Archivos para el tag ‘IBI’

Nieto: Córdoba como excusa

Juan Andrés de Gracia | 5 de mayo de 2012 a las 20:15

Ya conocemos cual será la composición del gobierno andaluz del viejo Griñán y el lince Valderas. Cuando el lunes tomen posesión, tendrán, como una de sus primeras labores, decidir sobre el recorte de 2.700 millones del presupuesto, para asumir la minoración de recursos procedentes de los presupuestos estatales en tramitación. No será tarea fácil, y supondrá, para todos ellos, la necesidad de dar explicaciones sobre lo que hay que dejar de hacer. Tendrán que apelar, necesariamente, a las medidas adoptadas por el gobierno de Marianico el largo y provocará un encontronazo político importante. Las buenas palabras de hoy, sobre búsqueda de consenso y colaboración, se dinamitarán rápidamente, y no duden que el noqueado Arenas y sus peperos actuaran, exclusivamente, a favor del gobierno de España y no en los intereses andaluces.

Confirmado, pues, que no gobernarán Andalucía, los alcaldes “gaviotos” lanzarán toda su artillería contra el nuevo gobierno andaluz, que no contará ni con una semana de cortesía. En Córdoba, el pluriempleado Nieto no ha tardado en mostrar cual será la estrategia a seguir y, el pleno municipal del próximo martes, aprobará cuatro mociones de “cordial” bienvenida al nuevo gobierno andaluz, olvidando que la función de dicho órgano es controlar la labor del gobierno municipal. No hay duda de que, de haber gobernado el experto en oposición, Arenas, la actitud hubiera sido otra. Ahora, se usa el pleno del ayuntamiento de forma partidista, no para plantear diálogo entre administraciones, sino para torpedear desde el primer día cualquier vía de colaboración. Sin duda, ello refleja el interés del ambicioso Nieto por suceder al “señorito Javier” como paladín antisocialista cuando se marche a Madrid, con permiso de Esperanza Oña.

La reclamación del IBI de las viviendas sociales es una cuestión que está abierta desde hace años, y que parecía había entrado en una vía de entendimiento mediante un plan de pagos que no se ha acabado de concretar. La amenaza con los tribunales de justicia no parece la actitud más razonable. Estamos hablando de una cantidad que oscila entre 3,5 millones y 7 millones de euros, y no es una situación específica de Córdoba, sino que sucede en todas las provincias, por lo que sería mejor una negociación desde la FAMP. En cualquier caso, es penosa la actitud del aspirante a fenómeno, Durán, al defender que no se pague, argumentando la finalidad social de las viviendas, pues, una vez más, no ha sabido actuar como representante de la ciudad, y sí como mero delegado de su partido.

La ordenación del entorno de Medina Azahara es una necesidad derivada del informe elaborado por la oficina creada a tal efecto, y que ha planteado algunas propuestas que, de hecho, suponen cambios en el Plan especial de Medina Azahara. Lo que Tristón Martín intenta es tapar su incumplimiento de las promesas electorales de legalización a las parcelaciones allí radicadas, intentando que se diriga la responsabilidad a la Junta de Andalucía. Lo curioso es que, desde hace años, tienen en su poder un documento de la federación de asociaciones vecinales Al-Zahara, con apoyo de las asociaciones de la zona, solicitando que se modifique el Plan especial, sin que se le haya hecho caso. Parece, pues, que se opta por abandonar la búsqueda conjunta de soluciones para volver a usar al vecindario y sus problemas para la guerra política.

