Archivos para el tag ‘Antonio Hurtado’

Dependencia

Juan Andrés de Gracia | 3 de enero de 2012 a las 19:27

Sin duda, uno de los éxitos del gobierno de “Bambi” Zapatero ha sido la implantación de la ley de Dependencia. Sé que la gestión de la misma es menos efectiva que lo que se había anunciado, pero la creación de un derecho de estas características requiere un cierto recorrido para que se consolide. Por eso me pareció preocupante que “Manostijeras” Rajoy declarara, en plena campaña electoral, que la ley era imposible de financiar, excepto en época de vacas gordas. Salvando las distancias, es como si asumiera que los otros elementos del estado del bienestar (educación, sanidad, servicios sociales, cobertura de desempleo) también corrieran peligro. Lo cierto es que el real decreto de los primeros recortes (medidas, dicen eufemísticamente) del nuevo gobierno, ya ha paralizado la ejecución de la ley y que, o mucho me temo, o para marzo es posible que los recortes, que afectaran fundamentalmente a las autonomías, bajarán las transferencias a estas. Si eso se produce, no sólo se podrá restringir la aplicación de la ley, sino que además puede extenderse al resto de los derechos generados en las últimas décadas.

El ayuntamiento de Córdoba fue pionero en la creación y extensión de un servicio de ayuda a domicilio, que ha supuesto el embrión sobre el que se ha formalizado la ley. Desde que se puso en marcha el sistema de dependencia, el ayuntamiento se ha implicado totalmente en él. Incluso decidió que, paralelamente, mantendria el servicio de ayuda a domicilio propio, lo que suponía atender a personas que hasta ahora lo estaban siendo, pero que no cumplían los parámetros del nuevo sistema. A pesar de todo ello, desde el Partido Popular, primero la provocadora “Marita Cuadrado” y luego la “benefactora” Blanca Córdoba, se han hartado de solicitar que el ayuntamiento eliminara la lista de espera con sus propios medios, y exigía a la Junta, como receptor de los fondos del Estado en la materia, que ampliara su aportación.

Es más, se ha exigido a la Junta que fuera puntual en sus aportaciones, lo cual se ha cumplido en gran manera, y que el ayuntamiento abonará más cantidad a las empresas que prestaban el servicio, para dignificar sus condiciones laborales. Se llegó incluso a aprobar en 2007, pocos meses antes de las elecciones locales, que se estudiara la creación de una empresa pública que asumiera el servicio. IUCA lo propuso por su relación con el servicio originario, que se hizo por un grupo de trabajadoras cordobesas de la cooperativa “El Rocío” que, en gran medida, seguían perteneciendo a él. El PSOE lo aceptó, simplemente, porque estaba en la oposición, y se posicionaba a favor de cualquier petición. El PP, poco favorable a las empresas municipales, lo apoyó, a su vez, por mero electoralismo, mostrándose ideológicamente incoherente. Ahora, la paralización de la ley, y su más que posible recorte, afecta también a autónomos, pequeñas y medianas empresas y a sus trabajadores, que ven peligrar las inversiones realizadas y los puestos de trabajo.

El estudio preceptivo realizado para la creación de la empresa demostró que no era viable, y, menos aún, cuando los ingresos municipales empezaban a mermar. No obstante, el ayuntamiento ha cumplido con su aportación oportuna, aceptando incluso que los fondos de dependencia se reservaran para este servicio, impidiendo retrasos en los pagos. Cuando han existido estos, ha sido debido a los problemas, legales o administrativos, para prorrogar el servicio. Por eso, es inadmisible que, el joven Nieto y sus voceros, declararan que no había dinero para el servicio, al llegar al ayuntamiento. Se les “olvidaba” explicar que el presupuesto vigente era prorrogado y que, por tanto, no estaba adecuado a las necesidades de 2011. Cuando esto sucede, sólo hay que realizar las modificaciones de créditos oportunas para que el servicio siga sin dificultad. Así se ha hecho por el gobierno “pepero”, cuando han creído conveniente, y, si se retrasó, es porque estaban dedicados, en cuerpo y alma, a la Copa Davis hasta Octubre. Por cierto, que lo gastado en este evento hubiera permitido atender, al menos, a una cincuentena de nuevos mayores y discapacitados en el servicio. Cuestión de prioridades.

Ahora, voy a esperar a que el joven Nieto y la benefactora Córdoba hagan declaraciones, o presenten una moción, al Pleno para que “Manostijeras” Rajioy mantenga la financiación de la ley, en la parte que le corresponde. Espero que no estén pensando en el ahorro que, a ellos mismos, les puede suponer en el presupuesto de 2012. La verdad es que no tengo mucha fe en ello, porque aún no he escuchado, ni leído, al Becario Bellido ni al Maquiavélico Torrico, quejarse de la obligada subida de impuestos a los cordobeses, a través del catastrazo, que se ha impuesto desde el gobierno “pepero”. Es más, creo que sería posible que se negaran a su aplicación, defendiendo la autonomía local, y que, alternativamente, soliciten el mismo dinero (6 millones de euros) vía participación en los tributos del estado. Es lo que hubieran hecho de seguir gobernando “Bambi” ZP. El vecindario se lo agradecería, la oposición quedaría desarmada y solo quedaría en mal lugar el gobierno de Madrid.

Tampoco tengo mucha confianza en que presenten una moción al pleno exigiendo que, en los presupuestos del Estado, que se anuncian para la primavera, se incluya aportación para el Centro de Congresos, el Museo de Bellas Artes, la Biblioteca Provincial o la segunda fase de la Variante Oeste. Hace un par de meses, si lo hicieron para exigir inversiones a la Junta, pero, claro, gobierna el PSOE. Hoy mismo, el “coherente” Hurtado ha dado la rueda de prensa a la que está obligado por el partido, para hablar de estos temas. Qué pena, que cuando era senador no haya hecho nada, ni él ni ningún parlamentario socialista, para que esas inversiones se hicieran realidad, siendo la más sangrante la de la Biblioteca, que tiene hasta licencia, y que fue borrada del presupuesto el año pasado.

Es la hora de que los “19 escalones” demuestren que, realmente, defienden los intereses de los cordobeses, y que no son meros delegados de los “mercados” en Córdoba. La situación es difícil, pero más lo es para el vecindario. No quiero pensar que si el “señorito” Arenas manda en la Junta, se van a terminar las reivindicaciones ante Sevilla. Paradójicamente, la defensa de la ley de la dependencia puede demostrar si son o no independientes de las órdenes de Génova.

Recinto ferial versus recinto ferial

Juan Andrés de Gracia | 28 de diciembre de 2011 a las 12:27

Vengo defendiendo, hace algunos años, que cuando el vecindario lee algo relativo a “recinto ferial”, inmediatamente, piensa que vamos a volver a trasladar la Feria del Arenal. Se agudiza esta paradoja cuando se mezclan, por un lado, el debate sobre el recinto ferial para la Feria de Mayo, y por otro, el recinto ferial como espacio comercial. Esto está pasando estos días, como sucede de forma cíclica cuando se inicia un nuevo mandato municipal, por la crisis de IFECO y por la necesidad del Córdoba CF de gestionar El Arcángel. Directamente, ninguno de ambos temas tendría que llevarnos a hablar de “recintos feriales nuevos”, pero, la verdad, es que así sucede por, llamémoslo, “efectos colaterales” de los debates en esta nuestra ciudad.

