Archivos para el tag ‘Pepe Griñán’

Córdoba en el nuevo gobierno andaluz

Juan Andrés de Gracia | 6 de mayo de 2012 a las 14:59

La presencia del tecnócrata Planas y de la antisistema Cortés en el gobierno andaluz, no representa que la provincia de Córdoba gane peso en la toma de decisiones del nuevo gobierno andaluz. Planas es una apuesta personal del superviviente Griñán y su relación con la organización provincial del PSOE es, prácticamente, nula desde hace años. Cortés consigue su plaza más como representante del sector duro del PCA que como miembro de la organización cordobesa. Por tanto, las referencias de ambos no son Córdoba y provincia, sino sus respectivos partidos. Planas aporta sobre todo su experiencia en Europa y Marruecos; Cortés tendrá que decidir si adopta un perfil institucional para trabajar con las empresas del sector constructor e inmobiliario, seguramente muy preocupadas con su nombramiento, o si se enquista como baluarte anticapitalista.

Una segunda lectura del gobierno andaluz, sí conlleva mayor repercusión para la provincia. El viejo Griñán ha consolidado su poder, que estaba en cuestión en Andalucía antes de las elecciones del 25-M. Defenestrar a Micalea Navarro, a pesar de ser una persona afín a Rubalcaba; crear un equipo de cercanos (Ávila, Aguayo, …) y situar a “la que manda” Díaz como segunda de a bordo, es un mensaje claro al partido ante el próximo congreso andaluz y provincial. Los “griñanistas”, como el clan Durán, deben respirar tranquilos puesto que su posición queda consolidada, y el sector crítico que se estaba fraguando, podrá ser fácilmente desactivado. La capacidad de repartir puestos a gente de la provincia, es un arma que siempre ha funcionado para consolidarse en el poder.  La debilidad que muestra el zorro Rubalcaba en Madrid, y la necesidad de usar Andalucía como ejemplo socialista de gestión, limita su capacidad de intervención.

La cesión a IUCA de las consejerías de Fomento-Vivienda y de Turismo-Comercio, provoca, como efecto colateral, que cuatro cargos socialistas queden en cuestión. Me refiero al director-gerente de la Empresa de Obra Pública, el espíritu libre Blanco, la directora general de Vivienda, la errante Fernández, el director general de Comercio, el reflexivo Luque, y el delegado provincial de Obras Públicas, el discreto García. Es cierto que aún no se ha cerrado el segundo nivel de dirección de las consejerías, y que cabe la opción de que cada partido quiera tener, en las áreas que dirige el socio de coalición, a personas de su confianza, pero aún está por decidir. Por ahora, si se pide opinión al Padrino Durán, lo normal es que los deje caer y busque sustituirlos por gente de su cuerda. El trabajo sucio se lo achacaría a Izquierda Unida.

Como adelantaba en otras entradas previas a las elecciones andaluzas, una gran parte del PSOE se debatía en una contradicción: Por un lado, eran partidarios de una renovación de la dirección provincial y andaluza, pero, por otro lado, eran conscientes que solo sería posible si el PSOE pasaba a la oposición. Tras haber perdido por goleada las elecciones municipales, las generales y, de forma más ajustada en el caso andaluz, las andaluzas, es suicida no proceder a renovar el partido. El vecindario ha castigado a los socialistas por su forma de abordar la crisis y por su extravagante actuación en Córdoba y provincia. Creer que esto se resuelve con un cierre de filas dentro del partido, pasando a cuchillo a aquellos que se postulaban para suceder al viejo Griñán o al aspirante a fenómeno Durán, es solo muestra de no haber entendido el mensaje. El “grupo del salmorejo” cordobés, con Peter Pan Dobladez al frente, tendrá mucho que recapacitar, pero solo serán respetados si mantienen su opción de cambio, aunque tener éxito sea más difícil que hace unos meses.

Por su parte, IUCA consigue sobre todo resarcirse de haber perdido la alcaldía de Córdoba. Necesitaban un referente de poder institucional y ya lo han logrado. Pero, además, consigue equilibrar su financiación y promover a un buen número de dirigentes a puestos desde los que hacer visible las siglas de IUCA y su capacidad de gobierno. Les toca pasar por un baño de realidad que, para muchos, es contraproducente en plena crisis del sistema económico, social y político, pero es ahora o nunca. De forma paralela, el sector fundamentalista del PCE se encuentra con un aval para oponerse a los planteamientos de Izquierda Abierta. La mejor baza que tenía este sector integrante de IU era el afán autodestructivo y “filopepero” del PCE en el poder, pero ahora podrán mostrar el acuerdo andaluz como su mejor baza. Situarán a sus gentes, y los del sector crítico quedarán como observadores de lo que suceda. Ver a la “dura” Cortés como consejera junto a los socialistas debe haberles dejado helados. Más o menos como se ha quedado la conversa Aguilar, y, además, en su misma consejería y sin coste personal.

Griñán debe renunciar

Juan Andrés de Gracia | 24 de abril de 2012 a las 20:59

Justo cuando conocí el resultado de las elecciones autonómicas, lancé una entrada donde ya reflejaba que el viejo Griñán, y los suyos (el Padrino Duran, la que manda, …), no podían entender interesadamente el resultado electoral, y pensar que habían ganado. Fue esperpéntico verles con una tarta, celebrando que, por primera vez, no eran el partido más votado. El PSOE había perdido las elecciones, aunque fuera por poco, hasta el punto de casi acabar empatando con el archicandidato Arenas, y el voto del PSOE había ido a la abstención, o a IUCA, o sea, que se quería gobierno desde la izquierda, y escapar de los errores del pasado. Lo del acuerdo con IUCA ha seguido, por suerte, para adelante, pendiente de lo que hoy digan las bases, pero el pasado persigue al primo de Zumosol como su sombra, y la prisión incondicional impuesta al exconsejero Antonio Fernández, requiere de una respuesta política. Nadie puede creerse que este señor actúo por su propia cuenta, y, está claro, que lo enchironan para que se venga abajo y hable.

