Archivos para el tag ‘Joaquín Dobladez’

Córdoba en el nuevo gobierno andaluz

Juan Andrés de Gracia | 6 de mayo de 2012 a las 14:59

La presencia del tecnócrata Planas y de la antisistema Cortés en el gobierno andaluz, no representa que la provincia de Córdoba gane peso en la toma de decisiones del nuevo gobierno andaluz. Planas es una apuesta personal del superviviente Griñán y su relación con la organización provincial del PSOE es, prácticamente, nula desde hace años. Cortés consigue su plaza más como representante del sector duro del PCA que como miembro de la organización cordobesa. Por tanto, las referencias de ambos no son Córdoba y provincia, sino sus respectivos partidos. Planas aporta sobre todo su experiencia en Europa y Marruecos; Cortés tendrá que decidir si adopta un perfil institucional para trabajar con las empresas del sector constructor e inmobiliario, seguramente muy preocupadas con su nombramiento, o si se enquista como baluarte anticapitalista.

Una segunda lectura del gobierno andaluz, sí conlleva mayor repercusión para la provincia. El viejo Griñán ha consolidado su poder, que estaba en cuestión en Andalucía antes de las elecciones del 25-M. Defenestrar a Micalea Navarro, a pesar de ser una persona afín a Rubalcaba; crear un equipo de cercanos (Ávila, Aguayo, …) y situar a “la que manda” Díaz como segunda de a bordo, es un mensaje claro al partido ante el próximo congreso andaluz y provincial. Los “griñanistas”, como el clan Durán, deben respirar tranquilos puesto que su posición queda consolidada, y el sector crítico que se estaba fraguando, podrá ser fácilmente desactivado. La capacidad de repartir puestos a gente de la provincia, es un arma que siempre ha funcionado para consolidarse en el poder.  La debilidad que muestra el zorro Rubalcaba en Madrid, y la necesidad de usar Andalucía como ejemplo socialista de gestión, limita su capacidad de intervención.

La cesión a IUCA de las consejerías de Fomento-Vivienda y de Turismo-Comercio, provoca, como efecto colateral, que cuatro cargos socialistas queden en cuestión. Me refiero al director-gerente de la Empresa de Obra Pública, el espíritu libre Blanco, la directora general de Vivienda, la errante Fernández, el director general de Comercio, el reflexivo Luque, y el delegado provincial de Obras Públicas, el discreto García. Es cierto que aún no se ha cerrado el segundo nivel de dirección de las consejerías, y que cabe la opción de que cada partido quiera tener, en las áreas que dirige el socio de coalición, a personas de su confianza, pero aún está por decidir. Por ahora, si se pide opinión al Padrino Durán, lo normal es que los deje caer y busque sustituirlos por gente de su cuerda. El trabajo sucio se lo achacaría a Izquierda Unida.

Como adelantaba en otras entradas previas a las elecciones andaluzas, una gran parte del PSOE se debatía en una contradicción: Por un lado, eran partidarios de una renovación de la dirección provincial y andaluza, pero, por otro lado, eran conscientes que solo sería posible si el PSOE pasaba a la oposición. Tras haber perdido por goleada las elecciones municipales, las generales y, de forma más ajustada en el caso andaluz, las andaluzas, es suicida no proceder a renovar el partido. El vecindario ha castigado a los socialistas por su forma de abordar la crisis y por su extravagante actuación en Córdoba y provincia. Creer que esto se resuelve con un cierre de filas dentro del partido, pasando a cuchillo a aquellos que se postulaban para suceder al viejo Griñán o al aspirante a fenómeno Durán, es solo muestra de no haber entendido el mensaje. El “grupo del salmorejo” cordobés, con Peter Pan Dobladez al frente, tendrá mucho que recapacitar, pero solo serán respetados si mantienen su opción de cambio, aunque tener éxito sea más difícil que hace unos meses.

Por su parte, IUCA consigue sobre todo resarcirse de haber perdido la alcaldía de Córdoba. Necesitaban un referente de poder institucional y ya lo han logrado. Pero, además, consigue equilibrar su financiación y promover a un buen número de dirigentes a puestos desde los que hacer visible las siglas de IUCA y su capacidad de gobierno. Les toca pasar por un baño de realidad que, para muchos, es contraproducente en plena crisis del sistema económico, social y político, pero es ahora o nunca. De forma paralela, el sector fundamentalista del PCE se encuentra con un aval para oponerse a los planteamientos de Izquierda Abierta. La mejor baza que tenía este sector integrante de IU era el afán autodestructivo y “filopepero” del PCE en el poder, pero ahora podrán mostrar el acuerdo andaluz como su mejor baza. Situarán a sus gentes, y los del sector crítico quedarán como observadores de lo que suceda. Ver a la “dura” Cortés como consejera junto a los socialistas debe haberles dejado helados. Más o menos como se ha quedado la conversa Aguilar, y, además, en su misma consejería y sin coste personal.

Los viejos rockeros del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 22 de febrero de 2012 a las 17:27

Por mucho que se quiera ocultar la realidad, la verdad es que al aspirante a fenómeno, Durán, le quedan días contados para dejar de ser secretario general de la provincia. La convicción de que el PP ganará las elecciones andaluzas, con muchas opciones de gobernar, y de que el resultado en la capital y provincia volverá a ser un desastre, no solo ha provocado la existencia de un sector crítico, bastante amorfo, la verdad, sino que también ha puesto alerta a parte de la vieja guardia socialista. Tras el “éxito” de apoyar a la “sargenta” Chacón en el congreso federal, siguiendo los pasos de “la que manda”, la pérfida Susana y del viejo primo de zumosol, Griñán, venido a menos, son varios los que pujan por representar a Rubalcaba en la ciudad y provincia, y hacerse un sitio en la travesía del desierto por llegar.