La larga crisis de supervencia por la que pasa IFECO, ha vuelto a sacar a colación el debate sobre la necesidad de un nuevo recinto de ferias comerciales (sería mejor llamarlo Parque Comercial) en nuestra ciudad y provincia. Lo que fue una pieza fundamental para armar el nuevo PGOU, se convierte ahora en un proyecto huérfano del que nadie quiere responsabilizarse. Recordemos que nos pasamos años debatiendo si situar el Recinto ferial comercial en la zona de Poniente, en la Carretera de Palma, o llevarlo a la zona de Levante. Finalmente, triunfó esta última opción, junto a la antigua nacional IV, junto al Parque tecnológico de Rabanales, y dando sentido a la configuración de la que iba a ser “Ciudad Jardín de Levante”, donde Prasa, y, en menor medida, Arenal 2000, tenía grandes intereses de suelo. No fue una decisión fácil ante los intereses de Cajasur y de la asociación de joyeros de que el recinto ferial fuera a la zona del Parque Joyero, fundamentalmente, para asegurarse inversión pública en el desarrollo del mismo, y desarrollar el preacuerdo que las administraciones firmaron, al respecto, para repartirse el coste.

Como casi todo en la época del “pseudoalcalde” Mellado, sin que el PGOU entrara en vigencia absoluta (2003), ya se promovió un cambio en toda esa zona de Levante, llevándose el recinto ferial más al norte, junto a las vías del tren. El objetivo no era otro que justificar un incremento de la zona urbanizable, saltando las vías, para lo cual se llegó a plantear un vial,paralelo a las vías, de gran dimensión, que sirviera de acceso rodado al recinto y a Rabanales, con objeto de convertir la antigua carretera de Alcolea en la entrada “privada” al residencial “Ciudad Jardín de Levante”.  Así se trabajaba en esa época, al servicio del interés privado del ladrillo, dibujando la ciudad de la forma que más podía interesar. Incluso, para conseguir apoyo vecinal a esta iniciativa especulativa, se cargó el coste del Parque de Levante a que se desarrollará la zona residencial descrita. El resultado es que no hay Recinto Ferial Comercial, ni Parque de Levante y el Parque Tecnológico parece un desierto. No puedo olvidar la responsabilidad de los dirigentes universitarios de entonces, en estas actuaciones altamente especulativas.

Para dar apariencia de que todo era inminente, Mellado obligó al entonces delegado de Hacienda y Comercio de la Junta, “Incoherencias” Hurtado, a pagar un proyecto faraónico de recinto ferial, justo en la nueva zona elegida. Ya entonces, el coste de realización era prohibitivo, así que hoy es, simplemente, imposible de ejecutar. Aquello le valió a Hurtado para ir en la lista de Mellado de 2003 y ser, posteriormente, portavoz del grupo socialista y de ahí a senador y diputado todo ha sido fácil. La Junta de Andalucía mantuvo en sus presupuestos una partida para iniciar el recinto ferial que nunca ejecutó, alegando que se seguía sin conocer el sitio exacto donde se ubicaría. Posteriormente, un acuerdo del “Viejo” Griñán con “Quina” Aguilar, justificó que desapareciera la partida por la misma razón, y se intentó que se trasvasara al Centro de Congresos, cuando ya se necesitaba financiación pública. Por aquel entonces, “Tintín” Tejada y el “Breve” Ocaña defendían que se abordaría el recinto ferial cuando estuviera encauzado el Centro de Congresos, y así nos vemos.

Los últimos años son más conocidos. Por un lado, los patronos de IFECO han dejado de pagar sus cuotas y, tras la retirada de Cajasur, se buscó el apoyo de Cajasol, que jamás se hizo real. Agobiados por las deudas, nadie quiere ser quien acabe con IFECO, pero entre todos la han hecho morir. La Junta, que siempre asumió protagonismo en las ferias comerciales, tras eliminar hace algunos años las subvenciones a la mayoría de ellas, coincidiendo con el interés de Diputación de usar sus propias instalaciones, ahora se desmarca diciendo que a la provincia no le interesa un recinto en la capital. Aquí, “Esperanza” Ambrosio actúa de la “voz de su amo” y echa tierra sobre una maqueta que ellos mismos pagaron. La postura del gobierno del joven Nieto ha sido de sorpresa, pero contenida. Imagino que temen que el señorito Arenas tampoco afronte el proyecto. La verdad es que el ayuntamiento o apuesta por el centro de congresos o por el recinto ferial, ya que dinero para ambos no va a haber.

En cuanto a la ubicación de la instalación, se ha seguido mareando la perdiz. Incluso se ha pensado en las Naves de colecor, teoría del “aspirante a fenómeno” Durán y de “Quina” Aguilar, imagino que orientados por “Incoherencias” Hurtado, quien los ha visto y quien los ve, lo bien que se llevan. Pero lo mejor, fue lo que se le ocurrió a Mellado, cuando recibió el encargo de un estudio de viabilidad sobre  el Plan Especial del Arenal. Propuso que el Recinto Ferial se instalara… en el estadio El Arcángel. Y aquí se vuelven a encontrar los dos recintos feriales. La idea era llevar a cabo la Ciudad del Ocio al otro lado de la autovía, trasladar allí la Feria, y rentabilizar toda la zona junto al Estadio como zona comercial, de ocio y restauración. Lo malo, es que el único promotor privado que podía tirar de ese proyecto era “Castelar” Gómez, o quien se haya quedado con su suelo en la zona, y no parece estar por la labor. Él, que plantó allí la Ciudad deportiva, ilegal, por  supuesto, como avanzadilla de sus intereses, está más interesado en que le resuelvan las Naves y la multa.

¿Por qué todo en esta ciudad es una espiral sin fin?

PSOE, uno, grande y … ¿libre?

Juan Andrés de Gracia | 24 de noviembre de 2011 a las 19:32

Como cada vez que se produce un desastre electoral, desde el PSOE se levantan voces a favor de cambiar la forma de organizarse en la capital. Históricamente hubo una agrupación socialista única, potente, que imponía sus dictados a las del resto de la provincia. Como el PSOE adoptó una estructura de poder provincial, se optó por descabezar a las capitales y evitar el contrapoder que suponía, por ejemplo, el secretario local de Córdoba para la ejecutiva provincial, con su secretario general al frente. Por esa razón, se crearon las agrupaciones de distrito o barrio, bautizadas, de forma sorprendente, como agrupaciones locales, para equipararlas a las de los pueblos. Con su nacimiento, el PSOE perdía una voz única en las capitales que, sin duda, ha tenido influencia en la pérdida de contacto con su realidad.

Con la división de Córdoba en varias agrupaciones locales, que ni siquiera se adaptan territorialmente a los distritos de la ciudad, se generan unos reinos de taifas, cuya relación se establece a través de la estructura provincial. Son entes que se dedican, casi exclusivamente, a promocionar gente en listas, o para cargos públicos, a cambio de su apoyo. Son extraños para el vecindario con el que se deberían relacionar, y acaban encerrándose en las sedes, ajenos a todo lo que sucede. No se dedican a representar y elevar la voz de los vecinos, sino que se dedican a repetir los argumentarios que reciben desde Ferraz o san Vicente, y a ser mano de obra barata para las campañas electorales. Por ello, son gente dependiente del partido, sin voz propia y que usan el clientelismo como principal arma. Mandan comisarios políticos a las entidades sociales y ciudadanas con el fin de controlarlas, aunque, rápidamente, se cansan y vuelven a la sede, no vaya a ser que no se cuente con ellos para los nombramientos.

El último congreso socialista, convencido de que la pérdida de poder en las grandes ciudades tenía una relación con esta estructura casi feudal, de nobles, debatió sobre su desaparición. Al final, la propuesta se modificó a la baja y simplemente se creó una asamblea y ejecutiva local que tendría que tener un cierto papel coordinador y promotor de asuntos de la ciudad. En Córdoba, esa ejecutiva local nació bajo el poder del Padrino Durán, ayudado por Durán-2 y por la Eterna Luna, especialmente, y, por tanto, se buscó que no tuviera poder propio, sino que siguieran mandando los jefes de cada agrupación. La dimisón de Paco García, tras el penoso papel que la ejecutiva local jugó en la elección y elaboración de listas en las últimas elecciones locales, fue la muestra palpable del fracaso del modelo.