La Junta de Andalucía, con Chaves y con Griñán, permitieron o consintieron una forma de actuar, que podrá al final ser o no motivo de castigo penal, pero que, desde luego, no se atenía a lo legislado y a lo admisible para lo público desde la izquierda. Más de treinta años de gobierno, llevaron al PSOE a creer que el gobierno era el partido, y el partido el gobierno, al estilo PRI. Alguna experiencia tengo al respecto, cuando fui miembro del consejo provincial socialista. Quienes dirigieron ese tipo perverso de administración pública, no tienen capacidad moral, ni política, para capitanear el cambio que el vecindario ha pedido. No quiero aceptar que crean que el resultado electoral, que decretó que el señorito Arenas no gobierne, es una absolución a sus propios errores.

Si no aceptan que el futuro pertenece al vecindario, y a la izquierda, y quieren dirigir el proceso, solo conseguirán que, dentro de unos meses, vuelvan a salir chivatos comprados o vengativos, documentos, periodistas o juristas que salpicarán el gobierno, y que pondrán en dificultades la colaboración de IUCA. Cuando el pronuclear González dijo que había entendido el mensaje, en 1993, e intentó limpiar la casa con Garzón y otros, solo consiguió hundir al PSOE, porque era él el objetivo. Ahora el objetivo es doble; Castelar Chaves y el Viejo Griñán, y deben sacrificarse en favor de la causa. Otro ejemplo ilustrativo, lo viví también directamente, cuando en Córdoba, el cinéfilo Trigo intentó continuar de alcalde, y los conspiradores decidieron que ni hablar. Era el objetivo, y no iban a cejar hasta que cayera.

González no quiso asumir que era la X de los Gal, eso por lo que la conversa Aguilar le habrá perdido perdón, y los medios de comuniciación, y sus títeres institucionales, llevaron a la cárcel a Barrionuevo, a Vera y a todo aquel que pensaba que podía llevarles a hundirlo. Ahora, los ERES se presentan como una gestión irresponsable y corrupta, al margen de lo que acaben diciendo los jueces, que necesita de una explicación como partido, y como máximos referentes de la Junta de Andalucía cuando los hechos se produjeron. El entramado mediático-político-judicial no se se conforma con Coca Guerrero y, por ahora, hunde al exconsejero Fernández, detrás de lo cual, solo hay una obsesión: Llegar a la X, llámese Chaves, Griñán o como se llame. Si desaparecen de la órbita política, todo se relajará.

Por encima de los nombres propios, de las estructuras e intereses de partido, está la esperanza del vecindario, que, a pesar de todo lo que ya se sabía de los ERES, ha decidido confiar en la izquierda, pero no en los mismos personajes responsables, por acción u omisión, de lo sucedido. Se equivocan los que creen que el viejo Griñán tiene futuro. Es solo parte del pasado. Ha perdido por primera vez las elecciones andaluzas, y ello le obliga a asumir su responsabilidad. Escuchar a “la que manda”, o a los que quieren seguir viviendo del cuento, no es atender al vecindario. Como ven, no he buscado ninguna excusa en casos similares de otros partidos, de los que el PP está repleto, simplemente, porque no me sirven de referencia. Nosotros somos la izquierda y nuestra referencias no pueden ser justificarnos en lo que hacen los otros. Nuestro nivel ético y político es, o debe ser, superior, y cuando nos toca asumir la responsabuilidad, hay que hacerlo. Hay todo un banquillo de nuevos dirigentes dispuestos a coger el relevo. No debemos permitir que la investidura próxima sea un discurso sobre ERES, decídase otro candidato o candidata a presidente/a y el futuro empezará.

PSOE: Regreso al futuro

Juan Andrés de Gracia | 8 de abril de 2012 a las 13:11

No dudo que el PSOE nació como partido de izquierda, lo que no sé es si tiene intención de seguir siéndolo, o solo aspira a ser un partido sin ideología ni ilusión, dedicado a la gestión. Un partido que ha crecido pegado a las instituciones, muestra dificultad para existir, y siente vértigo, fuera de ellas. ZP significó una recuperación del izquierdismo socialista en el ámbito de los valores y de los derechos, pero evitó enfrentarse al liberalismo económico imperante, usando incluso la especulación urbanística como base económica de su gobierno. De hecho, la pérdida de confianza del vecindario sobrevino cuando les defraudó, aplicando recetas económicas conservadoras, y apoyándose en los banqueros más que en los trabajadores. Rubalcaba, que participó activamente de ese tiempo, intentó parar el desastre socialista por medio de un guiño electoral contra las grandes fortunas y el patrimonio, pero le faltaba credibilidad. La debacle socialista, en forma de pérdida de vontantes, fundamentalmente por irse a la abstención, y, en segundo lugar, a la izquierda, ha encontrado un descanso en Andalucía, quedando pendiente de lo que el PSOE demuestre que ha aprendido.

Mi posición a favor del acuerdo de gobierno entre PSOE e IUCA es clara y rotunda. Mi exigencia a que IUCA no repita los errores de épocas pasadas o de Extremadura, también. La presión de la derecha extrema sobre la decisión que tiene que tomar IUCA, roza la extorsión y camina entre el desprecio a su “izquierdismo trasnochado” y su apelación a la “honradez ideológica”. En realidad consideran a IUCA como una organización digna de ser exterminada, pero les viene bien para intentar llegar al poder. El hueco que le están dando al “Che” Gordillo o a le dieron a Julio Anguita, solo busca confundir a la opinión pública, proclamando que en IUCA hay algunos ¡que quieren gobernar!, como si ellos no estuvieran pugnando por hacerlo. La derecha siempre ha entendido que el poder es algo que les pertenece y cuando no poseen una parte de él, el que puede decidir el vecindario, hacen todo lo que sea necesario para recuperarlo. Para ellos, IUCA queda bien en la calle, pero cuidado… que no molesten, que no ensucien, que no griten, o les mandan las fuerzas de seguridad o los tribunales de justicia contra ellos. Veáse, si no, lo que se planea tras lo sucedido en Barcelona o Valencia.