En estos días, se han reunido en Córdoba, de forma secreta, “Groucho” Zarrías, “Ingecom” Salinas, “Coliblanco” Moreno, el “vikingo” Sánchez Villaverde, “Fotos” Téllez, el “discreto” García y “Peter Pan” Dobladez. Esta reunión significa que se entierra “el salmorejo” y se opta por cerrar filas, actuando “Ingecom” Salinas de manijero máximo. No hace muchas semanas, leíamos un artículo suyo donde avalaba al “capo” Durán, sin duda por mandato del viejo Griñán. Muy quemado ha tenido que verlos a ambos, para que se decante abiertamente por participar en el relevo de ambos. Deben ser noticias directas de Madrid, porque otro ilustre viejo rockero, el siniestro Fernández Poyato, también pide volver a Córdoba para reacomodar su carrera política.

Abandonar el “salmorejo” significa apostar por las esencias y evitar cambios de fondo, muy en la línea de lo que Rubalcaba ha representado a nivel federal. Recuperaríamos a Lampedusa y su Gatopardo, “hay que cambiar todo para que nada cambie”. Los guiños de apertura del partido, de alejamiento de las políticas que han llevado al desastre al PSOE, le 15-M o las redes sociales, quedarían como meros eslóganes sin contenido. Una vez más, el PSOE defraudaría a las ansias de recuperar la izquierda y se permitiría la hegemonía de la derecha durante décadas. Todo se hace, además, de espaldas a los pocos militantes socialistas que aguantan, y, desde luego, sin tener en cuenta a los simpatizantes. Es una estratagema entre capitostes, que buscan su aval en el federal.

Las perspectivas son complicadas. Solo hace falta recordar la línea neoliberal de Salinas o Poyato, tristes actores de la economía cordobesa, que han ido de desastre en desastre (Cajasur y Plan Estratégico, incluidos). Moreno y Villaverde son representantes de los líderes provinciales eternos, capaces de cualquier cosa por continuar medrando. Téllez representa el poder territorial tradicional y la agrupación local que mejor ha quedado en los últimos movimientos socialistas. García y Dobladez son los que van a entregar el movimiento crítico renovador a manos de lo más rancio de la historia socialista en Córdoba. Zarrías, sólo se dedica a preparar el próximo congreso andaluz para entregárselo a Rubalcaba como prenda por su confianza. Todos unidos por la búsqueda de los sillones que dejará vacío el clan Durán.

La paradoja socialista se cierra así. Lo lógico hubiera sido que Griñán-Durán hubieran apoyado a Rubalcaba y que los críticos se hubieran nucleado en torno a Chacón y que se permitiera una tercera vía para los que no quisieran posicionarse entre dos exministros. Lo extraño es que el aparato andaluz y provincial optara por Chacón y que los críticos se situaran junto a Rubalcaba. Esto ha provocado que, ganara quien ganara el congreso federal, las dificultades para la renovación socialista se hicieran casi insuperables. Si alguien optaba por Chacón, se encontraba con que debía tragarse a Durán; y si lo hacía por Rubalcaba, se acallarían las inquietudes de reforma interior. Visto así, el resto del “salmorejo” queda mal colocado y se confirma que “Peter Pan” no ha crecido. Solo les queda intentar acercarse a Chacón, o a un tercero, y esperar nuevas oportunidades, al igual que a Durán solo le queda buscar traidores.

Reforma laboral en la izquierda, ya

Juan Andrés de Gracia | 12 de febrero de 2012 a las 13:04

Mientras la ciudad y provincia se enfrentan  a los mayores ínidces de paros de la historia y Manostijeras Rajoy aprueba la mayor contrareforma laboral de nuestra democracia, que solo va a provocar mayor incremento del paro, IUCA y PSOE de la provincia se deshacen entre divisiones internas. Si en el caso del PSOE se explicaría por las fuertes derrotas electorales de 2011, en el caso de IUCA, parcialmente, es por todo lo contrario, al haber tenido buenos resultados en las elecciones generales y en las municipales de la provincia. Resultado de todo ello es que el posible votante va a tener muy difícil apoyar a cualquiera de los dos, al sentir que se dedican a sus cuitas internas y no a preparar una alternativa seria a la dura realidad social del vecindario. Posiblemente, es que no tengan soluciones y solo pretendan desviar la atención.

Justamente, los aparatos de ambos partidos, que no han hecho caso ni siquiera a sus militantes, y que han decidido sus listas de arriba a abajo, han apelado a que los sectores críticos, descontentos o quejosos debieran callarse porque lo que importa es “arremeter contra el PP” o argumentan que “el programa es más que las personas”. Se les olvida que ese argumento se podría aplicar, en sentido contrario, con la misma fuerza. Esto es, que podían haber escuchado a su gente y haber conciliado mejor los intereses de todos. En el caso del PSOE, no ha sido así, porque el aspirante a fenómeno, Durán, continúa agarrado al poder que le queda a su primo de zumosol, el viejo Griñán, dejando claro que se hundirán o saldrán a flote juntos. En cuanto a IUCA, el PCA exige ser el tutor de la agonía interna de lo que intentó ser un movimiento sociopolítico y ha derivado en una marca blanca del comunismo más recalcitrante.

