Archivos para el tag ‘IMDEEC’

Hablando claro: Municipalización no, cierre y despidos

Juan Andrés de Gracia | 9 de mayo de 2012 a las 19:33

En su afán por inventar un nuevo lenguaje para que nadie se entere de lo que pretenden, que comenzó llamando “congelar impuestos” a incrementar el IPC, para ocultar que se incumplía la promesa de no subirlos, ahora la moda es el verbo “municipalizar”. Se usa este término por sesudos técnicos, y no menos experimentados políticos, para ocultar que lo que se pretende es, lisa y llanamente, recortar gastos de forma abrupta, y despedir a empleados públicos de distintos servicios municipales. Para que se entienda, “municipalizar un servicio” es, salvando la diferencia de la administración pública, igual que “nacionalizar”. O sea, que si siguen usando este término, el pluriempleado Nieto va a ser confundido con Cristina Fernández de Kirschner o con Evo Morales.

La legislación local llama “municipalizar” a la decision de ejercer actividades económicas por los ayuntamientos, en régimen de libre concurrencia o en régimen de monopolio. Para entendernos, es lo que se hizo con la actividad de transporte urbano que existía en Córdoba, realizada por una empresa privada, en época predemocrática y que, bajo la iniciativa del añorado Villegas, pasó a ser una actividad que se realizaría por el ayuntamiento de Córdoba en régimen de monopolio, esto es, que ninguna empresa privada la puede ejercer compitiendo con el ayuntamiento. Otro ejemplo a recordar, fue cuando el ayuntamiento decidió, en los años ochenta, ejercer la actividad de promoción de viviendas por Vimcorsa, en régimen de libre concurrencia, esto es, compartiéndola con la iniciativa privada. Siguiendo este razonamiento legal incuestionable, la Gerencia de Urbanismo, el IMDECOR o el IMDEEC, que no son actividades económicas privadas, no se pueden municipalizar, y decirlo es intoxicar y engañar.

Los tres organismos autónomos citados son servicios absolutamente municipales, El primero, el de urbanismo, obligado por ley, y, los otros dos, el deportivo y el de promoción de empleo y desarrollo económico, elegidos voluntariamente por el municipio, que se ejecutan en forma de gestión directa. Que sean organismos autónomos, es una decisión que adoptó el ayuntamiento, en busca de una más amplia autonomía y flexibilidad de gestión, mejora de la eficacia del servicio y búsqueda de más ingresos. O sea, es una descentralización de la prestación del servicio municipal, exclusivamente, porque la propiedad de los tres organismos es cien por cien municipal, y la dirección última de los mismos, también. Otra cosa, es que se permita participar a otros en la toma de decisiones, nombrando en su consejo rector a representantes de entidades sociales, económicas o del sector para ser más eficaces.

Lo que ahora se pretende, al promover su pase al ayuntamiento es, pues, centralizar de nuevo el servicio, con la primera consecuencia de que su órgano director volverá a ser la Junta de Gobierno Local, formada, íntegramente, por los peperos de “La Casa de los Muchos”. La oposición quedará para su control en comisión y pleno, y, para el vecindario, el seguimiento por los medios de comuniciación. Los tres servicios empezaron siendo servicios municipales centralizados, hasta que se decidió crear el Patronato de deportes (actual IMDECO) en los años ochenta; la Gerencia de urbanismo, con las competencias de planeamiento, fundamentalmente, pero sin el servicio de proyectos ni de licencias (hoy ya integrados en el mismo, lo que realizó, curiosamente, Tristón Martín en la época del engominado Merino); y el Instituto de Desarrollo Económico y Empleo (sobre lo que era la Agencia de Desarrollo Local y Servicio de Empleo), hace solo una década. Ninguno de los tres organismos han sido nunca cuestionados como tales, sí sus dirigentes, por el PP.

La comisión creada ayer por el Pleno municipal, formada por un batiburrillo de técnicos, políticos y directivos, tiene, pues, como misión demostrar que, para el ayuntamiento, es más beneficioso disolver los organismos y recuperar la centralización del servicio. Para ello, tendrá que demostrarse la mayor eficacia y eficiencia del servicio centralizado frente la descentralización actual, y decidir qué pasará con su patrimonio, su personal, su situación económica, … Pero eso sí, al final hay que producir un ahorro. Por eso, no entiendo qué hacen allí los representantes de la oposición, puesto que la comisión es, exclusivamente, para cerrar los organismos, despedir a empleados públicos y ahorrar dinero. Los directivos y los técnicos municipales van a trabajar a las órdenes del gobierno local del que dependen, y al que se deben dentro de la legalidad. Por tanto, sus propuestas van a ser las que decidan el tóxico Torrico, Tíogilito Bellido y la fiera Sola, además de Especulaciones Martín y AgroNavas. La única opción de que no se disuelvan los organismos, es que se castren voluntariamente, y eso duele. Es un proceso similar al que llevó, en 1996, a Aucorsa a firmar el contrato-programa para 12 años, ante la amenaza de su privatización. ¿Es que IUCA y PSOE están de acuerdo con el PP? Sí hubiera sido más oportuno que estuvieran presentes los sindicatos, ya que les va mucho en las decisiones que se adopten y que, luego, el PP podrá aplicar con su mayoría absoluta.

Gobierno municipal: 2ª parte

Juan Andrés de Gracia | 8 de mayo de 2012 a las 19:43

A la par que el gobierno de los “19 escalones” estaba reunido escuchando la remodelación de gobierno, publicaba ayer la entrada sobre la necesidad de esa remodelación. Les aseguro que la coincidencia temporal se debió, exclusivamente, a eso, al azar, eso sí, basado en un análisis de la situación del ayuntamiento que pedía a voces los cambios. Desde luego, por mucho que se empeñe Maquiavelo Torrico en hablar de que esta remodelación estaba anunciada, la realidad, que se puede comprobar en la hemeroteca, es que solo se hablaba de “breves retoques” motivados por la entrada de Culebrón Pedraza. Al final, no solo ha habido cambios de delegaciones, sino de la misma estructura de gobierno, lo que refleja que, la existente hasta ahora, se ha demostrado ineficaz en gran medida, y que la Casa de los Muchos (eso de ser el gobierno más extenso de la historia de la ciudad), provoca disfunciones al atomizar la toma de decisiones. En una entrada antigua ya me mostré favorable a que se renunciara a los nombramientos por Ley de Grandes Ciudades por innecesarios.

