Archivos para el tag ‘Rafael Navas’

Hablando claro: Municipalización no, cierre y despidos

Juan Andrés de Gracia | 9 de mayo de 2012 a las 19:33

En su afán por inventar un nuevo lenguaje para que nadie se entere de lo que pretenden, que comenzó llamando “congelar impuestos” a incrementar el IPC, para ocultar que se incumplía la promesa de no subirlos, ahora la moda es el verbo “municipalizar”. Se usa este término por sesudos técnicos, y no menos experimentados políticos, para ocultar que lo que se pretende es, lisa y llanamente, recortar gastos de forma abrupta, y despedir a empleados públicos de distintos servicios municipales. Para que se entienda, “municipalizar un servicio” es, salvando la diferencia de la administración pública, igual que “nacionalizar”. O sea, que si siguen usando este término, el pluriempleado Nieto va a ser confundido con Cristina Fernández de Kirschner o con Evo Morales.

La legislación local llama “municipalizar” a la decision de ejercer actividades económicas por los ayuntamientos, en régimen de libre concurrencia o en régimen de monopolio. Para entendernos, es lo que se hizo con la actividad de transporte urbano que existía en Córdoba, realizada por una empresa privada, en época predemocrática y que, bajo la iniciativa del añorado Villegas, pasó a ser una actividad que se realizaría por el ayuntamiento de Córdoba en régimen de monopolio, esto es, que ninguna empresa privada la puede ejercer compitiendo con el ayuntamiento. Otro ejemplo a recordar, fue cuando el ayuntamiento decidió, en los años ochenta, ejercer la actividad de promoción de viviendas por Vimcorsa, en régimen de libre concurrencia, esto es, compartiéndola con la iniciativa privada. Siguiendo este razonamiento legal incuestionable, la Gerencia de Urbanismo, el IMDECOR o el IMDEEC, que no son actividades económicas privadas, no se pueden municipalizar, y decirlo es intoxicar y engañar.

Los tres organismos autónomos citados son servicios absolutamente municipales, El primero, el de urbanismo, obligado por ley, y, los otros dos, el deportivo y el de promoción de empleo y desarrollo económico, elegidos voluntariamente por el municipio, que se ejecutan en forma de gestión directa. Que sean organismos autónomos, es una decisión que adoptó el ayuntamiento, en busca de una más amplia autonomía y flexibilidad de gestión, mejora de la eficacia del servicio y búsqueda de más ingresos. O sea, es una descentralización de la prestación del servicio municipal, exclusivamente, porque la propiedad de los tres organismos es cien por cien municipal, y la dirección última de los mismos, también. Otra cosa, es que se permita participar a otros en la toma de decisiones, nombrando en su consejo rector a representantes de entidades sociales, económicas o del sector para ser más eficaces.

Lo que ahora se pretende, al promover su pase al ayuntamiento es, pues, centralizar de nuevo el servicio, con la primera consecuencia de que su órgano director volverá a ser la Junta de Gobierno Local, formada, íntegramente, por los peperos de “La Casa de los Muchos”. La oposición quedará para su control en comisión y pleno, y, para el vecindario, el seguimiento por los medios de comuniciación. Los tres servicios empezaron siendo servicios municipales centralizados, hasta que se decidió crear el Patronato de deportes (actual IMDECO) en los años ochenta; la Gerencia de urbanismo, con las competencias de planeamiento, fundamentalmente, pero sin el servicio de proyectos ni de licencias (hoy ya integrados en el mismo, lo que realizó, curiosamente, Tristón Martín en la época del engominado Merino); y el Instituto de Desarrollo Económico y Empleo (sobre lo que era la Agencia de Desarrollo Local y Servicio de Empleo), hace solo una década. Ninguno de los tres organismos han sido nunca cuestionados como tales, sí sus dirigentes, por el PP.

La comisión creada ayer por el Pleno municipal, formada por un batiburrillo de técnicos, políticos y directivos, tiene, pues, como misión demostrar que, para el ayuntamiento, es más beneficioso disolver los organismos y recuperar la centralización del servicio. Para ello, tendrá que demostrarse la mayor eficacia y eficiencia del servicio centralizado frente la descentralización actual, y decidir qué pasará con su patrimonio, su personal, su situación económica, … Pero eso sí, al final hay que producir un ahorro. Por eso, no entiendo qué hacen allí los representantes de la oposición, puesto que la comisión es, exclusivamente, para cerrar los organismos, despedir a empleados públicos y ahorrar dinero. Los directivos y los técnicos municipales van a trabajar a las órdenes del gobierno local del que dependen, y al que se deben dentro de la legalidad. Por tanto, sus propuestas van a ser las que decidan el tóxico Torrico, Tíogilito Bellido y la fiera Sola, además de Especulaciones Martín y AgroNavas. La única opción de que no se disuelvan los organismos, es que se castren voluntariamente, y eso duele. Es un proceso similar al que llevó, en 1996, a Aucorsa a firmar el contrato-programa para 12 años, ante la amenaza de su privatización. ¿Es que IUCA y PSOE están de acuerdo con el PP? Sí hubiera sido más oportuno que estuvieran presentes los sindicatos, ya que les va mucho en las decisiones que se adopten y que, luego, el PP podrá aplicar con su mayoría absoluta.

Gobierno municipal: 2ª parte

Juan Andrés de Gracia | 8 de mayo de 2012 a las 19:43

A la par que el gobierno de los “19 escalones” estaba reunido escuchando la remodelación de gobierno, publicaba ayer la entrada sobre la necesidad de esa remodelación. Les aseguro que la coincidencia temporal se debió, exclusivamente, a eso, al azar, eso sí, basado en un análisis de la situación del ayuntamiento que pedía a voces los cambios. Desde luego, por mucho que se empeñe Maquiavelo Torrico en hablar de que esta remodelación estaba anunciada, la realidad, que se puede comprobar en la hemeroteca, es que solo se hablaba de “breves retoques” motivados por la entrada de Culebrón Pedraza. Al final, no solo ha habido cambios de delegaciones, sino de la misma estructura de gobierno, lo que refleja que, la existente hasta ahora, se ha demostrado ineficaz en gran medida, y que la Casa de los Muchos (eso de ser el gobierno más extenso de la historia de la ciudad), provoca disfunciones al atomizar la toma de decisiones. En una entrada antigua ya me mostré favorable a que se renunciara a los nombramientos por Ley de Grandes Ciudades por innecesarios.