El único objetivo del capo Durán y de “Che” Mariscal, y de sus entornos, es enrocarse en los cargos que le corresponda en el naufragio de la izquierda y, desde ahí, dejar morir de inanición política a los que se oponen a sus designios. La institución y el partido como refugio de una clase política que no para de hablar de estar con la calle, pero que prefieren la moqueta y la calefacción central. Deciden hacer procesos asamblearios, primarias, entrar en redes sociales, … pero todo es una fachada: al final los “aparatchik” mandan, por lo que la única solución es mandarles al paro. De no hacerlo así, será el vecindario el que mantendrá un ERE permanente a toda la clase política. Solo hay qye ver Valencia o Madrid para que la izquierda aprenda que, cuando se pierde el poder, y lo ocupa la derecha extrema, el desierto se extiende por sus sedes.

Mientras, el 15-M se desenvuelve lentamente, desorientado, preocupado más de mantener formas de acción directa y asamblearias poco productivas que de formalizar una organización sociopolítica alternativa. Todos parecen esperar a que la vida se haga más dura para más gente, para poder reaccionar, pero solo hay que ver casos, como el de Grecia, para dudar de que así se consiga algo. ¿Sería diferente si se contaran con lo que las bases han decidido en PSOE e IUCA? Posiblemente, no, pero, al menos, los partidos mandarían un mensaje de seriedad y de respeto que compensaría algo la mala imagen que los políticos han alcanzado entre el vecindario. De esa forma, sería más fácil decidir darles nuestro voto, y evitar así que la derecha se imponga de forma definitiva.

Cuando en los próximos días sea convocado a acciones contra el despido libre, pensaré que sería bueno aplicarlo dentro de las fuerzas políticas para desalojar de ellas sin contemplaciones a los parásitos que se han adueñado de su historia. Alba y Araceli no pueden mirar hacia otro lado. Son cómplices de aceptar encabezar listas que las bases de sus partidos no han votado. Dobladez o Dulce se ven obligados ahora a decir que las listas son las suyas, aunque todos saben que no es así. Solo se podría empeorar esta situación si, pudiendo llegar a un acuerdo para gobernar la Junta, permiten que lo haga el señorito Arenas. En cualquier caso, ya se lo han puesto tan fácil, que lo más seguro es que solo puedan celebrar cada uno el fracaso del otro. O sea el de todos.

Los críticos del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 9 de febrero de 2012 a las 19:45

Hoy se celebran, en el PSOE, las asambleas locales y de distrito que deben proponer nombres para conformar la lista para las elecciones andaluzas. Debe tenerse claro, que no hay obligación después de incluir estos nombres, alcancen muchos o pocos votos. Digamos que lo que se produce es una lluvia de ideas-nombres, a los que se puede hacer caso, o no. Luego, la ejecutiva provincial será la que apruebe una lista que, tras pasar por la votación del comité provincial (sin poderse presentar alternativas, ni votar en contra), se mandará a la dirección andaluza, que podrá ratificarla, modificarla o devolverla (esto último, muy difícil por el poco tiempo que queda para el proceso electoral). Posteriormente, la comisión federal de listas tendrá también ocasión de ratificarla o modificarla (no sería la primera vez). Por tanto, el proceso tiene un inicio con pinta pseudodemocrática, pero acaba con decisiones orgánicas basadas en intereses al margen del militante.

A pesar de ello, queda mucho mejor, como comprenderán, que las personas que se postulen para ser candidato, sean propuestos por un alto número de asambleas locales o de distrito, evitando aparecer como paracaídista. Incluso, si hubiera que aceptar un cunero, es mejor que su nombre aparezca en las asambleas. Normalmente, los dirigentes socialistas optan por lo cómodo, que es elevar un amplio número de nombres, pero dejando claro que salen los favoritos bien situados. Por tanto, se pueden imaginar que estos días han sido frenéticos para los que quieren ir en las listas y, en especial, para los mejor colocados previamente. El caso del “aspirante a fenómeno” es el más significativo, ya que se arriesga a sufrir el rechazo de sus compañeros, o de salir con tan poco apoyo, que vuelva a mandarse el mensaje de que está en el fin de su mandato.

La posibilidad de reeditar un voto de castigo a la lista, si esta no es lo suficiente plural, es la mayor fuerza del sector crítico del último congreso federal. Incluso, es lógico que se haya acrecentado el número de descontentos, después de ver como, el Padrino socialista, ha sido ampliamente ninguneado y derrotado en el congreso federal. Por eso, Griñán ha dado instrucciones para que las listas incorporen al sector crítico, en busca de un mensaje de unidad. Pero eso no es fácil, puesto que los propios críticos no están unidos. Mejor dicho, lo que les une es la oposición a la cohorte Durán, pero ahora deben decidir entre ellos quien(es) van en la lista. Y esta es la baza que puede manejar el secretario general: dividir a su oposición.

La necesidad de incorporar a todos los sectores, dificulta el cumplimiento de los compromisos que el capo socialista había libremente asumido, y eso puede acarrear mayor número de descontentos. Pero, por otro lado, pedir a los críticos que, por ejemplo, elijan una mujer o a alguien de un territorio concreto, les puede provocar la ruptura del pacto antiDurán. Si la dirección provincial y regional andaluza se la juegan, también lo hacen “los del salmorejo” y compañía, por las habituales ansias de acceder a uno de los pocos cargos seguros para cuatro años. Ahora, deben demostrar que, por encima de buscar una solución personal, priorizan la renovación en el prpóximo congreso andaluz y provincial. Peter Pan Dobladez cuenta con la fuerza del apoyo de Zarrías, pero no se sabe si dará la talla para las importantes presiones que va a recibir.

