Archivos para el tag ‘Carmen Chacón’

Andalucía en juego

Juan Andrés de Gracia | 29 de febrero de 2012 a las 17:06

Ha pasado el Día de Andalucía, en el año en que se cumplen los 30 años de la constitución del Parlamento andaluz. Han sido tres décadas dominadas por el poder socialista, que ahora se pone en cuestión, en las elecciones del próximo 25 de marzo. Las últimas encuestas no discuten la victoria electoral del señorito Arenas, pero deja en duda si conseguirá sumar suficientes votos para ser investido como presidente. De conseguirlo, todo será azul pepero y las gaviotas anidarán en  nuestra tierra, posiblemente, para mucho tiempo. En cualquier caso, la sociedad andaluza pide un cambio, y parece claro que el PSOE necesitará apoyo para gobernar.

El PSOE presenta al viejo Griñán y una lista de candidatos, elegidos en clave de partido, buscando recuperarse de los desastres de las elecciones de Mayo y Noviembre del año pasado. Tras las guerras internas, desde Madrid se ha mandado parar al sector crítico y no molestar en el proceso electoral. Rubalcaba ha tenido que pedir a los que le votaron que aguanten las chulerías de la dirección andaluza que, por cierto, apoyó a Chacón. Pero es que Andalucía es una pieza vital para consolidarse en el poder del partido a nivel federal. El gobierno andaluz llega cansado y lastrado por tres asuntos: El primero, el paro, que supera el millón de personas en edad de trabajar; el segundo, la conflictiva remodelación del sector público, que ha puesto en pie de guerra a los funcionarios; y en tercer lugar, el escándalo de los ERES, que parece no haber tocado fondo y que es muestra de una administración degradada.

El PP o, mejor dicho, el señorito Arenas, llega a este proceso electoral con todo un partido triunfante, esperando que ellos también lo hagan. La victoria puede salvarle, pero no contentará las expectativas si no es suficiente para gobernar. Los recortes sociales y salariales y la reforma laboral, además de que se anuncien nuevos exigentes esfuerzos para después de las elecciones, están empezando a hacer mella en los que buscan un cambio, pero ya piensan que no lo van a encontrar en los “peperos”. Que el PA prácticamente haya desaparecido en las expectativas electorales, obliga, al PP, a contar con un plan B que pase por el apoyo activo o pasivo del pujante UPyD. Las ganas que le tiene la “populista” Díez al PSOE son suficientes para asegurar que no entorpecerán sus posibilidades de gobierno. De esa forma, el señorito Arenas no tendría que poner fin a su carrera política, al menos en Andalucía.

IUCA, como sucede cada vez que el PSOE entra en crisis, se tendrá que debatir entre gobernar con un PSOE desgastado o recuperar la teoría del “sorpasso” y “las dos orillas”: ya saben, que la única izquierda son ellos. La experiencia de 1994 aún la tendrá fresca Valderas, que vio como, su paso por la presidencia del Parlamento Andaluz, fue efímero. Recientemente, “Pinzas” Rejón ha declarado que no se equivocaron cuando renunciaron a varias consejerías. Luego, los andaluces les mandaron de nuevo a la penosa oposición. Saben que van a recibir el voto de muchos andaluces que buscan un cambio de izquierdas, pero que no pueden esperar a que alcancen la mayoría suficiente para gobernar solos. Les puede corresponder cambiar el gobierno de Andalucía hacia la verdadera socialdemocracia, o intentar, en la oposición, ser la izquierda revolucionaria inmortal.

Por último, las encuestas certifican que los andaluces han abandonado la posibilidad de contar de nuevo con una voz netamente andalucista en el Parlamento andaluz. La presencia emergente de UPyD le puede restar el apoyo de los que no quieren votar al PP ni al PSOE, y que IUCA les suena a PCE. De sacar algun diputado, podrían ser decisivos para dejar o no gobernar al PP. Su última adscripción a la izquierda política, podría revelar que estarían dispuestos a recuperar el gobierno con el PSOE. No pasa igual con su contrincante minoritario, UPyD, porque parece tenerlo más claro al representar un voto populista, casi antipolítico, que se siente sin ataduras y le pesa más el antisocialismo de su líder, que el desgaste de dar todo el poder al PP. Siempre es sorprendente que lo que suceda en los próximos años en Andalucía, dependa tanto de tan pocos.

 

Los viejos rockeros del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 22 de febrero de 2012 a las 17:27

Por mucho que se quiera ocultar la realidad, la verdad es que al aspirante a fenómeno, Durán, le quedan días contados para dejar de ser secretario general de la provincia. La convicción de que el PP ganará las elecciones andaluzas, con muchas opciones de gobernar, y de que el resultado en la capital y provincia volverá a ser un desastre, no solo ha provocado la existencia de un sector crítico, bastante amorfo, la verdad, sino que también ha puesto alerta a parte de la vieja guardia socialista. Tras el “éxito” de apoyar a la “sargenta” Chacón en el congreso federal, siguiendo los pasos de “la que manda”, la pérfida Susana y del viejo primo de zumosol, Griñán, venido a menos, son varios los que pujan por representar a Rubalcaba en la ciudad y provincia, y hacerse un sitio en la travesía del desierto por llegar.

En estos días, se han reunido en Córdoba, de forma secreta, “Groucho” Zarrías, “Ingecom” Salinas, “Coliblanco” Moreno, el “vikingo” Sánchez Villaverde, “Fotos” Téllez, el “discreto” García y “Peter Pan” Dobladez. Esta reunión significa que se entierra “el salmorejo” y se opta por cerrar filas, actuando “Ingecom” Salinas de manijero máximo. No hace muchas semanas, leíamos un artículo suyo donde avalaba al “capo” Durán, sin duda por mandato del viejo Griñán. Muy quemado ha tenido que verlos a ambos, para que se decante abiertamente por participar en el relevo de ambos. Deben ser noticias directas de Madrid, porque otro ilustre viejo rockero, el siniestro Fernández Poyato, también pide volver a Córdoba para reacomodar su carrera política.

