Archivos para el tag ‘Mariano Rajoy’

Asedio a la izquierda alternativa

Juan Andrés de Gracia | 10 de mayo de 2012 a las 21:40

Quien me conoce y sabe de mi trayectoria personal y política, difícilmente me tacharía de “rojo peligroso”. Por eso, siempre me ha sorprendido que, en este blog, haya quien me haya tildado, poco más o menos, de comunista de ultraizquierda. Entiendo que, quien ahora se siente protegido, defendido y representado por toda la derecha pepera, desde el centro derecha a la extrema derecha, jure en arameo y luche porque no gobierne la otra orilla. Pero lo que empieza a incubarse, como el huevo de la serpiente, es una recesión democrática, donde parece que sólo pueden gobernar ellos, que son los propietarios permanentes del poder,  y que hay que “exterminar”, al menos ideológicamente, a la izquierda. A ello aspiraban, cuando han ganado las elecciones municipales, generales y autónomicas, pero todo se les ha torcido con las andaluzas, lo que les ha sentado horriblemente. Tanto, que no han dejado de insultar al vecindario andaluz, por no quedar cegado por el brillo de la gaviota y la vuelta a los valores patrios y católicos.

Cuando el PSOE se salió de su obligación socialdemócrata, y empezó a ser un mero apéndice del gobierno de los banqueros y especuladores, en mayo de 2010, la gente de izquierda sentimos vergüenza, y rechazamos ese entreguismo, sin más explicación, que nos evitaba ser “intervenidos”. Los seguidistas del poder, que siempre los hay, como el aspirante a fenómeno Durán y su séquito, no tuvieron problemas en justificar lo injustificable. Se dedicaron a ser portavoces de la traición a la izquierda, con el mero afan de seguir cobrando del poder. Cuando la conversa Aguilar transformó el proyecto de izquierdas de la ciudad en su proyecto personal y sin ideología, el vecindario también le dio de lado, aunque ella, hábilmente, se buscó el sueldo en otro portal, sin dar ninguna explicación. Por todo ello, la gente buscó un cambio como sea, aunque ello supusiera el gobierno del PP.

Pero han bastado unos meses de más desempleo del gobierno del pluriempleado Nieto, o la hiperactividad recortadora de Marianico el Corto, para decidir que el noqueado Arenas, que iba a ser más de lo mismo, se quedara de nuevo en el banquillo de la oposición, y se optara por dar un giro a la izquierda, dando opción a IUCA para decidir gran parte del futuro de Andalucía. Tanto los peperos como la derecha socialista esperaban que IUCA volviera a subirse al monte, siguiendo al Che Gordillo, pero se han quedado pasmados por la decisión de entrar, y condicionar, el gobierno andaluz. Y aquí han saltado las alarmas.

Dentro del PSOE, siguiendo las palabras del cura Bono, el sector liberal-conservador pretendía un acuerdo con el PP auspiciado por la derecha económica. Esto es, por los mismos que nos han llevado al desastre en que nos encontramos. La extrema derecha, y sus medios, pasaron, de alabar la “honradez” de IU en Extremadura, a tildarla, poco más o menos, que de “pesetera” por no tomar la misma actitud en Andalucía. Todo adobado por seniles líderes de triste recorrido, como el gurú Anguita, que no paran de echar pestes contra el acuerdo de gobierno PSOE-IUCA.

Aseguro que mis distancias políticas y hasta ideológicas con el lince Valderas, la antisistema Cortés y Alatriste Rodríguez, son importantes, pero tanto como las que tengo con la propia “Comeniños” Díaz, o el abuelito Griñán. Pero siempre serán menores que las que tengo sobre la Gilista Oña o el falangista Sanz. Y, en cualquier circunstancia, tienen derecho a demostrar si pueden hacerlo mejor que la derecha mentirosa o que la izquierda traidora. Por eso, no entiendo que el presidente de la Junta haya tenido que ir a ver al empresariado para tranquilizarlo de que gobierne quien ha pedido el vecindario, de forma democrática. Tampoco entiendo que se ridiculice que la Tozuda Cortés diga que promete por imperativo legal, porque es bueno conocer que, como ha dicho el Superviviente Valderas, estar en el gobierno no puede significar dejar de ser uno mismo y olvidar la calle, los problemas y las reivindicaciones sociales. Es más, en otra época, cuando la izquierda llegaba al poder, lo que pretendía era cambiar la realidad, no adaptarse a ya.

Se acerca el 15-M, que de forma sigilosa, paciente, pero constante, ha seguido instalándose en la realidad social, reconvertido en proyectos concretos como Stop desahucios, por ejemplo. La derecha autoritaria ya ha creado la tensión para que no puedan acampar porque, al parecer, eso va en contra de los derechos del vecindario, aunque no nos han preguntado. Lo que importa es provocar, para que se produzcan conflictos con la policía que después se puedan magnificar, para imputárselos a la izquierda. Ya conocemos que quieren enchironarnos por ir de manifestación, y que alguien se desmande. Lo que no les importa es que las calles se tomen por fascistas hinchas futbolísticos, abrazados a banderas y a himnos que animan al odio y a la confrontación. Quizá les moleste que aquí lo que empiece a sobresalir sean opciones de izquierda y no la extrema derecha lepeniana, griega u holandesa. Con ellos, si viviríamos mejor, y si no que se lo pregunten a los noruegos.

