Archivos para el tag ‘Naves de Colecor’

Ayuntamiento de Córdoba: Se vende

Juan Andrés de Gracia | 30 de abril de 2012 a las 13:35

Con la excusa de la búsqueda de ingresos, el gobierno de los “19 escalones” ha empezado a proponer la venta de parte del patrimonio inmueble municipal. Con la excusa de poder vender aparcamientos, Tristón Martín anuncia que se pondrá en el mercado el subsuelo municipal. Con la excusa de estabilizar las cuentas, el becario Bellido quiere vender la mayoría de la empresa municipal de cementerios. No sabemos con qué excusa, quieren hasta vender la Carriola del rosismo. Mientras, no nos explican por qué no logran vender el patrimonio embargado al “malayo” Gómez. Lo cierto es que, siguiendo el modelo “pepero” de reducción de lo público, el joven presidente-parlamentario-alcalde, Nieto, ha decidido empezar a ver qué se  puede vender.

En lo que respecta al patrimonio inmueble municipal, la joya que han encontrado es el edificio municipal de Gran Capitán. El interés de promotores inmobiliarios de hacerse con ese edificio viene de antiguo, puesto que su ubicación asegura una buena rentabilidad económica a la operación. Las ofertas han llegado al ayuntamiento desde hace veinte años, al menos, pero siempre han chocado con lo que marca el PGOU. El edificio tiene calificación como equipamiento, y para darle uso residencial o comercial necesita de una modificación del PGOU, donde, además, se le permita más altura y edificabilidad, lo que a su vez choca con la protección del edificio, que habría también que modificar. Hay que reconocer que la casa, internamente, no reúne condiciones de operatividad, y que no es mala idea rentabilizar las oficinas del estadio El Arcángel.

En cuanto a otros edificios, como el Matadero, habría que estudiar su mejor rendimiento, pero no caer en su entrega a entidades lucrativas de forma casi gratuita. Siempre he pensado que el Matadero sería un estupendo suelo para levantar un aparcamiento que diera servicio a la zona de la avenida de Barcelona y al barrio de la Fuensanta, a la vez que a una parte del Casco Histórico. Otros edificios municipales, recientemente remodelados, como la casa de Huerto San Pedro el Real, tenían un uso previsto que ahora hay que valorar si es un coste asumible, pero no ir de forma ciega a su privatización. Sí me parece adecuado que, determinados edificios, como la Caseta de la Victoria o la Pérgola se pongan en valor con ayuda del sector privado mediante el sistema de concesión.

Sobre la venta del subsuelo municipal, me parece que oculta otras intenciones que no se nos revelan. El sistema de concesión administrativa de plazas de aparcamiento por 75 años, renovables, es más que suficiente si lo que se quiere es una plaza de aparcamiento, y si queremos evitar que se haga posterior negocio especulativo sobre un bien público. La repercusión que podría tener sobre los que actualmente son concesionarios de una plaza en la avenida de Barcelona o de la avenida del Aeropuerto, por ejemplo, me suena a pelotazo. Si hoy en día no se cubren las plazas que se ofertan al vecindario, es porque las circunstancias económicas no aconsejan un gasto extra en la adquisición de una plaza de aparcamiento. El que quiere escriturar el suelo o subsuelo busca negociar con él.

La venta de Cecosam, aunque sea parcial, no me cuadra, aunque la justificación sea que hay empresas privadas deseando invertir en Córdoba en ese sector. Imagino que no se refieren en el servicio de cementerio, si no al complementario de Tanatorio, Crematorio, … De todas formas, no sé donde está lo atractivo de la citada inversión, puesto que el “mercado” es, por suerte, limitado, y chocaría con la empresa Tanatorios de Córdoba, que, prácticamente, actúa en régimen de monopolio. La excusa de que no podemos soportar lo que nos cuesta Cecosam es discutible, si tenemos en cuenta que está en torno a 200.000-300.000 euros de nuestros impuestos, mientras que Sadeco o Aucorsa están por encima de los 12 millones de euros de esos mismos impuestos. Habrá que rebajar los costes, pero la venta de la empresa no tiene visos de realidad, al menos en su tamaño actual.

Por último, no me parece mal que se venda la Carriola del rosismo, aunque me parece que la manera en que ha sido tratado el hecho ha sentado muy mal en la Hermandad. Este mismo año, se han comprado bateas y trajes para la cabalgata de reyes, o se ha incrementado el gasto en palcos para Semana Santa. Si lo que pretendían es atacar a la conversa Rosa, en plena proceso electoral, el efecto fue bastante pobre. Más se tendrían que dedicar a intentar conseguir que el concejal deudor nos pague lo que nos debe a todos los cordobeses. No tenemos noticias de que se estén realizando nuevas gestiones para ello y, mientras, se sienta en el Pleno esperando que alguien le legalice las Naves.

 

 

El Cecogobierno en crisis

Juan Andrés de Gracia | 5 de abril de 2012 a las 13:15

La imposibilidad de que el señorito candidato Arenas gobierne la Junta de Andalucía, y los raquíticos e injustos presupuestos de inversión estatal de 2012 para Córdoba, han hecho entrar en crisis al Cecogobierno, que había tomado el poder en la ciudad ante la debilidad del gobierno de los “19 escalones”. La primera víctima de estos últimos acontecimientos es, de nuevo, el Centro de congresos “versus” convenciones, usado como arma electoral por los “peperos”, y ahora falto del consenso necesario para desarrollarse. El Centro de congresos de Miraflores, porque el joven Nieto ya se ha comprometido tanto con su no construcción, que es imposible que dé marcha atrás, que para eso es alcalde, y se encarga de poner condiciones cada vez más imposibles de cumplir; el Centro de convenciones, porque encuentra, por ahora, la oposición del PSOE y de IUCA, entre otras cosas, por ser una operación especulativa que rompe el PGOU, cocinada a sus espaldas.

Las dos portavoces del Cecogobierno han tomado posiciones diferentes. Por un lado, el Masa Carreto, que se ha visto sorprendido de que desde el gobierno de España, a pesar del compromiso del “noqueado” Arenas y de “Manostijeras” Rajoy, no se haya incluido ni un euro para el nuevo proyecto ideado por ellos, y, además, se hayan dejando en el limbo los últimos 3,5 mll de euros previstos por ZP para el Centro de Congresos. Por otro lado, el joven Nieto, rodeado de la guardia pretoriana de diputados y senadores del PP, para no pasar el mal trago a solas, ha improvisado que todo está pendiente de saber cuánto va a poner la Junta, y del grupo de expertos que quiere constituir para hablar de la gestión del proyecto. O sea, que él, solo, sin consultar a nadie, decide romper el consenso sobre Miraflores para, ahora, cuando los suyos le tuercen sus previsiones, buscar culpables externos. Incluso, han llegado a regodearse por anticipado de que la Junta tendrá que realizar recortes, ante la menor aportación del estado a sus cuentas, sin darse cuenta de que, al final, esos recortes son para el vecindario.

