Archivos para el tag ‘Elena Cortés’

Asedio a la izquierda alternativa

Juan Andrés de Gracia | 10 de mayo de 2012 a las 21:40

Quien me conoce y sabe de mi trayectoria personal y política, difícilmente me tacharía de “rojo peligroso”. Por eso, siempre me ha sorprendido que, en este blog, haya quien me haya tildado, poco más o menos, de comunista de ultraizquierda. Entiendo que, quien ahora se siente protegido, defendido y representado por toda la derecha pepera, desde el centro derecha a la extrema derecha, jure en arameo y luche porque no gobierne la otra orilla. Pero lo que empieza a incubarse, como el huevo de la serpiente, es una recesión democrática, donde parece que sólo pueden gobernar ellos, que son los propietarios permanentes del poder,  y que hay que “exterminar”, al menos ideológicamente, a la izquierda. A ello aspiraban, cuando han ganado las elecciones municipales, generales y autónomicas, pero todo se les ha torcido con las andaluzas, lo que les ha sentado horriblemente. Tanto, que no han dejado de insultar al vecindario andaluz, por no quedar cegado por el brillo de la gaviota y la vuelta a los valores patrios y católicos.

Cuando el PSOE se salió de su obligación socialdemócrata, y empezó a ser un mero apéndice del gobierno de los banqueros y especuladores, en mayo de 2010, la gente de izquierda sentimos vergüenza, y rechazamos ese entreguismo, sin más explicación, que nos evitaba ser “intervenidos”. Los seguidistas del poder, que siempre los hay, como el aspirante a fenómeno Durán y su séquito, no tuvieron problemas en justificar lo injustificable. Se dedicaron a ser portavoces de la traición a la izquierda, con el mero afan de seguir cobrando del poder. Cuando la conversa Aguilar transformó el proyecto de izquierdas de la ciudad en su proyecto personal y sin ideología, el vecindario también le dio de lado, aunque ella, hábilmente, se buscó el sueldo en otro portal, sin dar ninguna explicación. Por todo ello, la gente buscó un cambio como sea, aunque ello supusiera el gobierno del PP.

Pero han bastado unos meses de más desempleo del gobierno del pluriempleado Nieto, o la hiperactividad recortadora de Marianico el Corto, para decidir que el noqueado Arenas, que iba a ser más de lo mismo, se quedara de nuevo en el banquillo de la oposición, y se optara por dar un giro a la izquierda, dando opción a IUCA para decidir gran parte del futuro de Andalucía. Tanto los peperos como la derecha socialista esperaban que IUCA volviera a subirse al monte, siguiendo al Che Gordillo, pero se han quedado pasmados por la decisión de entrar, y condicionar, el gobierno andaluz. Y aquí han saltado las alarmas.

Dentro del PSOE, siguiendo las palabras del cura Bono, el sector liberal-conservador pretendía un acuerdo con el PP auspiciado por la derecha económica. Esto es, por los mismos que nos han llevado al desastre en que nos encontramos. La extrema derecha, y sus medios, pasaron, de alabar la “honradez” de IU en Extremadura, a tildarla, poco más o menos, que de “pesetera” por no tomar la misma actitud en Andalucía. Todo adobado por seniles líderes de triste recorrido, como el gurú Anguita, que no paran de echar pestes contra el acuerdo de gobierno PSOE-IUCA.

Aseguro que mis distancias políticas y hasta ideológicas con el lince Valderas, la antisistema Cortés y Alatriste Rodríguez, son importantes, pero tanto como las que tengo con la propia “Comeniños” Díaz, o el abuelito Griñán. Pero siempre serán menores que las que tengo sobre la Gilista Oña o el falangista Sanz. Y, en cualquier circunstancia, tienen derecho a demostrar si pueden hacerlo mejor que la derecha mentirosa o que la izquierda traidora. Por eso, no entiendo que el presidente de la Junta haya tenido que ir a ver al empresariado para tranquilizarlo de que gobierne quien ha pedido el vecindario, de forma democrática. Tampoco entiendo que se ridiculice que la Tozuda Cortés diga que promete por imperativo legal, porque es bueno conocer que, como ha dicho el Superviviente Valderas, estar en el gobierno no puede significar dejar de ser uno mismo y olvidar la calle, los problemas y las reivindicaciones sociales. Es más, en otra época, cuando la izquierda llegaba al poder, lo que pretendía era cambiar la realidad, no adaptarse a ya.