 

Nieto: Córdoba como excusa

Juan Andrés de Gracia | 5 de mayo de 2012 a las 20:15

Ya conocemos cual será la composición del gobierno andaluz del viejo Griñán y el lince Valderas. Cuando el lunes tomen posesión, tendrán, como una de sus primeras labores, decidir sobre el recorte de 2.700 millones del presupuesto, para asumir la minoración de recursos procedentes de los presupuestos estatales en tramitación. No será tarea fácil, y supondrá, para todos ellos, la necesidad de dar explicaciones sobre lo que hay que dejar de hacer. Tendrán que apelar, necesariamente, a las medidas adoptadas por el gobierno de Marianico el largo y provocará un encontronazo político importante. Las buenas palabras de hoy, sobre búsqueda de consenso y colaboración, se dinamitarán rápidamente, y no duden que el noqueado Arenas y sus peperos actuaran, exclusivamente, a favor del gobierno de España y no en los intereses andaluces.

Confirmado, pues, que no gobernarán Andalucía, los alcaldes “gaviotos” lanzarán toda su artillería contra el nuevo gobierno andaluz, que no contará ni con una semana de cortesía. En Córdoba, el pluriempleado Nieto no ha tardado en mostrar cual será la estrategia a seguir y, el pleno municipal del próximo martes, aprobará cuatro mociones de “cordial” bienvenida al nuevo gobierno andaluz, olvidando que la función de dicho órgano es controlar la labor del gobierno municipal. No hay duda de que, de haber gobernado el experto en oposición, Arenas, la actitud hubiera sido otra. Ahora, se usa el pleno del ayuntamiento de forma partidista, no para plantear diálogo entre administraciones, sino para torpedear desde el primer día cualquier vía de colaboración. Sin duda, ello refleja el interés del ambicioso Nieto por suceder al “señorito Javier” como paladín antisocialista cuando se marche a Madrid, con permiso de Esperanza Oña.

La reclamación del IBI de las viviendas sociales es una cuestión que está abierta desde hace años, y que parecía había entrado en una vía de entendimiento mediante un plan de pagos que no se ha acabado de concretar. La amenaza con los tribunales de justicia no parece la actitud más razonable. Estamos hablando de una cantidad que oscila entre 3,5 millones y 7 millones de euros, y no es una situación específica de Córdoba, sino que sucede en todas las provincias, por lo que sería mejor una negociación desde la FAMP. En cualquier caso, es penosa la actitud del aspirante a fenómeno, Durán, al defender que no se pague, argumentando la finalidad social de las viviendas, pues, una vez más, no ha sabido actuar como representante de la ciudad, y sí como mero delegado de su partido.

La ordenación del entorno de Medina Azahara es una necesidad derivada del informe elaborado por la oficina creada a tal efecto, y que ha planteado algunas propuestas que, de hecho, suponen cambios en el Plan especial de Medina Azahara. Lo que Tristón Martín intenta es tapar su incumplimiento de las promesas electorales de legalización a las parcelaciones allí radicadas, intentando que se diriga la responsabilidad a la Junta de Andalucía. Lo curioso es que, desde hace años, tienen en su poder un documento de la federación de asociaciones vecinales Al-Zahara, con apoyo de las asociaciones de la zona, solicitando que se modifique el Plan especial, sin que se le haya hecho caso. Parece, pues, que se opta por abandonar la búsqueda conjunta de soluciones para volver a usar al vecindario y sus problemas para la guerra política.

La petición de un nuevo Plan andaluz sobre drogas parece razonable, pero choca con los recortes sociales y sanitarios que desde el gobierno central se han impuesto a todas las comunidades autónomas. La madre benefactora, Blanca Córdoba, querrá así salir del anonimato en que va desarrollándo su gestión social. Ella, que parecía tener soluciones mágicas, ahora resulta que solo se dedica a reclamar recursos a la Junta de Andalucía. ¡Qué lástima que no se haya manifestado igual ante los recortes relativos a la Ley de dependencia o al derecho a la asistencia sanitaria de los inmigrantes de la “andalucista” Mato!. Tendrá que explicar si la exigencia del cumplimiento del déficit a la Junta de Andalucía es coherente con solicitar incremento del gasto, o, por lo menos, que es lo que hace el ayuntamiento de Córdoba en este campo.

Por último, solicitar que se determinen y concreten los usos del Centro de Creación Contemporánea parece una petición válida, si no fuera porque a lo que debiera dedicarse “la casa de los muchos” es a aclarar el uso y funcionamiento de los equipamientos pendientes como el Museo Taurino, el Centro del Flamenco, la Casa Góngora, la sede de la Orquesta, … ¿Qué pensaría, el Bonachón Moreno Calderón, si la Junta le reclamara el funcionamiento de estos y otros equipamientos? Seguro que lo consideraría una intromisión inamistosa. En definitiva, que los “19 escalones”, bajo el mando de Maquiavelo Torrico, van a esconder su pobre gestión en una guerra institucional sin cuartel. En medio, estamos nosotros.

El mayo andaluz

Juan Andrés de Gracia | 1 de mayo de 2012 a las 14:14

En unos días, tendremos de presidente de la Junta de Andalucía, de nuevo, al viejo Griñán, a pesar de su derrota en las últimas elecciones autonómicas. Para lograrlo, ha tenido que ceder a pactar con IUCA, a la que tanto se ha despreciado desde el PSOE andaluz. Finalmente, la forma de acuerdo será el gobierno conjunto, con lo que IUCA, aprende del error de 1994 de “Pinzas” Rejón y asume la responsabilidad de demostrar que son opción de gobierno. El gurú Anguita y el Che Gordillo siguen rebeldes, uno menos que otro, a la decisión tomada y, mientras el primero augura desastres, el segundo avanza que no votará al candidato socialista. Tienen razón solo en una cosa: la revolución no es posible así, … pero el vecindario no pide eso.

