Archivos para el tag ‘Carmen Sousa’

Gobierno municipal: 2ª parte

Juan Andrés de Gracia | 8 de mayo de 2012 a las 19:43

A la par que el gobierno de los “19 escalones” estaba reunido escuchando la remodelación de gobierno, publicaba ayer la entrada sobre la necesidad de esa remodelación. Les aseguro que la coincidencia temporal se debió, exclusivamente, a eso, al azar, eso sí, basado en un análisis de la situación del ayuntamiento que pedía a voces los cambios. Desde luego, por mucho que se empeñe Maquiavelo Torrico en hablar de que esta remodelación estaba anunciada, la realidad, que se puede comprobar en la hemeroteca, es que solo se hablaba de “breves retoques” motivados por la entrada de Culebrón Pedraza. Al final, no solo ha habido cambios de delegaciones, sino de la misma estructura de gobierno, lo que refleja que, la existente hasta ahora, se ha demostrado ineficaz en gran medida, y que la Casa de los Muchos (eso de ser el gobierno más extenso de la historia de la ciudad), provoca disfunciones al atomizar la toma de decisiones. En una entrada antigua ya me mostré favorable a que se renunciara a los nombramientos por Ley de Grandes Ciudades por innecesarios.

Por tanto, mi primera impresión no puede ser sino positiva, por el hecho de que se intente enderezar un barco que navegaba a la deriva. Ahora, solo les falta reformular el programa de gobierno, puesto que el electoral ya no es válido, ante su incumplimiento continuo, que se hará evidente cuando se cumpla un año de gobierno local. Maquiavelo Torrico intoxica y confunde cuando reclama, de nuevo, el empleo como el motivador de esta crisis de gobierno. La importancia que se le dio a la reducción de áreas queda ahora corregida, al aumentar de cuatro a cinco, lo que se acompaña con la desaparición del invento de los “órganos colegiados” por alegales e inútiles. La lástima es que, lo que ha hecho el pluriempleado Nieto, es componer un puzzle para los retos inmediatos del próximo año, perdiendo la oportunidad de hacerlo para los tres que quedan de mandato.

El alcalde en prácticas, Nieto, ha dispuesto, como he dicho antes, cinco áreas, y ha puesto al frente de cada una a un miembro de su núcleo cercano. La primera, la de Presidencia, con Maquiavelo Torrico al mando. Con él, cuatro delegadas débiles: las recién llegadas Culebrón Pedraza y Verito Martos, así como la Benefactora Córdoba y la Periférica Ruiz. Lo más llamativo es la degradación de la ingeniera Ruiz, motivada por sus conflictos con el vecindario, quedándose con una delegación sin obras que hacer. Lo más provocador es el nombramiento de Miss Pedraza al frente de Igualdad, que imagino no ha sido nada bien recibido por los colectivos de mujeres. A la ociosa Córdoba, se le obliga a trabajar algo, al ponerla al frente de Participación, justo cuando tiene levantado el movimiento ciudadano.

El área de Hacienda acoge a Duracell Rojas y recupera a la hiperactiva Sola, bajo el mando del becario Bellido. Lo del Abuelo Rojas no deja de ser una jubilación anticipada, dedicado a los caracoles, la venta ambulante y las rebajas. Volver a poner a Sola, la fiera, al frente de Personal, significa la derrota de los modelos del liquidador Navas, por mucho que fuera asesorado por CECO. Se busca una persona que conozca la administración y que conozca cómo se negocia con empleados públicos. TíoGilito Bellido se queda, así, al frente del plan de ajuste, con una economía encauzada y pendiente de que no se le desmande la partida de personal.

El liquidador Navas ha pasado directamente al área de Promoción, donde su función va a ser más necesaria. Encargarle del des-empleo, es encargarlo de cerrar el  IMDEEC. Además, sigue con Cecosam en su camino hacia la privatización, y acoge al Reina Padre para tutelar el fin del IMDECO. Para endulzar la labor, se incluye a Sor Caracuel, convertida en Reina de las Fiestas, tras puentear a Fray Jaén; y a Bonachón Moreno Calderón, que continúa como un pelícano entre tanta gaviota. Dar a AgroNavas la competencia de Turismo, es reconocer que se va a centralizar toda la política turística en Diputación. La anécdota de Agricultura, es un capricho personal, por mucho que se venda el proyecto virtual de Agrópolis.

Pelotazos Martín encabezará el área de Urbanismo, y consolida sus competencias, olvidando el tripartito que formaba con Comercial Sousa y Primo de Jurado. La primera, continúa en el área, pero convertida en la sargenta Sousa, al frente de Seguridad, abandonando sus promesas de agilizar licencias. La superintendenta Tamayo se centra en el tráfico y Aucorsa, compensándola con una tenencia de alcaldía, pero siendo víctima de su mala relación con los sindicatos. Por último, se asila a Fray Jaén, convertido en el Florido Jaén, en una labor que se prevé, por suerte, sorda. Eso sí, se le reserva su penitencia gustosa: La Semana Santa.

Como área marginal queda el de Familia, pues, Mª Jesús, la Botellona, por razones de equilibrio interno, va a la Diputación, posiblemente, con puesto de vicepresidenta. Y la Glamurosa Arcas retorna a Educación, a pelearse con las peticiones de los colegios, tras una triste gestión al frente de Mujer, donde solo se le recuerda las subvenciones a entidades antiabortistas. Y eso que insisten en que mantienen el estado de bienestar. Habrá que ver si mejora algo tanto cambio.

