Archivos para el tag ‘Luis Martín’

Hablando claro: Municipalización no, cierre y despidos

Juan Andrés de Gracia | 9 de mayo de 2012 a las 19:33

En su afán por inventar un nuevo lenguaje para que nadie se entere de lo que pretenden, que comenzó llamando “congelar impuestos” a incrementar el IPC, para ocultar que se incumplía la promesa de no subirlos, ahora la moda es el verbo “municipalizar”. Se usa este término por sesudos técnicos, y no menos experimentados políticos, para ocultar que lo que se pretende es, lisa y llanamente, recortar gastos de forma abrupta, y despedir a empleados públicos de distintos servicios municipales. Para que se entienda, “municipalizar un servicio” es, salvando la diferencia de la administración pública, igual que “nacionalizar”. O sea, que si siguen usando este término, el pluriempleado Nieto va a ser confundido con Cristina Fernández de Kirschner o con Evo Morales.

La legislación local llama “municipalizar” a la decision de ejercer actividades económicas por los ayuntamientos, en régimen de libre concurrencia o en régimen de monopolio. Para entendernos, es lo que se hizo con la actividad de transporte urbano que existía en Córdoba, realizada por una empresa privada, en época predemocrática y que, bajo la iniciativa del añorado Villegas, pasó a ser una actividad que se realizaría por el ayuntamiento de Córdoba en régimen de monopolio, esto es, que ninguna empresa privada la puede ejercer compitiendo con el ayuntamiento. Otro ejemplo a recordar, fue cuando el ayuntamiento decidió, en los años ochenta, ejercer la actividad de promoción de viviendas por Vimcorsa, en régimen de libre concurrencia, esto es, compartiéndola con la iniciativa privada. Siguiendo este razonamiento legal incuestionable, la Gerencia de Urbanismo, el IMDECOR o el IMDEEC, que no son actividades económicas privadas, no se pueden municipalizar, y decirlo es intoxicar y engañar.

Los tres organismos autónomos citados son servicios absolutamente municipales, El primero, el de urbanismo, obligado por ley, y, los otros dos, el deportivo y el de promoción de empleo y desarrollo económico, elegidos voluntariamente por el municipio, que se ejecutan en forma de gestión directa. Que sean organismos autónomos, es una decisión que adoptó el ayuntamiento, en busca de una más amplia autonomía y flexibilidad de gestión, mejora de la eficacia del servicio y búsqueda de más ingresos. O sea, es una descentralización de la prestación del servicio municipal, exclusivamente, porque la propiedad de los tres organismos es cien por cien municipal, y la dirección última de los mismos, también. Otra cosa, es que se permita participar a otros en la toma de decisiones, nombrando en su consejo rector a representantes de entidades sociales, económicas o del sector para ser más eficaces.

Lo que ahora se pretende, al promover su pase al ayuntamiento es, pues, centralizar de nuevo el servicio, con la primera consecuencia de que su órgano director volverá a ser la Junta de Gobierno Local, formada, íntegramente, por los peperos de “La Casa de los Muchos”. La oposición quedará para su control en comisión y pleno, y, para el vecindario, el seguimiento por los medios de comuniciación. Los tres servicios empezaron siendo servicios municipales centralizados, hasta que se decidió crear el Patronato de deportes (actual IMDECO) en los años ochenta; la Gerencia de urbanismo, con las competencias de planeamiento, fundamentalmente, pero sin el servicio de proyectos ni de licencias (hoy ya integrados en el mismo, lo que realizó, curiosamente, Tristón Martín en la época del engominado Merino); y el Instituto de Desarrollo Económico y Empleo (sobre lo que era la Agencia de Desarrollo Local y Servicio de Empleo), hace solo una década. Ninguno de los tres organismos han sido nunca cuestionados como tales, sí sus dirigentes, por el PP.

La comisión creada ayer por el Pleno municipal, formada por un batiburrillo de técnicos, políticos y directivos, tiene, pues, como misión demostrar que, para el ayuntamiento, es más beneficioso disolver los organismos y recuperar la centralización del servicio. Para ello, tendrá que demostrarse la mayor eficacia y eficiencia del servicio centralizado frente la descentralización actual, y decidir qué pasará con su patrimonio, su personal, su situación económica, … Pero eso sí, al final hay que producir un ahorro. Por eso, no entiendo qué hacen allí los representantes de la oposición, puesto que la comisión es, exclusivamente, para cerrar los organismos, despedir a empleados públicos y ahorrar dinero. Los directivos y los técnicos municipales van a trabajar a las órdenes del gobierno local del que dependen, y al que se deben dentro de la legalidad. Por tanto, sus propuestas van a ser las que decidan el tóxico Torrico, Tíogilito Bellido y la fiera Sola, además de Especulaciones Martín y AgroNavas. La única opción de que no se disuelvan los organismos, es que se castren voluntariamente, y eso duele. Es un proceso similar al que llevó, en 1996, a Aucorsa a firmar el contrato-programa para 12 años, ante la amenaza de su privatización. ¿Es que IUCA y PSOE están de acuerdo con el PP? Sí hubiera sido más oportuno que estuvieran presentes los sindicatos, ya que les va mucho en las decisiones que se adopten y que, luego, el PP podrá aplicar con su mayoría absoluta.

Gobierno municipal: 2ª parte

Juan Andrés de Gracia | 8 de mayo de 2012 a las 19:43

A la par que el gobierno de los “19 escalones” estaba reunido escuchando la remodelación de gobierno, publicaba ayer la entrada sobre la necesidad de esa remodelación. Les aseguro que la coincidencia temporal se debió, exclusivamente, a eso, al azar, eso sí, basado en un análisis de la situación del ayuntamiento que pedía a voces los cambios. Desde luego, por mucho que se empeñe Maquiavelo Torrico en hablar de que esta remodelación estaba anunciada, la realidad, que se puede comprobar en la hemeroteca, es que solo se hablaba de “breves retoques” motivados por la entrada de Culebrón Pedraza. Al final, no solo ha habido cambios de delegaciones, sino de la misma estructura de gobierno, lo que refleja que, la existente hasta ahora, se ha demostrado ineficaz en gran medida, y que la Casa de los Muchos (eso de ser el gobierno más extenso de la historia de la ciudad), provoca disfunciones al atomizar la toma de decisiones. En una entrada antigua ya me mostré favorable a que se renunciara a los nombramientos por Ley de Grandes Ciudades por innecesarios.