Lo inteligente, puede ser incorporar, al menos, un nombre en puesto de salida y mantener la unidad del sector crítico para los congresos que se avecinan. Siempre se podrá conseguir, como contrapartida, un puesto de segundo nivel dentro del partido. También sería muy importante presionar para que el “aspirante a fenómeno” no entre en la candidatura y se mantenga en la “dura” labor de tercer jefe de la oposición municipal. De ser así, su salida de la secretaría provincial estaría al alcance de la mano. No creo, al contrario, que el Padrino pueda atreverse a imponer una lista y arriesgarse a recibir un 40-50% de abstenciones. Si es así, sí que sería su final de dirigente socialista, por mucho que cobrara un sueldo durante cuatro años.

La tercera derrota de Durán

Juan Andrés de Gracia | 5 de febrero de 2012 a las 19:11

Tras las elecciones locales y las generales, el congreso federal socialidta se ha convertido en la tercera derrota consecutiva del “aspirante a fenómeno”, animado en esta ocasión por su “primo de Zumosol”, Griñán, y “la que manda”, Susana Díaz. La arriesgada maniobra de apoyar tan intensamente a la “sargenta” Chacón, va a tener el efecto innmediato de que Peter Pan Dobladez se convierta, actualmente, en el mejor referente de la provincia ante la nueva dirección federal. Está por ver si dará la talla, pero la posición política alcanzada es notable. Nadie podía imaginar hace un par de meses, que se llegaría a las elecciones andaluzas con el “padrino” Durán tan debilitado. Ahora a todos les interesa el mejor resultado posible, porque de ello depende gran parte de la financiación del partido y el futuro cercano del PSOE.

La “familia” ha quedado muy tocada, y su supervivencia solo dependerá de que se obtenga un buen resultado electoral, lo que parece bastante improbable. Hay que recordar que tras el 25-M se tendrá que celebrar el congreso andaluz, y el provincial, de forma consecutiva. Perder la Junta de Andalucía provocaría la muerte política del viejo Griñán que arrastraría a todo su equipo y a la dirección cordobesa. Si se mantiene la Junta, lo normal es que se entre a un acuerdo de integración. Lo curioso va a ser ver las listas al Parlamento andaluz puesto que Griñán sigue con problemas para ir por Sevilla, tras el enfrentamiento con el secretario de la provincia Viera, y en Jaén, territorio de Zarrías, Moreno también será descabalgada y lo mismo hay que recolocarla por Córdoba. Ese es el problema de ser un subirdinado de la dirección andaluza, que puede usar Córdoba para resolver los conflictos de otras provincias, y la incapacidad política del capo Durán no podrá evitarlo.

Lo normal es que el 2aspirante a fenómeno” quiera irs e al Parlamento andaluz, puesto que lo de ser el portavoz del cuarto grupo político del ayuntamiento, le resulta muy pobre bagaje. La jugada estaría en llevarse con él a la tejemanejes Pérez y dejar a su hermana en el ayuntamiento, con lo que todo quedaría en familia, que, a estas alturas, y con lo que está cayendo, es lo que le importa. El plan se le puede torcer si hay un pésimo resultado del congreso, donde ha sido ninguneado para conformar el Comité federal, y además, Peter Pan Dobladez es posible que quiera recuperar un cargo institucional. Tal y como están las cosas, no se pueden arriesgar a que se arme una lista alternativa, y para evitarlo tendrán que ceder algún puesto a los vencedores del congreso, esto es, a la gente de Zarrías, y Dobladez lo es.

Todas estas maniobras han pillado con poco que jugar a la conversa Quina Aguilar, que ve como el partido le pilla como independiente y, por tanto, sin poder tocar poder. Su presencia en el Parlamento está pasando desapercibida y sus aspiraciones a Andalucía se han trastocado. Ella asistió a apoyar tanto a Rubalcaba como a Chacón, sin decantarse por ninguno, y eso le impide pasar ahora factura. Es muy posible que el joven Nieto le tenga guardada su comparecencia ante la comisión de investigación del IMDEEC. Hay que recordar que se quedaron con ganas de que se sentara ante la última comisión de investigación creada, sobre Urbanismo, medinate una argucia legal.

Los acontecimientos se van a precipitar los próximos días, puesto que esta misma semana tienen que elaborarse las listas al Parlamento andaluz, y ya se podrá apreciar si el congreso federal produce movimientos inesperados. Por lo pronto, Calvo, claro, ha quedado fuera de juego y con ella otro importante ramillete de dirigentes socialistas de la provincia. A nivel andaluz,”la que manda” es la que se ha ganado la animadversión de todos a los que presionó sin éxito. La agrupación de Valdeolleros, con fotos Tellez al frente, agrupación del hombre tranquilo, García y de Peter Pan Dobladez, entre otros, ha ganado fuerza frente a las agrupaciones de Sur y Ciudad Jardín, bastiones centrales del poder de la cohorte Durán. La lucha por los cuatro-cinco puestos que se prevé conseguir va a ser dura.

El barullo socialista

Juan Andrés de Gracia | 1 de febrero de 2012 a las 19:55

Conforme se acerca el congreso federal socialista, se remueve el partido, ante la dificultad de acertar con el ganador. El viejo Griñán, que claramente ha apoyado a la sargenta Chacón, y que mandó a Susana, la que manda, a avisar que ningún dirigente del partido se posicionara a favor de ningún candidato hasta que lo hiciera la dirección andaluza, ha acabado cediendo al miedo escénico. Teme posicionarse y perder, y que ello le lleve a profundizar la derrota del próximo 25-M. Lo malo es que ha dado permiso a los secretarios provinciales para que sí se posicionen, por lo que esperamos con ansiedad al dogma de fe del “aspirante a fenómeno” Durán. Había anunciado que se posicionaría junto a la dirección andaluza, y ahora se ha quedado sin coartada.

