Archivos para el tag ‘Junta de Andalucía’

RIP Fundación Córdoba ciudad cultural

Juan Andrés de Gracia | 2 de noviembre de 2011 a las 19:33

Me arriesgo a escribir esta entrada antes de tener noticia de lo sucedido en la reunión de hoy de la Fundación “Córdoba ciudad cultural”. Todo apunta a que la citada fundación, aunque se mantuviera nominalmente, no hay voluntad real de que funcione. Mi convencimiento parte, ya no de las declaraciones y decisiones que se han adoptado últimamente, sino de la propia realidad que ha supuesto la Fundación desde su gestación hasta ahora. La exalcaldesa transfuga retrasó la creación de la Fundación al máximo, con el fin de protagonizar personalmente el trabajo bajo la etiqueta de Capitalidad, a través de la Oficina de la capitalidad que creó en el propio ayuntamiento. Es más, exigió mantener la dualidad entre la Fundación y la Oficina, que tanto problemas generó, y, además, puenteó la labor del área de Cultura, con la propia Oficina, al estar bajo dirección socialista.

La Fundación nunca actuó como órgano coordinador de nada ni de nadie. Cada reunión era una guerra de intereses entre sus distintos componentes, que defendían sus propios intereses y no estaban guiados por el interés general. El Consejo director, simplemente, se limitaba a asumir los programas que las distintas administraciones ya tenían planificados. El ejemplo más claro es que la Fundación manejó un presupuesto que rondaba sólo los 500.000-600.000 euros, que las distintas administraciones pagaban con retraso, si es que lo hacían, originando problemas de tesorería, y que sólo en personal alcanzaba unos 2o0.000 euros. Alguien pensará que es una cantidad apreciable, pero comparémoslo con el presupuesto de la Noche Blanca del Flamenco, que superaba ampliamente esa cantidad, suponiendo sólo un día de actividad. La Fundación, con la “progre” Carlota Álvarez al frente, sólo pudo incluir algunas actividades de cuño propio, y exigir que se pusiera la marca “Enclave 16″ a los proyectos que las distintas administraciones decidían desarrollar.  También procuraba racionalizar el calendario de ejecución de los distintos programas, con resultado irregular. Los cambios que se producían, se debían más a cuestiones de interés presupuestario de cada institución, que a criterios racionales de programación.

Siendo esto así, la Fundación asumió la labor de representar a toda la ciudad en su afán de ser nominada a Capital cultural de Europa en 2016. Esta labor se concretó, finalmente, en las relaciones con los órganos decisores a nivel estatal y europeo, la labor de difusión y búsqueda de apoyos de la candidatura, y la preparación del dossier que acabamos presentando al Comité de expertos. Ahora, una vez despertados bruscamente de la ilusión colectiva por la que se luchó 10 años, la Fundación pierde sentido en cualquiera de la forma que se quiera mantener. La coordinación entre instituciones no necesita de una organización jurídica, sino de la voluntad de las partes. La cultura de la ciudad se ha coordinado más o menos, pero, en ningún caso, la Fundación ha servido para ello y ha sido más práctica la relación directa entre las distintas instituciones. Ninguna administración va a permitir que otra, aunque sea del mismo partido, entre en su soberanía política y de gestión. Contamos ya con el ejemplo de la decisión de la Junta de Andalucía de retirar su apoyo a Animacor, y de la Diputación de dejar caer la actividad transformándola en un simple certamen. Han tomado esa decisión sin contar con nadie más.  Igualmente, el ayuntamiento de Córdoba ya ha decidido no montar el avión cultural (en lo que estoy de acuerdo) y, para ello, no ha pedido opinión a ninguna otra administración. Podía poner más ejemplos, pero no es necesario, sobre todo, porque no son muestras puntuales, sino constatación de una forma de actuar que nunca se ha superado. ¡Ojalá la Fundación hubiera servido para tomar la decisión de traer a Córdoba la Colección Citoler!

Si hoy se decide mantener la Fundación, será producto de estar en precampaña, y a nadie le gusta asumir la responsabilidad de acabar bajándose del proyecto de Capitalidad, asumiendo la derrota. Es más el joven Nieto mantiene el apoyo a los recursos presentados por los advenedizos abogados apoyados por la extrema derecha, por lo que le puede seguir interesando en mantener la careta dela Fundación, pero sin vida real, esto es, asfixiándola presupuestariamente. No sé si ustedes saben que, una cosa es lo que se dice en las reuniones, otra lo que se habla en los pasillos o por teléfono y, por último, ambas cosas no suelen coincidir con lo que se comunica a la sociedad. Estoy seguro que , en plena época de recortes, a nadie le interesa gastar 300.000 euros (el ayuntamiento) o 50.000 (Universidad, Diputación o Junta) en una Fundación sin funcionalidad. Y, en caso de que aprueben mantener una aportación económica que permita una mínima subsistencia al organismo, estoy convencido de que nunca la abonarán. Si se hubiera querido realmente la continuidad de la Fundación, no se hubiera disuelto la estructura laboral que poseía. Lo cierto es que nadie se ha quejado de ello y todos han pensado en el dinero que se iban a ahorrar. Entiéndase que la continuidad de la gerente es un asunto independiente y si se hubiera decidido su cese, no sería, ni el primer, ni el último gerente en ser despedido.

Lamentablemente, se sigue utilizando la cultura como algo de lo que hay que hablar, que queda bien, pero que ha vuelto a no ser prioritario. Al parecer, cuando llegan las vacas flacas, todo consiste en favorecer lo “rentable” y lo “sustancial” y esos conceptos dejan fuera la cultura por ser algo superfluo, un lujo de ricos, o aquello en lo que nos gastamos el dinero que sobra. Es mucho más interesante la semifinal de la Copa Davis que, por ejemplo, el Festival de la Guitarra, aunque nos cueste más, se centre en un sólo fin de semana y sea algo pasajero. Claro, las fotos con Nadal y la llamada al sentimiento patrio, es más importante, según se demuestra, que la pervivencia de la Orquesta de Córdoba o la red de Bibliotecas.