Remodelación del gobierno municipal, ya

Juan Andrés de Gracia | 7 de mayo de 2012 a las 20:23

El pluriempleado Nieto esperaba la victoria en Andalucía para impulsar su labor de gobierno. Recordemos que, en plena campaña electoral, reveló algunas de sus mejores bazas: Centro de Convenciones, Metro-Tren, Proyecto Agrópolis, … Lo cierto es que, pasado el 25-M, estos proyectos se han adormecido y las únicas noticias de la Casa de los Muchos son las que se refieren al plan de ajuste-pago de proveedores y a las fiestas de la ciudad. Es significativo que el Cecogobierno se haya desinflado, casi por completo, tras no ganar el experto en oposición, Arenas, las elecciones. Primero, el Masa Carreto se desentendió del proyecto de Centro de Convenciones, chivándose de que era una idea del joven Nieto y, ahora, critica el cierre del IMDEEC sin ser siquiera escuchados.

Nieto, el del centro, no ha podido así enviar a algunos de sus compañeros de Capitulares a la Junta de Andalucía, siendo la excepción la Hippy Alarcón. Aún no ha cubierto su baja (parece que será mañana) y tampoco la de Primo de Jurado, tras su nombramiento como vocero del gobierno en la provincia. Todo hace pensar que, en estos días, anda más preocupado de estar en los cambios que pueda sufrir su partido en Andalucía, que en los problemas de la ciudad. En breve, la estrategia de gobierno centrada en la herencia tocará fin y parece que, lamentablemente, va a ser sustituida con el enfrentamiento partidista con la Junta de Andalucía. Pero no hay que olvidar que hay un proceso de reforma de la organización de la política urbanística, la de empleo y la de deporte, al margen de otras decisiones sobre servicios puntuales (grúa, escuela infantil, …). Para afrontar esos cambios, debería contarse con un gobierno fuerte que no se dedique, exclusivamente, a rebajar partidas sin ton ni son.

Solo hay que repasar los nombres de Comercial Sousa, Glamour Arcas, Verito Martos, la Botella bis o la Benefactora Córdoba para preguntarnos a qué se dedican. O recordar a Fray Jaén o Sor Caracuel empeñados en su mezcla de fiesta y religión. Reina padre, no sabe o no contesta, mientras otros mangonean el IMDECO, y Duracell Rojas se ha convertido en pensionista de primera calidad, tras decidirse el cierre del IMDEEC, mientras pega codazos para hacerse con el área de Turismo. La superintendenta Tamayo y el Bonachón Moreno Calderón intentan gestionar sus áreas, pero parece que cuentan con poco apoyo. La periférica Ruiz se aburre al no tener obras que acometer y, mientras, se pelea con el vecindario, y Tristón Martín sigue a las órdenes de lo que digan los empresarios, mientras paraliza todos los planes urbanísticos pendientes. Está claro que aquí todo se lo guisan y se lo comen Maquiavelo Torrico, el becario Bellido y el liquidador Navas, más algún asesor o directivo del segundo nivel.

El pluriempleado Nieto, si le dejan sus múltiples obligaciones, debería darse cuenta que, en un mes, habrá cumplido un año al frente del ayuntamiento, y que lo que era su prioridad, el empleo, no solo no ha mejorado, sino que ha seguido la pérdida de puestos de trabajo. Ni siquiera la apertura de Leroy Merlín. Primark y la inminente de Hipercor han conseguido evitar que superemos los 45.000 parados. Las estrategia de la ciudad en torno a la cultura, se ha deshecho tras no ser nominados para 2016, y el emblema de diez años, el centro de congresos, ha sido demolido antes de empezar a construirse. Los únicos instrumentos que teníamos para generar desarrollo económico (IMDEEC, Gerencia de Urbanismo y Procórdoba) están a punto de desaparecer. Y Vimcorsa, al ralentí, para que no se enfanden los constructores.

En esta situación, y con la perspectiva de tres años sin procesos electorales en la ciudad, es el momento de que reformule su proyecto de gobierno, si es que tenía uno, o, en caso contrario, que lo formule. Su antecesor, el engominado Merino, se encontró en este mismo periodo de gobierno con el préstamo sindicado de más de 30 millones de euros, al cambio; el descenso vertiginoso de intereses que le permitió renegociar préstamos; y la excepcionalidad de poder pedir un préstamo de 200 millones de euros, también al cambio, para cubrir deuda a corto plazo. Todo ello originó suficiente margen presupuestario y liquidez para invertir en todos los barrios, y para mantener la estructura municipal. Su problema era no tener mayoría en el pleno. Ahora, el gobierno local se ha encontrado con el “regalo” de permitirle pagar proveedores mediante endeudamiento a largo plazo, pero a cambio de reducir su capacidad de acción; se ha encontrado una ciudad poco reivindicativa porque los fondos FEILS, FEELS y Proteja, aunque los critiquen, resolvieron muchos de los problemas pendientes; pero no tienen margen presupuestario ni tesorería suficiente. Eso sí, cuentan con mayoría absoluta y UCOR de suplente. Es la hora, pues, de que actúen, de que dejen de buscar excusas y gobiernen.

