento tuvo algunos nombres propios, entre los que debo recordar al honesto Trigo, alcalde, al lírico Pérez, por aquel entonces en labores urbanísticas, y al profesor Roso, como director de cultura. Es bueno recordar un trabajo bien hecho, ahora que el realizado para los Patios levanta tantas dudas.

Hacen muy bien los representantes de las asociaciones de propietarios de patios y el propio movimiento vecinal en mostrar su queja sobre cómo se ha manejado este asunto. O el trabajo no cumplía lo estipulado por la Unesco o no se ha dedicado el esfuerzo necesario por parte de las distintas administraciones implicadas para conseguir el nombramiento. Por eso sorprende que el joven Nieto haga hoy declaraciones contra aquellos que busquen responsables, siguiendo la doctrina que fue motivo de una reciente entrada: ¿Quién mató al comendador? ¡Fuenteovejuna señor!

Claro, que ante los que han osado acusar a todos, no sólo a su “casa de los muchos”, de no haber defendido correctamente, de nuevo, una ilusión de la ciudad, el joven Nieto se defiende diciendo algo así como que él y los “19 escalones” acaban de llegar, que sólo pasaban por aquí, y que ya estaba todo decidido con antelación. Comparto plenamente que no pueden ser los responsables únicos de lo sucedido sino copartícipes de una dejación colectiva institucional. Pero, sin embargo, centrados en el proyecto de la Capitalidad, en las querellas e intoxicaciones económicas posteriores, y en la Copa Davis, queda claro que nadie del actual gobierno ha movido un dedo por la candidatura cordobesa, hasta que se filtró el informe negativo. Tan conocedores eran de lo que iba a pasar a partir de ese momento, que no se han atrevido a ir a Bali para no llevarse otra derrota.

Nieto debe explicar a qué se ha dedicado Primo de Jurado en estos meses como delegado de Patrimonio. Sabemos que estaba buscando despacho y que pretende crear una comisión, otra más, pero queda claro que para nada se ha dedicado a trabajar por sacar adelante el proyecto. Posiblemente, si Charini Alarcón hubiera sido la responsable de la gestión, conociendo su ansia de protagonismo, o, incluso, lo hubiera sido la Recatada Caracuel, responsable las tradiciones populares y gran verbenera, hubiéramos tenido una oportunidad. ¿Qué hubiera dicho Fray Jaén, látigo de herejes, si le hubiera correspondido al gobierno saliente recibir este segundo bofetón a la autoestima? Él a lo suyo, a preparar la Semana Santa, que es lo que le gusta.

Recupero, no obstante, la idea de que Córdoba necesita menos concursos a los que presentarse, y más trabajo cualificado en busca de sus objetivos. De hecho, los gobiernos que siguieron al del honesto Trigo, han desperdiciado la nominación como Patrimonio de la Humanidad de nuestro Casco, y sólo se ha usado como proyección de su imagen partidista. El engominado Merino tuvo una feliz idea, al comienzo de su mandato, con la creación de la Oficina de Difusión del Casco Histórico, que tenía ideas claras de cómo usar la nominación. Pero duró escasamente un año, por celos internos entre la reingresada Sola y Tristón Martín. Con la llegada de la inminente exministra, Rosa de España, todo fue una colección de fotos para la galería.

Alguien puede pensar que exagero, pero que me digan quién recuerda, si acaso, el logotipo que nos identifica como Patrimonio de la Humanidad. Fue tapado, rápidamente, por los diversos que han representado el proyecto de Capitalidad. Es curioso, un proyecto que tenía como base, justamente, el valor patrimonial de la ciudad. La política de defensa, protección y valoración de nuestro casco y patrimonio ha quedado subyugado por un concepto excesivamente proteccionista, que representa la Gerencia de Urbanismo y la Consejería de Cultura, que sólo nos cuesta dinero, tiempo y pérdida de oportunidades. Pero, también, por una dictadura del turismo, al que se somete cualquier otra realidad. Exactamente igual a lo que ha pasado con el proyecto de Córdoba ciudad cultural permanente.

Aparte del logotipo, tenemos un concurso de videos, un día que abren los museos gratis, el día de la Solidaridad, algunas cosas de accesibilidad y poco más que se reconozca como actuaciones como ciudad Patrimonio de la Humanidad. Aparte, la cantidad de reuniones y viajes por todo el mundo que no sirven para nada. A la vez que perdemos la declaración de los Patios como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, conseguimos que Primo de Jurado entre en la ejecutiva de la Organización de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y lo venden como un éxito. ¿Alguien sabe para qué nos sirve ser la secretaría permanente de Europa Sur y Mediterráneo de la misma organización? A lo mejor hubiera sido mejor ir a Bali y dar la cara, en vez de crearse un nuevo chiringuito que justifique el sueldo del defensor de la División Azul.

No puedo dejar pasar el ridículo que ha hecho de nuevo el gafe Plata. Su anuncio de que tendríamos el 99% de posibilidades para conseguir el reconocimiento de los Patios, y ya ven el resultado, demuestra el gran conocimiento de los asuntos relativos a la Córdoba patrimonial. Mantener a Medina Azahara como el coto privado de su director, tener como un estercolero a los “extraordinarios restos” de Cercadillas, o el abandono secular al que se somete Ategua, no son sino tres muestras de su interés por la ciudad. Tras defender a Málaga como aspirante a Capital cultural 2016, se vio obligado a promover la candidatura cordobesa y, realmente, no lo hizo con mucho acierto. Ahora tampoco se ha esmerado en el expediente de los Patios y, lo sospechoso, es que creo que tampoco viajó a Bali. Con lo bien que lo hizo con el Flamenco, y la poca gana que ha puesto a los Patios. De González Sinde, ya está dicho todo, y, además, está en fase de salida. Creo poder afirmar que nunca tendrá una calle en Córdoba, y lo mejor es que no venga ni de vacaciones.