Por tanto, mi primera impresión no puede ser sino positiva, por el hecho de que se intente enderezar un barco que navegaba a la deriva. Ahora, solo les falta reformular el programa de gobierno, puesto que el electoral ya no es válido, ante su incumplimiento continuo, que se hará evidente cuando se cumpla un año de gobierno local. Maquiavelo Torrico intoxica y confunde cuando reclama, de nuevo, el empleo como el motivador de esta crisis de gobierno. La importancia que se le dio a la reducción de áreas queda ahora corregida, al aumentar de cuatro a cinco, lo que se acompaña con la desaparición del invento de los “órganos colegiados” por alegales e inútiles. La lástima es que, lo que ha hecho el pluriempleado Nieto, es componer un puzzle para los retos inmediatos del próximo año, perdiendo la oportunidad de hacerlo para los tres que quedan de mandato.

El alcalde en prácticas, Nieto, ha dispuesto, como he dicho antes, cinco áreas, y ha puesto al frente de cada una a un miembro de su núcleo cercano. La primera, la de Presidencia, con Maquiavelo Torrico al mando. Con él, cuatro delegadas débiles: las recién llegadas Culebrón Pedraza y Verito Martos, así como la Benefactora Córdoba y la Periférica Ruiz. Lo más llamativo es la degradación de la ingeniera Ruiz, motivada por sus conflictos con el vecindario, quedándose con una delegación sin obras que hacer. Lo más provocador es el nombramiento de Miss Pedraza al frente de Igualdad, que imagino no ha sido nada bien recibido por los colectivos de mujeres. A la ociosa Córdoba, se le obliga a trabajar algo, al ponerla al frente de Participación, justo cuando tiene levantado el movimiento ciudadano.

El área de Hacienda acoge a Duracell Rojas y recupera a la hiperactiva Sola, bajo el mando del becario Bellido. Lo del Abuelo Rojas no deja de ser una jubilación anticipada, dedicado a los caracoles, la venta ambulante y las rebajas. Volver a poner a Sola, la fiera, al frente de Personal, significa la derrota de los modelos del liquidador Navas, por mucho que fuera asesorado por CECO. Se busca una persona que conozca la administración y que conozca cómo se negocia con empleados públicos. TíoGilito Bellido se queda, así, al frente del plan de ajuste, con una economía encauzada y pendiente de que no se le desmande la partida de personal.

El liquidador Navas ha pasado directamente al área de Promoción, donde su función va a ser más necesaria. Encargarle del des-empleo, es encargarlo de cerrar el  IMDEEC. Además, sigue con Cecosam en su camino hacia la privatización, y acoge al Reina Padre para tutelar el fin del IMDECO. Para endulzar la labor, se incluye a Sor Caracuel, convertida en Reina de las Fiestas, tras puentear a Fray Jaén; y a Bonachón Moreno Calderón, que continúa como un pelícano entre tanta gaviota. Dar a AgroNavas la competencia de Turismo, es reconocer que se va a centralizar toda la política turística en Diputación. La anécdota de Agricultura, es un capricho personal, por mucho que se venda el proyecto virtual de Agrópolis.

Pelotazos Martín encabezará el área de Urbanismo, y consolida sus competencias, olvidando el tripartito que formaba con Comercial Sousa y Primo de Jurado. La primera, continúa en el área, pero convertida en la sargenta Sousa, al frente de Seguridad, abandonando sus promesas de agilizar licencias. La superintendenta Tamayo se centra en el tráfico y Aucorsa, compensándola con una tenencia de alcaldía, pero siendo víctima de su mala relación con los sindicatos. Por último, se asila a Fray Jaén, convertido en el Florido Jaén, en una labor que se prevé, por suerte, sorda. Eso sí, se le reserva su penitencia gustosa: La Semana Santa.

Como área marginal queda el de Familia, pues, Mª Jesús, la Botellona, por razones de equilibrio interno, va a la Diputación, posiblemente, con puesto de vicepresidenta. Y la Glamurosa Arcas retorna a Educación, a pelearse con las peticiones de los colegios, tras una triste gestión al frente de Mujer, donde solo se le recuerda las subvenciones a entidades antiabortistas. Y eso que insisten en que mantienen el estado de bienestar. Habrá que ver si mejora algo tanto cambio.

Remodelación del gobierno municipal, ya

Juan Andrés de Gracia | 7 de mayo de 2012 a las 20:23

El pluriempleado Nieto esperaba la victoria en Andalucía para impulsar su labor de gobierno. Recordemos que, en plena campaña electoral, reveló algunas de sus mejores bazas: Centro de Convenciones, Metro-Tren, Proyecto Agrópolis, … Lo cierto es que, pasado el 25-M, estos proyectos se han adormecido y las únicas noticias de la Casa de los Muchos son las que se refieren al plan de ajuste-pago de proveedores y a las fiestas de la ciudad. Es significativo que el Cecogobierno se haya desinflado, casi por completo, tras no ganar el experto en oposición, Arenas, las elecciones. Primero, el Masa Carreto se desentendió del proyecto de Centro de Convenciones, chivándose de que era una idea del joven Nieto y, ahora, critica el cierre del IMDEEC sin ser siquiera escuchados.