Por tanto, mi primera impresión no puede ser sino positiva, por el hecho de que se intente enderezar un barco que navegaba a la deriva. Ahora, solo les falta reformular el programa de gobierno, puesto que el electoral ya no es válido, ante su incumplimiento continuo, que se hará evidente cuando se cumpla un año de gobierno local. Maquiavelo Torrico intoxica y confunde cuando reclama, de nuevo, el empleo como el motivador de esta crisis de gobierno. La importancia que se le dio a la reducción de áreas queda ahora corregida, al aumentar de cuatro a cinco, lo que se acompaña con la desaparición del invento de los “órganos colegiados” por alegales e inútiles. La lástima es que, lo que ha hecho el pluriempleado Nieto, es componer un puzzle para los retos inmediatos del próximo año, perdiendo la oportunidad de hacerlo para los tres que quedan de mandato.

El alcalde en prácticas, Nieto, ha dispuesto, como he dicho antes, cinco áreas, y ha puesto al frente de cada una a un miembro de su núcleo cercano. La primera, la de Presidencia, con Maquiavelo Torrico al mando. Con él, cuatro delegadas débiles: las recién llegadas Culebrón Pedraza y Verito Martos, así como la Benefactora Córdoba y la Periférica Ruiz. Lo más llamativo es la degradación de la ingeniera Ruiz, motivada por sus conflictos con el vecindario, quedándose con una delegación sin obras que hacer. Lo más provocador es el nombramiento de Miss Pedraza al frente de Igualdad, que imagino no ha sido nada bien recibido por los colectivos de mujeres. A la ociosa Córdoba, se le obliga a trabajar algo, al ponerla al frente de Participación, justo cuando tiene levantado el movimiento ciudadano.

El área de Hacienda acoge a Duracell Rojas y recupera a la hiperactiva Sola, bajo el mando del becario Bellido. Lo del Abuelo Rojas no deja de ser una jubilación anticipada, dedicado a los caracoles, la venta ambulante y las rebajas. Volver a poner a Sola, la fiera, al frente de Personal, significa la derrota de los modelos del liquidador Navas, por mucho que fuera asesorado por CECO. Se busca una persona que conozca la administración y que conozca cómo se negocia con empleados públicos. TíoGilito Bellido se queda, así, al frente del plan de ajuste, con una economía encauzada y pendiente de que no se le desmande la partida de personal.

El liquidador Navas ha pasado directamente al área de Promoción, donde su función va a ser más necesaria. Encargarle del des-empleo, es encargarlo de cerrar el  IMDEEC. Además, sigue con Cecosam en su camino hacia la privatización, y acoge al Reina Padre para tutelar el fin del IMDECO. Para endulzar la labor, se incluye a Sor Caracuel, convertida en Reina de las Fiestas, tras puentear a Fray Jaén; y a Bonachón Moreno Calderón, que continúa como un pelícano entre tanta gaviota. Dar a AgroNavas la competencia de Turismo, es reconocer que se va a centralizar toda la política turística en Diputación. La anécdota de Agricultura, es un capricho personal, por mucho que se venda el proyecto virtual de Agrópolis.

Pelotazos Martín encabezará el área de Urbanismo, y consolida sus competencias, olvidando el tripartito que formaba con Comercial Sousa y Primo de Jurado. La primera, continúa en el área, pero convertida en la sargenta Sousa, al frente de Seguridad, abandonando sus promesas de agilizar licencias. La superintendenta Tamayo se centra en el tráfico y Aucorsa, compensándola con una tenencia de alcaldía, pero siendo víctima de su mala relación con los sindicatos. Por último, se asila a Fray Jaén, convertido en el Florido Jaén, en una labor que se prevé, por suerte, sorda. Eso sí, se le reserva su penitencia gustosa: La Semana Santa.

Como área marginal queda el de Familia, pues, Mª Jesús, la Botellona, por razones de equilibrio interno, va a la Diputación, posiblemente, con puesto de vicepresidenta. Y la Glamurosa Arcas retorna a Educación, a pelearse con las peticiones de los colegios, tras una triste gestión al frente de Mujer, donde solo se le recuerda las subvenciones a entidades antiabortistas. Y eso que insisten en que mantienen el estado de bienestar. Habrá que ver si mejora algo tanto cambio.

Remodelación del gobierno municipal, ya

Juan Andrés de Gracia | 7 de mayo de 2012 a las 20:23

El pluriempleado Nieto esperaba la victoria en Andalucía para impulsar su labor de gobierno. Recordemos que, en plena campaña electoral, reveló algunas de sus mejores bazas: Centro de Convenciones, Metro-Tren, Proyecto Agrópolis, … Lo cierto es que, pasado el 25-M, estos proyectos se han adormecido y las únicas noticias de la Casa de los Muchos son las que se refieren al plan de ajuste-pago de proveedores y a las fiestas de la ciudad. Es significativo que el Cecogobierno se haya desinflado, casi por completo, tras no ganar el experto en oposición, Arenas, las elecciones. Primero, el Masa Carreto se desentendió del proyecto de Centro de Convenciones, chivándose de que era una idea del joven Nieto y, ahora, critica el cierre del IMDEEC sin ser siquiera escuchados.