Ahora, tras el segundo desastre consecutivo en la ciudad, se alzan de nuevo voces a favor de una agrupación local única. Por un lado, me parece que esa es una condición necesaria pero no suficiente para mejorar la relación del PSOE con la ciudad. No obstante, los promotores de la misma no están legitimados para hacerlo. Los tres primeros firmantes (Hidalgo, Aguilar, Montoro) son miembros actualmente de la ejecutiva de la agrupación de Ciudad Jardín y han sido fieles escuderos de la eterna Luna, que ha sido una de las grandes valedoras del aspirante a fenómeno, por órdenes de Griñán, primero a través de Velasco y luego de “la que manda” Susana Díaz, con la colaboración intensa del tenebroso Franco, que es el que maneja la agrupación de Ciudad Jardín.

La agrupación Ciudad Jardín ha colocado al senador ciclista, Hurtado, como diputado, y tiene a la “cultureta” Valenzuela en el ayuntamiento, pero los tres firmantes han quedado descabalgados en su interés por ocupar cargos públicos. Ahora, su única opción son las elecciones andaluzas, pero deben tenerlo muy difícil, entre otras cosas, porque la propia Luna, a la que se deben, aspira a un puesto. Imagino que, además, todos se han llevado una decepción al ver como los perdedores de la guerra (Blanco, Fernández, Luque) ocupan hoy altos puestos en la Junta de Andalucía, mientras que ellos, que se sintieron ganadores, que fueron tan amigos del “corte de cabezas” al grupo municipal, se deben conformar con la militancia de base o con algún cargo orgánico de bajo nivel.

Así se funciona en el PSOE cordobés, todo en base a la capacidad de colocarse o de colocar a alguien, y sin nada que ofrecer a la ciudad. Este tipo de políticos, que se mantienen en segunda fila hasta que puedan saltar al estrellato, tienen el único mérito de manejar las sedes, y los procesos que en ellos se desarrollan, entre algunas decenas de militantes. Saben que ellos no deciden nada, y que se guían por intereses personales, pero hacen ver, a sus compañeros militantes, que el bien del partido está por encima de todo. Pero, hasta aquí podíamos llegar, se pierden elecciones tras elecciones, se alcanzan los peores resultados de la historia y ellos, en vez de asumir su corresponsabilidad en lo sucedido, empiezan a situarse ante el nuevo periodo congresual. Saben que el aspirante a fenómeno tiene la instrucción de que no haya listas alternativas, por lo que buscan parecer como renovadores y críticos, cuando en realidad son parte del poder existente. Intentan evitar que surjan movimientos de la base socialista verdaderamente críticos con la familia Durán y sus acólitos. Es incluso posible que estén mandados por el mismo Padrino para aparentar cohesión y consenso. De hecho, lleva tiempo dedicado, exclusivamente, a quedarse con los restos del partido en Córdoba, para él y los suyos. Lo malo es que la tarta es ya un canapé.

De derrota en derrota …

Juan Andrés de Gracia | 21 de noviembre de 2011 a las 20:16

A pesar de mis 20 años de experiencia en partidos políticos y en participación directa en procesos electorales, no deja de sorprenderme el cinismo y la desvergüenza de los dirigentes que se aferran al sillón a pesar de que la voz de la gente en los dos últimos procesos electorales ha sido clara y unánime: Marchénse. No hay otra lectura que hacer sobre los resultados del PSOE a todos los niveles, incluida la provincia y capital de Córdoba. Cierto es que la crisis y el desempleo han precipitado el desastre, pero, cuando se toman decisiones arriesgadas, que deberían haber servido para contrarrestar en parte las malas circunstancias socioeconómicas, no sólo no se produce el efecto deseado, sino que se agudiza el descalabro electoral.

El “aspirante a fenómeno” en su ansia de batir todos los records negativos, se escondió ayer detrás de la “resignación cristiana”, y se mostró más como una víctima que como un responsable, esto es, actuó irresponsablemente, cuidando su sueldo. Ya posee el peor resultado en unas elecciones locales en la ciudad de Córdoba, donde él mismo se auto impuso de candidato. Se perdió la Diputación Provincial, por primera vez en la etapa democrática moderna. Ayer mismo, consiguió el peor resultado de la historia, en la ciudad de Córdoba, en unas elecciones generales. Ahora, se acercan unas elecciones andaluzas, y el póquer de derrotas puede consagrar, definitivamente, a Durán como “fenómeno político”.

Él pensará que no le ha ido tan mal, puesto que ha colocado al “ciclista” Hurtado, a la “gongorina” Costa y a la “novata” Flores, que son de su onda. Incluso le ha venido bien que haya fracasado la exministra Aguilar (como se lo estará pasando la Calvo, claro). Pero lo cierto es que su ejercicio de la secretaría general no se puede considerar brillante. Tiene a su favor el miedo de los “renovadores”, que no son tales, como siempre apunté, sino que son los que se van quedando sin cargo del que vivir, o quienes temen perder el que ahora tienen. Los considero corresponsables de este proceso de autodestrucción controlada, por su falta de valentía cuando habría que propiciar un nuevo rumbo político.

Durán no está solo. Su poder parte de Sevilla, de la organización andaluza que ahora asume el protagonismo absoluto en el vía crucis socialista. El “prometedor” Griñán, ni siquiera ha pensado en tirar la toalla, tras perder casi 900.000 votos, y dejar que sea otro el candidato. Muy al contrario, ha mandado cerrar filas a los secretarios provinciales. Esto es siempre así: cuando las cosas van bien lo mejor es estar juntos para no estropearlo, y cuando van mal, para que no se estropee mal. El objetivo es siempre que el aparato pueda hacer lo que considere oportuno, burlando la posición de las bases. Ha dado órdenes de que no haya conflictos internos en el próximo congreso federal y quiere que el PSOE andaluz vaya unido a ese cónclave. Dificil será, porque lo lógico es que el congreso federal cuente con varios candidatos a la secretaría general, y Andalucía no podrá aislarse. Es más, a Durán le quedan pocos cargos que ofrecer, y cada vez son más los agraviados. Es el caso de la eterna Luna, que se ha visto sorprendida por el nombramiento de David Luque como director general de Comercio, un puesto para el que ella se veía como la mejor candidata por su experiencia en la promoción del caracol.

La formación de listas para las andaluzas se va a mezclar con el congreso federal y, teniendo en cuenta que las expectativas electorales no son buenas, los puestos de salida serán pocos. Esperar que las experiencias de gobierno del PP en otras comunidades autónomas y, pronto, en el gobierno central, choca con los datos de paro que martillean cada mes. También seguirán en guerra los funcionarios de la Junta, que ganan, uno tras otro, todos los recursos interpuestos. Seguirán sorprendiéndonos los ERES fraudulentos. En fin, el cansancio de 30 años de gobierno y las ansias de cambiar, no dejarán de estar presentes en el día a día. El ejemplo de Cataluña donde, a pesar de los recortes y de las manifestaciones, CIU ha ganado por primera vez las elecciones, nada más y nada menos frente a la “sargenta” Chacón, es muestra de cómo está el vecindario.