Abandonar el “salmorejo” significa apostar por las esencias y evitar cambios de fondo, muy en la línea de lo que Rubalcaba ha representado a nivel federal. Recuperaríamos a Lampedusa y su Gatopardo, “hay que cambiar todo para que nada cambie”. Los guiños de apertura del partido, de alejamiento de las políticas que han llevado al desastre al PSOE, le 15-M o las redes sociales, quedarían como meros eslóganes sin contenido. Una vez más, el PSOE defraudaría a las ansias de recuperar la izquierda y se permitiría la hegemonía de la derecha durante décadas. Todo se hace, además, de espaldas a los pocos militantes socialistas que aguantan, y, desde luego, sin tener en cuenta a los simpatizantes. Es una estratagema entre capitostes, que buscan su aval en el federal.

Las perspectivas son complicadas. Solo hace falta recordar la línea neoliberal de Salinas o Poyato, tristes actores de la economía cordobesa, que han ido de desastre en desastre (Cajasur y Plan Estratégico, incluidos). Moreno y Villaverde son representantes de los líderes provinciales eternos, capaces de cualquier cosa por continuar medrando. Téllez representa el poder territorial tradicional y la agrupación local que mejor ha quedado en los últimos movimientos socialistas. García y Dobladez son los que van a entregar el movimiento crítico renovador a manos de lo más rancio de la historia socialista en Córdoba. Zarrías, sólo se dedica a preparar el próximo congreso andaluz para entregárselo a Rubalcaba como prenda por su confianza. Todos unidos por la búsqueda de los sillones que dejará vacío el clan Durán.

La paradoja socialista se cierra así. Lo lógico hubiera sido que Griñán-Durán hubieran apoyado a Rubalcaba y que los críticos se hubieran nucleado en torno a Chacón y que se permitiera una tercera vía para los que no quisieran posicionarse entre dos exministros. Lo extraño es que el aparato andaluz y provincial optara por Chacón y que los críticos se situaran junto a Rubalcaba. Esto ha provocado que, ganara quien ganara el congreso federal, las dificultades para la renovación socialista se hicieran casi insuperables. Si alguien optaba por Chacón, se encontraba con que debía tragarse a Durán; y si lo hacía por Rubalcaba, se acallarían las inquietudes de reforma interior. Visto así, el resto del “salmorejo” queda mal colocado y se confirma que “Peter Pan” no ha crecido. Solo les queda intentar acercarse a Chacón, o a un tercero, y esperar nuevas oportunidades, al igual que a Durán solo le queda buscar traidores.

PSOE: Tras las listas, el congreso

Juan Andrés de Gracia | 15 de febrero de 2012 a las 23:53

Aunque he ido contestando a distintos comentarios sobre el tema, creo conveniente expresar con más detenimiento lo que pienso sobre los líos para formar las listas socialistas al Parlamento Andaluz. Corremos el riesgo de analizar solo lo inmediato, y de olvidarnos de lo que mueve los partidos políticos: los procesos electorales. La existencia de los críticos del “salmorejo” tiene su origen en la pérdida de las elecciones municipales y generales de 2011 por parte del aspirante a fenómeno Durán. Este se ha visto obligado a protegerse con Sevilla, esto es, la que manda, Susana, y el primo de Zumosol, el viejo Griñán. Que enmedio haya sucedido el congreso federal, solo ha creado algo de confusión, hasta saber quién apoyaba a quien, pero tras el apoyo dado a la perdedora, la “sargenta” Chacón, el futuro de los críticos se despejaba.

Alguien, incluso ellos mismos, podían pensar que lo primero que debía cambiar eran las listas al Parlamento andaluz. Pero la maniobra del capo Durán de no presentarse, ha provocado que se encuentren motivos para dejar sin representantes al sector crítico, y que Sevilla dirija la conformación de la lista. Luego, el interés de Rubalcaba por hacer de Andalucía su primera victoria, le ha obligado a echarse en manos del presidente de partido elegido por él, el viejo Griñán, y de la pérfida Susana, y eso que maniobraron contra él. Por eso, se ha arreglado favorablemente para ambos las listas de Cádiz y Sevilla, pero es que no podía esperarse algo diferente en este momento. Ni siquiera se podía aspirar a que el resistente Zarrías jugase fuertemente por cambiar la lista de Córdoba, porque se debe a Rubalcaba en este momento.

Otra cosa será si se pierden las elecciones andaluzas. En ese momento, nada de lo decidido ahora será un precedente, por mucho que el grupo parlamentario andaluz quede en manos de los perdedores. El futuro del Psoe en Andalucía pasará por el congreso andaluz que será, sin duda, de verdadera revolución interna, ya que Griñán se vería obligado a dimitir de la secretaría general y hasta de la presidencia del partido a nivel federal. Pensar que la que manda pueda resistir, es creer que la política es ajena a los resultados electorales. Los enemigos que ya se ha generado tras el congreso federal, y los que lleva a sus espaldas en Andalucía, le pasarán factura, y se acabará su reinado desastroso.

Es cierto que una parte del sector crítico estará desencantado al no haber podido lograr un cargo público, pero esta actitud les desacreditaba, y mejor que salgan huyendo. El “salmorejo” que hace falta es acceder al poder del partido, a pesar de que los representantes institucionales no sean todo lo afines que se quiera. La verdad es que, una vez existiera una novísima dirección andaluza, los cargos públicos no tendrán más remedio que ponerse a su disposición o dimitir. No será fácil ni rápido lograr el cambio del PSOE andaluz, pero nadie puede pretender que lo sea. Lo único que les vale al viejo Griñán, la pérfida Díaz y el primo Durán es que se ganen las elecciones.