La petición de un nuevo Plan andaluz sobre drogas parece razonable, pero choca con los recortes sociales y sanitarios que desde el gobierno central se han impuesto a todas las comunidades autónomas. La madre benefactora, Blanca Córdoba, querrá así salir del anonimato en que va desarrollándo su gestión social. Ella, que parecía tener soluciones mágicas, ahora resulta que solo se dedica a reclamar recursos a la Junta de Andalucía. ¡Qué lástima que no se haya manifestado igual ante los recortes relativos a la Ley de dependencia o al derecho a la asistencia sanitaria de los inmigrantes de la “andalucista” Mato!. Tendrá que explicar si la exigencia del cumplimiento del déficit a la Junta de Andalucía es coherente con solicitar incremento del gasto, o, por lo menos, que es lo que hace el ayuntamiento de Córdoba en este campo.

Por último, solicitar que se determinen y concreten los usos del Centro de Creación Contemporánea parece una petición válida, si no fuera porque a lo que debiera dedicarse “la casa de los muchos” es a aclarar el uso y funcionamiento de los equipamientos pendientes como el Museo Taurino, el Centro del Flamenco, la Casa Góngora, la sede de la Orquesta, … ¿Qué pensaría, el Bonachón Moreno Calderón, si la Junta le reclamara el funcionamiento de estos y otros equipamientos? Seguro que lo consideraría una intromisión inamistosa. En definitiva, que los “19 escalones”, bajo el mando de Maquiavelo Torrico, van a esconder su pobre gestión en una guerra institucional sin cuartel. En medio, estamos nosotros.

Nieto y el IBI: El inicio de una buena amistad

Juan Andrés de Gracia | 23 de abril de 2012 a las 15:18

Lamentablemente, una gran parte de los responsables políticos en la actualidad, han dejado de pensar, de ser autocríticos y reflexivos, y se dedican en cuerpo y alma, no a cambiar la realidad, sino a deformarla hasta el esperpento. Para todo hay una explicación que, además, jamás se reconocerá que sea incoherente con otra anterior, aunque se diga exactamente lo contrario. Todo consiste en aprovechar los medios de comunicación, no para responder preguntas, sino para lanzar panfletos que repiten, una y otra vez, lo que el argumentario del partido haya elaborado, que para eso se tienen asesores.

Ya en otras entradas he hablado de las intoxicaciones planificadas elaboradas por el Cecogobierno sobre el peligro que corrían las nóminas, el agujero encontrado en las cuentas del centro de congresos o la conspiración contra la capitalidad, siendo, en este trabajo, reconocible, siempre, el estilo de Maquiavelo Torrico y del Becario Bellido. Lo que me ha soprendido es que el Cecoalcalde Nieto se preste a ser, él mismo, el que hable de la actualización de los valores catastrales que conllevará una subida de diversos impuestos, siendo el IBI el que más repercusión social va a tener. Justamente, escribía ayer sobre ello, y no he podido vencer la tentación de volver a hacerlo ante la deformación de la realidad usada por el joven Nieto para ocultar lo esencial: Que vuelve a incumplir su programa electoral en lo que respecta a subida de impuestos.

Hemos pasado de hablar de bajada o congelación/subida del IPC de impuestos a “incremento moderado” para subidas del 5% previstas para 2014 y siguientes. Claro, si lo comparamos con que la subida del IBI podía alcanzar en muchos casos un 100%, el 5% parece un regalo, pero se oculta que supone estar por encima de la evolución de la carestía de la vida. Es la misma línea de lenguaje que llamar “reformas” a “recortes”, y plantear que, con más niños y menos profesores, la educación irá mejor. Es lo mismo que decir que se mantiene el poder adquisitivo de las pensiones, pero se sube paralelamente el IRPF de los pensionistas, y se les hace pagar los medicamentos, entre 8 y 18 euros al mes.