Lo más curioso es que hay dos voces por ahora discordantes. La primera, la del presidente de la Cámara de Comercio, el pragmático Fernández de Mesa, que ayer volvió a defender el Centro de congresos en Miraflores, por ser lo mejor económicamente para la ciudad. Con ello, da voz a los empresarios de la hostelería o del comercio que no han entendido que el Masa Carreto, siguiendo intereses especulativos, apostara por el Pabellón de Cajasur, rompiendo diez años de trabajo. Hay que recordar que la mano derecha del actual presidente de Asaja, es ahora el Primer teniente alcalde del gobierno de la “Casa de los muchos”, el liquidador Navas, con lo que puede ser que el joven Nieto haya encontrado oposición interna a sus planes.

La segunda voz, es la que no se ha escuchado, la del subdelegado de gobierno Primo de Jurado, que ha evitado hablar hasta que desde Madrid, o desde la sede de Génova, se aclaren. Lo lógico es que él hubiera presentado las cuentas y no que lo hiciera el joven Nieto, pero está claro que el PP cordobés ha entendido que, si dejaba hablar al gobierno, lo único que podría decir es que Córdoba sale mal parada de las cuentas estatales, y que el año que viene puede ser peor, cuando venga el próximo recorte. En estos días, el joven Nieto intentará conseguir compromisos para demostrar su peso dentro del partido, pero chocará con todos sus compañeros de otras provincias haciendo lo mismo, por lo que la labor es difícil. No se le debe olvidar que Manostijeras Rajoy ya dejó de aportar a la ciudad los 3.000 millones de pesetas que prometió cuando era Ministro del gobierno Aznar, por lo que ya está acostumbrado a decir y no hacer.

En cualquir caso, el portavoz empresarial del cecogobierno, Masa Carreto, ha alumbrado el camino a seguir como estrategia para la ciudad. Ha propuesto que el gobierno se olvide del proyecto de la Biblioteca Provincial, por no “ser productivo”. Aquello de Capital Cultural, que se auspició desde la propia Ceco, ya es un proyecto el pasado y ahora toca lo que genere plusvalías a corto plazo. O sea, que si apuesta por el Centro de convenciones, abandonando Miraflores, es, simplemente, porque se le sacará más rendimiento económico, lo que no sabemos aún es para quien. Bueno, para BBK-Cajasur, sí, y para el Parque Joyero, también, ahora solo falta identificar al resto de interesados urbanísticos (Gómez tiene por allí las Naves, Prasa tiene el suelo que compró al Parque Joyero, …) ¿Por qué nuestra ciudad choca siempre con los mismos intereses, una y otra vez?

Córdoba en el diván

Juan Andrés de Gracia | 28 de marzo de 2012 a las 21:07

¿Qué le puede pasar a una ciudad que ha apostado todo a caballo ganador, leáse el señorito Arenas, y, de repente, se despierta del sueño de forma brusca y cruel? Si revisamos los diez meses de gestión del joven Nieto, comprobaremos que se ha volcado en la campaña, con la única opción de gobernar la Junta. Incluso esperó a cambiar “escalones” de su gobierno, ante las seguras expectativas de que el “aparato andaluz pepero” contaría con parte de sus miembros. Curiosa va a ser la reacción de la “hippy” Alarcón y el “provinciano” Molina, que se pueden ver obligados a ser oposición en el Parlamento Andaluz, en vez de parte del gobierno de la Diputación. Aunque ser parlamentario tenga su prestancia, estar en la oposición hace perder mucho lustre al cargo. A ello, únase los cargos que ya tuviera prometidos el joven Nieto, algunos se quedan con el traje comprado, y que ahora se ve obligado a resituar, por lo que auguro un desembarco en puestos de confianza del Ayuntamiento y la Diputación.

Con todo lo complicado que debe ser reorganizar su partido, el joven Nieto tiene más difícil hacer borrar esas fotos de campaña en las que comprometió, no solo su persona, sino al propio ayuntamiento. El “Centro de Convenciones virtual”, se presentó en un acto electoral junto al “sonado” Arenas, con su aval y su compromiso. Ahora ha de saber cómo se vende a un gobierno andaluz de la izquierda, que ha sido tratado como invitado de palo. La primera respuesta de Maquiavelo Torrico demuestra que aún sigue colapsado por los resultados electorales. Si pide a la Junta 35 millones de euros, se los tendrá que pedir a su vez al gobierno central, además de sumar aportación de la Diputación. Lo mismo se le ha olvidado que su modelo era como León, así que a aflojar “pasta” todos. ¿Va a tener valor para pedír algo más a Manostijeras Rajoy? Hasta ahora, la Junta había comprometido 18 millones, y el Gobierno central, 9. Me da en la nariz que va a tener muy difícil cargar toda la responsabilidad a la Junta de Andalucía.

El proyecto “piloto” que decía estar preparando con el apoyo de la ministra del desempleo, Báñez, se quedará cojo si la Junta no participa en él. El intento de mantener una política cultural relevante en la ciudad, es imposible sin la comunidad autónoma competente. Mantener los programas sociales, como la dependencia, solo es posible con la alianza con la Junta. Incluso su idea de hacerse con el Polideportivo de la Juventud, no tiene futuro sin la inversión deportiva a negociar con Sevilla. Así podriamos seguir, pero queda ya demostrado lo que pasa cuando un alcalde, ya no joven, sino en prácticas, y al servicio militante de su partido, en busca de su propia proyección personal, usa los proyectos de ciudad de forma partidista.

Se han tenido que quedar de cuajo los aliados “peperos” del mundo de los parcelistas, con el socio Gómez y sus naves-multa, pues cualquier solución pasa por la izquierda, de nuevo. Claro, que siempre tendrán a la conversa Aguilar para buscarles apoyos. No es extraño que Sandokán ya haya declarado que el resultado lo esperaba. ¡Qué pronto se ha dado cuenta de la necesidad que tiene de volver a tratar con su vieja amiga! Pero no menos descolocados deben estar el Masa Carreto y Mario BBK, pues se han metido en un laberinto, con el apoyo prestado al joven Nieto en plena campaña. ¿Van a formar parte de la batalla que se avecina entre Capitulares y San Telmo?