Por tanto, mi primera impresión no puede ser sino positiva, por el hecho de que se intente enderezar un barco que navegaba a la deriva. Ahora, solo les falta reformular el programa de gobierno, puesto que el electoral ya no es válido, ante su incumplimiento continuo, que se hará evidente cuando se cumpla un año de gobierno local. Maquiavelo Torrico intoxica y confunde cuando reclama, de nuevo, el empleo como el motivador de esta crisis de gobierno. La importancia que se le dio a la reducción de áreas queda ahora corregida, al aumentar de cuatro a cinco, lo que se acompaña con la desaparición del invento de los “órganos colegiados” por alegales e inútiles. La lástima es que, lo que ha hecho el pluriempleado Nieto, es componer un puzzle para los retos inmediatos del próximo año, perdiendo la oportunidad de hacerlo para los tres que quedan de mandato.

El alcalde en prácticas, Nieto, ha dispuesto, como he dicho antes, cinco áreas, y ha puesto al frente de cada una a un miembro de su núcleo cercano. La primera, la de Presidencia, con Maquiavelo Torrico al mando. Con él, cuatro delegadas débiles: las recién llegadas Culebrón Pedraza y Verito Martos, así como la Benefactora Córdoba y la Periférica Ruiz. Lo más llamativo es la degradación de la ingeniera Ruiz, motivada por sus conflictos con el vecindario, quedándose con una delegación sin obras que hacer. Lo más provocador es el nombramiento de Miss Pedraza al frente de Igualdad, que imagino no ha sido nada bien recibido por los colectivos de mujeres. A la ociosa Córdoba, se le obliga a trabajar algo, al ponerla al frente de Participación, justo cuando tiene levantado el movimiento ciudadano.

El área de Hacienda acoge a Duracell Rojas y recupera a la hiperactiva Sola, bajo el mando del becario Bellido. Lo del Abuelo Rojas no deja de ser una jubilación anticipada, dedicado a los caracoles, la venta ambulante y las rebajas. Volver a poner a Sola, la fiera, al frente de Personal, significa la derrota de los modelos del liquidador Navas, por mucho que fuera asesorado por CECO. Se busca una persona que conozca la administración y que conozca cómo se negocia con empleados públicos. TíoGilito Bellido se queda, así, al frente del plan de ajuste, con una economía encauzada y pendiente de que no se le desmande la partida de personal.

El liquidador Navas ha pasado directamente al área de Promoción, donde su función va a ser más necesaria. Encargarle del des-empleo, es encargarlo de cerrar el  IMDEEC. Además, sigue con Cecosam en su camino hacia la privatización, y acoge al Reina Padre para tutelar el fin del IMDECO. Para endulzar la labor, se incluye a Sor Caracuel, convertida en Reina de las Fiestas, tras puentear a Fray Jaén; y a Bonachón Moreno Calderón, que continúa como un pelícano entre tanta gaviota. Dar a AgroNavas la competencia de Turismo, es reconocer que se va a centralizar toda la política turística en Diputación. La anécdota de Agricultura, es un capricho personal, por mucho que se venda el proyecto virtual de Agrópolis.

Pelotazos Martín encabezará el área de Urbanismo, y consolida sus competencias, olvidando el tripartito que formaba con Comercial Sousa y Primo de Jurado. La primera, continúa en el área, pero convertida en la sargenta Sousa, al frente de Seguridad, abandonando sus promesas de agilizar licencias. La superintendenta Tamayo se centra en el tráfico y Aucorsa, compensándola con una tenencia de alcaldía, pero siendo víctima de su mala relación con los sindicatos. Por último, se asila a Fray Jaén, convertido en el Florido Jaén, en una labor que se prevé, por suerte, sorda. Eso sí, se le reserva su penitencia gustosa: La Semana Santa.

Como área marginal queda el de Familia, pues, Mª Jesús, la Botellona, por razones de equilibrio interno, va a la Diputación, posiblemente, con puesto de vicepresidenta. Y la Glamurosa Arcas retorna a Educación, a pelearse con las peticiones de los colegios, tras una triste gestión al frente de Mujer, donde solo se le recuerda las subvenciones a entidades antiabortistas. Y eso que insisten en que mantienen el estado de bienestar. Habrá que ver si mejora algo tanto cambio.

Remodelación del gobierno municipal, ya

Juan Andrés de Gracia | 7 de mayo de 2012 a las 20:23

El pluriempleado Nieto esperaba la victoria en Andalucía para impulsar su labor de gobierno. Recordemos que, en plena campaña electoral, reveló algunas de sus mejores bazas: Centro de Convenciones, Metro-Tren, Proyecto Agrópolis, … Lo cierto es que, pasado el 25-M, estos proyectos se han adormecido y las únicas noticias de la Casa de los Muchos son las que se refieren al plan de ajuste-pago de proveedores y a las fiestas de la ciudad. Es significativo que el Cecogobierno se haya desinflado, casi por completo, tras no ganar el experto en oposición, Arenas, las elecciones. Primero, el Masa Carreto se desentendió del proyecto de Centro de Convenciones, chivándose de que era una idea del joven Nieto y, ahora, critica el cierre del IMDEEC sin ser siquiera escuchados.

Nieto, el del centro, no ha podido así enviar a algunos de sus compañeros de Capitulares a la Junta de Andalucía, siendo la excepción la Hippy Alarcón. Aún no ha cubierto su baja (parece que será mañana) y tampoco la de Primo de Jurado, tras su nombramiento como vocero del gobierno en la provincia. Todo hace pensar que, en estos días, anda más preocupado de estar en los cambios que pueda sufrir su partido en Andalucía, que en los problemas de la ciudad. En breve, la estrategia de gobierno centrada en la herencia tocará fin y parece que, lamentablemente, va a ser sustituida con el enfrentamiento partidista con la Junta de Andalucía. Pero no hay que olvidar que hay un proceso de reforma de la organización de la política urbanística, la de empleo y la de deporte, al margen de otras decisiones sobre servicios puntuales (grúa, escuela infantil, …). Para afrontar esos cambios, debería contarse con un gobierno fuerte que no se dedique, exclusivamente, a rebajar partidas sin ton ni son.