El momento para llegar al gobierno no es nada fácil. La crisis económica, y la obligación que ha impuesto la Ley de estabilidad de entrar en la senda del recorte del déficit, bajo amenaza, incluso, de intervención, hace que se tengan que guardar los programas máximos, y plantear alternativas a los “bocados” de “Marianico el Largo”. En algunos casos, no podrán sino aplicar lo que ya se ha dictaminado desde Madrid, pero, en otras, se abre la posibilidad de demostrar que hay una vía a la izquierda que nos permita afrontar esta dura crisis desde otros valores. Por lo pronto, el nuevo gobierno recibirá un presupuesto que tienen que modificar a la baja en unos 2700 millones de euros, que no es poco, y que obligará a tocar partidas sensibles como la educación, la sanidad o la dependencia, que tienen como gasto central el de personal.

El presupuesto a retocar partía de un crecimiento de la economía andaluza en este año, que ya no se va a producir, sino todo lo contrario. Significaba sacrificar la inversión en infraestructuras para mantener el gasto social, educativo y sanitario, y aspiraba al máximo de endeudamiento posible. Lo cierto es que la recesión económica producirá menos ingresos, que se sumarán a la reducción de transferencias del gobierno central, e incrementará el gasto para atender las demandas de los afectados por los recortes. La reducción de la inversión en infraestructuras hará que la actividad económica se resienta aún más, profundizando la recesión y el desempleo. Haber llegado al máximo del endeudamiento posible, provocará que el margen de financiar nuevas actuaciones inversoras sea, prácticamente, nulo.

El plan de ajuste, que ha presentado para poder beneficiarse del programa especial de pago a proveedores, se revela como importante para estabilizar la situación, y debe ayudar a mejorar la situación económica, a corto plazo, de la Junta. Pero si no se lleva a cabo, se agudizarán los problemas económicos, y especialmente, los de tesorería, lo que podrá llevarnos a volver a generar la bola de retraso en el pago. Así que una de las primeras medidas que tendrá que afrontar el nuevo gobierno es adecuar el presupuesto a las posibilidades actuales y a la necesidad de no superar el objetivo del déficit para este año, así como aplicar las medidas del plan de ajuste.

Paralelamente, el gobierno deberá intentar que se mantenga el máximo del estado del bienestar y contribuir a parar la sangría del paro. Pensar que desde el gobierno andaluz hay soluciones autónomas, sería un error dentro de la economía global en que nos movemos. Se podrán usar medidas diferentes en política de ingresos, y en la reducción del gasto, pero no se podrán hacer milagros. De hecho, los peperos piensan dedicarse a identificar cualquier recorte como decisión de la Junta, y quieren llevar a IUCA a sus contradicciones internas. La intención es clara, evitar que pueda fructificar un “mayo andaluz” que sirva de ejemplo a otras comunidades autónomas, y que pudiera servir de ejemplo para una alternativa de izquierda en todo el país. La presión tramposa va a ser intensa y, por eso, el gobierno andaluz debe tener capacidad política, por encima de técnica. No es la época de los tecnócratas sino de la gente con ideas y capacidad de comunicarlas.

El catastrazo pepero

Juan Andrés de Gracia | 22 de abril de 2012 a las 19:00

Se ha dedicado poco interés informativo a lo que marca el plan de ajuste sobre la subida de impuestos y tasas. Propone la subida anual de IPC y se incrementará la cobertura de tasas sobre los costes de los distintos servicios. Tan solo para 2015, que es año electoral, se plantea no subir por encima del IPC, pero el hecho es que subirá de nuevo. Con todo, lo más importante está en el catastrazo, esto es, la revisión de los valores catstrales sobre los que se cobra el Impuesto de Bienes Inmuebles (la contribución), y que también afecta al de plusvalías y otros impuestos de rango estatal o autonómico. Desde 1994, no se había producido esa actualización, siendo Córdoba una de las ciudades con una valoración más antigua, aconsejando el ministerio de Hacienda que, al menos, se realice cada diez años. Esos valores catastrales antiguos fueron denunciados en 1994 como “catastrazo” por el PP del engominado Merino, usando la subida como parte de su campaña electoral que le llevó a la alcaldía. Parece que, ahora, el joven Nieto tiene plena bula para llevarlo a efecto, a pesar de su promesa de no subir impuestos.

En los dos últimos mandatos municipales, y dentro de los distintos planes de saneamiento municipal, se ha introducido la revalorización catastral como una de las medidas que podían paliar la caída de ingresos. Pasados los años, es evidente que los sucesivos gobiernos municipales no se atrevieron a llevarla a cabo, temiendo la campaña contraria que podía poner en marcha el PP. Lo cierto es que la medida es necesaria desde hace años y solo habría que reflexionar sobre la idoneidad de la fecha, ante la situación por la que pasa el mercado inmobiliario. Lo paradójico es que el PP no tenga problemas en activar el proceso de elaboración de la nueva ponencia catastral, que supondrá uan subida de la presión fiscal contraria, una vez más, a las promesa electoral de no subir impuestos. Después de casi veinte años, la subida de los valores va a ser muy importante, pudiendo doblarse los mismos, aunque lo lógico es que la subida aparejada se prorratee durante diez años, intentando que los efectos negativos, que, necesariamente va a conllevar, se suavicen.

La mayor repercusión se producirá en el IBI, que es el impuesto más importante para las arcas municipales, pues la recaudación anual ronda los 60 millones de euros. Este año ya ha sufrido un incremento del 11,5% y para el próximo, al menos, del 10% según las medidas aprobadas por el gobierno de Manostijeras Rajoy. Luego, se pretende seguir subiendo un 5% anual para lo cual se adecuara el coeficiente. que se aplica a los valores y que, en Córdoba, tiene ahora un valor medio. Por tanto, el gobierno del joven Nieto usa la subida de impuestos más que la recurrente austeridad, para equilibrar el presupuesto municipal. En eso, sigue la estela del gobierno central con la ampliación del pago por medicamentos o con la subida del IRPF, siempre escondiéndose detrás de la herencia recibida. La coherencia deja mucho que desear, puesto que entre los años 2008-2011, en plena crisis y bajada cosntante de los ingresos municipales, el PP jamás apoyó las subidas del IBI, por debajo del IPC, planteadas por el gobierno municipal y ahora no encuentra problema alguno en hacerlo, muy por encima del IPC, que recordemos está en torno al 2-3%.

