Archivos para el tag ‘José Miguel Salinas’

Investidura de las dos orillas

Juan Andrés de Gracia | 3 de mayo de 2012 a las 19:09

Mal que le pese al Gurú Anguita, a Pinzas Rejón, al Che Gordillo, o a Ingecom Salinas, “consumatum est” y las dos orillas se han dibujado con claridad en el Parlamento andaluz. A un lado, las fuerzas políticas que se sitúan desde el centro izquierda a la izquierda; en el otro, desde el centro derecha a la extrema derecha. Si alguien me pregunta por la extrema izquierda, ha acabado anulando su voto. Ahora, el que no se sienta a gusto, que se cambie de barco, y que no actúe de rémora para la dura singladura que le espera al gobierno por nacer. Para aquellos que siguen defendiendo que lo mejor es que gobierne la lista más votada, no estaría de más preguntarle si también piensan igual para Asturias. O si consideran que sobran las dos vueltas de las elecciones presidenciales francesas, puesto que Hollande ha sido el más votado hace diez días. Normalmente, se opina según interesa y eso desacredita la política. El pacto de gobierno ha sido público, el programa de gobierno ha sido acordado y se puede consultar por el vecindario, y el gobierno va a tener suficiente mayoría para una labor estable. Que luego haya diferencias está claro, pero es que existen hasta con un gobierno monocolor. Dialogando, flexibilizando y consensuando todo se podrá resolver.

La intervención del ganador de las oposiciones a opositor, Arenas, ha sido la del que se ve obligado a seguir dando la cara, pero a sabiendas que es un derrotado, a pesar de haber ganado, por poquito, eso sí, las elecciones andaluzas. Lo más lamentable es que descargue la responsabilidad en IUCA, como si fuera natural lo sucedido en Extremadura, o lo que pasó en 1994. Los andaluces no votaron para que se gobernara desde la derecha, ni para hacer la “repinza”, o hubieran dado mayoría absoluta a los peperos. Estoy de acuerdo en que se votó por el cambio, y eso, justamente, es lo que va a pasar, porque la presencia de IUCA en el gobierno debe asegurar que no se producen veleidades liberalconservadoras. Ha sido vergonzosa su apelación al “recortazo” que va a tener que llevar a cabo la Junta debido a la falta de transferencias del Estado. Dicho de otra manera, por un lado, apoya la poda de Marianico el corto y, por otra, la usa para atacar a un gobierno, aún no formado, de la izquierda andaluza. Queda claro que su labor va a residir, exclusivamente, en defender las políticas de recesión del gobierno central. Es un político amortizado, al menos, a nivel andaluz.

El más feliz hoy ha sido el lince Valderas, que ha tenido que soportar el desplante del Che Gordillo con resignación neocomunista. Su discurso, centrado en que la persona está por encima de los mercados, ya hacía falta, aunque sea difícil llevarlo a la práctica. Recordemos que la autonomía de acción es limitada en la economía global en que nos desenvolvemos. Ha dejado claro que se somete a la ley, y que solo a través de ella se verá obligado, su gobierno (ya también es suyo), a aplicar medidas contra su programa político. Pero eso debe tranquilizar, en cuanto a que no aspira a que se incumpla, la ley de estabilidad, por ejemplo, aunque sí la combatirá. Las prioridades que ha marcado demuestran que está en una posición realista. Salario social universal, medidas para que no se pierda la vivienda y reparto de tierras públicas, son medidas posibles, necesarias y de coste razonable. Su alegato a gobernar en alianza con lo mejor del vecindario, mirando siempre a la calle, y las fuerzas sociales, darán fuerza al pacto político.

Por último, el copresidente Griñán se ha situado en la posición sostenida públicamente por el PSOE del zorro Rubalcaba, con la diferencia que aquí se va a gobernar y, por tanto, se va a demostrar lo que se puede hacer. Priorizar la lucha contra el desempleo, el mantenimiento del estado del bienestar y la estabilidad fiscal son claves de una política socialdemócrata hoy. La presencia de IUCA le ha ayudado a tomar la decisión de aclarar todo lo relativo a los ERES, en contra de lo que los pesos pesados del partido aconsejan. Posiblemente, fuera un sistema ideado a espaldas suya, en época chavista, que ha tenido que sufrir. Lo más interesante es la creación del ICO andaluz, que debe servir para tener autonomía de financiación social, y que no haya olvidado reforzar la inclusión social, en esta dura época para el vecindario.