Justamente, esa necesidad mutua de ganar las elecciones, es lo que ha hecho que Rubalcaba nombre a Griñán presidente federal, tras un congreso que perdió; que el resistente Zarrías acepte que los suyos no vayan en las listas, como le gustaría; o, que ahora se permita que las listas andaluzas sean de los partidarios de la sargenta Chacón. Lo único que puede salvarles es, justamente, ganar. Los críticos tendrán que tener cuidado en no aparecer como ociosos en la campaña, si no quieren ser eliminados. Pero, al mismo tiempo, no pueden perder tiempo tras producirse la derrota electoral que se avecina, para pedir, con todas sus fuerzas, dimisiones y cambios radicales en la organización andaluza y cordobesa. Tras el 25-M, ni un minuto de sosiego, hasta que el congreso confirme qué línea elige el próximo PSOE andaluz. Y esa línea solo debiera ser la de la plena renovación, pero para eso habrá que arriesgarse.

La tercera derrota de Durán

Juan Andrés de Gracia | 5 de febrero de 2012 a las 19:11

Tras las elecciones locales y las generales, el congreso federal socialidta se ha convertido en la tercera derrota consecutiva del “aspirante a fenómeno”, animado en esta ocasión por su “primo de Zumosol”, Griñán, y “la que manda”, Susana Díaz. La arriesgada maniobra de apoyar tan intensamente a la “sargenta” Chacón, va a tener el efecto innmediato de que Peter Pan Dobladez se convierta, actualmente, en el mejor referente de la provincia ante la nueva dirección federal. Está por ver si dará la talla, pero la posición política alcanzada es notable. Nadie podía imaginar hace un par de meses, que se llegaría a las elecciones andaluzas con el “padrino” Durán tan debilitado. Ahora a todos les interesa el mejor resultado posible, porque de ello depende gran parte de la financiación del partido y el futuro cercano del PSOE.

La “familia” ha quedado muy tocada, y su supervivencia solo dependerá de que se obtenga un buen resultado electoral, lo que parece bastante improbable. Hay que recordar que tras el 25-M se tendrá que celebrar el congreso andaluz, y el provincial, de forma consecutiva. Perder la Junta de Andalucía provocaría la muerte política del viejo Griñán que arrastraría a todo su equipo y a la dirección cordobesa. Si se mantiene la Junta, lo normal es que se entre a un acuerdo de integración. Lo curioso va a ser ver las listas al Parlamento andaluz puesto que Griñán sigue con problemas para ir por Sevilla, tras el enfrentamiento con el secretario de la provincia Viera, y en Jaén, territorio de Zarrías, Moreno también será descabalgada y lo mismo hay que recolocarla por Córdoba. Ese es el problema de ser un subirdinado de la dirección andaluza, que puede usar Córdoba para resolver los conflictos de otras provincias, y la incapacidad política del capo Durán no podrá evitarlo.

Lo normal es que el 2aspirante a fenómeno” quiera irs e al Parlamento andaluz, puesto que lo de ser el portavoz del cuarto grupo político del ayuntamiento, le resulta muy pobre bagaje. La jugada estaría en llevarse con él a la tejemanejes Pérez y dejar a su hermana en el ayuntamiento, con lo que todo quedaría en familia, que, a estas alturas, y con lo que está cayendo, es lo que le importa. El plan se le puede torcer si hay un pésimo resultado del congreso, donde ha sido ninguneado para conformar el Comité federal, y además, Peter Pan Dobladez es posible que quiera recuperar un cargo institucional. Tal y como están las cosas, no se pueden arriesgar a que se arme una lista alternativa, y para evitarlo tendrán que ceder algún puesto a los vencedores del congreso, esto es, a la gente de Zarrías, y Dobladez lo es.

Todas estas maniobras han pillado con poco que jugar a la conversa Quina Aguilar, que ve como el partido le pilla como independiente y, por tanto, sin poder tocar poder. Su presencia en el Parlamento está pasando desapercibida y sus aspiraciones a Andalucía se han trastocado. Ella asistió a apoyar tanto a Rubalcaba como a Chacón, sin decantarse por ninguno, y eso le impide pasar ahora factura. Es muy posible que el joven Nieto le tenga guardada su comparecencia ante la comisión de investigación del IMDEEC. Hay que recordar que se quedaron con ganas de que se sentara ante la última comisión de investigación creada, sobre Urbanismo, medinate una argucia legal.

Los acontecimientos se van a precipitar los próximos días, puesto que esta misma semana tienen que elaborarse las listas al Parlamento andaluz, y ya se podrá apreciar si el congreso federal produce movimientos inesperados. Por lo pronto, Calvo, claro, ha quedado fuera de juego y con ella otro importante ramillete de dirigentes socialistas de la provincia. A nivel andaluz,”la que manda” es la que se ha ganado la animadversión de todos a los que presionó sin éxito. La agrupación de Valdeolleros, con fotos Tellez al frente, agrupación del hombre tranquilo, García y de Peter Pan Dobladez, entre otros, ha ganado fuerza frente a las agrupaciones de Sur y Ciudad Jardín, bastiones centrales del poder de la cohorte Durán. La lucha por los cuatro-cinco puestos que se prevé conseguir va a ser dura.

El barullo socialista

Juan Andrés de Gracia | 1 de febrero de 2012 a las 19:55

Conforme se acerca el congreso federal socialista, se remueve el partido, ante la dificultad de acertar con el ganador. El viejo Griñán, que claramente ha apoyado a la sargenta Chacón, y que mandó a Susana, la que manda, a avisar que ningún dirigente del partido se posicionara a favor de ningún candidato hasta que lo hiciera la dirección andaluza, ha acabado cediendo al miedo escénico. Teme posicionarse y perder, y que ello le lleve a profundizar la derrota del próximo 25-M. Lo malo es que ha dado permiso a los secretarios provinciales para que sí se posicionen, por lo que esperamos con ansiedad al dogma de fe del “aspirante a fenómeno” Durán. Había anunciado que se posicionaría junto a la dirección andaluza, y ahora se ha quedado sin coartada.