Nieto, el del centro, no ha podido así enviar a algunos de sus compañeros de Capitulares a la Junta de Andalucía, siendo la excepción la Hippy Alarcón. Aún no ha cubierto su baja (parece que será mañana) y tampoco la de Primo de Jurado, tras su nombramiento como vocero del gobierno en la provincia. Todo hace pensar que, en estos días, anda más preocupado de estar en los cambios que pueda sufrir su partido en Andalucía, que en los problemas de la ciudad. En breve, la estrategia de gobierno centrada en la herencia tocará fin y parece que, lamentablemente, va a ser sustituida con el enfrentamiento partidista con la Junta de Andalucía. Pero no hay que olvidar que hay un proceso de reforma de la organización de la política urbanística, la de empleo y la de deporte, al margen de otras decisiones sobre servicios puntuales (grúa, escuela infantil, …). Para afrontar esos cambios, debería contarse con un gobierno fuerte que no se dedique, exclusivamente, a rebajar partidas sin ton ni son.

Solo hay que repasar los nombres de Comercial Sousa, Glamour Arcas, Verito Martos, la Botella bis o la Benefactora Córdoba para preguntarnos a qué se dedican. O recordar a Fray Jaén o Sor Caracuel empeñados en su mezcla de fiesta y religión. Reina padre, no sabe o no contesta, mientras otros mangonean el IMDECO, y Duracell Rojas se ha convertido en pensionista de primera calidad, tras decidirse el cierre del IMDEEC, mientras pega codazos para hacerse con el área de Turismo. La superintendenta Tamayo y el Bonachón Moreno Calderón intentan gestionar sus áreas, pero parece que cuentan con poco apoyo. La periférica Ruiz se aburre al no tener obras que acometer y, mientras, se pelea con el vecindario, y Tristón Martín sigue a las órdenes de lo que digan los empresarios, mientras paraliza todos los planes urbanísticos pendientes. Está claro que aquí todo se lo guisan y se lo comen Maquiavelo Torrico, el becario Bellido y el liquidador Navas, más algún asesor o directivo del segundo nivel.

El pluriempleado Nieto, si le dejan sus múltiples obligaciones, debería darse cuenta que, en un mes, habrá cumplido un año al frente del ayuntamiento, y que lo que era su prioridad, el empleo, no solo no ha mejorado, sino que ha seguido la pérdida de puestos de trabajo. Ni siquiera la apertura de Leroy Merlín. Primark y la inminente de Hipercor han conseguido evitar que superemos los 45.000 parados. Las estrategia de la ciudad en torno a la cultura, se ha deshecho tras no ser nominados para 2016, y el emblema de diez años, el centro de congresos, ha sido demolido antes de empezar a construirse. Los únicos instrumentos que teníamos para generar desarrollo económico (IMDEEC, Gerencia de Urbanismo y Procórdoba) están a punto de desaparecer. Y Vimcorsa, al ralentí, para que no se enfanden los constructores.

En esta situación, y con la perspectiva de tres años sin procesos electorales en la ciudad, es el momento de que reformule su proyecto de gobierno, si es que tenía uno, o, en caso contrario, que lo formule. Su antecesor, el engominado Merino, se encontró en este mismo periodo de gobierno con el préstamo sindicado de más de 30 millones de euros, al cambio; el descenso vertiginoso de intereses que le permitió renegociar préstamos; y la excepcionalidad de poder pedir un préstamo de 200 millones de euros, también al cambio, para cubrir deuda a corto plazo. Todo ello originó suficiente margen presupuestario y liquidez para invertir en todos los barrios, y para mantener la estructura municipal. Su problema era no tener mayoría en el pleno. Ahora, el gobierno local se ha encontrado con el “regalo” de permitirle pagar proveedores mediante endeudamiento a largo plazo, pero a cambio de reducir su capacidad de acción; se ha encontrado una ciudad poco reivindicativa porque los fondos FEILS, FEELS y Proteja, aunque los critiquen, resolvieron muchos de los problemas pendientes; pero no tienen margen presupuestario ni tesorería suficiente. Eso sí, cuentan con mayoría absoluta y UCOR de suplente. Es la hora, pues, de que actúen, de que dejen de buscar excusas y gobiernen.

El Cecogobierno en crisis

Juan Andrés de Gracia | 5 de abril de 2012 a las 13:15

La imposibilidad de que el señorito candidato Arenas gobierne la Junta de Andalucía, y los raquíticos e injustos presupuestos de inversión estatal de 2012 para Córdoba, han hecho entrar en crisis al Cecogobierno, que había tomado el poder en la ciudad ante la debilidad del gobierno de los “19 escalones”. La primera víctima de estos últimos acontecimientos es, de nuevo, el Centro de congresos “versus” convenciones, usado como arma electoral por los “peperos”, y ahora falto del consenso necesario para desarrollarse. El Centro de congresos de Miraflores, porque el joven Nieto ya se ha comprometido tanto con su no construcción, que es imposible que dé marcha atrás, que para eso es alcalde, y se encarga de poner condiciones cada vez más imposibles de cumplir; el Centro de convenciones, porque encuentra, por ahora, la oposición del PSOE y de IUCA, entre otras cosas, por ser una operación especulativa que rompe el PGOU, cocinada a sus espaldas.

Las dos portavoces del Cecogobierno han tomado posiciones diferentes. Por un lado, el Masa Carreto, que se ha visto sorprendido de que desde el gobierno de España, a pesar del compromiso del “noqueado” Arenas y de “Manostijeras” Rajoy, no se haya incluido ni un euro para el nuevo proyecto ideado por ellos, y, además, se hayan dejando en el limbo los últimos 3,5 mll de euros previstos por ZP para el Centro de Congresos. Por otro lado, el joven Nieto, rodeado de la guardia pretoriana de diputados y senadores del PP, para no pasar el mal trago a solas, ha improvisado que todo está pendiente de saber cuánto va a poner la Junta, y del grupo de expertos que quiere constituir para hablar de la gestión del proyecto. O sea, que él, solo, sin consultar a nadie, decide romper el consenso sobre Miraflores para, ahora, cuando los suyos le tuercen sus previsiones, buscar culpables externos. Incluso, han llegado a regodearse por anticipado de que la Junta tendrá que realizar recortes, ante la menor aportación del estado a sus cuentas, sin darse cuenta de que, al final, esos recortes son para el vecindario.

