Archivos para el tag ‘Luis Carreto’

Remodelación del gobierno municipal, ya

Juan Andrés de Gracia | 7 de mayo de 2012 a las 20:23

El pluriempleado Nieto esperaba la victoria en Andalucía para impulsar su labor de gobierno. Recordemos que, en plena campaña electoral, reveló algunas de sus mejores bazas: Centro de Convenciones, Metro-Tren, Proyecto Agrópolis, … Lo cierto es que, pasado el 25-M, estos proyectos se han adormecido y las únicas noticias de la Casa de los Muchos son las que se refieren al plan de ajuste-pago de proveedores y a las fiestas de la ciudad. Es significativo que el Cecogobierno se haya desinflado, casi por completo, tras no ganar el experto en oposición, Arenas, las elecciones. Primero, el Masa Carreto se desentendió del proyecto de Centro de Convenciones, chivándose de que era una idea del joven Nieto y, ahora, critica el cierre del IMDEEC sin ser siquiera escuchados.

Nieto, el del centro, no ha podido así enviar a algunos de sus compañeros de Capitulares a la Junta de Andalucía, siendo la excepción la Hippy Alarcón. Aún no ha cubierto su baja (parece que será mañana) y tampoco la de Primo de Jurado, tras su nombramiento como vocero del gobierno en la provincia. Todo hace pensar que, en estos días, anda más preocupado de estar en los cambios que pueda sufrir su partido en Andalucía, que en los problemas de la ciudad. En breve, la estrategia de gobierno centrada en la herencia tocará fin y parece que, lamentablemente, va a ser sustituida con el enfrentamiento partidista con la Junta de Andalucía. Pero no hay que olvidar que hay un proceso de reforma de la organización de la política urbanística, la de empleo y la de deporte, al margen de otras decisiones sobre servicios puntuales (grúa, escuela infantil, …). Para afrontar esos cambios, debería contarse con un gobierno fuerte que no se dedique, exclusivamente, a rebajar partidas sin ton ni son.

Solo hay que repasar los nombres de Comercial Sousa, Glamour Arcas, Verito Martos, la Botella bis o la Benefactora Córdoba para preguntarnos a qué se dedican. O recordar a Fray Jaén o Sor Caracuel empeñados en su mezcla de fiesta y religión. Reina padre, no sabe o no contesta, mientras otros mangonean el IMDECO, y Duracell Rojas se ha convertido en pensionista de primera calidad, tras decidirse el cierre del IMDEEC, mientras pega codazos para hacerse con el área de Turismo. La superintendenta Tamayo y el Bonachón Moreno Calderón intentan gestionar sus áreas, pero parece que cuentan con poco apoyo. La periférica Ruiz se aburre al no tener obras que acometer y, mientras, se pelea con el vecindario, y Tristón Martín sigue a las órdenes de lo que digan los empresarios, mientras paraliza todos los planes urbanísticos pendientes. Está claro que aquí todo se lo guisan y se lo comen Maquiavelo Torrico, el becario Bellido y el liquidador Navas, más algún asesor o directivo del segundo nivel.

El pluriempleado Nieto, si le dejan sus múltiples obligaciones, debería darse cuenta que, en un mes, habrá cumplido un año al frente del ayuntamiento, y que lo que era su prioridad, el empleo, no solo no ha mejorado, sino que ha seguido la pérdida de puestos de trabajo. Ni siquiera la apertura de Leroy Merlín. Primark y la inminente de Hipercor han conseguido evitar que superemos los 45.000 parados. Las estrategia de la ciudad en torno a la cultura, se ha deshecho tras no ser nominados para 2016, y el emblema de diez años, el centro de congresos, ha sido demolido antes de empezar a construirse. Los únicos instrumentos que teníamos para generar desarrollo económico (IMDEEC, Gerencia de Urbanismo y Procórdoba) están a punto de desaparecer. Y Vimcorsa, al ralentí, para que no se enfanden los constructores.

En esta situación, y con la perspectiva de tres años sin procesos electorales en la ciudad, es el momento de que reformule su proyecto de gobierno, si es que tenía uno, o, en caso contrario, que lo formule. Su antecesor, el engominado Merino, se encontró en este mismo periodo de gobierno con el préstamo sindicado de más de 30 millones de euros, al cambio; el descenso vertiginoso de intereses que le permitió renegociar préstamos; y la excepcionalidad de poder pedir un préstamo de 200 millones de euros, también al cambio, para cubrir deuda a corto plazo. Todo ello originó suficiente margen presupuestario y liquidez para invertir en todos los barrios, y para mantener la estructura municipal. Su problema era no tener mayoría en el pleno. Ahora, el gobierno local se ha encontrado con el “regalo” de permitirle pagar proveedores mediante endeudamiento a largo plazo, pero a cambio de reducir su capacidad de acción; se ha encontrado una ciudad poco reivindicativa porque los fondos FEILS, FEELS y Proteja, aunque los critiquen, resolvieron muchos de los problemas pendientes; pero no tienen margen presupuestario ni tesorería suficiente. Eso sí, cuentan con mayoría absoluta y UCOR de suplente. Es la hora, pues, de que actúen, de que dejen de buscar excusas y gobiernen.

El Ave de Córdoba

Juan Andrés de Gracia | 16 de abril de 2012 a las 21:13

Aunque Alarcón Constant movió el tema de la nueva estación de Córdoba, tuvo que llegar el ayuntamiento democrático para parar un proyecto que iba a ser oneroso para la ciudad. Córdoba tenía necesidad, no tanto de una nueva estación, que también,  sino de resolver el dogal que le suponía tener las vías del tren en pleno centro de la ciudad. Otras ciudades lo habían resuelto a través de operaciones urbanísticas donde se lucraron, y cobraron comisiones, demasiados personajes públicos y privados. Córdoba, con el Gurú Anguita primero, y el Cinéfilo Trigo después, al frente, y con el Poeta Pérez y el Cartesiano Giner en segunda fila, supo esperar, negociar y acabar consiguiendo lo deseado. O, mejor dicho, algo más. Las vías del tren desaparecieron del centro, la nueva estación se construyó y, además, tuvimos el premio del primer tren de alta velocidad en España. “El trenecito”, que decía el requetecandidato Arenas, con gran visión.