Durán llega al congreso con una delegación dividida y, por tanto, sin capacidad de vender su dominio en la provincia. Si se le ocurre apostar por un candidato, también se juega equivocarse, y acabar enterrándose si apuesta por el perdedor. Además, se ha encontrado con la dimisión anunciada de la “cultureta” Valenzuela, que demasiado ha durado, y que deja claro, que no apuesta por el Padrino socialista, y que se sitúa más cerca de Peter Pan Dobladez o del Discreto García. Ahora, entrará al grupo socialista Camaleón Aumente, que ha sabido irse adaptando a los distintos liderazgos socialistas, resistiendo como un cosaco los embates contra él. Ya le tocaba ser concejal por haberse quedado “a palo uno” varias veces. Las perspectivas son complicadas si Durán cae derrotado en el congreso provincial, pues quedará deslegitimado como portavoz socialista en la capital. Lo mismo el bueno de Emilio se ve como portavoz, aunque para ello deberá vencer a Durán-2, lo que será más fácil sin su hermano detrás.

Por otro lado, el crítico Dobladez, que apuesta en la intimidad por Rubalcaba, tampoco se atreve a decir a quién apoya, para resguardarse con vistas al congreso provincial. Lo más significativo, es que ha reunido a todos los cabreados con el capo Durán, que no es fácil, pero ello motiva que no haya homogeneidad en la delegación que encabeza. Por ejemplo, Bases en red, apoya a Antonio Quero para el congreso federal, si es capaz de encontrar suficientes valientes que lo apoyen. En estos días, viene a Córdoba como el candidato pobre, sin hotel, sin parafernalia protocolaria y sin medios de comunicación. Está usando el boca a boca para llenar la sede socialista y poder explicar su propuesta alternativa (las otras dos, son más de lo mismo). En cualquier caso, Peter Pan Dobladez ha afirmado que no toca hablar de las elecciones andaluzas, ni de sus opciones a ser secretario provincial, o sea, que ambas cosas le interesan.

Por ir acabando este monumental barullo, a pesar de haberme dado de baja del PSOE en el mes de mayo, por haber decidido abandonar la actividad partidista, que no la política, sigo recibiendo documentación, porque dicen que soy simpatizante. Entre las últimas perlas, está la decisión del clan Durán de que nadie piense por su cuenta. Para ello, ha organizado una red electrónica y de sms para enviar los argumentarios socialistas. Esto es, pretende adoctrinar a todos los militantes en la verdad única del partido y evitar que cada uno elabore su pensamiento. Por ejemplo, en el argumentario que he recibido se afirma que los pensionistas no mejoran la capacidad adquisitiva este año, sin recordar que lo mismo pasó con el decreto Zapatero. También profetizan que están en peligro el Museo de Bellas Artes o la Biblioteca Provincial, dos proyectos que en ocho años de gestión socialista no han sido capaces de resolver. Yo animo a que se rompan los argumentarios, porque son la hoja parroquial adoctrinadora que acaba con la libertad denrto de los partidos. Podían utilizar lasnuevas tecnologías para facilitar una democracia directa dentro del partido, pero eso, el dominio del partido, no piensan compartirlo. ¡Que se pensaban las bases y los simpatizantes, con lo que les ha costado el poder!

Los primarios del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 26 de enero de 2012 a las 19:38

Bueno, ya están aquí. Chacón, la de “Olula del Vallés”, y Rubalcaba, “exgaditano de Santander”. Justo cuando escribo esta entrada, la catalana del sur debe estar intentando venderse ante los asistentes a la presentación de su candidatura, imagino que haciendo esfuerzos para que se le note poco el acento, y sin atender a quien le llama “Carma” (aunque es posible que le estén llamando a la tranquilidad con acento de aquí). El lunes, será el turno del didáctico Rubalcaba, que seguro que procurará estar rodeado de gente joven para que sea un recuerdo el amplio album de fotos ministeriales que atesora. Al parecer, si no lo evita Antonio Quero, que nos visitará días después sin apoyo oficial, en diez días, uno de ellos capitaneará el PSOE, esperando no emular al Costa Concordia.

Va a ser morboso ver, a los socialistas cordobeses, qué actitud adoptan ante cada candidato. El capo Durán atenderá a ambos “primarios” con la sonrisa de lagarto Juancho que suele lucir en las mejores galas, y la indumentaria de campaña, e intentará no mojarse, a pesar de que anunció que lo haría públicamente por estas fechas. La fuerza con la que ha surgido el sector del “salmorejo” en su oposición, le habrá aconsejado prudencia. El caso es que huele a cadáver si se equivoca en elegir ganador. Que se refugie en su primo de Zumosol, el viejo Griñán, no es ninguna seguridad, ante los problemas que ha tenido para poder liderar la candidatura por Sevilla. El guiño de la exministra de Defensa de asumir que podría ser presidente del partido, sucediendo a Chaves, que apoya a Rubalcaba, es un órdago que no puede pasarse por alto.

Peter Pan Dobladez va a ser, igualmente, el centro de todas las miradas. Su lista crítica parece tener más que ver con crear una alternativa en Córdoba, que con el apoyo indubitado a algún candidato. Está en una situación similar a la del aspirante a fenómeno: si se equivoca de caballo ganador, no tendrá futuro su neoliderazgo en la provincia. De hecho, dos de sus delegados se han posicionado claramente a favor del tercer espada, Antonio Quero, si consigue reunir los avales necesarios. Sería gracioso que al final Durán y Dobladez apoyen al mismo candidato.