Nieto, el del centro, no ha podido así enviar a algunos de sus compañeros de Capitulares a la Junta de Andalucía, siendo la excepción la Hippy Alarcón. Aún no ha cubierto su baja (parece que será mañana) y tampoco la de Primo de Jurado, tras su nombramiento como vocero del gobierno en la provincia. Todo hace pensar que, en estos días, anda más preocupado de estar en los cambios que pueda sufrir su partido en Andalucía, que en los problemas de la ciudad. En breve, la estrategia de gobierno centrada en la herencia tocará fin y parece que, lamentablemente, va a ser sustituida con el enfrentamiento partidista con la Junta de Andalucía. Pero no hay que olvidar que hay un proceso de reforma de la organización de la política urbanística, la de empleo y la de deporte, al margen de otras decisiones sobre servicios puntuales (grúa, escuela infantil, …). Para afrontar esos cambios, debería contarse con un gobierno fuerte que no se dedique, exclusivamente, a rebajar partidas sin ton ni son.

Solo hay que repasar los nombres de Comercial Sousa, Glamour Arcas, Verito Martos, la Botella bis o la Benefactora Córdoba para preguntarnos a qué se dedican. O recordar a Fray Jaén o Sor Caracuel empeñados en su mezcla de fiesta y religión. Reina padre, no sabe o no contesta, mientras otros mangonean el IMDECO, y Duracell Rojas se ha convertido en pensionista de primera calidad, tras decidirse el cierre del IMDEEC, mientras pega codazos para hacerse con el área de Turismo. La superintendenta Tamayo y el Bonachón Moreno Calderón intentan gestionar sus áreas, pero parece que cuentan con poco apoyo. La periférica Ruiz se aburre al no tener obras que acometer y, mientras, se pelea con el vecindario, y Tristón Martín sigue a las órdenes de lo que digan los empresarios, mientras paraliza todos los planes urbanísticos pendientes. Está claro que aquí todo se lo guisan y se lo comen Maquiavelo Torrico, el becario Bellido y el liquidador Navas, más algún asesor o directivo del segundo nivel.

El pluriempleado Nieto, si le dejan sus múltiples obligaciones, debería darse cuenta que, en un mes, habrá cumplido un año al frente del ayuntamiento, y que lo que era su prioridad, el empleo, no solo no ha mejorado, sino que ha seguido la pérdida de puestos de trabajo. Ni siquiera la apertura de Leroy Merlín. Primark y la inminente de Hipercor han conseguido evitar que superemos los 45.000 parados. Las estrategia de la ciudad en torno a la cultura, se ha deshecho tras no ser nominados para 2016, y el emblema de diez años, el centro de congresos, ha sido demolido antes de empezar a construirse. Los únicos instrumentos que teníamos para generar desarrollo económico (IMDEEC, Gerencia de Urbanismo y Procórdoba) están a punto de desaparecer. Y Vimcorsa, al ralentí, para que no se enfanden los constructores.

En esta situación, y con la perspectiva de tres años sin procesos electorales en la ciudad, es el momento de que reformule su proyecto de gobierno, si es que tenía uno, o, en caso contrario, que lo formule. Su antecesor, el engominado Merino, se encontró en este mismo periodo de gobierno con el préstamo sindicado de más de 30 millones de euros, al cambio; el descenso vertiginoso de intereses que le permitió renegociar préstamos; y la excepcionalidad de poder pedir un préstamo de 200 millones de euros, también al cambio, para cubrir deuda a corto plazo. Todo ello originó suficiente margen presupuestario y liquidez para invertir en todos los barrios, y para mantener la estructura municipal. Su problema era no tener mayoría en el pleno. Ahora, el gobierno local se ha encontrado con el “regalo” de permitirle pagar proveedores mediante endeudamiento a largo plazo, pero a cambio de reducir su capacidad de acción; se ha encontrado una ciudad poco reivindicativa porque los fondos FEILS, FEELS y Proteja, aunque los critiquen, resolvieron muchos de los problemas pendientes; pero no tienen margen presupuestario ni tesorería suficiente. Eso sí, cuentan con mayoría absoluta y UCOR de suplente. Es la hora, pues, de que actúen, de que dejen de buscar excusas y gobiernen.

Nieto: Córdoba como excusa

Juan Andrés de Gracia | 5 de mayo de 2012 a las 20:15

Ya conocemos cual será la composición del gobierno andaluz del viejo Griñán y el lince Valderas. Cuando el lunes tomen posesión, tendrán, como una de sus primeras labores, decidir sobre el recorte de 2.700 millones del presupuesto, para asumir la minoración de recursos procedentes de los presupuestos estatales en tramitación. No será tarea fácil, y supondrá, para todos ellos, la necesidad de dar explicaciones sobre lo que hay que dejar de hacer. Tendrán que apelar, necesariamente, a las medidas adoptadas por el gobierno de Marianico el largo y provocará un encontronazo político importante. Las buenas palabras de hoy, sobre búsqueda de consenso y colaboración, se dinamitarán rápidamente, y no duden que el noqueado Arenas y sus peperos actuaran, exclusivamente, a favor del gobierno de España y no en los intereses andaluces.

Confirmado, pues, que no gobernarán Andalucía, los alcaldes “gaviotos” lanzarán toda su artillería contra el nuevo gobierno andaluz, que no contará ni con una semana de cortesía. En Córdoba, el pluriempleado Nieto no ha tardado en mostrar cual será la estrategia a seguir y, el pleno municipal del próximo martes, aprobará cuatro mociones de “cordial” bienvenida al nuevo gobierno andaluz, olvidando que la función de dicho órgano es controlar la labor del gobierno municipal. No hay duda de que, de haber gobernado el experto en oposición, Arenas, la actitud hubiera sido otra. Ahora, se usa el pleno del ayuntamiento de forma partidista, no para plantear diálogo entre administraciones, sino para torpedear desde el primer día cualquier vía de colaboración. Sin duda, ello refleja el interés del ambicioso Nieto por suceder al “señorito Javier” como paladín antisocialista cuando se marche a Madrid, con permiso de Esperanza Oña.