Espero que no se vuelva a hablar de que la política fiscal es de congelación, a no ser que se refieran a que nos quedaremos como el hielo cuando veamos el recibo del IBI de este año y el de los venideros. No sé que posición adoptará el compañero de Cecoogobierno, el Masa Carreto, ni como se posicionará el Consejo Social Municipal o el Consejo del Movimiento Ciudadano, pero si son coherentes con lo defendido tradicionalmente, deberían mostrarse contrarios. Por si acaso, el gobierno municipal ha eludido enviar a los citados órganos de participación, el plan de ajuste. No es obligatorio, pero teniendo en cuenta que plantea el escenario presupuestario para los próximos diez años, y que dictaminar los presupuestos es una función que les otorga la normativa vigente, hubiera sido procedente hacerlo, aunque fuera una vez aprobado (recordemos que el plan se puede ir modificando anualmente). El miedo al vecindario sigue siendo una constante del gobierno municipal.

Políticos de secano

Juan Andrés de Gracia | 18 de abril de 2012 a las 20:09

Hace dos-tres años, sufrimos en nuestra ciudad algunas de las inundaciones más importantes conocidas. A muchos, les trajo a la memoria como se tuvieron que construir los barrios de Cañero o de Fray Albino, los murallones del río o los “albergues provisionales” de Moreras y Palmeras, como consecuencia de otras inundaciones históricas sucedidas en Córdoba durante el siglo pasado. Pues ahora, casi nos alegramos de que haya sequía, porque la situación ha cambiado poco. Recordemos que el proceso de inundaciones tuvo, como casi todo, un origen multifactorial, a saber: un récord de precipitaciones intensas continuadas; una política de desembalses cuestionable; la existencia de parcelaciones ilegalmente permitidas en zonas inundables; un proyecto de encauzamiento del río a medio desarrollar, y unos arroyos que reivindican su espacio natural.

Sobre la cantidad de precipitaciones, poco podemos hacer, pues no está en nuestras manos, sino en los de la naturaleza. Lo que está claro, es que volverá a suceder dentro de algún tiempo, de forma suficientemente importante para no mirar a otro lado, si no queremos acabar lamentando vidas humanas. En cuanto a la política de desembalses, se ha cambiado el protocolo de actuación y se ha mejorado la política informativa al respecto. Los técnicos no se pueden justificar alegando que, teóricamente, el río tiene que estar libre de edificaciones. Sobre las parcelaciones ilegales del río, que visité y conocí en aquellos malos momentos, solo puedo decir que es una verdadera irresponsabilidad permitir su mantenimiento tal y como están. No es un derecho individual ni colectivo construir donde a uno le plazca, y no se puede permitir el populismo de nuestra clase política, que se ve incapaz de dar una solución, por muy difícil que parezca. Aquí no hay partido que se salve, puesto que todos miran a otro lado, y no asumen que, o se les busca una forma de legalizarlas, o hay que tirarlas.

Sobre el proyecto de encauzamiento, hay que recordar que fue la gran obra que el gobierno Aznar hizo en nuestra ciudad, aunque solo fuera en su primera fase. Aprovechando el proyecto existente, acordó invertir unos 4.000 millones de pesetas, que se gastaron entre el puente del ferrocarril y Casillas. Nadie, ni siquiera la neosocialista Aguilar, sacó del cajón las siguientes dos fases del proyecto. El Cecoalcalde Nieto defendió la inversión en la oposición, pero ahora entiende que no puede exigir a Marianico Rajoy tal esfuerzo. Mientras, Aena ha levantado una escollera para evitar, en la medida de lo posible, que las instalaciones se inunden cuando el aeropuerto esté en funcionamiento de nuevo.

Por último, los arroyos contribuyen a multiplicar los efectos de las inundaciones debido a que no pueden desaguar, se colpasa su cauce y acaban desbordándose en sus tramos medio y bajo, afectando a numerosas zonas urbanas o urbanizables. Hay que recordar que nuestra ciudad ha tenido tres crecimientos en los últimos veinte años. El primero, el propiciado por el PGOU de 1986 y ello obligó a bucar solución a arroyos como el de Arroyo del Moro o el de San Cristóbal. Luego, ha estado el crecimiento en marcha del PGOU de 2001, que tiene que dar solución a otro números de arroyos como el de Rabanales, o el de Turruñuelos. El tercer crecimiento es el generado por las parcelaciones ilegales, que pone en cuestión un número importante de arroyos (Mesonero, Hormiguita, …). La Confederación Hidrográfica (ya sea en su dependencia estatal o autonómica) se desentendía porque están en zona no habitada; el ayuntamiento, por falta de competencias en las zonas que no son urbanas o urbanizables.  La CHG llegó a imponer al ayuntamiento multas cada vez que se le ocurría limpiar un arroyo, ante la inacción de la propia Confederación.

Finalmente, para dar solución a estos arroyos, se llegó a un acuerdo entre la CHG y el ayuntamiento. Todos los partidos políticos, todos, celebraron el acuerdo, porque permitía eliminar muchos peligros para miles de convecinos. Ese es el convenio que ahora Maquiavelo Torrico ha asumido como ejemplo de la “herencia” envenenada. En cuanto a ello, lo primero que tenía que haber hecho es felicitarse porque se haya invertido en una docena de arroyos como exigían. Luego, debería haber reconocido que el gobierno saliente dejó partida presupuestaria para pagar su parte en el convenio, aunque es cierto que no la había hecho efectiva, de lo que era conocedor. Por último, tiene plena razón si ahora la Confederación pretende cobrar al ayuntamiento más dinero, para lo cual tendrá que demostrar que existía compromiso de ello. Es posible que, con las inundaciones presentes, el “profe” Ocaña y Tintín Tejada se comprometieran con la Confederación a asumir otras obras mediante una ampliación del convenio pero nunca se aprobó. Que lo aclaren, pero que no se use todo demagógicamente.