Durán llega al congreso con una delegación dividida y, por tanto, sin capacidad de vender su dominio en la provincia. Si se le ocurre apostar por un candidato, también se juega equivocarse, y acabar enterrándose si apuesta por el perdedor. Además, se ha encontrado con la dimisión anunciada de la “cultureta” Valenzuela, que demasiado ha durado, y que deja claro, que no apuesta por el Padrino socialista, y que se sitúa más cerca de Peter Pan Dobladez o del Discreto García. Ahora, entrará al grupo socialista Camaleón Aumente, que ha sabido irse adaptando a los distintos liderazgos socialistas, resistiendo como un cosaco los embates contra él. Ya le tocaba ser concejal por haberse quedado “a palo uno” varias veces. Las perspectivas son complicadas si Durán cae derrotado en el congreso provincial, pues quedará deslegitimado como portavoz socialista en la capital. Lo mismo el bueno de Emilio se ve como portavoz, aunque para ello deberá vencer a Durán-2, lo que será más fácil sin su hermano detrás.

Por otro lado, el crítico Dobladez, que apuesta en la intimidad por Rubalcaba, tampoco se atreve a decir a quién apoya, para resguardarse con vistas al congreso provincial. Lo más significativo, es que ha reunido a todos los cabreados con el capo Durán, que no es fácil, pero ello motiva que no haya homogeneidad en la delegación que encabeza. Por ejemplo, Bases en red, apoya a Antonio Quero para el congreso federal, si es capaz de encontrar suficientes valientes que lo apoyen. En estos días, viene a Córdoba como el candidato pobre, sin hotel, sin parafernalia protocolaria y sin medios de comunicación. Está usando el boca a boca para llenar la sede socialista y poder explicar su propuesta alternativa (las otras dos, son más de lo mismo). En cualquier caso, Peter Pan Dobladez ha afirmado que no toca hablar de las elecciones andaluzas, ni de sus opciones a ser secretario provincial, o sea, que ambas cosas le interesan.

Por ir acabando este monumental barullo, a pesar de haberme dado de baja del PSOE en el mes de mayo, por haber decidido abandonar la actividad partidista, que no la política, sigo recibiendo documentación, porque dicen que soy simpatizante. Entre las últimas perlas, está la decisión del clan Durán de que nadie piense por su cuenta. Para ello, ha organizado una red electrónica y de sms para enviar los argumentarios socialistas. Esto es, pretende adoctrinar a todos los militantes en la verdad única del partido y evitar que cada uno elabore su pensamiento. Por ejemplo, en el argumentario que he recibido se afirma que los pensionistas no mejoran la capacidad adquisitiva este año, sin recordar que lo mismo pasó con el decreto Zapatero. También profetizan que están en peligro el Museo de Bellas Artes o la Biblioteca Provincial, dos proyectos que en ocho años de gestión socialista no han sido capaces de resolver. Yo animo a que se rompan los argumentarios, porque son la hoja parroquial adoctrinadora que acaba con la libertad denrto de los partidos. Podían utilizar lasnuevas tecnologías para facilitar una democracia directa dentro del partido, pero eso, el dominio del partido, no piensan compartirlo. ¡Que se pensaban las bases y los simpatizantes, con lo que les ha costado el poder!

Los primarios del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 26 de enero de 2012 a las 19:38

Bueno, ya están aquí. Chacón, la de “Olula del Vallés”, y Rubalcaba, “exgaditano de Santander”. Justo cuando escribo esta entrada, la catalana del sur debe estar intentando venderse ante los asistentes a la presentación de su candidatura, imagino que haciendo esfuerzos para que se le note poco el acento, y sin atender a quien le llama “Carma” (aunque es posible que le estén llamando a la tranquilidad con acento de aquí). El lunes, será el turno del didáctico Rubalcaba, que seguro que procurará estar rodeado de gente joven para que sea un recuerdo el amplio album de fotos ministeriales que atesora. Al parecer, si no lo evita Antonio Quero, que nos visitará días después sin apoyo oficial, en diez días, uno de ellos capitaneará el PSOE, esperando no emular al Costa Concordia.

Va a ser morboso ver, a los socialistas cordobeses, qué actitud adoptan ante cada candidato. El capo Durán atenderá a ambos “primarios” con la sonrisa de lagarto Juancho que suele lucir en las mejores galas, y la indumentaria de campaña, e intentará no mojarse, a pesar de que anunció que lo haría públicamente por estas fechas. La fuerza con la que ha surgido el sector del “salmorejo” en su oposición, le habrá aconsejado prudencia. El caso es que huele a cadáver si se equivoca en elegir ganador. Que se refugie en su primo de Zumosol, el viejo Griñán, no es ninguna seguridad, ante los problemas que ha tenido para poder liderar la candidatura por Sevilla. El guiño de la exministra de Defensa de asumir que podría ser presidente del partido, sucediendo a Chaves, que apoya a Rubalcaba, es un órdago que no puede pasarse por alto.

Peter Pan Dobladez va a ser, igualmente, el centro de todas las miradas. Su lista crítica parece tener más que ver con crear una alternativa en Córdoba, que con el apoyo indubitado a algún candidato. Está en una situación similar a la del aspirante a fenómeno: si se equivoca de caballo ganador, no tendrá futuro su neoliderazgo en la provincia. De hecho, dos de sus delegados se han posicionado claramente a favor del tercer espada, Antonio Quero, si consigue reunir los avales necesarios. Sería gracioso que al final Durán y Dobladez apoyen al mismo candidato.