Solo hay que repasar los nombres de Comercial Sousa, Glamour Arcas, Verito Martos, la Botella bis o la Benefactora Córdoba para preguntarnos a qué se dedican. O recordar a Fray Jaén o Sor Caracuel empeñados en su mezcla de fiesta y religión. Reina padre, no sabe o no contesta, mientras otros mangonean el IMDECO, y Duracell Rojas se ha convertido en pensionista de primera calidad, tras decidirse el cierre del IMDEEC, mientras pega codazos para hacerse con el área de Turismo. La superintendenta Tamayo y el Bonachón Moreno Calderón intentan gestionar sus áreas, pero parece que cuentan con poco apoyo. La periférica Ruiz se aburre al no tener obras que acometer y, mientras, se pelea con el vecindario, y Tristón Martín sigue a las órdenes de lo que digan los empresarios, mientras paraliza todos los planes urbanísticos pendientes. Está claro que aquí todo se lo guisan y se lo comen Maquiavelo Torrico, el becario Bellido y el liquidador Navas, más algún asesor o directivo del segundo nivel.

El pluriempleado Nieto, si le dejan sus múltiples obligaciones, debería darse cuenta que, en un mes, habrá cumplido un año al frente del ayuntamiento, y que lo que era su prioridad, el empleo, no solo no ha mejorado, sino que ha seguido la pérdida de puestos de trabajo. Ni siquiera la apertura de Leroy Merlín. Primark y la inminente de Hipercor han conseguido evitar que superemos los 45.000 parados. Las estrategia de la ciudad en torno a la cultura, se ha deshecho tras no ser nominados para 2016, y el emblema de diez años, el centro de congresos, ha sido demolido antes de empezar a construirse. Los únicos instrumentos que teníamos para generar desarrollo económico (IMDEEC, Gerencia de Urbanismo y Procórdoba) están a punto de desaparecer. Y Vimcorsa, al ralentí, para que no se enfanden los constructores.

En esta situación, y con la perspectiva de tres años sin procesos electorales en la ciudad, es el momento de que reformule su proyecto de gobierno, si es que tenía uno, o, en caso contrario, que lo formule. Su antecesor, el engominado Merino, se encontró en este mismo periodo de gobierno con el préstamo sindicado de más de 30 millones de euros, al cambio; el descenso vertiginoso de intereses que le permitió renegociar préstamos; y la excepcionalidad de poder pedir un préstamo de 200 millones de euros, también al cambio, para cubrir deuda a corto plazo. Todo ello originó suficiente margen presupuestario y liquidez para invertir en todos los barrios, y para mantener la estructura municipal. Su problema era no tener mayoría en el pleno. Ahora, el gobierno local se ha encontrado con el “regalo” de permitirle pagar proveedores mediante endeudamiento a largo plazo, pero a cambio de reducir su capacidad de acción; se ha encontrado una ciudad poco reivindicativa porque los fondos FEILS, FEELS y Proteja, aunque los critiquen, resolvieron muchos de los problemas pendientes; pero no tienen margen presupuestario ni tesorería suficiente. Eso sí, cuentan con mayoría absoluta y UCOR de suplente. Es la hora, pues, de que actúen, de que dejen de buscar excusas y gobiernen.

El caso Torricoblanca

Juan Andrés de Gracia | 26 de abril de 2012 a las 18:43

Que no se precocupe Maquiavelo Torrico, que no voy a achacarle nada del caso Torreblanca, pues la única responsabilidad que podría existir, del tipo administrativo, civil o penal, es de los funcionarios, policías locales, que construyeron ilegalmente, que no cumplieron su función sancionadora por corporativismo, y/o alteraron expedientes informáticos para tapar su acción, según lo conocido. Y también podría existir, de tipo político, al menos según lo actuado hasta ahora, de los responsables políticos que permitieron, por acción o por omisión, tales conductas. El joven Nieto, entonces en la oposición, solo tuvo que aprovecharse, legítimamente, de todo lo que acaeció, desde que un anónimo denunció la construcción ilegal ante la guardia civil, el verano de 2007. En cualquier caso, la relevancia de lo denunciado no es que hubiera una parcelacíon ilegal, pues conocemos miles, sino en que fueran policías (autoridad) los titulares. Todo parece que parte, pues, de algún tipo de “vendetta” interna entre policías.

Yo conocí el asunto a través de la prensa y, luego, por mi trabajo cerca del grupo socialista, cuando ya se habían producido todos los hechos denunciados. La posición lógica era  saber que había de verdad en lo publicado y, tras unos titubeos del grupo de IUCA, se le encargó a la secretaria del Pleno, actual asesora técnica del gobierno local, una investigación que aclarara lo sucedido. De su labor, que respaldo absolutamente por su seriedad, surgió, tanto la propuesta de abrir expedientes disciplinarios, como de mandar el asunto a la fiscalía, por descubrir indicios de que se podría estar ante algún ilícito penal. El gobierno local aceptó tales propuestas, no diré que de buena gana por parte de IUCA, y, tras informar la asesoría jurídica, remitió el asunto.

Fue este un asunto de difícil tratamiento entre los dos grupos de gobierno, puesto que el área de seguridad, la gerencia de urbanismo y presidencia, estaban bajo la responsabilidad de IUCA, y nadie dio al grupo socialista una versión de lo sucedido, hasta que la prensa denunció los hechos. La estabilidad del gobierno municipal, que, por otra parte, no convenía al PP, aconsejaba firmeza en las actuaciones y plena transparencia, pero, al mismo tiempo, ir, gradualmente, adoptando las decisiones necesarias, llegando a la comisión de investigación solo si no quedaba todo aclarado.