En cuanto a las vías del tren, uno de los objetivos es que desparecieran de la superficie de la ciudad, rompiendo el muro que suponía entre el Norte y el Sur. Se consiguió de forma estimable, porque, las dudas que creaba la altura que iba a seguir manteniendo la tapa, han quedado diluidas al ver la idoneidad del “paseo marítimo”. No voy a olvidar que, quizá, se pudo extender algo más la zona soterrada, para evitar las dificultades que suponen la Joroba de Asland o las vías en la zona de Arroyo del Moro. Esas actuaciones tendrán que esperar otro Plan Renfe. Pero lo más importante, es que los terrenos sobre los que se levantaban las vías, y que quedaban liberados, se compraron por parte del ayuntamiento, y se pudo desarrollar una urbanización alargada, de altura controlada y con un 50% de vivienda protegida, que hoy es el orgullo de todos. Menos mal que no aceptamos que el engominado Merino se los vendiera al Masa Carreto, por la mitad del dinero que luego les pudimos sacar, en total, unos 14.000 millones de pesetas, que sirvieron para recuperar las arcas municipales y para invertir en la zona sur, en el plan Río.

La estación sigue manteniendo hoy, veinte años después, un diseño moderno y adecuado a las posibilidades ferroviarias de la ciudad. Menos mal que supimos superar la polémica sobre los restos de Cercadillas, que, por muy importantes que dice que eran, no merecían que se parara el desarrollo de la ciudad. El PP de entonces temía que volviéramos a parar la construcción de la estación, aunque usaba un doble lenguaje, porque también decía defender los restos, en muestra de incoherencia y falta de seriedad. El PSOE se vio entre la espada y la pared de que el Ave no llegara a la Expo 92, y que el plan de desarrollo del sur, centrado en la alta velocidad, se parara. Por eso, no tuvieron más remedio que colaborar, teniendo que tragarse la inflexibilidad y juego político que utilizaron con el aparcamiento que se quizo hacer en lo que, ahora, es el bulevar de Gran Capitán.

Por último, la gran velocidad, ha supuesto una opción de desarrollo para Córdoba de primera magnitud, que ha profundizado su papel de nodo de comunicación y ha facilitado la relación comercial y el turismo. Incluso, nos ha hecho olvidar, en parte, la no existencia de un aeropuerto, porque nos ha puesto el internacional de Sevilla, y el de Málaga, después, a una hora y algo de distancia. Nadie puede negar que la operación socialista, con la decisión firme del gobierno comunista, a los que se les acusaba de no apostar por la ciudad y provincia, supuso un avance definitivo, que luego se complementaría con el Ave a Málaga, y, últimamente, a Barcelona. Quiero dejar claro, que considero que el Ave hay que complementarlo con una red ferroviaria de cercanía y media distancia de calidad, que contribuya a vertebrar la provincia y nuestra comunidad autónoma.

Aquella operación tan compleja, tuvo contra las cuerdas económicamente al ayuntamiento, en  una época en la que aún no había florecido la especulación urbanística salvaje. No obstante, el vecindario supo ajustarse el cinturón y entender el esfuerzo. Los grandes proyectos de ciudad son imposible hacerlos con el dinero que tenemos ahorrado. Requieren de acuerdos institucionales, a medio y largo plazo, para hacerlos realidad. Con lo que podemos ahorrar, solo aspiramos a tapar baches, y a llenar los alcorques que se han quedado con tocones o vacíos. Si hubiéramos contado, entonces, con alguno de los líderes municipales actuales (el joven Nieto y sus discretos “19 escalones”), y su teoría de que Córdoba no puede contar con infraestructuras de primera calidad, como mucho contaríamos con una pasarela, o dos, para cruzar la ciudad, aunque, eso sí, hubieran convertido el viaducto del Pretorio en parte del escudo de la ciudad o lo hubieran incluido en la Carrera Oficial de la Semana Santa. Por suerte, ya Córdoba se no se entiende sin el Ave, Gracias a todo el que supo verlo y arriesgarse, en especial, a aquellos cuatro vecinos (Perea, Mayorga, Aguilar, …) que se encadenaron para que desaparecieran las vías, y fueron juzgados por ello.

 

El Cecogobierno en crisis

Juan Andrés de Gracia | 5 de abril de 2012 a las 13:15

La imposibilidad de que el señorito candidato Arenas gobierne la Junta de Andalucía, y los raquíticos e injustos presupuestos de inversión estatal de 2012 para Córdoba, han hecho entrar en crisis al Cecogobierno, que había tomado el poder en la ciudad ante la debilidad del gobierno de los “19 escalones”. La primera víctima de estos últimos acontecimientos es, de nuevo, el Centro de congresos “versus” convenciones, usado como arma electoral por los “peperos”, y ahora falto del consenso necesario para desarrollarse. El Centro de congresos de Miraflores, porque el joven Nieto ya se ha comprometido tanto con su no construcción, que es imposible que dé marcha atrás, que para eso es alcalde, y se encarga de poner condiciones cada vez más imposibles de cumplir; el Centro de convenciones, porque encuentra, por ahora, la oposición del PSOE y de IUCA, entre otras cosas, por ser una operación especulativa que rompe el PGOU, cocinada a sus espaldas.