Lo más seguro, es que el miedo haga que la mayoría de los “pseudolíderes” socialistas aparezcan ambos días, buscando savalguardar el futuro. Es lo que hacía Fotos Tellez cuando asistía a algún congreso o acto relevante socialista. Se hacía fotos, que además no tenía que pagarlas,  con todo aquel que pareciera alguien, y las archivaba. De esa forma, por ejemplo, no tuvo problemas en sacar una foto con ZP, al día siguiente de su ascenso a los altares de Ferraz. En estos días, será copiado por cargos cesantes provinciales y los que han echado sus barbas a remojar a nivel andaluz, que procurarán hacerse ver con los ministros exzapateristas que nos visitan, por lo que pueda suceder.

Sin embargo, lo que hoy necesitaría el votante y simpatizante socialista es claridad, saber qué van a votar sus delegados y por qué. Es el momento de que se desvelen las cartas y se dejen de guerra de posiciones. Al fin y al cabo, Rubalcaba y Chacón son más de lo mismo, protagonistas tristes de un mal gobierno y continuadores de un partido socialista perdido dentro de la crisis ideológica de la socialdemocracia. Al final, las únicas diferencias que atesoran se resumen en una: la política autonómica, ya saben, Cataluña sí, Cataluña no. Del resto, poco nuevo bajo el sol, por mucho que Calvo, claro, venda lo que le gustaría que sería que mandara una mujer. Por suerte, la Rosa de España sigue sin el carnet.

Réquiem por Durán

Juan Andrés de Gracia | 22 de enero de 2012 a las 13:10

Y dijo Durán: “que nadie piense que la presentación de una lista alternativa es un pulso al secretario general”. Si acudimos a las hemerotecas, el decaído aspirante a fenómeno mandó a la ” tejemanejes” Pérez anunciar que no habría razón para presentar una lista alternativa, porque los 20 delegados serían muestra de pluralidad. Quien se atreviera a presentar una lista tendría que explicar por qué lo hacía, lo que era una amenaza nada velada. Pues la pluralidad se ha conseguido a base de lista alternativa, y el voto de castigo al secretario general ha reunido a la tercera parte de los congresistas.

Al Padrino le han salido contestones algunos miembros de la familia socialista, que han decidido que no debían seguir poniéndoselo fácil al chico del Sector Sur. No es que la lista alternativa represente un ideario diferente o que, por sí misma, asegure cambios en la forma de hacer política. Lo que por ahora significa es que hay partido, que no quieren ir de derrota en derrota, y que alguien debe asumir la responsabilidad del desastre. “Los del salmorejo” han dicho que hay que contar con ellos, y, para eso, sabían que tenían que estar en el congreso de Sevilla.

La sorpresa del resultado ha sido tal, que ni siquiera pueden “los duranes” organizar una vendetta sin que les llegue la sangre. Hoy se estará explicando al viejo Griñán como pueda. Lo único que le favorece es que su “primo de Zumosol” demasiado ha tenido con cerrar una lista única por Sevilla, donde se ha discutido el poder “de la que manda” y que lo representa. El fracaso de Griñán y de sus secretarios provinciales ha sido grande. Recuerden que los reunió y les “exigió” listas únicas para presentarse, con todo el poder, en el congreso federal. Ahora, todo el mundo sabe que “el viejo” solo representa a una parte de la delegación andaluza.

Igual va a pasar con la delegación de Córdoba, que podrá sumarse a otros críticos andaluces y decidir a quién apoyar, si a Chacón o a Rubalcaba. Se prevén dos semanas de gran intensidad de contactos. Los ofrecimientos se multiplicaran y los traidores serán protagonistas del congreso socialista. El señorito Arenas estará frotándose las manos, porque el PSOE llegará a las elecciones andaluzas con una gestión cuestionada de la Junta, corruptelas como la de los ERES en plena actualidad y con divisiones provinciales para las listas. El mejor escenario posible. Como alternativa, la recurrente llamada al cierre de filas ha quedado laminada.

Es tiempo de recordar como, los que se autotiularon como críticos, todos ellos de Ciudad Jardín, el tridente, se ha demostrado que no eran sino representantes de la secta de los Duranes y que jugaban a despistar. Sí adquiere mucho valor que el actual secretario local del PSOE, aunque sea a título formal, Téllez, el fotógrafo, y el dimitido García, estén el el lado de los críticos. Peter Pan Dobladez, ha conseguido concitar un grupo de descontentos y, posiblemente, de votantes de Rubalcaba. Será curioso ver como se explica Durán cuando anuncie a quien apoyará él. Quería hacerlo como portavoz de los veinte delegados y ahora sólo será de 13.

Así es la política. La supuesta renovadora Chacón se encuentra ahora que, presuntamente, es apoyada por los poderes oficiales andaluces. El sector crítico, se supone que se situara en el bando de Rubalcaba. Pero habrá que estar atentos porque como he escrito más arriba, se esperan días de negociación, de compra y venta de voluntades. Pero en cualquier caso, Andalucía y Córdoba han quedado divididas y el futuro de su secretario general simplemente no existe. “Aquí huele a muerto … y yo no he sido”.

¿La foto del salmorejo?

Juan Andrés de Gracia | 15 de diciembre de 2011 a las 19:41

Imagino que no ha sido casual el encuentro que cargos y excargos públicos del PSOE cordobés, disconformes con la actual dirección provincial han mantenido en torno a la presentación del libro “¿y ahora qué? El nuevo socialismo”, en la facultad de Filosofía, y que ha quedado grabado en la foto que publica este periódico. Ya sabemos que los socialistas, desde la famosa foto de González, Guerra, Chaves y otros, en el campo, tomando tortilla, preparando el asalto al poder andaluz y federal del PSOE, han sido siempre muy amigos de estos simbolismos, y es que son como japoneses de excursión. La última foto de este tipo de la que tenía noticia, fue la de la noche de la traición de la exministra Aguilar a la ciudad y a su partido, que la pasó en la casa de Alcolea de Durán-2, acompañada de los rosistas y de los duranistas. Todo un símbolo del nuevo poder del PSOE en la ciudad.

