Archivos para el tag ‘Escuela Infantil’

Remodelación del gobierno municipal, ya

Juan Andrés de Gracia | 7 de mayo de 2012 a las 20:23

El pluriempleado Nieto esperaba la victoria en Andalucía para impulsar su labor de gobierno. Recordemos que, en plena campaña electoral, reveló algunas de sus mejores bazas: Centro de Convenciones, Metro-Tren, Proyecto Agrópolis, … Lo cierto es que, pasado el 25-M, estos proyectos se han adormecido y las únicas noticias de la Casa de los Muchos son las que se refieren al plan de ajuste-pago de proveedores y a las fiestas de la ciudad. Es significativo que el Cecogobierno se haya desinflado, casi por completo, tras no ganar el experto en oposición, Arenas, las elecciones. Primero, el Masa Carreto se desentendió del proyecto de Centro de Convenciones, chivándose de que era una idea del joven Nieto y, ahora, critica el cierre del IMDEEC sin ser siquiera escuchados.

Nieto, el del centro, no ha podido así enviar a algunos de sus compañeros de Capitulares a la Junta de Andalucía, siendo la excepción la Hippy Alarcón. Aún no ha cubierto su baja (parece que será mañana) y tampoco la de Primo de Jurado, tras su nombramiento como vocero del gobierno en la provincia. Todo hace pensar que, en estos días, anda más preocupado de estar en los cambios que pueda sufrir su partido en Andalucía, que en los problemas de la ciudad. En breve, la estrategia de gobierno centrada en la herencia tocará fin y parece que, lamentablemente, va a ser sustituida con el enfrentamiento partidista con la Junta de Andalucía. Pero no hay que olvidar que hay un proceso de reforma de la organización de la política urbanística, la de empleo y la de deporte, al margen de otras decisiones sobre servicios puntuales (grúa, escuela infantil, …). Para afrontar esos cambios, debería contarse con un gobierno fuerte que no se dedique, exclusivamente, a rebajar partidas sin ton ni son.

Solo hay que repasar los nombres de Comercial Sousa, Glamour Arcas, Verito Martos, la Botella bis o la Benefactora Córdoba para preguntarnos a qué se dedican. O recordar a Fray Jaén o Sor Caracuel empeñados en su mezcla de fiesta y religión. Reina padre, no sabe o no contesta, mientras otros mangonean el IMDECO, y Duracell Rojas se ha convertido en pensionista de primera calidad, tras decidirse el cierre del IMDEEC, mientras pega codazos para hacerse con el área de Turismo. La superintendenta Tamayo y el Bonachón Moreno Calderón intentan gestionar sus áreas, pero parece que cuentan con poco apoyo. La periférica Ruiz se aburre al no tener obras que acometer y, mientras, se pelea con el vecindario, y Tristón Martín sigue a las órdenes de lo que digan los empresarios, mientras paraliza todos los planes urbanísticos pendientes. Está claro que aquí todo se lo guisan y se lo comen Maquiavelo Torrico, el becario Bellido y el liquidador Navas, más algún asesor o directivo del segundo nivel.

El pluriempleado Nieto, si le dejan sus múltiples obligaciones, debería darse cuenta que, en un mes, habrá cumplido un año al frente del ayuntamiento, y que lo que era su prioridad, el empleo, no solo no ha mejorado, sino que ha seguido la pérdida de puestos de trabajo. Ni siquiera la apertura de Leroy Merlín. Primark y la inminente de Hipercor han conseguido evitar que superemos los 45.000 parados. Las estrategia de la ciudad en torno a la cultura, se ha deshecho tras no ser nominados para 2016, y el emblema de diez años, el centro de congresos, ha sido demolido antes de empezar a construirse. Los únicos instrumentos que teníamos para generar desarrollo económico (IMDEEC, Gerencia de Urbanismo y Procórdoba) están a punto de desaparecer. Y Vimcorsa, al ralentí, para que no se enfanden los constructores.

En esta situación, y con la perspectiva de tres años sin procesos electorales en la ciudad, es el momento de que reformule su proyecto de gobierno, si es que tenía uno, o, en caso contrario, que lo formule. Su antecesor, el engominado Merino, se encontró en este mismo periodo de gobierno con el préstamo sindicado de más de 30 millones de euros, al cambio; el descenso vertiginoso de intereses que le permitió renegociar préstamos; y la excepcionalidad de poder pedir un préstamo de 200 millones de euros, también al cambio, para cubrir deuda a corto plazo. Todo ello originó suficiente margen presupuestario y liquidez para invertir en todos los barrios, y para mantener la estructura municipal. Su problema era no tener mayoría en el pleno. Ahora, el gobierno local se ha encontrado con el “regalo” de permitirle pagar proveedores mediante endeudamiento a largo plazo, pero a cambio de reducir su capacidad de acción; se ha encontrado una ciudad poco reivindicativa porque los fondos FEILS, FEELS y Proteja, aunque los critiquen, resolvieron muchos de los problemas pendientes; pero no tienen margen presupuestario ni tesorería suficiente. Eso sí, cuentan con mayoría absoluta y UCOR de suplente. Es la hora, pues, de que actúen, de que dejen de buscar excusas y gobiernen.