Volvemos al mono, … con perdón.¨

Postscriptum: Acabo de leer y escuchar el resultado de la reunión y me confirma que, aunque hablan de continuidad con otra estructura, menos dinero y con la base del programa cultural preparado, todo es una escenificación de una muerte anunciada, pues la única decisión adoptada es que paguen lo que deben el Ayuntamiento y la Junta, confirmar el despido de todos los trabajadores y cerrar el ejercicio del año con un superávit de 40.000 euros. Queda claro, RIP Fundación Córdoba ciudad cultural. La cultura está de luto.

Apuesta educativa

Juan Andrés de Gracia | 5 de septiembre de 2011 a las 18:50

¡La que se está liando con los recortes en el gasto educativo! Desde que Cataluña decidió rebajar las transferencias a las escuelas de 0-3 años, redujo las partidas para gastos generales de los centros entre un 15 y un 33 por ciento, dejó de cubrir bajas en personal de administración y servicios o redujo los gastos universitarios en 90 millones de euros, entre otras medidas, no hay comunidad autónoma que no anuncie que “mantiene el gasto social” pero baja el gasto educativo. Y es que, como vengo defendiendo, hay que definir con claridad qué es gasto social y no confundirlo con la beneficiencia de hace un siglo. Gasto social no es lo que gestiona el departamento de servicios sociales.

Al igual que en Cataluña, en Madrid o en Murcia, se está planteando una batalla contra los gobiernos autónomos por parte de la comunidad educativa. En estos casos, no se puede alegar que las dificultades económicas procedan de una mala gestión socialista, puesto que el PP viene gobernando desde hace más de una década. En una de las pocas comunidades que queda con un gobierno de izquierda, la nuestra, Andalucía, se anuncia, aunque habrá que comprobarlo, que no se rebajará el gasto e inversión en educación. Es una buena noticia para nuestra ciudad y, en general, para los ayuntamientos. La educación no es una competencia directa de los ayuntamientos, pero si son colaboradores esenciales para que el sistema educativo funcione. Los ayuntamientos tienen que disponer suelo para los centros educativos, encargarse, en el caso de primaria e infantil, de su mantenimiento y suministros, y, voluntariamente, puede desarrollar programas educatuivos complementarios.

En este verano, la Junta de Andalucía está acometiendo obras en distintos centros escolares que se complementan con las que realiza el ayuntamiento. No obstante, mucho me temo que acabemos llegando a un enfrentamiento entre ayuntamientos y Junta en lo que respecta al coste que supone  los gastos de los colegios. Que el PP intente crear una FAMP paralela, no puede significar nada más que va a usar los ayuntamientos como ariete contra la Junta de Andalucía, en busca de la mayoría absoluta. A este respecto, hay que exigir, una vez más, que hay que financiar suficientemente las entidades locales, pero que no se puede dejar de prestar los servicios básicos a la comunidad. El gasto educativo es gasto social y el joven Nieto debería ser consciente de ello y dar las instrucciones oportunas.

No sé por qué los medios de comunicación convierten en noticia que haya alumnos en aulas portátiles, por cierto, dotadas de lo necesario para que la actividad escolar se pueda desarrollar en perfectas condiciones. La noticia, que siempre tiene un sesgo negativo, sólo demuestra que algún colegio o instituto está en obras de reformam y eso siempre es una buena nueva. Por ejemplo, el colegio de la zona del Cortijo del Alcaide, Guillermo Romero Fernández, llevaba casi una dácada exigiendo obras de ampliación y reforma. Ya están en marcha pero, como es lógico, las clases han de dejar de prestarse en las instalaciones mientras duren las obras. Una opción es llevar a los alumnos a otro centro, con lo que se origina problemas al centro al que vayan. La otra es disponer de unas instalaciones provisionales hasta el fin de las obras.

En estos días, sabemos también que está en obras el Colegio Fray Albino. Literalmente, se ha demolido para ahora reconstruirlo en la misma ubicación histórica. También se anuncia la apertura en breve del Conservatorio Profesional, que podrá abandonar las instalaciones, totalmente inadecuadas, de los colegios provinciales. En el mismo ámbito de enseñanzas especializadas, se está acometiendo la rehabilitación de la Escuela de Arte Dramático y Danza que, al estar en parte en un edificio protegido, debe hacerse de forma muy cuidadosa. Y así podíamos seguir viendo como la ciudad mejora, más lentamente de lo deseable, su estructura educativa con el impulso conjunto de Ayuntanmiento y Junta, que se viene manteniendo de forma razonable. La duda es hasta cuando.

Claro, que es inexplicable que aún no se haya construido el Instituto de Miralbaida, lo que obliga  a desplazamientos innecesarios al alumnado de la zona. Se incluyó en una previsión de inversiones conjunta en el año 1998. Tristón Martín estaba al frente de la Gerencia de Urbanismo y de Procórdoba, que debían ejecutarlo con la financiación de la Junta. Ha vuelto Martín al gobierno municipal y se ha econtrado que sólo se ha conseguido que se concrete y se ceda el suelo, pero las obras son un misterio. Igualmente, la ciudad necesita una Escuela Oficial de Idiomas con mejores instalaciones. La propia asociación vecinal del Parque Figueroa ha ofrecido que parte del suelo del barrio, junto a la comisaría de policía, se dedique a ello. Tal y como está la situación económica, parece muy lejano el proyecto. En estos casos, el ayuntamiento deberá estar exigiendo que no se demoren las obras que la ciudad necesita.

También es ya histórica la necesidad de que el Instituto de Fidiana, que nació ridículamente pequeño, acabe las obras de su ampliación y dotación de la instalaciónn deprotiva necesaria. La dificultad mayor es que el ayuntamiento cedió y cambió la calificación del suelo para que el vecindario pueda contar con el uso de la instalación fuera del horario educativo. Al parecer eso presenta unas dificultades administrativas o jurídicas “insalvables” por ahora, que sólo necesitan de voluntad política. Es de esperar que no haya problemas entre ambas administraciones para que se pueda llegar a buen fin.