En cualquier caso, ya sabemos lo que nos espera con la derecha extrema, lo que es sorprendente, cada día menos, la verdad, son los sectores liberales del PSOE, que prefieren que gobierne el PP a gobernar conm IUCA. Son pequeños “aliens” que el poder económico ha situado dentro del PSOE, para controlar sus decisiones y evitar que ejerza como izquierda. Son personajes que, posiblemente, se sintieran de izquierdas cuando eran jóvenes pero que se han “enmoquetado”, y que no quieren perder la calidad de vida que han atesorado. Son capaces de defender que se mantenga un estado de bienestar suficiente, pero sin que se cuestione quienes mandan. No se esfuerzan en plantear si otro mundo es posible, vaya a ser que a ellos les vaya peor. Se jactan de atacar a cualquiera que pretenda decirles que la izquierda puede tener otro camino, tachándoles de trasnochados, de utópicos, de antiguos. Al fin y al cabo, aspiran a que el PSOE gobierne, para que ellos recuperen sus prebendas o puedan aplicar el tráfico de influencias o el trato de favor. Cuando ello sucede, vuelven a ser aceptados en los cenáculos de la gran empresa y la banca, simplemente, porque, ellos si pagan traidores. Estos, y no la CUT, son los verdaderamente peligrosos para el acuerdo PSOE-IUCA.

Llegar a un acuerdo con IUCA en Andalucía, requiere que el PSOE regrese a la izquierda. Para ello, debe olvidarse de esas llamadas al miedo de algunos de sus más insignes líderes, y escuchar al vecindario. Hacerlo, siginifica saber que ha votado contra la política de derechas, también contra la que ha venido aplicando desde la Junta de Andalucía. Por tanto, no es que gobiernen PSOE e IUCA, sino que se practique una alternativa de izquierda, que no será la de IUCA, que al fin y al cabo tiene un voto limitado, pero sí en ese sentido. El próximo congreso andaluz y provincial deben certificar que han entendido el mensaje, para lo que ya no son útiles ni el “viejo” Griñán, ni el “padrino” Durán, por ser parte de esa imagen a desterrar. Si no lo entienden así, el PP gobernara Andalucía en poco tiempo. El futuro socialista estará en que recupere sus orígenes de izquierda, y los que estorben, sobran en el PSOE.

 

Elecciones andaluzas españolistas

Juan Andrés de Gracia | 15 de marzo de 2012 a las 18:12

Toda la vida suspirando porque se celebraran elecciones andaluzas separadas de las generales para que, una vez que se logran, de lo único que se hable sea de problemas estatales. Dicho de otra manera, parece que estamos celebrando en Andalucía la tercera vuelta del pulso entre izquierda y derecha que se ha desarollado, con clara victoria de estos últimos, en 2011. Por eso, es, en parte, lógico que, cuando la guerra electoral es entre PSOE y PP, ambos utilicen u oculten, a sus líderes y discursos nacionales para condicionar el voto andaluz. No obstante, eso supone perder una oportunidad única para contrastar el modelo de Andalucía que está en juego. Posiblemente, no haya otra opción, ya que lo que está en decisión es si el PSOE pierde la penúltima autonomía que está gobernando, o si se consigue que Andalucía sirva como contrapunto a la oleada neoconservadora “pepera”.

Los candidatos socialistas vuelven a azuzar al lobo del PP contra los andaluces. Usando la reforma laboral aprobada y las medidas llevadas a cabo en otras comunidades (lo último, permitir el copago en Cataluña), hablan del programa oculto del señorito Arenas más que de su propio programa (¿alguien sabe qué defienden de nuevo). Ha llegado a producirse la paradoja de que el viejo Griñán autotitule a su partido como los “nuevos conservadores”, por aquello de defender el mantenimiento de la apuesta por la educación, la sanidad y los programas sociales. Pero no son capaces de articular un programa de futuro, unos nuevos planteamientos para generar empleo y para avanzar en el desarrollo sostenible andaluz. Les basta con intentar que el señorito Arenas se tenga que defender de las acusaciones de ser un fiero recortador en ciernes. Obvian, interesadamente, que los primeros recortes obligados por Europa, empezaron con ZP.

Los candidatos del PP, emulando la campaña de Manostijeras Rajoy, no tienen otra estrategia, no meter la pata y esperar que la desesperación del parado, la instrucción del caso de los ERES y las manifestaciones de los empleados públicos, les hagan la campaña. No tienen ningún interés en hablar qué harían al día siguiente de que llegaran al gobierno andaluz. Prefieren no decirlo, y dedicarse a anticipar que seguro que se encontrarían una situación económica heredada peor que la que ya proclaman. Por cierto, auguro que no les importaría caer en la contradicción de vender, ahora, que la situación es más dificil que la oficial, pero cuando se la encuentren, dirán que no lo sabían y que ¡vaya herencia!. A lo más que llegan, es a proponer medidas cosméticas “antipolíticos”, reflejadas en una supuesta reducción de cargos, empresas públicas, etc. en la mejor ola populista.