Miedo al vecindario

Juan Andrés de Gracia | 13 de abril de 2012 a las 13:40

A los “19 escalones” ya les sobra el vecindario, como a “Manostijeras” Rajoy la prensa o a “Espe” las autonomías. Durante sus años de oposición, los “peperos” alentaban de forma constante y alegre a que, cualquiera que tuviera una queja, se presentara en el Pleno a protestar. Aún recuerdo a alcaldes y concejales de otros tiempos saliendo como podían del ayuntamiento, ante la presión de ambulantes, taxistas, parcelistas, … Ahora que han llegado al poder, “los 19 escalones” limitan la asistencia a los plenos para perpetrar sus recortes ciudadanos sin testigos. Van a exigir hasta el carnet en la boca, y no me extraña que acaben cacheando al que quiera ver a los concejales en el pleno, que, recuerdo, según la ley, tiene que ser abierto.

La intención es clara, evitar que los parados, funcionarios despedidos, vecinos agraviados, puedan quejarse de la falta de cumplimiento de las promesas electorales. Y es que cuando la derecha toma el poder, que piensa que siempre debe ser suyo, ya le sobra la democracia. Cuentan con el apoyo del socio Gómez, porque el otro día lo paso mal cuando le exigían que pagara su multa. Ahora resulta que el campechano malayo no ve mal  que se impida al pueblo, al que dice representar, que pueda ir a verle lo que dice y lo que hace.

Muy pronto, los “peperos” demuestran que la democracia es algo que les cuesta practicar. Con lo que se divertían la “Benefactora” Córdoba o “Duracell” Rojas llevando gente al Pleno para que le chillaran e insultaran a Rosa y compañía. Cómo se dirigía el Becario Bellido o Maquiavelo Torrico al plenario lleno de reivindicadores, muchos ellos militantes del PP. Ahora, no soportan que se lo hagan a ellos, que para eso son de derechas. El ayuntamiento se convierte así en un búnker donde refugiarse, solo para los cercanos, olvidándose de que es un derecho del vecindario poder controlar lo que hacen sus representantes.

En estos días, desde el gobierno de “Manostijeras” Rajoy se propone que se pueda encarcelar a quien se manifieste y se considere que ha provocado una algarada, en contra del dereeho constitucional a la manifestación y a la reunión. Ahora, el joven Nieto se atreve a entender que el salón de Plenos es como el salón de su casa, limitando quien puede entrar. Espero que no se les ocurra proponer que a los ciudadanos se nos instale un chip, como a los perros, para así poder tenernos controlados a distancia y suene una alarma cuando entremos al ayuntamiento. Solo les falta cobrar una tasa por asistencia.

La izquierda ya obligó a que los plenos fueran por la mañana, dificultando la posibilidad de asistencia, pero al menos decidió que se televisaran las sesiones y se aprobó un reglamento de participación ciudadana que permite participar en ellos para defender posiciones vecinales. La limitación y control de asistencia que ahora ha aprobado el joven Nieto, va en sentido contrario, y además han tenido la desfachatez de argumentar que solo aplican una norma de evacuación del gobierno anterior. Como sigan así son capaces de impedir que asista la oposición porque las puertas de salida son estrechas.

Sin duda, el vecindario debe rebelarse y forzar la asistencia mayoritaria al Pleno. Debe hacerlo respetando su celebración. No me parece adecuado que se interrumpa a los concejales cuando intervienen, y menos que se les impida llevar a cabo su labor, pero ello no significa que se ponga “numerus clausus” a los asistentes al Pleno. Por cierto, tendrán que decidir si para entrar se hará como en la pescadería o en la carnicería, teniendo que pedir la vez. Lo mismo el vecindario se ve obligado a acampar en Capitulares la noche anterior para asegurarse un buen puesto.

Por una ikastola andaluza

Juan Andrés de Gracia | 6 de abril de 2012 a las 13:46

Prácticamente, han coincidido en el tiempo dos decisiones “peperas” sobre las escuelas infantiles. Por un lado, la propuesta de sacar a gestión indirecta la escuela infantil municipal dentro del plan de ajuste del becario Bellido, aprobado para los próximos diez años; por otro lado, la eliminación, por parte del gobierno de “Manostijeras” Rajoy, del programa Educa3, por el cual, se pretendía la extensión de escuelas infantiles públicas para el tramo 0-3 años. Sin duda, revelan un ideario contrario a la escuela pública, a la conciliación familiar, y a todo a lo que huela a vasco. Empiezo por reconocer que el PP toma estas decisiones desde la legalidad de sus mayorias absolutas en el gobierno de España y de Córdoba, pero desda la falta de legitimidad, al no estar incluidas en sus programas electorales, e incluso ser contrarias a ellos. Por esa razón, la toma de esas decisioones debería ir precedida de un debate público sobre su aceptación social, a no ser que entendamos que el que gobierna tiene una patente de corso para hacer y deshacer, sin tener que dar explicaciones al vecindario.

