Archivos para el tag ‘Capitalidad Cultural’

El abandono de los Patios

Juan Andrés de Gracia | 12 de marzo de 2012 a las 20:53

Ya analicé el antecedente de la curiosa forma de defender la capitalidad cultural permanente de la ciudad, dejando sin funcionamiento a la Fundación creada para ello, o aceptando que el gobierno central “reformule” los proyectos de equipamientos tan esperados como la Biblioteca Provincial o el Museo de Bellas Artes. Pero eso no evita la decepción que he sentido al conocer el contenido del concurso de patios para 2012. Justo este año en que tendremos que volver a examinarnos ante la UNESCO, el ayuntamiento rebaja considerablemente la aportación municipal al evento. Este hecho contrasta gravemente con el incremento del gasto municipal para la Semana Santa, con lo que se define, con claridad, cuál es la prioridad del gobierno “de los muchos” del Joven Nieto. Queda claro que Fray Jaén le gana la partida a Sor Caracuel en esta bifurcación de responsabilidad en las fiestas cordobesas.

La rebaja del presupuesto es algo más que simbólica, puesto que alcanza algo más de 60.000 euros, una tercera parte del que tuvieron en 2011. A ello hay que sumar la reducción en el presupuesto del Festival paralelo, que baja más de 15.000 euros.  Los recortes que hay que realizar en el presupuesto municipal no se pueden aplicar a todos los conceptos, y si los Patios es una estrategia básica de la ciudad, se debe ver correspondida por un respaldo económico suficiente. Como pasaba en el Concurso de Cruces, la rebaja de la aportación municipal se vende como una forma de mejorar la calidad de la fiesta. Lo cierto es que no acabo de comprender cómo se consigue más calidad bajando los premios, los áccesit, las menciones especiales, etc. Debe ser que estoy muy torpe.

Las bases, además, profundizan en poner unos condicionantes a los Patios que entren en concurso, de dudosa efectividad. Exigir que los Patios aspirantes al concurso estén habitados todo el año, o que tengan que ser atendidos por alguno de los habitantes de la casa, limita seriamente la posibilidad de aquellos regentados por personas mayores y a patios que, transitoriamente, no esté habitado. ¿Cómo se va a comprobar que va a estar todo el año habitado, si el concurso es en Mayo y luego quedan siete meses más? ¿Qué se considera que un patio está habitado, el que lo está solo doce meses al año? ¿Qué problema presenta preparar un patio para concurso, aunque no esté actualmente habitado? Mucho me temo que estas restricciones, que se suman a otras que han generado polémica otros años, solo responden al interés de algunos propietarios por eliminar competidores y asegurarse ingresos.

Lo peor de todo es que nada se ha innovado para conseguir evitar la masificación y la subordinación al turista y al hostelero que presenta la Fiesta de los Patios y que son los verdaderos problemas de la fiesta. Nada sabemos de mayores aportaciones municipales para conseguir que más patios se presenten a concurso. Limitar los patios a abrir, a 50, es un verdadero error, que solo responde a cuestiones económicas, aunque he de reconocer que en los últimos años nunca se ha alcanzado este número. Pero es la “pescadilla que se muerde la cola”, puesto que si no se apuesta por los patios, no se conseguirán que abran más y la masificación está servida.

Los golpes de pecho en defensa y potenciación de los patios no tienen respuesta real. Que lejos parecen las innumerables veces que Fray Jaén y la hippy Alarcón exigieron un plan de apoyo a los patios. Ahora participan de un gobierno que reduce la partida para los once días de concurso y no incorpora ninguna novedad relevante. Es de esperar que al menos mantengan las medidas complementarias que se han llevado a cabo otros años por parte de Vimcorsa, de Jardines, de Emacsa, … es decir, las aportaciones en especie que tanto necesitan los propietarios de patios que deciden presentarse a concurso. De la Fundación que se iba a constituir, de la ampliación de los días de apertura, de la posibilidad de cobrar una entrada o de conseguir más patrocindores para el evento nada se ha dicho, simplemente, porque no hay nada. Empeñados en dedicarse a la Semana Santa y a desdibujar el Mayo cordobés, los patios quedan olvidados un año más.

Viajes Fitur

Juan Andrés de Gracia | 18 de enero de 2012 a las 20:05

Siempre se ha entendido mal lo de asistir a Fitur. Nuestros dirigentes turísticos nos han vendido que es una feria muy importante para el sector turístico, pero la presencia de Córdoba ha dejado mucho que desear. Una veces hemos ido con Andalucía, otras veces solos, ahora con la Diputación, lo cierto es que Fitur, realmente, no ha funcionado casi nada para nosotros. Bueno, si ha servido para algo, y lo sigue haciendo, para darse un garbeo pagado a Madrid y salir en los periódicos locales como trabajando, con una copa de vino y un poquito de jamón en la mano. Con la “Charini”, a pesar de su monopolio del poder turístico, nada ha cambiado.

En los últimos años, hemos vendido como elementos centrales la capitalidad cultural, el centro de congresos/Palacio del sur o los Patios patrimonio inmaterial de la humanidad. Esto es, proyectos que no se han hecho realidad y, por tanto, se han desperciado los esfuerzos realizados. Sí ha funcionado vender el Espectáculo ecuestre, actualmente con éxito (a pesar de que IU y el clan Durán han intentando hundirlo por estar Rafael Blanco detrás), la Cata del Vino y la Feria de la Tapa (que se ha quedado en un proyecto menor), el espectáculo audiovisual de la Mezquita, que, tarde, pero está funcionando o el Festival de la Guitarra, ya consolidado, entre otros eventos y elementos de atracción.

Lo malo es que las presentaciones de estos productos en Fitur sólo suelen reunir a los representantes oficiales de la Junta, del Ayuntamiento o de la Diputación. Como prueba, puede verse hoy, en la prensa local, que el documental “Los encantos de Córdoba en 3D”, presentado ayer, reunió en primera y segunda filas a medio PP del ayuntamiento y Diputación y, en filas traseras, a directivos municipales. Tan sólo es llamativa la presencia de la ministra del desempleo “Báñez”.  Queda claro que la presencia de la ministra está dentro de la precampaña andaluza, pero no sabemos qué efecto positivo va a tener para Córdoba.

Por lo pronto, el joven Nieto se ha callado aquello de buscar financiación de “Manostijeras” Rajoy para el Centro de Congresos. La disciplina de partido puede más que el interés de la ciudad. Esperemos que al menos no perdamos el dinero ya recibido y, en parte, gastado. Tampoco hay novedad sobre mayor aportación de la Junta al proyecto, y ni siquiera el señorito Arenas ha concretado algo al respecto. De Griñán, el viejo, no espero ya mayor esfuerzo. Lo de la aportación de la Diputación, ha pasado al olvido. Lo cierto es que el propio gobierno municipal ha reconocido que tenemos 15 millones en tesorería reservados para el proyecto, que temo que acabe gastando en proveedores ajenos al proyecto o en nóminas, como es normal cuando hay caja única. Pero eso no impide que ya se hubiera podido licitar el proyecto, que supondrá más de mil empleos directos y otros cientos de indirectos.