IUCA, es la única que intenta hablar del estatuto andaluz y su desarrollo. Pero todo el interés mediático gira sobre su disponibilidad o no de pactar con el PSOE. Aquellos que les han jaleado cuando se han enfrentado al gobierno andaluz, y aquellos que siempre les han considerado trasnochados, ahora se preocupan de sus expectativas. Se encuentran cómodos reclamándose como la única y verdadera izquierda y haciendo propuestas sociales, aunque oculten que difícilmente podrían aplicarlas con las limitaciones del marco autonómico. Son conscientes de que cuanto más hablen mal del PSOE es posible que les puedan arrancar más votos. Otra cosa es que se hará más inexplicable, luego, un gobierno conjunto, o, simplemente, lo harán imposible, si juegan a la pinza crítica con el PP. No obstante, mantienen un discurso de izquierda muy conveniente en estos tiempos.

Los partidos minoritarios están en trance absoluto. El Partido Andalucista ha empezado a desesperarse por las inmensas dificultades de llegar al vecindario andaluz, con los pocos medios que tienen, y con la poca atención que le prestan los medios de comunicación. Se sienten ahora agredidos hasta por UPyD, que amenaza con poder quedar por encima de ellos, con un discurso netamente españolista. El pueblo andaluz parece dispuesto a darle la puntilla al andalucismo y mandarlo de nuevo fuera del Parlamento andaluz, con un apoyo ridículo. A nadie le interesa hablar ahora de Andalucía y eso les lleva fuera del debate generalizado. Por eso, las propuestas de ultraderecha españolista de UPyD encuentran, al parecer algo más de eco. Por su parte, la izquierda alternativa que representa Equo, es incapaz de aglutinar interés ante la mayor relevancia que ha adquirido el voto al PSOE o a IUCA en esta guerra contra la derecha. Se están dando cuenta que ha llegado el momento del realismo de izquierda frente a la apertura a nuevas ideas, métodos y proyectos. En una época de fuerte desempleo, es más difícil encajar un discurso que no prioriza la creación de cualquier tipo de empleo, sino el equilibrio medioambiental, social y la defensa de más derechos.

 

Andalucía en juego

Juan Andrés de Gracia | 29 de febrero de 2012 a las 17:06

Ha pasado el Día de Andalucía, en el año en que se cumplen los 30 años de la constitución del Parlamento andaluz. Han sido tres décadas dominadas por el poder socialista, que ahora se pone en cuestión, en las elecciones del próximo 25 de marzo. Las últimas encuestas no discuten la victoria electoral del señorito Arenas, pero deja en duda si conseguirá sumar suficientes votos para ser investido como presidente. De conseguirlo, todo será azul pepero y las gaviotas anidarán en  nuestra tierra, posiblemente, para mucho tiempo. En cualquier caso, la sociedad andaluza pide un cambio, y parece claro que el PSOE necesitará apoyo para gobernar.

El PSOE presenta al viejo Griñán y una lista de candidatos, elegidos en clave de partido, buscando recuperarse de los desastres de las elecciones de Mayo y Noviembre del año pasado. Tras las guerras internas, desde Madrid se ha mandado parar al sector crítico y no molestar en el proceso electoral. Rubalcaba ha tenido que pedir a los que le votaron que aguanten las chulerías de la dirección andaluza que, por cierto, apoyó a Chacón. Pero es que Andalucía es una pieza vital para consolidarse en el poder del partido a nivel federal. El gobierno andaluz llega cansado y lastrado por tres asuntos: El primero, el paro, que supera el millón de personas en edad de trabajar; el segundo, la conflictiva remodelación del sector público, que ha puesto en pie de guerra a los funcionarios; y en tercer lugar, el escándalo de los ERES, que parece no haber tocado fondo y que es muestra de una administración degradada.

El PP o, mejor dicho, el señorito Arenas, llega a este proceso electoral con todo un partido triunfante, esperando que ellos también lo hagan. La victoria puede salvarle, pero no contentará las expectativas si no es suficiente para gobernar. Los recortes sociales y salariales y la reforma laboral, además de que se anuncien nuevos exigentes esfuerzos para después de las elecciones, están empezando a hacer mella en los que buscan un cambio, pero ya piensan que no lo van a encontrar en los “peperos”. Que el PA prácticamente haya desaparecido en las expectativas electorales, obliga, al PP, a contar con un plan B que pase por el apoyo activo o pasivo del pujante UPyD. Las ganas que le tiene la “populista” Díez al PSOE son suficientes para asegurar que no entorpecerán sus posibilidades de gobierno. De esa forma, el señorito Arenas no tendría que poner fin a su carrera política, al menos en Andalucía.

IUCA, como sucede cada vez que el PSOE entra en crisis, se tendrá que debatir entre gobernar con un PSOE desgastado o recuperar la teoría del “sorpasso” y “las dos orillas”: ya saben, que la única izquierda son ellos. La experiencia de 1994 aún la tendrá fresca Valderas, que vio como, su paso por la presidencia del Parlamento Andaluz, fue efímero. Recientemente, “Pinzas” Rejón ha declarado que no se equivocaron cuando renunciaron a varias consejerías. Luego, los andaluces les mandaron de nuevo a la penosa oposición. Saben que van a recibir el voto de muchos andaluces que buscan un cambio de izquierdas, pero que no pueden esperar a que alcancen la mayoría suficiente para gobernar solos. Les puede corresponder cambiar el gobierno de Andalucía hacia la verdadera socialdemocracia, o intentar, en la oposición, ser la izquierda revolucionaria inmortal.