Se acerca el 15-M, que de forma sigilosa, paciente, pero constante, ha seguido instalándose en la realidad social, reconvertido en proyectos concretos como Stop desahucios, por ejemplo. La derecha autoritaria ya ha creado la tensión para que no puedan acampar porque, al parecer, eso va en contra de los derechos del vecindario, aunque no nos han preguntado. Lo que importa es provocar, para que se produzcan conflictos con la policía que después se puedan magnificar, para imputárselos a la izquierda. Ya conocemos que quieren enchironarnos por ir de manifestación, y que alguien se desmande. Lo que no les importa es que las calles se tomen por fascistas hinchas futbolísticos, abrazados a banderas y a himnos que animan al odio y a la confrontación. Quizá les moleste que aquí lo que empiece a sobresalir sean opciones de izquierda y no la extrema derecha lepeniana, griega u holandesa. Con ellos, si viviríamos mejor, y si no que se lo pregunten a los noruegos.

 

Córdoba en el nuevo gobierno andaluz

Juan Andrés de Gracia | 6 de mayo de 2012 a las 14:59

La presencia del tecnócrata Planas y de la antisistema Cortés en el gobierno andaluz, no representa que la provincia de Córdoba gane peso en la toma de decisiones del nuevo gobierno andaluz. Planas es una apuesta personal del superviviente Griñán y su relación con la organización provincial del PSOE es, prácticamente, nula desde hace años. Cortés consigue su plaza más como representante del sector duro del PCA que como miembro de la organización cordobesa. Por tanto, las referencias de ambos no son Córdoba y provincia, sino sus respectivos partidos. Planas aporta sobre todo su experiencia en Europa y Marruecos; Cortés tendrá que decidir si adopta un perfil institucional para trabajar con las empresas del sector constructor e inmobiliario, seguramente muy preocupadas con su nombramiento, o si se enquista como baluarte anticapitalista.

Una segunda lectura del gobierno andaluz, sí conlleva mayor repercusión para la provincia. El viejo Griñán ha consolidado su poder, que estaba en cuestión en Andalucía antes de las elecciones del 25-M. Defenestrar a Micalea Navarro, a pesar de ser una persona afín a Rubalcaba; crear un equipo de cercanos (Ávila, Aguayo, …) y situar a “la que manda” Díaz como segunda de a bordo, es un mensaje claro al partido ante el próximo congreso andaluz y provincial. Los “griñanistas”, como el clan Durán, deben respirar tranquilos puesto que su posición queda consolidada, y el sector crítico que se estaba fraguando, podrá ser fácilmente desactivado. La capacidad de repartir puestos a gente de la provincia, es un arma que siempre ha funcionado para consolidarse en el poder.  La debilidad que muestra el zorro Rubalcaba en Madrid, y la necesidad de usar Andalucía como ejemplo socialista de gestión, limita su capacidad de intervención.

La cesión a IUCA de las consejerías de Fomento-Vivienda y de Turismo-Comercio, provoca, como efecto colateral, que cuatro cargos socialistas queden en cuestión. Me refiero al director-gerente de la Empresa de Obra Pública, el espíritu libre Blanco, la directora general de Vivienda, la errante Fernández, el director general de Comercio, el reflexivo Luque, y el delegado provincial de Obras Públicas, el discreto García. Es cierto que aún no se ha cerrado el segundo nivel de dirección de las consejerías, y que cabe la opción de que cada partido quiera tener, en las áreas que dirige el socio de coalición, a personas de su confianza, pero aún está por decidir. Por ahora, si se pide opinión al Padrino Durán, lo normal es que los deje caer y busque sustituirlos por gente de su cuerda. El trabajo sucio se lo achacaría a Izquierda Unida.

Como adelantaba en otras entradas previas a las elecciones andaluzas, una gran parte del PSOE se debatía en una contradicción: Por un lado, eran partidarios de una renovación de la dirección provincial y andaluza, pero, por otro lado, eran conscientes que solo sería posible si el PSOE pasaba a la oposición. Tras haber perdido por goleada las elecciones municipales, las generales y, de forma más ajustada en el caso andaluz, las andaluzas, es suicida no proceder a renovar el partido. El vecindario ha castigado a los socialistas por su forma de abordar la crisis y por su extravagante actuación en Córdoba y provincia. Creer que esto se resuelve con un cierre de filas dentro del partido, pasando a cuchillo a aquellos que se postulaban para suceder al viejo Griñán o al aspirante a fenómeno Durán, es solo muestra de no haber entendido el mensaje. El “grupo del salmorejo” cordobés, con Peter Pan Dobladez al frente, tendrá mucho que recapacitar, pero solo serán respetados si mantienen su opción de cambio, aunque tener éxito sea más difícil que hace unos meses.