Este año la oferta de Córdoba está en línea con el localcatolicismo pepero, vendiendo la Semana Santa, empeñados, como están, en parecerse a Sevilla, siguiendo los complejos de Fray Jaén. También se presenta el festival de cine africano (que ha venido huyendo de su ciudad original), la exposición sobre Roma, que ya está en marcha, y los grandes eventos de la córdoba de noche, que está claro son la Mezquita y el Espectáculo ecuestre, de nuevo. Luego, mantenemos la fe en los Patios, lo que significa incrementar la masificación y perversión de la fiesta, ya que no se han tomado medidas para evitar estos problemas. También se hablará, como en el resto de stands, de gastronomía, de la que degustarán nuestros líderes cordobeses, y si no al tiempo, y mendigaremos que algún famoso o pseudofamoso pase por el stand, para vender que aquello funciona. Pronto, los tendremos de vuelta, deseando repetir este viaje de placer con dinero público.

Cosmoherencia cultural

Juan Andrés de Gracia | 12 de enero de 2012 a las 19:39

No podrá quejarse, el bonachón Moreno Calderón, con la herencia recibida en Cultura del gobierno saliente. Desde que llegó a su nueva responsabilidad, no hace sino presentarse a la prensa, alabando programas y equipamientos que estaban encauzados y financiados. Lógicamente, el joven Nieto se suma a más de una de las fotos que se realizan, y eso, que entre sus prioridades de gobierno no existía otra cosa, en el ámbito cultural, que esperar que fuéramos elegidos como capital cultural de Europa para 2016. Una vez perdida esa opción, no ha tenido más remedio que refugiarse en la “maldita” herencia cultural. Bueno, sgue con la denuncia antivasca.

Empezó inaugurando el Teatro Góngora, equipamiento al que se opuso siempre por tener un coste demasiado elevado. Ya es habitual que en la derecha el gasto en cultura siempre parezca demasiado. Recuerdo al engominado Merino diciendo aquello de que dólo se mantendría lo que fuera rentable. Sí le daré la razón, en que me pareció siempre una barbaridad pagar por el Góngora unos  2,5 millones de euros, que se abonaron, en parte, en suelo urbanizable, que rápidamente alcanzó el doble o triple de su valor. Nunca vi perder patrimonio municipal más rápidamente sin que se investigara, y es que entre los beneficiarios había nombres ilustres de la ciudad, con contactos en todos los grupos políticos. Luego, los costes de remodelación y del equipamiento cultural han estado dentro de lo razonable, teniendo en cuenta que, además, se contó con el dinero que el Corte Inglés se comprometió a aportar por permitirle unir “Simago” con el “Palacio del Cine”.

Luego, además de mantener el Festival de Piano Rafael Orozco o el programa Cultura en red, se pudo inaugurar la exposición de la Caixa sobre  Roma, a la que ha seguido la esperada multiexposición sobre el mismo tema que está en cartel. Pensada como parte de la estrategia para alcanzar la Capitalidad, finalmente, ha quedado en una actividad de alto nivel, de las que difícilmente podremos disfrutar en el futuro. También ha podido asistir al Congreso sobre Góngora, de gran valor académico, que ha cerrado prácticamente el año dedicado a su figura.

El reto para el PP era si se iba a mantener Cosmopoética. Convertida en el mascarón cultural de IUCA y, tras disolverse la Oficina de la Capitalidad, y “confinarse” a otras áreas municipales a los responsables de su organización, corría serio peligro. Finalmente, han tenido que retrasar su fecha de celebración a Otoño, porque ya no daba tiempo a hacerlo en Abril, no por ninguna nueva planificación cultural. Por tanto, han acertado manteniendo Cosmopoètica, aunque espero que no caigan en el catetismo. Creo recordar que su nuevo director, Joaquín Pérez Azaustre, reinvindicó la presencia de autores cordobeses en una de las primeras ediciones, algo que se ha conseguido con armonía, pero sin renunciar al criterio cosmopolita de la actividad.

El presupuesto reservado para Cosmopoética es suficiente para organizarla con dignidad. Es más, la subida que el área de Cultura presenta para este año, y que tanto pregona el becario Bellido, es, justamente, lo que va a costar Cosmopoética. El resto de la partida que gestionaba la oficina de la Capitalidad, unos 600.000 euros más, se han volatilizado, así como casi la totalidad de los 300.000 euros que se destinaban a la fundación Córdoba ciudad cultural y el 40% de lo que se remitía al Gran Teatro, a pesar de tener ahora tres instalaciones que dirigir. Por eso, no sé como se atreven a seguir diciendo que no ha bajado la apuesta por la cultura.

Próximamente, se abrirá el remodelado Museo Julio Romero de Torres y, durante el año, debería hacerlo el Museo Taurino, que cuenta con financiación heredada para hacerlo. Tienen el reto de terminar con el error del Centro de estudios Gongorinos, y terminar de definir el Centro del flamenco en la Posada del Potro. Lo que ha quedado como herencia “tóxica” es todo lo que tocaba “Cortinas” Candelario, o sea, el avión cultural (ha sido muy acertado paralizarlo), o la zona de la Victoria (Pérgola, Kiosco de la Música y Caseta Victoria), que no encuentra quien le hinque el diente, pero eso es otra historia.

¿Córdoba de fiesta?

Juan Andrés de Gracia | 22 de diciembre de 2011 a las 19:57

La navidad en Córdoba, en los últimos años, empezaba, oficiosamente, cuando se instalaba el alumbrado especial en las calles, que adelantó su inauguración a primeros de diciembre. Con la pobreza del instalado este año, la oscuridad está siendo la característica de este último mes de 2011. Algunos esperarían, porque la esperanza es lo último que se pierde, o eso dicen, que se hiciera la luz con el sorteo de la lotería de Navidad. Una vez más, quizá desde que le tocó a Deza y con él a muchos cordobeses, el dinero pasa de largo y la celebración se pospone. Así tendremos que repensar, a ver si hay otros hechos que nos permitan ver la navidad con optimismo y que el próximo año podamos comenzarlo con optimismo.

