Archivos para el tag ‘PP’

Giro a la izquierda

Juan Andrés de Gracia | 26 de marzo de 2012 a las 20:52

No dejan de ser curiosas las argumentaciones que se emplean en los distintos partidos para defender que han ganado las elecciones. Resulta a veces ofensivo para la inteligencia que nadie, excepto honrosas excepciones, asuma que los resultados le han dado la espalda. Cualquier análisis electoral debe basarse, no en datos aislados y comparaciones interesadas, sino en función de las expectativas electorales con las que se  han presentado a las elecciones.

De este modo, el triunfador de las elecciones andaluzas es, casi en exclusiva, el ansia de cambiar hacia la izquierda de los andaluces. Y digo cambiar, porque ni han asumido dar todo el poder al PP, ni se conforman con mantener la política económica neoliberal del PSOE. El incremento de la confianza en Izquierda Unida, más allá de lo esperado, no es sino optar por una izquierda trasformadora, tanto en lo social como en lo económico. Ahora Izquierda Unida debe saber gestionar esta situación, que es muy similar a la que se gestó en 1994, y que estuvo marcada por la pinza y el intento de “sorpasso” desde la teoría de las dos orillas. Aquella vez no entendieron el mensaje, y, en dos años, el vecindario andaluz se cansó de ellos, y los mandó a la oposición simbólica. Su segundo escaño por Córdoba, basado en 10.000 votos más, de ellos, la mitad en la capital, significa que han soltado el lastre del rosismo converso y empiezan a funcionar como un proyecto colectivo.

Por otro lado, no es entendible que el PSOE considere que ha ganado. Por primera vez, no es la primera fuerza política en unas elecciones andaluzas y ha conseguido el segundo peor resultado de su historia (pérdida de nueve diputados). Pero es que, a nivel provincial, ha vuelto a perder voto sobre las generales de noviembre, tanto en la provincia como en la capital, con el resultado de un diputado menos. Esto solo significa que aún sigue penalizado por el vecindario, aunque tenga opciones de mantener, de froma compartida, el gobierno andaluz. La renovación de sus líderes y sus estructuras es una urgencia, y mal haría si entendiera que debe seguir mandado por el grupo de perdedores formado por Griñán, Durán, Rosa y compañía. Si no se regenera y redefine, y si Izquierda Unida acierta a mantenerse en una izquierda razonable de gobierno, seguirá transfiriéndoles voto en sucesivos procesos electorales.

En cuanto al PP, no hay más reflexión que hacer que aceptar que su empeño por depender de las políticas feroces de recortes, que solo interesan a la gran banca y a los especuladores, le ha empezado a pasar factura. Querer seguir ganando elecciones sin decir lo que se va a hacer, y saltándose a la torera sus compromisos escondiéndose detrás de la herencia, ya no surte efecto. Me parece patético el papel jugado por Nieto, alcalde en prácticas, que ha usado el ayuntamiento y su mismo cargo, como armas electorales. Ahora deberá asumir que sus proyectos de segunda clase, como el centro de convenciones, o su incapacidad para generar empleo en la ciudad, le han retirado apoyo, que, fundamentalmente, ha ido a la abstención. Mantener el enfrentamiento con la Junta de Andalucía no le ha dado buen resultado, pues le ha convertido en un acólito de Arenas, y no en representante de la ciudad. Ahora debe decidir si pasar al Parlamento andaluz o no, y los cambios que ha de realizar en su gobierno municipal y el de la Diputación. Mantener el apoyo social, solo va a depender de la eficacia de sus medidas. Esta semana, que ha empezado con las elecciones andaluzas y acabará con los presupuestos de Rajoy, pasando por la huelga general, será relevante para su futuro.