¿Privatizaciones “peperas”?

Juan Andrés de Gracia | 3 de abril de 2012 a las 13:29

Sobre el plan de ajuste que han preparado el joven Nieto y sus 19 escalones, me parece necesario hacer algunas reflexiones, empezando por las “privatizaciones”. Desde la izquierda, se suele acusar a la derecha, de ser proclive a pasar al sector privado servicios y empresas que podrían tener mayor rentabilidad social en lo público. Por otra parte, la derecha acusa a la izquierda, de insistir en que lo público se ocupe de actividades que pueden desarrollarse, tranquilamente, desde lo privado. Las posturas varían desde el extremismo de “todo privado” o “todo público”, a fórmulas mixtas, con distinto peso de una y otra opción. En cualquier caso, el debate está muy ideologizado, pero ya desde la izquierda se admite que no tiene sentido una administración pública omnípotente, y, desde la derecha, se concibe que hay distintos servicios que pueden gestionarse mejor desde lo público.

En esta ceremonia de la confusión sobre qué es privatizar, se cuela además la posibilidad de descentralizar o externalizar servicios, mediante empresas u organismos autónomos y concesiones administrativas, entre otros sistemas legales. Para la izquierda más dogmática, todo lo que no sea funcionarizar la gestión, es un error, y lo consideran una privatización de hecho. Poco les importa que la toma de decisiones y la dirección sean públicas, y que no se basen en la búsqueda del beneficio lucrativo. Es curioso que, sin embargo, reciban como contestación el rechazo generalizado del funcionariado, convertido en un adversario del resto de los trabajadores por mor de sus supuestos priviliegios.

Tras esta toma de posición, se puede afirmar que el plan de ajuste presentado por el becario Bellido, sólo incluye una privatización parcial de una empresa municipal: Cecosam. Propone la entrada de capital privado para convertirla en empresa mixta, con mayoría accionarial pública. Aduce razones de competitividad en la ciudad, y el presunto interés de nuevas empresas por establecerse en Córdoba, que podrían provocar mayores pérdidas a la empresa pública. Le dedicaré una entrada específica esta semana, pero, por lo pronto, me interesa remarcar que ello supone un incumplimiento más del programa electoral, donde el joven Nieto repitió machaconamente que nunca privatizaría empresas ni servicios. Más parece una avanzadilla sobre lo que será la política futura del PP respecto a privatizaciones. No me tranquilizó que, en el Pleno, el becario Bellido hablara de que existían ofertas en firme para la compra de Emacsa. Llegó a plantear que, solo con esa venta, se solucionarían los problemas económicos municipales, así que no descarto que vuelvan a ello más adelante.

La propuesta de externalizar servicios, como la Escuela Infantil y la Residencia de Ancianos, no se pueden calificar de privatizaciones, por mucho que el nuevo coordinador lcoal de IUCA, el impulsivo Florido, se rasgue las vestiduras repartiendo insultos. Es cierto que los sindicatos municipales no están por la labor, pero en plena crisis de ingresos de los ayuntamientos. hay que plantearse si hay servicios que pudieron tener sentido su prestación municipal, pero ahora lo han perdido. Ya pasó, gobernando IUCA, con el laboratorio  o el matadero municipales, y se intentó con el zoológico o con los mercados, aunque, en este último caso, curiosamente, fue el PP, el que salió en su defensa de forma feroz, y ahí están penando y sumando un coste innecesario a las arcas públicas. El abastecimiento de la población está plenamente asegurado mediante los comercios privados que ofrecen todo lo que el vecindario puede necesitar. Se cerraron los mercados del Parque Cruz Conde o del Alcázar, y nada ha pasado, excepto un ahorro para las arcas públicas. También dedicaré una entrada específica a ambos servicios, pero anticipo mi posición de que es necesario que las entidades locales reflexionen sobre los servicios a prestar y su necesidad.

Por último, la Casa de los Muchos habrá agradado a la izquierda más dogmática al plantear que la Gerencia de Urbanismo, el Instituto de Deportes o el IMDEEC vuelvan al ayuntamiento matriz y abandonen su autonomía de gestión. En el plan de ajuste, aparece como un hecho, en forma total o parcial, pero se ha anunciado que solo se aplicará si no se controla el gasto de personal, o sea, como una especie de chantaje. Quizá habría que reflexionar sobre las razones por las que, entidades creadas para mejorar la gestión, han acabado teniendo los mismos vicios, lastres y problemas que antes, por lo que es lógico que se plantee su continuidad. Lo malo es que, detrás de esta vuelta a casa, lo que los peperos pretenden es, simplemente, ahorrar, puesto que solo lo harían los funcionarios y los laborales indefinidos con condiciones, pero quedarían fuera el resto de trabajadores. O sea, sería un ERE encubierto. Ya aclararé más en otra ocasión.