El caso de Córdoba va paralelo, y el PSOE ha visto como ha perdido 70.000 votos en la provincia y 30.000 en la capital, que han ido a la abstención, a IUCA, a UPyD o al PP fundamentalmente. El porcentaje de votación ha estado parejo al de otros comicios, por lo que el vecindario ha tenido voluntad expresa de no votar al PSOE. La izquierda vuelve a ser plural, y ni el Padrino Durán, ni la “traidora” Aguilar, son los más adecuados para entablar nuevas relaciones de colaboración y entendimiento. Entiéndase que la única opción de gobierno para Andalucía alternativa al PP es la unión de PSOE e IUCA, con la posible sorpresa de UPyD (en permanente ascenso) o la recuperación del PA. El PP ha consolidado el cambio de tendencia política de las municipales, y Durán ni se inmuta ni se siente responsable. Ya ha perdido consigo mismo como estrella, y con el último fichaje transfuga, ¿qué nueva estrategia pretende aplicar? ¿Con qué espadas intentará contar para las andaluzas? Dejarlo que siga “innovando” es el suicidio colectivo del PSOE.

Córdoba electoral: última reflexión

Juan Andrés de Gracia | 17 de noviembre de 2011 a las 19:53

Como vaticiné en varias entradas, ha pasado casi completamente la campaña electoral, sin que se hable de la importancia que las elecciones tienen para la ciudad y la provincia. Mejor dicho, ante la situación de crisis, y por los recortes que puede sufrir el Estado del Bienestar, los debates se han polarizado a nivel de discusión general, y no habido sitio para hablar de cada territorio. Pero, a prácticamente un día del fin de campaña, hay varios elementos que creo interesante reflexionar, justamente por su relación con Córdoba.

Empezaré por las manifestaciones de Javier Arenas, como representante del partido que llega como seguro ganador, y que, por tanto, más reales son sus compromisos, sobre las prioridades en los proyectos estatales para la ciudad. Ha mencionado, un centro de congresos “como Dios manda”, un aeropuerto “digno” y la autovía/autopista Córdoba-Toledo. Luego, el “sheriff” Cabello de Alba, ha sumado la Carretera de Granada (A-81). Sobre el Centro de Congresos, lo manifestado es insuficiente, puesto que los agnósticos no sabemos qué es lo que manda Dios. No sabemos si hay que hacer otro proyecto, si el que hay va a incluir o no la sede de la Orquesta, y ni siquiera se ha avanzado qué financiación y para cuándo se piensa aportar. La referencia al de León, que ha sido usada siempre para atacar a ZP, no queda claro si es su modelo o sólo servía para incordiar.

Lo de la dignidad del aeropuerto, no lo entiendo. En plena crisis de los distintos modelos de aeropuerto que ha defendido el PP, como el de Castellón, el de Ciudad Real o el de Antequera, y también de los de Zp como León (de nuevo) o Gerona, es sorprendente que se vuelva a hablar de hacer un nuevo aeropuerto en Córdoba. Sería mejor comprometerse en terminar el que está en fase de remodelación, que es más viable a corto plazo y más adecuado para las necesidades cordobesas. Córdoba, si requiere aeopuerto, es uno para vuelos de mercancías y turísticos, esencialmente, y no una infraestructura insostenible de masas. El PP, desde la época del engominado Merino y de los chicos del Plan estratégico, Fabricator Salinas e Ingecom Prieto, están empeñados en proyectos de aeropuerto, que sólo sirven para especular con terreno no urbanizable, pues en ningún caso sería rentable para la ciudad.

En cuanto al fervor por la autovía/autopista Córdoba-Toledo, con las graves repercusioones ambientales que tendría, demuestra que los “peperos” siguen presos del ladrillo más duro y de las infraestructuras faraónicas de dudosa utilidad. Esta carretera responde a un modelo que ya se ha acabado, y que ha sido el origen de la crisis que vivimos. Con el proceso de autodestrucción que vive el proyecto europeo, es impensable que se pueda financiar esa actuación, y de difícil venta los beneficios que pudiera generar. Otra opinión me produce la A-81, que sustituiría a la actual carretera de Granada, más que nada, porque ya está parcialmente desarrollada, y porque considero que es positivo que se abra esa conexión, que incrementaría nuestra relación con Portugal-Extremadura y con el Mediterráneo. Por cierto, Cabello de Alba ha anunciado que no sabe si podrá mantener la alcaldía a la par que el puesto de diputado. O sea, que se va antes o después a Madrid, consolidando el engaño electoral comenzado con su candidatura a alcalde de Montilla, cuando cobraba dinero del ayuntamiento de Córdoba.

También me parece relevante comentar la acusación de “antidemocrática”, que ha efectuado la “eminente” Soledad Pérez,  a la colocación de pegatinas con la palabra “Traidora” sobre los carteles de Rosa Aguilar. Y es que no sé que esperaban, ¿qué se aceptara sin más el desprecio a la ciudad, y a sus votantes, que ha practicado la “exalcaldesa” en su ascenso al gobierno, previa parada en la consejería para que le sirviera de trampolín? Dejar la alcaldía de Córdoba, para apuntarse al barco del poder socialista, no puede pasar sin que se le recuerde, sobre todo, cuando ahora pide el voto de toda la izquierda para ella, ni siquiera para el PSOE. A quien se rie de la buena gente, no se le puede permitir que se limpie en las cortinas. Aún recuerdo, como el PSOE pagó los carteles de “Condenado” que tuvo que sufrir el entonces alcalde de IU, el honrado Trigo, en la campaña de 1995. Por cierto, carteles que entonces vio con placer la propia Rosa Aguilar en busca de la caída de Trigo, Pérez y compañía, para abrirse el camino a la alcaldía para ella. Paradójicamente, luego fue indultado por el gobierno socialista.

Otro detalle menor, pero relevante, es que Rosa Aguilar no ha querido contestar la pregunta que, sobre su relación con Rafael Gómez y las naves de Colecor, le he hecho en su cita con los internautas de hoy, aquí, en EL DÍA. Todos los demás candidatos han contestado mis preguntas, pero Rosa, no. Esa es su forma de entender al vecindario que no queda maravillado por su presencia. No deja de ser triste que Rosa esté peleando por volver a atraerse los votos de UCOR, esos votos populistas que ya sabemos lo que representan. Ha sido interesante conocer cómo ha contestado, pero sin decir nada, a las preguntas sobre sus premios Atila por sus agresiones medioambientales. Recordemos que uno de sus “medios”, es el medioambiente,  y que ahí están la Carrera del Caballo, las Naves de Colecor o el Plan Trassierra-2, en los baños de Popea, todo ello, en plena relación cuasi de pareja con el “socio concejal”. Así es la futura exministra.

Por último, es interesante ver como el PSOE da por perdido uno de los cuatro diputados que ahora posee, y que ganó gracias a Moratinos y al apoyo de ZP a la Capitalidad. El PP se siente llamado a hacerse con él, pero IUCA aparece como posible, aunque difícil, aspirante a ese puesto. Manifesté mi posición a favor de romper el bipartidismo provincial, y la campaña no me ha hecho desistir de ello. Sigo considerando interesantes, las opciones independientes, voluntaristas y progresistas del PA y de Equo, y creo que merecen la mejor de las suertes. Pero debo reconocer que, más allá de sus cuitas internas provinciales, de su líder, el decimonónico Lara y de la falta de perfil del sobrino de Ernesto Caballero, IUCA es la opción más seria para vencer a la vez al PP, y al PSOE de la parejita Aguilar-Hurtado y de la “novata” Flores. Por eso, creo que también es una opción a tener en cuenta. Yo lo haré.