Hablar de “medida obligada”, aplicado a la actualización catastral, es trampear con la palabra. Si es “obligado”, debería decirnos que persona o entidad nos fuerza a hacerlo. Ya comenté ayer que, ciertamente, es una medida que es aconsejable haber realizado desde hace siete u ocho años, pero que se optó por no hacerlo. Pero, más provocador es afirmar que una subida generalizada de valores catastrales busca superar desequilibrios en las aportaciones fiscales de la ciudad. Eso, al menos, solo podremos valorarlo al final del proceso, cuando veamos qué paga cada ahora cada uno y que acaba pagando. Cuando hace dos años el cogobierno subió el IBI por encima del IPC 10% de las unidades catastrales más altas, el PP habló de voracidad fiscal, cuando en realidad estaba defendiendo a los que eran propietarios de grandes comercios, fábricas y viviendas. Ahora, si se sube este año el 11,5% a todos, es justicia fiscal, y si lo hará un 5% durante años, debe ser un favor que nos hacen.

Solo hay que ir a las actas del pleno para ver que jamás el PP reconoció que en Córdoba los valores catastrales estaban bajos, y que ya era “obligado” subirlos “por justicia social”. Al contrario, hablaban sin parar de la excesiva presión fiscal de la ciudad para la situación económica del vecindario. Estarán conmigo que la situación económica, no solo no ha mejorado, sino que ha empeorado, por lo que no encuentra justificación el momento en que se ha tomado la decisión de solicitar al Catastro que actualice los valores de los inmuebles. Conociendo las formas que se gastan, dentro de poco hablaran de que supone poco más que un café o un periódico diario, como han hecho con el medicamentazo a los pensionistas.

No hay nada como llegar a alcalde para entender lo que es el IBI y abrazar su causa. Pero no piensen mal, si el IBI sube, no es voracidad fiscal, no piensen mal, es que está el joven Nieto preocupado por lo que pagamos los cordobeses de menos, y lo bien que le vendrá a su gobierno de “los muchos” para sus gastos. No se crean ustedes que no han valorado dejarlo para otro momento mejor, ahora que hay más de 45.000 parados en la ciudad, que los pensionistas van a cobrar menos, que más parte de nuestro vecindario tiene que acogerse al salario social, que la luz, el gas, y casi todo, sube, mientras el que tiene suerte de tener sueldo, ve como no llega a fin de mes, Simplemente, han obviado lo que sucede en nuestros barrios y prefieren seguir estrujándonos, eso sí, ellos lo hacen por nuestro bien, que para eso son de misa casi diaria.

 

El catastrazo pepero

Juan Andrés de Gracia | 22 de abril de 2012 a las 19:00

Se ha dedicado poco interés informativo a lo que marca el plan de ajuste sobre la subida de impuestos y tasas. Propone la subida anual de IPC y se incrementará la cobertura de tasas sobre los costes de los distintos servicios. Tan solo para 2015, que es año electoral, se plantea no subir por encima del IPC, pero el hecho es que subirá de nuevo. Con todo, lo más importante está en el catastrazo, esto es, la revisión de los valores catstrales sobre los que se cobra el Impuesto de Bienes Inmuebles (la contribución), y que también afecta al de plusvalías y otros impuestos de rango estatal o autonómico. Desde 1994, no se había producido esa actualización, siendo Córdoba una de las ciudades con una valoración más antigua, aconsejando el ministerio de Hacienda que, al menos, se realice cada diez años. Esos valores catastrales antiguos fueron denunciados en 1994 como “catastrazo” por el PP del engominado Merino, usando la subida como parte de su campaña electoral que le llevó a la alcaldía. Parece que, ahora, el joven Nieto tiene plena bula para llevarlo a efecto, a pesar de su promesa de no subir impuestos.

En los dos últimos mandatos municipales, y dentro de los distintos planes de saneamiento municipal, se ha introducido la revalorización catastral como una de las medidas que podían paliar la caída de ingresos. Pasados los años, es evidente que los sucesivos gobiernos municipales no se atrevieron a llevarla a cabo, temiendo la campaña contraria que podía poner en marcha el PP. Lo cierto es que la medida es necesaria desde hace años y solo habría que reflexionar sobre la idoneidad de la fecha, ante la situación por la que pasa el mercado inmobiliario. Lo paradójico es que el PP no tenga problemas en activar el proceso de elaboración de la nueva ponencia catastral, que supondrá uan subida de la presión fiscal contraria, una vez más, a las promesa electoral de no subir impuestos. Después de casi veinte años, la subida de los valores va a ser muy importante, pudiendo doblarse los mismos, aunque lo lógico es que la subida aparejada se prorratee durante diez años, intentando que los efectos negativos, que, necesariamente va a conllevar, se suavicen.