En lo que respecta a la escuela infantil municipal, no es nuevo que se estudie desde el ayuntamiento su cambio de gestión. Todos los gobiernos municipales han considerado que no tiene sentido mantener una sola escuela infantil y que debería formar parte de la red pública andaluza. La escuela infantil municipal tiene como antecedente “La gota de leche”, posteriormente, transformada en “Guardería municipal”, y, es en los últimos veinte años, cuando ha pasado a ser Escuela Infantil. Eran tiempos en los que la escuela pública sólo ofrecía sitio a niños de cinco años, más tarde, a los de cuatro y, actualmente, hasta los 3 años. Desde Izquierda Unida, se defendía el ciclo 0-6 años, por lo que encontraba razones ideológicas para mantenerla. Inlcuso, en 1995, incluyó en su programa la municipalización de la educación infantil, y la creación de una red local, lo que nunca pasó de ser una idea.

Se intentó varias veces concertar la escuela con la Junta de Andalucía, pues, al fin y al cabo, cubre una demanda en la zona del Casco, pero se chocó con problemas administrativos y políticos. Por esa razón, se decidió invertir en su reforma y mantener su funcionamiento. Durante el gobierno del “engominado” Merino, se intentó también el concierto con la Junta y se valoró el cierre de la misma, pero al final se llegó a un acuerdo para su mantenimiento, ayudados por la superación de la crisis económica que aconsejaba dejar servicios. Lo cierto es sigue sin tener sentido mantener la escuela infantil financiada, exclusivamente, por el ayuntamiento, y que se debería conseguir el concierto con la Junta, o su transferencia a la misma. Si esto se consigue, no es necesario externalizar el servicio, pues el coste para el ayuntamiento se reduciría notablemente.

Aquí es donde enlazamos con la apuesta por la escuela privada de los “peperos”, y la decisión de no extender la escuela pública de 0-3 años que ha adoptado el gobierno de España. No falta nunca el Partido Popular para reivindicar, ante la Junta de Andalucía, el concierto de todas las plazas que sean necesarias en escuelas privadas. Siguen el modelo de Madrid (Botella tras Botella), donde la escuela privada concertada llega a ser el 50%, frente a Andalucía donde no pasa del 20-25%. Y, en época de recortes, debe quedar claro que, cada euro gastado en la escuela privada, es un euro que se quita a la escuela pública, y es esta la única que asegura la verdadera libertad de acceso a la educación y la igualdad de oprtunidades. Los dos modelos pueden convivir, pero desde la preferencia por el sistema público y la limitación de gasto en la privada.

Abandonar la extensión de la red pública de escuelas infantiles de 0-3 años, es eliminar un recurso básico para el acceso de la mujer al trabajo, y para la organización familiar de las personas que no pueden pagarse un centro privado. Y, lo que ya es inadmisible, es que se intente ofender a la izquierda cordobesa hablando de que pretende una “ikastola”. Como sucedió al presentar el recurso contra San Sebastián por ser nominada como Capital Cultural de Europa para 2016, solo por ser vascos y estar gobernados, por decisión democrática, por Bildu, ahora se vuelve a usar “lo vasco” como sinónimo del “enemigo” o de “algo a vencer”, “sin derecho a existir”. Mucho tendríamos que aprender de como funcionan las ikastolas vascas y de la calidad de enseñanza que acreditan, lo hagan en vasco o en arameo.

El Cecogobierno en crisis

Juan Andrés de Gracia | 5 de abril de 2012 a las 13:15

La imposibilidad de que el señorito candidato Arenas gobierne la Junta de Andalucía, y los raquíticos e injustos presupuestos de inversión estatal de 2012 para Córdoba, han hecho entrar en crisis al Cecogobierno, que había tomado el poder en la ciudad ante la debilidad del gobierno de los “19 escalones”. La primera víctima de estos últimos acontecimientos es, de nuevo, el Centro de congresos “versus” convenciones, usado como arma electoral por los “peperos”, y ahora falto del consenso necesario para desarrollarse. El Centro de congresos de Miraflores, porque el joven Nieto ya se ha comprometido tanto con su no construcción, que es imposible que dé marcha atrás, que para eso es alcalde, y se encarga de poner condiciones cada vez más imposibles de cumplir; el Centro de convenciones, porque encuentra, por ahora, la oposición del PSOE y de IUCA, entre otras cosas, por ser una operación especulativa que rompe el PGOU, cocinada a sus espaldas.

Las dos portavoces del Cecogobierno han tomado posiciones diferentes. Por un lado, el Masa Carreto, que se ha visto sorprendido de que desde el gobierno de España, a pesar del compromiso del “noqueado” Arenas y de “Manostijeras” Rajoy, no se haya incluido ni un euro para el nuevo proyecto ideado por ellos, y, además, se hayan dejando en el limbo los últimos 3,5 mll de euros previstos por ZP para el Centro de Congresos. Por otro lado, el joven Nieto, rodeado de la guardia pretoriana de diputados y senadores del PP, para no pasar el mal trago a solas, ha improvisado que todo está pendiente de saber cuánto va a poner la Junta, y del grupo de expertos que quiere constituir para hablar de la gestión del proyecto. O sea, que él, solo, sin consultar a nadie, decide romper el consenso sobre Miraflores para, ahora, cuando los suyos le tuercen sus previsiones, buscar culpables externos. Incluso, han llegado a regodearse por anticipado de que la Junta tendrá que realizar recortes, ante la menor aportación del estado a sus cuentas, sin darse cuenta de que, al final, esos recortes son para el vecindario.

Lo más curioso es que hay dos voces por ahora discordantes. La primera, la del presidente de la Cámara de Comercio, el pragmático Fernández de Mesa, que ayer volvió a defender el Centro de congresos en Miraflores, por ser lo mejor económicamente para la ciudad. Con ello, da voz a los empresarios de la hostelería o del comercio que no han entendido que el Masa Carreto, siguiendo intereses especulativos, apostara por el Pabellón de Cajasur, rompiendo diez años de trabajo. Hay que recordar que la mano derecha del actual presidente de Asaja, es ahora el Primer teniente alcalde del gobierno de la “Casa de los muchos”, el liquidador Navas, con lo que puede ser que el joven Nieto haya encontrado oposición interna a sus planes.