Lo más curioso es que hay dos voces por ahora discordantes. La primera, la del presidente de la Cámara de Comercio, el pragmático Fernández de Mesa, que ayer volvió a defender el Centro de congresos en Miraflores, por ser lo mejor económicamente para la ciudad. Con ello, da voz a los empresarios de la hostelería o del comercio que no han entendido que el Masa Carreto, siguiendo intereses especulativos, apostara por el Pabellón de Cajasur, rompiendo diez años de trabajo. Hay que recordar que la mano derecha del actual presidente de Asaja, es ahora el Primer teniente alcalde del gobierno de la “Casa de los muchos”, el liquidador Navas, con lo que puede ser que el joven Nieto haya encontrado oposición interna a sus planes.

La segunda voz, es la que no se ha escuchado, la del subdelegado de gobierno Primo de Jurado, que ha evitado hablar hasta que desde Madrid, o desde la sede de Génova, se aclaren. Lo lógico es que él hubiera presentado las cuentas y no que lo hiciera el joven Nieto, pero está claro que el PP cordobés ha entendido que, si dejaba hablar al gobierno, lo único que podría decir es que Córdoba sale mal parada de las cuentas estatales, y que el año que viene puede ser peor, cuando venga el próximo recorte. En estos días, el joven Nieto intentará conseguir compromisos para demostrar su peso dentro del partido, pero chocará con todos sus compañeros de otras provincias haciendo lo mismo, por lo que la labor es difícil. No se le debe olvidar que Manostijeras Rajoy ya dejó de aportar a la ciudad los 3.000 millones de pesetas que prometió cuando era Ministro del gobierno Aznar, por lo que ya está acostumbrado a decir y no hacer.

En cualquir caso, el portavoz empresarial del cecogobierno, Masa Carreto, ha alumbrado el camino a seguir como estrategia para la ciudad. Ha propuesto que el gobierno se olvide del proyecto de la Biblioteca Provincial, por no “ser productivo”. Aquello de Capital Cultural, que se auspició desde la propia Ceco, ya es un proyecto el pasado y ahora toca lo que genere plusvalías a corto plazo. O sea, que si apuesta por el Centro de convenciones, abandonando Miraflores, es, simplemente, porque se le sacará más rendimiento económico, lo que no sabemos aún es para quien. Bueno, para BBK-Cajasur, sí, y para el Parque Joyero, también, ahora solo falta identificar al resto de interesados urbanísticos (Gómez tiene por allí las Naves, Prasa tiene el suelo que compró al Parque Joyero, …) ¿Por qué nuestra ciudad choca siempre con los mismos intereses, una y otra vez?

Reforma administrativa “interruptus”

Juan Andrés de Gracia | 22 de marzo de 2012 a las 18:26

En su incansable labor de campaña electoral a la que está dedicado, el joven Nieto ha presentado la Fundación Agrópolis, rodeado de importantes referentes políticos, universitarios y económicos, aunque es una incógnita saber para qué va a servir. Con ello cumple una promesa electoral (loados sean los dioses) y ello siempre es positivo, pero, a la vez, incumple otra: la reducción de organismos municipales. A este anuncio, además, se une el de la próxima creación de una sociedad mixta que gestione el Centro de Convenciones. No hay que olvidar que estos entes mixtos deberán tener estructura propia (personal, recursos, …) si se quiere que sean operativos. Otra cosa es que, la recién anunciada Fundación Agrópolis, sea un cascarón vacío organizado a mayor gloria de Navas, el liquidador.

El trabajo encargado al supergerente 86 de la Gerencia de Urbanismo, Martínez “el bienpagado”, sobre la reducción de entidades municipales, en la línea que ha anunciado Manostijeras Rajoy y el propio señorito Arenas, no parece producir resultados. Sobre la unión de las empresas públicas de servicios que debería integrar a Sadeco, Aucorsa, Emacsa y Cecosam en una especie de holding, nada sabemos, y todas ellas continúan actuando de forma individual. Incluso la idea de ir a la unificación de convenios parece encontrarse en un callejón sin salida. La ponderada capacidad teórica del supergerente, parece chocar con la tozudez de la realidad, y desconocemos a qué dedica su tiempo. La sospecha de que esté preparando ERES a gogó, a mayor gloria de la reforma laboral, gana peso y preocupa a los empleados públicos.

Por otro lado, la unificación de las entidades dedicadas al urbanismo (Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa, Procórdoba), ha derivado en el anuncio de mantener a Procórdoba, usando el truco legal de pasarle las acciones de Vimcorsa para equilibrar su situación económica. La fusión de ambas parece alejarse, una vez que se ha aprobado una póliza de 18,2 millones de euros a nueve años vista, y se han presentado informes que hablan de la actividad de la empresa más allá de 2020. Incluso, se ha obviado, una vez más, el informe de la intervención municipal (a al que prometieron obedecer fielmente, y usaron como bastión contra el cogobierno saliente) que solicita que se replantee la existencia de la empresa, por falta de recursos para su supervivencia. Hay que reconocer que Procórdoba ha quedado con escaso personal y actividad, sin sede propia y se mantiene, casi exclusivamente, a niveles formales, pero sigue siendo la poseedora de los suelos municipales, por lo que su importancia sigue siendo alta. La duda recae sobre la capacidad de Vimcorsa de asumir, sin problemas para ella, la situación económica de Procórdoba una vez que esta se convierta en su propietaria.