Ah! por cierto, creo que también ha intervenido un tal Jiménez, el bienmandado, como portavoz del Psoe más rancio, a pesar de su juventud. Solo mantener que hay un ataque a Andalucía del PP, me rechina. Estoy bastante harto de los dirigentes que se envuelven en banderas e himnos, o que usan la “patria” para defenderse. Esto no debe ser una guerra Andalucía-España, para eso no se les ha votado. Esto debe ser otra forma de gobernar, hasta en la capacidad de aceptar las críticas, por injustas que estas sean. Así: que cambie o que lo cambien.

“Deja vu” en IUCA

Juan Andrés de Gracia | 2 de abril de 2012 a las 15:03

En varias ocasiones, he recordardo unas palabras del maestro Arangurén, que me impactaron cuando empezaba a interesarme por la vida colectiva: “Ser de izquierdas es estar contra el poder”. Entendiendo poder como sinónimo de gobierno, lo que actualmente sabemos que no es exactamente así, una fuerza de izquierda nunca podría optar a gobernar, ni siquiera cuando tuviera la unanimidad del vecindario, con más razón cuando solo se llega a contar con el apoyo de un porcentaje pequeño de la población. Para un sector de la izquierda, aquella que procede del dogmatismo, sí se puede gobernar cuando se cuenta con la mayoría suficiente del vecindario, usando tal posición para intentar perpetuarse en el poder. En el mundo actual, donde la izquierda aún no ha encontrado respuestas globales a un poder global, es más cómodo, a nivel particular, no gobernar nunca y quedarse como esencia de la izquierda eterna (si es posible, con financiación de la democracia burguesa de la que se abomina).

Esta forma de pensar, donde algunos deciden otorgar certificados de izquierda, como si fueran dioses, a quien les parece, es la que IUCA practicó, con el “Gurú” Anguita al frente, en gran parte de los años 90. Fue la teoría de las “dos orillas”, donde IUCA se reservaba la etiqueta de izquierda, y situaba al PP junto al PSOE y despreciaba al resto de fuerzas que pretendían situarse en su orilla, ya fueran los Verdes o las izquierdas nacionalistas. El objetivo, copatrocinado por la derecha mediática, era el “sorpasso”, esto es, que el PCE (IUCA) fuera la fuerza más votada de la izquierda, aunque ello pasara por dejar gobernar al PP. “Pinzas” Rejón fue su máximo promotor en Andalucía, y tuvo momentos excelsos en la falta de acuerdos entre la izquierda para gobernar en los ayuntamientos en 1995, con frases que tanta sangre crearon como “Córdoba es como Soria”.

Ahora, la derecha vuelve a sacar a sus particulares compañeros de estrategia, Rejón y Anguita, para intentar condicionar y torpedear los acuerdos entre IUCA y PSOE para Andalucía. No llegan a defender la teoría extremeña, esto es, que es mejor dejar gobernar a la derecha, que a quien práctica políticas de derecha. Lo más curioso es que estas teorías también residen en el PSOE, pues, Ingecom Salinas, entre otros, defendían que se dejara gobernar al joven Nieto en 2007, antes que votar y gobernar con la “conversa” Aguilar. Por tanto, los intereses bastardos, los acuerdos extraños con poderes fácticos de la derecha que mantienen demasiados líderes de la izquierda, provoca suficiente confusión, que suele llevarnos a pensar por qué volvimos creer en la izquierda. En caso de que la defensa de esas posiciones fuera honesta, lo que la experiencia y la historia me ha dicho que no es así, se estaría olvidando lo que el vecindario ha votado. Pero ¿a quién le importa? Al final, los egoísmos partidistas, o personalistas, pueden con el mandato democrático, lo que está llevando al desapego de la política.