Desde luego que el trabajo de la secretaria desveló que algo no funcionaba bien en la policía local, ya que varios policías pudieron alterar expedientes, usando claves que no les correspondían, y provocando, incluso, pérdida de miles de ficheros (aunque fueron recuperados). Quina Aguilar decidió cesar al jefe de policía, como si hubiera sido el responsable de los sucedido, y no tocar a su delegado, el Novelas Cuadra, y de ella, solo de ella, dependía su cese. Desde el grupo socialista, se anunció que se solicitaría la depuración de responsabilidades políticas, si se demostraba que se había intervenido, directamente, en el caso, pero eso no ha quedado demostrado, ni siquiera en lo relatado por el fiscal. La creación de una comisión de investigación no procedía porque, tras la investigación interna, el tema llegó a los tribunales de forma inmediata, o se abrieron los expedientes que propuso la encargada de la información interna, y que no afectaban a lo mandado a fiscalía.

Entonces, ¿por qué “Torricoblanca”? Porque es impresentable que deforme la realidad de forma tan lamentable, aprovechando su posición prevalente como gobierno. Del caso “Imdeec”, lo que se parece algo a lo sucedido en Torreblanca, es la manipulación de la valoración de puestos de trabajo por parte de tres empleados públicos para provecho personal. Inmediatamente, se abrió  una información reservada; de ella, se desprendió la apertura de tres expedientes disciplinarios; y se encargó una auditoría general. En aquel caso, curiosamente, el PP jamás solicitó la comisión de investigación, y le pareció bien el procedimiento establecido, simplemente, porque afectaba a militantes suyos y “gargantas profundas”. De hecho, el PP no ha permitido que la comisión de investigación entre a analizar el motivo que dio lugar a los expedientes. Pero, lo más grave, es que, a pesar de haber cerrado dos de ellos, y que el instructor del tercero ha solicitado su remisión al fiscal, se niegan a ello. Lo que dice que mandan a fiscalía es lo relativo a la auditoría de gestión, en contra de lo propuesto por la asesora técnica por no encontrar indicios para ello.

Pero, donde ya riza el rizo, Maquiavelo Torrico, es que se atreva a decir que no fue el gobierno PSOE-IUCA el que remitió el expediente a la fiscalía, sino que fue la secretaria, y el gobierno local se vio obligado a tramitarlo. Se le ha faltado explicar, entonces, por qué no ha mandado ya a la fiscalía el expediente que afecta a su compañera de partido, aunque el instructor, por dos veces, ha propuesto hacerlo, y por qué sí lo hace con el que la asesora técnica dice que no ve razones para ello. Eso es el caso Torricoblanca: la incoherencia, la intoxicación y la alteración de los hechos.

De recorte en recorte, hasta la liquidación final

Juan Andrés de Gracia | 15 de abril de 2012 a las 14:35

Tras el 25-M, el gobierno del joven Nieto ha enterrado su programa electoral y ha sacado el manuel del buen podador. Primero, ha usado la excusa de la herencia, y no es que la situación que han recibido no tenga sus luces y sus sombras, pero para nada está el ayuntamiento de Córdoba en situación de urgencia. Se necesita controlar la maquinaria municipal, pero no asfixiarla. Luego, les ha venido muy bien el plan de pago a proveedores, o, mejor dicho, el plan de ajuste que se ha debido presentar para los próximos diez años. En  el documento elaborado, se han volcado todas las ideas que, sin estar en el programa, se han convertido en la esencia de su gobierno. Los “19 escalones” han pasado doce años en la oposición, para ahora no proponer nada más que desmantelar el sector público. Y lo dice alguien que no cree en las políticas de déficit ni de deuda como base de la gestión local.

Al IMDEEC, le han preparado un entierro justificado con una comisión de investigación donde no se ha desvelado ninguna problema irresoluble. Ya he publicado diversas entradas sobre el tema, por lo que no voy a insistir más, por ahora. Pero ahí no se va a quedar la cosa. El plan de ajuste quiere meter la tijera a la Gerencia de Urbanismo, al contastar que los fondos municipales que van a ese organismo están dedicados, casi por completo, al pago de personal. Lo cierto es que una vez que la Gerencia ya no consigue ingresos propios. y que la actividad urbanística se ha reducido casi a cero,  su existencia ha sido cuestionada y a los especuladores les viene muy bien. Lo hizo el aspirante a fenómeno, Durán, en un momento de lucidez, en plena campaña electoral, y ahora tiene difícil dar marcha atrás. Parece que el fichaje del “supergerente 86″ Martínez (no creo que sea el “facha”), no ha servido para nada, a pesar de sus importantes emolumentos. La intención es hacer un derribo controlado de la entidad, pasando deeterminados servicios al ayuntamiento. Pero que no nos engañen, lo que buscan es reducir los costes de personal, por lo que, o habrá personas despedidas, o tendrán que rebajarse salarios.

Detrás, aunque es posible que se adelante, viene el Instituto de Deportes. Como estructura municipal tiene externalizados la mayoría de los servicios, pero al cerrar las oficinas de Lepanto se ha encontrado que las dos instalaciones que gestiona directamente (Vistalegre y Fontanar) están repletas de trabajadores. El objetivo no es otro que reducir esa carga más pronto que tarde. Mientras, han estado reduciendo gastos de los clubes de fútbol, de las salas de barrio, … pero, en breve, tendrán que tomar una decisión definitiva. Igual que tendrán que hacerlo con Cecosam, en la que han anunciado entrada de capital privado, pero nada han dicho de “gestión privada”. Hay que reconocer que esta empresa, desde sus orígenes, está sobredotada de personal, y que los limites de su negocio han obligado a que las transferecnias municipales se tengan que mantener en niveles elevados.