La reclamación del IBI de las viviendas sociales es una cuestión que está abierta desde hace años, y que parecía había entrado en una vía de entendimiento mediante un plan de pagos que no se ha acabado de concretar. La amenaza con los tribunales de justicia no parece la actitud más razonable. Estamos hablando de una cantidad que oscila entre 3,5 millones y 7 millones de euros, y no es una situación específica de Córdoba, sino que sucede en todas las provincias, por lo que sería mejor una negociación desde la FAMP. En cualquier caso, es penosa la actitud del aspirante a fenómeno, Durán, al defender que no se pague, argumentando la finalidad social de las viviendas, pues, una vez más, no ha sabido actuar como representante de la ciudad, y sí como mero delegado de su partido.

La ordenación del entorno de Medina Azahara es una necesidad derivada del informe elaborado por la oficina creada a tal efecto, y que ha planteado algunas propuestas que, de hecho, suponen cambios en el Plan especial de Medina Azahara. Lo que Tristón Martín intenta es tapar su incumplimiento de las promesas electorales de legalización a las parcelaciones allí radicadas, intentando que se diriga la responsabilidad a la Junta de Andalucía. Lo curioso es que, desde hace años, tienen en su poder un documento de la federación de asociaciones vecinales Al-Zahara, con apoyo de las asociaciones de la zona, solicitando que se modifique el Plan especial, sin que se le haya hecho caso. Parece, pues, que se opta por abandonar la búsqueda conjunta de soluciones para volver a usar al vecindario y sus problemas para la guerra política.

La petición de un nuevo Plan andaluz sobre drogas parece razonable, pero choca con los recortes sociales y sanitarios que desde el gobierno central se han impuesto a todas las comunidades autónomas. La madre benefactora, Blanca Córdoba, querrá así salir del anonimato en que va desarrollándo su gestión social. Ella, que parecía tener soluciones mágicas, ahora resulta que solo se dedica a reclamar recursos a la Junta de Andalucía. ¡Qué lástima que no se haya manifestado igual ante los recortes relativos a la Ley de dependencia o al derecho a la asistencia sanitaria de los inmigrantes de la “andalucista” Mato!. Tendrá que explicar si la exigencia del cumplimiento del déficit a la Junta de Andalucía es coherente con solicitar incremento del gasto, o, por lo menos, que es lo que hace el ayuntamiento de Córdoba en este campo.

Por último, solicitar que se determinen y concreten los usos del Centro de Creación Contemporánea parece una petición válida, si no fuera porque a lo que debiera dedicarse “la casa de los muchos” es a aclarar el uso y funcionamiento de los equipamientos pendientes como el Museo Taurino, el Centro del Flamenco, la Casa Góngora, la sede de la Orquesta, … ¿Qué pensaría, el Bonachón Moreno Calderón, si la Junta le reclamara el funcionamiento de estos y otros equipamientos? Seguro que lo consideraría una intromisión inamistosa. En definitiva, que los “19 escalones”, bajo el mando de Maquiavelo Torrico, van a esconder su pobre gestión en una guerra institucional sin cuartel. En medio, estamos nosotros.

Ayuntamiento de Córdoba: Se vende

Juan Andrés de Gracia | 30 de abril de 2012 a las 13:35

Con la excusa de la búsqueda de ingresos, el gobierno de los “19 escalones” ha empezado a proponer la venta de parte del patrimonio inmueble municipal. Con la excusa de poder vender aparcamientos, Tristón Martín anuncia que se pondrá en el mercado el subsuelo municipal. Con la excusa de estabilizar las cuentas, el becario Bellido quiere vender la mayoría de la empresa municipal de cementerios. No sabemos con qué excusa, quieren hasta vender la Carriola del rosismo. Mientras, no nos explican por qué no logran vender el patrimonio embargado al “malayo” Gómez. Lo cierto es que, siguiendo el modelo “pepero” de reducción de lo público, el joven presidente-parlamentario-alcalde, Nieto, ha decidido empezar a ver qué se  puede vender.

En lo que respecta al patrimonio inmueble municipal, la joya que han encontrado es el edificio municipal de Gran Capitán. El interés de promotores inmobiliarios de hacerse con ese edificio viene de antiguo, puesto que su ubicación asegura una buena rentabilidad económica a la operación. Las ofertas han llegado al ayuntamiento desde hace veinte años, al menos, pero siempre han chocado con lo que marca el PGOU. El edificio tiene calificación como equipamiento, y para darle uso residencial o comercial necesita de una modificación del PGOU, donde, además, se le permita más altura y edificabilidad, lo que a su vez choca con la protección del edificio, que habría también que modificar. Hay que reconocer que la casa, internamente, no reúne condiciones de operatividad, y que no es mala idea rentabilizar las oficinas del estadio El Arcángel.

En cuanto a otros edificios, como el Matadero, habría que estudiar su mejor rendimiento, pero no caer en su entrega a entidades lucrativas de forma casi gratuita. Siempre he pensado que el Matadero sería un estupendo suelo para levantar un aparcamiento que diera servicio a la zona de la avenida de Barcelona y al barrio de la Fuensanta, a la vez que a una parte del Casco Histórico. Otros edificios municipales, recientemente remodelados, como la casa de Huerto San Pedro el Real, tenían un uso previsto que ahora hay que valorar si es un coste asumible, pero no ir de forma ciega a su privatización. Sí me parece adecuado que, determinados edificios, como la Caseta de la Victoria o la Pérgola se pongan en valor con ayuda del sector privado mediante el sistema de concesión.

Sobre la venta del subsuelo municipal, me parece que oculta otras intenciones que no se nos revelan. El sistema de concesión administrativa de plazas de aparcamiento por 75 años, renovables, es más que suficiente si lo que se quiere es una plaza de aparcamiento, y si queremos evitar que se haga posterior negocio especulativo sobre un bien público. La repercusión que podría tener sobre los que actualmente son concesionarios de una plaza en la avenida de Barcelona o de la avenida del Aeropuerto, por ejemplo, me suena a pelotazo. Si hoy en día no se cubren las plazas que se ofertan al vecindario, es porque las circunstancias económicas no aconsejan un gasto extra en la adquisición de una plaza de aparcamiento. El que quiere escriturar el suelo o subsuelo busca negociar con él.