Quienes habían pensado que las gaviotas iban a anidar en todas las instituciones, están replanteándose su posición en función de lo que les una o dependan de la Junta de Andalucía. Preveo un debate local basado en que la izquierda va a estar, permanentemente, guerreando con el gobierno de los “19 escalones” y el de “manostijeras” Rajoy; y, por otro lado, a “la casa de los muchos” buscando defender a lo suyos, y buscando culpar de todo a la Junta de Andalucía y la malévola izquierda. Esta situación no la deseo, pero preveo que pueda acabar como la película de “La Vaquilla”. El maestro Berlanga siempre es una buena inspiración, y en esa comedia dejaba una imagen que actualizo: Córdoba muriendo en tierra de nadie, mientras que los dos bandos siguen a garrotazos. Así que me sumo al editorial de El Día: Diálogo, consenso y acuerdo.

Y mañana… democracia participativa

Juan Andrés de Gracia | 25 de marzo de 2012 a las 12:43

Termina hoy el duro viacrucis electoral de diez meses por el que vamos a renovar el Ayuntamiento de Córdoba, el gobierno de España y el gobierno andaluz. Acaba una campaña permanente de casi año y medio que ha desgastado a todos los partidos políticos, evidentemente, más a los perdedores. En este tiempo, la izquierda, representada por Izquierda Unida y el PSOE, han sufrido un duro examen a su gestión que puede acabar hoy, con la entrega de todo el poder a la derecha concentrada en el PP. He regresado ya de votar, y lo he hecho en busca de que no se concentre tanto poder en un solo partido y que, a la vez, haya un cambio en la forma de gobernar. A eso de las nueve de la noche sabremos el resultado final y se habrá cumplido el momento cunbre de la democracia representativa. Muchos convecinos, pensarán, aliviados, que en estos tres próximos años sólo tendrán que esperar que las cosas vayan mejor. Pero creo que se equivocan.

Es justamente en este momento, en el que voy a reivindicar que, a partir de mañana, se pase a practicar la democracia participativa consagrada también por nuestra Constitución. Todos somos conscientes de que, hoy en día, se vota más por razones generales, entiéndase, “el cambio”, “que viene la derecha”, “la corrupción”, … que por los programas electorales, que han sido ocultados por la crisis. Esta situación obliga a que, gobierne quien gobierne, lo haga desde el pacto con el vecindario con el que tiene que concretar sus intenciones políticas. La legalidad y legitimidad de un gobierno, no es una patente de corso para hacer lo que le parezca durante cuatro años. Los códigos de buen gobierno obligan a no encerrarse en la torre de cristal de las instituciones, como si fueran okupas, empeñados en mantener que el “interés general” debe imponerse. Al final, el “interés general” que nos llevó a la OTAN o a la guerra de Irak y que ahora nos obliga a estar a las órdenes de la banca, no es sino el interés de unos pocos.

No hay mejor ejemplo de lo que no se puede hacer, aunque se gobierne con el máximo apoyo vecinal, es la carriola del rosismo. La transfiguración de la Quina Aguilar en la conversa Aguilar, del PCE al PSOE sin dejar el sillón, tiene su máxima representación en la compra de ese armatoste, que simboliza la confusión ideológica de quien usa el poder para su interés particular. Lo más sangrante es que ella usaba la palabra “participación” como bandera, hasta ensuciarla, para ocultar que lo que le interesaba es el poder sin más. Sus rosistas, Candelario, Cuadra o Moreno, le acompañan como escuderos de la traición a Izquierda Unida y como simpatizantes del proyecto familiar de los Duranes. Para ellos, el vecindario es alguien al que engañar basándose en que me votaron y “ahora hago lo que quiero”; y su forma de gobernar, la que ha provocado la desconfianza en la izquierda.

Pero todo gobernante parece acabar teniendo su “carriola” (su capricho) particular. La del joven Nieto es ese centro de Convenciones que se ha sacado de la manga sin debate público, a pesar de que afecta al diseño de la ciudad. Con lo mal que le trataba Masa Carreto, cuando este actuaba de fan de la exalcaldesa, o ella de él , que es más o menos lo mismo, y lo bien que “cecogobiernan” juntos. Si la Quina Aguilar se bautizó en el río Quema, el joven Nieto parece que quiere hacerlo en el arroyo de Cantarranas, donde confluyen los estertores de Fray Langostino, en forma de ruinoso Pabellón; las naves de Colecor, del socio concejal Gómez; y los restos arqueológicos de la industria cordobesa convertidos en apetitoso manjar urbanístico. Parece que Córdoba no puede desembarazarse de estos siniestros personajes que han hipotecado su futuro.

Por eso, a partir de mañana, desear la mejor suerte a todos los que nos gobiernen y esperar que la sociedad civil no renuncie a su derecho a que cuenten con ella, no solo para ir de fiesta.

A la fiscalía, cuando interesa

Juan Andrés de Gracia | 23 de marzo de 2012 a las 13:55

Maquiavelo Torrico ha pregonado que las conclusiones que se aprueben en la comisión de investigación sobre el IMDEEC, se mandarán al fiscal casi con toda seguridad. De nada le vale que la Asesora Técnica y secretaria de la comisión, exsecretaria general del Pleno, por cierto, haya elaborado un extenso informe donde afirma que no ve razones para llegar a tal extremo, tras analizar lo que desvelaba la auditoría externa encargada en época del sufrido Priego y el informe que sobre ella ha presentado la intervención municipal, y que es el motivo central de la comisión de investigación. El citado informe parte de ambos documentos para acabar proponiendo la forma de superar las irregularidades detectadas. En lo que respecta a cobros indebidos, se muestra favorable a la devolución del dinero, con los límites y condiciones que marca la ley. En lo que afecta a los puestos de trabajo indefinidos, se decanta por terminar el proceso de convocatoria de plazas, ya iniciado por el antiguo presidente, o la amortización de las mismas, si así se considera conveniente.

A Maquiavelo Torrico, se le ha olvidado recordar que las conclusiones serán las que ellos quieran, existan o no argumentos que las fundamenten, por la simple razón de que son mayoría en la comisión y en el pleno. Esto es, que podrán actuar partidistamente a la hora de elaborar las mismas, como ya lo están haciendo con las comparecencias de la comisión. Los “19 escalones” están filtrando interesadamente las mismas a los medios de comunicación, de forma parcial y tendenciosa, a la vez que lo han hecho con toda la documentación que han creído que podría dañar la imagen de la gestión, al frente del IMDEEC, del cogobierno saliente. Su objetivo no es otro que servir a la causa electoral del próximo domingo, y formar una cortina de humo que tape el tema que, verdaderamente, debería ir a la fiscalía, y que se niegan a aceptar.