Se acabó la fiesta: gobiernen y opónganse

Juan Andrés de Gracia | 7 de enero de 2012 a las 13:08

Demostrado, la “Casa de los Muchos” no tiene más estrategia que la distracción y la diversión. Veámoslo. Por un lado, el becario Bellido se dedica a vender las virtudes de un presupuesto que tiene muchas carencias. Sin que nadie se lo pida, se dedica a decir que se mantiene el gasto social y cultural, y ya saben aquello de “excusa no pedida …”. Su apuesta por subir los impuestos ha quedado respaldada por el mismo “Manostijeras” Rajoy y “Mamita” Soraya. Continúa con su táctica de “que viene el lobo” en cuanto a nóminas, proveedores y pagos en general. Ahora tendrá que evitar generar, de nuevo, el déficit que, mediante trucos contables y préstamos, ha hecho desaparecer, pero que existe en la gestión municipal. Si no existiera ese déficit, no tendría necesidad de parecer Freddy Krueger asustando a diestro y siniestro. Tendrá que meter en cintura al resto de los “19 escalones”, incluido al joven Nieto.

Paralelamente, Maquiávelo Torrico se ha escondido para ir preparando los recortes que, en materia laboral y de prestación de servicios, aflorarán tras las elecciones andaluzas. Su trabajo está dedicado, por un lado, a preparar la campaña de las andaluzas con el dinero que le pagamos los cordobeses, pero además dirige los hilos de los gerentes venidos del frío, como “pistoleros” a sueldo, ¡y vaya sueldo! El objetivo es que metan en vereda a los sindicatos y, alternativamente, desmonten el entramado de servicios públicos para que el sector privado se quede con lo que sea rentable. En esa labor tiene el bastión de Rafael Navas, que se pensaba que esto era una empresa de lacteos y se ha encontrado con la burocracia administrativa. También está, en la sombra, la “pragmática” Sola, si es que no acaban por hacerla Subdelegada del Gobierno.

Tristón Martín se encuentra encerrado en la Gerencia, evitando tener reuniones ciudadanas. Su labor es preparar soluciones para los suelos que le explotan en las manos a las cajas y bancos. Para ello, le están dando vueltas a como cambiar el PGOU y el Plan del Casco lo más rápido posible. También tiene que ver como hace que a los parcelistas le cueste más barato legalizar sus propiedades, pero en plena crisis no es fácil. Lo de construir vivienda y aparcamientos nunca fue lo suyo, y hará lo mínimo imprescindible para que no se enfanden los promotores. Tiene por delante el Plan Sierra y el de Caballerizas Reales donde hay demasiados intereses contrapuestos que vencer y convences. Por todo ello, está haciendo gala de su táctica negociadora “a-purada” y parsimoniosa, practicada con discreción. Lo que no puede evitar es que el “socioconcejal” Gómez, día tras día, pregunte “qué hay de lo mío”. Todo ese trabajo oscuro saldrá en primavera.

La “superintendenta” Tamayo ya sabe que lo tiene complicado con la calle Cruz Conde, los taxis, y otros conflictos encallados. Querer basarse en informes técnicos, para solucionar problemas políticos, no le está dando resultado. Sólo le falta que le crezcan los “enanos” del Área de Seguridad. Todo dependerá de si les pagan horas extras o no Le ha restado protagonismo a la “Hippy” Alarcón en su exilio de Diputación. Charini. vive de las estadísticas, pero no consigue ofrecer al sector el centro de congresos que necesita. Su guerra por hacerse con parte del IMDEEC parece no dar resultado. Eso, a pesar de que Duracell Rojas no consigue sino crearse enemigos en los sindicatos y empresarios. Ya no es el que era y ni siquiera puede ahora lucirse en su labor de “showman” en los plenos. No es el único.

Por otro lado, tenemos el “cuerpo de baile” del localcatolicismo, dirigidos por Fray Jaén y “Saraos” Caracuel dedicados a actos religiosofestivos que distraigan al vecindario. El resto del equipo tienen poco que hacer excepto presumir de sus nuevos cargos y sueldos. Hay casos como el de Comercial Sousa, Primo de Jurado o la misma cuñadísima Botella, que aparecen esporádicamente en busca del sitio que no han conseguido. Otros han de pelearse con el vecindario, ofreciéndoles recorte tras recorte, y sólo saben ser oposición a la Junta. Hasta ahora, el que baila con la más fea es Reina Padre, empeñado en cambiar los sistemas de gestión de la política deportiva, para lo que tiene que dejar en la estacada a los colectivos deportivos. Toda una paradoja. Hay que destacar aquí la ilusión y ganas del “Bonachón” Moreno Calderón, que tiene el reto de mantener la calidad cultural heredada, en un equipo donde puede lo religioso. De hecho, el próximo trabajo central será la Semana Santa.

Pero no se pierdan a la oposición. Por un lado, UCOR sigue enfrasacado en vivir del desconocimiento. Nos vendieron que eran profesionales con ideas nuevas, apolíticos, claro, o sea, de derechas, también clarísimo, pero, por lo visto, no se entienden ni entre ellos. IUCA, es un monólogo de Paco Tejada en defensa de la gestión realizada. El resto de componentes del grupo parece que tienen bastante con ir de reunión en reunión. Ni siquiera son capaces de mantener su presencia ciudadana. Les vendieron ser gobierno y por poco acaban en el grupo mixto. Algo parecido le sucede al PSOE, que ya han conseguido que nadie se atreva a hablar, excepto cuando el Padrino Durán les da permiso. A ellos les agrada no tener que aguantar al vecindario y prefieren la familia, en su amplio sentido.