Lo más seguro, es que el miedo haga que la mayoría de los “pseudolíderes” socialistas aparezcan ambos días, buscando savalguardar el futuro. Es lo que hacía Fotos Tellez cuando asistía a algún congreso o acto relevante socialista. Se hacía fotos, que además no tenía que pagarlas,  con todo aquel que pareciera alguien, y las archivaba. De esa forma, por ejemplo, no tuvo problemas en sacar una foto con ZP, al día siguiente de su ascenso a los altares de Ferraz. En estos días, será copiado por cargos cesantes provinciales y los que han echado sus barbas a remojar a nivel andaluz, que procurarán hacerse ver con los ministros exzapateristas que nos visitan, por lo que pueda suceder.

Sin embargo, lo que hoy necesitaría el votante y simpatizante socialista es claridad, saber qué van a votar sus delegados y por qué. Es el momento de que se desvelen las cartas y se dejen de guerra de posiciones. Al fin y al cabo, Rubalcaba y Chacón son más de lo mismo, protagonistas tristes de un mal gobierno y continuadores de un partido socialista perdido dentro de la crisis ideológica de la socialdemocracia. Al final, las únicas diferencias que atesoran se resumen en una: la política autonómica, ya saben, Cataluña sí, Cataluña no. Del resto, poco nuevo bajo el sol, por mucho que Calvo, claro, venda lo que le gustaría que sería que mandara una mujer. Por suerte, la Rosa de España sigue sin el carnet.

Réquiem por Durán

Juan Andrés de Gracia | 22 de enero de 2012 a las 13:10

Y dijo Durán: “que nadie piense que la presentación de una lista alternativa es un pulso al secretario general”. Si acudimos a las hemerotecas, el decaído aspirante a fenómeno mandó a la ” tejemanejes” Pérez anunciar que no habría razón para presentar una lista alternativa, porque los 20 delegados serían muestra de pluralidad. Quien se atreviera a presentar una lista tendría que explicar por qué lo hacía, lo que era una amenaza nada velada. Pues la pluralidad se ha conseguido a base de lista alternativa, y el voto de castigo al secretario general ha reunido a la tercera parte de los congresistas.

Al Padrino le han salido contestones algunos miembros de la familia socialista, que han decidido que no debían seguir poniéndoselo fácil al chico del Sector Sur. No es que la lista alternativa represente un ideario diferente o que, por sí misma, asegure cambios en la forma de hacer política. Lo que por ahora significa es que hay partido, que no quieren ir de derrota en derrota, y que alguien debe asumir la responsabilidad del desastre. “Los del salmorejo” han dicho que hay que contar con ellos, y, para eso, sabían que tenían que estar en el congreso de Sevilla.

La sorpresa del resultado ha sido tal, que ni siquiera pueden “los duranes” organizar una vendetta sin que les llegue la sangre. Hoy se estará explicando al viejo Griñán como pueda. Lo único que le favorece es que su “primo de Zumosol” demasiado ha tenido con cerrar una lista única por Sevilla, donde se ha discutido el poder “de la que manda” y que lo representa. El fracaso de Griñán y de sus secretarios provinciales ha sido grande. Recuerden que los reunió y les “exigió” listas únicas para presentarse, con todo el poder, en el congreso federal. Ahora, todo el mundo sabe que “el viejo” solo representa a una parte de la delegación andaluza.

Igual va a pasar con la delegación de Córdoba, que podrá sumarse a otros críticos andaluces y decidir a quién apoyar, si a Chacón o a Rubalcaba. Se prevén dos semanas de gran intensidad de contactos. Los ofrecimientos se multiplicaran y los traidores serán protagonistas del congreso socialista. El señorito Arenas estará frotándose las manos, porque el PSOE llegará a las elecciones andaluzas con una gestión cuestionada de la Junta, corruptelas como la de los ERES en plena actualidad y con divisiones provinciales para las listas. El mejor escenario posible. Como alternativa, la recurrente llamada al cierre de filas ha quedado laminada.

Es tiempo de recordar como, los que se autotiularon como críticos, todos ellos de Ciudad Jardín, el tridente, se ha demostrado que no eran sino representantes de la secta de los Duranes y que jugaban a despistar. Sí adquiere mucho valor que el actual secretario local del PSOE, aunque sea a título formal, Téllez, el fotógrafo, y el dimitido García, estén el el lado de los críticos. Peter Pan Dobladez, ha conseguido concitar un grupo de descontentos y, posiblemente, de votantes de Rubalcaba. Será curioso ver como se explica Durán cuando anuncie a quien apoyará él. Quería hacerlo como portavoz de los veinte delegados y ahora sólo será de 13.

Así es la política. La supuesta renovadora Chacón se encuentra ahora que, presuntamente, es apoyada por los poderes oficiales andaluces. El sector crítico, se supone que se situara en el bando de Rubalcaba. Pero habrá que estar atentos porque como he escrito más arriba, se esperan días de negociación, de compra y venta de voluntades. Pero en cualquier caso, Andalucía y Córdoba han quedado divididas y el futuro de su secretario general simplemente no existe. “Aquí huele a muerto … y yo no he sido”.

Rubalchacón

Juan Andrés de Gracia | 8 de enero de 2012 a las 13:02

Hoy se celebra el Comité Federal socialista, que pone en marcha todo el proceso hacia el 38 congreso de forma definitiva. En dicho órgano, se aprueba el borrador de documento que se tendrá que debatir, y acabar aprobándose con las enmiendas oportunas. Como últimamente ha pasado, se le ha encargado a Caldera, mano izquierda de Zapatero, padre de la ley de Dependencia, que fue exiliado a la Fundación Ideas desde la que intenta reorientar el pensamiento socialdemócrata. De hecho fue el coordinador del programa de Rubalcaba en las últimas generales. O sea, un zapaterista de origen que ha acabado en el entorno Rubalcaba.