Contra el bipartidismo provincial

Juan Andrés de Gracia | 9 de noviembre de 2011 a las 17:47

Tengo claro que actualmente sólo hay dos gobiernos estatales posibles: Del PP con mayoría absoluta o del PP con mayoría relativa y apoyo nacionalista. No existe la opción de gobierno del PSOE ante la realidad de los 5 millones de parados, la congelación de pensiones, la reducción del salario de los funcionarios, la entrega al sector financiero o la subida de impuestos. Sé que el PP profundizará en la misma política económica porque se dicta desde espacios ajenos a la soberanía nacional, si es que esta existe aún. Las únicas diferencias estriban en la forma de atender y extender los servicios públicos, y la consolidación o retroceso en derechos ciudadanos. Sé que para muchas personas, estas diferencias políticas son suficientes para reclamar el voto útil al PSOE, pero para mí, ante la imposibilidad de alcanzar el gobierno por su parte, considero que es necesario que el vecindario vote, pero que vote sinceramente lo que más le convenza y no se deje llevar por un voto útil que sólo servirá para que Rubalcaba continúe al frente del PSOE o que se busque un nuevo liderazgo socialista.

Teniendo en cuenta que, además, hay que votar a nivel provincial, esto es, que no votamos directamente a Rajoy o a Rubalcaba, y ni siquiera a Rosa Díez o Cayo Lara, propongo que este proceso electoral se haga una reflexión a nivel de las personas que los distintos partidos políticos han decidido para la provincia y cuáles son sus propuestas para Córdoba. Ya avancé que el debate electoral iba a estar al margen de los proyectos provinciales que dependen del gobierno estatal. Pero eso no es obstáculo para que analicemos a los partidos por quienes y qué representan.

En este sentido, es imposible que el comisario omnipotente, Cabello de Alba, pueda ejercer con plena dedicación su alcaldía de Montilla y su, más que seguro, puesto de diputado. No quiero pensar que cometerá la estafa de abandonar la alcaldía. Sí estoy seguro que, de hecho, lo va a hacer, puesto que es imposible compatibilizar decentemente los dos puestos. No es presentable que el PP haya vuelto a incluir un cunero por nuestra provincia, que nada ha hecho por nosotros. El joven Nieto ha mostrado su debilidad dentro del partido, puesto que anunció una candidatura plenamente cordobesa y nos tenemos que tragar buscarle un sueldo a este triste y ojeroso personaje, López Amor. Se pueden aceptar cuneros si, como Moratinos hizo, se traza un plan de trabajo y de presencia útil en nuestra provincia. Sí creo que, la precoz Beatriz Jurado, puede simultanear la presencia en un Senado a extinguir con su puesto de delegada de juventud. Pero estoy convencido de que su presencia en la candidatura es sólo para que el Senado le pague los viajes por España, en su papel como Presidenta de Nuevas Generaciones.

Respecto al PSOE, me parece indecente que presente por Córdoba al gran engaño de la política cordobesa, la futura exministra, Quina Aguilar. IUCA tenía derecho a que no le insulten tan directamente, y a que no le restrieguen por la cara a su gran esperanza convertida en espectáculo. La exalcaldesa, no sólo se traga a su látigo, el senador ciclista Hurtado, de dos, sino que, además, se jacta de sentirse a gusto con aquel al que acusó de ser la X de los Gal. Por otro lado, el propio Hurtado y la ca,maleónica Flores, han demostrado durante estos largos años en cargos públicos, que no son representantes de la provincia en las instituciones, sino voceros del partido en Córdoba. Su objetivo es acertar con quien manda en el partido y ponerse a su servicio. Ahora, actuarán como perros de presa del gobierno pepero que se avecina. Desde luego, que PP y PSOE se vayan a repartir los seis diputados y los cuatro senadores que nos corresponden, no es buena noticia, porque, unos se dedicarán a defender ciegamente su gobierno, hagan lo que hagan por Córdoba, y los otros, se opondrán de forma irracional, exigiendo lo que no nunca pidieron a los suyos.

Por eso creo, que hay que romper el bipartidismo provincial y votar a otros partidos, tanto al Congreso como al Senado. Quien sea conservador, encuentra la posibilidad de votar al centralismo de Rosa Díez, a través de Guillermo León. Esencialmente, defienden su misma posición política, pero viven del populismo y personalismo de su líder. Los que tengan una posición de izquierda andalucista, se encuentra con las apuestas arriesgadas, independientes, pero con personalidad propia de Antonio Manuel y Sebastián dela Obra. Me gusta más el segundo, pero en cualquier caso, creo que tener una voz libre en Madrid es interesante, tal y como los aragoneses lo hicieron con Labordeta. Tanto Antonio Manuel como Sebastián son capaces de mandar “a la mierda” a cualquiera que no les deje hablar con libertad en defensa de nuestra tierra y, por extensión, de la humanidad.

En cuanto a IUCA, su apuesta por personas poco conocidas, apostando por el programa y la marca, choca duramente con la presencia enfrentada de Rosa Aguilar. Pero es que, además, Bartolomé Caballero y Curro Cobos, como siempre, lo primero que tienen que vencer es a los enemigos internos, es decir, aquellos que esta vez se han quedado sin cargo, y exigen que se vaya el que está, para que ellos recuperen su sitio. IUCA podría tener alguna opción a quedarse con el sexto diputado, en vez de que vaya al PP, dejando al PSOE en dos, y, también podría tener alguna opción a un puesto en el Senado, si se concentra el voto en un solo de sus candidatos. Pero cuando uno ve que, en plena crisis económica, y con las buenas expectativas electorales por delante, se dedican a ponerse zancadillas “amigas”. Desaniman a cualquiera a votarles. Por esa razón es admirable la ilusión, que suple la falta de recursos, con que Equo aborda estas elecciones, ya sea con Pepe Larios o con Cristina, Diego, Eladia o Román. Representa la única opción seria de plantear una alternativa económica al sistema actual, aunque sea difícil que nos creamos que sea posible. Manejan bien el mundo global y saben actuar localmente, serían también una buena opción para romper el bipartidismo provincial.

Antequera vence a Córdoba

Juan Andrés de Gracia | 20 de octubre de 2011 a las 18:02

Que si galgos que si podencos, … el caso es que Córdoba pierde su lucha, si es que alguna vez existió, para ser el Centro Logístico de Mercancías de Andalucía. Lo peor de todo es que ninguna fuerza política ha reaccionado ante ello. La decisión de la Unión Europea de hacer de Antequera el nudo logístico del sur, avalada por el gobierno de España y de Andalucía, supone dar por finalizada la opción de Córdoba para ser considerada como tal. Se habla de cómo ha quedado Málaga o Motril, pero para nada se discute por qué Córdoba ha quedado relegada. Es cierto, que por nuestra ciudad pasará el Corredor Central Ferroviario, y es que geográficamente no hay otra opción. Pero ser el nodo central, que conecte Andalucía con el Levante español, con todo el Mediterráneo y con Europa, ya no lo seremos, y lo aceptamos con nuestra resignación habitual.

El Plan Estratégico aprobado en 1.993, planteaba el objetivo de convertir a Córdoba como centro logístico y sobre él nucleba el resto de objetivos de la ciudad. Posteriormente, el debate sobre la reforma del PGOU, entre 1.996 y 2.001, se centraba, a su vez, en si era mejor plantear un gran área logística en la zona de Levante o de Poniente. Detrás de esa decisión había muchos intereses especulativos. De hecho, la consideración de su función principal logística, ha justificado muchas de las actuaciones de la planificación urbanística de la ciudad. Una vez más, los intereses urbanísticos particulares, a corto plazo, vencen la estrategia de la ciudad. Es decepcionante que así suceda y se suma a que la segunda apuesta estratégica de la ciudad, que no invalidaba la anterior, sino que la complementaba, como capital cultural de europa, también ha quedado sin valor. Córdoba ve así como los consensos establecidos en los últimos 20 años se diluyen sin lograr producir los efectos que se preveían para articular y desarrollar la ciudad.