Me refiero, lógicamente, a la manipulación del documento de relación y valoración de puestos de trabajo, para beneficio propio, por parte de algunos directivos y trabajadores del IMDEEC. Por esa razón, en el mandato anterior pasaron por una información reservada que motivó la apertura de tres expedientes. Dos de ellos han sido sobreseídos por el gobierno del joven Nieto y, en el tercero, que afecta a una militante pepera, elevada a directora general, se marea la perdiz, a pesar de que el instructor ha propuesto su remisión a la fiscalía. La ley dice, claramente, que en cuanto se conozca un hecho que pueda ser considerado delito, es obligatorio ponerlo en manos de la justicia. Así se hizo en el tratamiento del caso Torreblanca o de las Naves de Colecor, y, ahora, el joven Nieto solo busca excusas para no hacerlo.

No me gusta que la política se judicialice, creo que se debería resolver en el ámbito de lo político una gran cantidad de los asuntos que se debaten, y que se está acostumbrado, la clase política, a mantener en el candelero, a través de acciones judiciales. Pero ya que las reglas son esas en la actualidad, el caso de esa manipulación interesada de un documento, no deja lugar a dudas de que debe caer en manos de la fiscalía. En caso de que se pronunciara favorable a formalizar acusación, se habrá rendido tributo a la transparencia y actuado contra la corrupción. En caso de que no se aprecien indicios penales, el expediente debería seguir tramitándose, y acabar con una resolución que aclare responsabilidades. Si se opta por la fiscalía, se debe hacer con los tres casos, porque sigue sin explicarse por qué se archivó el primer expediente.

La forma de actuar del PP es absolutamente contraria a lo que dice defender. A quienes se les llena la boca hablando de levantar alfombras, no pueden ahora pretender desviar la atención y atacar a quien se decidió a hacerlo en el IMDEEC, el sufrido Priego. De mantener esa actitud, se estaría mandando el mensaje de que quien se atreva a clarificar procedimientos, al menos, irregulares, será vilipendiado, y que los chorizos podrán seguir en su labor, e incluso ser ascendidos, por el mero hecho de ser compañeros de partido o por haber actuado como chivatos en meses anteriores. Por eso, que se dejen de intoxicar y que apliquen las medidas previstas por la asesora técnica para mejorar la gestión del IMDEEC, que era la intención de los anteriores gestores, y que se mande a la fiscalía lo que afecta a los tres expedientados. Lo demás es actuar como cómplices de su falta de ética y de sus irregularidades o ilegalidades.

Del cogobierno al Cecogobierno

Juan Andrés de Gracia | 21 de febrero de 2012 a las 18:26

Mucho se ha hablado de las virtudes y defectos que supusieron los acuerdos de PSOE e IUCA para gobernar la ciudad de 1999 a 2003 y de 2007 a 2011. Para referirse a esas dos épocas, se ha utilizado el vocablo “cogobierno”, que utilizó el joven Nieto para insistir en que no había un solo proyecto, sino un supuesto “intercambio de intereses”. La mayoría absoluta de los “peperos” parecía significar la certificación del entierro de esa fórmula de compartir el gobierno, y así ha sido para la izquierda. Pero la debilidad que presenta “el gobierno de los muchos” del joven Nieto, en plena fase de provisionalidad, oculta en estos primeros meses bajo la excusa de la herencia recibida, ha puesto nerviosa a la derecha económica de Córdoba. El incremento imparable del paro y la falta de iniciativas de” los 19 escalones”, limitada en insistir en la austeridad, ha llevado a constituir, de hecho, un nuevo gobierno de coalición entre el PP y la Ceco.

Al joven Nieto, le ha resultado insuficiente situar de primer teniente alcalde al “rústico” Navas, y la supuesta influencia de la “hippy” Alarcón sobre el sector turístico. Lleva unos días desesperado buscando fotos que pudieran avalar su trabajo por ,la empresa y el empleo. Así, un día va al Parque Joyero, otro al Baobab, … pero los medios de comunicación sólo pueden dar fe de que la falta de ideas y de proyecto es absoluta. Se carga el Pacto por el Empleo, y somete a una investigación sin sentido al IMDEEC (por cierto, que aprovecha para colocar de gerente del mismo a un exdirectivo de Cajasur al que le debe importantes favores). Todo se complica cuando sólo reforman los festejos de la ciudad, pero no saben qué decir sobre el centro de congresos, ni sobre el recinto ferial, y se ve obligado a echarse en manos del empresariado cordobés más rancio: Los “Carreto boys”.

Lo sucedido no es irrelevante. El alcalde, que defiende que se está para gobernar, y que no confía en la participación ciudadana, ve como el empresariado le va a imponer, antes del 25-M, qué centro de congresos y recinto ferial se quiere y dónde, así como que esté en 18 meses. La cadena de despropósitos no tiene fin. Lo cierto es que el joven Nieto sabe que su apuesta porque Manostijeras Rajoy o el señorito Arenas le echen una mano, es simplemente una entelequia, y se resiste a afrontar el centro de congresos tal y como estaba planificado, con el liderazgo municipal. Y sobre el recinto ferial, se quiere redimir de ser culpables de cerrar IFECO, sin tener ninguna alternativa delante. Esta doble debilidad le ha hecho presa fácil de hábiles carroñeros políiticos.

Todo apunta a que se está preparando una operación urbanística sorpresa, que podría pasar por recuperar las Naves de Colecor o el Pabellón de Cajasur, o es materialmente imposible tener un centro de congresos y un recinto ferial en 18 meses. Alternativamente, pudiera ser que un grupo privado esté preparando un pelotazo urbanistico para terrenos actualmente sin salida en el mercado, y ofrezcan construir unas instalaciones polivalentes, a cambio de privilegios constructivos. Si ya le impusieron al engominado Merino el PGOU, ahora creen que le pueden imponer al joven Nieto aquello que les sea beneficioso. La excusa, ya saben, la creación de empleo. La verdad es que si “los 19 escalones” fueran políticos valientes ya habrían sacado a licitación el “Koolhas” y ahora estaríamos esperando el inicio de su construcción, generando miles de empleos.