Por último, las encuestas certifican que los andaluces han abandonado la posibilidad de contar de nuevo con una voz netamente andalucista en el Parlamento andaluz. La presencia emergente de UPyD le puede restar el apoyo de los que no quieren votar al PP ni al PSOE, y que IUCA les suena a PCE. De sacar algun diputado, podrían ser decisivos para dejar o no gobernar al PP. Su última adscripción a la izquierda política, podría revelar que estarían dispuestos a recuperar el gobierno con el PSOE. No pasa igual con su contrincante minoritario, UPyD, porque parece tenerlo más claro al representar un voto populista, casi antipolítico, que se siente sin ataduras y le pesa más el antisocialismo de su líder, que el desgaste de dar todo el poder al PP. Siempre es sorprendente que lo que suceda en los próximos años en Andalucía, dependa tanto de tan pocos.

 

Los viejos rockeros del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 22 de febrero de 2012 a las 17:27

Por mucho que se quiera ocultar la realidad, la verdad es que al aspirante a fenómeno, Durán, le quedan días contados para dejar de ser secretario general de la provincia. La convicción de que el PP ganará las elecciones andaluzas, con muchas opciones de gobernar, y de que el resultado en la capital y provincia volverá a ser un desastre, no solo ha provocado la existencia de un sector crítico, bastante amorfo, la verdad, sino que también ha puesto alerta a parte de la vieja guardia socialista. Tras el “éxito” de apoyar a la “sargenta” Chacón en el congreso federal, siguiendo los pasos de “la que manda”, la pérfida Susana y del viejo primo de zumosol, Griñán, venido a menos, son varios los que pujan por representar a Rubalcaba en la ciudad y provincia, y hacerse un sitio en la travesía del desierto por llegar.

En estos días, se han reunido en Córdoba, de forma secreta, “Groucho” Zarrías, “Ingecom” Salinas, “Coliblanco” Moreno, el “vikingo” Sánchez Villaverde, “Fotos” Téllez, el “discreto” García y “Peter Pan” Dobladez. Esta reunión significa que se entierra “el salmorejo” y se opta por cerrar filas, actuando “Ingecom” Salinas de manijero máximo. No hace muchas semanas, leíamos un artículo suyo donde avalaba al “capo” Durán, sin duda por mandato del viejo Griñán. Muy quemado ha tenido que verlos a ambos, para que se decante abiertamente por participar en el relevo de ambos. Deben ser noticias directas de Madrid, porque otro ilustre viejo rockero, el siniestro Fernández Poyato, también pide volver a Córdoba para reacomodar su carrera política.

Abandonar el “salmorejo” significa apostar por las esencias y evitar cambios de fondo, muy en la línea de lo que Rubalcaba ha representado a nivel federal. Recuperaríamos a Lampedusa y su Gatopardo, “hay que cambiar todo para que nada cambie”. Los guiños de apertura del partido, de alejamiento de las políticas que han llevado al desastre al PSOE, le 15-M o las redes sociales, quedarían como meros eslóganes sin contenido. Una vez más, el PSOE defraudaría a las ansias de recuperar la izquierda y se permitiría la hegemonía de la derecha durante décadas. Todo se hace, además, de espaldas a los pocos militantes socialistas que aguantan, y, desde luego, sin tener en cuenta a los simpatizantes. Es una estratagema entre capitostes, que buscan su aval en el federal.

Las perspectivas son complicadas. Solo hace falta recordar la línea neoliberal de Salinas o Poyato, tristes actores de la economía cordobesa, que han ido de desastre en desastre (Cajasur y Plan Estratégico, incluidos). Moreno y Villaverde son representantes de los líderes provinciales eternos, capaces de cualquier cosa por continuar medrando. Téllez representa el poder territorial tradicional y la agrupación local que mejor ha quedado en los últimos movimientos socialistas. García y Dobladez son los que van a entregar el movimiento crítico renovador a manos de lo más rancio de la historia socialista en Córdoba. Zarrías, sólo se dedica a preparar el próximo congreso andaluz para entregárselo a Rubalcaba como prenda por su confianza. Todos unidos por la búsqueda de los sillones que dejará vacío el clan Durán.

La paradoja socialista se cierra así. Lo lógico hubiera sido que Griñán-Durán hubieran apoyado a Rubalcaba y que los críticos se hubieran nucleado en torno a Chacón y que se permitiera una tercera vía para los que no quisieran posicionarse entre dos exministros. Lo extraño es que el aparato andaluz y provincial optara por Chacón y que los críticos se situaran junto a Rubalcaba. Esto ha provocado que, ganara quien ganara el congreso federal, las dificultades para la renovación socialista se hicieran casi insuperables. Si alguien optaba por Chacón, se encontraba con que debía tragarse a Durán; y si lo hacía por Rubalcaba, se acallarían las inquietudes de reforma interior. Visto así, el resto del “salmorejo” queda mal colocado y se confirma que “Peter Pan” no ha crecido. Solo les queda intentar acercarse a Chacón, o a un tercero, y esperar nuevas oportunidades, al igual que a Durán solo le queda buscar traidores.

Reforma laboral en la izquierda, ya

Juan Andrés de Gracia | 12 de febrero de 2012 a las 13:04

Mientras la ciudad y provincia se enfrentan  a los mayores ínidces de paros de la historia y Manostijeras Rajoy aprueba la mayor contrareforma laboral de nuestra democracia, que solo va a provocar mayor incremento del paro, IUCA y PSOE de la provincia se deshacen entre divisiones internas. Si en el caso del PSOE se explicaría por las fuertes derrotas electorales de 2011, en el caso de IUCA, parcialmente, es por todo lo contrario, al haber tenido buenos resultados en las elecciones generales y en las municipales de la provincia. Resultado de todo ello es que el posible votante va a tener muy difícil apoyar a cualquiera de los dos, al sentir que se dedican a sus cuitas internas y no a preparar una alternativa seria a la dura realidad social del vecindario. Posiblemente, es que no tengan soluciones y solo pretendan desviar la atención.