No quiero decir que IUCA está “obligado” a pactar en cualquier circunstancia y condiciones con PSOE. Viví lo que significa hacer lo mismo, pero en sentido contrario, en el ayuntamiento de Córdoba en 2007, y toda la izquierda lo hemos pagado. Las condiciones impuestas por la “Quina” Aguilar” al PSOE, impedían poder trabajar con libertad, y a quien se atrevía, el “aspirante a fenómeno”, Durán, le mandaba parar, siguiendo los deseos de la “compañera alcaldesa”. IUCA debe exigir suficientes elementos programáticos, pero siempre desde su aportación real de voto. Los andaluces no han apoyado mayoritariamente sus máximos ideológicos y deben reconocerlo. El PSOE debe aceptar que el vecindario ha votado un giro a la izquierda, y no pretender mantener políticas fracasadas y vicios que han generado corrupción, después de treinta años de gobierno andaluz. No puede pretender seguir manteniendo su dependencia de los dictados de la banca europea y nacional, y menos que IUCA lo acepte. Lo que está en juego no es el futuro de sus fuerzas políticas, ni siquiera de sus representantes actuales, sino que la izquierda demuestre que hay una alternativa de actuación, dentro del marco que determinan las políticas españolas y europeas.

Por eso, no entendería que los “líderes” políticos andaluces de izquierda, no supieran llegar a un acuerdo. Me parecería haber vuelto a 1994 y tendría que reconocer que la vida se repite, ya sabemos que, la segunda vez, siempre es como una farsa. Lo malo es que lo sufrirían los andaluces. ¿Le importaran al viejo Griñán y el clásico Valderas los que les han votado? Que lo demuestren.

Los viejos rockeros del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 22 de febrero de 2012 a las 17:27

Por mucho que se quiera ocultar la realidad, la verdad es que al aspirante a fenómeno, Durán, le quedan días contados para dejar de ser secretario general de la provincia. La convicción de que el PP ganará las elecciones andaluzas, con muchas opciones de gobernar, y de que el resultado en la capital y provincia volverá a ser un desastre, no solo ha provocado la existencia de un sector crítico, bastante amorfo, la verdad, sino que también ha puesto alerta a parte de la vieja guardia socialista. Tras el “éxito” de apoyar a la “sargenta” Chacón en el congreso federal, siguiendo los pasos de “la que manda”, la pérfida Susana y del viejo primo de zumosol, Griñán, venido a menos, son varios los que pujan por representar a Rubalcaba en la ciudad y provincia, y hacerse un sitio en la travesía del desierto por llegar.

En estos días, se han reunido en Córdoba, de forma secreta, “Groucho” Zarrías, “Ingecom” Salinas, “Coliblanco” Moreno, el “vikingo” Sánchez Villaverde, “Fotos” Téllez, el “discreto” García y “Peter Pan” Dobladez. Esta reunión significa que se entierra “el salmorejo” y se opta por cerrar filas, actuando “Ingecom” Salinas de manijero máximo. No hace muchas semanas, leíamos un artículo suyo donde avalaba al “capo” Durán, sin duda por mandato del viejo Griñán. Muy quemado ha tenido que verlos a ambos, para que se decante abiertamente por participar en el relevo de ambos. Deben ser noticias directas de Madrid, porque otro ilustre viejo rockero, el siniestro Fernández Poyato, también pide volver a Córdoba para reacomodar su carrera política.

Abandonar el “salmorejo” significa apostar por las esencias y evitar cambios de fondo, muy en la línea de lo que Rubalcaba ha representado a nivel federal. Recuperaríamos a Lampedusa y su Gatopardo, “hay que cambiar todo para que nada cambie”. Los guiños de apertura del partido, de alejamiento de las políticas que han llevado al desastre al PSOE, le 15-M o las redes sociales, quedarían como meros eslóganes sin contenido. Una vez más, el PSOE defraudaría a las ansias de recuperar la izquierda y se permitiría la hegemonía de la derecha durante décadas. Todo se hace, además, de espaldas a los pocos militantes socialistas que aguantan, y, desde luego, sin tener en cuenta a los simpatizantes. Es una estratagema entre capitostes, que buscan su aval en el federal.