Hace unos días, el joven Nieto declaró que o el centro de congresos se empezaba a construir en este año o se tendría que decir al vecindario que había que desterrar la idea. No debió gustarle al “massa” Carreto la idea y ha montado esta encerrona, obligando, por lo pronto, al ingenuo Nieto, a que cambie el discurso y anuncie que aún hay tiempo para licitar el proyecto, aunque se cambie. No me dirán que no es una alegría hacer esa afirmación sin saber qué, cómo ni dónde construir. Volvemos a la ciudad de las ocurrencias y de los pelotazos, y a tener un gobierno subsidiario de la Iglesia (ahora no puede ser el sindicato), la empresa y la familia (del PP, evidentemente).

Peter Pan Nieto

Juan Andrés de Gracia | 2 de enero de 2012 a las 19:25

La entrevista al alcalde en El Día de Córdoba refleja como  “el joven Nieto” se ha negado a crecer, políticamente, en estos siete meses al frente del gobierno de la ciudad. Y eso que “Manostijeras” Rajoy se lo ha puesto fácil con su Real Decreto de recortes. La teoría “pepera” de que con la sola presencia de la gaviota todo iría mejor, se ha demostrado tan falsa como duro el incumplimiento electoral del PP estatal, sólo seis días después de formar gobierno. Ante semejantes recortes y rebajas de derechos, lo que Nieto ha tenido que hacer en la ciudad demuestra que la situación de Córdoba es envidiable en comparación con la de España. Que el propio Nieto reconozca que “solo con recortes esto se hunde” es una crítica directa a la política impuesta por los delegados de Merkel en España.

Eso sí, se ha encontrado con un regalo en forma de un crecimiento del tipo de gravamen del IBI urbano, que, recordemos, es el impuesto fundamental del ayuntamiento, de un 10%. Para quien lo desconozca, el ayuntamiento de Córdoba, tanta veces tildado de voraz recaudador, lleva más de diez años (17 en total) sin revisar los valores catastrales por la falta de valor político de quienes tenían que haberlo puesto en marcha. Por eso, cuando a veces se han comparado subidas anuales del IBI, se tendría que haber tenido en cuenta si los valores estaban actualizados o no. Ellos esperaban que, como en los últimos años, la ponencia de valores catastrales hubiera subido un 1%´que sumar al 1,5% decidido en el proyecto de ordenanzas, y, de repente, se encuentran con una importante aportación adicional. La trampa está en que el dinero va a salir de todos los cordobeses, y lo va a tener que cobrar el becario Bellido, por lo que es un incremento de la presión fiscal complementario al que ya habían decidido “los 19 escalones”. Y digo esto, porque otra solución hubiera sido subir la participación de los ayuntamientos en los tributos del Estado, pero se ha congelado, en el mismo real decreto, para el próximo año. Por tanto, lo que Rajoy permite a Nieto es sacarle más dinero a los cordobeses, no ayudarle con los ingresos del Estado.

Pero Nieto como Rajoy se sienten felices porque han conseguido “una aspiración de siempre”: gobernar la ciudad. Posiblemente, no tengan muy claro para qué, pero, por lo pronto, ya están ahí. Han sido una docena de años los que ha pugnado por conseguirlo, por lo que esperaba que se lo hubiera “currado” y que ahora no hubiera utilizado los trucos de manual de echar la culpa a la “herencia” creada. Por eso, me parece impresentable que, en vez de pedir perdón por intoxicar con el posible impago de nóminas, recupere el discurso para el próximo año. Claro, que se olvida que acaban de aprobar operaciones de tesorería por 28 millones de euros, que deben servirle para esos meses donde los ingresos escasean. Además, el “catastrazo” va a suponer unos 6 millones de euros. Por eso, no entiendo que sigan intentado crear en el vecindario cordobés una posición antifuncionarios municipales. Que no venda que lo que quiere es pagar de otra forma, lo que quiere lograr es que el capítulo I sea menor y solo encuentra dos soluciones: o echa personal a la calle, o paga menos a los que hay. Sin más cuentos.

Es particularmente triste, que diga que ahora hay que devolver lo que se ha gastado antes. Ya no recuerda que los gobiernos de la izquierda tuvieron que pagar todo lo que se había endeudado el “engominado” Merino, y eso que, entonces, la economía funcionaba y los ingresos entraban en el ayuntamiento con cierta fluidez. Tampoco se acuerda como él, y su “casa de los muchos” en la oposición, han estado, todo este tiempo, exigiendo más gasto municipal en forma de más limpieza, mejores autobuses, más centros cívicos, más subvenciones, más instalaciones deportivas, … y así podíamos seguir. ¿Cuando pidió que no se subiera el sueldo a los empleados públicos? Nunca se hizo y se sumó a toda reivindicación de más salario. Nunca presentaron enmiendas al presupuesto para rebajar la partida de personal. Eso es “coherencia” política

Por otro lado, “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”, y, el propio alcalde, reconoce que era mentira que el anterior gobierno había gastado todo el presupuesto. Ahora nos da el dato de que se gastaron poco más del 60%. Pero, como tiene que insistir en la manipulación informativa, señala que lo hicieron en cinco meses. Simplemente, le invito a que lo comparemos con el ritmo de gasto que él mismo va a generar el próximo año. Para llegar a 31 de diciembre con el presupuesto gestionado, hay que tenerlo prácticamente gastado para noviembre, o no se pueden tramitar los expedientes. Por tanto, habitualmente, el ritmo de gasto del primer semestre es más intenso que el segundo.

Y lógicamente no puedo pasar por alto su referencia a las Naves de Colecor. Debería explicar si está esperando a que haya otra consejero “pepero” más sensible a las exigencias del parcelador. Incluso, que admita que se pueda declarar la multa como incobrable, es una barbaridad, porque siempre habrá mecanismos de cobro, al menos parciales. Lo que me resulta ya descorazonador es que insista en la falsa afirmación de que la multa ha estado en el presupuesto, porque, simplemente, no es verdad. Sí ha servido para disminuir, teóricamente, el déficit municipal, pero no para justificar gasto alguno. Que luego lo mezcle con la liquidez, ya es de nota. Pero, como siempre, le reto a que saque los cientos de multas que, sobre parcelaciones, hay en Gerencia de Urbanismo. ¿O es que se ha comprometido a dejarlas morir?

Que bonito que pida ahora la unión de los partidos políticos municipales, pero que poco apoyó él al gobierno de la izquierda. De todas formas, soy de la opinión que los partidos en la oposición deben estar para ser útiles y no para poner palos en las ruedas. Por tanto, aunque Nieto siga sin crecer, y que incluso parezca estancado políticamente, no es razón para no echarle una mano. Así que, a la faena, que esperan el aeropuerto, el centro de congresos, y tantos y tantos otros proyectos que darían vida económica a la ciudad. Por cierto, en toda la entrevista, ni una sola palabra a la creación de empleo. Era prioritario, y ya van siete meses sin novedad.