La venta de Cecosam, aunque sea parcial, no me cuadra, aunque la justificación sea que hay empresas privadas deseando invertir en Córdoba en ese sector. Imagino que no se refieren en el servicio de cementerio, si no al complementario de Tanatorio, Crematorio, … De todas formas, no sé donde está lo atractivo de la citada inversión, puesto que el “mercado” es, por suerte, limitado, y chocaría con la empresa Tanatorios de Córdoba, que, prácticamente, actúa en régimen de monopolio. La excusa de que no podemos soportar lo que nos cuesta Cecosam es discutible, si tenemos en cuenta que está en torno a 200.000-300.000 euros de nuestros impuestos, mientras que Sadeco o Aucorsa están por encima de los 12 millones de euros de esos mismos impuestos. Habrá que rebajar los costes, pero la venta de la empresa no tiene visos de realidad, al menos en su tamaño actual.

Por último, no me parece mal que se venda la Carriola del rosismo, aunque me parece que la manera en que ha sido tratado el hecho ha sentado muy mal en la Hermandad. Este mismo año, se han comprado bateas y trajes para la cabalgata de reyes, o se ha incrementado el gasto en palcos para Semana Santa. Si lo que pretendían es atacar a la conversa Rosa, en plena proceso electoral, el efecto fue bastante pobre. Más se tendrían que dedicar a intentar conseguir que el concejal deudor nos pague lo que nos debe a todos los cordobeses. No tenemos noticias de que se estén realizando nuevas gestiones para ello y, mientras, se sienta en el Pleno esperando que alguien le legalice las Naves.

 

 

Medina Azahara: Parcelaciones en el laberinto

Juan Andrés de Gracia | 30 de marzo de 2012 a las 13:46

La verdad es que no esperaba mucho más. Es decepcionante que, después de lo que llevamos hablando de las viviendas del entorno de Medina Azahara, y tras tres años de funcionamiento de una oficina para buscar soluciones a las mismas, el resultado sea ninguno. Bueno, concretamente, se propone que se realice un informe sobre las posibilidades que la legislación concede a cada vivienda, una a una. Para ello, dicen que es muy interesante el inventario realizado, que se lo podían haber pedido al movimiento vecinal o a la policía local o autonómica, que lo conocen desde hace años. Me da la impresión que la Prudente Ambrosio y el Discreto García han vuelto a plegarse ante las exigencias del Sátrapa Vallejo.

Queda claro que han decidido eliminar las alternativas planteadas en el borrador de conclusiones, y que consistía, bien en erradicarlas por completo, bien en expropiar las viviendas o bien en ofrecer la oportunidad  de cambiarlas de sitio. Pero es que esas medidas ya se sabía que eran irrealizables desde que comenzaron el estudio. La erradicación, porque el tiempo de construcción de las viviendas ya ha generado derechos inalienables; la expropiación, porque no hay dinero para ello; y el traslado, porque ni hay suelo adecuado ni dinero para ello. Limitarse a decir que lo que tiene que hacer el ayuntamiento es aplicar las dos normativas últimamente publicadas, para ver si las casas pueden acogerse, es lanzar balones fuera.

El entorno de Medina Azahara sigue estando especialmente protegido, por lo que solo podía darse alguna solución de reconocimiento, que no de legalización, a las viviendas que demostraran que se construyeron antes de que se iniciara el expediente de protección y que cuenten con condiciones de habitabilidad. Se les podría permitir algunas mejoras por cuestiones de salubridad, pero nada de red de saneamiento, ni de abastecimiento. Además, hay que recordar que la ley de Patrimonio obliga a informe preceptivo de la Consejería de Cultura sobre cualquier obra que se vaya a realizar en un bien protegido. Eso significa que seguimos en el mismo lugar en el que estábamos, dependiendo de una visión irreal del problema, pues, Cultura ha denunciado hasta cuando se han plantado árboles.

Las conclusiones presentadas proponen que, a corto plazo, se busque la solución anterior, que ya he comentado que solo podria ser asumible por algún caso esporádico, y que, a largo plazo, se decida “la integración o no de estos asentamientos en el modelo territorial urbano”. Simplemente genial que alguien pueda tirarse tres años para concluir semejante obviedad. En román paladino, que se intente dar soluciones autónomas para acceder al agua potable y para el saneamiento (Pozos, fosas, …), y que, en un futuro sin determinar, se tome la decisión que ahora no se toma: O regularizar o erradicar, no hay más.

Por ser justos, las propuestas de la oficina técnica dejan claro que es ilógico que el Plan Especial de Protección de Medina Azahara y la definición de la zona BIC, se hayan hecho de espaldas a la cercanía del desarrollo urbano de la ciudad y que debería permitir algo más que recuperar los caminos históricos. Esto es, que se muestra de acuerdo en dotar de vida el entorno sin agredir el bien a proteger. Deja entrever que no considera que las viviendas afecten al conjunto arqueológico y que, además, hay otros usos, como el del campo de golf, o el centro ecuestre, que servirían para dar sentido a la zona y evitar presión urbanística. Lo que temo es que el Sátrapa Vallejo volverá  a usar sus contactos con Sevilla para impedir cualquier iniciativa que pueda dar sombra a su juguete-puzzle personal.

En definitiva, que lo que tenemos es un precioso e inútil documento, y que el ayuntamiento tiene la potestad de mover pieza. Por cierto, desde hace años, desde el vecindario se planteó que la única solución pasaba, bien por modificar la zona BIC y/o el Plan especial de protección de Medina Azahara, bien por hacer una ordenanza específica, con exigencias, a la zona ya edificada. Ahora Tristón Martín tiene la ocasión de promoverlo, con garantías de éxito en el Pleno municipal. Pondría en un brete a IUCA Y PSOE, que tendrían ahora que tomar una decisión con un matiz diferente a otras veces: esta vez IUCA sería parte del gobierno andaluz.