Las perspectivas son complicadas. Solo hace falta recordar la línea neoliberal de Salinas o Poyato, tristes actores de la economía cordobesa, que han ido de desastre en desastre (Cajasur y Plan Estratégico, incluidos). Moreno y Villaverde son representantes de los líderes provinciales eternos, capaces de cualquier cosa por continuar medrando. Téllez representa el poder territorial tradicional y la agrupación local que mejor ha quedado en los últimos movimientos socialistas. García y Dobladez son los que van a entregar el movimiento crítico renovador a manos de lo más rancio de la historia socialista en Córdoba. Zarrías, sólo se dedica a preparar el próximo congreso andaluz para entregárselo a Rubalcaba como prenda por su confianza. Todos unidos por la búsqueda de los sillones que dejará vacío el clan Durán.

La paradoja socialista se cierra así. Lo lógico hubiera sido que Griñán-Durán hubieran apoyado a Rubalcaba y que los críticos se hubieran nucleado en torno a Chacón y que se permitiera una tercera vía para los que no quisieran posicionarse entre dos exministros. Lo extraño es que el aparato andaluz y provincial optara por Chacón y que los críticos se situaran junto a Rubalcaba. Esto ha provocado que, ganara quien ganara el congreso federal, las dificultades para la renovación socialista se hicieran casi insuperables. Si alguien optaba por Chacón, se encontraba con que debía tragarse a Durán; y si lo hacía por Rubalcaba, se acallarían las inquietudes de reforma interior. Visto así, el resto del “salmorejo” queda mal colocado y se confirma que “Peter Pan” no ha crecido. Solo les queda intentar acercarse a Chacón, o a un tercero, y esperar nuevas oportunidades, al igual que a Durán solo le queda buscar traidores.

PPersonal

Juan Andrés de Gracia | 17 de enero de 2012 a las 19:45

No es un error la doble P, quiero hablar la política de personal del PP. Desde que llegó al ayuntamiento, ha estado creando el caldo de cultivo necesario para recortar los convenios municipales. Su objetivo es enfrentar a los empleados públicos contra el vecindario, en busca de provocar su reacción, más o menos contundente, y, en función de ello, crear el caldo de cultivo para privatizar servicios y empresas municipales. Para dirigir este proceso ficharon al “rústico” Navas, que se pensaba que el ayuntamiento era como cualquier empresa. Ya se ha dado cuenta que hay una legislación diferente. Menos mal que la “repescada” Sola le ha hecho entender que hay que tener más paciencia, incluso con mayoría absoluta.

En la anterior época de gobierno del PP, la del engominado Merino, fue cuando la “Tigresa” Sola supo firmar un convenio de Aucorsa por doce años. Entonces, el PP contó con el apoyo de la UGT, a través de las influencias de Ingecom Salinas y del Trápala Toledano. También recibió apoyo de los superizquierdistas de la CGT-CTA, a cambio de cortarle la cabeza al liderazgo sindical de CCOO. Actualmente, uno pensaría que el joven Nieto no necesita apoyo sindical, pero se equivoca, y estoy seguro que es posible que encuentre apoyo en la CGT-CTA. Tan interesados están, unos como otros, en cargarse a CCOO y UGT, que no les importa la pinza. Además, eso les asegurará privilegios para sus afiliados.

El PP ha creado una causa general contra todos los convenios municipales que augura conflictos serios, sobretodo, después del 25.M. Incluso aunque hayan buscado asesores de la CECO, va a ser difícil que los sindicatos se rindan. Y lo cierto, es que las secciones sindicales están vendidas, tras la posición que han adoptado sus estructuras provinciales. CCOO y UGT, que están más pendientes de llevarse bien con el poder “pepero”, que de defender los derechos de los empleados públicos que les han votado. Ya pactaron dictaminar favorablemente los presupuestos municipales para 2012, sin leerlos. Imagino que esperan que haya un nuevo Pacto por el empleo que les beneficie, pero se equivocan si persisten en dialogar con quienes les han desacreditado durante años.