Recinto ferial versus recinto ferial

Juan Andrés de Gracia | 28 de diciembre de 2011 a las 12:27

Vengo defendiendo, hace algunos años, que cuando el vecindario lee algo relativo a “recinto ferial”, inmediatamente, piensa que vamos a volver a trasladar la Feria del Arenal. Se agudiza esta paradoja cuando se mezclan, por un lado, el debate sobre el recinto ferial para la Feria de Mayo, y por otro, el recinto ferial como espacio comercial. Esto está pasando estos días, como sucede de forma cíclica cuando se inicia un nuevo mandato municipal, por la crisis de IFECO y por la necesidad del Córdoba CF de gestionar El Arcángel. Directamente, ninguno de ambos temas tendría que llevarnos a hablar de “recintos feriales nuevos”, pero, la verdad, es que así sucede por, llamémoslo, “efectos colaterales” de los debates en esta nuestra ciudad.

La larga crisis de supervencia por la que pasa IFECO, ha vuelto a sacar a colación el debate sobre la necesidad de un nuevo recinto de ferias comerciales (sería mejor llamarlo Parque Comercial) en nuestra ciudad y provincia. Lo que fue una pieza fundamental para armar el nuevo PGOU, se convierte ahora en un proyecto huérfano del que nadie quiere responsabilizarse. Recordemos que nos pasamos años debatiendo si situar el Recinto ferial comercial en la zona de Poniente, en la Carretera de Palma, o llevarlo a la zona de Levante. Finalmente, triunfó esta última opción, junto a la antigua nacional IV, junto al Parque tecnológico de Rabanales, y dando sentido a la configuración de la que iba a ser “Ciudad Jardín de Levante”, donde Prasa, y, en menor medida, Arenal 2000, tenía grandes intereses de suelo. No fue una decisión fácil ante los intereses de Cajasur y de la asociación de joyeros de que el recinto ferial fuera a la zona del Parque Joyero, fundamentalmente, para asegurarse inversión pública en el desarrollo del mismo, y desarrollar el preacuerdo que las administraciones firmaron, al respecto, para repartirse el coste.

Como casi todo en la época del “pseudoalcalde” Mellado, sin que el PGOU entrara en vigencia absoluta (2003), ya se promovió un cambio en toda esa zona de Levante, llevándose el recinto ferial más al norte, junto a las vías del tren. El objetivo no era otro que justificar un incremento de la zona urbanizable, saltando las vías, para lo cual se llegó a plantear un vial,paralelo a las vías, de gran dimensión, que sirviera de acceso rodado al recinto y a Rabanales, con objeto de convertir la antigua carretera de Alcolea en la entrada “privada” al residencial “Ciudad Jardín de Levante”.  Así se trabajaba en esa época, al servicio del interés privado del ladrillo, dibujando la ciudad de la forma que más podía interesar. Incluso, para conseguir apoyo vecinal a esta iniciativa especulativa, se cargó el coste del Parque de Levante a que se desarrollará la zona residencial descrita. El resultado es que no hay Recinto Ferial Comercial, ni Parque de Levante y el Parque Tecnológico parece un desierto. No puedo olvidar la responsabilidad de los dirigentes universitarios de entonces, en estas actuaciones altamente especulativas.

Para dar apariencia de que todo era inminente, Mellado obligó al entonces delegado de Hacienda y Comercio de la Junta, “Incoherencias” Hurtado, a pagar un proyecto faraónico de recinto ferial, justo en la nueva zona elegida. Ya entonces, el coste de realización era prohibitivo, así que hoy es, simplemente, imposible de ejecutar. Aquello le valió a Hurtado para ir en la lista de Mellado de 2003 y ser, posteriormente, portavoz del grupo socialista y de ahí a senador y diputado todo ha sido fácil. La Junta de Andalucía mantuvo en sus presupuestos una partida para iniciar el recinto ferial que nunca ejecutó, alegando que se seguía sin conocer el sitio exacto donde se ubicaría. Posteriormente, un acuerdo del “Viejo” Griñán con “Quina” Aguilar, justificó que desapareciera la partida por la misma razón, y se intentó que se trasvasara al Centro de Congresos, cuando ya se necesitaba financiación pública. Por aquel entonces, “Tintín” Tejada y el “Breve” Ocaña defendían que se abordaría el recinto ferial cuando estuviera encauzado el Centro de Congresos, y así nos vemos.

Los últimos años son más conocidos. Por un lado, los patronos de IFECO han dejado de pagar sus cuotas y, tras la retirada de Cajasur, se buscó el apoyo de Cajasol, que jamás se hizo real. Agobiados por las deudas, nadie quiere ser quien acabe con IFECO, pero entre todos la han hecho morir. La Junta, que siempre asumió protagonismo en las ferias comerciales, tras eliminar hace algunos años las subvenciones a la mayoría de ellas, coincidiendo con el interés de Diputación de usar sus propias instalaciones, ahora se desmarca diciendo que a la provincia no le interesa un recinto en la capital. Aquí, “Esperanza” Ambrosio actúa de la “voz de su amo” y echa tierra sobre una maqueta que ellos mismos pagaron. La postura del gobierno del joven Nieto ha sido de sorpresa, pero contenida. Imagino que temen que el señorito Arenas tampoco afronte el proyecto. La verdad es que el ayuntamiento o apuesta por el centro de congresos o por el recinto ferial, ya que dinero para ambos no va a haber.

En cuanto a la ubicación de la instalación, se ha seguido mareando la perdiz. Incluso se ha pensado en las Naves de colecor, teoría del “aspirante a fenómeno” Durán y de “Quina” Aguilar, imagino que orientados por “Incoherencias” Hurtado, quien los ha visto y quien los ve, lo bien que se llevan. Pero lo mejor, fue lo que se le ocurrió a Mellado, cuando recibió el encargo de un estudio de viabilidad sobre  el Plan Especial del Arenal. Propuso que el Recinto Ferial se instalara… en el estadio El Arcángel. Y aquí se vuelven a encontrar los dos recintos feriales. La idea era llevar a cabo la Ciudad del Ocio al otro lado de la autovía, trasladar allí la Feria, y rentabilizar toda la zona junto al Estadio como zona comercial, de ocio y restauración. Lo malo, es que el único promotor privado que podía tirar de ese proyecto era “Castelar” Gómez, o quien se haya quedado con su suelo en la zona, y no parece estar por la labor. Él, que plantó allí la Ciudad deportiva, ilegal, por  supuesto, como avanzadilla de sus intereses, está más interesado en que le resuelvan las Naves y la multa.