Y acabo con el joven Nieto. Se le ve feliz, inmerso en la ola favorable al PP, viviendo de la inexistencia de alternativa y de oposición. Sabe que no tiene más adversario que su propio equipo y más enemigo que la crisis. Ha guardado el programa electoral y el de gobierno y se ha puesto el traje de víctima. Ya ha podido hacerse fotos con Nadal, con ministros peperos y hasta con los Reyes Magos. Ya debe saber lo que es el poder. Otra cosa es que sepa lo que quiere hacer con él. Por lo pronto, el número de parados y de cierre de empresas, sigue creciendo en la ciudad, y no se le ve con la ideas claras de lo que puede hacer. Hasta ahora le valía meterse con Griñán o ZP, pero pronto no tendrá con quien hacerlo, y, además, llevará ya un año en el gobierno y la herencia será un recuerdo. Al menos, está disfrutando de los llenos de un estadio de fútbol que representa lo peor del cogobierno saliente. Y es que el que no se consuela …

De Marshall a Plácido

Juan Andrés de Gracia | 8 de diciembre de 2011 a las 13:16

Las películas de Berlanga han sido siempre un fiel reflejo de la forma de sentir y de vivir de la España profunda, que ahora vuelve con fuerza. Lo que no podía sospechar, es que la Córdoba del joven Nieto, al que veo más seguidor de Mariano (Ozores), se inspirara en la obra del genio del cine español recien fallecido. Cuando el otro día. el señor obispo convocó por su cuenta a la prensa para hacerse una foto bendiciendo el Belén municipal, a Rafael Carlos Mendoza, periodista de El Día de Córdoba, excelente cofrade, no se le ocurrió otra cosa que retrotraerse a la película de Paco Martínez Soria, “Se armó el Belén”, para titular su reportaje del encontronazo protocolario entre Fray Jaén y Don Demetrio, el de la catedral musulmana, o el de la Mezquita cristiana, como prefieran.

Lo que no podía sospechar Mendoza, es que, para solucionar que el alcalde no quedara de segundo espada en un proyecto municipal, se inspiraran en la película “Plácido” de Berlanga y pusieran un “pobre a la mesa” para inaugurar el alumbrado navideño. Porque, no me digan que no es obra de buen cristiano de derechas, irse a las Palmeras, a traer un niño a encender el alumbrado del bulevar. No me negaran que esa toma del poder del mando del alumbrado por un vecino menor de edad de Palmeras, no es mejor que ponerle alumbrado a su barrio. Está claro que el alumbrado es para atraer consumidores, y quién va a ir a las Palmeras a comprar, pensarían Comercial Sousa , la “ingeniera” Ruiz y la “tradicionalista” Caracuel, intentando convencer al “sociolisto” Bados, del maravilloso espectáculo que son los “autos locos” del Bulevar. Mejor, traerse una alma pura de las Palmeras al centro de la ciudad, y así reforzar que el alumbrado de este año es el más pobre y excluyente de la historia reciente. Además. se evita quedar mal con Don Demetrio, el látigo de infieles, y, si hay críticas, se las lleva el infante, al que, por cierto, usaron vilmente.

Casi a la misma vez, resurgió el “fantasma vivo de Cajasur”, que fue el encargado de bendecir el Belén de los peperos de la Diputación. No me negaran que no es morboso que, por un lado, el obispo bendijera el belén municipal y, por otro lado, se llamara al “recordado”, y no por sus méritos, cajero, Don-Miguel, “el gourmet”, para emularle en la Diputación. Es como si hubiera dos PPs gobernando y dos jerarquías eclesiales compitiendo entre sí. Ya conocíamos las guerras de poder entre el obispo Martínez y Castillejo, con la victoria por KO del último gracias a nuestro dinero, y creíamos que, tras su lucrativa jubilación, las aguas se habían calmado. Pero no, resurgen con fuerza en torno a un símbolo básico de la religiosidad popular, como es el Belén. ¡Si Francisco de Asís reviviera! Posiblemente, repudiaría su creación.

Pero es que la presencia del “insigne” financiero, al que tanto debemos, nunca mejor dicho, y la de un niño pobre inaugurando el alumbrado, me recordó la inauguración de las Tendillas, cuando el engominado Merino entregó las tijeras de la cinta al entonces mandamás de Cajasur, para que abriera la plaza en agradecimiento al apoyo recibido, terrenal, por supuesto. Me refiero al préstamo sindicado de 5000 millones de pesetas que lideraba Cajasur, y que se le negó durante seis meses al gobierno del Honesto Trigo, asfixiándolo, y que, rápidamente, se puso a disposición del PP para que gobernara sin problemas financieros. Ese día, para ocultar el escándalo de que la plaza fuera inaugurada por alguien sin mérito ni razón alguna para hacerlo, también se usó un niño para suavizar la foto.