 

El Cecogobierno manda pero no gobierna

Juan Andrés de Gracia | 21 de marzo de 2012 a las 18:30

Que Córdoba ha sido considerada como avanzada en democracia participativa local, no es ninguna novedad. Que en los mandatos del engominado Merino y los de la conversa Aguilar se dilapidaron esos avances, tampoco. El exalcalde “pepero” intentó cargarse el modelo de participación (llegaron a declarar ilegales los consejos de distrito), pero su minoría en el salón de Plenos, le aconsejó a aceptarla y a convertirla en parte de su estrategia, en un trabajo donde destacaron Tristón Martín y Sor Caracuel. En lo que respeta a la exalcaldesa, pervirtió la filosofía participativa usándola como coartada de su falta de modelo de ciudad, y como aliado forzado de sus fracasos. El último invento, los presupuestos participativos, acabaron con la credibilidad que tenía Izquierda Unida en todo lo referente a participación, y que tanto trabajo y tiempo tardó en consolidar.

En cualquier caso, el joven Nieto, ganó las elecciones con un programa electoral donde defendía la potenciación, mediante su reforma, de los mecanismos participativos, pero en ningún caso su ninguneo. Con todo, lo mas grave es que se ha empezado a usar a la prensa y a foros no municipales como lugares donde presentar las iniciativas de gobierno. El mensaje es claro: tenemos mayoría absoluta para decidir, por lo que no necesitamos la opinión de nadie, y mucho menos de los órganos ciudadanos. Con esa actitud, se convierte a la democracia en una dictadura que dura cuatro años, y se devalúa la calidad y el consenso democráticos. Alguien argumentará rápidamente que para eso se les ha votado. Pero no es verdad. Han subido impuestos, han acabado con el Centro de Congresos, apuestan por Cruz  Conde peatonal, ponen en peligro los puestos de trabajo municipales o han vaciado la estrategia consensuada sobre la cultura, que eran asuntos que no estaban en el programa electoral. Por eso, se debía contrastar con el resto del Pleno, y, sobre todo, con el vecindario (en sentido amplio) antes de aprobarse, a sabiendas de que luego, su mayoría, asegura su puesta en marcha. De esa forma, se precisará la idoneidad de lo que plantean desde su legítimo criterio ideológico.

Mandar, y no gobernar, es lo que se está realizando con la ubicación y construcción del Centro de Congresos y Recinto ferial. El consenso del PGOU de 2001-2003 se rompe para especular con el crecimiento urbano de la ciudad. Ni siquiera se cuenta con los organismos como el Consejo Social Municipal o el Consejo del Movimiento Ciudadano, que dictaminaron el PGOU, para escucharles respecto a este terremoto urbanístico. El empresariado no se queja, porque, al fin y al cabo se les da la razón como parte, de hecho, del gobierno que son, y si no que se lo digan a Navas, el liquidador. Respecto a la calle Cruz Conde, han fichado a la que fue portavoz de la oposición a su peatonalización, Elena Lechuga, como coordiandora general de Participación e Infraestructura e, inmediatamente, se acalló su voz. Igual han hecho en la zona sur, donde han tirado de personas necesitadas de sueldo para que les defienda los cambios en la zona. Se saltan a la torera a los mecanismos de participación establecidos y que prometieron potenciar. Convocarlos a posteriori, con hechos consumados, no es nada más que hacerse una foto electoral.

Aún es más evidente su actitud en lo que respecta a la reforma de líneas de Aucorsa. Primero, las filtran a la prensa, lo que genera el lógico nerviosismo y debate a ciegas, y, ahora, van dando a conocer la propuesta, pero sin que los distritos y barrios de la ciudad la conozcan en su integridad. Empiezan a vender como gran noticia, lo que para el vecindario nunca puede serlo, puesto que rebaja la aportación de recursos municipales. La propuesta aparece, además, como cerrada tras el debate técnico y económico realizado, por lo que parece presentarse como” lo tomas o lo dejas”. Ahora venderán que quien no esté de acuerdo, es que está al servicio de la oposición política. Al final, se buca deslegitimarlos abusando de su poder de llegada a los medios de comunicación. Y mientras, los mecanismos de participación observan callados que se les dilapide. ¿Por qué será?

 

Los “19 escalones” siguen en la oposición

Juan Andrés de Gracia | 13 de marzo de 2012 a las 18:05

Ya se han cumplido nueve meses del gobierno municipal pepero y están empeñados en no aceptarlo, y en vivir oponiéndose a la oposición. Siguen con las medias verdades y más dedicados a atacar la gestión anterior que a proponer soluciones a la situación actual. Es cierto que el joven Nieto se ha atrevido, empujado por el Masa Carreto, a poner encima de la mesa su primera gran medida de ciudad al abandonar el proyecto Koolhas, por polémica que sea. Ya se anuncia, también, la reforma de la red de líneas de Aucorsa que debe llevar consigo una solución a la situación de la calle Cruz Conde. Pero no acaban de confiarse y siguen empeñados en lanzar, permanentemente, una cortina de humo, que ya empieza a cansar.

Ante la denuncia de falta de razones económicas para apostar por la reforma del Pabellón Cajasur, Tristón Martín no tiene más ocurrencia que hablar de la “especulación” que suspuso cambiar de lugar el centro de congresos dentro de la Península de Miraflores. No seré yo quien defienda aquella decisión, porque fue el comienzo de la desastrosa gestión para su construcción. Pero es una infantilidad afirmar que aquel cambio respondió a razones especulativas. ¿Me quieren decir en qué consiste la especulación? Los datos son claros, el nuevo solar sigue siendo de equipamiento dentro de la zona de parque. El solar inicial ha sido ocupado por el C-4, un equipamiento cultural. Tristón Martín podía haber usado cualquier otra crítica, pero, hablar por hablar, no era propio de él. Deben ser cosas de la edad y de la mayoría absoluta. Espero que no responda, por primera vez, a que se ha puesto nervioso: Sería una gran noticia.