En lo que respecta a los presupuestos de la Junta, aprobados ayer, solo nos puede generar optimismo el intento de mantener el tipo con una apuesta por el gasto público. Los recortes son limitados en educación, sanidad o dependencia, aunque haya que lamentar la reducción de la inversión, de la que se asegura que existe en cantidad suficiente, al menos para continuar y terminar lo empezado. Sin inversión pública, y sin crédito la privada, no sé quien creará empleo. Por eso suena a chiste el enfrentamiento que se ha vuelto a producir sobre la ejecución o no del centro de congresos. Sobre el resto de proyectos que interesan a Córdoba,  estaremos a la espera de noticias, puesto que el presupuesto no los detalla ni aclara su futuro. Al menos, se debería asegurar que la Ciudad de la Justicia inicia su construcción y que el C-4 y el Centro de visitantes se ponen en marcha de forma definitiva. Con las elecciones a cuatro meses vista, podemos asegurar que los recortes se han dejado para después. En la situación actual, seguir incrementando el presupuesto quea bien, pero no va parejo al ritmo de crecimiento de los ingresos, y obliga a acudir al endeudamiento. Lo que no sabemos es si podremos pagarlo.

El nuevo gobierno de la Nación, que hoy ha jurado su cargo, para los cordobeses, no aporta nada especial. Habrá que ver qué políticas desarrolla y como nos afectarán. Las primeras medidas serán el próximo viernes, y tan sólo pueden estar tranquilos los pensionistas, a los que se les ha asegurado la revalorización según IPC. Con la mosca detrás de la oreja, estarán los funcionarios, que en Córdoba son los que mantienen el consumo. Luego, en el plazo de un mes y medio, más o menos, vendrá el presupuesto para 2012, que se anuncia muy restrictivo. La influencia que el joven Nieto pueda demostrar dentro del PP y cerca de Rajoy se evaluará según lo que suceda con el Centro de Congresos, el aeropuerto o el río. El morbo estará en si mantiene la guerra jurídica por la capitalidad, o si intenta zafarse del expediente de Cajasur. En cualquier caso, lo que se augura es otro año de rebajas salariales, despidos y recesión económica, que no sabemos si Córdoba puede seguir soportando.

Por lo que pueda suceder, se ha creado una Plataforma de organizaciones sociales para la defensa del estado del Bienestar y de los derechos y conquistas que lleva aparejados. Ya empezó a funcionar, de hecho, por la política regresiva del PSOE, y ahora se consolida para evitar retrocesos que sean agresivos para el vecindario. Asombra la presencia de IU, puesto que hace dos días gobernaba esta ciudad y ahora no puede situarse en la calle, y, además, no es una organización social, sino política. Esta iniciativa se suma a las mesas de convergencia, o al 15-M, como muestras del movimiento social que empieza a organizarse, y demuestra que hay “miedo” a que el poder de los mercados pueda seguir presionando sobre los partidos mayoritarios, y, en especial sobre el PP, puesto que le toca gobernar. Es una iniciativa absolutamente defensiva, y que sólo tendrá sentido si logra ser respaldada por la mayoría del vecindario. Para ello, necesita independencia  política.

Mientras, en la ciudad, el gobierno municipal se dedica a vender “Patios en Navidad”, vacaciones educativas para los niños, una Cabalgata más “católica”, horarios comerciales y hosteleros para que consumamos más, y que podamos seguir patinando sobre hielo en la ciudad, un año más. Nada sobre cómo parar el desempleo, que no sea esperar a que abra Hipercor y Leroy Merlín, proyectos que proceden del gobierno anterior. Todo un escenario de fiesta, consumo y mucha religiosidad, que ha quedado empañado por la impugnación del sorteo para elegir el Rey Melchor. Es lo que le faltaba a “los diecinueve escalones”. Y es que, aunque la monarquía no esté en su mejor momento, todos queremos ser rey para dar salida al niño que llevamos dentro. ¿Se imaginan que un juez decrete la suspensión del acuerdo, y que, este año, Gaspar y Baltasar, tengan que salir solos?. A lo mejor hay que volver a la designación pura y dura (aún recuerdo a Gómez en su carroza) y que el vecindario participe recogiendo caramelos. Bueno, ya veremos qué pasa este año, porque si se sigue el concepto de Fray Jaén, no me sorprendería que, desde las carrozas, se lanzen rosarios o estampitas de cualquier advocación mariana.

Lo que temo es que los verdaderos Reyes Magos se enfanden porque nos dediquemos a impugnar su existencia, y nos traigan carbón. Bueno, de hecho, el año 2011, ya no se portaron muy bien, con las decepciones de la capitalidad o los patios, como para pensar que pueda ser peor. Al ritmo que vamos, la ciudad tendrá que confiar en los tres Magos del PP. No son reyes, aunque si son monárquicos, y, en sus cabezas, el vecindario parece que quiere poner su futuro. Primero, elegimos a Melchor Nieto, esta semana se ha hecho realidad Gaspar Rajoy, y sólo queda saber si llegará a tiempo Baltasar Arenas. El único regalo que la ciudad le demanda es el oro del empleo, pero parece que, al principio, traen el incienso de la “resignación cristiana” y, que se avecina el amargor de su mirra en forma de recortes en el estado del bienestar que nos va quedando. De Papa Noel no hablo, que procede del norte europeo, y ya sabemos cómo se las gasta Merkel.

La ciudad a oscuras

Juan Andrés de Gracia | 6 de diciembre de 2011 a las 12:31

Cuando hoy el joven Nieto encienda el alumbrado del Bulevar, la ciudad seguirá a oscuras. No seré yo el que critique que se reduzca el alumbrado navideño, ante la evidente necesidad de potenciar el ahorro energético . Hoy no creo que la Plataforma sobre el clima se tenga que manifestar, como hizo los últimos cinco años, ante el exceso de iluminación navideña que IUCA, formalmente más cercano a sus postulados, derrochaba por estas fechas. Aún recuerdo las negociaciones que entablaban Curro Cobos o Miguel Navazo, responsables de Medioambiente, con sus compañeros ecologistas, intentando demostrarles que el esfuerzo de reducción  del consumo de energía, era muestra de una opción de izquierdas. Claro, que Cortinas Candelario imponía su criterio, con el aval de la exministra, y todo se quedaba en gestos. Ahora, deberían reconocer que el PP les pasa por la izquierda.

Queda claro que la decisión de “los 19 escalones” no se debe a una repentina fe en el respeto ecológico, sino a las circunstancias económicas municipales. Resulta gracioso que la ingeniera Ruiz hable de la falta de apoyo económico al alumbrado por parte de los comercios de la ciudad. Se nota que es novata en estas lides y no recuerda que fue su actual compañera, la verbenera Caracuel, con ayuda del fallecido Rivas, los que cambiaron el sistema. En 1995, eran los comerciantes los que pagaban los montajes, y el ayuntamiento colaboraba con el suministro eléctrico y no cobrando ningún tipo de tasa. Desde aquel año, las asociaciones de comerciantes, entre ellas la que lideraba Cortinas Candelario, consiguieron no pagar nada y multiplicar, hasta el abuso, la iluminación navideña. De hecho, aún subsiste que el Corte Inglés y los comercios del centro abonan las instalaciones del Bulevar, si bien, con apoyo municipal.