Por último, el ayuntamiento fue pionero en el establecimiento de programas de acción educativa. Esto es, entender la ciudad como un recurso educativo que complemente la labor de la escuela. Así se ha permitido conocer el ciclo del agua, o se ha acercado el teatro y la ópera a nuestros niños, entre otros muchos programas. ¿Los mantendrá la concejala de educación, que, por cierto, nadie sabe quién es? Sería una pena que se considere que es un gasto prescindible. Habrá que esperar que pase la Copa Davis para enterarnos de cuál es el concepto de lo que se puede recortar por parte de “los diecinueve escalones”. Los precedentes de las comunidades donde gobiernan son mal augurio.

Fósiles siglo XXI

Juan Andrés de Gracia | 4 de septiembre de 2011 a las 11:49

El Primer Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba de la época democrática, gestionado fundamenlatmente por el PCE-IUCA, tuvo como uno de sus retos el casco Histórico de Córdoba. El concepto de modernización de las ciudades que imperó con el desarrollismo de los 60 y los 70, era abrirlas al protagonismo del coche, para lo cual los cascos históricos debían dejarse atravesar por viarios de media y alta capacidad, con aparcamientos a uno y otro lado. En Córdoba tenemos el ejemplo de la c/ Gondomar, que aunque fuera de los límites actuales del Casco, representa aún hoy lo que hubiera sido esa opción, a través de las huellas que aún se obervan en los retranqueos de su diseño.

A Manuel Pérez, que le tocó durante ocho años llevar la dirección urbanística de la ciudad y, por tanto, la aplicación del PGOU, le gustaba recordar que en la memoria del Plan se hacía mención a que, si no sabíamos qué hacer con el Casco Histórico de Córdoba, mejor dejarlo morir con dignidad. El debate entre la ciudad que nacía y la que se detenía, retrasó los trabajos para contar con un plan especial de protección del Casco y del catálogo de edificios protegidos, que se dilató excesivamente en el tiempo. Los trabajos, que dirigió Francisco Daroca, no estaban concluidos para cuando el PP impulsó el nuevo Plan General. Ello aconsejó que llevarán líneas convergentes desde entonces. Finalmente, su aprobación definitiva se produjo en 2003, pero en expediente independiente.

Ese Plan del Casco, como se le conoce abreviadamente, fue concebido desde un concepto abierto, que permitiera dejar de ver nuestro centro histórico como un decorado que detrás sólo tuviera ruinas, y las calles estuvieran vacías o exclusivamente llenas de turistas. Se preparó un plan que no se olvidaba de hacer del casco, conformado por más de una docena de “barrios”, un lugar para vivir. Pero se chocó con una exigente Junta de Andalucía que lo endureció, reforzando la opción de valor arqueológico y patrimonial del mismo, haciendo más complicada su modernización inteligente. O sea combinar la protección del bien patrimonio material de la humanidad, con la necesidad de hacerlo viable y sostenible.

La ejecución del Plan durante estos ocho años ha sido irregular, con una elevada aportación pública y con muchas dificultades para la participación privada. La aprobación posterior del Plan de accesibilidad ha definido un modelo de movilidad que lo complementa de forma bastante certera. Pedro hoy en día hemos conseguido mantener un Casco reconocible, con actuaciones muy importantes en mejora de la calidad de vida y en protección del patrimonio. Los fondos europeos, municipales y autonómicos aplicados sobre la Ribera, el eje Tendillas-Mezquita o la Manzana de San Pablo (el jardín del Casco), en parte, aún sin terminar, son muestras de aciertos significativos. Lo mismo que me seguirá pareciendo siempre fallida la recuperación de la Corredera, pieza fundamental del centro histórico, puesto que a la importantísima inversión en su reforma uirbanística, no ha seguido un acertado control de los usos, convirtiéndose en un gran bar de gama baja.

Pues, en esas estamos, cuando “el joven Nieto” nos sorprende con el nombramiento de Primo de Jurado, uno de los últimos defensores de la División azul, al frente del Casco y del Patrimonio histórico de la ciudad. Y en la misma línea que ha anunciado Tristón Martín para el PGOU vigente y para el proceso regulador de parcelaciones; o su compañera de tridente, la comercial Sousa, en el proceso de concesión de licencias, anuncia una relectura del Plan del Casco para favorecer las licencias. No se debería ocultar que, a la vez que se aprobó el Plan del Casco, el Ayuntamiento asumió la posibilidad de dirigirlo y aplicarlo, con la sola prevención de que las actuaciones sobre edificios protegidos mantienen la tutela de la Junta de Andalucía, a través de la ley de Patrimonio de Andalucía.

Actuar sonbre un edificio protegido es muy complicado y requiere de una tramitación excesivamente larga. Pero, liberalizarlo puede suponer destrozar valores importantes de nuestra historia. Plantearlo además como una confrontación con la Junta de andalucía, nos lleva a un nuevo intento de llevar el debate al campo electoral próximo. Afirmar que nuestro Casco está más o menos que fosilizado es faltar a la verdad, y menos si procede de un revisionista de la historia. No obstante, como ya he planteado en otras ocasiones, encuentro desequilibrada la primacía de la vertiente arqueológica en el desarrollo del Casco. Debería conjugarse el respeto a nuestro patrimonio, con la necesidad de permitir la inversión privada que nos haga inyectar recursos en el Casco.

El ayuntamiento se comprometió a invertir un 25% de los fondos que consiguiera a través de la gestión del PGOU, al Casco, lo que se ha venido haciendo, auqnue no existe un balance exacto de su cumplimiento. Pero la situación económica municipal, y el parón en la gestión del PGOU por la crisis inmobiliaria, aconsejan favorecer el capital privado. Pero ello, se debe hacer sin renunciar a la defensa de un Casco para vivir y de un respeto a la fisonomía histórica del mismo. No nos convirtamos en fósiles de dinosaurios en el siglo XXI y arrasemos con un trabajo de décadas. Ya sabemos que “los diecinueve escalones” están al servicio del empresariado, que son una delegación de la CECO en el ayuntamiento de Córdoba. Pero los negocios y promociones residenciales que puedan querer establecerse en nuestro Conjunto Histórico, deben partir de las exigencias que ello les supone.