Por ahora, Sadeco y Aucorsa se han librado de estas actuaciones radicales. Sadeco había conseguido un preacuerdo donde los trabajadores se limitaban sus salarios en los próximos años, a la vez que aceptaban trabajar más horas. Lo malo es que Aucorsa ha hegociado otro preacuerdo que es claramente mejor que el de Sadeco, por lo que este ha quedado reventado. Sadeco cuenta con un plan de saneamiento que ahora puede haberse convertido en papel mojado. Aucorsa  estaba en ello, pero antes pretendía reformar las líneas para rebajar costes. Lo cierto es que parece que cada uno ha ido por su cuenta. Si Pitagorín Prieto se había apuntado un tanto con su preacuedo antes de las elecciones autonómicas, Cierres Sierra le ha devuelto la jugada. Y es que ya anticipamos hace algunos meses que, una vez se asentara el “gobierno de los muchos”, cada uno pasaría a defender su trocito de poder por encima de las teorías del Becario Bellido. Incluso habiendo aprobado el plan de ajuste, veremos contradicciones día a día.

El PP ganó las elecciones municipales con holgura, pero ahora tiene que ser capaz de gestionar lo público, no demolerlo. Su teoría política es favorable a la mínima actuación administrativa, pero cuando uno se dedica a ello, acaba queriendo crecer. El joven Nieto tenía la ocasión de reestructurar profundamente su gobierno, pero si no gobiernan Andalucía, solo podrá despedir a la hippy Alarcón, y soportar a Duracell Rojas, entre otros. La próxima entrada de la miss, unida a la ausencia permanente del Reina Padre, entre otros, hace que la coherencia ideológica y capacidad de gestión, en esta difícil época, deje mucho que desear. Al menos soltó el lastre de Primo de Jurado, algo es algo.

Cae el IMDEEC, sube el paro

Juan Andrés de Gracia | 10 de abril de 2012 a las 19:54

La promesa electoral del joven Nieto de firmar un tercer pacto por el empleo, fue incumplida y olvidada, justificando tal fraude, por considerarlo un instrumento ineficaz. La verdad es que no querían contar con los sindicatos para nada. Prometió, de forma sustitutiva, un proyecto piloto, conocido inicialmente como “Córdoba emplea”, del que nada más se anticipó, con el supuesto apoyo de la ministra del desempleo, Báñez, cuyo único mérito conocido es llamarse Fátima. Vistos los presupuestos del Estado, y la senda que siguen los recortes en todas las administraciones públicas, nada anuncia que se pueda hacer realidad. Mientras, el paro subía imparable, desde los 39.000 desempleados que se encontró el joven Nieto. A continuación, Maquiavelo Torrico y el becario Bellido, idearon la forma de eliminar el Instituto de Empleo, a pesar de que, en un principio, Duracell Rojas, intentó que se mantuviera. Antes, promocionaron a su compañera de partido, a directiva municipal, pagándole los favores como topo que habían tenido en el IMDEEC, a pesar de contar con un expediente abierto, que continúa pendiente de su remisión al fiscal, como ha solicitado el instructor del mismo. Se ha mantenido el IMDEEC estos meses, porque se autorrebajo el presupuesto hasta acabar sin medios para actuar en el desarrollo económico de la ciudad, y, por si acaso, se fue preparando su suicidio, elaborando un informe de lo que se ahorraría el ayuntamiento si se municipalizara el servicio.

A Epi (Torrico) y Blas (Bellido), les vino estupendamente la equivocada idea de Tintín Tejada, como si fuera novato en esto de la política, de proponer la creación de una comisión de investigación, basada en los resultados de una auditoría encargada por el sufrido Priego, para analizar la situación del IMDEEC. Y se equivocó Tintín, porque las comisiones de investigación, con un gobierno con mayoría absoluta, solo favorece a quien gobierna, que decide los temas, el procedimiento, los tiempos, … y, lo que es más importante, las conclusiones. Los “peperos” se dieron cuenta de que, lejos de ser un obstáculo, la comisión era la coartada perfecta para cargarse el IMDEEC, y para desviar la atención sobre la falta de ideas e iniciativas que paren la subida del desempleo.

Así no es una mera casualidad que, el mismo IMDEEC, hoy haya desvelado que el paro en la ciudad de Córdoba ha subido en el mes de marzo, tradicionalmente, un buen mes, hasta alcanzar 45.500 personas, aproximadamente. La noticia ha quedado tapada por la propuesta de hacer desaparecer el IMDEEC, que ya estaba decidida, pues forma parte del plan de ajuste municipal aprobado hace dos semanas. Solo necesitaban escenificar la “mala gestión realizada”, en vez de llevar a la práctica las supuestas ideas que tenían en la oposición o en el programa electoral. ¿Donde están las nuevas empresas?, ¿Dónde están las dinámicas generadoras de empleo? ¿Dónde están las inversiones, de esos que estaban esperando que el PP gobernara la ciudad, o de los que iba el joven Nieto a ir a buscar donde fuera? Hasta sus socios de “cecogobierno” han insistido en el ridículo que se ha hecho en los presupuestos estatales, al no incluir ni el Centro de Congresos/Covenciones, ni el Metro-Tren, ni Agrópolis, demostrando que todo ha sido humo electoral.

Es curioso que el PP ataque a quien puso en marcha los mecanismos para mejorar el IMDEEC, el sufrido Priego, y sigue sin aclarar qué va a hacer con su querida militante y sus amiguetes expedientados, que manipularon la valoración de puestos de trabajo para su provecho personal. Ahora acusan  al expresidente del IMDEEC de no ser capaz de generar un “buen clima” con desleales empleados públicos, chorizos, que se han protegido bajo las alas de la gaviota. Seguro que no estarán entre los que irán al paro cuando se municipalice el IMDEEC, porque el ahorro central que va buscando, es hacer un ERE con la excusa de volver a la casa matriz. Tienen que reunir una comisión que elabore las razones para proponer que desaparezca el IMDEEC, que se basará en el ahorro que se produce y que, fundamentalmente, depende de las personas que van a ir a la calle. Pero no nos preocupemos, mientras se dedican a esa labor, tendrán la excusa, ya ha empezado a hacerlo Maquiavelo Torrico, de engañarnos, prometiendo que, cuando funcione el nuevo servicio de empleo, todo empezará a resolverse. ¿Ustedes se lo creen?

¿Privatizaciones “peperas”?