La oscuridad de esta Navidad no deja de ser una metáfora de las perspectivas de nuestra ciudad sobre su futuro. Tras los fiascos de la Capitalidad Cultural y de los Patios, y el parón al centro de Congresos, la ciudad ha quedado sin referentes a los que agarrarse. Hoy por hoy, el único slogan del PP es recortar, bajar el gasto público y esperar a que las circunstancias económicas generales mejoren. Tras el fuego artificial de la Copa Davis, llegaremos a 2012 sin un proyecto de ciudad por el que trabajar. El propio joven Nieto reconoció que el ayuntamiento no estaba en disposición de ayudar a la ciudad, y que del presupuesto de 2o12 no hay que esperar sino subsistencia.

Lo malo es que a los representantes sociales y económicos de la ciudad, representados en el Consejo Social de la ciudad, también se le han oscurecido las luces. La valoración positiva con el que han despachado el dictamen sobre los presupuestos de 2012, sólo refleja su desconocimiento del mismo. Habitualmente, el Consejo Social Municipal encarga un informe técnico y sobre él, se hacen algunas aportaciones, que están dominadas por la alianza empresario-sindical. Imagino que a cambio mantendrán sus prebendas en el presupuesto del próximo año. Han hecho, de la aprobación del presupuesto antes de fin de año, un ídolo falso al que adorar. Justamente, este año que no hay posibilidad de inversiones, no aporta nada la pronta aprobación del presupuesto. Sólo nos será necesaria esa aprobación, para poder firmar operaciones de tesorería, esto es, para cubrir el déficit municipal subyacente, y no era urgente.

Me asombra sobre todo la falta de luces de los sindicatos provinciales de UGT y CCOO, que no se dan cuenta que el presupuesto que han dictaminado favorablemente, sólo se podrá cumplir a cambio de rebajas en las partidas de personal, mediante renegociación a la baja de convenios y reducción de la masa salarial. Asimismo, habrá una reducción de la eficacia de los servicios municipales al rebajarse la posibilidad de gastar y de invertir. Pusieron muchas más pegas a presupuestos del gobierno saliente que aportaban más a la ciudad, y que su único error era ser optimista con la situación económica y la evolución de la ciudad. Al menos, podrían haber preguntado por qué no se licita el centro de Congresos, que generaría cientos de empleos, cuando el presupuesto demuestra que hay recursos para ello y ningún problema legal, puesto que no era necesario endeudarse el próximo año al tener remanentes más que suficientes, esos que Maquiavelo Torrico afirmaba, falazmente, que no se sabían donde estaban.

Tampoco entiendo a los sectores ciudadanos del Consejo Social, cuando han aceptado la imposición de un plazo insuficiente para estudiar en profundidad el documento, y cuando no se recogen sus principales aspiraciones. Las partidas que se dirigen al tercer sector disminuyen notablemente, y se condicionan a la creación de empleo. El presupuesto cultural se reduce notablemente, las partidas para cooperación no alcanzan el 0,7 consolidado, no hay partidas suficientes para el mantenimiento adecuado de los servicios (la limpieza, el transporte, la seguridad, etc.). No se cumple el programa electoral del PP en cuanto a plan cuatrienal de inversiones y obras, hasta el punto, que las reivindicaciones ciudadanas quedarán en el cajón. El temor que se ha metido en el cuerpo de la periferia, es síntoma de esta situación. Y, lo que es más importante, el presupuesto no generará empleo.

Esta ciudad ha vuelto a la oscuridad. Es cierto que llevaba tiempo deslumbrada por destellos sin fundamento, pero ahora caemos en la ceguera. Córdoba está ciega a que ha perdido su caja de ahorros y a cómo se ha hecho; a que cierran sus empresas sin descanso, y sin saber cómo parar; a que alcanzamos casi 42.000 parados; a que cada vez más parte de nuestro vecindario se queda sin vivienda y en la calle; a que nuestros polígonos industriales están desiertos, … Ante todo ello, el ayuntamiento renuncia a liderar el cambio y sólo culpa al pasado, sin saber que ellos mismos son parte de ese pasado. Si Merino permitió que Fray Langostino inaugurará las Tendillas, simbolizando la subordinación del poder civil al religioso y económico, el Obispo se encarga ahora de inaugurar el Belén, demostrando la misma dependencia, pero en crisis. Que alguien encienda cuanto antes la luz.

A gerente “muerto”, gerente puesto

Juan Andrés de Gracia | 12 de octubre de 2011 a las 13:02

La reestructuración administrativa y organizativa de “La casa de los muchos” no parece acabar nunca, dando sensación de provisionalidad y de no saber exactamente a dónde quieren llegar. Más que tener una hoja de ruta perfectamente perfilada, parece que actúan a golpe de impulsos y presos de declaraciones y de presiones internas. A nadie saben explicar qué perfiles están buscando, y como casa el nombramiento de nuevos gerentes con la anunciada creación de dos entes que reúnan al grueso de las empresas municipales prestadoras de servicios, por un lado, y a las entidades de ámbito social y cultural, por otro. Además de la unión de los organismos relacionados con el urbanismo en la que están embarcados.

En lo que respecta a las empresas prestadoras de servicios, en Emacsa no han tenido problemas y mantienen a Arturo Gómez, hombre de la empresa, que ya ocasionalmente ocupó el puesto. Mientras, Antonio Jiménez, al que sustituyó por razones estrictamente personales, actúa como asesor de la empresa. También continúa el gerente de Cecosam, José Cabrera, que parece que no les causa especial inquietud. En Sadeco, la entrada de Antonio Prieto, en sustitución de Ignacio Ruiz Soldado, se ha solventado con facilidad al ser este último, empleado del ayuntamiento, por lo que ha reingresado como director general de Familia y Servicios Sociales. En parte, es una contradicción respecto a su intención de contar con personal de la casa y no hacer fichajes externos. Más complicaciones han encontrado con la sustitución de Vicente Climent al frente de Aucorsa, porque no ha aceptado la solución de permanecer como alto cargo de la empresa, y ha solicitado casi 500.000 euros de indemnización. De tener que abonar esta cantidad, Aucorsa tendrá que pedir al ayuntamiento que le transfiera el dinero, ante la debilidad de sus arcas. Su sustituto, Carlos Sierra, por ahora no ha demostrado saber cómo parar la sangría de usuarios que sufre la empresa.