Semana de pasión municipal

Juan Andrés de Gracia | 29 de marzo de 2012 a las 12:05

Anunciaba en una entrada. hace unos días, que esta semana sería decisiva para Córdoba, ciudad y provincia, y para el gobierno municipal de los “19 escalones”. Hasta ahora, las elecciones andaluzas y la huelga general de hoy, han supuesto que se den cuenta que el desgaste “pepero” va a avanzar más rápido de lo que pensaban. Las llamadas al sacrificio del vecindario están chocando con la realidad, ya de por sí, suficientemente dolorosa para gran parte de la población cordobesa. Y ahora toca que el joven Nieto desvele cuáles sus planes a corto y medio plazo, obligado por el plan de ajuste, a diez años vista, que debe aprobar mañana el pleno.

El sistema de pago de la deuda a proveedores, impuesto por el gobierno de Manostijeras Rajoy, es, intrínsicamente, un arma para estrangular a los ayuntamientos, con la excusa de evitar el déficit público. En nuestro caso, todos reconocen, excepto cuando toca intoxicar a Maquiavelo torrico o al Becario Bellido) que las facturas pendientes del ayuntamiento de Córdoba, en torno a 23 millones de euros, suponen una cantidad razonable en comparación con el de ciudades de nuestro entorno, incluso las gobernadas desde hace años por el PP. Sólo hay que mirar al ayuntamiento de Granada, que casi cudriplica la cantidad. Si tenemos en cuenta que, en la mayor parte de los casos, las facturas no pasan de seis meses de antigüedad, la situación se hace aún más favorable a la herencia recibida.

Pues bien, el plan de ajuste preparado conlleva una subida muy importante de los ingresos a través del incremento del IBI urbano mediante una revisión catastral (que llegaría en el peor momento) e incremento general de las tasas, así como a la extensión del copago en muchos servicios municipales.  Se anuncia que la reducción de la presión fiscal solo será posible a… ¡medio plazo! La reducción de gastos ya no pasa por la austeridad, sino por la reducción de las partidas de personal, que solo es posible de dos formas: o mediante rebaja de salarios o mediante despidos y reducción de contrataciones.

En lo que afecta a servicios municipales, se opta por la externalización de los mismos, que solo supondrá ahorro si apareja una reducción, como siempre, de personal. Eso solo significa incoporar al frente de la Escuela Infantil o de la Residencia de Ancianos de empresas que, para llevarse un beneficio, han de sacarlo de la reducción de los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores que contraten, además de conseguir que se pague por el servicio sustituyendo la subvención del mismo. Tengo claro que no serán los únicos servicios que pasen por esos procesos, y que se va a contar con la oposición sindicial para llevarlos a cabo.

En cuanto a las empresas municipales, parece desecharse el “holding” prometido para Emacsa, Aucorsa y Sadeco, y solo se apuesta por el desarrollo de gestiones comunes que puedan suponer ahorros en compras, servicios, etc. Diferente es para Cecosam, donde inician su camino privatizador, mediante la venta de acciones. Teniendo en cuenta las limitaciones del mercado por razones obvias (descenso de la mortalidad), no se oculta que a la empresa que le interesa comprarlas, será para ganar dinero, lo que solo se podrá conseguir cobrando más o rebajando gastos mediante reducción de personal y salarios, especialmente. El sector privado local de los tanatorios actúa en régimen de monopolio, por lo que la empresa solo puede subsistir si es competitiva, y ya sabemos lo que ello supone.

Respecto a los organismos autónomos (Gerencia, IM Deportes, IMDEEC), la propuesta va en la misma línea, puesto que la recuperación de la municipalización del servicio, presentada como alternativa al coste salarial, solo busca ahorrarse los costes del personal laboral. De no hacerse así, el ahorro en costes será insuficiente para lo que pretende el plan de ajuste. Queda claro, que la nueva reforma laboral permite a las instituciones públicas despedir con 20 días por año trabajado, solo por tener una reducción de ingresos durante dos trimestres, y no hay entidad municipal que no cumpla ese ratio. Por tanto, estamos en la antesala de ERES municipales. No hay ni que decir el conflicto social que se avecina.

Esta peculiar Semana de Pasión municipal, previa a la que le gusta disfrutar al joven Nieto de Semana Santa, continuará mañana con la liquidación municipal, que generará un déficit que podría superar los 20 millones de euros. Ello obligará a reducir el presupuesto actual en esa cantidad, con lo que los recortes volverán a estar de actualidad en el ayuntamiento de Córdoba. Tan sólo faltará que Látigo Soraya anuncie el viernes los presupuestos municipales, y ya sabemos, por lo que van anunciando, que significará que la Semana de Pasión no termine con ningún Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección, sino con un descenso a los infiernos.