Las dos portavoces del Cecogobierno han tomado posiciones diferentes. Por un lado, el Masa Carreto, que se ha visto sorprendido de que desde el gobierno de España, a pesar del compromiso del “noqueado” Arenas y de “Manostijeras” Rajoy, no se haya incluido ni un euro para el nuevo proyecto ideado por ellos, y, además, se hayan dejando en el limbo los últimos 3,5 mll de euros previstos por ZP para el Centro de Congresos. Por otro lado, el joven Nieto, rodeado de la guardia pretoriana de diputados y senadores del PP, para no pasar el mal trago a solas, ha improvisado que todo está pendiente de saber cuánto va a poner la Junta, y del grupo de expertos que quiere constituir para hablar de la gestión del proyecto. O sea, que él, solo, sin consultar a nadie, decide romper el consenso sobre Miraflores para, ahora, cuando los suyos le tuercen sus previsiones, buscar culpables externos. Incluso, han llegado a regodearse por anticipado de que la Junta tendrá que realizar recortes, ante la menor aportación del estado a sus cuentas, sin darse cuenta de que, al final, esos recortes son para el vecindario.

Lo más curioso es que hay dos voces por ahora discordantes. La primera, la del presidente de la Cámara de Comercio, el pragmático Fernández de Mesa, que ayer volvió a defender el Centro de congresos en Miraflores, por ser lo mejor económicamente para la ciudad. Con ello, da voz a los empresarios de la hostelería o del comercio que no han entendido que el Masa Carreto, siguiendo intereses especulativos, apostara por el Pabellón de Cajasur, rompiendo diez años de trabajo. Hay que recordar que la mano derecha del actual presidente de Asaja, es ahora el Primer teniente alcalde del gobierno de la “Casa de los muchos”, el liquidador Navas, con lo que puede ser que el joven Nieto haya encontrado oposición interna a sus planes.

La segunda voz, es la que no se ha escuchado, la del subdelegado de gobierno Primo de Jurado, que ha evitado hablar hasta que desde Madrid, o desde la sede de Génova, se aclaren. Lo lógico es que él hubiera presentado las cuentas y no que lo hiciera el joven Nieto, pero está claro que el PP cordobés ha entendido que, si dejaba hablar al gobierno, lo único que podría decir es que Córdoba sale mal parada de las cuentas estatales, y que el año que viene puede ser peor, cuando venga el próximo recorte. En estos días, el joven Nieto intentará conseguir compromisos para demostrar su peso dentro del partido, pero chocará con todos sus compañeros de otras provincias haciendo lo mismo, por lo que la labor es difícil. No se le debe olvidar que Manostijeras Rajoy ya dejó de aportar a la ciudad los 3.000 millones de pesetas que prometió cuando era Ministro del gobierno Aznar, por lo que ya está acostumbrado a decir y no hacer.

En cualquir caso, el portavoz empresarial del cecogobierno, Masa Carreto, ha alumbrado el camino a seguir como estrategia para la ciudad. Ha propuesto que el gobierno se olvide del proyecto de la Biblioteca Provincial, por no “ser productivo”. Aquello de Capital Cultural, que se auspició desde la propia Ceco, ya es un proyecto el pasado y ahora toca lo que genere plusvalías a corto plazo. O sea, que si apuesta por el Centro de convenciones, abandonando Miraflores, es, simplemente, porque se le sacará más rendimiento económico, lo que no sabemos aún es para quien. Bueno, para BBK-Cajasur, sí, y para el Parque Joyero, también, ahora solo falta identificar al resto de interesados urbanísticos (Gómez tiene por allí las Naves, Prasa tiene el suelo que compró al Parque Joyero, …) ¿Por qué nuestra ciudad choca siempre con los mismos intereses, una y otra vez?

Córdoba en el diván

Juan Andrés de Gracia | 28 de marzo de 2012 a las 21:07

¿Qué le puede pasar a una ciudad que ha apostado todo a caballo ganador, leáse el señorito Arenas, y, de repente, se despierta del sueño de forma brusca y cruel? Si revisamos los diez meses de gestión del joven Nieto, comprobaremos que se ha volcado en la campaña, con la única opción de gobernar la Junta. Incluso esperó a cambiar “escalones” de su gobierno, ante las seguras expectativas de que el “aparato andaluz pepero” contaría con parte de sus miembros. Curiosa va a ser la reacción de la “hippy” Alarcón y el “provinciano” Molina, que se pueden ver obligados a ser oposición en el Parlamento Andaluz, en vez de parte del gobierno de la Diputación. Aunque ser parlamentario tenga su prestancia, estar en la oposición hace perder mucho lustre al cargo. A ello, únase los cargos que ya tuviera prometidos el joven Nieto, algunos se quedan con el traje comprado, y que ahora se ve obligado a resituar, por lo que auguro un desembarco en puestos de confianza del Ayuntamiento y la Diputación.

Con todo lo complicado que debe ser reorganizar su partido, el joven Nieto tiene más difícil hacer borrar esas fotos de campaña en las que comprometió, no solo su persona, sino al propio ayuntamiento. El “Centro de Convenciones virtual”, se presentó en un acto electoral junto al “sonado” Arenas, con su aval y su compromiso. Ahora ha de saber cómo se vende a un gobierno andaluz de la izquierda, que ha sido tratado como invitado de palo. La primera respuesta de Maquiavelo Torrico demuestra que aún sigue colapsado por los resultados electorales. Si pide a la Junta 35 millones de euros, se los tendrá que pedir a su vez al gobierno central, además de sumar aportación de la Diputación. Lo mismo se le ha olvidado que su modelo era como León, así que a aflojar “pasta” todos. ¿Va a tener valor para pedír algo más a Manostijeras Rajoy? Hasta ahora, la Junta había comprometido 18 millones, y el Gobierno central, 9. Me da en la nariz que va a tener muy difícil cargar toda la responsabilidad a la Junta de Andalucía.