La segunda voz, es la que no se ha escuchado, la del subdelegado de gobierno Primo de Jurado, que ha evitado hablar hasta que desde Madrid, o desde la sede de Génova, se aclaren. Lo lógico es que él hubiera presentado las cuentas y no que lo hiciera el joven Nieto, pero está claro que el PP cordobés ha entendido que, si dejaba hablar al gobierno, lo único que podría decir es que Córdoba sale mal parada de las cuentas estatales, y que el año que viene puede ser peor, cuando venga el próximo recorte. En estos días, el joven Nieto intentará conseguir compromisos para demostrar su peso dentro del partido, pero chocará con todos sus compañeros de otras provincias haciendo lo mismo, por lo que la labor es difícil. No se le debe olvidar que Manostijeras Rajoy ya dejó de aportar a la ciudad los 3.000 millones de pesetas que prometió cuando era Ministro del gobierno Aznar, por lo que ya está acostumbrado a decir y no hacer.

En cualquir caso, el portavoz empresarial del cecogobierno, Masa Carreto, ha alumbrado el camino a seguir como estrategia para la ciudad. Ha propuesto que el gobierno se olvide del proyecto de la Biblioteca Provincial, por no “ser productivo”. Aquello de Capital Cultural, que se auspició desde la propia Ceco, ya es un proyecto el pasado y ahora toca lo que genere plusvalías a corto plazo. O sea, que si apuesta por el Centro de convenciones, abandonando Miraflores, es, simplemente, porque se le sacará más rendimiento económico, lo que no sabemos aún es para quien. Bueno, para BBK-Cajasur, sí, y para el Parque Joyero, también, ahora solo falta identificar al resto de interesados urbanísticos (Gómez tiene por allí las Naves, Prasa tiene el suelo que compró al Parque Joyero, …) ¿Por qué nuestra ciudad choca siempre con los mismos intereses, una y otra vez?

Córdoba pendiente de Andalucía

Juan Andrés de Gracia | 1 de abril de 2012 a las 19:13

Las negociaciones que se están entablando para formar gobierno en Andalucía son  importantes para nuestra ciudad y provincia. Como la opción de gobierno de concentración no me parece viable, tendremos que centrarnos en la posibilidad de llegar a un acuerdo entre PSOE e IUCA, ya sea de gobierno, de investidura o de legislatura. Es cierto que la pérdida del gobierno municipal por parte de IUCA sitúa a nuestra ciudad al mismo nivel que el resto de ciudades grandes de Andalucía, esto es, gobernadas por el Partido Popular, por lo que difícilmente habrá un trato de favor hacia nosotros. La verdad es que haber estado gobernados por IUCA nunca nos dio ninguna ventaja, y ahora que podíamos estar bien situados, ha pasado la ocasíón.

La negociación va a estar condicionada por el escenario de crisis y por los necesarios recortes que, desde Europa y Madrid, se imponen a Sevilla. El presupuesto andaluz para este año preveía un escenario de crecimiento que ya no se va a dar y, el presupuesto de Manostijeras Rajoy significa un descenso importante en las aportaciones de fondos que llegan desde el gobierno central (Veáse recorte en Dependencia, por ejemplo). Si a todo esto le sumamos los conflictos que empiezan a producirse entre el gobierno andaluz y el central, que ha tenido su último episodio en la subasta de medicamentos, y que se prevé que se incremente exponencialmente, el margen para gobernar se estrecha.

Pero ello no puede ser obstáculo para que Córdoba sitúe sus necesidades, en este caso, sin excesos. En este sentido, lo primero que debe asegurar el nuevo gobierno será el mantenimiento del estado de bienestar. La educación y sanidad, especialmente, las públicas, y los programas sociales, donde destacan las pensiones no contributivas, los servicios comunitarios y la ley de dependencia deben mantenerse en niveles de calidad suficiente. En lo que respecta a inversiones, es necesario poner en funcionamiento el CARE Noreña, y terminar los centros de salud en construcción o reforma (Huerta de la Reina, Sector Sur, …), además de continuar el Plan de Modernización integral del Hospital Reina Sofía. En educación, es importante terminar las obras del Conservatorio de Danza y poner en construcción el Instituto de Miralbaida, prometido desde 1998.

De forma singular con nuestra ciudad, debe mantenerse la apuesta por la cultura como elemento estratégico. En este sentido, el inmediato funcionamiento del C-4 debe contribuir al equilibrio de la ciudad entre Norte y Sur. Como copropietaria de la Orquesta de Córdoba hay que darle estabilidad y solucionar, de una vez por todas, su sede y auditorio. Unido indisolublemente a este objetivo, está mantener la aportación para el Centro de Congresos en Miraflores, 18 millones de euros, evitando participar en el proceso especulativo abierto para cambiarlo por el “Pabellón BBK-Cajasur”. En la otra orilla, esperamos que en breve se acaben las obras de recuperación de la Ribera y entorno del Puente Romano, con el Centro de Visitantes como mascarón de proa. Las tres actuaciones se sitúan en el entorno del río y lo revalorizan como espacio de vida.

En cuanto a infraestructuras de comunicación y transporte, vuelvo a insistir en la necesidad de replantearse la inversión en la Ronda Norte, que es de dudosa necesidad y producirá efectos perniciosos medioambientales para la calidad de vida en la ciudad.  Sí sería bueno que se mejorara toda la Carretera de Palma del Río hasta Almodóvar, incluyendo la variante de Villarrubia, y que se trabaje en el Consorcio de Transporte para dotar a Córdoba de un servicio de cercanías ferroviarias. Mantener el proyecto logístico para Córdoba, requiere potenciar el Centro de Transporte de Mercancías, y unirlo con la estación de clasificación de mercancías del Higuerón. Del tranvía pueden olvidarse por ahora, pues no es ninguna prioridad.