La sensación, es que nadie ha luchado seriamente por conseguir la configuración de la ciudad como centro logístico de mercancías, a pesar de su situación envidiable y de contar con el centro intermodal de transportes de mercancías por ferrocarril del Higuerón. La presencia de este último en la zona de Poniente, llevó a definir en esa zona el Parque Logístico de Córdoba financiado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba, que aportó el terreno. Hoy, el ayuntamiento se ha deshecho de sus acciones en la sociedad (Palcosa) que gestiona el Parque, al haber integrado la Junta a esta empresa mixta, en otra de mayor tamaño, dejando al ayuntamiento con una representación mínima. En cualquier caso, el Centro de Transportes de Mercancías por carretera (nombre que al principio tuvo el Parque Logístico) es hoy en día, poco más que un desierto, al no haber conseguido que las empresas del sector, se ubiquen en él. Es más, el ayuntamiento mantiene el aparcamiento de camiones de Mercacórdoba, lo que no deja de ser una paradoja.

La ubicación del recinto ferial, parte esencial del área logística de Córdoba, sin embargo, se decantó hacia la zona de Levante. Bueno, realmente, se llevó a esa zona para forzar a que se tuviera que declarar urbanizables los terrenos entre la autovía de Levante y Rabanales, saltándose incluso la vía del ferrocarril por el norte. Es la zona prevista para la Ciudad Jardín de Poniente, donde Prasa o Arenal 2000, tenían grandes intereses. El proyecto constructivo del recinto ferial, de coste astronómico, realizado en época de Mellado, como pseudoalcalde, y de Antonio Hurtado, como delegado de economía de la Junta, duerme en un cajón, y de él, nada más se supo. Paralelamente, se presionó para convertir el “Centro Miguel Castillejo” del Parque Joyero, en un recinto ferial dos, pero, al final, tampoco ha cumplido las expectativas. En este tiempo, el propio Mellado, a través de un encargo hecho por la Gerencia de Urbanismo sobre la zona del Arenal, planteó ubicar el recinto ferial en la zona de tribuna de El Arcángel. Luego, CECO llegó a proponer que se integrara con el Centro del Congresos en el Palacio del Sur. Y aquí no acaba esta subasta indecente, pues, últimamente, la ministrísima, cuando aún era alcaldesa y después consejera, y el aspirante a fenómeno, Durán, vieron en las naves del “malayo” Gómez, el lugar ideal para ubicarlo. Mientras, Ocaña, el breve, y Tintín Tejada, más prudentes públicamente, pero conocedores de todas estas propuestas, planteaban que cuando se cerrara el asunto del Centro de Congresos, sería el momento de abordar una decisión definitiva sobre el recinto ferial. Al final, sólo tenemos el proyecto lleno de polvo, una maqueta enmohecida, terreno reclasificado en Rabanales lleno de matorral seco, y, en definitiva, una entelequia.

La ubicación del centro logístico de mercancías en Poniente, se basó también, en la perviviencia del aeropuerto en la zona de Poniente. Hay que recordar que siempre se valoró que el aeropuerto de Córdoba, si tenía futuro, sería como aeropuerto de mercancías y, de forma secundaria, como aeropuerto para vuelos turísticos. Para el transporte masivo de pasajeros era mucho más razonable la combinación del Ave con los aeropuertos de Sevilla, Málaga o Madrid. Ahora, tenemos casi terminada la ampliación de la pista del aeropuerto, pero Aena mantiene paralizada la nueva terminal, y otras inversiones complementarias, necesarias, reflejadas en el Plan Director del Aeropuerto. Es verdad, que Antequera también intentó tener un aeropuerto propio, y que el PP lo puso como ejemplo respecto al de Córdoba y que se encuentra totalmente en suspenso, pero ello no ha sido óbice para definir el nodo logísitico por ferrocarril. Mientras, observamos como el modelo de aeropuerto de Girona, empieza a deshincharse, y que, otros aeropuertos, como el de Ciudad Real o el de Castellón, también puestos como modelo por el PP, son proyectos fallidos, por lo que está en el aire el futuro del nuestro. Menos mal, que no apostamos por un aeropuerto nuevo ubicado en la zona de Levante, como quería el PP, o en la zona sur, al otro lado del río, porque sólo hubiera dado rentabilidad a los especuladores de suelo.

Por último, una iniciativa privada como la del Centro Logístico del Corte Inglés para Andalucía, se decidió que compartiera ubicación entre Córdoba y Antequera. Tras esta decisión, corre riesgo la parte que nos tocaba, y que es el núcleo del proyecto del Polígono industrial del Alamo, situado junto a las instalaciones de Campsa. Otro terreno reclasificado en función de su función logística que ahora ve peligrar su sentido, pero la operación de suelo ya está prácticamente ultimada. Esta es nuestra realidad, perdemos estoicamente nuestro proyecto estratégico y solo nos quedan ladrillos por todas partes.

Análisis de las candidaturas

Juan Andrés de Gracia | 18 de octubre de 2011 a las 15:50

Una vez aprobadas por los órganos internos de cada partido las candidaturas para las elecciones generales, quiero completar la reflexión que anticipé en la entrada “Con mi voto, no”. En aquel momento, me posicioné claramente sobre las candidaturas del PSOE y mostré mi disconformidad sobre las mismas, al representar un modelo populista de entender la política que, para nada, considero que sea el que este momento necesita un partido de izquierda. No sé como Rosa Aguilar, Antonio Hurtado o Maribel Flores pueden representar el cambio que Rubalcaba preconiza, o es que nos miente a conciencia. Si la ministrísima es parte del futuro del PSOE, le auguro tiempo en la oposición. Para el “arrepentido” Hurtado y para “tejemanejes” Flores es un reconocimiento a su fidelidad al partido a nivel provincial y andaluz, pero los cordobeses no sabemos que han hecho por nuestra ciudad y provincia. En el caso de la ministrísima exaclaldesa transfuga, sabemos lo que ha hecho por la ciudad y por eso mismo no queremos que lo repita.

El Partido Popular, en plena fase expansiva y sabedor de que contará con numerosos puestos para situar a los suyos, ha apuntado una decisión importante, al cambiar al engominado Merino por el comisario Cabello de Alba. No deja de ser, por un lado, un reconocimiento a la disposición permanente del comisario, tanto a ser concejal por Córdoba, como a alcanzar la alcaldía de Montilla. Ahora, al parecer, sirve de parlamentario. Aquí me entran las dudas sobre su capacidad para tanto puesto, que compatibiliza con el que tiene en el interior del partido. Que piensen en ir jubilando al exalcalde, es, por otro lado, un elemento de fuerza por parte del joven Nieto. Sin embargo, su obsesión por contar con la precoz Beatriz Jurado, me parece que es inexplicable. No parece lógico que la misma persona pueda presidir Nuevas Generaciones de España, ser concejal de juventud en Córdoba, y senadora a su vez. Estoy convencido de que cuentan con gente para repartir esos puestos. La imagen que se da, en el caso de Cabello de Alba y de Jurado, es que hay muchos favores que pagar, o mucho que controlar dentro del partido.

Izquierda Unida no ha defraudado mis expectativas, y se ha limitado a resolver la nominación mirando al interior del partido. El efecto Aguilar ha acallado cualquier posibilidad de buscar algún nombre reconocible públicamente. Bartolomé Caballero, es un educador municipal, honrado, defensor de la escuela pública, pero con muy poco peso y poco conocimiento de la ciudad o de la provincia. Currro Cobos, es un infatigable ecologista rojo, que sienta sus bases en el movimiento cristiano de base. Puede ser un intento de vencer el efecto negativo que Equo puede tener para IUCA. Estoy convencido de que IUCA, con esta candidatura, cierra toda opción de sacar un diputado, ya era difícil, o un senador. Deja pasar una ocasión de crecer a expensas de un PSOE castigado por su izquierda, y se lo juega todo a la marca IUCA. Y lo que es más raro, tras la debacle en Córdoba capital, apuesta por dos primeros espadas de la ciudad, en vez de aprovechar sus miembros emergentes en la provincia. Desde luego, para nada llaman a la puerta del 15-M. Es muy posible que guarde sus mejores sorpresas para las andaluzas, donde tiene opciones de ser decisivos.