Sobre los organismos autónomos, parece que seguirán trabajando separadamente, aunque tengan por encima una misma dirección general. Las mayores dudas recaen sobre el IMDEEC, debido a la causa general abierta a través de la comisión de investigación que sufre. Los continuos anuncios de judicializar la cuestión abierta no ayudan para nada. Pero el Gran teatro, el Jardín Botánico, o el Instituto de Deportes actúan con medios y fines propios, sin que parezca amenazada su continuidad, aunque sí la de su plantilla. No ha ocurrido igual con la Fundación sobre la Capitalidad, que ha quedado desmantelada, por mucho que se quiera vender que seguirá activa. También ha entrado ahora en cuestión el Consorcio de Turismo, especialmente, tras las noticias de prensa relativas a la gestión empresarial de su presidente, Vicente Carmona. No deja de ser extrañamente curioso que, cuando se han decidido a cargarse el Centro de Congresos de Miraflores, y se promociona un virtual Centro de Convenciones, se haya filtrado información contra él que, además, es el gestor del actual Palacio de Congresos. La próxima salida del gobierno municipal de la hippy Alarcón y la falta de apoyo expresada por el joven Nieto a Carmona, pintan un escenario de preeminencia del empresariado constructor (leáse Massa Carreto) al hostelero (difícil papeleta para el reelegido Toni Palacios). De hecho, no se oculta el malestar, en toda la hostelería de la zona del Casco, sobre la decisión del Cecogobierno de mandar al extrarradio el Centro de Congresos. Pero nadie se atreve a polemizar por temor a represalias. ¿Habrá sido una la de Vicente Carmona?

 

El Cecogobierno manda pero no gobierna

Juan Andrés de Gracia | 21 de marzo de 2012 a las 18:30

Que Córdoba ha sido considerada como avanzada en democracia participativa local, no es ninguna novedad. Que en los mandatos del engominado Merino y los de la conversa Aguilar se dilapidaron esos avances, tampoco. El exalcalde “pepero” intentó cargarse el modelo de participación (llegaron a declarar ilegales los consejos de distrito), pero su minoría en el salón de Plenos, le aconsejó a aceptarla y a convertirla en parte de su estrategia, en un trabajo donde destacaron Tristón Martín y Sor Caracuel. En lo que respeta a la exalcaldesa, pervirtió la filosofía participativa usándola como coartada de su falta de modelo de ciudad, y como aliado forzado de sus fracasos. El último invento, los presupuestos participativos, acabaron con la credibilidad que tenía Izquierda Unida en todo lo referente a participación, y que tanto trabajo y tiempo tardó en consolidar.

En cualquier caso, el joven Nieto, ganó las elecciones con un programa electoral donde defendía la potenciación, mediante su reforma, de los mecanismos participativos, pero en ningún caso su ninguneo. Con todo, lo mas grave es que se ha empezado a usar a la prensa y a foros no municipales como lugares donde presentar las iniciativas de gobierno. El mensaje es claro: tenemos mayoría absoluta para decidir, por lo que no necesitamos la opinión de nadie, y mucho menos de los órganos ciudadanos. Con esa actitud, se convierte a la democracia en una dictadura que dura cuatro años, y se devalúa la calidad y el consenso democráticos. Alguien argumentará rápidamente que para eso se les ha votado. Pero no es verdad. Han subido impuestos, han acabado con el Centro de Congresos, apuestan por Cruz  Conde peatonal, ponen en peligro los puestos de trabajo municipales o han vaciado la estrategia consensuada sobre la cultura, que eran asuntos que no estaban en el programa electoral. Por eso, se debía contrastar con el resto del Pleno, y, sobre todo, con el vecindario (en sentido amplio) antes de aprobarse, a sabiendas de que luego, su mayoría, asegura su puesta en marcha. De esa forma, se precisará la idoneidad de lo que plantean desde su legítimo criterio ideológico.

Mandar, y no gobernar, es lo que se está realizando con la ubicación y construcción del Centro de Congresos y Recinto ferial. El consenso del PGOU de 2001-2003 se rompe para especular con el crecimiento urbano de la ciudad. Ni siquiera se cuenta con los organismos como el Consejo Social Municipal o el Consejo del Movimiento Ciudadano, que dictaminaron el PGOU, para escucharles respecto a este terremoto urbanístico. El empresariado no se queja, porque, al fin y al cabo se les da la razón como parte, de hecho, del gobierno que son, y si no que se lo digan a Navas, el liquidador. Respecto a la calle Cruz Conde, han fichado a la que fue portavoz de la oposición a su peatonalización, Elena Lechuga, como coordiandora general de Participación e Infraestructura e, inmediatamente, se acalló su voz. Igual han hecho en la zona sur, donde han tirado de personas necesitadas de sueldo para que les defienda los cambios en la zona. Se saltan a la torera a los mecanismos de participación establecidos y que prometieron potenciar. Convocarlos a posteriori, con hechos consumados, no es nada más que hacerse una foto electoral.

Aún es más evidente su actitud en lo que respecta a la reforma de líneas de Aucorsa. Primero, las filtran a la prensa, lo que genera el lógico nerviosismo y debate a ciegas, y, ahora, van dando a conocer la propuesta, pero sin que los distritos y barrios de la ciudad la conozcan en su integridad. Empiezan a vender como gran noticia, lo que para el vecindario nunca puede serlo, puesto que rebaja la aportación de recursos municipales. La propuesta aparece, además, como cerrada tras el debate técnico y económico realizado, por lo que parece presentarse como” lo tomas o lo dejas”. Ahora venderán que quien no esté de acuerdo, es que está al servicio de la oposición política. Al final, se buca deslegitimarlos abusando de su poder de llegada a los medios de comunicación. Y mientras, los mecanismos de participación observan callados que se les dilapide. ¿Por qué será?