¿Por qué todo en esta ciudad es una espiral sin fin?

Izquierda Unida en el diván

Juan Andrés de Gracia | 26 de diciembre de 2011 a las 13:07

No tengo más remedio que volver a comentar la actualidad de Izquierda Unida, y lo hago en función de tres noticias que le afectan directamente. La primera, es que haya un nuevo grupo de militantes que hablen de la necesidad de refundación del proyecto. Desde que pertenecí a esa organización política, hace ya veinte años, he oído esa palabra decenas de veces. Nunca he sabido muy bien qué significaba y, además, siempre era utilizada por aquellos que acababan de perder poder interno, o podían perderlo en un futuro cercano. Está claro, que esta iniciativa, donde destaca el “Lele” Gómez, excoordinador local de IUCA, que asumió la derrota dignamente, va encaminada a cambiar la dirección provincial, que está en funciones y, lo peor, es que nadie lo ha notado. Las perspectivas de éxito son escasas, teniendo en cuenta que los resultados electorales en la provincia han sido buenos, y que es la capital la que se ha pegado el batacazo. Este movimiento no parece tener nada que ver con el que ha protagonizado Gaspar Llamazares como Izquierda abierta, sino que está preso de la dependencia del PCE, por lo que será poco productivo para IUCA. Su misión es imposible, porque se dirigen hacia el PCE con lenguaje del 15-M, lo que es un intento baldío, porque las códigos son absolutamente contrapuestos.

Me gusta leer que hay quien reconoce que dentro de IUCA no se fomenta la democracia participativa, ni existe pluralidad, democracia ni transparencia. Qué lástima que todo ello no se haga cuando se ostenta el poder, y se proclame cuando le hayan aplicado a uno la eutanasia política. La referencia a que el Consejo Local de IUCA en Córdoba está aletargado, no es más que una repetición de lo que ha venido pasando históricamente. Desde que en 1991 se le cortó la cabeza a Rafael Carmona como coordinador de aquel Consejo Local, y máximo promotor de Convocatoria por Córdoba, y coincidiendo con el cambio estatutario que le otorgó todo el poder a la estructura provincial, no se ha vuelto a tener una dirección local competente. El consejo local, desde aquel tiempo, sólo se ha preocupado de intentar controlar al grupo municipal de Córdoba, y a colocar a personas de su entorno en el equipo municipal. Para poco más ha servido, y la prueba fue como no supieron cerrar la herida abierta por la traición de la exministra, y acabaron sucumbiendo ante el “socioconcejal”.

No pude contener la risa cuando el coordinador provincial de IUCA, concejal del Ayuntamiento de Córdoba y portavoz en la Diputación, “Curriqui” Martínez, se atrevió a hablar de un posible pacto entre el “joyero-promotor” y el PP para la aprobación de los presupuestos. En primer lugar, al PP no le hacían falta los votos al tener mayoría absoluta y, al fin y al cabo, los planteamientos de UCOR no difieren esencialmente de los de “la casa de los muchos”. Qué lástima que no hubiera hecho esas declaraciones con el asunto de las Naves de Colecor, o de la Carrera del Caballo, cuando Gómez se reunía clandestinamente con Rosa Aguilar y los responsables urbanísticos del PCE. Nada dijo cuando se estuvo a punto de perder la multa, por los sucesivos retrasos cómplices que la Rosa de España obligaba  aplicar a su tramitación. En esos pactos, estaban involucrados tanto el “heredero” Ocaña, como “Tintín” Tejada, que actualmente padece una crisis de amnesia sobre su trabajo con la actual diputada socialista.

No obstante, claro que al PP le interesa que UCOR siga existiendo y se presente a las elecciones autonómicas. Tras ver que a su electorado no le va a afectar, y que sí hace mucho daño electoral a IUCA, sobre todo en la provincia, el PP va a facilitar que el “socioconcejal” se presente a las elecciones. ya se preocuparan ellos de que les ayude a que IUCA pierda votos en la provincia, y a que Rosa Aguilar sea prudente en su presencia en Andalucía. El objetivo es la mayoría absoluta el próximo mes de Marzo y van a jugar todas sus cartas. Imagino que luego el “hemmano Rafaé” intentará que el PP le resuelva alguno de sus problemas en la ciudad. Por ejemplo, una Junta de Andalucía “pepera” podría no recurrir un plan especial Carretera de Palma más favorable a Gómez o una interpretación menos rígida de su multa. Es algo parecido a lo que supuso la presencia de la “exconsejera” Aguilar en Obras Públicas, y que se torció por su ascenso al Consejo de Ministros. Una operación en ese sentido, no podría tampoco encontrar oposición en el Padrino socialista, puesto que pactó con Gómez la legalización de la Naves, ni en una IUCA que no quiera hundir a Tejada y Ocaña.

Por último, Julio Anguita vuelve a aparecer como “gurú” de la izquierda, dispuesto a dar enseñanzas a unos y a otros. Como siempre, se sitúa por emcima del bien y del mal, y culpa a todos menos a él. Esperaba que se hubiera animado a explicar, claramente, por qué su estrategia lleva a IU al hundimiento. Desde que se encerró en el PCE, en la parte más “zorrocotroca” y “aparatichik”, convencido de su verdad, decayó el proyecto de Convocatoria por Andalucía y nos llevó a la teoría del “sorpasso” y de “las dos orillas”. Él fue quien elevó a los altares a su “amiga odiada”, la Quina Aguilar, y aún no ha reconocido su error. El obligó a que el “honrado” Trigo dimitiera y se presentara de nuevo a las elecciones en 1995, a pesar de que estaba siendo atacado por esos poderes fácticos, a los que acusa de ser los que mandan. También cercenó todas las posibilidades que el “consecuente” Pérez podía tener para mantener un proyecto de izquierdas en la ciudad. De nuevo se atreve a culpar a la gente, al vecindario que le sigue recordando con cariño, pero, ¿para cuándo la autocrítica? Siempre se escudó en la responsabilidad colectiva de las decisiones, pero no tuvo reparo en señalar con el dedo a todo el que no entendía su camino. Ver como los jóvenes comunistas de Mariscal solo conocen su mito me alienta a escribir otra visión, la que yo he padecido en primera persona por defender que “Córdoba no era como Soria” y que las “pinzas” sólo sirven para tender la ropa.