El proyecto “piloto” que decía estar preparando con el apoyo de la ministra del desempleo, Báñez, se quedará cojo si la Junta no participa en él. El intento de mantener una política cultural relevante en la ciudad, es imposible sin la comunidad autónoma competente. Mantener los programas sociales, como la dependencia, solo es posible con la alianza con la Junta. Incluso su idea de hacerse con el Polideportivo de la Juventud, no tiene futuro sin la inversión deportiva a negociar con Sevilla. Así podriamos seguir, pero queda ya demostrado lo que pasa cuando un alcalde, ya no joven, sino en prácticas, y al servicio militante de su partido, en busca de su propia proyección personal, usa los proyectos de ciudad de forma partidista.

Se han tenido que quedar de cuajo los aliados “peperos” del mundo de los parcelistas, con el socio Gómez y sus naves-multa, pues cualquier solución pasa por la izquierda, de nuevo. Claro, que siempre tendrán a la conversa Aguilar para buscarles apoyos. No es extraño que Sandokán ya haya declarado que el resultado lo esperaba. ¡Qué pronto se ha dado cuenta de la necesidad que tiene de volver a tratar con su vieja amiga! Pero no menos descolocados deben estar el Masa Carreto y Mario BBK, pues se han metido en un laberinto, con el apoyo prestado al joven Nieto en plena campaña. ¿Van a formar parte de la batalla que se avecina entre Capitulares y San Telmo?

Quienes habían pensado que las gaviotas iban a anidar en todas las instituciones, están replanteándose su posición en función de lo que les una o dependan de la Junta de Andalucía. Preveo un debate local basado en que la izquierda va a estar, permanentemente, guerreando con el gobierno de los “19 escalones” y el de “manostijeras” Rajoy; y, por otro lado, a “la casa de los muchos” buscando defender a lo suyos, y buscando culpar de todo a la Junta de Andalucía y la malévola izquierda. Esta situación no la deseo, pero preveo que pueda acabar como la película de “La Vaquilla”. El maestro Berlanga siempre es una buena inspiración, y en esa comedia dejaba una imagen que actualizo: Córdoba muriendo en tierra de nadie, mientras que los dos bandos siguen a garrotazos. Así que me sumo al editorial de El Día: Diálogo, consenso y acuerdo.

Y mañana… democracia participativa

Juan Andrés de Gracia | 25 de marzo de 2012 a las 12:43

Termina hoy el duro viacrucis electoral de diez meses por el que vamos a renovar el Ayuntamiento de Córdoba, el gobierno de España y el gobierno andaluz. Acaba una campaña permanente de casi año y medio que ha desgastado a todos los partidos políticos, evidentemente, más a los perdedores. En este tiempo, la izquierda, representada por Izquierda Unida y el PSOE, han sufrido un duro examen a su gestión que puede acabar hoy, con la entrega de todo el poder a la derecha concentrada en el PP. He regresado ya de votar, y lo he hecho en busca de que no se concentre tanto poder en un solo partido y que, a la vez, haya un cambio en la forma de gobernar. A eso de las nueve de la noche sabremos el resultado final y se habrá cumplido el momento cunbre de la democracia representativa. Muchos convecinos, pensarán, aliviados, que en estos tres próximos años sólo tendrán que esperar que las cosas vayan mejor. Pero creo que se equivocan.

Es justamente en este momento, en el que voy a reivindicar que, a partir de mañana, se pase a practicar la democracia participativa consagrada también por nuestra Constitución. Todos somos conscientes de que, hoy en día, se vota más por razones generales, entiéndase, “el cambio”, “que viene la derecha”, “la corrupción”, … que por los programas electorales, que han sido ocultados por la crisis. Esta situación obliga a que, gobierne quien gobierne, lo haga desde el pacto con el vecindario con el que tiene que concretar sus intenciones políticas. La legalidad y legitimidad de un gobierno, no es una patente de corso para hacer lo que le parezca durante cuatro años. Los códigos de buen gobierno obligan a no encerrarse en la torre de cristal de las instituciones, como si fueran okupas, empeñados en mantener que el “interés general” debe imponerse. Al final, el “interés general” que nos llevó a la OTAN o a la guerra de Irak y que ahora nos obliga a estar a las órdenes de la banca, no es sino el interés de unos pocos.

No hay mejor ejemplo de lo que no se puede hacer, aunque se gobierne con el máximo apoyo vecinal, es la carriola del rosismo. La transfiguración de la Quina Aguilar en la conversa Aguilar, del PCE al PSOE sin dejar el sillón, tiene su máxima representación en la compra de ese armatoste, que simboliza la confusión ideológica de quien usa el poder para su interés particular. Lo más sangrante es que ella usaba la palabra “participación” como bandera, hasta ensuciarla, para ocultar que lo que le interesaba es el poder sin más. Sus rosistas, Candelario, Cuadra o Moreno, le acompañan como escuderos de la traición a Izquierda Unida y como simpatizantes del proyecto familiar de los Duranes. Para ellos, el vecindario es alguien al que engañar basándose en que me votaron y “ahora hago lo que quiero”; y su forma de gobernar, la que ha provocado la desconfianza en la izquierda.

Pero todo gobernante parece acabar teniendo su “carriola” (su capricho) particular. La del joven Nieto es ese centro de Convenciones que se ha sacado de la manga sin debate público, a pesar de que afecta al diseño de la ciudad. Con lo mal que le trataba Masa Carreto, cuando este actuaba de fan de la exalcaldesa, o ella de él , que es más o menos lo mismo, y lo bien que “cecogobiernan” juntos. Si la Quina Aguilar se bautizó en el río Quema, el joven Nieto parece que quiere hacerlo en el arroyo de Cantarranas, donde confluyen los estertores de Fray Langostino, en forma de ruinoso Pabellón; las naves de Colecor, del socio concejal Gómez; y los restos arqueológicos de la industria cordobesa convertidos en apetitoso manjar urbanístico. Parece que Córdoba no puede desembarazarse de estos siniestros personajes que han hipotecado su futuro.