Y donde les ha estallado la política de personal, al PP, ha sido en el Instituto de Desarrollo Económico. El asunto afecta a tres personas. Dos representantes sindicales que, según los informes técnicos publicados, cobraron dinero que no les correspondían, no por error. Me consta que el tema se levantó en el gobierno anterior, que el “sufrido” Priego lo llevó a la alcaldía del “Breve” Ocaña, y que se decidió cerrar el asunto sin tomar decisiones, pero con el aval de todo el consejo Rector, y, específicamente, de los representantes provinciales de CCOO y UGT y del propio PP. Por tanto, el joven Nieto conocía el tema desde el principìo, pero no sólo no aclaró la situación, sino que ha fichado como cargo directivo del equipo del becario Bellido, a una tercera persona implicada, que avaló la nueva relación de puestos de trabajo que, según todos los informes, fue manipulada para mantener esos salarios ilegales. No quiero creer que, con ese ascenso, se haya pagado a una nueva “garganta profunda”.

El joven Nieto comete el error de no tomar decisiones y esperar que la fiscalía, o la Cámara de Cuentas, adopten decisiones por ellos. Y la pregunta es ¿qué tienen que ocultar? ¿Qué secretos acuerdos obligan a mantener a personas cuestionadas por informes técnicos de forma indiscutible? Duracell Rojas puede tener sus días contados si no hace limpieza cuanto antes. De no hacerlo, el IMDEEC, que para el PP era un órganismo a desaparecer, puede haber encontrado la excusa para iniciar el procedimiento. Quien tiene gangrena y no se corta el brazo puede que ponga en peligro su vida. ¿Habrá sido Charini Alarcón, plena conocedora del asunto, quien haya filtrado el asunto? ¿Habrá sido alguien del gobierno saliente, para sacarle un escándalo a Nieto, cuando pretende ser candidato a las autonómicas? La verdad es que todos pueden estar interesados, pero que alguien encargó el informe del actual secretario, de la interventora y la auditoría, y, es posible, que en su afán de “limpieza”, el PP se haya apuñalado a sí mismo. Quizá es que su “arielblancura” sea una campaña publicitaria y no un principio político.

Córdoba electoral: última reflexión

Juan Andrés de Gracia | 17 de noviembre de 2011 a las 19:53

Como vaticiné en varias entradas, ha pasado casi completamente la campaña electoral, sin que se hable de la importancia que las elecciones tienen para la ciudad y la provincia. Mejor dicho, ante la situación de crisis, y por los recortes que puede sufrir el Estado del Bienestar, los debates se han polarizado a nivel de discusión general, y no habido sitio para hablar de cada territorio. Pero, a prácticamente un día del fin de campaña, hay varios elementos que creo interesante reflexionar, justamente por su relación con Córdoba.

Empezaré por las manifestaciones de Javier Arenas, como representante del partido que llega como seguro ganador, y que, por tanto, más reales son sus compromisos, sobre las prioridades en los proyectos estatales para la ciudad. Ha mencionado, un centro de congresos “como Dios manda”, un aeropuerto “digno” y la autovía/autopista Córdoba-Toledo. Luego, el “sheriff” Cabello de Alba, ha sumado la Carretera de Granada (A-81). Sobre el Centro de Congresos, lo manifestado es insuficiente, puesto que los agnósticos no sabemos qué es lo que manda Dios. No sabemos si hay que hacer otro proyecto, si el que hay va a incluir o no la sede de la Orquesta, y ni siquiera se ha avanzado qué financiación y para cuándo se piensa aportar. La referencia al de León, que ha sido usada siempre para atacar a ZP, no queda claro si es su modelo o sólo servía para incordiar.

Lo de la dignidad del aeropuerto, no lo entiendo. En plena crisis de los distintos modelos de aeropuerto que ha defendido el PP, como el de Castellón, el de Ciudad Real o el de Antequera, y también de los de Zp como León (de nuevo) o Gerona, es sorprendente que se vuelva a hablar de hacer un nuevo aeropuerto en Córdoba. Sería mejor comprometerse en terminar el que está en fase de remodelación, que es más viable a corto plazo y más adecuado para las necesidades cordobesas. Córdoba, si requiere aeopuerto, es uno para vuelos de mercancías y turísticos, esencialmente, y no una infraestructura insostenible de masas. El PP, desde la época del engominado Merino y de los chicos del Plan estratégico, Fabricator Salinas e Ingecom Prieto, están empeñados en proyectos de aeropuerto, que sólo sirven para especular con terreno no urbanizable, pues en ningún caso sería rentable para la ciudad.