Mientras, el supergerente 86, Juan Luis Martínez, tiene encomendada la formación de esa Agencia Pública Empresarial Local que tendría un único gerente, y que debería conseguir mayor eficacia en la gestión y reducción de los costes. La labor no es fácil porque hay que aunar objetos sociales diferentes, relaciones laborales muy diversas y situaciones económicas muy complicadas excepto en el caso de Emacsa. Por cierto, una vez que se ha aprobado que sus sueldos dependen de una cantidad fija y otra variable, será interesante conocer cuáles serán los objetivos que se les marcan para cobrar esta última cantidad. En cualquier caso, la prueba de fuego la van a tener con la presentación de los distintos presupuestos, que deben hacer con rebaja de la aportación municipal en una cantidad que rondará el 10-15%, que inevitablemente afectará a la reducción de los costes de personal y a la calidad de prestación del servicio. Para esa labor de recortes duros, se ha fichado a Prieto y a Sierra, y es posible que busquen darles los máximos poderes para adoptar y ejecutar acuerdos, saltándose al consejo de administración, donde está representada la oposición, sindicatos y vecinos.

En cuanto a la intención de agrupar la gestión del IMAE Gran teatro, el IM de Deportes, el IMGEMA Jardín Botánico, el Consorcio de Turismo y las áreas donde se enganchan, por ahora han nombrado un Director General, Leopoldo Tena, para ir articulando un trabajo conjunto, que difícilmente se podrá concretar en un organismo común. Al frente de los organismos, hay gerentes de bajo perfil político que se mantienen, como Francisco Foche en el Botánico, o Federico Rodríguez en el Consorcio. Además, han buscado a una persona de la casa, Juan Carlos Limia, para poner al frente del Gran Teatro, y una persona externa, de su confianza, Alfonso López Baena, para el IM Deportes. En definitiva, no van a encontrar problemas para reorganizar como deseen su estructura y servicios, y aceptarán sin problemas los recortes que se impongan. Más complicado lo tiene el IM de Desarrollo Económico y Empleo, al que le han mantenido el gerente, Francisco Oteros, un empleado municipal, pero que sufre las ansias de Charini Alarcón para hacerse con el mando del mismo, aunque sea a costa de su segregación. Aquí Duracell Rojas tiene poco que hacer porque su poder interno no existe.

En cuanto a la unión de Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa y Procórdoba, parece claro que se va a la fusión de las dos empresas, para lo cual han mandado al exgerente de la Gerencia, Francisco Paniagua a hacerse cargo de ambas. Han dejado ya a Vimcorsa sin gerente, para intentar que no le cueste indemnización, pero han sido tan burdos, que parece claro que también le costará dinero a las arcas municipales. Desde luego, Obrero merecía un trato más elegante por su labor improba en estos últimos cuatro años luchando contra la crisis inmobiliaria e hipotecaria. La dificultad central para unir Vimcorsa con Procórdoba sigue siendo la situación económica de Procórdoba, con 20 millones de poliza de crédito que vencen a final de año. Por proceder a la fusión podrían hundir a la empresa de vivienda que, hasta ahora, ha tenido una situación envidiable. En Gerencia, primero han puesto nominalmente al supergerente Juan Luis Martínez, y han nombrado director técnico al exgerente de Procórdoba, Angel Rebollo, que es el que sabe de urbanismo. El sueldo de Juan Luis Martínez es con diferencia el más alto de todos, por eso lo han nombrado gerente de urbanismo, aunque su labor es solamente organizativa, más cercana a la realización de una tesis doctoral que a la dirección que necesita el organismo.

Pero aquí no acaba todo. El consorcio Orquesta de Córdoba o Mercacórdoba, órganos compartidos con otras administraciones, mantienen su gerente, a pesar, sobre todo en el primer caso, de la difícil situación por la que pasa. En cuanto a la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, que se apresuraron a mantener como símbolo de la apuesta por la cultura, ya han anunciado que no cuentan con la gerente, Carlota Alvárez, la han dejado sin personal y mucho me temo que se disponen a cerrarla, con el beneplácito del resto de componentes. Aquí se sigue jugando a seguidores del abogado Aguayo, en su campaña de promoción personal contra San Sebastián, y, por otro lado, aprovechan para recortar gasto en cultura de forma nada discreta. Pero, para llamativa la labor encomendada al nuevo gerente de la TVM, Julián Estrada, empleado público de confianza, puesto que han eliminado cualquier tipo de programación y la han convertido en una teleagenda permanente. Habrá que ver los próximos movimientos de este ajedrez de personas.

Pacto de perdedores

Juan Andrés de Gracia | 19 de septiembre de 2011 a las 19:43

No deja de sorprenderme a donde va el joven Nieto con su estrategia cultural hacia la nada.  No puedo entender que se anuncie la creación de una red de ciudades “finalistas” para cooperar en cultura, sin que se nos aclare qué va a pasar con la Fundación Córdoba ciudad cultural, con el plan de equipamentos culturales que apoyaron, o con la programación estable cultural que durante años se ha ido consolidando en forma de servicios públicos e iniciativas privadas. Tan amante de hablar de pactos de perdedores cuando dos fuerzas políticas llegan a un acuerdo para evitar el gobierno de una tercera más votada, y que a él le hizo tanto daño en 2007, la reunión de hoy en Córdoba no es sino un ejemplo de lo mismo. O lo que es peor, es mantener una estrategia “españolista” contra San Sebastián-Bildu al que sacar rendimiento electoral cercano. Por cierto, el resto de ciudades ha bajado el nivel de la reunión al no asistir alcaldes, y en algún caso, han mandado al representante de turismo.

Que Córdoba sea Capital permanente de la Cultura, es una idea a la que tardó en engancharse el PP puesto que su apuesta por la cultura ha sido siempre dudosa. Sólo hay que recordar el eslogan del gobierno Merino: “Eliminaremos de la programación cultural todo lo que no sea rentable”. Resultado de ello fue que cayó el Aula de Poesía, que no se invirtió en equipamientos culturales, ni existentes como el Taurino, que por poco se nos cae, ni nuevos, donde la Axerquía fue nominada para ser edificio inacabado que recordara al gobierno de IUCA-PCE. ¿Puede alguien mencionar una sola iniciativa cultural de peso del gobierno de la derecha entre 1995 y 1999? ¿Alguien espera alguna para el actual gobierno? Sólo hay que ver el desierto cultural que es su programa electoral.

Por si alguen cree que exagero, remito al reciente balance que he realizado sobre las primeras cincuenta medidas del gobierno de “Los 19 escalones”  para los primeros cien días, y que sólo incluía reunir a la Fundación de la Capitalidad y difundir el Festival dela Guitarra. Aparte, al rechazar licitar el centro de Congresos, han vuelto a dejar sin proyecto de sede definitiva a la Orquesta. En tres meses, el personal que se dedica a trabajar en Cultura en el ayuntamiento de Córdoba se ha reducido y se ha precarizado. Por poner un ejemplo, las bibliotecas necesitan de la bolsa de trabajo de interinos para poder desarrollar todas sus potencialidades, pero además se necesita la prometida transformación de plazas de auxiliares a ayudantes de bibliotecas, que estaba en marcha y ha sido paralizada.