Justamente, los aparatos de ambos partidos, que no han hecho caso ni siquiera a sus militantes, y que han decidido sus listas de arriba a abajo, han apelado a que los sectores críticos, descontentos o quejosos debieran callarse porque lo que importa es “arremeter contra el PP” o argumentan que “el programa es más que las personas”. Se les olvida que ese argumento se podría aplicar, en sentido contrario, con la misma fuerza. Esto es, que podían haber escuchado a su gente y haber conciliado mejor los intereses de todos. En el caso del PSOE, no ha sido así, porque el aspirante a fenómeno, Durán, continúa agarrado al poder que le queda a su primo de zumosol, el viejo Griñán, dejando claro que se hundirán o saldrán a flote juntos. En cuanto a IUCA, el PCA exige ser el tutor de la agonía interna de lo que intentó ser un movimiento sociopolítico y ha derivado en una marca blanca del comunismo más recalcitrante.

El único objetivo del capo Durán y de “Che” Mariscal, y de sus entornos, es enrocarse en los cargos que le corresponda en el naufragio de la izquierda y, desde ahí, dejar morir de inanición política a los que se oponen a sus designios. La institución y el partido como refugio de una clase política que no para de hablar de estar con la calle, pero que prefieren la moqueta y la calefacción central. Deciden hacer procesos asamblearios, primarias, entrar en redes sociales, … pero todo es una fachada: al final los “aparatchik” mandan, por lo que la única solución es mandarles al paro. De no hacerlo así, será el vecindario el que mantendrá un ERE permanente a toda la clase política. Solo hay qye ver Valencia o Madrid para que la izquierda aprenda que, cuando se pierde el poder, y lo ocupa la derecha extrema, el desierto se extiende por sus sedes.

Mientras, el 15-M se desenvuelve lentamente, desorientado, preocupado más de mantener formas de acción directa y asamblearias poco productivas que de formalizar una organización sociopolítica alternativa. Todos parecen esperar a que la vida se haga más dura para más gente, para poder reaccionar, pero solo hay que ver casos, como el de Grecia, para dudar de que así se consiga algo. ¿Sería diferente si se contaran con lo que las bases han decidido en PSOE e IUCA? Posiblemente, no, pero, al menos, los partidos mandarían un mensaje de seriedad y de respeto que compensaría algo la mala imagen que los políticos han alcanzado entre el vecindario. De esa forma, sería más fácil decidir darles nuestro voto, y evitar así que la derecha se imponga de forma definitiva.

Cuando en los próximos días sea convocado a acciones contra el despido libre, pensaré que sería bueno aplicarlo dentro de las fuerzas políticas para desalojar de ellas sin contemplaciones a los parásitos que se han adueñado de su historia. Alba y Araceli no pueden mirar hacia otro lado. Son cómplices de aceptar encabezar listas que las bases de sus partidos no han votado. Dobladez o Dulce se ven obligados ahora a decir que las listas son las suyas, aunque todos saben que no es así. Solo se podría empeorar esta situación si, pudiendo llegar a un acuerdo para gobernar la Junta, permiten que lo haga el señorito Arenas. En cualquier caso, ya se lo han puesto tan fácil, que lo más seguro es que solo puedan celebrar cada uno el fracaso del otro. O sea el de todos.

Viajes Fitur

Juan Andrés de Gracia | 18 de enero de 2012 a las 20:05

Siempre se ha entendido mal lo de asistir a Fitur. Nuestros dirigentes turísticos nos han vendido que es una feria muy importante para el sector turístico, pero la presencia de Córdoba ha dejado mucho que desear. Una veces hemos ido con Andalucía, otras veces solos, ahora con la Diputación, lo cierto es que Fitur, realmente, no ha funcionado casi nada para nosotros. Bueno, si ha servido para algo, y lo sigue haciendo, para darse un garbeo pagado a Madrid y salir en los periódicos locales como trabajando, con una copa de vino y un poquito de jamón en la mano. Con la “Charini”, a pesar de su monopolio del poder turístico, nada ha cambiado.

En los últimos años, hemos vendido como elementos centrales la capitalidad cultural, el centro de congresos/Palacio del sur o los Patios patrimonio inmaterial de la humanidad. Esto es, proyectos que no se han hecho realidad y, por tanto, se han desperciado los esfuerzos realizados. Sí ha funcionado vender el Espectáculo ecuestre, actualmente con éxito (a pesar de que IU y el clan Durán han intentando hundirlo por estar Rafael Blanco detrás), la Cata del Vino y la Feria de la Tapa (que se ha quedado en un proyecto menor), el espectáculo audiovisual de la Mezquita, que, tarde, pero está funcionando o el Festival de la Guitarra, ya consolidado, entre otros eventos y elementos de atracción.

Lo malo es que las presentaciones de estos productos en Fitur sólo suelen reunir a los representantes oficiales de la Junta, del Ayuntamiento o de la Diputación. Como prueba, puede verse hoy, en la prensa local, que el documental “Los encantos de Córdoba en 3D”, presentado ayer, reunió en primera y segunda filas a medio PP del ayuntamiento y Diputación y, en filas traseras, a directivos municipales. Tan sólo es llamativa la presencia de la ministra del desempleo “Báñez”.  Queda claro que la presencia de la ministra está dentro de la precampaña andaluza, pero no sabemos qué efecto positivo va a tener para Córdoba.

Por lo pronto, el joven Nieto se ha callado aquello de buscar financiación de “Manostijeras” Rajoy para el Centro de Congresos. La disciplina de partido puede más que el interés de la ciudad. Esperemos que al menos no perdamos el dinero ya recibido y, en parte, gastado. Tampoco hay novedad sobre mayor aportación de la Junta al proyecto, y ni siquiera el señorito Arenas ha concretado algo al respecto. De Griñán, el viejo, no espero ya mayor esfuerzo. Lo de la aportación de la Diputación, ha pasado al olvido. Lo cierto es que el propio gobierno municipal ha reconocido que tenemos 15 millones en tesorería reservados para el proyecto, que temo que acabe gastando en proveedores ajenos al proyecto o en nóminas, como es normal cuando hay caja única. Pero eso no impide que ya se hubiera podido licitar el proyecto, que supondrá más de mil empleos directos y otros cientos de indirectos.