Juan Andrés de Gracia | 3 de abril de 2012 a las 13:29

Sobre el plan de ajuste que han preparado el joven Nieto y sus 19 escalones, me parece necesario hacer algunas reflexiones, empezando por las “privatizaciones”. Desde la izquierda, se suele acusar a la derecha, de ser proclive a pasar al sector privado servicios y empresas que podrían tener mayor rentabilidad social en lo público. Por otra parte, la derecha acusa a la izquierda, de insistir en que lo público se ocupe de actividades que pueden desarrollarse, tranquilamente, desde lo privado. Las posturas varían desde el extremismo de “todo privado” o “todo público”, a fórmulas mixtas, con distinto peso de una y otra opción. En cualquier caso, el debate está muy ideologizado, pero ya desde la izquierda se admite que no tiene sentido una administración pública omnípotente, y, desde la derecha, se concibe que hay distintos servicios que pueden gestionarse mejor desde lo público.

En esta ceremonia de la confusión sobre qué es privatizar, se cuela además la posibilidad de descentralizar o externalizar servicios, mediante empresas u organismos autónomos y concesiones administrativas, entre otros sistemas legales. Para la izquierda más dogmática, todo lo que no sea funcionarizar la gestión, es un error, y lo consideran una privatización de hecho. Poco les importa que la toma de decisiones y la dirección sean públicas, y que no se basen en la búsqueda del beneficio lucrativo. Es curioso que, sin embargo, reciban como contestación el rechazo generalizado del funcionariado, convertido en un adversario del resto de los trabajadores por mor de sus supuestos priviliegios.

Tras esta toma de posición, se puede afirmar que el plan de ajuste presentado por el becario Bellido, sólo incluye una privatización parcial de una empresa municipal: Cecosam. Propone la entrada de capital privado para convertirla en empresa mixta, con mayoría accionarial pública. Aduce razones de competitividad en la ciudad, y el presunto interés de nuevas empresas por establecerse en Córdoba, que podrían provocar mayores pérdidas a la empresa pública. Le dedicaré una entrada específica esta semana, pero, por lo pronto, me interesa remarcar que ello supone un incumplimiento más del programa electoral, donde el joven Nieto repitió machaconamente que nunca privatizaría empresas ni servicios. Más parece una avanzadilla sobre lo que será la política futura del PP respecto a privatizaciones. No me tranquilizó que, en el Pleno, el becario Bellido hablara de que existían ofertas en firme para la compra de Emacsa. Llegó a plantear que, solo con esa venta, se solucionarían los problemas económicos municipales, así que no descarto que vuelvan a ello más adelante.

La propuesta de externalizar servicios, como la Escuela Infantil y la Residencia de Ancianos, no se pueden calificar de privatizaciones, por mucho que el nuevo coordinador lcoal de IUCA, el impulsivo Florido, se rasgue las vestiduras repartiendo insultos. Es cierto que los sindicatos municipales no están por la labor, pero en plena crisis de ingresos de los ayuntamientos. hay que plantearse si hay servicios que pudieron tener sentido su prestación municipal, pero ahora lo han perdido. Ya pasó, gobernando IUCA, con el laboratorio  o el matadero municipales, y se intentó con el zoológico o con los mercados, aunque, en este último caso, curiosamente, fue el PP, el que salió en su defensa de forma feroz, y ahí están penando y sumando un coste innecesario a las arcas públicas. El abastecimiento de la población está plenamente asegurado mediante los comercios privados que ofrecen todo lo que el vecindario puede necesitar. Se cerraron los mercados del Parque Cruz Conde o del Alcázar, y nada ha pasado, excepto un ahorro para las arcas públicas. También dedicaré una entrada específica a ambos servicios, pero anticipo mi posición de que es necesario que las entidades locales reflexionen sobre los servicios a prestar y su necesidad.

Por último, la Casa de los Muchos habrá agradado a la izquierda más dogmática al plantear que la Gerencia de Urbanismo, el Instituto de Deportes o el IMDEEC vuelvan al ayuntamiento matriz y abandonen su autonomía de gestión. En el plan de ajuste, aparece como un hecho, en forma total o parcial, pero se ha anunciado que solo se aplicará si no se controla el gasto de personal, o sea, como una especie de chantaje. Quizá habría que reflexionar sobre las razones por las que, entidades creadas para mejorar la gestión, han acabado teniendo los mismos vicios, lastres y problemas que antes, por lo que es lógico que se plantee su continuidad. Lo malo es que, detrás de esta vuelta a casa, lo que los peperos pretenden es, simplemente, ahorrar, puesto que solo lo harían los funcionarios y los laborales indefinidos con condiciones, pero quedarían fuera el resto de trabajadores. O sea, sería un ERE encubierto. Ya aclararé más en otra ocasión.

Semana de pasión municipal

Juan Andrés de Gracia | 29 de marzo de 2012 a las 12:05

Anunciaba en una entrada. hace unos días, que esta semana sería decisiva para Córdoba, ciudad y provincia, y para el gobierno municipal de los “19 escalones”. Hasta ahora, las elecciones andaluzas y la huelga general de hoy, han supuesto que se den cuenta que el desgaste “pepero” va a avanzar más rápido de lo que pensaban. Las llamadas al sacrificio del vecindario están chocando con la realidad, ya de por sí, suficientemente dolorosa para gran parte de la población cordobesa. Y ahora toca que el joven Nieto desvele cuáles sus planes a corto y medio plazo, obligado por el plan de ajuste, a diez años vista, que debe aprobar mañana el pleno.

El sistema de pago de la deuda a proveedores, impuesto por el gobierno de Manostijeras Rajoy, es, intrínsicamente, un arma para estrangular a los ayuntamientos, con la excusa de evitar el déficit público. En nuestro caso, todos reconocen, excepto cuando toca intoxicar a Maquiavelo torrico o al Becario Bellido) que las facturas pendientes del ayuntamiento de Córdoba, en torno a 23 millones de euros, suponen una cantidad razonable en comparación con el de ciudades de nuestro entorno, incluso las gobernadas desde hace años por el PP. Sólo hay que mirar al ayuntamiento de Granada, que casi cudriplica la cantidad. Si tenemos en cuenta que, en la mayor parte de los casos, las facturas no pasan de seis meses de antigüedad, la situación se hace aún más favorable a la herencia recibida.