Este tipo de reunión, por mucho que se reúna en el Salón de los Mosaicos, se asemejan a las reuniones de ciudades Patrimonio de la Humanidad, que sólo sirven para viajar por España y el resto del mundo, pero que no han conseguido ningún resultado apreciable en 15 años de funcionamiento. La verdadera prueba de la voluntad cultural del gobierno, representado culturalmente por el bonachón Moreno Calderón, será el presupuesto con el que cuente para mantener la programación, para que el Gran Teatro funcione con los tres teatros, para que los servicios y equipamientos ya abiertos, o los próximos en abrir, no se vean relegados como prioridad municipal.

Moratinos lanzó la idea de que Córdoba pudiera establecer el 2015 como su año particular de la Cultura, y demostrar que merecíamos haber sido nominados Capital 2016. Es una idea apreciable, pero que no intenta generar un frente antivasco, sino un movimiento proCórdoba. Para realizarlo, se necesitaría aportar los medios oportunos, esos que ahora están en duda. Está claro que se quiere generar una cortina de humo permanente que oculte los recortes que se avecinan en la vida cultural de la ciudad. Lástima que no hayan escuchado a Mario Fernández, de BBK, también vasco por cierto, decir que quieren abandonar el ladrillo y que vana continuar apoyando la cultura en Córdoba.

Permítanme que incluso dude que Las Palmas de Gran Canaria o Zaragoza piensen, como ciudades, que la Cultura es su futuro. De Burgos o Segovia, sí puedo entender que, en base a su patrimonio histórico, pretendan rentabilizar al máximo sus posibilidades. Guste o no, San Sebastián si es una ciudad que siempre ha buscado en la Cultura un elemento de proyección exterior y de estructuración interna. En lo que a nosotros respecta, si tenemos una programa tan bueno, y si la Fundación va a seguir funcionando para coordinar a las distintas administraciones y movilizar recursos privados, para nada necesitamos crear esta nueva estructura de damnificados. ¿Qué pensaríamos si se hiciera una jugada del mismo estilo a nuestra ciudad? ¿No hubiera sido más lógico acordar con la ganadora, San Sebastián, la máxima colaboración posible?

La Cultura no es como la Copa Davis. No es un espectáculo que arrastre masas mediáticas de forma fácil. No es una estrategia para atraer turistas, tal y como defiende Charini Alarcón y los gerentes de los hoteles y restaurantes de Córdoba. La Cultura es la estrategia por la que hemos apostado. Si ya la Junta pone en duda la venida de la colección Citoler a Córdoba, si Junta y ayuntamiento dejan a la Orquesta en provisionalidad, si el gobierno central sigue sin saber cuando empiezan las obras de la nueva Biblioteca Provincial y mucho menos, cómo está el proyecto del nuevo museo de Bellas Artes. Si, además, las iniciativas privadas van a tener muy difícil subsistir, la Cultura será de nuevo el pasado de la ciudad y no su presente y futuro. Mientras, el sabor del sucedáneo de la Copa Davis dejará paso a la frustración.

Durán y la Junta que quisimos tanto

Juan Andrés de Gracia | 26 de agosto de 2011 a las 11:53

Sé que el mes de agosto es propicio a que cualquier pequeño asunto se convierta en noticia y que, lo que normalmente no merecería ni un comentario, genera debates intensos. Es cierto, que hemos podido conocer los embargos del socio concejal, o el sudoku en que se ha convertido la calle Cruz Conde. Ayer incluso celebré que llegara la Vuelta Ciclista a España de nuevo a Córdoba, porque así pude ver al Reina padre disfrutar como un chiquillo de esta aventura cuasijuvenil que para él debe ser estar de concejal. Él, que hacía las mejores palomitas para parar los balones y a la vez cantaba mejor que Miguel Poveda. Claro,que ser el padre de un campeón del mundo no nos sucede a todos, y como no podía ser concejal desde Liverpool su hijo, pues ponemos al padre y hemos cuadrado el círculo.

Lo que le ha costado es hacerse una foto con el asunto de la Copa Davis. Según yo tenía entendido, el tenis es un deporte, pero la sequía de agosto lo han convertido en una romería, donde diariamente mandan al concejal o alcalde de guardia para que parezca que se gobierna. Tras ver las obligaciones que asume la ciudad para ser sede de la semifinal, me queda la duda de si también estamos obligados a que gane España o si esto es cuestión de quien juegue mejor. Ha de saberse que aquí los árbitros pasan bastante desapercibidos y que, como no hay contacto, no existe penalty, ni tampoco fuera de juego dudoso. Bueno, rectifico, quien ha sido cogido en fuera de juego clarísimo es el consejero de turismo, Luciano Alonso, que no se ha visto en otra peor.

Resulta que por primera vez no se apoya a una ciudad andaluza que organiza un evento de este tipo. Luego se saca de la manga una campaña turística, como si eso se improvisara de un día a otro, que luego retira, desairado ante la incomprensión del joven Nieto. Pero ahora tiene que soportar que el aspirante a fenómeno, que representa a la cuarta fuerza política de la ciudad, le obligue a hacerse una foto prometiendo que, si se lo piden arrepentidos, vuelve a poner en marcha la campaña turísitca. La verdad es que en el tiempo que queda sólo cabe un eslogan tipo “Córdoba is different” O “Córdoba exaspirante a Capital cultural”. Posiblemente, Durán tema que no le pasen suficientes entradas vip para él y los suyos  y se tenga que coformar con ver el espectáculo por la televisión. Y es que por una foto con Nadal, uno es capaz de obligar al consejero a todo. ¿Se imaginan ustedes el recibimiento que tendrá Griñán si se le ocurre venir. No digo nada de Carmen y Rosa que ellas siguen a lo suyo. Ah! por cierto, aprovecharon para comentar que los pérfidos peperos lo mismo pierden las ayudas al Centro de Congresos.

Imagino que ahora Durán, en su papel de Padrino de la gran familia, tendrá ahora que obligar a una foto con la consejera de Vivienda, Turismo y Transportes para exigir que prometa de nuevo volver a publicar la infografía del tranvía, porque dinero para hacerlo no habrá en tiempo, y a que rectifique inmediatamente qué es eso de que se reduzcan y se ralenticen las ayudas a la rehabilitación en Axerquía Norte o a la implantación de ascensores en los barrios de Córdoba. Y si no rectifica inmediatamente que cese a su delegado Paco García. ¡Ven ustedes como tenía razón y había que cesarlo! Y es que no sólo parece que se pueden cortar cabezas de delegados como el que se dobla en el seis doble, sino que como le propuso Bacall a Bogart, cuando Durán chifla, los consejeros deben acudir bajo pena de excomunión.