Si Merino, una de las primeras cosas que hizo fue visitar al Obispo y entrar bajo palio a la iglesia de san Rafael, ahora, el joven Nieto y su escudero eclesial, Fray Jaén, han puesto todo lo necesario para la Jornada Mundial de la Juventud en honor a Ratzinger, o ha recuperado a la Virgen para la procesión y el cartel de la velá de la Fuensanta, cual cruzado en Palestina. Así estamos inmersos en una Navidad plenamente católica, con el Belén privatizado en Santa Victoria y de bendición en bendición, y presagiamos, según me confiesan algunos peñistas, que acabará con una Cabalgata más propia de la Semana Santa. Por cierto, que aun tenemos que ver si nos cierran las calles para el paso por la carrera oficial de los distintos pasos, y sacar dinerito calentito de los palcos que el señorío cordobés desea alquilar.

No hace falta que me recuerden que toda esta parafernalia haría las delicias de la exministra y sus acólitos, título que les viene que ni pintado, Candelario o Cuadra. La exalcaldesa, que era en sí misma una y trina, esto es, Don Camilo, Pepone y Rosa, con permiso de Giovanni Guareschi y Fernandel. Ella, que se apartó del caliz amargo de la alcaldía y ascendió a los cielos del Consejo de Ministros, previo paso por el limbo de la consejería de Obras Públicas para expíar sus culpas. Ella, que ha sido ahora redimida de sus pecado de infidelidad política, con un acta en el Congreso de los Diputados, aunque para ello ha tenido que pasearse por la campaña electoral con la cruz de Antonio Hurtado, otro converso a la secta rosista, a cuestas.

Si el mandato del joven Nieto ha recordado a “Bienvenido Mister Marshall”, por “sus éxitos” sobre la Capitalidad y los Patios, su Copa Davis no ha sido sino un gran fuego de artificio similar al que lanzaban en “Calabuch”. Espero que no haga caso a Fray Jaén y a Charini Alarcón, porque es capaz de recuperar la aparición fraudulenta del Cerrillo para atraer turismo, como sucedía en “Los jueves, milagro”. Que no se fie de “esa pareja feliz” que forman Maquiávelo Torrico y el becario Bellido, ni el “Tamaño natural” de Duracell Rojas. Ya sabe que ha de buscar verdaderas inversiones en la ciudad, pero no al estilo de “La escopeta nacional” convirtiendo a Rajoy o a Arenas en el Marqués de Leguineche, tal y como el engominado Merino hizo con Alvárez Cascos con su labor de “celestina”. Que viaje si es necesario de “París a Tombuctú”, porque sabe que el paro puede ser su “verdugo”.

Rebajas prenavideñas del PP

Juan Andrés de Gracia | 16 de noviembre de 2011 a las 19:29

Fue muy publicitado el nombramiento de Comercial Sousa como parte de la Santísima Trinidad de la Gerencia de Urbanismo, acompañando a Tristón Martín, que se va a dedicar a lo serio, a recalificar suelo, y a Primo de Jurado, que aún no sabe a qué se dedica. Bueno, Sousa, realmente, comparte esa presencia al frente de Licencias con su nombramiento como delegada de Comercio, que depende del área de Promoción de la Ciudad. Pero, la verdad es que tener dos sillones no le ha asegurado poder político ni de gestión, y que, más bien, su tiempo lo pasa desplazándose de un despacho a otro. Eso sí, siempre con su parada para un café, para una cerveza o para ver escaparates, que por algo es su responsabilidad. Aún recuerdo las relaciones estrechas entre Durán-2, la caprichosa Candelario y la eterna Luna, que tan buenos viajes y salidas compartieron, con sede en San Pablo 2, demostrando una hermandad femenina exenta de cualquier ideología.

Se estrenó Comercial Sousa, anunciando el “bálsamo de Fierabrás”, perdón, las licencias “express” que no parece haber surtido efecto, porque el tipo de negocio que se puede acoger a este sistema, es reducido y, además, son los que menos problemas ocasionan en su tramitación. De hecho, desde la Gerencia de Urbanismo se permitía, sin más, abrir con la mera solicitud de licencia, mientras no se ocasionaran molestias al vecindario. Lo que es evidente, es que la ciudad no ve florecer los negocios, sino que siguen cerrando con una frecuencia desalentadora. Desde entonces, no hemos sabido nada sobre el trabajo que desarrolla la concejala. Pero es que además, sus compañeros de “los 19 escalones”, no hacen sino darle disgustos.

Lo más noticiable, es la guerra entre el joven Nieto y Comercio Córdoba sobre el futuro de la calle Cruz Conde. Las promesas electorales se le vuelven cañas a los peperos, y prefieren la política de hechos consumados, que abordar desde la racionalidad una planificación de la movilidad del centro. Por ahora, parece que los comerciantes, con el “sociolisto” Bados al frente, van ganando, ya que se mantiene el carácter totalmente peatonal de la calle y se acepta que el tráfico se incremente en el Bulevar. La superintendenta Tamayo no se ha visto en otra peor y, aunque anuncia bazas para próximos meses, la verdad es que entre la navidad y las rebajas, no parece haber capacidad, en el gobierno de los muchos, para llevar la contraria a los comerciantes.