Por eso, a partir de mañana, desear la mejor suerte a todos los que nos gobiernen y esperar que la sociedad civil no renuncie a su derecho a que cuenten con ella, no solo para ir de fiesta.

Reforma administrativa “interruptus”

Juan Andrés de Gracia | 22 de marzo de 2012 a las 18:26

En su incansable labor de campaña electoral a la que está dedicado, el joven Nieto ha presentado la Fundación Agrópolis, rodeado de importantes referentes políticos, universitarios y económicos, aunque es una incógnita saber para qué va a servir. Con ello cumple una promesa electoral (loados sean los dioses) y ello siempre es positivo, pero, a la vez, incumple otra: la reducción de organismos municipales. A este anuncio, además, se une el de la próxima creación de una sociedad mixta que gestione el Centro de Convenciones. No hay que olvidar que estos entes mixtos deberán tener estructura propia (personal, recursos, …) si se quiere que sean operativos. Otra cosa es que, la recién anunciada Fundación Agrópolis, sea un cascarón vacío organizado a mayor gloria de Navas, el liquidador.

El trabajo encargado al supergerente 86 de la Gerencia de Urbanismo, Martínez “el bienpagado”, sobre la reducción de entidades municipales, en la línea que ha anunciado Manostijeras Rajoy y el propio señorito Arenas, no parece producir resultados. Sobre la unión de las empresas públicas de servicios que debería integrar a Sadeco, Aucorsa, Emacsa y Cecosam en una especie de holding, nada sabemos, y todas ellas continúan actuando de forma individual. Incluso la idea de ir a la unificación de convenios parece encontrarse en un callejón sin salida. La ponderada capacidad teórica del supergerente, parece chocar con la tozudez de la realidad, y desconocemos a qué dedica su tiempo. La sospecha de que esté preparando ERES a gogó, a mayor gloria de la reforma laboral, gana peso y preocupa a los empleados públicos.

Por otro lado, la unificación de las entidades dedicadas al urbanismo (Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa, Procórdoba), ha derivado en el anuncio de mantener a Procórdoba, usando el truco legal de pasarle las acciones de Vimcorsa para equilibrar su situación económica. La fusión de ambas parece alejarse, una vez que se ha aprobado una póliza de 18,2 millones de euros a nueve años vista, y se han presentado informes que hablan de la actividad de la empresa más allá de 2020. Incluso, se ha obviado, una vez más, el informe de la intervención municipal (a al que prometieron obedecer fielmente, y usaron como bastión contra el cogobierno saliente) que solicita que se replantee la existencia de la empresa, por falta de recursos para su supervivencia. Hay que reconocer que Procórdoba ha quedado con escaso personal y actividad, sin sede propia y se mantiene, casi exclusivamente, a niveles formales, pero sigue siendo la poseedora de los suelos municipales, por lo que su importancia sigue siendo alta. La duda recae sobre la capacidad de Vimcorsa de asumir, sin problemas para ella, la situación económica de Procórdoba una vez que esta se convierta en su propietaria.

Sobre los organismos autónomos, parece que seguirán trabajando separadamente, aunque tengan por encima una misma dirección general. Las mayores dudas recaen sobre el IMDEEC, debido a la causa general abierta a través de la comisión de investigación que sufre. Los continuos anuncios de judicializar la cuestión abierta no ayudan para nada. Pero el Gran teatro, el Jardín Botánico, o el Instituto de Deportes actúan con medios y fines propios, sin que parezca amenazada su continuidad, aunque sí la de su plantilla. No ha ocurrido igual con la Fundación sobre la Capitalidad, que ha quedado desmantelada, por mucho que se quiera vender que seguirá activa. También ha entrado ahora en cuestión el Consorcio de Turismo, especialmente, tras las noticias de prensa relativas a la gestión empresarial de su presidente, Vicente Carmona. No deja de ser extrañamente curioso que, cuando se han decidido a cargarse el Centro de Congresos de Miraflores, y se promociona un virtual Centro de Convenciones, se haya filtrado información contra él que, además, es el gestor del actual Palacio de Congresos. La próxima salida del gobierno municipal de la hippy Alarcón y la falta de apoyo expresada por el joven Nieto a Carmona, pintan un escenario de preeminencia del empresariado constructor (leáse Massa Carreto) al hostelero (difícil papeleta para el reelegido Toni Palacios). De hecho, no se oculta el malestar, en toda la hostelería de la zona del Casco, sobre la decisión del Cecogobierno de mandar al extrarradio el Centro de Congresos. Pero nadie se atreve a polemizar por temor a represalias. ¿Habrá sido una la de Vicente Carmona?

 

Los “19 escalones” siguen en la oposición

Juan Andrés de Gracia | 13 de marzo de 2012 a las 18:05

Ya se han cumplido nueve meses del gobierno municipal pepero y están empeñados en no aceptarlo, y en vivir oponiéndose a la oposición. Siguen con las medias verdades y más dedicados a atacar la gestión anterior que a proponer soluciones a la situación actual. Es cierto que el joven Nieto se ha atrevido, empujado por el Masa Carreto, a poner encima de la mesa su primera gran medida de ciudad al abandonar el proyecto Koolhas, por polémica que sea. Ya se anuncia, también, la reforma de la red de líneas de Aucorsa que debe llevar consigo una solución a la situación de la calle Cruz Conde. Pero no acaban de confiarse y siguen empeñados en lanzar, permanentemente, una cortina de humo, que ya empieza a cansar.