He comenzado a esta referencia de política general porque, cuando observo los dos candidatos que se van a pelear por el mando socialista, cada vez más reducido, encuentro la misma combinación de amor-odio y muy poca diferencia. No olvidemos que hoy se lanzan también las primarias, esas a las que tanto teme el PSOE cuando tiene poder y a las que se aferra cuando está perdido. Chacón fue mano derecha de ZP, inspiradora de su deriva catalanista, ejecutora de algunas de sus ocurrencias y provocaciones. como ponerla al frente del ministerio de Defensa cuando estaba embarazada, pero que se enfrentó a él cuando cambió a la línea Salgado-Rubalcaba. Por otro lado, el propio Rubalcaba, procedente de los felipistas, recuperado para la causa de gobierno como defensor de la vieja guardia. Fue nominado por ZP como su sucesor al frente de la dirección socialista. Por eso, tiene que rodearse de jóvenes a su lado que oculten su realidad. O sea, han recorrido caminos inversos pero que se resumen en dos castas de socialistas en busca del poder interno, porque el externo ya se lo han arrebatado con los votos.

Ambos han jugado a hacer guiños a Andalucía. El Viejo Griñán ya avisó que pondría los votos andaluces en el saco de quien priorizara las elecciones andaluzas. Bueno, lo va a intentar, porque el voto, al final, es secreto. Sinceramente, los movimientos que ambos candidatos han tenido que realizar para ganar el aprecio de la dirección andaluza, me han parecido vergonzosos. Por lo visto, podríamos decir que la línea oficialista andaluza se decanta por Rubalcaba, sobre todo si vemos que al mitín de Chacón asistieron las malqueridas Calvo, claro, y Mar Moreno. También estuvo, como anticipé, “la que manda”, más que nada a controlar que nadie fuera a hacer algo inconveniente. No sé si asistieron “los del salmorejo”, imagino que alguno se dejaría caer, conocedor de las pocas posibilidades de futuro que tiene con los oficialistas.

Ahora viene la ceremonia de la confusión. Por un lado, un grupo selecto de militantes se leerán el documento y querrán centrarse en él. La gran mayoría se dedicarán a saber quién va a apoyar a Chacón y quién a Rubalcaba. En ese debate, antes o después, la dirección andaluza socialista dirá a quien apoya. La razón de hacerlo por uno o por otro, sólo se basará en lo que le puedan sacar para provecho propio. Una vez se posicione la dirección andaluza, será el momento de que los “Duranes” también lo hagan, y que promuevan que la veintena de delegados al Congreso sean de la misma cuerda. A los militantes de base, se les entretendrá con reuniones vacías en las que seguro que se aceptaran todas las enmiendas y se elevarán a Madrid, conocedores de que no servirán para nada. Así se logra tener contenta a la militancia, que pensarán que se cuenta con ellos.

Desde la sede de la avenida del Aeropuerto, el Padrino intentará que sólo haya una lista provincial. De no conseguirlo, bajará muchos enteros en la apreciación de Sevilla. No obstante, sólo estarán dispuestos a moverse aquellos que pìensan que no tienen sitio en el futuro, incluso si se consiguiera mantener el poder andaluz. Esa es la clave. Mientras que en el resto de comunidades autónomas, excepto el País Vasco, ningún dirigente puede imponer nada, porque las derrotas de mayo y noviembre le han dejado sin capacidad para ello, en Andalucía, aún quedarán las listas para las elecciones, y la posibilidad de que luego se pueda tocar poder si se gana. Así de triste es este partido… y quizá todos.

Igual de triste me parece la “emoción” que está generando saber si el “viejo” Griñán se presenta por Sevilla o por Córdoba. Como secretario general socialista puede elegir. Lo normal es que vaya por Sevilla, pero asumiendo que pueda haber problemas, ha dejado abierta la posibilidad de repetir por Córdoba. Lógicamente, la dirección cordobesa está con una falsa sonrisa pensando que esto último pueda suceder. Se conoce que,por Córdoba, se va a perder, al menos, un diputado y, posiblemente, dos. Si hay que dejar un puesto al secretario general andaluz, y otro para el secretario provincial, los candidatos masculinos quedan fuera. El “abuelo” Gracia debe estar de los nervios, y los que aspiraran a sustituir al “poli” Cebrián, también. Algo más fácil lo tienen las mujeres candidatas que, al menos, mantendrán dos de los tres puestos que ocupan, si bien, las candidatas son muchas.

También debe estar negociándose que pasará con el aspirante a fenómeno. Si el Parlamento andaluz ha decidido que los alcaldes no puedan ser parlamentarios andaluces, tampoco parece razonable que se compatibilice el puesto de concejal-portavoz en el ayuntamiento de Córdoba con el de parlamentario andaluz. Lo lógico es que Durán deje el ayuntamiento. La portavoz socialista podría ser Durán-2, para que todo quede en casa, y, el eterno aspirante, Emilio Eumente, podría llegar a ser concejal. Esto le debe sentar fatal a la “caracola” Luna, excepto que pueda colocarse en la  lista a las andaluzas. Como ven todo un rompecabezas con las mismas piezas.

Con esta forma de hacer las listas y con el poco interés que van a poner a los documentos, ustedes me dirán si importa mucho elegir a Chacón o a Rubalcaba. Por eso, lo mejor es que se atreviera alguien fresco, como lo hizo ZP en su día. De no ser así, ya sabemos lo que habrá, más de lo mismo, “Rubalchacón”.