Antes, esas cosas de la presión que al más burdo estilo Chicago se realiza desde el partido a la institución, al menos se hacían discretamente. Ahora, interesa demostrar que, aunque el vecindario haya votado una lista de parlamentarios y luego Chaves/Griñán haya nombrado consejeros, el poder reside en la Avenida del Aeropuerto. Sé que esto le va a gustar a Durán, sentirse poderoso, que el suelo tiemble por donde pasa, como pasaba con King Kong. Es una forma de entender el servicio a sí mismo. Claro, que al final la gente va a pensar que la Junta de andalucía es una sucursal que regenta la gran familia Durán, enmparentada con los de Griñán. Ni siquiera es el PSOE el que manda, que todavía tendría una lógica, sino, lo que en China se llegó a conocer, como la Banda de los Cuatro.

Y mientras, los “19 escalones” yendo a los mejores modistos deportivos y dando clases aceleradas de las reglas del tenis. Aunque la Copa Davis. Al parecer, vamos a tener dinero para todas las exigencias del evento, y si no, la culpa será de la Junta. Espero que no se les olvide que los problemas de la ciudad, y del ayuntamiento, siguen, que lo que antes era una ciudad en ruinas a punto del suicidio o de ir a la conquista del País Vasco por la Capitalidad cultural, igual que fueron los griegos en busca de Helena a Troya, ahora no es El Dorado o California. les reucerdo que ya Nadal no puede firmar la adhesión a nuestra candidatura, ni va costear las nóminas municipales.

La izquierda que no se preocupe, que tenemos al Faro de Occidente, dedicado da demostrar que la Junta de Andalucía no es nada más que una marca comercial, y que el la gestiona desde el chiringuito, que para eso están los móviles. Ya que no se puede fiar de Isabel Ambrosio, por rebelde; tampoco de Paco García, por no suicidarse a gusto; del sustituto de Juan Torres, porque aún no se ha enterado de donde está, … Una vez cortadas las cabezas a su orden, como si fuera la reina de Alicia en el País de las Maravillas, siempre nos quedará él… ¿o era París?

La cruz (conde) a la espalda

Juan Andrés de Gracia | 19 de agosto de 2011 a las 11:49

Todavía el gobierno de “los 19 escalones” no ha tropezado dos veces en la misma piedra, pero ya ha encontrado dos piedras en las que tropezar. Tendrían que haberse asesorado de que los meses de verano, ante la sequía informativa, hay mucho riesgo de que cualquier opinión o acción se pueda convertir en una verdadera cruz (ya que está por aquí Ratzinger). Primero tuvimos un mes de junio de cierta tranquilidad, donde asistimos a la constitución de la nueva “constitución” (sic Gómez). Pero pronto, en la mejor táctica de Mourinho, no supimos perder la Capitalidad y le metimos el dedo en el ojo al jurado experto y a todo el que no se rasgara las vestiduras. El mes de julio fue el de las declaraciones de “ruina económica”, aunque algo habrá en la caja cuando nos embarcamos en la Copa Davis, y del plan de austeridad que incluía subida de impuestos. Perdón, CONGELACIÓOOON, que ya tiene narices en pleno verano. Como pasa a los recién llegados, se liaron a declaraciones y acabaron certificando esta nueva acepción de la congelación en una moción al Pleno. Además, ya sabemos que, llevar una vida austera, es pedir más dinero para gastar. ¿Qué será ser manirroto?

Es cierto, que aún tiene que llegar el mes de septiembre para certificar que las ordenanzas fiscales incluyen subidas de impuestos o tasas y, por tanto, que se olvida uno del programa electoral, de lo fácil que es estar en la oposición demagógica y se pone a gobernar. La cercanía de las elecciones generales podría aconsejar no subir la presión fiscal, pero la situación económica general necesita cualquier inyección económica. No en vano, hasta Gallardón (el máximo deudor local, en eso se asemeja a nuestro socioconcejal), ha aconsejado que hay que olvidarse de no subir impuestos. ¡Qué bien le hubiera venido ahora al becario Bellido que estuvieran actualizado los valores catastrales!

Bueno, pues agosto no va a ser diferente. En plena precampaña/campaña, el pérfido Torrico vigiló, a pie de obra, la actuación que el gobierno municipal saliente acometió en la calle Cruz Conde. Allí se cruzaba con Tintín Tejada en labor de contraespionaje. Antes de irse de vacaciones, el joven Nieto anunció que jamás se haría una peatonalización al “estilo Ocaña”, según él sin contar antes con un plan estudiado de tráfico. En honor a la verdad, hay que decir que sería el único que no lo tenía, puesto que hasta la prensa lo publicó extensamente. El plan de tráfico aconsejaba la semipeatonalización de la calle, lo que provocó otra moción del PP (con lo fácil que es con la informática hacer una), defendiendo la peatonalización total. Ah! se me olvidaba, a favor de la peatonalización completa, pero … cuando se contara con soluciones a la necesidad de aparcamientos, o al acceso a colegios, a comercios y, como no, a residentes. Esto es, que si la primera vez que se habló de peatonalizar Cruz Conde, fue allá por 2004, verlo de forma total o parcial sería “ad calendas grecas”.

Qué bonito quedaba hablar de la calle Larios, como hacía Fray Jaén, incrementando ese complejo cordobés que nos lleva al desencanto permanente. Qué fácil era no estar gobernando. Si los taxistas decían que ellos querían pasar, se les atendía y se les daba la razón, y de paso no se pagaba la carrera. Si era la asociación vecinal creada exprofeso para puentear al Consejo de Distrito, se hacía una reunión,con cara de interés, y se comprometía con ellos. Si llegaban los mercaderes, en vez de comprometerse en comprarles algo, uno se ponía a su lado, y eso que Rafa Bados es socialista de origen y se decía que para que pasara un mini tendría que ser por encima de sus cadáveres. Y así sucesivamente, en el mejor modelo de gobierno de la ministrísima. Y es que la oposición a Rosa, y a los rosistas que le sucedieron, fue copiar su pésima forma de gobernar. No faltó ni la comisión de seguimiento pertinente.

Primero se metieron con Ocaña, por ser coherente con los estudios existentes y plantear la semipeatonalización. Luego, arremetieron otra vez cuando, creando otra frase para la historia local, Ocaña, desesperado en plena campaña, anunció que la “sociedad” había decidido por la vía de los hechos, que la calle fuera peatonal. Que más da que unos meses antes se perdiera el recurso interpuesta por Luyfe para que el aparcamiento de la calle Sevilla pueda ser en rotación. O que tengamos un Teatro Góngora al que habrá que llegar para montajes diversos. Por no hablar del Corte Inglés (antiguo Simago), que alguna vez abrirá.