El sistema de modificaciones del Plan del casco para las actuaciones más arriesgadas, no me parece inadecuado. Lo que habría que hacer es conseguir acortar a la mitad los plazos de tramitación que conlleva. No se puede hacer una interpretación literal de los postulados del Plan, sino entenderlos en función de la propuesta que se presente. O sea, las fichas del catálogo y las especificaciones del Plan, no son una Biblia o un Corán que se imponen como una ley marcial. Deberían entenderse como lo deseable, pero estando abierto a lo posible, a las adecuaciones a los usos y necesidades del siglo XXI. Es irrenunciable mantener el modelo de movilidad de “máximo accesibilidad, mínimo tráfico”, que impide cruzar el casco y evitar al máximo la presencia del automóvil en las calles del Casco. Convirtamos los coches, y el liberalismo irrespetuoso con la tradición, en verdaderos fósiles.

Parches y Cacas

Juan Andrés de Gracia | 3 de septiembre de 2011 a las 7:28

Me ha encantado la sintonía que el “aspirante a fenómeno” y su Soledad, miembro del clan familiar, han usado “casualmente” para hablar de parches. Con tal de defender la metedura de pata de la Junta, y de haberse dado cuenta del rídiculo que hizo el Padrino, en su visita veraniega al Consejero de Turismo, para no traerse nada para la ciudad, han decidido atacar la Copa Davis. Aparte, les viene bien para intentar, sin éxito, despistar la atención de cómo le han puenteado la estrategia, y le van a imponer a Rosa Aguilar de número uno al Parlamento Español. Y los 1.500 militantes, que me gustaría ver las fichas, porque imagino que sigue la mía y la de los socialistas fallecidos, ya tienen claro que su opinión importa lo mismo que la mía. O sea, un pimiento.

Pero que bonito ha sido escuchar del propio Griñán aceptar que Madrid (Rubalcaba) manda, y que ni él tiene el puesto seguro como siga rebelde. Por cierto, ¿no fue Griñán quien llamó a Rosa Aguilar para ficharla de consejera? ¿No se refugió, aquellos días, Rosa en casa de Durán-2 en Alcolea, junto a su Candelario, su Cuadra, Luna, Franco y compañía (alguna foto puedo aportar si alguien lo pone en duda)? ¿Por qué ahora ya no se fian de ella? Ahhhh! Lo mismo es porque ahora quiere ser “un valor en alza ” en el PSOE, pero que se presenta por Córdoba o … se presenta por Córdoba.

Y encima, la Junta ha descubierto los bonos patrióticos. Con lo que está cayendo y ahora nos quieren convecer que hay dinero con patria. ¿Significa que sólo podemos comprarlos (bueno, el que pueda) los andaluces?  Lo que produzca en intereses, si es que renta, ¿Hay que gastarlo en Andalucía? ¿Es que están los billetes marcados de verde y blanco? Le temo a que adjetiven algo de patriótico, pero más aún si hablamos de algo económico. Lo mismo luego, no pagan porque nos debemos a la patria. Y cada vez que se usa la palabra patria, acabamos unos contra otros. Pero debe ser del paleolítico, aquello de la izquierda cosmopolita.

Pero, tranquilos, el aspirante a fenómeno se ha dado cuenta, él solo, de que el PP, con la Copa Davis, está enterrando nuestro proyecto cultural. Bueno, los duranes nunca creyeron en él. Aún recuerdo a Hurtado, a Mellado y tantos otros, defender que era un gran error que el PSOE eligiera cultura para gobernar cuatro años con IUCA. Querían, y lo esperaba, hasta IUCA, que se exigiera Urbanismo. Posiblemente, para aprovechar los tratos de favor tipo Gómez. Luego, al tener Cultura, sólo han llamado para pedir entradas gratis. Que Durán explique si hizo alguna gestión para conseguir la capitalidad. Bueno, su credibilidad está bajo cero cuando insiste en que nunca habló de cesar a Paco García. Lo único que puede afirmar es que no existen grabaciones de sus presiones y sus cabreos.

Y su Soledad, la mejor cuota que tiene, dice que lo de Rosa  Aguilar depende de la militancia. Exactamente igual que la militancia “ha decidido” que ella sea la mano derecha del Padrino. Y nos mira fijamente y jura por ¿? que aún no se habla de listas. Lo que debe signficar que desde Madrid aun no se ha mandado la lista buena. A este ritmo, le van a dar a la militancia,m las papeletas hechas en imprenta. Y me pregunto ahora, ¿Soledad sigue siendo Directora del Instituto de la Mujer? Imagino que no estará usando su cargo para actuar en nombre del partido. Quiero decir, que  los viajes de Sevilla a Córdoba, cuando asume la portavocía institucional del PSOE, deben cargarse al partido y no a la Junta. estoy seguro que tiene todos los recibos guardados para justificarlo.

Y mientras, el aparato Torrico, usando la copa Davis y a su nuevo gerente, el pillo Prieto, nos explica, sin inmutarse, que ha habido que limpiar unos jardines por Sadeco, en plenas vacaciones y sin contratar de bolsa. O sea, que otras zonas de la ciudad se han quedado un poquito más densas en suciedad. Si leemos entre líneas, lo que está diciendo es que, con el mismo personal, va a hacer la labora habitual de Sadeco, y además limpiar jardines, pero  para ello no va a emplear más gente, sino que hay que mandarle más dinero. Original, no es que sea, hasta yo podría hacerlo, porque si la misma gente tiene que hacer más trabajo, seguirá acumulándose basura en las calles.

Pero, no nos preocupemos, se van a poner serios en lo que es ensuciar en la calle. Eso no es voracidad fiscal, eso es “ser limpios”. Voy a esperar a ver cómo lo hacen, cómo persiguen a los perros, o a sus dueños. O si solo van a ir detrás de botellones pequeñitos, para sacarle a los padres dineros para ocultar que van a reducir barridos y baldeos. Me explico mejor. Menos gente limpiando y más gente multando. Menos gasto y más ingreso.

Y no entiendo que la hasta ahora prudente Rafi Valenzuela, en vez de hablar de qué propone para mantener la orquesta, o para acelerar la apertura de museos, (o hasta de bibliotecas) se fotografíe con el Padrino y que diga con la boca pequeña, que decir que la Junta ha vuelto a ningunear a Córdoba, es una especie de traición a la esencia andaluza. Y que encima sirva para repetir lo maravillosa que iba a ser la campaña de promoción. Con la gente que hace falta en el área de Cultura para proteger al bonachón Moreno Calderón, no sé que hace. Debería exigir que Durán-2 deje ya las vacaciones, y que el único Alcalde socialista dé la cara. Y ella, reonocer que ha sido invitada a una fiesta, donde no le gusta con quien le obligan a bailar.