 

Del cogobierno al Cecogobierno

Juan Andrés de Gracia | 21 de febrero de 2012 a las 18:26

Mucho se ha hablado de las virtudes y defectos que supusieron los acuerdos de PSOE e IUCA para gobernar la ciudad de 1999 a 2003 y de 2007 a 2011. Para referirse a esas dos épocas, se ha utilizado el vocablo “cogobierno”, que utilizó el joven Nieto para insistir en que no había un solo proyecto, sino un supuesto “intercambio de intereses”. La mayoría absoluta de los “peperos” parecía significar la certificación del entierro de esa fórmula de compartir el gobierno, y así ha sido para la izquierda. Pero la debilidad que presenta “el gobierno de los muchos” del joven Nieto, en plena fase de provisionalidad, oculta en estos primeros meses bajo la excusa de la herencia recibida, ha puesto nerviosa a la derecha económica de Córdoba. El incremento imparable del paro y la falta de iniciativas de” los 19 escalones”, limitada en insistir en la austeridad, ha llevado a constituir, de hecho, un nuevo gobierno de coalición entre el PP y la Ceco.

Al joven Nieto, le ha resultado insuficiente situar de primer teniente alcalde al “rústico” Navas, y la supuesta influencia de la “hippy” Alarcón sobre el sector turístico. Lleva unos días desesperado buscando fotos que pudieran avalar su trabajo por ,la empresa y el empleo. Así, un día va al Parque Joyero, otro al Baobab, … pero los medios de comunicación sólo pueden dar fe de que la falta de ideas y de proyecto es absoluta. Se carga el Pacto por el Empleo, y somete a una investigación sin sentido al IMDEEC (por cierto, que aprovecha para colocar de gerente del mismo a un exdirectivo de Cajasur al que le debe importantes favores). Todo se complica cuando sólo reforman los festejos de la ciudad, pero no saben qué decir sobre el centro de congresos, ni sobre el recinto ferial, y se ve obligado a echarse en manos del empresariado cordobés más rancio: Los “Carreto boys”.

Lo sucedido no es irrelevante. El alcalde, que defiende que se está para gobernar, y que no confía en la participación ciudadana, ve como el empresariado le va a imponer, antes del 25-M, qué centro de congresos y recinto ferial se quiere y dónde, así como que esté en 18 meses. La cadena de despropósitos no tiene fin. Lo cierto es que el joven Nieto sabe que su apuesta porque Manostijeras Rajoy o el señorito Arenas le echen una mano, es simplemente una entelequia, y se resiste a afrontar el centro de congresos tal y como estaba planificado, con el liderazgo municipal. Y sobre el recinto ferial, se quiere redimir de ser culpables de cerrar IFECO, sin tener ninguna alternativa delante. Esta doble debilidad le ha hecho presa fácil de hábiles carroñeros políiticos.

Todo apunta a que se está preparando una operación urbanística sorpresa, que podría pasar por recuperar las Naves de Colecor o el Pabellón de Cajasur, o es materialmente imposible tener un centro de congresos y un recinto ferial en 18 meses. Alternativamente, pudiera ser que un grupo privado esté preparando un pelotazo urbanistico para terrenos actualmente sin salida en el mercado, y ofrezcan construir unas instalaciones polivalentes, a cambio de privilegios constructivos. Si ya le impusieron al engominado Merino el PGOU, ahora creen que le pueden imponer al joven Nieto aquello que les sea beneficioso. La excusa, ya saben, la creación de empleo. La verdad es que si “los 19 escalones” fueran políticos valientes ya habrían sacado a licitación el “Koolhas” y ahora estaríamos esperando el inicio de su construcción, generando miles de empleos.

Hace unos días, el joven Nieto declaró que o el centro de congresos se empezaba a construir en este año o se tendría que decir al vecindario que había que desterrar la idea. No debió gustarle al “massa” Carreto la idea y ha montado esta encerrona, obligando, por lo pronto, al ingenuo Nieto, a que cambie el discurso y anuncie que aún hay tiempo para licitar el proyecto, aunque se cambie. No me dirán que no es una alegría hacer esa afirmación sin saber qué, cómo ni dónde construir. Volvemos a la ciudad de las ocurrencias y de los pelotazos, y a tener un gobierno subsidiario de la Iglesia (ahora no puede ser el sindicato), la empresa y la familia (del PP, evidentemente).

Conflicto laboral a la vista

Juan Andrés de Gracia | 19 de febrero de 2012 a las 21:41

El joven Nieto ha decidido echar un pulso a los trabajadores municipales, aprovechando el mal cartel que actualmente presenta el mundo de los funcionarios públicos. Es curioso que, por un lado, se defienda a los empelados públicos de la Junta, en la campaña contra la creación de las agencias públicas, y que, al mismo tiempo, se ataque a los trabajadores municipales. Algo así se esperaba cuando el joven Nieto nombró de delegado de personal a un representante activo del mundo empresarial como es el “rústico” Navas. No se ha limitado a realizar algunos ajustes en el modelo laboral municipal en busca de mayor eficacia, sino que se está dedicando a una revisión profunda de las condiciones de trabajo. Y no solo se está produciendo en la casa madre, sino en todas las empresas y organismos autónomos.

En el programa electoral no incorporaron la dimensión que iba a alcanzar este ataque directo a los trabajadores del ayuntamiento, pero tras tomar el poder han decidido ponerlos a los pies de los caballos. La táctica es clara. Busca enfrentar a los empleados públicos contra el vecindario, argumentando los discutibles privilegios de que disfrutan, empezando por tener un trabajo fijo (toda una excepción hoy día) y unas condiciones laborales respetables. El objetivo final no es otro que rebajar la partida de capítulo I, y, para ello, quieren que trabajen más por menos dinero. El resto de lo que dicen es palabrería hueca que solo busca provocar un conflicto laboral, revelando la actitud secular antisindical de la derecha extrema.