Ante la denuncia de falta de razones económicas para apostar por la reforma del Pabellón Cajasur, Tristón Martín no tiene más ocurrencia que hablar de la “especulación” que suspuso cambiar de lugar el centro de congresos dentro de la Península de Miraflores. No seré yo quien defienda aquella decisión, porque fue el comienzo de la desastrosa gestión para su construcción. Pero es una infantilidad afirmar que aquel cambio respondió a razones especulativas. ¿Me quieren decir en qué consiste la especulación? Los datos son claros, el nuevo solar sigue siendo de equipamiento dentro de la zona de parque. El solar inicial ha sido ocupado por el C-4, un equipamiento cultural. Tristón Martín podía haber usado cualquier otra crítica, pero, hablar por hablar, no era propio de él. Deben ser cosas de la edad y de la mayoría absoluta. Espero que no responda, por primera vez, a que se ha puesto nervioso: Sería una gran noticia.

No ha sido el único exceso verbal de Tristón Martín. Convertir en denuncia que hay una multa de 1,3 millones de euros por no haber pagado en su tiempo el IVA en determinadas operaciones de la Gerencia de Urbanismo de 1990-92, no deja de ser una ligereza. Tristón Martín debía haber recordado, qué lástima que no lo hiciera, que esa multa se debe también en parte a él. Cuando gobernó la Gerencia de Urbanismo entre 1995 y 1999, asumió los criterios de los técnicos y juristas, y mantuvo el recurso para no pagar ese IVA. Luego se ha perdido en los tribunales, pero la responsabilidad no puede achacarse exclusivamente al cogobierno. Las decisiones de todos, tambiñen la suya, ha sido recurrir hasta el final, hasta que ya no ha habido más remedio que asumir el pago. En vez de intoxicar, hubiera sido muy fácil pagar cuando fue presidente y no ayudar a hacer más grande la bola.

Por otro lado, para justificar que se haya encargado a Rafael de la Hoz el anteproyecto de nuevo Centro de Convenciones sin preparar el expediente oportuno, se ha sacado a la luz que hay un proyecto de velódromo encargado sin que se hubiera hecho tampoco expediente. En la comparación está el pecado. El velódromo es una instalación deportiva reiteradamente demandada, incluso por el PP (pregúntenle a Duracell Rojas) que incluso cuenta con una subvención de la Junta y unos plazos de ejecución, que empiezan a no cumplirse. La no existencia de expediente no pasa de ser una irregularidad menor soslayable mediante el reconocimiento de la factura. ¿O es que ya no estñan de acuerdo con que se construya) No parece que sea el mismo caso que romper el consenso sobre Koolhas, y poner en marcha los cimientos de una inversión pública de decenas de millones encargándolo a un arquitecto sin el debate y las formalidades oportunas. Y menos que el joven Nieto se escude en ello para justificar sus decisiones irreflexivas.

Por último, el joven Nieto ha tenido que salir al paso de la precocupación que ha empezado a generar la filtración de las nuevas líneas de Aucorsa, anticipando que se llevarán a consulta ciudadana en breve. Lo más gracioso es que ellos filtran la información y ellos ahora se asustan de lo que pueda suceder. Se les olvida que están gobernando y que ello les obliga no a usar “radio macuto” ni “globos sondas”, sino a presentar sus proyectos a la ciudad de forma clara. Las remodelaciones de líneas siempre son complejas, y no logran contentar a todos, sobre todo si el objetivo es recortar los recursos para hacerla. La superintendenta Tamayo habrá decidido iniciar el debate desde la información sesgada remitida a los medios de comunicación, ahora debe asumir que la oposición y el vecindario puedan no tomarse en serio el trabajo elaborado.

 

Sombras sobre el Centro de Convenciones

Juan Andrés de Gracia | 9 de marzo de 2012 a las 13:51

La decisión de abandonar el centro de congresos de Koolhas en el Parque de Miraflores y optar por el Pabellón del Parque Joyero, propiedad de BBK-Cajasur, ha generado, en cinco días, tanta confusión como la del proyecto original en diez años. Vaya por delante que queda claro que el joven Nieto no decía la verdad, una vez más, cuando afirmaba que esperaba mayor financiación andaluza y estatal para poder construirlo, y ya estaba trabajando en desterrarlo. Esta falsedades se suman a la de asegurar que no había dinero para la licitación, que los informes técnicos y jurídicos impedían su construcción, o que se habían perdido parte de las cantidades consignadas para su construción. Todo ha sido una maniobra de entretenimiento hábilmente pasteleada con el Masa Carreto y explica por qué los empresarios llevaban nueve meses callados sobre el Centro de Congresos, con lo que lo exigían antes. El Cecogobierno demuestra su existencia real.

Elegir una zona externa de la ciudad, mal comunicada, y con previsión de seguir extándolo en la próxima década, y un edifico inadecuado, que hay que reformar íntegramente hasta que parezca nuevo, solo puede tapar una operación urbanística que vendrá detrás. Recordemos que el Parque Joyero ya vendió a Prasa el terreno de su propiedad previsto para ampliarse, a lo que el ayuntamiento no pudo negarse, pero contestó aprobando en pleno que ese terreno no se podría convertir en residencial. No obstante, ese acuerdo político puede cambiarse bajo la excusa del “empleo” cuando el joven Nieto, perdón, Masa Carreto, quiera, que para eso es la mayoría absoluta. La intención es presionar sobre una zona calificada íntegramente como industrial, presionando a las empresas del sector del cobre allí presentes, posiblemente con la intención de que se vayan de la zona, lo que podría significar su salida de la ciudad.

Hay que recordar que la ciudad tiene poco terreno para crecer urbanísticamente y, por tanto, donde blanquear dinero a alto interés. Tristón Martín ya ha empezado a facilitar la generación de plusvalías mediante la conversión de locales comerciales en lofts, la recuperación de las viviendas bifamiliares, o el incremento de plantas en el Casco. Tras las elecciones andaluzas, se prevé que planteen un incremento de la edificabilidad de las zonas de crecimiento, y de un incremento del número de viviendas por hectárea, para que se recupere el “pelotazo” perdido. Cierto que nuestra ciudad está ahora en crisis inmobiliaria, pero los bancos y las empresas del sector están a la espera de volver al negocio, en cuanto se lo permita la situación económica nacional y provincial.

