Archivos para el tag ‘José Luis Villegas’

Hablando claro: Municipalización no, cierre y despidos

Juan Andrés de Gracia | 9 de mayo de 2012 a las 19:33

En su afán por inventar un nuevo lenguaje para que nadie se entere de lo que pretenden, que comenzó llamando “congelar impuestos” a incrementar el IPC, para ocultar que se incumplía la promesa de no subirlos, ahora la moda es el verbo “municipalizar”. Se usa este término por sesudos técnicos, y no menos experimentados políticos, para ocultar que lo que se pretende es, lisa y llanamente, recortar gastos de forma abrupta, y despedir a empleados públicos de distintos servicios municipales. Para que se entienda, “municipalizar un servicio” es, salvando la diferencia de la administración pública, igual que “nacionalizar”. O sea, que si siguen usando este término, el pluriempleado Nieto va a ser confundido con Cristina Fernández de Kirschner o con Evo Morales.

La legislación local llama “municipalizar” a la decision de ejercer actividades económicas por los ayuntamientos, en régimen de libre concurrencia o en régimen de monopolio. Para entendernos, es lo que se hizo con la actividad de transporte urbano que existía en Córdoba, realizada por una empresa privada, en época predemocrática y que, bajo la iniciativa del añorado Villegas, pasó a ser una actividad que se realizaría por el ayuntamiento de Córdoba en régimen de monopolio, esto es, que ninguna empresa privada la puede ejercer compitiendo con el ayuntamiento. Otro ejemplo a recordar, fue cuando el ayuntamiento decidió, en los años ochenta, ejercer la actividad de promoción de viviendas por Vimcorsa, en régimen de libre concurrencia, esto es, compartiéndola con la iniciativa privada. Siguiendo este razonamiento legal incuestionable, la Gerencia de Urbanismo, el IMDECOR o el IMDEEC, que no son actividades económicas privadas, no se pueden municipalizar, y decirlo es intoxicar y engañar.

Los tres organismos autónomos citados son servicios absolutamente municipales, El primero, el de urbanismo, obligado por ley, y, los otros dos, el deportivo y el de promoción de empleo y desarrollo económico, elegidos voluntariamente por el municipio, que se ejecutan en forma de gestión directa. Que sean organismos autónomos, es una decisión que adoptó el ayuntamiento, en busca de una más amplia autonomía y flexibilidad de gestión, mejora de la eficacia del servicio y búsqueda de más ingresos. O sea, es una descentralización de la prestación del servicio municipal, exclusivamente, porque la propiedad de los tres organismos es cien por cien municipal, y la dirección última de los mismos, también. Otra cosa, es que se permita participar a otros en la toma de decisiones, nombrando en su consejo rector a representantes de entidades sociales, económicas o del sector para ser más eficaces.

Lo que ahora se pretende, al promover su pase al ayuntamiento es, pues, centralizar de nuevo el servicio, con la primera consecuencia de que su órgano director volverá a ser la Junta de Gobierno Local, formada, íntegramente, por los peperos de “La Casa de los Muchos”. La oposición quedará para su control en comisión y pleno, y, para el vecindario, el seguimiento por los medios de comuniciación. Los tres servicios empezaron siendo servicios municipales centralizados, hasta que se decidió crear el Patronato de deportes (actual IMDECO) en los años ochenta; la Gerencia de urbanismo, con las competencias de planeamiento, fundamentalmente, pero sin el servicio de proyectos ni de licencias (hoy ya integrados en el mismo, lo que realizó, curiosamente, Tristón Martín en la época del engominado Merino); y el Instituto de Desarrollo Económico y Empleo (sobre lo que era la Agencia de Desarrollo Local y Servicio de Empleo), hace solo una década. Ninguno de los tres organismos han sido nunca cuestionados como tales, sí sus dirigentes, por el PP.

La comisión creada ayer por el Pleno municipal, formada por un batiburrillo de técnicos, políticos y directivos, tiene, pues, como misión demostrar que, para el ayuntamiento, es más beneficioso disolver los organismos y recuperar la centralización del servicio. Para ello, tendrá que demostrarse la mayor eficacia y eficiencia del servicio centralizado frente la descentralización actual, y decidir qué pasará con su patrimonio, su personal, su situación económica, … Pero eso sí, al final hay que producir un ahorro. Por eso, no entiendo qué hacen allí los representantes de la oposición, puesto que la comisión es, exclusivamente, para cerrar los organismos, despedir a empleados públicos y ahorrar dinero. Los directivos y los técnicos municipales van a trabajar a las órdenes del gobierno local del que dependen, y al que se deben dentro de la legalidad. Por tanto, sus propuestas van a ser las que decidan el tóxico Torrico, Tíogilito Bellido y la fiera Sola, además de Especulaciones Martín y AgroNavas. La única opción de que no se disuelvan los organismos, es que se castren voluntariamente, y eso duele. Es un proceso similar al que llevó, en 1996, a Aucorsa a firmar el contrato-programa para 12 años, ante la amenaza de su privatización. ¿Es que IUCA y PSOE están de acuerdo con el PP? Sí hubiera sido más oportuno que estuvieran presentes los sindicatos, ya que les va mucho en las decisiones que se adopten y que, luego, el PP podrá aplicar con su mayoría absoluta.