El Partido Andalucista, ha dado un vuelco importante a sus listas y ha apostado por independientes de pretigio y con personalidad. Opta por un perfil más a la izquierda, sin duda, para intentar recoger voto que va a perder el PSOE. Va a tener en su contra la capacidad de conseguir romper el debate dirigido desde Madrid, y la pugna Rubalcaba-Rajoy. Los medios de comunicación no le van a ser propicios, y, sólo la imaginación de Antonio Manuel Rodríguez y de Sebastián de la Obra, van a poder colarse en el debate electoral. No obstante, me parece insuficiente la estrategia ante los tribunales. Forman una apuesta atrayente, aunque difícil de valorar en su capacidad de ilusionar a los cordobeses. Han tenido que pasar por la afrenta de tener aue buscar avales para presentarse. No han tenido problemas para hacerlo, pero es un ejemplo que visualiza las dificultades que el sistema electoral presenta para los partidos sin representación parlamentaria actual, sin valorar su trayectoria histórica. No sé si hubiera sido mejor usar los independientes de prestigio para las andaluzas, donde entiendo que les resultará más fácil conseguir representación al Partido Andalucista. Encontrar un hueco entre un PSOE, al que ya, prácticamente, solo le queda Andalucía, y un PP que ha hecho un guiño andalucista para intentar comerse al PA, es su objetivo.

Equo es, como heredero de los Verdes, un nuevo intento de realizar un partido de izquierda ecologista, pero que además sea capaz de escapar de esta etiqueta. Su llamada a la renovación de la izquierda, no va a pareja a la búsqueda de nuevas caras. Pepe Larios, Cristina Bendala o Gerardo Pedrós son viejos luchadores, incansables, pero que definen una candidatura para entendidos. Su perfil es demasiado académico y poco político, capaces de defender nuevas propuestas, pero con dificultades para relacionarse con el vecindario general. Quizá su oferta ha quedado acallada por el 15-M, que representan actualmente más a los jóvenes rebeldes e inconformistas. No han aceptado alizanzas con IUCA, esperanzados en ser capaces de definir una imagen propia. No van a tener presencia mediática suficiente por lo que imagino que intentarán usar, preferentemente, las redes sociales. Tambien han tenido que presentar avales para poder presentarse, lo que han superado sin demasiado problema.

Del resto de partidos aún no conozco suficiente para analizarlos. Sólo de UPD he leído su candidatura, pero para nada comparto su ideario “marcha atrás”. Los veo como carne de cañón para propuestas populistas y antidemocráticas, porque ideológicamente son una mezcla de respuestas quejosas a algunos problemas. Intentan ser un nuevo partido, pero viven del personalismo de su líder. Y ya no sé donde se sitúa Rosa Díez. El centralismo que preconizan no les hace jacobinos sino más bien cuasifalangistas.

Con mi voto, no

Juan Andrés de Gracia | 25 de septiembre de 2011 a las 11:35

Para el próximo 20-N, están convocadas las próximas elecciones generales, que llevan el marchamo, casi imparable, de la victoria del Partido Popular. Creo que nadie se extrañará, si anticipo que con mi voto no propiciaré ese cambio de gobierno. Los últimos cuatro años de desgobierno socialista han sido decepcionantes, fundamentalmente, porque no han sido capaces de entender que no le corresponde a la izquierda la toma de determinadas decisiones que van en contra de lo que somos y defendemos. Para gobernar tomando medidas antisociales, no se puede usar el voto de los que creen que debe haber otro camino y que no se puede ceder al pensamiento único. Si la izquierda global necesita irse a los cuarteles de invierno para rediseñar un modelo social y económico, hágase con dignidad, pero no siendo teloneros de lujo de la derecha.

En principio, tengo decidido no votar a candidaturas que se sitúen en el ámbito del “centro” o la derecha, por cuestiones, simplemente, de incompatibilidad básica con sus planteamientos acomodaticios al sistema y antisociales. Pero el PSOE de Córdoba, sin entrar a valorar ahora si ideológicamente el PSOE se mantiene en la izquierda, me ha puesto fácil eliminar la opción de decantarme por Rubalcaba. No es que estuviera entusiasmado con su liderazgo, pero no había desechado votar PSOE.

Pero es que el vecindario de Córdoba no vota a Rubalcaba o a Rajoy, sino que vota a unos diputados y senadores que le representen en las Cortes. Y con mi voto, Córdoba no va a estar representada por la ministrísima, ni por Hurtado, ni por Maribel Flores, por señalar a las tres figuras principales de las listas recién cocinadas por Durán, Griñán y Rubalcaba. Hurtado y Flores, son integrantes de la gran familia que está hundiendo a la izquierda cordobesa en la miseria ideológica. Son baluartes de los que mangonean en el PSOE, y representan a los profesionales de la política que ya no recuerdan de donde proceden. La obligación de aceptar a Aguilar en lugar de a su amada Calvo, es la única derrota del aparato de la cohorte Durán, que se ve obligado a dejar caer a la digna Carmen, para situar, en primera línea de voto, a la ministrísima. Se echará de menos al noble Moratinos.

La lista demuestra que las bases no sirven para nada, puesto que, no me puedo creer que los socialistas cordobeses sigan entendiendo que Flores o Hurtado pueden representar algo nuevo, o al menos que vayan a dedicar su tiempo a pensar en Córdoba. Y ya no digamos del trágala de aceptar el rosismo, apoyado por el mismísimo Salinas, al que tanto tiempo se combatió. La presencia de la alcaldesa que traicionó a la ciudad por su carrera política personal, es prueba de que el PSOE está perdido ideológicamente. El populismo rosista no va a hacer que se recupere la senda de la izquierda, y sólo consolida un modo de hacer política donde  nada importa el vecindario cordobés y, mucho menos, los militantes de base. El aparato formado por la gran cohorte de Durán, seguirá reinando, al menos, hasta que los resultados electorales puedan provocar que haya un cambio de liderazgo en el PSOE federal que acabe barriendo a estos personajes sin ideología.

La prueba del nueve, ha sido que la lista al Congreso esté encabezada por Rosa y que detrás esté aquel al que ella impidió que fuera candidato a la alcaldía de Córdoba. Por aquel entonces, yo trabajaba con el senador ciclista en el ayuntaniento de Córdoba, y aun recuerdo como hostigaba sin piedad la política populista de la alcaldesa-consejera-ministra. Yo compartía absolutamente el fondo de lo que planteaba, aunque no sus formas. El enfrentamiento sobre las naves de Colecor fue el encontronazo más llamativo, y la comisión de investigación sobre urbanismo la representación máxima del conflicto. Aguilar usó toda su influencia en Ferraz y en San Vicente para obligar a que el desaparecido Velasco llamara al orden a Hurtado, y le prohibiera atacar directamente a Rosa, dándole carta blanca para machacar al profesor Ocaña, por aquel entonces en la Gerencia de Urbanismo. Pero ahí no se quedó la señora Aguilar, sino que exigió que el PSOE no eligiera a Hurtado como candidato a la alcaldía, evitando que se le pudiera enfrentar en 2007, y el partido optó por Rafael Blanco. Curiosamente, ese mismo aparato que, sin dar explicaciones, en 2011 ha impedido que Blanco se volviera a presentar como candidato, para situar al padrino Durán, con el resultado penoso que todos conocemos. El premio de consolación de Hurtado fue ser senador, y ahora recibe otro ascenso por mantener la obediencia debida. Por ejemplo, entendiendo que se negocie con Gómez para legalizar las naves y aceptar, sin avergonzarse, acompañar a su odiada Rosa. Por cierto, Luis Planas ha vuelto a quedar eliminado, y tendrá que buscarse el futuro por otro lado, que él sabe hacerlo.