Asimismo, hay que recordar que la crisis del sector joyero ha llevado al Parque Joyero a buscar otras fórmulas (no exclusivamente del sector) de rentabilizar la inversión realizada. Para ello, necesita algún elemento que atraiga actividad a la zona. Ese elemento sería el Centro de Convenciones, que llevará consigo nuevas comunicaciones, recalificaciones urbanísticas, y toda una serie de decisiones de dudoso interés general. Es una operación parecida a la que está sucediendo con Chinales en esta última década, y que pronto puede acabar llegando a Cimpor (Asland). Para que se pueda culminar la operación, se necesita tener a alguien favorable a la misma en la Junta de Andalucía, y eso explica la presencia y compromiso del señorito Arenas en la presentación del centro de convenciones virtual.

Lo que se vendió como un proyecto municipal, ahora no sabemos de quién es. Han obligado a Rafael de la Hoz a no decir la verdad, porque era una barbaridad haber encargado un proyecto a un arquitecto sin expediente alguno, además, sobre un edificio que no es de propiedad municipal, y sobre el que se prometen subvenciones públicas. Ahora queda claro que no sabemos quién será el propietario, ni qué aportación será necesaria, ni como se gestionará, ni nada de nada. Claro que el Cecogobierno debe saber algo más, pero ya temen haber sobrepasado los límites de la legalidad. Por cierto, si se han desaprovechado diez millones de euros, es por la decisión adoptada ahora de renunciar al proyecto, porque cinco de esos millones, son los honorarios técnicos pagados y el valor de informes económicos, catas, etc. que se tenían que realizar de haber mantenido el proyecto.

Tal es el caos organizado, que hasta el Colegio de Arquitectos se ha visto sorprendido por esa nominación a dedo de Rafael de la Hoz, con el paro que hay en el sector, y como reacción han propuesto que se estudien otras zonas, como el C-4 (otra propuesta sorprendente). Esa propuesta choca con la ocurrencia del joven de Nieto de decir que la península de Miraflores nunca había sido de su gusto. Lástima que en diez años jamás lo dijera, y que, además, no se opusiera a ello cuando pudo. En cualquier caso, ¿alguien duda de quien será el arquitecto que recibirá el encargo del Centro de Convenciones? Me encanta el concepto de legalidad y respeto a los procesos administrativos de los “19 escalones”.

Wert-güenza cultural

Juan Andrés de Gracia | 7 de marzo de 2012 a las 20:51

Afirmé, en una entrada de hace algunos meses, que el ministro que lo tendría mejor para caer bien en la ciudad, sería el de Cultura, Wert. Su antecesora, la ministra Sinde, se había cargado de “gloria” con su labor en la selección de la Capital Cultural de 2016, o en el fiasco de los Patios como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Sí había conseguido que se inaugurara la primera fase de la ampliación del Museo arqueológico, pero se había visto obligada a recortar la partida prevista para iniciar las obras de la nueva Biblioteca Provincial en los Patos, y nada sabíamos sobre el nuevo Museo de Bellas Artes.

Ayer, la presencia del actual ministro, que no le ha importado adosar su nombre al de Sinde en la ley de descargas a través de internet, era una buena ocasión para que la ciudad se congraciara con el minsterio de Cultura. Pero, nada de eso. Aquí el que no corre vuela, y el ministro se ha excusado en la renuncia al proyecto Koolhas, que ha protagonizado el joven Nieto, para anunciarnos recortes en nuestros añejos proyectos culturales. No ha dado ni una  fecha, ni una cantidad, simplemente, buenas palabras, o, mejor dicho, no tan buenas palabras, porque parece que hasta la nueva Biblioteca, con licencia de obra, podría ver modificado su proyecto. Lo peor de todo es que lo ha dicho con el joven Nieto delante, que ha “agradecido” las noticias, demostrando que su capacidad de defender los intereses municipales ante el gobierno central es inexistente.

El joven Nieto parece preferir seguir confundiendo a la ciudad diciendo que la Fundación Cordoba Ciudad cultural sigue activa, cuando no tiene personal, ni proyectos que desarrollar, y no le abona la suvbvención adeudada del año pasado. También continúa con el recurso sobre la capitalidad, al parecer porque es cuestión de orgullo, ya que no espera que se cambie la designación, sino que quiere una explicación. No comprendo como ayer no se la pudo dar el ministro de Manostijeras Rajoy, ahora que tiene acceso directo a todo el expediente. Ni siquiera abordaron ayer, y menos consiguió el apoyo público, a la aspiración de nominar a los Patios cono Patrimonio de la humanidad,

Fue patético escuchar como el ministro anunciaba que, técnicos del ayuntamiento y del ministerio, trabajarían para ver las actuaciones a desarrollar por su ministerio en nuestra ciudad. Lo planteó como si nos hicieran un favor. Se le olvidó que no se le está pidiendo una subvención, sino que se le está exigiendo que dignifique sus espacios culturales en la ciudad. Tiene que demostrar que es cierto que no ser capital cultural (esa etiqueta, según él) no es óbice para contar con una gran biblioteca del estado, un gran museo de bellas artes (que permitirá ampliar el museo Julio Romero de Torres y contar con un espacio para la colección Citoler), o seguir desarrollando uno de los mejores museos arqueológicos de España. Querer salir feliz por un próximo apoyo a una representación escénica junto a BBK-Cajasur, es poca sustancia para tanto pendiente.