La tarea es arriesgada, porque buscan que se llegue a una huelga que se pueda volver contra los propios trabajadores y, especialmente, contra los sindicatos. Ese es el objetivo último, torcer la mano a los delegados sindicales, para luego poder aprobar un convenio que restrinja derechos laborales. Las declaraciones del joven Nieto apelando a que los empleados de las empresas municipales no han notado la crisis, pretenden dividir al mundo sindical. De la misma manera, están negociando de forma separada en los distintos organismos, aunque uno de sus objetivos declarados era homogenizar los distintos convenios. Ya en época del “engominado” Merino usaron una táctica parecida, aunque en aqule tiempo prefirieron acercarse a UGT y a la CTA y no posicionarse contra todos los sindicatos.

Saben que hay, especialmente, dos empresas delicadas. Una, Sadeco, porque una huelga de basura y de limpieza es uno de las peores incovenientes que puede sufrir un gobierno municipal. Por esa razón, es posible que hagan trampa para poder llegar a un acuerdo. La trampa consistiría en hacer una interpretación peculiar de la ampliación de la jornada. “Pitagorín” Prieto es un viejo zorro que querrá salvar su trasero, aunque sea a costa de hacer caso omiso de las instrucciones peperas. La segunda empresa delicada es Aucorsa, porque una huelga de transporte público causa una gran distorsión en la vida ciudadana. La Feria es uno de los momentos preferidos a nivel sindical para hacer presión. Como elemento a destacar es que la empresa está en fase de reformar todas sus líneas, y que para ello necesita tener una plantilla receptiva. Pero, al mismo tiempo, el cambio de líneas puede ser una ocasión única para incrementar las horas de trabajo.

Estoy a favor de contener la partida de personal, pero teniendo en cuenta que los empleados públicos son fundamentales para la prestación de los servicios. Las disfunciones que se estén produciendo, que las hay y todos las conocemos, se deben de tratar mediante la negociación oportuna y la explicación pública de los objetivos que se buscan. Lo que no se puede hacer es una especie de causa general contra la plantilla municipal. Más que trabajar más horas, hay que ser capaz de conseguir que la productividad de ese tiempo sea mayor. Para ello, hay que adoptar medidas organizativas y estructurales innovadoras. Reformar el complemento de productividad puede ser interesante, pero no puede limitarse a conseguir que se gane menos. Sería más razonable usarlo como elemento motivador para incrementar la dedicación laboral.

En cualquier caso, el conflicto está servido si se empeña el “rústico” Navas en tratar al ayuntamiento como una empresa privada. Por ahora, ha conseguido unir a los sindicatos y pronto empezarán las movilizaciones. La guerra informativa será fundamental en un momento donde es fácil hacer demagogia. A los sindicatos habrá que aconsejarles que sean inteligentes y que eviten al máximo las repercusiones sobre el vecindario.

El joven Nieto y el IMDEEC

Juan Andrés de Gracia | 7 de febrero de 2012 a las 19:39

¿Como es posible que el joven Nieto declare, el mismo día que se constituye la comisión de investigación sobre el IMDEEC, que teme que no va a haber una explicación razonable a las irregularidades que ha desvelado la auditoría practicada? Situémonos: La comisión se ha creado porque el PP la ha votado a favor, ya que, al tener la mayoría absoluta en el Pleno, podía haberse negado a ello. De hecho, la propuesta aprobada por el Pleno, es la que presentó el PP como enmienda a la moción presentada por IUCA. Que haya cedido la presidencia de la comisión a un miembro de UCOR, no significa mucho, puesto que el PP se ha asegurado la mayoría absoluta en la misma comisión, y estará siempre respaldado por su mayoría plenaria. Por tanto, se va a investigar lo que diga el PP, se pedirán las comparecencias o informes que él decida, y las conclusiones son las que elabore el PP, “ergo”, si no hay conclusiones razonables, será solo porque los “19 escalones” deciden que no lo sean.

El joven Nieto va a tener, además, la posibilidad de contar con la comparecencia de todo el personal actual del IMDEEC, incluido el gerente de los últimos cuatro años, si mejora su salud, y uno de los trabajadores expedientados, a los que el propio PP liberó de toda responsabilidad sobreseyendo el expediente. Pero es que, también cuenta con la interventora del IMDEEC, que ha realizado el informe sobre la auditoría, y que es trabajadora municipal desde antes de que se creara el organismo, y que asumió la intervención directa del mismo casi durante toda su historia. Incluso, cuenta con el actual secretario del pleno en funciones, que ha sido secretario del Instituto en los útimos cuatro años.

Pero es que aquí no queda todo. La exjefa del departamento de servicios generales del IMDEEC y el responsable de las nóminas desde hace años, también expedientados y ahora trabajando en el ayuntamiento, también pueden comparecer y aclarar qué ha pasado. En el primer caso, con toda la razón, porque sigue expedientada (y el instructor es el exjefe de área de alcaldía del engominado Merino, Martos), alegó a la auditoría aduciendo que casi todo se podría explicar y, que sorprendentemente, ha sido nombrada subdirectora general de gestión para trabajar junto al becario Bellido y al rústico Navas, tras afiliarse al PP. En el segundo caso, también se ha producido una reciente afiliación al PP paralela al sobreseimiento del expediente (¿casualidad?). Por otro lado, no podemos olvidar que el presidente del IMDEEC es Duracell Rojas, que podrá, por tanto, tener acceso, sin problemas, al cien por cien de la documentación. Al menos, a toda la existente, porque la auditoría señaló que falta parte de la misma, curiosamente, la que, parcialmente, podría apuntar con el dedo a los trabajadores expedientados. Y es que los gobiernos no crean comisiones de investigación, sino que, directamente, investigan.