Es cierto que en la foto de hoy también aparece Fotos Téllez, el actual coordinador de la ejecutiva local, si bien ya comentamos que este órgano, tras la dimisión de Paco García, ha quedado moribundo y se ha convertido en un mero órgano formal sin funciones reales. Su presencia es una forma de quitarle rigor político de conspiración a la foto, pues Tellez siempre está con el aparato, sea cual sea. Más jugosa es la presencia de Rafaela Valenzuela, miembro del grupo municipal, y número dos de la candidatura del aspirante a fenómeno, que ya le dio un disgusto cuando dimitió de la ejecutiva local en solidaridad con Paco García. Se sabe que muy a gusto no debe estar, en un grupo donde están los hermanísimos Durán y el okupa Alcalde. Viendo las declaraciones, las ruedas de prensa, las mociones, en definitiva, la línea de oposición, se preguntará “qué he hecho yo para merecer esto”.

La foto, lo malo que tiene, son dos cosas: lo que muestra y lo que no muestra. Me explico. Lo que muestra es que el PSOE es un partido institucionalizado, sin bases reales, repleto de cargos o excargos y que, por tanto, no aseguran que sus movimientos internos reflejen lo que la sociedad necesita. Justamente, el libro que se presentaba habla de contar con las bases, y a mí me parece que ya es tarde. Las bases socialistas están en su gran mayoría condicionadas por su visión institucional de la realidad social y política. De ahí que sea fácil parar cuál proceso de primarias, o, en caso de que se celebre, condicionarlo, y si no que se lo pregunten a Carmen Chacón. Ya comenté hace unas fechas la intención del PSOE Andalucía de parar cualquier movimiento díscolo y evitar disidencias, para que Griñán y los secretarios generales puedan mangonear en Madrid en nombre de todos. Hoy lo que necesita el PSOE internamente son ideas nuevas, un nuevo proyecto ideológico, y  a nivel interno, primarias a la francesa, donde pueda votar el vecindario. Que un movimiento crítico esté basado, casi exclusivamente, en representantes institucionales, le hace perder frescor.

Lo que no muestra la foto es la presencia de la provincia. Aunque al final apareció la alcaldesa de La Carlota, la prometedora Rafaela Crespín, la implantación de los fotografíados es Córdoba capital y, además, no controlan ninguna agrupación de distrito. Son personas conocidas socialmente, pero sin peso interior y ya se ha demostrado que el PSOE se mueve a nivel de fuerzas internas. Cuando ZP llegó al poder, podía ser un desconocido, pero ya era diputado estatal y se rodeó de gente bastante desconocida pero que conocían el partido por dentro y tenían capacidad de llegar a muchos territorios socialistas. Para ganar, no se dirigieron a la sociedad, sino a los delegados del congreso, ni siquiera a los militantes. La presencia de Dobladez, podría interpretarse en clave Zarrías, como parte de la guerra andaluza, que tendrá su antesala en el congreso previo al federal, y seguirá con las elecciones y posterior congreso andaluces. Justamente, la convocatoria de elecciones andaluzas es lo que ha provocado que los movimientos críticos no puedan organizarse formalmente, para no ser acusados de debilitar la opción socialista a la Junta de Andalucía. Los que se atreven a moverse, son señalados, más o menos, como traidores.

Como ya he apuntado, la foto tiene elementos muy positivos. Es la prueba de que personas de reconocido prestigio social en la capital, y que conocen la ciudad más allá de las paredes de las agrupaciones, se atreven a desafiar el poder del Padrino. Eso es lo más importante de la foto, la ausencia del acto de los “duranes” y su cohorte, lo que deja patente que no están por ninguna renovación. Tampoco asistió el tridente de Ciudad Jardín (Hidalgo, Montoro y Aguilar), demostrando que su movimiento es un señuelo permitido desde la sede de Avenida del aeropuerto para dar la imagen, después, de que se integra a los críticos, cuando sólo son más de lo mismo. Imagino que el acto sirve para que la provincia sepa que hay movida, y que, el que se equivoque de ganador en Madrid, puede tener poco futuro en el PSOE. También es muy relevante y significativo, que la gran parte de los presentes en la presentación de libro, sean convencidos de la cultura como motor de cambio y transformación social y política, especifícamente, en nuestra ciudad y provincia.

En definitiva, que no sólo Almería, Jaén o Málaga tienen turbulencias en este camino de espinas que el PSOE transita, no sin sufrimiento. Sí tendrán algún recorrido, o no, está por ver, pero, por lo pronto, queda claro que existen. Su primer reto será el Congreso provincial de elección de listas al congreso federal. Si para entonces no se mueven, es que no tienen posibilidades, porque, quien no vaya al Congreso Federal, no existirá en la vida política socialista de la próxima década. Ha comenzado la cuenta atrás.

“La que manda”

Juan Andrés de Gracia | 11 de diciembre de 2011 a las 13:37

Dicen que va a ser importante en la próxima ejecutiva federal socialista. Me refiero a Susana Díaz, “la que manda” como le gusta recordar a Antonio. Hasta el periódico líder a nivel nacional la ha incluido entre las “esperanzas blancas” socialistas. Bien desconocida fuera de los ámbitos políticos, sustituyó a Rafael Velasco, el ausente, cuando supo escaparse de la persecución a la que le iban a someter desde el PP. Petenece a ese grupo que Alfonso Guerra critica que su único mérito es ser joven, que tan de moda, ha puesto ZP y que Griñán ha asumido como propio. Para muchos socialistas, son parte fundamental de los males del PSOE porque son gentes criadas dentro del partido, han pasado por la Jaime Vera (la escuela de formación socialista) y por las juventudes socialistas, les han encargado que sean comisarios políticos en universidades o en colectivos juveniles, y han aprendido a ser brazos de madera. Ah, se me olvida, mientras se crían, los colocan en puestos que les permitan tener un sueldo más que digno, sin que se les pida ser aptos para él (veáse en Córdoba el “duranista” Mayoral).