Pues bien, el plan de ajuste preparado conlleva una subida muy importante de los ingresos a través del incremento del IBI urbano mediante una revisión catastral (que llegaría en el peor momento) e incremento general de las tasas, así como a la extensión del copago en muchos servicios municipales.  Se anuncia que la reducción de la presión fiscal solo será posible a… ¡medio plazo! La reducción de gastos ya no pasa por la austeridad, sino por la reducción de las partidas de personal, que solo es posible de dos formas: o mediante rebaja de salarios o mediante despidos y reducción de contrataciones.

En lo que afecta a servicios municipales, se opta por la externalización de los mismos, que solo supondrá ahorro si apareja una reducción, como siempre, de personal. Eso solo significa incoporar al frente de la Escuela Infantil o de la Residencia de Ancianos de empresas que, para llevarse un beneficio, han de sacarlo de la reducción de los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores que contraten, además de conseguir que se pague por el servicio sustituyendo la subvención del mismo. Tengo claro que no serán los únicos servicios que pasen por esos procesos, y que se va a contar con la oposición sindicial para llevarlos a cabo.

En cuanto a las empresas municipales, parece desecharse el “holding” prometido para Emacsa, Aucorsa y Sadeco, y solo se apuesta por el desarrollo de gestiones comunes que puedan suponer ahorros en compras, servicios, etc. Diferente es para Cecosam, donde inician su camino privatizador, mediante la venta de acciones. Teniendo en cuenta las limitaciones del mercado por razones obvias (descenso de la mortalidad), no se oculta que a la empresa que le interesa comprarlas, será para ganar dinero, lo que solo se podrá conseguir cobrando más o rebajando gastos mediante reducción de personal y salarios, especialmente. El sector privado local de los tanatorios actúa en régimen de monopolio, por lo que la empresa solo puede subsistir si es competitiva, y ya sabemos lo que ello supone.

Respecto a los organismos autónomos (Gerencia, IM Deportes, IMDEEC), la propuesta va en la misma línea, puesto que la recuperación de la municipalización del servicio, presentada como alternativa al coste salarial, solo busca ahorrarse los costes del personal laboral. De no hacerse así, el ahorro en costes será insuficiente para lo que pretende el plan de ajuste. Queda claro, que la nueva reforma laboral permite a las instituciones públicas despedir con 20 días por año trabajado, solo por tener una reducción de ingresos durante dos trimestres, y no hay entidad municipal que no cumpla ese ratio. Por tanto, estamos en la antesala de ERES municipales. No hay ni que decir el conflicto social que se avecina.

Esta peculiar Semana de Pasión municipal, previa a la que le gusta disfrutar al joven Nieto de Semana Santa, continuará mañana con la liquidación municipal, que generará un déficit que podría superar los 20 millones de euros. Ello obligará a reducir el presupuesto actual en esa cantidad, con lo que los recortes volverán a estar de actualidad en el ayuntamiento de Córdoba. Tan sólo faltará que Látigo Soraya anuncie el viernes los presupuestos municipales, y ya sabemos, por lo que van anunciando, que significará que la Semana de Pasión no termine con ningún Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección, sino con un descenso a los infiernos.

A la fiscalía, cuando interesa

Juan Andrés de Gracia | 23 de marzo de 2012 a las 13:55

Maquiavelo Torrico ha pregonado que las conclusiones que se aprueben en la comisión de investigación sobre el IMDEEC, se mandarán al fiscal casi con toda seguridad. De nada le vale que la Asesora Técnica y secretaria de la comisión, exsecretaria general del Pleno, por cierto, haya elaborado un extenso informe donde afirma que no ve razones para llegar a tal extremo, tras analizar lo que desvelaba la auditoría externa encargada en época del sufrido Priego y el informe que sobre ella ha presentado la intervención municipal, y que es el motivo central de la comisión de investigación. El citado informe parte de ambos documentos para acabar proponiendo la forma de superar las irregularidades detectadas. En lo que respecta a cobros indebidos, se muestra favorable a la devolución del dinero, con los límites y condiciones que marca la ley. En lo que afecta a los puestos de trabajo indefinidos, se decanta por terminar el proceso de convocatoria de plazas, ya iniciado por el antiguo presidente, o la amortización de las mismas, si así se considera conveniente.

A Maquiavelo Torrico, se le ha olvidado recordar que las conclusiones serán las que ellos quieran, existan o no argumentos que las fundamenten, por la simple razón de que son mayoría en la comisión y en el pleno. Esto es, que podrán actuar partidistamente a la hora de elaborar las mismas, como ya lo están haciendo con las comparecencias de la comisión. Los “19 escalones” están filtrando interesadamente las mismas a los medios de comunicación, de forma parcial y tendenciosa, a la vez que lo han hecho con toda la documentación que han creído que podría dañar la imagen de la gestión, al frente del IMDEEC, del cogobierno saliente. Su objetivo no es otro que servir a la causa electoral del próximo domingo, y formar una cortina de humo que tape el tema que, verdaderamente, debería ir a la fiscalía, y que se niegan a aceptar.

Me refiero, lógicamente, a la manipulación del documento de relación y valoración de puestos de trabajo, para beneficio propio, por parte de algunos directivos y trabajadores del IMDEEC. Por esa razón, en el mandato anterior pasaron por una información reservada que motivó la apertura de tres expedientes. Dos de ellos han sido sobreseídos por el gobierno del joven Nieto y, en el tercero, que afecta a una militante pepera, elevada a directora general, se marea la perdiz, a pesar de que el instructor ha propuesto su remisión a la fiscalía. La ley dice, claramente, que en cuanto se conozca un hecho que pueda ser considerado delito, es obligatorio ponerlo en manos de la justicia. Así se hizo en el tratamiento del caso Torreblanca o de las Naves de Colecor, y, ahora, el joven Nieto solo busca excusas para no hacerlo.