Por ultimo, sin ánimo de agotar las prioridades, ya no he planteado la construcción de la Ciudad de la justicia, pues teóricamente el contrato está firmado y ya no debe pararse. Sí creo que no es una necesidad la Torre de Poniente, a pesar de que se busquen sistemas de financiación pública-privada. Es más interesante que apuesten por nuestro patrimonio, mediante la potenciación social de Medina Azahara. En cuanto a la ordenación urbanística, hay que aprobar el POT, que nos define como zona metropolitana, y colaborar en poner orden en las parcelaciones que reúnan las condiciones objetivas necesarias. Aquí espero que mantengan la seriedad con las Naves de Colecor, que se traduce en permitir su legalización parcial. En cualquier caso, habrá que estar atento a la negociación abierta, a la que deseamos acierto y que sepen leer lo que el vecindario andaluz votó.

Semana de pasión municipal

Juan Andrés de Gracia | 29 de marzo de 2012 a las 12:05

Anunciaba en una entrada. hace unos días, que esta semana sería decisiva para Córdoba, ciudad y provincia, y para el gobierno municipal de los “19 escalones”. Hasta ahora, las elecciones andaluzas y la huelga general de hoy, han supuesto que se den cuenta que el desgaste “pepero” va a avanzar más rápido de lo que pensaban. Las llamadas al sacrificio del vecindario están chocando con la realidad, ya de por sí, suficientemente dolorosa para gran parte de la población cordobesa. Y ahora toca que el joven Nieto desvele cuáles sus planes a corto y medio plazo, obligado por el plan de ajuste, a diez años vista, que debe aprobar mañana el pleno.

El sistema de pago de la deuda a proveedores, impuesto por el gobierno de Manostijeras Rajoy, es, intrínsicamente, un arma para estrangular a los ayuntamientos, con la excusa de evitar el déficit público. En nuestro caso, todos reconocen, excepto cuando toca intoxicar a Maquiavelo torrico o al Becario Bellido) que las facturas pendientes del ayuntamiento de Córdoba, en torno a 23 millones de euros, suponen una cantidad razonable en comparación con el de ciudades de nuestro entorno, incluso las gobernadas desde hace años por el PP. Sólo hay que mirar al ayuntamiento de Granada, que casi cudriplica la cantidad. Si tenemos en cuenta que, en la mayor parte de los casos, las facturas no pasan de seis meses de antigüedad, la situación se hace aún más favorable a la herencia recibida.

Pues bien, el plan de ajuste preparado conlleva una subida muy importante de los ingresos a través del incremento del IBI urbano mediante una revisión catastral (que llegaría en el peor momento) e incremento general de las tasas, así como a la extensión del copago en muchos servicios municipales.  Se anuncia que la reducción de la presión fiscal solo será posible a… ¡medio plazo! La reducción de gastos ya no pasa por la austeridad, sino por la reducción de las partidas de personal, que solo es posible de dos formas: o mediante rebaja de salarios o mediante despidos y reducción de contrataciones.

En lo que afecta a servicios municipales, se opta por la externalización de los mismos, que solo supondrá ahorro si apareja una reducción, como siempre, de personal. Eso solo significa incoporar al frente de la Escuela Infantil o de la Residencia de Ancianos de empresas que, para llevarse un beneficio, han de sacarlo de la reducción de los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores que contraten, además de conseguir que se pague por el servicio sustituyendo la subvención del mismo. Tengo claro que no serán los únicos servicios que pasen por esos procesos, y que se va a contar con la oposición sindicial para llevarlos a cabo.

En cuanto a las empresas municipales, parece desecharse el “holding” prometido para Emacsa, Aucorsa y Sadeco, y solo se apuesta por el desarrollo de gestiones comunes que puedan suponer ahorros en compras, servicios, etc. Diferente es para Cecosam, donde inician su camino privatizador, mediante la venta de acciones. Teniendo en cuenta las limitaciones del mercado por razones obvias (descenso de la mortalidad), no se oculta que a la empresa que le interesa comprarlas, será para ganar dinero, lo que solo se podrá conseguir cobrando más o rebajando gastos mediante reducción de personal y salarios, especialmente. El sector privado local de los tanatorios actúa en régimen de monopolio, por lo que la empresa solo puede subsistir si es competitiva, y ya sabemos lo que ello supone.

Respecto a los organismos autónomos (Gerencia, IM Deportes, IMDEEC), la propuesta va en la misma línea, puesto que la recuperación de la municipalización del servicio, presentada como alternativa al coste salarial, solo busca ahorrarse los costes del personal laboral. De no hacerse así, el ahorro en costes será insuficiente para lo que pretende el plan de ajuste. Queda claro, que la nueva reforma laboral permite a las instituciones públicas despedir con 20 días por año trabajado, solo por tener una reducción de ingresos durante dos trimestres, y no hay entidad municipal que no cumpla ese ratio. Por tanto, estamos en la antesala de ERES municipales. No hay ni que decir el conflicto social que se avecina.

Esta peculiar Semana de Pasión municipal, previa a la que le gusta disfrutar al joven Nieto de Semana Santa, continuará mañana con la liquidación municipal, que generará un déficit que podría superar los 20 millones de euros. Ello obligará a reducir el presupuesto actual en esa cantidad, con lo que los recortes volverán a estar de actualidad en el ayuntamiento de Córdoba. Tan sólo faltará que Látigo Soraya anuncie el viernes los presupuestos municipales, y ya sabemos, por lo que van anunciando, que significará que la Semana de Pasión no termine con ningún Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección, sino con un descenso a los infiernos.