Hace unos días, leí un artículo de Belén Barreiro, directora del laboratorio de la Fundación Alternativas y expresidenta del CIS, que analizaba el futuro el PSOE, apuntando la necesidad de que dé respuesta a la desigualdad existente, en la actualidad, entre generaciones. Planteaba que tras avanzar en la superación de desigualdades sociales y de género, ahora debe hacerlo con las mayores dificultades que encuentran los jóvenes por acceder al empleo, a la vivienda y, en general, a los beneficios del estado del bienestar. El PSOE ha intentado abordar este reto poniendo gente joven con responsabilidad (Bibiana Aído, Leire Pajín, el citado Rafael Velasco, …) pero no se han dado cuenta que, en su forma de actuar políticamente, son viejos y que han aprendido lo peor de la política: el control del mensaje, el corte de cabezas, el relativismo ideológico, … en definitiva, son hijos del poder.

Y en estas, aparece “la que manda”, que actúa como mano derecha del “viejo” Griñán y es la máxima defensora del aspirante a fenómeno, Durán (Dios los cría y ellos…). Verán que tiene revolucionada toda Andalucía. Ya sea Málaga, Jaén o Almería, su trabajo consiste en llegar al congreso federal, primero, y a las elecciones después, manejando puestos y cargos. Sus declaraciones nunca son espontáneas sino producto del argumentario que elaboran en Sevilla. Por eso, los únicos errores que reconocen son de comunicación, puesto que si asumieran que han tomado medidas equivocadas, tendrían que dejar de estar al frente del partido. Su idea es que todo consiste en engañar a la población con mensajes elaborados por sociólogos y politólogos, aunque la mayoría de las veces, se creen expertos y los elaboran ellos mismos. Así, se consuelan en que la derrota no ha sido tan profunda en Andalucía y que, en Córdoba, el resultado no es malo, simplemente, porque se podía haber perdido más.

Susana no se ha enterado. Vuelve a plantear que las elecciones andaluzas es la guerra entre la derecha y la izquierda. Más bien tendría que decir entre el centro derecha y el centro izquierda, porque, definitivamente, el PSOE ha decidido abandonar la senda de la alternativa ideológica, para convertirse en una versión “light” del pensamiento único imperante. Aspira a que los recortes que se van a ver obligados a hacer los gobiernos peperos recuperen el interés, que no la ilusión, por votar PSOE. Por eso, empiezan a solicitar el voto útil a todo el que no quiera que gobierne el “señorito” Arenas. Es lamentable que el PSOE pretenda gobernar por apoyo negativo y no porque presente un proyecto de transformación social.

La labor de Susana, en esta tarea, es difícil. Por un lado, debe arremeter contra IUCA y UPD para intentar que la gente no les vote y concentrar el mayor de porcentaje de votos posibles. Por otro lado, deberán tender puentes, por si, luego, su presencia en el Parlamento andaluz es necesaria para decidir quien gobierna. Estas elecciones, Griñán no va a decir aquello de que sólo gobernara si gana las elecciones, convencido que está que no lo va a conseguir y que necesitará especialmente a IUCA. Creo que también saben que UPD no dará su voto a nadie y, que de hacerlo, en aras a su mensaje regenerador y a la vendetta que la “nacionalista” Díez tiene con el PSOE, sería para que gobernara el PP. Por eso, recuerda la “pinza”, los acuerdos de Extremadura y todo lo que pudiera restar votos a IUCA. Pero debe tener cuidado, a ver si le va a restar votos a IUCA que no vayan al PSOE, y ni juntos puedan gobernar.

Esta dirigente insiste en que hay que acercarse al ciudadano, a la calle. Justo lo que ella jamás ha hecho. Es un tipo de dirigente que siempre vive en las sedes y para el cual el vecindario son estadísticas. Para ellos, la realidad no existe, sino que se dedican a intentar convencernos de que hay “brotes verdes” y “recuperación”, desde hace dos años. Pretenden que entendamos que el escándalo de los “ERES” no tiene nada que ver con ellos, y que la formación de las “agencias públicas” son absolutamente conforme a derecho. Es una desfachatez que diga que ella no habla de cargos, cuando ostenta uno, y es a lo que se ha dedicado en Córdoba, apoyando a Durán, tragándose que le imponga a Rosa en lugar de a Carmen, actuando de verdugo con Paco García o Joaquín Dobladez, y así podíamos seguir.

Teme a las primarias a la francesa que, valientemente, ha propuesto Moratinos y un grupo de dirigentes socialistas. Su trabajo es que sólo intervengan los militantes, hasta ahí podíamos llegar, pero que haya un solo poder final. Esto es, que se discuta, que se debata en el interior, pero que al final todo el todo poder sea para que Griñán, ella y unos pocos más manejen a su antojo. Parecen dispuestos a acallar a los críticos dándoles presencia en las listas de delegados, pero con la condición de la mudez y el aval a Griñán. Por eso, Durán ha anunciado que el congreso provincial no será tranquilo, hay mucha gente a la que contentar y poco que repartir. Al PSOE, prácticamente sólo le queda Andalucía y usaran el poder que aún detentan para asustar, amenazar o sobornar a quien haga falta. Así se las gasta “la que manda”.