El primo de zumosol

Juan Andrés de Gracia | 30 de diciembre de 2011 a las 12:31

Por si a alguien le quedaban dudas, el Padrino socialista, Durán, venido a menos tras los batacazos electorales, se refugia en su primo de Zumosol, leáse el “viejo” Griñán, para que nadie se mueva de la foto. Aunque dos polos negativos tendrían que rechazarse, en este caso, se atraen y se necesitan para enrocarse y, desde ahí, resistir con toda la familia. La teoría oficial es que la dirección andaluza hablará de candidato cuando sepan todos los que se presentan a secretario general. La realiad, creánme, es que Andalucía va a esperar a ver qué le ofrecen unos y otros, en cuanto a cargos para los suyos. No se piensen que van a hablar de línea política, que en el caso del PSOE, ya ha derivado en leña al mono del PP, sin vergüenza, aunque ellos sean responsables de lo que sucede y hayan actuado igual. ¿Cómo se puede calificar un año como horrible y no se presenta la dimisión inmediatamente? La autocrítica se convierte así en papel mojado, en un gesto para la galería, porque el argumentario de San Vicente así lo proclama y a obedecer, que para eso nos protegen.

Por ahora, el debate de renovación socialista, por más que algunos medios de comunicación intenten hacernos ver lo contrario, es insustancial. No pueden aportar mucho quienes han sido ministros de los recortes socialistas. ¿Es que ahora saben cómo oponerse a los mercados? ¿Es que ahora saben cómo crear empleo? ¿Es que ahora no seguirían las órdenes de Merkel y del Banco Central Europeo? Ningún miembro de los últimos gobiernos socialistas tiene legitimidad, ni credibilidad, para defender un cambio en el PSOE. Sería como pintar la casa de otro color, cambiar la decoración, para que se oculte que son los mismos que han generado el desastre. Por eso, como pasó con ZP en el año 2000, sería necesario que un nuevo grupo de militantes dé el paso y se dedique sobre todo a hacer un partido. Por ahora, lo que se presagia no son sino cambios en las formas para parecer nuevos. Y el primo de Zumosol, el sólo, ojo, anuncia una ofensiva contra el “neoconservadurismo”, ¿a qué se referírá?

Se engañan si piensa que el vecindario no les ha votado por no atender las redes sociales o por encerrarse en sí mismos. No se les ha votado porque negaron absurdamente la crisis, por no saber cómo afrontarla, por congelar las pensiones, por bajar el sueldo a los funcionarios, por endeudarnos para prestar dinero a los bancos, en definitiva, por esa razón no se ha votado socialista. El ejemplo está en el PP, que elige sus listas desde arriba, que no da participación a sus simpatizantes, que no hace primarias ni tiene cuotas por sexos, y ha barrido en las elecciones. Claro que es mejor que un partido se democratice internamente y escuche más a la sociedad, pero ¿no se habló suficientemente claro y, a pesar de ello, mantuvieron los errores? A este respecto, el aspirante a fenómeno no se sale de culpar a errores de comunicación, a la falta de contacto con la ciudadanía, pero sigue insistiendo en que se hizo “lo mejor para España”. Y es que son unos incomprendidos, y la gente es “mu mala y mu injusta”.

El primer candidato que ha saltado al ring, Rubalcaba, ya reconoce que no sabe por donde han de ir, cuando propone que, dentro de año y medio, la socialdemocracia europea se reúna a debatir qué se puede hacer ante la ola neoconservadora. Lo más curioso es que defienda ahora primarias a la francesa, cuando obligó a que Chacón se retirara. Pero es que el documento de ésta, sólo aporta cambios formales y nada dice de las políticas que se deban desarrollar. Sólo es valiente en las críticas a los cuatro últimos años de ZP, pero en realidad debería mirarse en el mismo espejo, porque no se atrevió a proponer nada alternativo. Por tanto, el escenario actual es tan sólo la guerra entre dos grupos de socialistas para ocupar cuanto antes el poder que abandona ZP. Una vez en el poder ya se verá. Chacón, si quiere el favor del primo de Zumosol, tendrá que ofrecerle más poder interno. La subasta ya ha empezado.

“La que manda” ya ha amenazado que la dirección andaluza elegirá un candidato, y su delegado en Córdoba, el aspirante a fenómeno, ya está preparado para repetir como un loro la instrucción que le den, En términos políticos eso significa que mucho cuidado con moverse al margen o se puede caer en el más hondo de los olvidos políticos. Esa es la estrategia de estos mercenarios de la política, que están hundiendo al PSOE en la miseria mayor de su historia, si exceptuamos la época de la Guerra Civil. Ahora todos quietos, dejar que el “viejo” y “la que manda” negocien el congreso y todos juntos allí. Para eso, controlaran las listas para que sólo haya brazos de madera. Una vez instalados en Ferraz, quedar lo mejor posible en Andalucía, y repartirse lo que quede. Ese es el cambio que propugnan: sentarse en la silla aún caliente de ZP y de Blanco, que bastante tiene con sus reuniones en gasolineras. La mayor desfachatez la muestra cuando se muestra favorable a primarias, sin recordar que dio órdenes de que no se hicieran en las municipales, para asegurarse que sus candidatos a dedo, entre ellos Durán, no tenían problemas.

Mientras, los militantes observan la paradoja actual. No se cuenta con ellos pero ya se propone que se cuenten con los simpatizantes. Ciertamente, la militancia socialista es actualmente algo así como el INEM o el SAE de altos cargos, y su opinión es bastante irrelevante porque piensan con la nómina. Las actitudes no han cambiado. Si se saca a relucir los excesos del PSOE en la Diputación se acusa, al que así lo denuncia, de atacar a la política. Para eso está la “manijera” Niñoles, para ser capaz de defender lo indefendible, que para eso cobra del partido, tras fracasar en la alcaldía de su pueblo. Ahora pide perdón, como si no fuera con ella, que era una de las que mandaba en el grupo socialista en la Diputación y de las que comía a costa del dinero de todos después de cada Pleno. Era ella la que debía conocer y aceptar que en Cultura se organizaran comilonas pantagruélicas. No vale con pedir perdón, sino con asumir la responsabilidad compartida. Claro que “Paquito” Pulido me parece un tipo honrado, pero ganaba suficiente para no tener que pasar los costes de los cafés que tomaba.