Griñán a su aire

Juan Andrés de Gracia | 18 de agosto de 2011 a las 13:34

Nos abandona. Las declaraciones del cunero Griñán parecen anticipar que dejará de ser Diputado por Córdoba para presentarse por la provincia de Sevilla. Ha tenido la oportunidad de señalar que allí tiene su domicilio habitual para reforzar la idoneidad del cambio electoral. Sinceramente, los cordobeses nos sentiremos aliviados porque en el tiempo que ha sido diputado por Córdoba, nada ha demostrado de compromiso con la ciudad, ni con la provincia. De hecho, el no presentarse antes por Sevilla ha sido exclusivamente por razones internas del partido. Las guerras internas de la provincia de Sevilla, impedían incorporar a Griñán al frente de las mismas. Ahora, es posible que la fuga de Griñán, tenga también que ver con los problemas para cerrar las listas por Córdoba.

Días pasados, Susana Díaz, experta en cortar cabezas de delegados provinciales de la Junta, y mentora en tales menesteres del aspirante a fenómeno Durán, señaló que no creía que hubiera problemas parta ubicar en las listas a Carmen Calvo y a Rosa Aguilar. Es curioso que luego se apele a que las agrupaciones locales tendrán mucho que decir en la confección de las listas electorales, pero, por lo pronto, ya están repartiéndose puestos sin que los militantes, simpatizantes o allegados hayan sido convocados ni siquiera a opinar. Luego, como pasó para la nominación del capo Durán para aspirar a la alcaldía de Córdoba, se les llamará a última hora y se les pedirá que “por el bien del partido” acepten lo que desde arriba se haya maquinado.

Por cierto, no hagan caso a las últimas declaraciones de Durán sobre su papel a la hora de cambiar delegados provinciales. Es más, la cabeza de Paco García, sigue peligrando porque los mediocres políticos, léase Durán y su entorno, siguen empeñados en colocarse ocupando todos los puestos posibles, o poner al frente de los mismos títeres de su poder. Cada día que Paco García siga al frente de su delegación, es una desautorización al secretario general provincial y Durán exige a Griñán, que le devuelva los favores prestados. La actitud del grupo municipal socialista respecto a la polémica con la Junta por la Copa Davis, es un ejemplo de ello. Durán es el hombre de Griñán en Córdoba y reclama correspondencia. Cuando le pidió cargarse a David Luque como coordinador de Cultura del ayuntamiento de Córdoba para poder darle un sueldo a Mercedes Mudarra, recién cesada de la Delegación de Cultura de la Junta, se cuadró y ejecutó la orden. Que luego, unas semanas después, Mudarra abandonara el puesto sin haber pisado su despacho de Orive, es otro ejemplo más del uso de las instituciones como meras extensiones del partido, al más puro estilo del PRI mexicano.

Griñán, el clásico, huele a quemado y lo malo es que lo sabe él, y el olor a chamusquina ya llega a todos los olfatos. La intención de alejarse de la casi segura derrota del PSOE en las generales, es sólo una huida hacia adelante. Desde luego, no ha dejado en buen lugar al ¿líder socialista? Rubalcaba, que se fue de Sevilla con el rabo entre las piernas. Lo mismo ha pasado con la propuesta de eliminar las Diputaciones. Coincido plenamente con lo manifestado por el PP, respecto a que esa propuesta hubiera sido mejor hacerla cuando el PSOE gobernabamayoritariamente las Diputaciones y, por tanto, hubiera sido fácil poner en marcha su eliminación. Claro, que en ese momento actuaban como gran fábrica de colocaciones de alcaldes derrotados y asesores de la nada.

Una vez consolidado el sistema autonómico, las diputaciones han dejado de tener razón de existir y actúan como subdelegaciones de la Junta de Andalucía, o como red clientelar para premiar ayuntamientos afines. Más aún, cuando existe la red de mancomunidades para la prestación de servicios entre ayuntamientos. Actualmente, pues, se ha generado un sistema de delegaciones provinciales de la Junta que se solapa con la red de diputados provinciales, por lo que perfectamente podrían eliminarse unos u otros. También es cierto, que el PP, que en otras ocasiones planteó la transformación o supresión de las diputaciones, ahora se ve al frente de las mismas y piensa utilizarlas en su provecho. Y es que la vida se ve diferente cuando se cambia de posición.

Inversiones bajo cero

Juan Andrés de Gracia | 16 de agosto de 2011 a las 12:13

Preocupados deben estar los becarios que durante el verano ocupan puestos en los diversos medios de comunicación, ante la falta de uno de los recursos más socorridos para llenar páginas de periódico o minutos de emisión radiofónica o televisiva. Me refiero a las obras que se efectuaban en la ciudad, especialmente en los meses de julio y agosto, por aquello de que hay menos movimiento de vehículos. Pero, más preocupado debería estar el vecindario, porque eso es lo que nos espera también el año que viene, al menos.

Para realizar inversiones, se tienen que tener, esencialmente, ingresos, de nuestros impuestos o transferencias corrientes procedentes de la Junta o el gobierno central, en más cantidad que gastos corrientes (personal, funcionamiento, contrataciones, …) tengamos que pagar. O sea, generar ahorro, como hace cualquier familia o empresa. La situación, sin embargo, es que, ante la caída de ingresos, y a pesar de rebajar gastos, somos incapaces de tener un saldo positivo. Además, el recurso alternativo a pedir prestado dinero a los bancos, lo tenemos vedado este año y, casi seguro, el próximo, justamente, porque tenemos déficit en nuestra cuentas. Por otro lado, nuestro endeudamiento es importante, sin llegar a ser preocupante, y ya no debemos sobrepasarlo sin razón. O sea, no debemos endeudarnos en más de lo que somos capaces de amortizar cada año y sin que los intereses nos ahoguen.