Córdoba electoral: última reflexión

Juan Andrés de Gracia | 17 de noviembre de 2011 a las 19:53

Como vaticiné en varias entradas, ha pasado casi completamente la campaña electoral, sin que se hable de la importancia que las elecciones tienen para la ciudad y la provincia. Mejor dicho, ante la situación de crisis, y por los recortes que puede sufrir el Estado del Bienestar, los debates se han polarizado a nivel de discusión general, y no habido sitio para hablar de cada territorio. Pero, a prácticamente un día del fin de campaña, hay varios elementos que creo interesante reflexionar, justamente por su relación con Córdoba.

Empezaré por las manifestaciones de Javier Arenas, como representante del partido que llega como seguro ganador, y que, por tanto, más reales son sus compromisos, sobre las prioridades en los proyectos estatales para la ciudad. Ha mencionado, un centro de congresos “como Dios manda”, un aeropuerto “digno” y la autovía/autopista Córdoba-Toledo. Luego, el “sheriff” Cabello de Alba, ha sumado la Carretera de Granada (A-81). Sobre el Centro de Congresos, lo manifestado es insuficiente, puesto que los agnósticos no sabemos qué es lo que manda Dios. No sabemos si hay que hacer otro proyecto, si el que hay va a incluir o no la sede de la Orquesta, y ni siquiera se ha avanzado qué financiación y para cuándo se piensa aportar. La referencia al de León, que ha sido usada siempre para atacar a ZP, no queda claro si es su modelo o sólo servía para incordiar.

Lo de la dignidad del aeropuerto, no lo entiendo. En plena crisis de los distintos modelos de aeropuerto que ha defendido el PP, como el de Castellón, el de Ciudad Real o el de Antequera, y también de los de Zp como León (de nuevo) o Gerona, es sorprendente que se vuelva a hablar de hacer un nuevo aeropuerto en Córdoba. Sería mejor comprometerse en terminar el que está en fase de remodelación, que es más viable a corto plazo y más adecuado para las necesidades cordobesas. Córdoba, si requiere aeopuerto, es uno para vuelos de mercancías y turísticos, esencialmente, y no una infraestructura insostenible de masas. El PP, desde la época del engominado Merino y de los chicos del Plan estratégico, Fabricator Salinas e Ingecom Prieto, están empeñados en proyectos de aeropuerto, que sólo sirven para especular con terreno no urbanizable, pues en ningún caso sería rentable para la ciudad.

En cuanto al fervor por la autovía/autopista Córdoba-Toledo, con las graves repercusioones ambientales que tendría, demuestra que los “peperos” siguen presos del ladrillo más duro y de las infraestructuras faraónicas de dudosa utilidad. Esta carretera responde a un modelo que ya se ha acabado, y que ha sido el origen de la crisis que vivimos. Con el proceso de autodestrucción que vive el proyecto europeo, es impensable que se pueda financiar esa actuación, y de difícil venta los beneficios que pudiera generar. Otra opinión me produce la A-81, que sustituiría a la actual carretera de Granada, más que nada, porque ya está parcialmente desarrollada, y porque considero que es positivo que se abra esa conexión, que incrementaría nuestra relación con Portugal-Extremadura y con el Mediterráneo. Por cierto, Cabello de Alba ha anunciado que no sabe si podrá mantener la alcaldía a la par que el puesto de diputado. O sea, que se va antes o después a Madrid, consolidando el engaño electoral comenzado con su candidatura a alcalde de Montilla, cuando cobraba dinero del ayuntamiento de Córdoba.

También me parece relevante comentar la acusación de “antidemocrática”, que ha efectuado la “eminente” Soledad Pérez,  a la colocación de pegatinas con la palabra “Traidora” sobre los carteles de Rosa Aguilar. Y es que no sé que esperaban, ¿qué se aceptara sin más el desprecio a la ciudad, y a sus votantes, que ha practicado la “exalcaldesa” en su ascenso al gobierno, previa parada en la consejería para que le sirviera de trampolín? Dejar la alcaldía de Córdoba, para apuntarse al barco del poder socialista, no puede pasar sin que se le recuerde, sobre todo, cuando ahora pide el voto de toda la izquierda para ella, ni siquiera para el PSOE. A quien se rie de la buena gente, no se le puede permitir que se limpie en las cortinas. Aún recuerdo, como el PSOE pagó los carteles de “Condenado” que tuvo que sufrir el entonces alcalde de IU, el honrado Trigo, en la campaña de 1995. Por cierto, carteles que entonces vio con placer la propia Rosa Aguilar en busca de la caída de Trigo, Pérez y compañía, para abrirse el camino a la alcaldía para ella. Paradójicamente, luego fue indultado por el gobierno socialista.

Otro detalle menor, pero relevante, es que Rosa Aguilar no ha querido contestar la pregunta que, sobre su relación con Rafael Gómez y las naves de Colecor, le he hecho en su cita con los internautas de hoy, aquí, en EL DÍA. Todos los demás candidatos han contestado mis preguntas, pero Rosa, no. Esa es su forma de entender al vecindario que no queda maravillado por su presencia. No deja de ser triste que Rosa esté peleando por volver a atraerse los votos de UCOR, esos votos populistas que ya sabemos lo que representan. Ha sido interesante conocer cómo ha contestado, pero sin decir nada, a las preguntas sobre sus premios Atila por sus agresiones medioambientales. Recordemos que uno de sus “medios”, es el medioambiente,  y que ahí están la Carrera del Caballo, las Naves de Colecor o el Plan Trassierra-2, en los baños de Popea, todo ello, en plena relación cuasi de pareja con el “socio concejal”. Así es la futura exministra.

Por último, es interesante ver como el PSOE da por perdido uno de los cuatro diputados que ahora posee, y que ganó gracias a Moratinos y al apoyo de ZP a la Capitalidad. El PP se siente llamado a hacerse con él, pero IUCA aparece como posible, aunque difícil, aspirante a ese puesto. Manifesté mi posición a favor de romper el bipartidismo provincial, y la campaña no me ha hecho desistir de ello. Sigo considerando interesantes, las opciones independientes, voluntaristas y progresistas del PA y de Equo, y creo que merecen la mejor de las suertes. Pero debo reconocer que, más allá de sus cuitas internas provinciales, de su líder, el decimonónico Lara y de la falta de perfil del sobrino de Ernesto Caballero, IUCA es la opción más seria para vencer a la vez al PP, y al PSOE de la parejita Aguilar-Hurtado y de la “novata” Flores. Por eso, creo que también es una opción a tener en cuenta. Yo lo haré.