Por su parte, IUCA consigue sobre todo resarcirse de haber perdido la alcaldía de Córdoba. Necesitaban un referente de poder institucional y ya lo han logrado. Pero, además, consigue equilibrar su financiación y promover a un buen número de dirigentes a puestos desde los que hacer visible las siglas de IUCA y su capacidad de gobierno. Les toca pasar por un baño de realidad que, para muchos, es contraproducente en plena crisis del sistema económico, social y político, pero es ahora o nunca. De forma paralela, el sector fundamentalista del PCE se encuentra con un aval para oponerse a los planteamientos de Izquierda Abierta. La mejor baza que tenía este sector integrante de IU era el afán autodestructivo y ”filopepero” del PCE en el poder, pero ahora podrán mostrar el acuerdo andaluz como su mejor baza. Situarán a sus gentes, y los del sector crítico quedarán como observadores de lo que suceda. Ver a la “dura” Cortés como consejera junto a los socialistas debe haberles dejado helados. Más o menos como se ha quedado la conversa Aguilar, y, además, en su misma consejería y sin coste personal.

Ayuntamiento provisional

Juan Andrés de Gracia | 6 de febrero de 2012 a las 15:30

No dejó de sorprenderme el joven Nieto cuando, hace unos días, anunció que, al menos cuatro miembros de su gobierno, podrían pasar al gobierno andaluz tras el 25 de marzo. Tras la salida de Primo de Jurado y la precoz Beatriz Jurado, lo que se anuncia es una opa en toda regla al gobierno de la ciudad, lo que da muestras del papel subordinado que el ayuntamiento significa para la mentalidad “pepera”. Con todo, lo más sorprendente es que no logro saber quiénes son esos “lumbreras”que el señorito Arenas tendría la intención de llamar a su lado. No creo que el gobierno “pepero” esté realizando una gestión tal, que esté asombrando a su propia gente, hasta el punto de ascender en su carrera política.Más parece que el joven Nieto está dispuesto de alejar todo lo que pueda a aquellos que le puedan hacer sombra en el PP cordobés.

En cualquier caso, ahora entendemos el débil funcionamiento del gobierno municipal que solo está siendo destacado por su política religiosa y de festejos. Ni en lo que era su prioridad, el empleo, ni en el resto de asuntos se les ve que sepan lo que se va a hacer. Centro de Congresos, c/ Cruz Conde, Caballerizas, Sierra, Parcelaciones, Movilidad, Aparcamientos, Vivienda, … cuesta trabajo señalar algún campo donde hayan tomado otra decisión que no sea la de aplicar austeridad. Ser prudentes en el gasto es una necesidad, pero no es un proyecto que estructure la ciudad. Es injusto que la ciudad vea como se pierde ahora el tiempo en una inncesaria comisión de investigación, pensada para distraer al vecindario  llenar páginas de los medios de comunicación.

Frente a este gobierno en crisis voluntaria permanente, los grupos de oposición no están mejor. Ya conocemos la próxima salida de la “cultureta” Valenzuela, en el grupo socialista, y es que, la que fue presentada como gran fichaje estratégico, lleva penosamente la baja calidad de sus compañeros de grupo y el autoritarismo sin rumbo del aspirante a fenómeno. Ahora, con la más que segura presencia del capo Durán en la lista de las autonómicas, lo lógico es que haya un segundo relevo en el grupo, en este caso,  afectaría a la misma portavocía. Los división interna acabará extendiéndose, especialmente, si se pierden las elecciones andaluzas.

Respecto al grupo de IUCA, lo más posible es que, próximamente, se decida que la “Merkel” Cortés entre al grupo para prepararse como candidata a la alcaldía en 2015. Para ello, tendrá que salir alguno de sus miembros, lo que no parece que sea traumático. La derrota que ha sufrido “Curriqui” Martínez en su intento de dominar las listas a las elecciones andaluzas, le ha dejado malparado, y es evidente que el PCA sector “Corredera” asaltará la dirección provincial de IUCA más pronto que tarde. La debilidad interna y desconocimiento del grupo harán el resto. Que nadie piense que se han apaciguado  tras no poder conseguir la coordinación local de Córdoba.

Por último, UCOR vive pendiente de su lider, el “sosio” Gómez, que parece que ha conseguido imponerse en las disputas que surgieron entre sus miembros. Que hayan decidido no presentarse a las elecciones autonómicas, puede haber hecho que las ambiciones del “bachiller” Alburquerque y del “consorte” Baquerín se contengan. No obstante, un grupo político de sus características personalistas puede adoptar decisiones sorprendentes, en cualquier momento.