De derrota en derrota …

Juan Andrés de Gracia | 21 de noviembre de 2011 a las 20:16

A pesar de mis 20 años de experiencia en partidos políticos y en participación directa en procesos electorales, no deja de sorprenderme el cinismo y la desvergüenza de los dirigentes que se aferran al sillón a pesar de que la voz de la gente en los dos últimos procesos electorales ha sido clara y unánime: Marchénse. No hay otra lectura que hacer sobre los resultados del PSOE a todos los niveles, incluida la provincia y capital de Córdoba. Cierto es que la crisis y el desempleo han precipitado el desastre, pero, cuando se toman decisiones arriesgadas, que deberían haber servido para contrarrestar en parte las malas circunstancias socioeconómicas, no sólo no se produce el efecto deseado, sino que se agudiza el descalabro electoral.

El “aspirante a fenómeno” en su ansia de batir todos los records negativos, se escondió ayer detrás de la “resignación cristiana”, y se mostró más como una víctima que como un responsable, esto es, actuó irresponsablemente, cuidando su sueldo. Ya posee el peor resultado en unas elecciones locales en la ciudad de Córdoba, donde él mismo se auto impuso de candidato. Se perdió la Diputación Provincial, por primera vez en la etapa democrática moderna. Ayer mismo, consiguió el peor resultado de la historia, en la ciudad de Córdoba, en unas elecciones generales. Ahora, se acercan unas elecciones andaluzas, y el póquer de derrotas puede consagrar, definitivamente, a Durán como “fenómeno político”.

Él pensará que no le ha ido tan mal, puesto que ha colocado al “ciclista” Hurtado, a la “gongorina” Costa y a la “novata” Flores, que son de su onda. Incluso le ha venido bien que haya fracasado la exministra Aguilar (como se lo estará pasando la Calvo, claro). Pero lo cierto es que su ejercicio de la secretaría general no se puede considerar brillante. Tiene a su favor el miedo de los “renovadores”, que no son tales, como siempre apunté, sino que son los que se van quedando sin cargo del que vivir, o quienes temen perder el que ahora tienen. Los considero corresponsables de este proceso de autodestrucción controlada, por su falta de valentía cuando habría que propiciar un nuevo rumbo político.

Durán no está solo. Su poder parte de Sevilla, de la organización andaluza que ahora asume el protagonismo absoluto en el vía crucis socialista. El “prometedor” Griñán, ni siquiera ha pensado en tirar la toalla, tras perder casi 900.000 votos, y dejar que sea otro el candidato. Muy al contrario, ha mandado cerrar filas a los secretarios provinciales. Esto es siempre así: cuando las cosas van bien lo mejor es estar juntos para no estropearlo, y cuando van mal, para que no se estropee mal. El objetivo es siempre que el aparato pueda hacer lo que considere oportuno, burlando la posición de las bases. Ha dado órdenes de que no haya conflictos internos en el próximo congreso federal y quiere que el PSOE andaluz vaya unido a ese cónclave. Dificil será, porque lo lógico es que el congreso federal cuente con varios candidatos a la secretaría general, y Andalucía no podrá aislarse. Es más, a Durán le quedan pocos cargos que ofrecer, y cada vez son más los agraviados. Es el caso de la eterna Luna, que se ha visto sorprendida por el nombramiento de David Luque como director general de Comercio, un puesto para el que ella se veía como la mejor candidata por su experiencia en la promoción del caracol.

La formación de listas para las andaluzas se va a mezclar con el congreso federal y, teniendo en cuenta que las expectativas electorales no son buenas, los puestos de salida serán pocos. Esperar que las experiencias de gobierno del PP en otras comunidades autónomas y, pronto, en el gobierno central, choca con los datos de paro que martillean cada mes. También seguirán en guerra los funcionarios de la Junta, que ganan, uno tras otro, todos los recursos interpuestos. Seguirán sorprendiéndonos los ERES fraudulentos. En fin, el cansancio de 30 años de gobierno y las ansias de cambiar, no dejarán de estar presentes en el día a día. El ejemplo de Cataluña donde, a pesar de los recortes y de las manifestaciones, CIU ha ganado por primera vez las elecciones, nada más y nada menos frente a la “sargenta” Chacón, es muestra de cómo está el vecindario.

El caso de Córdoba va paralelo, y el PSOE ha visto como ha perdido 70.000 votos en la provincia y 30.000 en la capital, que han ido a la abstención, a IUCA, a UPyD o al PP fundamentalmente. El porcentaje de votación ha estado parejo al de otros comicios, por lo que el vecindario ha tenido voluntad expresa de no votar al PSOE. La izquierda vuelve a ser plural, y ni el Padrino Durán, ni la “traidora” Aguilar, son los más adecuados para entablar nuevas relaciones de colaboración y entendimiento. Entiéndase que la única opción de gobierno para Andalucía alternativa al PP es la unión de PSOE e IUCA, con la posible sorpresa de UPyD (en permanente ascenso) o la recuperación del PA. El PP ha consolidado el cambio de tendencia política de las municipales, y Durán ni se inmuta ni se siente responsable. Ya ha perdido consigo mismo como estrella, y con el último fichaje transfuga, ¿qué nueva estrategia pretende aplicar? ¿Con qué espadas intentará contar para las andaluzas? Dejarlo que siga “innovando” es el suicidio colectivo del PSOE.