En fin, estaré atento a que IUCA decida su candidatura, aunque viendo como hicieron la lista a la alcaldía, no espero que nos sorprenda. Imagino que decidirán en clave de equilibrios internos, encerrados en su torre de de cristal. El ejemplo de que Cayo Lara desbanque a Llamazares es mal augurio. Parece ser que Equo elige al verde Larios, que no desfallece en estar presente en la vida política cordobesa. Parte con pocas opciones de poder ser elegido, aunque no me importará avalar su candidatura para que pueda presentarse. Por su parte, el PA, intentando salir de su travesía por el desierto, ha optado por independientes como Antonio Manuel Rodríguez o Sebastián de la Obra, que, sin duda, son candidatos con perfil propio y que aportan frescura, aunque tendrán difícil romper el bipartidismo imperante en los medios de comunicación. Tampoco me importaría avalar sus candidaturas, si fuera necesario. De UPyD no hablo, porque no entiendo su proyecto político personalizado en Rosa Díez. Mientras, el PP ajusta sus listas donde se cuetiona al engominado Merino, seguro de su victoria y con margen para encajar todas las piezas. Por todo ello, y mientras observo con tristeza como decae el movimiento del 15-M, elegir a quien votar no va a ser fácil.

Oposición de comedia

Juan Andrés de Gracia | 8 de septiembre de 2011 a las 18:35

Desde luego, lo mejor que se ha encontrado el joven Nieto en el ayuntamiento, es la oposición de corral de comedias que tiene enfrente. Si hace poco alentaba, desde este blog, a que dejarán de estar de vacaciones, ahora casi sería bueno que se dedicaran a sestear para que los errores de los “19 escalones” se vieran con claridad. Ninguna de la tres fuerzas políticas de la oposición pensaban estar en la situación en la que se encuentran, y han tenido que rehacer su estrategia de forma improvisada.

Voy a empezar por UCOR, para recordar, que guste o no, es el grupo mayoritario de la oposición. No se han visto en otra igual, y la propuesta más interesante que han realizado es que se reduzca el tiempo de las intervenciones plenarias. Queda claro que no tienen nada que decir y que no saben cuál es el papel de la oposición. Sobre asuntos de fondo (Cruz Conde, Urban, …) aún no han sido capaces de decir nada, entre otras cosas, porque no representan un partido político con determinada ideología, sino, justamente, la antipolítica. Disfrutarían siendos concejales predemocráticos, excepto en que ahora se encuentran con un sueldo y una presencia social relevantes. Se han quedado fuera de juego, desde que se ha comprobado que el “socio concejal” es el máximo deudor del ayuntamiento y que les ha mandado intentar parar la subasta de sus bienes. En realidad, son la representación del populismo más vulgar, por mucho que se tenga carrera universitaria, o se pasen las vacaciones en barco.

La posición de IUCA es sin duda la más difícil. No acaban de asimilar que, de ser la fuerza que ha gobernado la ciudad, prácticamente, en los últimos treinta años, ha quedado reducida a un grupo de cuatro concejales. Recuerdo cómo se divertían con los grupos socialistas cuando tenían los mismos concejales que ellos ahora. Entre sus representantes, destaca el coordinador provincial de IUCA, el “Curriqui”, que bastante tiene con mandar en el partido y con su puesto en Diputación, del que depende. A las dos compañeras que se sientan en el salón de Plenos, aún no se les ha escuchado, no sabemos si es que no tienen nada que decir o no les dejan. Así, que sólo queda Tintín Tejada, único concejal sobreviviente del naufragio y que se dedica a la “vendetta” sobre el PP. Esto es, a defender la gestión del gobierno saliente y a recordar cuál fue la posición del PP en cada asunto para enfrentarlos ante sus contradicciones.

Lo que no puedo entender, es que pretendan oponerse al PP sumándose o propiciando protestas ciudadanas como la de la Velá. No sé que hacían el “Curriqui”, Peña, Mariscal, Doblas, Tejada y otros en una protesta que se pretendía ciudadana. Mi posición sobre el “localcatolicismo” (ver entrada de hace dos meses) del PP, representado en Fray Jaén, es de total rechazo. La mayoría de las fiestas cordobesas combinan, sabiamente, la parte popular con la raíz religiosa. Debe tomar nota, el joven Nieto, que la ciudad no le ha votado para que manden las sotanas. El desprecio y la chulería con la que se muestra el ínclito responsable de cofradías del PP, deja mal a las propias cofradías y al propio equipo del PP. Si no lo controlan, el problema en la Feria puede alcanzar cotas no deseables. Pero, quien tiene legitimidad para quejarse, es el Consejo de Distrito de la zona, que es el que coorganizaba la Velá desde su recuperación.

Tampoco entiendo qué hacía parte del 15-M en la queja. Espero que no empiece a estar manipulado por la presencia de las juventudes comunistas y los históricos de la izquierda alternativa cordobesa, empeñados en encontrar la revolución que perdieron. No es el 15-M preocupado de los desahucios o de la expulsión de inmigrantes. No es el 15-M que se indigna contra la política por estar al servicio de los mercados. La debilidad de IUCA le impide movilizar la ciudad como en otro tiempo, simplemente, porque han perdido la conexión con la realidad. Estar al lado de quien se queja no sirve, si no eres capaz de darle soluciones.

Y llegamos al autonombrado “líder” de la oposición, el capo Durán, que además que corta cabezas, sitúa a los suyos y intenta que no le chuleen las listas, se dedica a hablar de ingresos. Él, cuyo único ¿mérito? conocido es que fue gerente de una empresa del que salió, o lo echaron, antes de que se hundiera definitivamente. Habrá cogido el programa electoral, olvidándose que ha sido el menos votado de la historia del socialismo, o habrá convocado al gurú Hurtado, para proponer cómo deben ser las ordenanzas fiscales. Se muestra como si no hubiera cogobernado con IUCA y mostrando un gran desconocimiento de hacienda local. Por lo pronto, es al gobierno al que le corresponde proponer el expediente de impuestos y tasas, y, a la oposición, intentar negociarlo, enmendarlo o rechazarlo. Si encima eres la cuarta fuerza política, el ridículo alcanza niveles de comicidad, si no fuera porque el PSOE no se merece este “aspirante a fenómeno”.

En cuanto al resto del grupo, les cuesta coger el sitio, y eso que se han repartido todos los puestos donde se cobran dietas, en vez de confiar en algunos compañeros del partido que iban en las listas. El Padrino Durán los ha ido sacando durante el verano para que pareciera que trabajaban. La práctica más usual, es que te hagan una nota de prensa desde la sede, y que luego te enteres que van a poner que tú lo dices. La desubicada Valenzuela, intenta quedarse en su ámbito cultural y parece pensar qué hago yo aquí. La hermanísima, asiste a la manifestación de la Velá, como una indignada más, aunque el moreno veraniego la delata. Lo que imagino es que su compañero, el Alcalde cofradiero, estaría encantado de participar en el pregón y en la procesión, aparte de a la Copa Davis que criticó. Este es el PSOE que nos queda, cada uno a lo suyo, y sálvese el que Durán diga.