La sorpresa ha sido cuando la superintendenta Tamayo, se sube a un autobús (híbrido y pequeñito), acompañada del inexperto gerente de Aucorsa, uno de los fichajes estrella, que habrá que decirle que ahora en vez de La Gaceta hay que leer El Día de Córdoba, y se da un paseo “discreto” por la calle Cruz Conde. Bueno, discreto, discreto, no demasiado, porque la prensa estaba convocada. Pero la superintendenta explica que, aunque vean al autobús por la calle Cruz Conde, es sólo una prueba de que no hay ninguna intención de que se reabra al tráfico la calle. Rápidamente, Ruano, el de los taxis, dice que si entra el autobús, que detrás van ellos, y como desesperado, Blasco, del comercio, se desgañita que ni se les ocurra pasar por delante de su tienda bajo amenaza de “excomunión”.

Imagino, que el gerente de Aucorsa, una vez ha estudiado la situación de la empresa, es consciente de que el cierre de la calle Cruz Conde lleva a la empresa a seguir perdiendo viajeros si no se realiza un cambio radical de líneas, pero ello lleva tiempo. Pero no se asusten en unos días, el joven Nieto dirá que habrá sido un error. El pérfido Torrico, tirará de las orejas a la superintendenta, mirará al cielo y dirá “como se me ocurre irme de vacaciones”. Pero llamará a la RAE y dirá que vayan preparando otra edición del diccionario donde “Peatonalizar totalmente” sea dejar pasar autobuses, taxis y los vehículos que quieran ir a Edaco, la calle Sevilla o comprarse un helado en David Rico. Pero, por si acaso, también cambiarán lo que es semipeatonalizar, para que quede claro que consiste en dejar pasar sólo a peatones con bolsas de la compra.

No dejes que el diccionario impida que hagas lo que quieras. “Sostenella y no enmedalla” y el programa electoral a la papelera.

Y en eso llegó Durán

Juan Andrés de Gracia | 14 de agosto de 2011 a las 13:09

Pensaba que este fin de semana largo, sería oportuno para descansar y que sería soso, políticamente hablando. No contaba con que el aspirante a fenómeno, Durán, iba a resucitar tras un tiempo de vacaciones aprovechado para  cortar cabezas sin ningun discreción y para oponerse al joven Nieto a través de notas de prensa rutinarias. La imagen que ha trasladado es que nada ha pasado, que todo está tranquilo en el fuerte. Todo lo acontecido está dentro del orden normal y establecido. Así que cesar a dos delegados, intentarlo con un tercero, y que una ex delegada de la Junta, un diputado nacional y un exsecretario provincial hayan hablado abiertamente sobre la necesidad de un cambio en la secretaría provincial y en la ejecutiva, es parte de la rutina.

Quiere que nos creamos que a Luis Rey se le echa porque la delegación ha crecido en importancia. Desconozco las capacidades del nuevo delgado, que posiblemente ejercerá solo cinco meses, tiempo que se me antoja insuficiente para hacerse con las riendas de la “macrodelegación”. A Joaquín Dobladez lo deja fuera porque hemos perdido la Capitalidad. Vaya hombre, la culpa ya no es de Bildu sino que el responsable es Dobladez. Como sustituto se improvisa al palmeño Ramón López que acababa de ser cesado del Gran teatro, y que no sé que podrá hacer en este medio año que no sea mantener el trabajo de Dobladez. También hay que recordar que Juan Torres, el delegado de Turismo, Deporte y Comercio dejó su cargo voluntariamente, en una muestra de honradez, por los malos resultados electorales. Y todo eso cuando hay que afrontar unas elecciones generales y andaluzas en breve. Pero todo está tranquilo y nornal en el castillo.

Con todo, lo más significativo ha sido la explicación sobre el “cese interruptus” de Paco García. Lo que para todos es un signo de coherencia política, al abandonar la secretaría de la Ejecutiva local por los resultados obtenidos y cansado de los Durán, Luna, Franco, Román, que han sido la voz del capo Durán, puenteando permanente sus competencias, lo convierte en una crisis de fe. O sea, que si considera que otro debe asumir la secretaría local, tenía que haber abandonado la delegación de Obras Públicas, Transporte y Vivienda. Una vez más demuestra que para Durán, en su línea de Padrino, la Junta de Andalcuía es una mera extensión de su poder en el partido y que la usa para dar y quitar favores.

Por eso, no es extraño que ahora defienda a la Junta en la última afrenta que le hace a la ciudad, al no apoyar económicamente la semifinal de la Copa Davis. Se podrá estar a favor, o en contra, de la celebración de la semifinal en nuestra ciudad y del coste que puede suponer a las arcas municipales. Lo que no se puede es defender la actitud de desprecio de la Junta sobre la celebración de este evento en nuestra ciudad, que sigue siendo parte de Andalucía. Que una vez más, un socialista cordobés, el secretario genera por ahora, salga a echar la culpa al joven e inexperto Nieto, no hace nada más que explicar que luego los cordobeses no apuesten por un socialista para la alcaldía y que se haya convertido el PSOE en cuarta fuerza política de la ciudad.

Luego, vendrán los presupuestos de la Junta y del Estado, veremos como los proyectos de la ciudad una vez más se retrasarán “sine die” y se venderá, sin embargo, que son excepcionales para tiempos de crisis. Lo que es cierto, es que no sabemos lo que Gracia, Salinas, Calvo, e incluso ahora, la ministrísima hacen en defensa de la ciudad. En la mente de todos queda tan sólo la actitud de Moratinos que supo, desde su ministerio, apostar por Córdoba y se ha ganado el reconocimiento de los cordobeses. Sepan, además, que fue una ocurrencia de Velasco, el breve, que su nombre sonara para alcaldable, pero que Durán ya maquinaba públicamente su candidatura, porque, al parecer, le tocaba a él, a su familia y a su cohorte de agradecidos.

Estoy deseando que llegue Septiembre y ver si realmente cuaja un grupo alternativo dentro del PSOE cordobés. Espero que no sea en ningún caso una lista de cesantes a la espera de un puesto. Si además el movimiento es sólo de Córdoba capital estará bastante limitado en sus posibilidades, ya que la estructura de poder del PSOE está basada en la provincia. Si además no cuenta con apoyo en Sevilla, tendrá nulo futuro. Ha venido bien que Mayo, Rascón o Mellado hablen claramente, también lo ha hecho Dobladez, pero puede quedar como un sueño de verano si no tiene continuidad. Durán se pavonea alegando que en el Comité provincial nadie le cuestionó y que sólo Torres se atrevió a hacer las maletas, pero al mirar atrás, sólo vio pasillo. Y mientras, IUCA en silencio y pasiva, y Ecolo perdida en combate. El desierto de la izquierda se extiende de forma alarmante.