En definitiva, que el ayuntamiento está en plena fase de provisionalidad, a la espera del proceso autonómico y sufriendo las diferencias internas de cada partido. Esa provisionalidad se extiende a la estructura organizativa, que no se acaba de reformular, y a la confusión sobre las líneas de trabajo que se han marcado. Los miembros de los “19 escalones” vagabundean por actos oficiales, mientras la ciudad no acaba de encauzar ni uno solo de sus problemas. Todo apunta a que después del 25-M todo puede cambiar, lo que no sabemos es si será para mejor.

El final de IUCA: ¡Viva el PCE!

Juan Andrés de Gracia | 9 de enero de 2012 a las 19:42

Leo, entre sorprendido y perplejo, cuáles son las personas más apoyadas para ser candidatos a las elecciones andaluzas por Izquierda Unida Convocatoria por Andalucía por la provincia de Córdoba. Pendiente de que se confirme la lista, sólo puedo reafirmar que, en contra de lo que decia la canción, aquí es la radio la que ha vencido al video, lo viejo a lo nuevo. Dulce Rodríguez, Elena Cortés, Alba Doblas o José Manuel Mariscal son todos miembros conspicuos del PCE, representantes de su sector más duro y viejos jóvenes en la política. Ahora entiendo la plataforma de la que forma parte el “Lele” Gómez, y que le costó el puesto como coordinador local de IUCA.

De las cuatro nombres, , la ”Mala” Rodríguez ya fue concejal en 1995 y compartimos oposición al PP. Entonces, decía ser del sector del respetado Ernesto Caballero, y, quizá por ello, la “Quina” Rosa no quiso contar con ella cuando bajó en paracaídas a sede cordobesa. Posteriormente, se ha forjado una imagen pública en el trabajo profesional y social contra la violencia de género. Por esa razón, su perfil es más clásico en lo que IUCA quería representar, esto es, un movimiento sociopolítico abierto y no monopolizado por gente del aparato comunista.

El caso de la “Pérfida Elena”, es el de una persona que, primero, ha representado a la JCA, luego, a cuotas de género y, siempre, al PCE, verison “hard”. Ha sido ya concejal, diputada provincial, creo que, incluso, fue coordinadora local de IUCA un breve tiempo. Se ha dedicado a la política absolutamente, pudiendo ser reconocida como una profesional del gremio. Enemiga acérrima del “rosismo”, siempre ha actuado como “aparatchik” del PCE más que de IUCA

La “estudiante” Doblas tiene un perfil muy parecido al de Elena. Empezó muy joven en la JCA y en el movimiento estudiantil de enseñanzas medias. En varias ocasiones, ha estado en listas como cuota joven y de género, pero, por intentar ser juez, dejó la actividad política temporalmente. En su vuelta a Córdoba, se ha reencontrado con su versión más dura, y, como tal, entró en el último gobierno municipal tras la salida de Rosa Aguilar, y tras renunciar Carlos Pardo, por presiones del aparato comunista. Rápidamente, se ha incorporado a algunas movidas del 15-M para intentar controlar su actuación a favor del PCE.

Por último, ”Che” Mariscal lleva ya ocho años de diputado andaluz. Teóricamente ya ha cubierto el tiempo que puede serlo, pero no sería el único caso en IUCA al que se le considera excepción. Es secretario general del PCA e hijo político aventajado de Manuel López Calvo. Desde el PCA ha condicionado la actuación de la coordinación andaluza de IUCA de Valderas, que ha acabado por reconocer su poder. Me parece una persona honrada, pero fuera de época y tiempo.

Como se aprecia jóvenes cachorros comunistas, que no es ni malo ni bueno, pero, evidentemente, no es lo que IUCA pretendía ser. Por eso, no entiendo que sigan enmascarando al PCE tras las siglas de IUCA, tal y como hacen con la caseta de feria, que siempre ha sido una fuente de financiación comunista. Reconzoco que deben estar hastiados de antiguos militantes del PCE (yo nunca lo fui), como la conversa Aguilar o el honrado Trigo, que acabaron recalando, unos con más dignidad que otras, en el PSOE. Han usado esas experiencias negativas para recuperar, económica y socialmente, a un PCE que languidecía moribundo hace veinticinco años.

Con este personal en las listas, no me extraña que se ponga en duda que el PCE (o sea IUCA), asegure el apoyo al PSOE si es necesario para gobernar en Andalucía. Con esto, no pretendo llamar al voto útil, porque no considero útil votar al viejo Griñán o al Padrino Durán, de hecho yo no pienso hacerlo como se desprende de mis entradas. Simplemente, me lamento de que IUCA, un proyecto que me ilusionó y me enganchó para trabajar en política, haya muerto, y de que su enterrador, que fue también su creador, al estilo del Saturno de Goya, Julio Anguita, siga dando clases de izquierda en el siglo XXI.