No ha sido el único exceso verbal de Tristón Martín. Convertir en denuncia que hay una multa de 1,3 millones de euros por no haber pagado en su tiempo el IVA en determinadas operaciones de la Gerencia de Urbanismo de 1990-92, no deja de ser una ligereza. Tristón Martín debía haber recordado, qué lástima que no lo hiciera, que esa multa se debe también en parte a él. Cuando gobernó la Gerencia de Urbanismo entre 1995 y 1999, asumió los criterios de los técnicos y juristas, y mantuvo el recurso para no pagar ese IVA. Luego se ha perdido en los tribunales, pero la responsabilidad no puede achacarse exclusivamente al cogobierno. Las decisiones de todos, tambiñen la suya, ha sido recurrir hasta el final, hasta que ya no ha habido más remedio que asumir el pago. En vez de intoxicar, hubiera sido muy fácil pagar cuando fue presidente y no ayudar a hacer más grande la bola.

Por otro lado, para justificar que se haya encargado a Rafael de la Hoz el anteproyecto de nuevo Centro de Convenciones sin preparar el expediente oportuno, se ha sacado a la luz que hay un proyecto de velódromo encargado sin que se hubiera hecho tampoco expediente. En la comparación está el pecado. El velódromo es una instalación deportiva reiteradamente demandada, incluso por el PP (pregúntenle a Duracell Rojas) que incluso cuenta con una subvención de la Junta y unos plazos de ejecución, que empiezan a no cumplirse. La no existencia de expediente no pasa de ser una irregularidad menor soslayable mediante el reconocimiento de la factura. ¿O es que ya no estñan de acuerdo con que se construya) No parece que sea el mismo caso que romper el consenso sobre Koolhas, y poner en marcha los cimientos de una inversión pública de decenas de millones encargándolo a un arquitecto sin el debate y las formalidades oportunas. Y menos que el joven Nieto se escude en ello para justificar sus decisiones irreflexivas.

Por último, el joven Nieto ha tenido que salir al paso de la precocupación que ha empezado a generar la filtración de las nuevas líneas de Aucorsa, anticipando que se llevarán a consulta ciudadana en breve. Lo más gracioso es que ellos filtran la información y ellos ahora se asustan de lo que pueda suceder. Se les olvida que están gobernando y que ello les obliga no a usar “radio macuto” ni “globos sondas”, sino a presentar sus proyectos a la ciudad de forma clara. Las remodelaciones de líneas siempre son complejas, y no logran contentar a todos, sobre todo si el objetivo es recortar los recursos para hacerla. La superintendenta Tamayo habrá decidido iniciar el debate desde la información sesgada remitida a los medios de comunicación, ahora debe asumir que la oposición y el vecindario puedan no tomarse en serio el trabajo elaborado.

 

Sombras sobre el Centro de Convenciones

Juan Andrés de Gracia | 9 de marzo de 2012 a las 13:51

La decisión de abandonar el centro de congresos de Koolhas en el Parque de Miraflores y optar por el Pabellón del Parque Joyero, propiedad de BBK-Cajasur, ha generado, en cinco días, tanta confusión como la del proyecto original en diez años. Vaya por delante que queda claro que el joven Nieto no decía la verdad, una vez más, cuando afirmaba que esperaba mayor financiación andaluza y estatal para poder construirlo, y ya estaba trabajando en desterrarlo. Esta falsedades se suman a la de asegurar que no había dinero para la licitación, que los informes técnicos y jurídicos impedían su construcción, o que se habían perdido parte de las cantidades consignadas para su construción. Todo ha sido una maniobra de entretenimiento hábilmente pasteleada con el Masa Carreto y explica por qué los empresarios llevaban nueve meses callados sobre el Centro de Congresos, con lo que lo exigían antes. El Cecogobierno demuestra su existencia real.

Elegir una zona externa de la ciudad, mal comunicada, y con previsión de seguir extándolo en la próxima década, y un edifico inadecuado, que hay que reformar íntegramente hasta que parezca nuevo, solo puede tapar una operación urbanística que vendrá detrás. Recordemos que el Parque Joyero ya vendió a Prasa el terreno de su propiedad previsto para ampliarse, a lo que el ayuntamiento no pudo negarse, pero contestó aprobando en pleno que ese terreno no se podría convertir en residencial. No obstante, ese acuerdo político puede cambiarse bajo la excusa del “empleo” cuando el joven Nieto, perdón, Masa Carreto, quiera, que para eso es la mayoría absoluta. La intención es presionar sobre una zona calificada íntegramente como industrial, presionando a las empresas del sector del cobre allí presentes, posiblemente con la intención de que se vayan de la zona, lo que podría significar su salida de la ciudad.

Hay que recordar que la ciudad tiene poco terreno para crecer urbanísticamente y, por tanto, donde blanquear dinero a alto interés. Tristón Martín ya ha empezado a facilitar la generación de plusvalías mediante la conversión de locales comerciales en lofts, la recuperación de las viviendas bifamiliares, o el incremento de plantas en el Casco. Tras las elecciones andaluzas, se prevé que planteen un incremento de la edificabilidad de las zonas de crecimiento, y de un incremento del número de viviendas por hectárea, para que se recupere el “pelotazo” perdido. Cierto que nuestra ciudad está ahora en crisis inmobiliaria, pero los bancos y las empresas del sector están a la espera de volver al negocio, en cuanto se lo permita la situación económica nacional y provincial.

Asimismo, hay que recordar que la crisis del sector joyero ha llevado al Parque Joyero a buscar otras fórmulas (no exclusivamente del sector) de rentabilizar la inversión realizada. Para ello, necesita algún elemento que atraiga actividad a la zona. Ese elemento sería el Centro de Convenciones, que llevará consigo nuevas comunicaciones, recalificaciones urbanísticas, y toda una serie de decisiones de dudoso interés general. Es una operación parecida a la que está sucediendo con Chinales en esta última década, y que pronto puede acabar llegando a Cimpor (Asland). Para que se pueda culminar la operación, se necesita tener a alguien favorable a la misma en la Junta de Andalucía, y eso explica la presencia y compromiso del señorito Arenas en la presentación del centro de convenciones virtual.