Los “19 escalones” se han encontrado con remanentes (restos no gastados) de préstamos, que se firmaron a final del año pasado y primeros de este y que, aunque hubiera querido el gobierno conjunto saliente, no se han gastado. Por eso, se puede realizar aún gasto de inversión (básicamente obras, compras o equipamientos) en colegios o en instalaciones culturales, por ejemplo. Lo que está difícil, es hacer lo que a todo gobierno entrante le gusta, preparar una batería de obras que se vean y que, aunque provocan problemas de tráfico, son siempre bien recibidas por el vecindario.

Es conveniente, que recordemos que también hay fondos recibidos de Europa para la zona Sur, dentro del programa Urban, o que hay otras partidas de inversión comprometidas, que son las que consiguen que las actuaciones empezadas no se paralicen. Pero, lo más llamativo, es que debe haber unos 15 millones de euros reservados para el Centro de Congresos, que no se van a usar, al menos por el momento, para ese proyecto, pero que tampoco se pueden usar para otros.

De ahí que la ingeniosa Sra Ruiz haya decidido usar los propios trabajadores municipales, para actuar en zonas donde el compromiso del joven Nieto no puede esperar, como son las plazoletas del Centro. Claro, se les olvida explicar que, si ese personal se dedica en exclusiva a estas zonas, dejarán de atender otros jardines, otras plazas. El ayuntamiento, no tiene personal suficiente para atender obras de mediano formato con personal propio, pues para eso se ha contado siempre con empresas externas. El personal municipal está pensado y dimensionado para mantenimiento y actuaciones de pequeño formato por toda la ciudad.

Aún recuerdo que el provocador Merino, en su época de alcalde, pudo sacar a contratación en septiembre de 1995 una veintena de obras, casi todas de gran importancia para los barrios de la ciudad. Claro que para eso, Fray Langostino le había concedido 5250 millones de pesetas en préstamos nada más llegar. Incluso, el apurado Martín, se buscó un préstamo, casi personalmente, de 250 millones de pesetas para realizar la reforma de la calle donde vive, c/ Escultor Fernández Márquez. Pero, ahora, el joven Nieto, tiene que pedir que le hagan la obra para la Copa Davis gratis (¿seguro que no hay contrapartidas?), y se ve obligado a ponerse el casco para visitar las obras del Estadio o, a inaugurar otras, terminadas por el gobierno saliente.

No se me olvida, que en estos tres últimos años, el gobierno conjunto ha vivido, sustancialmente, de los fondos que el gobierno de ZP (FEELS) y el de la Junta (Proteja) mandaron a todos los ayuntamientos. Más de 250 actuaciones diversas permitieron en la ciudad, algunas de ellas, aún finalizándose. Pero no parece que “los mercados” permitan a ambos gobiernos a repetir ese esfuerzo. Por lo pronto, nos hemos enterado que la Junta decide ralentizar (priorizar, reprogramar, olvidar, …) el inicio de nuevas contrataciones (adiós, Ronda Norte) ante la falta de fondos después para pagarlas. El gobierno central ya actuó de una forma parecida (adiós, Variante Oeste segunda fase)

Por tanto, es el momento de dedicarse a mejorar la movilidad de la ciudad, a tapar cada bache, (para cuando el Telebache prometido), a replantar árboles en alcorques vacíos, a repintar edificios dándole unas bajeras, a eliminar señalética de la vía pública que ha quedado obsoleta. No hay mal que por bien no venga, que decía Don Óptimo en el Mortadelo. Las inauguraciones quedarán para los años finales de mandato, que puede hasta venirles bien. Es más, tampoco es tiempo de abrir nuevos servicios, para los que no hay dinero para su funcionamiento básico ni para personal, sino de dejar de “dulce” los que hay y acabar las reformas puestas en marcha. Aunque, lo mismo podían dejarse de miedos y de una vez por todas licitar el Centro de Congresos.

Y en eso llegó Durán

Juan Andrés de Gracia | 14 de agosto de 2011 a las 13:09

Pensaba que este fin de semana largo, sería oportuno para descansar y que sería soso, políticamente hablando. No contaba con que el aspirante a fenómeno, Durán, iba a resucitar tras un tiempo de vacaciones aprovechado para  cortar cabezas sin ningun discreción y para oponerse al joven Nieto a través de notas de prensa rutinarias. La imagen que ha trasladado es que nada ha pasado, que todo está tranquilo en el fuerte. Todo lo acontecido está dentro del orden normal y establecido. Así que cesar a dos delegados, intentarlo con un tercero, y que una ex delegada de la Junta, un diputado nacional y un exsecretario provincial hayan hablado abiertamente sobre la necesidad de un cambio en la secretaría provincial y en la ejecutiva, es parte de la rutina.

Quiere que nos creamos que a Luis Rey se le echa porque la delegación ha crecido en importancia. Desconozco las capacidades del nuevo delgado, que posiblemente ejercerá solo cinco meses, tiempo que se me antoja insuficiente para hacerse con las riendas de la “macrodelegación”. A Joaquín Dobladez lo deja fuera porque hemos perdido la Capitalidad. Vaya hombre, la culpa ya no es de Bildu sino que el responsable es Dobladez. Como sustituto se improvisa al palmeño Ramón López que acababa de ser cesado del Gran teatro, y que no sé que podrá hacer en este medio año que no sea mantener el trabajo de Dobladez. También hay que recordar que Juan Torres, el delegado de Turismo, Deporte y Comercio dejó su cargo voluntariamente, en una muestra de honradez, por los malos resultados electorales. Y todo eso cuando hay que afrontar unas elecciones generales y andaluzas en breve. Pero todo está tranquilo y nornal en el castillo.

Con todo, lo más significativo ha sido la explicación sobre el “cese interruptus” de Paco García. Lo que para todos es un signo de coherencia política, al abandonar la secretaría de la Ejecutiva local por los resultados obtenidos y cansado de los Durán, Luna, Franco, Román, que han sido la voz del capo Durán, puenteando permanente sus competencias, lo convierte en una crisis de fe. O sea, que si considera que otro debe asumir la secretaría local, tenía que haber abandonado la delegación de Obras Públicas, Transporte y Vivienda. Una vez más demuestra que para Durán, en su línea de Padrino, la Junta de Andalcuía es una mera extensión de su poder en el partido y que la usa para dar y quitar favores.