Este año la oferta de Córdoba está en línea con el localcatolicismo pepero, vendiendo la Semana Santa, empeñados, como están, en parecerse a Sevilla, siguiendo los complejos de Fray Jaén. También se presenta el festival de cine africano (que ha venido huyendo de su ciudad original), la exposición sobre Roma, que ya está en marcha, y los grandes eventos de la córdoba de noche, que está claro son la Mezquita y el Espectáculo ecuestre, de nuevo. Luego, mantenemos la fe en los Patios, lo que significa incrementar la masificación y perversión de la fiesta, ya que no se han tomado medidas para evitar estos problemas. También se hablará, como en el resto de stands, de gastronomía, de la que degustarán nuestros líderes cordobeses, y si no al tiempo, y mendigaremos que algún famoso o pseudofamoso pase por el stand, para vender que aquello funciona. Pronto, los tendremos de vuelta, deseando repetir este viaje de placer con dinero público.

Los partidos, erre que erre.

Juan Andrés de Gracia | 16 de enero de 2012 a las 21:02

No hay manera de que los partidos políticos se centren en lo que realmente nos interesa y siguen regateándose a sí mismos. La guerra de posiciones que mantienen IU y PSOE contra el PP, sobre la posibilidad de que los alcaldes puedan encabezar las listas, es una muestra de ello. Me pareció una “chulería” política que el viejo Griñán no encontrara más respuesta al desastre electoral de mayo, que intentar que los vencedores de esas elecciones no puedan presentarse a las elecciones andaluzas. Creo en la máxima “una persona un cargo”, pero me parece impresentable que el PSOE, después de 30 años mandando en Andalucía, sea ahora cuando se dé cuenta de la incompatibilidad entre el cargo de alcalde con el de parlamentario andaluz. Ellos presentaron alcaldes cuantas veces les pareció, y no encontraban problemas en ello. La pregunta es ¿también es incompatible ser portavoz de la oposición o no? Lo veremos con el caso del aspirante a fenómeno.

También me parece jugar con el vecindario que el señorito Arenas dé marcha atrás en su histórica defensa de la acumulación de cargos. Ahora resulta que era una posición interesada para fastidiar al PSOE y no una postura política asentada. Pero peor me parece él cambio de opinión del joven Nieto, que renunció a encabezar las listas al Parlamento español alegando que tenía una misión en Córdoba, y ahora se desdice por la estrategia de confusión del PP. ¿Es que ahora no tiene ya misión que realizar? ¿Es que, acaso, como dijo la precoz Jurado, después de siete meses, ya ha cumplido su misión? También me parece sorprendente que el sheriff Cabello de Alba se haya buscado un puesto en el Congreso que, necesariamente, le va a obligar a desatender su alcaldía montillana. Parece que los “peperos” se dedican a ganar elecciones, pero una vez ganadas, no sabe para qué se presentó y se presentan a otras.

Con todo, lo que más me ha molestado es que el joven Nieto desprecie a los votantes cordobeses, y juegue con los concejales y miembros del gobierno como peones de un ajedrez al servicio del partido. Tras la marcha de la precoz Jurado, ahora nos enteramos que el admirador de la División Azul, que estaba encargado de coordinar los trabajos para la nominación de los Patios como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, Primo de Jurado, va a ser nombrado subdelegado del gobierno en Córdoba. Tras el rechazo a ese puesto por el “boticario” Aguirre, queda claro que Primo de Jurado ha jugado sus bazas para tener un despacho, sueldo y chófer a la altura de sus pretensiones. O sea, el gobierno del PP no parece con la mente en Córdoba, sino regodeándose como nuevos ricos en la lucha por el puesto. Así nos va.

Por último, me moriré de la risa, si al final IUCA presenta a Sánchez Gordillo, de nuevo, al Parlamento andaluz. La pinza del de Marinaleda con los alcaldes “peperos” es digna del mejor Rejón, el poeta. Sánchez Gordillo se ha reído durante años de los estatutos de IU, que obligan a no presentarse más de tres veces al mismo cargo, y ahora parece dispuesto a liarla si no se le permite seguir siendo parlamentario. Aún recuerdo cuando estuvo cobrando dos sueldos públicos durante meses, y decía que no se había enterado. Por lo pronto, Valderas ya se ha retirado a Huelva, incapaz de presentarse por Sevilla contra el líder del SOC. Y para que no nos preocupemos, dice que los problemas de las listas del PCE por Córdoba son “peleíllas”. Eso es para él defender la pluralidad y la opinión de las bases, “una peleílla”. ¡Vivan las cadenas!

Se acabó la fiesta: gobiernen y opónganse

Juan Andrés de Gracia | 7 de enero de 2012 a las 13:08

Demostrado, la “Casa de los Muchos” no tiene más estrategia que la distracción y la diversión. Veámoslo. Por un lado, el becario Bellido se dedica a vender las virtudes de un presupuesto que tiene muchas carencias. Sin que nadie se lo pida, se dedica a decir que se mantiene el gasto social y cultural, y ya saben aquello de “excusa no pedida …”. Su apuesta por subir los impuestos ha quedado respaldada por el mismo “Manostijeras” Rajoy y “Mamita” Soraya. Continúa con su táctica de “que viene el lobo” en cuanto a nóminas, proveedores y pagos en general. Ahora tendrá que evitar generar, de nuevo, el déficit que, mediante trucos contables y préstamos, ha hecho desaparecer, pero que existe en la gestión municipal. Si no existiera ese déficit, no tendría necesidad de parecer Freddy Krueger asustando a diestro y siniestro. Tendrá que meter en cintura al resto de los “19 escalones”, incluido al joven Nieto.