La mayor repercusión se producirá en el IBI, que es el impuesto más importante para las arcas municipales, pues la recaudación anual ronda los 60 millones de euros. Este año ya ha sufrido un incremento del 11,5% y para el próximo, al menos, del 10% según las medidas aprobadas por el gobierno de Manostijeras Rajoy. Luego, se pretende seguir subiendo un 5% anual para lo cual se adecuara el coeficiente. que se aplica a los valores y que, en Córdoba, tiene ahora un valor medio. Por tanto, el gobierno del joven Nieto usa la subida de impuestos más que la recurrente austeridad, para equilibrar el presupuesto municipal. En eso, sigue la estela del gobierno central con la ampliación del pago por medicamentos o con la subida del IRPF, siempre escondiéndose detrás de la herencia recibida. La coherencia deja mucho que desear, puesto que entre los años 2008-2011, en plena crisis y bajada cosntante de los ingresos municipales, el PP jamás apoyó las subidas del IBI, por debajo del IPC, planteadas por el gobierno municipal y ahora no encuentra problema alguno en hacerlo, muy por encima del IPC, que recordemos está en torno al 2-3%.

Espero que no se vuelva a hablar de que la política fiscal es de congelación, a no ser que se refieran a que nos quedaremos como el hielo cuando veamos el recibo del IBI de este año y el de los venideros. No sé que posición adoptará el compañero de Cecoogobierno, el Masa Carreto, ni como se posicionará el Consejo Social Municipal o el Consejo del Movimiento Ciudadano, pero si son coherentes con lo defendido tradicionalmente, deberían mostrarse contrarios. Por si acaso, el gobierno municipal ha eludido enviar a los citados órganos de participación, el plan de ajuste. No es obligatorio, pero teniendo en cuenta que plantea el escenario presupuestario para los próximos diez años, y que dictaminar los presupuestos es una función que les otorga la normativa vigente, hubiera sido procedente hacerlo, aunque fuera una vez aprobado (recordemos que el plan se puede ir modificando anualmente). El miedo al vecindario sigue siendo una constante del gobierno municipal.

Tras el verano, la campaña

Juan Andrés de Gracia | 31 de julio de 2011 a las 12:35

No me cabe duda de que, para el ayuntamiento de Córdoba, la convocatoria adelantada de elecciones generales para noviembre, no es la mejor noticia. Que además, una vez pasadas las geenrales se celebren las andaluzas, posiblemente en Marzo, tampoco lo mejora. Si tras el verano esperábamos el primer expediente de ordenanzas fiscales y la revisión del plan de saneamiento, para seguir inmediatamente con los presupuestos municipales, ahora tendremos a todos los partidos de campaña de nuevo. Para fundamentar mi preocupación, un primer dato: los tres máximos responsables provinciales de IUCA, PP y PSOE (Ucor no parece que se pueda presentar a las generales, aunque van a intentarlo a las autonómicas) son actualmente concejales (en el caso del joven Nieto, alcalde) en el ayuntamiento de Córdoba.

La tradición no escrita del ayuntamiento dice que cuando se convocan elecciones, los plenos se agilizan y se intenta que no se celebren disputas partidistas en el mismo, reservándose para temas de gestión y control del gobierno. Pero por las fechas que se avecinan, el debate económico municipal, con sus coletazos sobre el centro de congresos y otros, van a centrar la disputa política, que va a estar caliente durante más de seis meses, provocando que no se lleguen a acuerdos y que sólo se entre en acusaciones de unos para otros.