Lo que se vendió como un proyecto municipal, ahora no sabemos de quién es. Han obligado a Rafael de la Hoz a no decir la verdad, porque era una barbaridad haber encargado un proyecto a un arquitecto sin expediente alguno, además, sobre un edificio que no es de propiedad municipal, y sobre el que se prometen subvenciones públicas. Ahora queda claro que no sabemos quién será el propietario, ni qué aportación será necesaria, ni como se gestionará, ni nada de nada. Claro que el Cecogobierno debe saber algo más, pero ya temen haber sobrepasado los límites de la legalidad. Por cierto, si se han desaprovechado diez millones de euros, es por la decisión adoptada ahora de renunciar al proyecto, porque cinco de esos millones, son los honorarios técnicos pagados y el valor de informes económicos, catas, etc. que se tenían que realizar de haber mantenido el proyecto.

Tal es el caos organizado, que hasta el Colegio de Arquitectos se ha visto sorprendido por esa nominación a dedo de Rafael de la Hoz, con el paro que hay en el sector, y como reacción han propuesto que se estudien otras zonas, como el C-4 (otra propuesta sorprendente). Esa propuesta choca con la ocurrencia del joven de Nieto de decir que la península de Miraflores nunca había sido de su gusto. Lástima que en diez años jamás lo dijera, y que, además, no se opusiera a ello cuando pudo. En cualquier caso, ¿alguien duda de quien será el arquitecto que recibirá el encargo del Centro de Convenciones? Me encanta el concepto de legalidad y respeto a los procesos administrativos de los “19 escalones”.

Caballerizas, ¿para cuándo?

Juan Andrés de Gracia | 1 de marzo de 2012 a las 20:05

Ayer, Córdoba Ecuestre volvió a demostrar la fuerza que representa el mundo del caballo en nuestra ciudad y provincia. Con la llegada del PP, parecen haber desaparecido las agresiones que sufría la entidad poe parte del gobierno de izquierda, a pesar de estar presidido por uno de sus miembros: Rafael Blanco. Cada paso que se dio se tuvo que hacer sorteando las zancadillas de Tintín Tejada o de Modas Candelario, además de Durán-2, que recibía órdenes de su hermanísimo aspirante a fenómeno. Lo más curioso es que Córdoba Ecuestre es una entidad sin ánimo de lucro, formada, entre otros, por el propio ayuntamiento. Desde entonces, la colaboración del gobierno municipal es amplia para la celebración del espectáculo ecuestre, que se está conmsolidando como una oferta de calidad para el turista y para cualquier convecino que quiera disfrutar de él.

Cuando uno visita Caballerizas, no se da cuenta del esfuerzo ímprobo que ha hecho Córdoba Ecuestre, con sus propios medios, para adecentar el espacio y para permitir que pueda sacarse rendimiento a un edificio, por el que tanto se ha luchado. Si no fuera por el caballo, Caballerizas se pudriría cerrado, pues su único uso sería algunas recepciones que se trasladan desde el Alcázar. Tras las grandes obras de rehabilitación realizadas, el edificio no recibe más mantenimiento que el que realiza Córdoba Ecuestre. Por suerte, la presencia del espectáculo ecuestre asegura la vitalidad del edificio, pero, sin duda, es insuficiente.

El joven Nieto no puede conformarse con mantener lo que se encontró. El Centro internacional del Caballo debe seguir siendo una prioridad, puesto que es uno de los pocos proyectos de la ciudad que tiene detrás sustancia y realidad. Para conseguirlo, se necesita que se acepten algunas de las alegaciones que Córdoba Ecuestre presentó al Plan Especial Alcázar-Caballerizas, y que, básicamente, consiste en cambiar el sentido del mismo. En vez de darle la prioridad a un hipotético y virtual jardín arqueológico de dudoso valor y potencialidad, hay que centrar el proyecto en el caballo. Siempre, respetando la naturaleza patrimonial y la protección de los valores que el edificio de Caballerizas, y toda la zona de su entorno, atesora.

En ese proyecto, tiene cabida mantener el uso protocolario del edificio e incluso la instalación de una sala de exposiciones, que tanta fañta hace en la ciudad. También es posible darle algunos servicios al vecindario más cercano, como aparcamientos (en la zona más cercana al río) o espacios libres-verdes, con alguna instalación deportiva o social, en la zona más cercana a la muralla. Lo que se necesita es no volver a caer en el error de un proyecto pensado exclusivamente desde la óptica de los arqueólogos, y que condiciona, hasta convertirlo en imposible, cualquier otro uso.

No sé a lo que espera Tristón Martín para dar el paso necesario y hacer que el proyecto pueda avanzar y crecer. Supondría la consolidación de un atractivo turístico de primer nivel, fomentaría la economía y el empleo en torno al caballo, cubriría necesidades culturales y vecinales de la ciudad, daría vida a todo el edificio y, en definitiva, veríamos terminar un proyecto que, en 2007, reunía el apoyo unánime de los partidos políticos con representación en el ayuntamiento de Córdoba.

Izquierda Unida parece tener problemas de índole ideológico con el mundo del caballo. Lo une al señorito andaluz, obviando que estamos en otra época, donde el caballo es un elemento de atracción interclasista. Solo hay que apreciar la admiración que levanta el espectáculo ecuestre cuando se ha llevado a la periferia de la ciudad, o la lista de personas (especialmente, niños y niñas) que desean aprender a montar a caballo. Por su parte, el PSOE, demuestra una obsesión anti-Córdoba Ecuestre, simplemente, por la presencia de Rafael Blanco, al que prefieren estigmatizar así como “afrancesado”. También criticaron su labor al frente del área de Cultura que, sin duda, ha sido muy digna. Esa es la calidad humana y política de la dirección provincial socialista.

En cuanto a los peperos, se equivocan si lo unico que les interesa es manejar este asunto como algo que les puede facilitar votos. Es cierto que el mundo de los ganaderos, y un cierto sector social propietario de caballos, es cercano a sus postulados políticos, pero el proyecto de Córdoba Ecuestre representa algo más. Nueve meses después de tomar posesión del gobierno municipal, ya deberían decir u hacer algo concreto, la autoridad, municipal, por supuesto.