En cuanto al fervor por la autovía/autopista Córdoba-Toledo, con las graves repercusioones ambientales que tendría, demuestra que los “peperos” siguen presos del ladrillo más duro y de las infraestructuras faraónicas de dudosa utilidad. Esta carretera responde a un modelo que ya se ha acabado, y que ha sido el origen de la crisis que vivimos. Con el proceso de autodestrucción que vive el proyecto europeo, es impensable que se pueda financiar esa actuación, y de difícil venta los beneficios que pudiera generar. Otra opinión me produce la A-81, que sustituiría a la actual carretera de Granada, más que nada, porque ya está parcialmente desarrollada, y porque considero que es positivo que se abra esa conexión, que incrementaría nuestra relación con Portugal-Extremadura y con el Mediterráneo. Por cierto, Cabello de Alba ha anunciado que no sabe si podrá mantener la alcaldía a la par que el puesto de diputado. O sea, que se va antes o después a Madrid, consolidando el engaño electoral comenzado con su candidatura a alcalde de Montilla, cuando cobraba dinero del ayuntamiento de Córdoba.

También me parece relevante comentar la acusación de “antidemocrática”, que ha efectuado la “eminente” Soledad Pérez,  a la colocación de pegatinas con la palabra “Traidora” sobre los carteles de Rosa Aguilar. Y es que no sé que esperaban, ¿qué se aceptara sin más el desprecio a la ciudad, y a sus votantes, que ha practicado la “exalcaldesa” en su ascenso al gobierno, previa parada en la consejería para que le sirviera de trampolín? Dejar la alcaldía de Córdoba, para apuntarse al barco del poder socialista, no puede pasar sin que se le recuerde, sobre todo, cuando ahora pide el voto de toda la izquierda para ella, ni siquiera para el PSOE. A quien se rie de la buena gente, no se le puede permitir que se limpie en las cortinas. Aún recuerdo, como el PSOE pagó los carteles de “Condenado” que tuvo que sufrir el entonces alcalde de IU, el honrado Trigo, en la campaña de 1995. Por cierto, carteles que entonces vio con placer la propia Rosa Aguilar en busca de la caída de Trigo, Pérez y compañía, para abrirse el camino a la alcaldía para ella. Paradójicamente, luego fue indultado por el gobierno socialista.

Otro detalle menor, pero relevante, es que Rosa Aguilar no ha querido contestar la pregunta que, sobre su relación con Rafael Gómez y las naves de Colecor, le he hecho en su cita con los internautas de hoy, aquí, en EL DÍA. Todos los demás candidatos han contestado mis preguntas, pero Rosa, no. Esa es su forma de entender al vecindario que no queda maravillado por su presencia. No deja de ser triste que Rosa esté peleando por volver a atraerse los votos de UCOR, esos votos populistas que ya sabemos lo que representan. Ha sido interesante conocer cómo ha contestado, pero sin decir nada, a las preguntas sobre sus premios Atila por sus agresiones medioambientales. Recordemos que uno de sus “medios”, es el medioambiente,  y que ahí están la Carrera del Caballo, las Naves de Colecor o el Plan Trassierra-2, en los baños de Popea, todo ello, en plena relación cuasi de pareja con el “socio concejal”. Así es la futura exministra.

Por último, es interesante ver como el PSOE da por perdido uno de los cuatro diputados que ahora posee, y que ganó gracias a Moratinos y al apoyo de ZP a la Capitalidad. El PP se siente llamado a hacerse con él, pero IUCA aparece como posible, aunque difícil, aspirante a ese puesto. Manifesté mi posición a favor de romper el bipartidismo provincial, y la campaña no me ha hecho desistir de ello. Sigo considerando interesantes, las opciones independientes, voluntaristas y progresistas del PA y de Equo, y creo que merecen la mejor de las suertes. Pero debo reconocer que, más allá de sus cuitas internas provinciales, de su líder, el decimonónico Lara y de la falta de perfil del sobrino de Ernesto Caballero, IUCA es la opción más seria para vencer a la vez al PP, y al PSOE de la parejita Aguilar-Hurtado y de la “novata” Flores. Por eso, creo que también es una opción a tener en cuenta. Yo lo haré.