Que Nieto no haya conseguido ser recibido por Griñán es mala noticia. Que se haya mandado un procedimiento de apremio para resolver los restos de una deuda que la Junta mantiene con la ciudad por el pago del IBI, y que estaba en fase de resolución, no es el mejor saludo. Y es lo que nos temíamos, la responsabilidad como máximo dirigente provincial del PP y su papel como parlamentario andaluz va a pesar sobre el de alcalde de la ciudad. No me cabe duda de que en este tiempo no es posible el diálogo sensato y, en consecuencia, el acuerdo.

El PP tiene como estrategia dominar todo el poder político, ganando el gobierno de España y el gobierno de Andalucía, que se sumarían al de la Diputación y el de la ciudad de córdoba. Ese es su objetivo político, y esa es la pesadilla del PSOE, y en menor medida, de IUCA. En este momento, dar una solución a los problemas de la ciudad, va a quedar en segundo lugar hasta ver si, con la llegada del PP a estas instituciones, todo cambia. En mi opinión, para la ciudad nada cambiará, solamente que, en ese momento, Nieto entenderá las dificultades económicas, achacaremos los problemas de todo a ZP y todos tan tranquilos.

Un ejemplo evidente, son las palabras del responsable de Hacienda, el becario Bellido, que, de repente, anuncia que, por culpa de ZP, hay que devolver dinero al Gobierno central del que nos adelantaron en 2009 sobre la liquidación en la participación en los impuestos del estado de ese año. O sea, el gobierno central, aquel que no acababa de reconocer la crisis del todo, planificó unos ingresos estatales por encima de lo que después fue la recaudación real, que quedó muy por debajo. No onstante, el gobierno central estuvo mandado mes a mes el 97-98% del dinero previsto para los ayuntamientos, tal y como se había planteado en los presupuestos. El resultado final es que los anticipos enviados superan lo que realmente tenía que haberse recibido, y que ahora hay que devolverlo a plazos, a lo largo de cinco años. Bueno, realmente, lo que hará la hacienda estatal es descontarlo cada mes, queramos o no.

Bellido, de forma consciente, y siguiendo la estrategia que le marcan desde la calle Génova, en vez de reconocer que esto no es culpa de nadie, sino de la crisis, lo usa como ariete político, cuando, al fin y al cabo, el ayuntamiento de Córdoba ha contado de hecho con más ingresos que los que debía recibir, que han ayudado a pagar proveedores, nóminas y todo aquello que tanto parece preocupar a nuestro Botín particular. Bellido sabe que ya este año los envíos del Estado han sido menores porque nos han recortado ya los excesos de la liquidación de 2008, aunque se equilibraron en los presupuestos estatales con un mayor incremento de lo que se envío al ayuntamiento, para que el efecto fuera prácticamente cero. Pues, cuando estaba en la oposición, todo eso le parecían excusas del gobierno conjunto municipal, y, ahora, son razones para echar al diábolico ZP.

Sí le doy la razón, enlazando con la convocatoria adelantada de elecciones, en que soluciones compensatorias como la que han conseguido las comunidades autónomas de acudir al ICO, no van a ser posible en campaña. Bueno, en honor a la verdad, quizá debería Bellido reconocer que el gobierno central ya haya abierto una línea de crédito similar con anterioridad, que va a permitir al ayuntamiento contar con unos 15 millones para pagar a proveedores. Claro, que no van a explicarles que el malvado ZP es el que ha permitido que cobren sus facturas.

Este blog no toma vacaciones por verano. El gobierno municipal ha prometido seguir trabajando, la oposición tendrá su equipo de guardia, con barco esperando o sin él, y corren esos cien días que Nieto prometió para tomar las grandes medidas del mandato. Por tanto, aquí estamos en agosto, y después del verano, … la campaña.