Por eso, no es extraño que ahora defienda a la Junta en la última afrenta que le hace a la ciudad, al no apoyar económicamente la semifinal de la Copa Davis. Se podrá estar a favor, o en contra, de la celebración de la semifinal en nuestra ciudad y del coste que puede suponer a las arcas municipales. Lo que no se puede es defender la actitud de desprecio de la Junta sobre la celebración de este evento en nuestra ciudad, que sigue siendo parte de Andalucía. Que una vez más, un socialista cordobés, el secretario genera por ahora, salga a echar la culpa al joven e inexperto Nieto, no hace nada más que explicar que luego los cordobeses no apuesten por un socialista para la alcaldía y que se haya convertido el PSOE en cuarta fuerza política de la ciudad.

Luego, vendrán los presupuestos de la Junta y del Estado, veremos como los proyectos de la ciudad una vez más se retrasarán “sine die” y se venderá, sin embargo, que son excepcionales para tiempos de crisis. Lo que es cierto, es que no sabemos lo que Gracia, Salinas, Calvo, e incluso ahora, la ministrísima hacen en defensa de la ciudad. En la mente de todos queda tan sólo la actitud de Moratinos que supo, desde su ministerio, apostar por Córdoba y se ha ganado el reconocimiento de los cordobeses. Sepan, además, que fue una ocurrencia de Velasco, el breve, que su nombre sonara para alcaldable, pero que Durán ya maquinaba públicamente su candidatura, porque, al parecer, le tocaba a él, a su familia y a su cohorte de agradecidos.

Estoy deseando que llegue Septiembre y ver si realmente cuaja un grupo alternativo dentro del PSOE cordobés. Espero que no sea en ningún caso una lista de cesantes a la espera de un puesto. Si además el movimiento es sólo de Córdoba capital estará bastante limitado en sus posibilidades, ya que la estructura de poder del PSOE está basada en la provincia. Si además no cuenta con apoyo en Sevilla, tendrá nulo futuro. Ha venido bien que Mayo, Rascón o Mellado hablen claramente, también lo ha hecho Dobladez, pero puede quedar como un sueño de verano si no tiene continuidad. Durán se pavonea alegando que en el Comité provincial nadie le cuestionó y que sólo Torres se atrevió a hacer las maletas, pero al mirar atrás, sólo vio pasillo. Y mientras, IUCA en silencio y pasiva, y Ecolo perdida en combate. El desierto de la izquierda se extiende de forma alarmante.

Operación altura

Juan Andrés de Gracia | 10 de agosto de 2011 a las 12:19

Cuando la construcción era todavía negocio, empezaron a florecer las iniciativas que pretendían romper el modelo de ciudad horizontal de Córdoba, en busca de edificios que formaran nuestro “Skyline” particular. Por ahora, sólo algunos equipamientos públicos, como el Hospital Provincial o el edificio de los Ministerios, se han atrevido en los años 60-70 a superar los 30 metros de altura. Otros, no tan altos, aparecen también como gigantes por el espacio en los que están enclavados. Me refiero al antiguo edificio de Zafra Polo, en la calle c/ Claudio Marcelo, o el primer edificio de la avenida del Corregidor, pasado el Puente de San Rafael, junto al Instituto Séneca.

Vaya por delante, que el PGOU actual para nada marca una altura máxima para los edificios, sino que delimita distintas zonas en cuanto edificabilidad y número de plantas. Hay zonas con ordenanzas edificatorias que dejan claro que no se puede superar un número de plantas (Alcázar Viejo, Olivos Borrachos, Cañero, …) y otras, donde la altura del edificio deben estar en proporción a la anchura de la calle donde se enclava, y a la altura habitual en el entorno. Parecen ambos argumentos razonables, para que la luz del sol entre a la calle sin problemas, y para mantener cierta homogeneidad constructiva.

Para romper esa norma, hay que justificar que el edificio es de carácter singular (por su valor artístico, por su funcionalidad, ….) y que, por eso, necesita mayor altura. Así pasó, por ejemplo, con el actual Colegio de abogados, en la calle Morería. Sin embargo, si el solar está clasificado como equipamiento, las limitaciones se suavizan, puesto que se admite que la altura sea la que necesita en sí el edificio, aunque se debe tener en cuenta el entorno donde se enclava y las infraestructuras que necesita (viarios, abastecimiento, …). De ahí, que se le exijan planes especiales que demuestren que todo está convenientemente dimensionado, y que se puedan hacer alegaciones al mismo.

En otros momentos, en plena elaboración del PGOU y en esta misma campaña (UCOR), también hubo voces a favor de conseguir abaratar las viviendas permitiendo superar la densidad media de los nuevos polígonos residenciales. Actualmente está en 75 viviendas/ha,  y se pretendía bien reducir el tamaño de las viviendas (ya se está proponiendo por propietarios privados, e incluso públicos), bien eliminar suelo de equipamiento (no se ha dado ningún caso aún). Además, también se proponía dar más altura a los bloques. Respecto a este último caso, se han autorizado varias actuaciones que les cuesta hacerse realidad en plena crisis del sector. La filosofía es hacer bloques más “delgados” pero más altos, sin que se supere la edificabilidad permitida.

Al final de la glorieta de Amadora, en el “Cortijo del Cura”, aún hay carteles que la promotora ÑXXI (participada por Cajasur en su momento), pretendía elevar una torre mixta de oficinas y viviendas. El propósito era hacer un edificio-hito en la zona. A la izquierda de la entrada sur del Puente de Andalucía, en el Cordel de Ecija, la Junta de Andalucía presentó también bloques de más de diez pisos, con el argumento de facilitar la visión del río. En el polígono de la Torrecilla, la asociación Apreama, tiene preparada una actuación de creación de un bulevar con bloques parcialmente industriales, de más de diez pisos. En la Ciudad Jardín de Levante (entre Carlos III y Rabanales), también Prasa anunció edificios-hito para marcar la entrada a la zona. Todas estas promociones están paralizadas, pero habrá que ver si se mantienen en el futuro.