Paralelamente, Maquiávelo Torrico se ha escondido para ir preparando los recortes que, en materia laboral y de prestación de servicios, aflorarán tras las elecciones andaluzas. Su trabajo está dedicado, por un lado, a preparar la campaña de las andaluzas con el dinero que le pagamos los cordobeses, pero además dirige los hilos de los gerentes venidos del frío, como “pistoleros” a sueldo, ¡y vaya sueldo! El objetivo es que metan en vereda a los sindicatos y, alternativamente, desmonten el entramado de servicios públicos para que el sector privado se quede con lo que sea rentable. En esa labor tiene el bastión de Rafael Navas, que se pensaba que esto era una empresa de lacteos y se ha encontrado con la burocracia administrativa. También está, en la sombra, la “pragmática” Sola, si es que no acaban por hacerla Subdelegada del Gobierno.

Tristón Martín se encuentra encerrado en la Gerencia, evitando tener reuniones ciudadanas. Su labor es preparar soluciones para los suelos que le explotan en las manos a las cajas y bancos. Para ello, le están dando vueltas a como cambiar el PGOU y el Plan del Casco lo más rápido posible. También tiene que ver como hace que a los parcelistas le cueste más barato legalizar sus propiedades, pero en plena crisis no es fácil. Lo de construir vivienda y aparcamientos nunca fue lo suyo, y hará lo mínimo imprescindible para que no se enfanden los promotores. Tiene por delante el Plan Sierra y el de Caballerizas Reales donde hay demasiados intereses contrapuestos que vencer y convences. Por todo ello, está haciendo gala de su táctica negociadora “a-purada” y parsimoniosa, practicada con discreción. Lo que no puede evitar es que el “socioconcejal” Gómez, día tras día, pregunte “qué hay de lo mío”. Todo ese trabajo oscuro saldrá en primavera.

La “superintendenta” Tamayo ya sabe que lo tiene complicado con la calle Cruz Conde, los taxis, y otros conflictos encallados. Querer basarse en informes técnicos, para solucionar problemas políticos, no le está dando resultado. Sólo le falta que le crezcan los “enanos” del Área de Seguridad. Todo dependerá de si les pagan horas extras o no Le ha restado protagonismo a la “Hippy” Alarcón en su exilio de Diputación. Charini. vive de las estadísticas, pero no consigue ofrecer al sector el centro de congresos que necesita. Su guerra por hacerse con parte del IMDEEC parece no dar resultado. Eso, a pesar de que Duracell Rojas no consigue sino crearse enemigos en los sindicatos y empresarios. Ya no es el que era y ni siquiera puede ahora lucirse en su labor de “showman” en los plenos. No es el único.

Por otro lado, tenemos el “cuerpo de baile” del localcatolicismo, dirigidos por Fray Jaén y “Saraos” Caracuel dedicados a actos religiosofestivos que distraigan al vecindario. El resto del equipo tienen poco que hacer excepto presumir de sus nuevos cargos y sueldos. Hay casos como el de Comercial Sousa, Primo de Jurado o la misma cuñadísima Botella, que aparecen esporádicamente en busca del sitio que no han conseguido. Otros han de pelearse con el vecindario, ofreciéndoles recorte tras recorte, y sólo saben ser oposición a la Junta. Hasta ahora, el que baila con la más fea es Reina Padre, empeñado en cambiar los sistemas de gestión de la política deportiva, para lo que tiene que dejar en la estacada a los colectivos deportivos. Toda una paradoja. Hay que destacar aquí la ilusión y ganas del “Bonachón” Moreno Calderón, que tiene el reto de mantener la calidad cultural heredada, en un equipo donde puede lo religioso. De hecho, el próximo trabajo central será la Semana Santa.

Pero no se pierdan a la oposición. Por un lado, UCOR sigue enfrasacado en vivir del desconocimiento. Nos vendieron que eran profesionales con ideas nuevas, apolíticos, claro, o sea, de derechas, también clarísimo, pero, por lo visto, no se entienden ni entre ellos. IUCA, es un monólogo de Paco Tejada en defensa de la gestión realizada. El resto de componentes del grupo parece que tienen bastante con ir de reunión en reunión. Ni siquiera son capaces de mantener su presencia ciudadana. Les vendieron ser gobierno y por poco acaban en el grupo mixto. Algo parecido le sucede al PSOE, que ya han conseguido que nadie se atreva a hablar, excepto cuando el Padrino Durán les da permiso. A ellos les agrada no tener que aguantar al vecindario y prefieren la familia, en su amplio sentido.

Y acabo con el joven Nieto. Se le ve feliz, inmerso en la ola favorable al PP, viviendo de la inexistencia de alternativa y de oposición. Sabe que no tiene más adversario que su propio equipo y más enemigo que la crisis. Ha guardado el programa electoral y el de gobierno y se ha puesto el traje de víctima. Ya ha podido hacerse fotos con Nadal, con ministros peperos y hasta con los Reyes Magos. Ya debe saber lo que es el poder. Otra cosa es que sepa lo que quiere hacer con él. Por lo pronto, el número de parados y de cierre de empresas, sigue creciendo en la ciudad, y no se le ve con la ideas claras de lo que puede hacer. Hasta ahora le valía meterse con Griñán o ZP, pero pronto no tendrá con quien hacerlo, y, además, llevará ya un año en el gobierno y la herencia será un recuerdo. Al menos, está disfrutando de los llenos de un estadio de fútbol que representa lo peor del cogobierno saliente. Y es que el que no se consuela …