Naufraga el joven Nieto en los asuntos culturales, como lo hizo el engominado Merino (¿alguien recuerda algún avance cultural de sus cuatro años?) en su época. A esta sumisión al ministro, se une la indefinición en que ha dejado a la Orquesta de córdoba, al rechazar el proyecto Koolhas que incluía auditorio y sede para ella. El nuevo proyecto, ese que no se ha contratado pero que Rafael de la Hoz ha recibido órdenes municipales de desarrollar; que no es municipal, pero se cuenta con el dinero del centro Koolhas para él; ese que no es más que un diseño virtual, pero parece que mañana comienzan las obras; no inlcuye ya espacio para la Orquesta. El empresariado de CECO, con Masa Carreto al frente, nunca había visto con buena cara ese complemento al edifcio, porque querían que solo respondiera a sus intereses comerciales. Ahora Nieto, se ve presionado a cumplir su promesa de un edificio de nueva planta,  para él que no hay un solo euro previsto ni proyecto readactado. Siempre le quedará hipotecar el Teatro Góngora para callar las quejas de los miembros de la Orquesta, o conseguir la promesa del señorito Arenas de pagar una sede, que no sea virtual, claro.

Este es ya el slogan pepero: “Todo por la cultura pero sin la cultura”.

Centro de congresos: De nuevo realidad virtual

Juan Andrés de Gracia | 4 de marzo de 2012 a las 11:29

La llegada de Manostijeras Rajoy al gobierno central y, la más que probable, del señorito Arenas a la Junta de Andalucía, urgían al joven Nieto a tomar una decisión sobre el Centro de Congresos. Hace escasamente quince días afirmaba que la primera opción era el proyecto Koolhas, y que se debiera empezar la obra en 2012, y mantenía la necesidad de que el gobierno central y autonómico incrementaran su aportación. Nada era verdad. Razones de partido, le han obligado a cambiar el dicurso y pedir ayuda a su socio de Cecogobierno, el Massa Carreto, con el que ha preparado un proyecto virtual al estilo del engominado Merino cuando presentó el Centro de las Tres Culturas (antecendente del Palacio del Sur en la península de Miraflores). Aquel video al que Manostijeras Rajoy prometió 3000 millones de pesetas que nunca se hicieron realidad.

Lo mejor de la decisión adoptada por el tándem Carreto-Nieto, bendecida por el candidato Arenas en una acto plenamente partidista de campaña, es que ya enterramos, al menos por ahora, el proyecto que representa el ascenso y caída de la conversa Aguilar y su heredero Ocaña, tras haber sido la gran apuesta de “costecero” Mellado. Nos habremos dejado 10 millones de euros, a la espera de resolver qué pasara con las subvenciones ya recibidas por valor otros 10 millones de euros, en todo el recorrido, que nos ha legado dos magníficos solares en el Parque Miraflores y otro en la zona de Rabanales, más dos proyectos-maqueta de 4 millones de euros. El resto no son sino incógnitas. Lo presentado ayer cierra una década de trabajos, ilusiones y errores, y abre incertidumbres que es de desear que se despejen a la mayor brevedad posible.

Lo peor de todo es que comenzamos otra vez la casa por el tejado. Esto es, hablamos de un edificio, ahora encargado a Rafael de la Hoz para compensar, si es que se puede, que perdamos a Koolhas, pero nada se sabe del coste total, de la forma de gestión, de su financiación, … Es como volver a empezar y, a la vez, es una prueba más de la incapacidad de nuestra ciudad de llevar adelante sus proyectos. Malo era soñar con grandezas, pero quizá sea peor despertar bruscamente de nuevo a la sordidez. BBK-Cajasur se encontrará aliiviada de quitarse de enmedio un activo sin rendimiento alguno, Ceco tendrá su juguete para Bienpeinado Serrano, el socio Gómez con Fray Langostino en la sombra, celebrarán haber conseguido finalmente que se lleve todo a Poniente. La verdad es que, una vez que la Ciudad Jardín de Levante de Prasa encalló, se veía venir. Aislado se quedará el Parque Tecnológico de Rabanales., que podría ya ser una realidad si no se hubiera tenido que modificar el planeamiento para introducir el recinto ferial al norte. No es el único daño colateral, la Orquesta se ha quedado sin proyecto de sede y auditorio, y el Sur cultural pierde su pieza central y gana un erial. Juguetes rotos.

El Pabellón de exposiciones de Cajasur, antes Miguel Castillejo, últimamente ocupado por Surgenia, hasta que el viento y la lluvia se llevó el tejado rememorando lo ocurrido a los pisos de Miralbaida años atrás, ya fue valorado como opción en dos ocasiones y en ambas fue desechado por el propio empresariado, con Carreto al frente, por inadecuado. Ahora se considera como la gran opción, cuando en realidad hay que rehacerlo entero. Hay que resolver cómo se gestiona la obra puesto que el edificio es de propiedad privada, de BBK Cajasur, y no sería legal licitar una obra pública sobre él. Es posible que estén pensando en crear una sociedad mixta público-privada que construya y gestione el edificio, donde BBK aportara el edificio y, el ayuntamiento, fondos para su arreglo. La dificultad es que las subvenciones públicas conseguidas de la Junta y del gobierno central se perderían y tendrían que reorientarse a esa sociedad, en su caso.

El joven Nieto y Maquiavelo Torrico tienen mucho trabajo por delante. Por lo pronto, ya se reconoce que los planos, esos que Nieto dijo que podrían estar en un par de meses, ya se saben que no estarán hasta final de este año y que la obra no podrá comenzar en 2012. Los dieciocho meses anunciados por Massa Carreto, ya quedan como plazo de obra y eso que aún no hay ni proyecto. Se han atrevido a dar la fecha de 2014-2015 para su apertura, pero hay demasiadas incógnitas que resolver. Una de las más importantes son los accesos. La experiencia de la celebración de Joyacor en el Paque Joyero ha demostrado que se necesita imperiosamente terminar la Variante Oeste, un proyecto del gobierno central que el joven Nieto tendría que exigir que estuviera dentro de los presupuestos estatales para 2012 para que pudiera ser una realidad para denrtro de cinco años. También sería neecsario mejorar los accesos por la Carretera de Palma, propiedad de la Junta de Andalucía.Esperemos acontecimientos.