El que sí parece haber entrado en vías de próxima construcción es la Torre de Poniente, el edificio administrativo de la Junta de Andalucía, que se levantará sobre el solar de la antigua Noreña. Bueno, dependerá de que haya posibilidad de afrontarlo desde la iniciativa privada, y, después de las últimas declaraciones de algunos consejeros/as de la Junta, parece que se puede paralizar este sistema de actuación, que estaba previsto también para la Ciudad de la Justicia o la Ronda Norte, por ejemplo. De esa forma, volvería a ser un edifico público, el primero que rompe la línea horizontal de nuestra ciudad.

Lógicamente, no puedo terminar sin una reflexión sobre el “Ojo del Califa”. El hotel que Prasa quiso levantar sobre el antiguo Hotel Meliá y al que Rosa Aguilar, después de animar a su construcción, obligó a enterrar. Participé en la polémica desatada en contra de su construcción, porque me parecía que el sitio afectaba seriamente a la imagen del Casco y que rompía el equilibrio de la ciudad. Me posiciono, claramente, a favor de edifcios-hito, en las zonas de crecimiento de la ciudad, que sobrepasen la altura habitual, pero no puedo estar de acuerdo en arriesgarnos a intervenir de forma irresponsable en el Casco o en el anillo que lo rodea. Luego, nos construyeron un hotel fantasma, pero eso es otra historia.

Alcalde delegado

Juan Andrés de Gracia | 5 de agosto de 2011 a las 10:38

Me voy a permitir volver a insistir, en lo lamentable que es que no pueda haber una buena relación institucional entre el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta de Andalucía. En esta semana, no ha habido un solo momento de entendimiento, y nos quedan al menos seis meses hasta las elecciones autonómicas. Y eso que estamos en pleno mes de agosto, donde muchos responsables políticos están en la playa o en la sierra, solo que, gracias a internet y los equipos de prensa, pueden estar todo el día en el disparadero mediático.

No deja de dolerme que, a estas alturas, siga sin haber un acuerdo sobre las actuaciones que debe hacer el Ayuntamiento y la Junta para el mantenimiento de los colegios. En un tiempo, diez años atrás, parecía que se podría llegar a un acuerdo, para establecer un convenio claro de lo que corresponde a uno y a otro. Por ejemplo, cambiar una solería o un techo, ¿es mantenimiento o es rehabilitación? En el primer caso, lo debe acometer el Ayuntamiento, en el segundo, la Junta. Si las dos instituciones estuvieran en manos del mismo partido, nada ocurriría, al menos de cara a la galería. Lo lamentable, es que ahora se usa como debate partidista. No sé lo que el PP hará, pero hace un mes, el becario Bellido anunció que lo mismo habría que replantarse seguir actuando en los colegios pero, el joven Nieto, acaba de anunciar su intención de duplicar la inversión en colegios. Espero que se impongan los galones.

Tampoco nos hemos salvado de conflicto, con la falta de apoyo de la Junta de Andalucía a la celebración de la Copa Davis en Córdoba. Si las razones que tuviera la Junta es que debe dedicarse al Deporte base, sólo podría estar de acuerdo. Lo que no parece correcto, es que digan que van a dedicar fondos de turismo para hacer una campaña paralela al evento. Aquí estoy con el alcalde, puesto que ya estamos hartos de que la Junta ayude de manera condicionada. Los ayuntamientos deben tener capacidad de decidir y la Junta debe apoyar sus decisiones de manera incodicionada. Siento estar covencido de que, estando también gobernadas por el PP, la actuación hubiera sido diferente si nos refiriéramos a Málaga o a Granada. Córdoba tiene mucho que quejarse sobre la apuesta que la Junta ha hecho en la ciudad a lo largo de estos últimos 25 años. Aunque, mucha culpa de ello, la tiene las sucesivas direcciones del PSOE cordobés, más preocupadas por las depuraciones que por la ciudad. Así les ha ido.

Por otro lado, me parece incomprensible que Nieto haya ridiculizado el decreto que ha preparado la Junta, para que los ayuntamientos señalicen y aseguren la pervivencia de las elementos que identifiquen lugares significativos de la Guerra Civil y de la represión franquista. Claro que la mayor preocupación de los cordobeses es el empleo, pero eso no impide que actuemos en otros ámbitos. Prueba de ello, es que Nieto ha estado, de feria en feria, por las barriadas de la ciudad. Cuando se han cumplido 75 años del inicio de la guerra, 35 de la muerte de Franco, es tiempo de recuperar la memoria de aquellos a los que se les ha impedido recordar, durante décadas de miedo. Por eso, me alegra que las próximas elecciones sean el 20 de Noviembre, ya que hay que abandonar fechas “especiales”  que deben convertirse en una más. Espero que el alcalde no escuche a la extrema derecha que habita en una parte de su partido, y que demuestre su formación centrista, él, que fue un joven cachorro de Suárez.

Con el IBI de la viviendas sociales de su propiedad, que debe la Junta, lo malo es que ha terciado el aspirante a fenómeno, Durán, el Padrino, que no ha tenido miras en dejar en mal lugar a la Delegada de la Junta en Córdoba, Isabel Ambrosio. Claro, que él entiende que como la Junta está gobernada por el PSOE, y él, por ahora, es el que manda en la provincia, es él “la voz de su amo”. Si además, tenemos en cuenta que quiere cargarse a la Delegada desde hace meses, y que se le ha escapado, como Paco García, seguro que le lleva la contraria, para que todo el mundo entienda que, para él, ya no pinta nada. Así que el joven Nieto y el becario Bellido, deben hacer caso a Ambrosio y darle en los morros a Durán.

Por último, no puedo entender que el presidente de la Junta, Griñán, el protector de Durán, no haya encontrado tiempo para reunirse con el alcalde después de cinco escritos. Es verdad, que Nieto no puede  quejarse de que Griñán haya recibido antes a los alcaldes socialistas de las capitales, simplemente, porque no hay ninguno. Cuando un presidente se olvida que lo es, y se dedica a actuar, exclusivamente, como Secretario General de su partido, es que ha perdido el rumbo. Los proyectos de la ciudad que dependen de la Junta, no pueden esperar a que se produzcan las elecciones andaluzas. ¿Lo entenderá? Al menos, aspiro a que el alcalde se distancie de la precampaña y no actúe como un delegado de Arenas en Córdoba.