Sobre aparcamientos, la posición de Tristón Martín, que debería darle alegrías a su compañera, es la paralización más absoluta. Se han encontrado con un completo Plan de aparcamientos del que se había iniciado la contratación de aquellos que afectaban a los centros comerciales. A estas alturas, y tras el parón marcado por el presupuesto 2012, sólo se ha acabado el adecentamiento del solar junto al cementerio de San Rafael, pero aún no han facilitado su gestión por los comerciantes de Viñuela-Rescatado. Peor es, la indefinición en que se encuentran, tanto el aparcamiento de Lepanto como el del Marrubial. El primero, se ha quedado sin empresa que lo construya y gestione, y el segundo, continúa dependiendo de que se construya o no el primero. Mientras, sigue cerrado el solar que en Lepanto servía para dar aparcamiento a la zona. Los aparcamientos de Plaza de Toros y de Valdeolleros, que deberán dar vida a los centros comerciales de Ciudad Jardín y de Valdeolleros-Santa Rosa, respectivamente, siguen esperando que le den licencia. Curiosa paradoja, puesto que los promociona Vimcorsa (que dirige Martín), y la licencia la debe dar la Gerencia de Urbanismo (que comparten Martín y Sousa). Parece que son incapaces de darse respuesta a sí mismos.

Para la Navidad, el comercio ve con resignación la reducción casi absoluta del alumbrado de Navidad. El PP, que siempre defendió la máxima extensión en calles y en días del alumbrado, han tomado la decisión de restringirlo a lo que haga el Corte Inglés y poco más. Aún no han sido capaces de contratar la instalación, lo que ya supone que no pueda funcionar para primeros de diciembre, como era costumbre y ellos exígían el año pasado. Además, las calles a iluminar bajan a menos de 30. Sin quererlo, se han convetido en seguidores de la Plataforma sobre el Clima, que, anualmente, se manifestaban solicitando precisamente eso: menos días y menos calles. La verdad es que lo único que han comprendido, no hay nada como gobernar, es que Endesa no puede hacer tanto negocio a costa del bolsillo de los cordobeses. Lo que es inaúdito, es que el comercio esté callado ante este recorte por el que tanto lucharon. Por algo similar, se enfrentaron al PP en la época del engominado Merino.

También hay que recordar que, las promesas de rebajas de impuestos y tasas para el comercio, ha quedado en nada, ya que suben un 3% de media y, la única novedad introducida en las bonificaciones para creación de empleo, ha sido en el IAE, del que las pymes y autónomos ya están exentos. Igualmente, se paraliza el programa de urbanismo comercial, esto es, las obras que mejoraban calles de los centros comerciales para facilitar su accesibilidad. Respecto al sector de ambulantes y los mercados municipales, al que tanto defendieron, sólo sabemos que lo visitan, como todos, para repartir propaganda. Espero que Comercial Sousa no acabe como el aspirante a fenómeno Durán, defendiendo los caracoleros como el futuro de la ciudad. Temía que, para emular sin copiar al “Padrino” de los socialistas, hicieran una asociación de castañeros.

Por último, ha que reconocer que el PP, que tan bien se llevó con el Corte Inglés, al que le permitió la construcción ilegal de su última planta sin que le costará la más mínima sanción, sigue fiel a su amor a la gran empresa. No sólo le ha ampliado las bonificaciones por IAE, sino que vive suspirando que, Leroy Merlín o Hipercor, abran sus negocios. También han aprobado ya una modificación de un plan parcial de la zona del Tablero-Patriarca para que se instale una nueva gran superficie, aunque lo visten como mejora de las viviendas a construir. No quiero pensar que están detrás de que Ikea desembarque en la ciudad. Lo digo porque siempre hablan de pymes, pero sólo trabajan para los grandes mercaderes. Y ellos, que son de fe cristiana, ya saben lo que pasó en el Templo.

Supergererencia

Juan Andrés de Gracia | 27 de septiembre de 2011 a las 18:08

El fichaje más caro del verano para el “gobierno de los muchos” del joven Nieto, por fin ha comparecido ante los medios de comunicación, y ha hablado. Juan Luis Martínez, convertido en una especie de supergerente 86, no sabemos si con zapatófono o no, que son épocas de austeridad, lo primero que ha hecho es aclarar que lo suyo no es el urbanismo ¿?, y que va intentar poner orden y mejora en la gestión de la Gerencia… de Urbanismo ¿?. Se le ha olvidado hacer referencia a que se ha anunciado, por quienes le han contratado, que se confía en él para unir Gerencia, Vimcorsa y Procórdoba, y para crear una especie de “holding” entre Sadeco, Aucorsa, Cecosam y Emacsa. Tras su “puesta de largo”, queda claro que el “gerente” técnico, o sea el que sabe de Urbanismo, va a ser Ángel Rebollo, que ya fue gerente en la época de Merino/Martín. Aún tendría que explicarse por qué se ha confinado al gerente saliente, Paniagua, a una Procórdoba moribunda llamada a desaparecer.

Desde luego, no sabemos si Martínez fue consultado sobre ello, no parece que la decisión de repartir la Gerencia de Urbanismo entre tres concejales (además de Tristón Martín, están Comercial Sousa y Primo de Jurado), sea la mejor manera de empezar un nuevo camino. Tampoco sabemos cuál va a ser su margen de decisión o de influencia real en la acción de gobierno. En el ayuntamiento de Córdoba, se han encargado cientos de informes de mejora de gestión de servicios, que luego han quedado en los cajones, cuando la visión política y los compromisos laborales se tienen en cuenta. En cualquier caso, el margen de actuación que tiene no es demasiado amplio, puesto que la Gerencia tiene que seguir funcionando.