No me gusta que la política se judicialice, creo que se debería resolver en el ámbito de lo político una gran cantidad de los asuntos que se debaten, y que se está acostumbrado, la clase política, a mantener en el candelero, a través de acciones judiciales. Pero ya que las reglas son esas en la actualidad, el caso de esa manipulación interesada de un documento, no deja lugar a dudas de que debe caer en manos de la fiscalía. En caso de que se pronunciara favorable a formalizar acusación, se habrá rendido tributo a la transparencia y actuado contra la corrupción. En caso de que no se aprecien indicios penales, el expediente debería seguir tramitándose, y acabar con una resolución que aclare responsabilidades. Si se opta por la fiscalía, se debe hacer con los tres casos, porque sigue sin explicarse por qué se archivó el primer expediente.

La forma de actuar del PP es absolutamente contraria a lo que dice defender. A quienes se les llena la boca hablando de levantar alfombras, no pueden ahora pretender desviar la atención y atacar a quien se decidió a hacerlo en el IMDEEC, el sufrido Priego. De mantener esa actitud, se estaría mandando el mensaje de que quien se atreva a clarificar procedimientos, al menos, irregulares, será vilipendiado, y que los chorizos podrán seguir en su labor, e incluso ser ascendidos, por el mero hecho de ser compañeros de partido o por haber actuado como chivatos en meses anteriores. Por eso, que se dejen de intoxicar y que apliquen las medidas previstas por la asesora técnica para mejorar la gestión del IMDEEC, que era la intención de los anteriores gestores, y que se mande a la fiscalía lo que afecta a los tres expedientados. Lo demás es actuar como cómplices de su falta de ética y de sus irregularidades o ilegalidades.

Reforma administrativa “interruptus”

Juan Andrés de Gracia | 22 de marzo de 2012 a las 18:26

En su incansable labor de campaña electoral a la que está dedicado, el joven Nieto ha presentado la Fundación Agrópolis, rodeado de importantes referentes políticos, universitarios y económicos, aunque es una incógnita saber para qué va a servir. Con ello cumple una promesa electoral (loados sean los dioses) y ello siempre es positivo, pero, a la vez, incumple otra: la reducción de organismos municipales. A este anuncio, además, se une el de la próxima creación de una sociedad mixta que gestione el Centro de Convenciones. No hay que olvidar que estos entes mixtos deberán tener estructura propia (personal, recursos, …) si se quiere que sean operativos. Otra cosa es que, la recién anunciada Fundación Agrópolis, sea un cascarón vacío organizado a mayor gloria de Navas, el liquidador.

El trabajo encargado al supergerente 86 de la Gerencia de Urbanismo, Martínez “el bienpagado”, sobre la reducción de entidades municipales, en la línea que ha anunciado Manostijeras Rajoy y el propio señorito Arenas, no parece producir resultados. Sobre la unión de las empresas públicas de servicios que debería integrar a Sadeco, Aucorsa, Emacsa y Cecosam en una especie de holding, nada sabemos, y todas ellas continúan actuando de forma individual. Incluso la idea de ir a la unificación de convenios parece encontrarse en un callejón sin salida. La ponderada capacidad teórica del supergerente, parece chocar con la tozudez de la realidad, y desconocemos a qué dedica su tiempo. La sospecha de que esté preparando ERES a gogó, a mayor gloria de la reforma laboral, gana peso y preocupa a los empleados públicos.

Por otro lado, la unificación de las entidades dedicadas al urbanismo (Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa, Procórdoba), ha derivado en el anuncio de mantener a Procórdoba, usando el truco legal de pasarle las acciones de Vimcorsa para equilibrar su situación económica. La fusión de ambas parece alejarse, una vez que se ha aprobado una póliza de 18,2 millones de euros a nueve años vista, y se han presentado informes que hablan de la actividad de la empresa más allá de 2020. Incluso, se ha obviado, una vez más, el informe de la intervención municipal (a al que prometieron obedecer fielmente, y usaron como bastión contra el cogobierno saliente) que solicita que se replantee la existencia de la empresa, por falta de recursos para su supervivencia. Hay que reconocer que Procórdoba ha quedado con escaso personal y actividad, sin sede propia y se mantiene, casi exclusivamente, a niveles formales, pero sigue siendo la poseedora de los suelos municipales, por lo que su importancia sigue siendo alta. La duda recae sobre la capacidad de Vimcorsa de asumir, sin problemas para ella, la situación económica de Procórdoba una vez que esta se convierta en su propietaria.

Sobre los organismos autónomos, parece que seguirán trabajando separadamente, aunque tengan por encima una misma dirección general. Las mayores dudas recaen sobre el IMDEEC, debido a la causa general abierta a través de la comisión de investigación que sufre. Los continuos anuncios de judicializar la cuestión abierta no ayudan para nada. Pero el Gran teatro, el Jardín Botánico, o el Instituto de Deportes actúan con medios y fines propios, sin que parezca amenazada su continuidad, aunque sí la de su plantilla. No ha ocurrido igual con la Fundación sobre la Capitalidad, que ha quedado desmantelada, por mucho que se quiera vender que seguirá activa. También ha entrado ahora en cuestión el Consorcio de Turismo, especialmente, tras las noticias de prensa relativas a la gestión empresarial de su presidente, Vicente Carmona. No deja de ser extrañamente curioso que, cuando se han decidido a cargarse el Centro de Congresos de Miraflores, y se promociona un virtual Centro de Convenciones, se haya filtrado información contra él que, además, es el gestor del actual Palacio de Congresos. La próxima salida del gobierno municipal de la hippy Alarcón y la falta de apoyo expresada por el joven Nieto a Carmona, pintan un escenario de preeminencia del empresariado constructor (leáse Massa Carreto) al hostelero (difícil papeleta para el reelegido Toni Palacios). De hecho, no se oculta el malestar, en toda la hostelería de la zona del Casco, sobre la decisión del Cecogobierno de mandar al extrarradio el Centro de Congresos. Pero nadie se atreve a polemizar por temor a represalias. ¿Habrá sido una la de Vicente Carmona?