Por todo lo expuesto, no se entiende que ahora se pueda intentar desviar la atención hacia la solicitud de comparecencia de presidentes o gerentes que ya no están en el ayuntaniento y que ni siquiera tienen acceso directo a la documentación en la actualidad. Entiendo que, como máximo, se le puede solicitar la respuesta a un cuestionario que previamente se le remita, y siempre que puedan tener acceso a la documentación para poder preparar sus respuestas (téngase en cuenta que en algunos casos, hace hasta cinco años que no tienen nada que ver con el IMDEEC, y, en otros, se cuenta con todo el personal que estuvo a su mando y el conocimiento directo de las actuaciones que ordenó para aclarar estas irregularidades).

En definitiva, que mientras Duracell Rojas está convencido de que esta polémica es una carga de profundidad de algunos compañeros de gobierno sobre él; mientras el joven Nieto ya se quejó, al becario Bellido, del error de ascender a una persona con expediente abierto, aunque fuera militante del PP; y, mientras quede constancia de que los concejales del PP en el IMDEEC han apoyado las medidas que sobre personal, subvenciones o contrataciones se han adoptado en el Instituto, solo se puede entender la comisión de investigación como un intento del PP de salir de un conflicto donde él solo se ha metido. Estoy seguro que, lo único que podrá hacer, es filtrar documentación sesgada a la prensa como cortina de humo de su responsabilidad.

Empresarios de sí mismos

Juan Andrés de Gracia | 2 de febrero de 2012 a las 19:51

Aunque ahora se hable de “los emprendedores”, yo siempre seguiré hablando de “los empresarios” cuando nos refiramos al mundo del negocio, y más áun al de la especulación. Emprendedor puede ser todo aquel que tiene una iniciativa en cualquier campo, y la pone en marcha, pero cuando su objetivo es ganar dinero, hay que hablar de empresarios. Si el cuerpo político, social o sindical sufren las mayores críticas por el estado de la ciudad, tampoco pueden escapar a esos ataques la clase empresarial. La razón estriba en que la mayor parte de ellos son más rentistas e inversores a la corta, que verdaderos creadores de riqueza y empleo. Lo curioso es que la ciudad ha ido cambiado los protagonistas de los últimos quince años (Fray Langostino, Quina Aguilar, Gomina Merino, Costecero Mellado, Bigotes Ferrero, Soso Comino, Ciudadano Nieto, …), pero siguen vivitos  y mandando el castizo Castillero, el santero Villalba, o ”Masa” Carreto y los reyes del ladrillo.

Precisamente, el ”Masa” Carreto ha decidido seguir al frente del empresariado de la ciudad, y, como Botín, su mayor habilidad es echarle la culpa a los políticos, a los que abronca cuando quiere, mientras ellos bajan la testa esperando que pase el chaparrón. Resulta llamativo que sea un empresario que no vive de su empresa, de hecho ha cerrado varias sin actividad recientemente, sino de ser gerente de otra, aparte que siempre ha sido considerado el delegado de Prasa en el mundo del suelo. La mejor idea que tuvo Carreto fue proponer quedarse con los suelos de Renfe por 7.500 millones de pesetas más un local social de 200 m2. PP e IU estuvieron tentados de acceder a ello, por sentirse incapaces de afrontar con éxito la operación. Al final, se sacó el doble de dinero del ofrecido por Carreto, en nombre del empresariado de la construcción cordobesa, evitándose que acabará en sus particulares bolsillos. De hecho, cuando maniobraron para derrotar al gobierno del honrado Trigo, iban detrás del nuevo PGOU y de esos suelos.

Maneja los puestos empresariales a su antojo. Primero, mandó a Mª Dolores Jiménez (Jicar) a la Cámara de Comercio. Cuando vio que empezaba a querer ir por su lado, decidió cortarle las alas, e impulsó a Ignacio Fernández de Mesa. Luego, ha colocado al rústico Navas en el ayuntamiento como primer teniente alcalde para que se sepa que gobiernan los suyos y controle al joven Nieto y sus “19 escalones”. En este momento, se han convertido en asesores de la política de personal, lo que augura agrios enfrentamientos con los sindicatos. Se queja de que desciendan las empresas, pero nadie sabe que hace para que no suceda. Este año no se ha quejado de la subida de impuestos por encima del IPC y, además, ha dado ordenes al congresista Serrano. de que no pida más el Centro de congresos.

En esto de estar callado, les acompañan los de ATA (Amor family), o los de Hostecor (todo para ellos pero sin poner un euro), al fin y al cabo, ya gobiernan los hijos de Manostijeras Rajoy. Ante esa actitud, es hasta razonable que la Quina Aguilar y Costecero Mellado, eligiera al tridente Gómez, Prasa, Marín para intentar vertebrar su poder en la ciudad, aunque fuera a costa de la propia ciudad y de abandonar la izquierda. Justamente, Carreto nunca ha sido muy amigo del “sosio” Gómez y casi se divierte con sus ocurrencias. Lo suyo es hacer declaraciones estridentes, para luego negociar a escondidas. Así condicionó la creación del IMDEEC a que una parte de sus subvenciones fueran a su favor. Como contrapartida, se hizo fotos en el Pacto por el empleo o ha desnaturalizado el Consejo Social, que languidece sin personalidad. Pero consigue imponer el silencio sobre él y lo que maneja

Ahora, debe estar, no sé si preocupado o en su salsa, pues tenemos a FCC o a Aguas de Barcelona esperando hacerse con algunas de las empresas públicas municipales, para lo cual, los “peperos” tienen que conseguir desacreditarlas y hacerlas inviables desde lo público (aunque el “rosismo” les ha echado una mano los últimos años a conseguirlo). Al mismo tiempo, Tristón Martín trabaja para que se saque las máximas plusvalías posibles a los suelos blanqueados, que han quedado con cientos de viviendas vacías o con praderas de hierbajos. Para conseguirlo, no ha necesitado “masa” Carreto sentarse en la Gerencia de Urbanismo, simplemente, debe esperar a que el joven Nieto insista en que la construcción nos salvará. ¿Dónde habrá estado los últimos veinte años?