Supergerente Martínez, tiene que saber que su objetivo no es hacer una tesis doctoral, sino crear algo que sea operativo y eficaz. También debe darse cuenta que la Gerencia de Urbanismo no debe ser una máquina de generar ingresos, para lo cual sólo tenemos que ponernos al servicio de cualquier “iluminado” que presente propuestas alocadas, o plantee naves en lugares imposibles. La primera función de la Gerencia debe seguir siendo controlar, ordenar y gestionar el urbanismo de la ciudad. No es una gestoría que trabaja para sus clientes, sino que se debe al planeamiento y a la legalidad vigente. Me consta que el eficaz Rebollo lo sabe, pero este tal Martínez es un teórico de la gestión.

Parece mentira que se atreva a dar un dato de endeudamiento del ayuntamiento como si fuera una novedad, cuando recientemente se ha elaborado una auditoría que ha dejado muy claro cuál es la situación económica municipal. Parece que se ha aprendido rápidamente el manuel del buen pepero, y es posible que pronto nos confiese que no se ha podido poner un telegrama, con los 300.000 euros que dice tener en caja y olvidando que cada mes recibe una aportación ordinaria de unos dos millones del ayuntamiento de Córdoba. No voy a negar que Gerencia valora, en esa misma auditoría, que sus necesidades mínimas son algo más altas, unos 2.500.000 de euros mensuales. Lo que es evidente es que el sueldo del supergerente Martínez no colabora a la austeridad ni al equilibrio presupuestario, al superar ampliamente el sueldo del propio alcalde.

La deuda del ayuntamiento es alta pero no es insoportable, y sin duda es aconsejable no incrementarla. Pero, por ejemplo,” los 19 escalones”, al aceptar endeudarse en unos 17 millones procedentes del ICO para pagar proveedores, entre ellos, algunos de Gerencia de Urbanismo, no está sino cubriendo parte del déficit municipal con ello, y, por tanto, buscando una rebaja del mismo a corto plazo. Ha buscado al final la solución más fácil, endeudarse algo más, quedar bien con los proveedores y preparar una mejora de la liquidación presupuestaria de 2011. Posiblemente no tenía otra opción mejor, pero lo primero que ha hecho el PP es elevar nuestro endeudamiento. También generar gasto no previsto, como el de la semifinal de la Copa Davis, que se ha llevado parte de las economías generadas por la reducción de altos cargos.

La coincidencia en la presentación pública de Martínez, con el anuncio de la no renovación del convenio sobre arqueología con la UCO, puede no ser casual. Por un lado, se reduce gasto de forma rápida en Gerencia y, por otro lado, se hace un guiño a los constructores, que sufren la presión de la normativa sobre patrimonio histórico. El ayuntamiento tiene una capacidad limitada de control de las actuaciones que afectan al subsuelo, y las complementaba con este convenio con la UCO. Ahora, la labor inspectora va a verse mermada. Es curioso que el delegado de Patrimonio, parte de la “Santísima Trinidad” de la Gerencia, Primo de Jurado, admirador de la división azul, se muestra en silencio ante un instrumento útil en defensa de nuestro patrimonio arqueológico. Queda claro que su labor es ser un “jarrón chino” en el gobierno de Nieto.

No se me olvida que ayer también habló Tristón Martín, y anunció que va a “requisar” las dietas del nuevo consejero, el “socio concejal”, para ir cobrándose la deuda millonaria que posee con la propia Gerencia. Esa deuda es complementaria a la multimillonaria que tiene con el ayuntamiento, derivada también, esencialmente, de infracciones urbanísticas reiteradas. Arenal 2000, y en su nombre el concejal Gómez, es el mayor deudor privado de la Gerencia de Urbanismo. Que el ayuntamiento deba dinero a la Gerencia, no es sino algo circunstancial entre hijos de la misma familia. Lo que no explicó Martín, al lado de su flamante supergerente, y no sabemos si este lo sabe, es como va a asumir el paso de sistema de compensación (pagan los promotores) al sistema de cooperación (primero paga el ayuntamiento y luego intenta cobrar a los promotores) para la legalización de parcelaciones. Esperemos que el “gurú” Martínez” empiece a ejercer el mando en esta nueva plaza y nos enseñe los conejos de su chistera. Cobra para que no le salgan gazapos.

Fósiles siglo XXI

Juan Andrés de Gracia | 4 de septiembre de 2011 a las 11:49

El Primer Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba de la época democrática, gestionado fundamenlatmente por el PCE-IUCA, tuvo como uno de sus retos el casco Histórico de Córdoba. El concepto de modernización de las ciudades que imperó con el desarrollismo de los 60 y los 70, era abrirlas al protagonismo del coche, para lo cual los cascos históricos debían dejarse atravesar por viarios de media y alta capacidad, con aparcamientos a uno y otro lado. En Córdoba tenemos el ejemplo de la c/ Gondomar, que aunque fuera de los límites actuales del Casco, representa aún hoy lo que hubiera sido esa opción, a través de las huellas que aún se obervan en los retranqueos de su diseño.

A Manuel Pérez, que le tocó durante ocho años llevar la dirección urbanística de la ciudad y, por tanto, la aplicación del PGOU, le gustaba recordar que en la memoria del Plan se hacía mención a que, si no sabíamos qué hacer con el Casco Histórico de Córdoba, mejor dejarlo morir con dignidad. El debate entre la ciudad que nacía y la que se detenía, retrasó los trabajos para contar con un plan especial de protección del Casco y del catálogo de edificios protegidos, que se dilató excesivamente en el tiempo. Los trabajos, que dirigió Francisco Daroca, no estaban concluidos para cuando el PP impulsó el nuevo Plan General. Ello aconsejó que llevarán líneas convergentes desde entonces. Finalmente, su aprobación definitiva se produjo en 2003, pero en expediente independiente.

Ese Plan del Casco, como se le conoce abreviadamente, fue concebido desde un concepto abierto, que permitiera dejar de ver nuestro centro histórico como un decorado que detrás sólo tuviera ruinas, y las calles estuvieran vacías o exclusivamente llenas de turistas. Se preparó un plan que no se olvidaba de hacer del casco, conformado por más de una docena de “barrios”, un lugar para vivir. Pero se chocó con una exigente Junta de Andalucía que lo endureció, reforzando la opción de valor arqueológico y patrimonial del mismo, haciendo más complicada su modernización inteligente. O sea combinar la protección del bien patrimonio material de la humanidad, con la necesidad de hacerlo viable y sostenible.

La ejecución del Plan durante estos ocho años ha sido irregular, con una elevada aportación pública y con muchas dificultades para la participación privada. La aprobación posterior del Plan de accesibilidad ha definido un modelo de movilidad que lo complementa de forma bastante certera. Pedro hoy en día hemos conseguido mantener un Casco reconocible, con actuaciones muy importantes en mejora de la calidad de vida y en protección del patrimonio. Los fondos europeos, municipales y autonómicos aplicados sobre la Ribera, el eje Tendillas-Mezquita o la Manzana de San Pablo (el jardín del Casco), en parte, aún sin terminar, son muestras de aciertos significativos. Lo mismo que me seguirá pareciendo siempre fallida la recuperación de la Corredera, pieza fundamental del centro histórico, puesto que a la importantísima inversión en su reforma uirbanística, no ha seguido un acertado control de los usos, convirtiéndose en un gran bar de gama baja.

Pues, en esas estamos, cuando “el joven Nieto” nos sorprende con el nombramiento de Primo de Jurado, uno de los últimos defensores de la División azul, al frente del Casco y del Patrimonio histórico de la ciudad. Y en la misma línea que ha anunciado Tristón Martín para el PGOU vigente y para el proceso regulador de parcelaciones; o su compañera de tridente, la comercial Sousa, en el proceso de concesión de licencias, anuncia una relectura del Plan del Casco para favorecer las licencias. No se debería ocultar que, a la vez que se aprobó el Plan del Casco, el Ayuntamiento asumió la posibilidad de dirigirlo y aplicarlo, con la sola prevención de que las actuaciones sobre edificios protegidos mantienen la tutela de la Junta de Andalucía, a través de la ley de Patrimonio de Andalucía.

Actuar sonbre un edificio protegido es muy complicado y requiere de una tramitación excesivamente larga. Pero, liberalizarlo puede suponer destrozar valores importantes de nuestra historia. Plantearlo además como una confrontación con la Junta de andalucía, nos lleva a un nuevo intento de llevar el debate al campo electoral próximo. Afirmar que nuestro Casco está más o menos que fosilizado es faltar a la verdad, y menos si procede de un revisionista de la historia. No obstante, como ya he planteado en otras ocasiones, encuentro desequilibrada la primacía de la vertiente arqueológica en el desarrollo del Casco. Debería conjugarse el respeto a nuestro patrimonio, con la necesidad de permitir la inversión privada que nos haga inyectar recursos en el Casco.

El ayuntamiento se comprometió a invertir un 25% de los fondos que consiguiera a través de la gestión del PGOU, al Casco, lo que se ha venido haciendo, auqnue no existe un balance exacto de su cumplimiento. Pero la situación económica municipal, y el parón en la gestión del PGOU por la crisis inmobiliaria, aconsejan favorecer el capital privado. Pero ello, se debe hacer sin renunciar a la defensa de un Casco para vivir y de un respeto a la fisonomía histórica del mismo. No nos convirtamos en fósiles de dinosaurios en el siglo XXI y arrasemos con un trabajo de décadas. Ya sabemos que “los diecinueve escalones” están al servicio del empresariado, que son una delegación de la CECO en el ayuntamiento de Córdoba. Pero los negocios y promociones residenciales que puedan querer establecerse en nuestro Conjunto Histórico, deben partir de las exigencias que ello les supone.

El sistema de modificaciones del Plan del casco para las actuaciones más arriesgadas, no me parece inadecuado. Lo que habría que hacer es conseguir acortar a la mitad los plazos de tramitación que conlleva. No se puede hacer una interpretación literal de los postulados del Plan, sino entenderlos en función de la propuesta que se presente. O sea, las fichas del catálogo y las especificaciones del Plan, no son una Biblia o un Corán que se imponen como una ley marcial. Deberían entenderse como lo deseable, pero estando abierto a lo posible, a las adecuaciones a los usos y necesidades del siglo XXI. Es irrenunciable mantener el modelo de movilidad de “máximo accesibilidad, mínimo tráfico”, que impide cruzar el casco y evitar al máximo la presencia del automóvil en las calles del Casco. Convirtamos los coches, y el liberalismo irrespetuoso con la tradición, en verdaderos fósiles.