Por útlimo, UPyD, PA o Equo se han dado cuenta que no son capaces de captar más voto, ante la concentración del mismo en las otras tres fuerzas políticas. No se puede ser centralista en unas elecciones andaluzas, como el partido de Rosa Díez; no se puede improvisar una izquierda andaluza sin poder definir con claridad qué se aporta, como el PA; y no se puede jugar a ser distintos, diferentes y especiales y luego pedir el voto a la sociedad desde una supuesta altura intelectual, como Equo. Es duro que el vecindario prefiera abstenerse de forma importante, que buscar nuevas formas de representación política. En cualquier caso, si queremos romper el hartazgo político que anida detrás de no ir a votar, es necesario empezar desde hoy a desarrollar la democracia participativa, aquella que nos hace protagonistas durante los cuatro años. Que PSOE e IUCA tomen nota de que no hay verdadero giro a la izquierda si se esconden en las instituciones y si optan por gobernar desde la soberbia del poder.

Elecciones andaluzas españolistas

Juan Andrés de Gracia | 15 de marzo de 2012 a las 18:12

Toda la vida suspirando porque se celebraran elecciones andaluzas separadas de las generales para que, una vez que se logran, de lo único que se hable sea de problemas estatales. Dicho de otra manera, parece que estamos celebrando en Andalucía la tercera vuelta del pulso entre izquierda y derecha que se ha desarollado, con clara victoria de estos últimos, en 2011. Por eso, es, en parte, lógico que, cuando la guerra electoral es entre PSOE y PP, ambos utilicen u oculten, a sus líderes y discursos nacionales para condicionar el voto andaluz. No obstante, eso supone perder una oportunidad única para contrastar el modelo de Andalucía que está en juego. Posiblemente, no haya otra opción, ya que lo que está en decisión es si el PSOE pierde la penúltima autonomía que está gobernando, o si se consigue que Andalucía sirva como contrapunto a la oleada neoconservadora “pepera”.

Los candidatos socialistas vuelven a azuzar al lobo del PP contra los andaluces. Usando la reforma laboral aprobada y las medidas llevadas a cabo en otras comunidades (lo último, permitir el copago en Cataluña), hablan del programa oculto del señorito Arenas más que de su propio programa (¿alguien sabe qué defienden de nuevo). Ha llegado a producirse la paradoja de que el viejo Griñán autotitule a su partido como los “nuevos conservadores”, por aquello de defender el mantenimiento de la apuesta por la educación, la sanidad y los programas sociales. Pero no son capaces de articular un programa de futuro, unos nuevos planteamientos para generar empleo y para avanzar en el desarrollo sostenible andaluz. Les basta con intentar que el señorito Arenas se tenga que defender de las acusaciones de ser un fiero recortador en ciernes. Obvian, interesadamente, que los primeros recortes obligados por Europa, empezaron con ZP.

Los candidatos del PP, emulando la campaña de Manostijeras Rajoy, no tienen otra estrategia, no meter la pata y esperar que la desesperación del parado, la instrucción del caso de los ERES y las manifestaciones de los empleados públicos, les hagan la campaña. No tienen ningún interés en hablar qué harían al día siguiente de que llegaran al gobierno andaluz. Prefieren no decirlo, y dedicarse a anticipar que seguro que se encontrarían una situación económica heredada peor que la que ya proclaman. Por cierto, auguro que no les importaría caer en la contradicción de vender, ahora, que la situación es más dificil que la oficial, pero cuando se la encuentren, dirán que no lo sabían y que ¡vaya herencia!. A lo más que llegan, es a proponer medidas cosméticas “antipolíticos”, reflejadas en una supuesta reducción de cargos, empresas públicas, etc. en la mejor ola populista.

IUCA, es la única que intenta hablar del estatuto andaluz y su desarrollo. Pero todo el interés mediático gira sobre su disponibilidad o no de pactar con el PSOE. Aquellos que les han jaleado cuando se han enfrentado al gobierno andaluz, y aquellos que siempre les han considerado trasnochados, ahora se preocupan de sus expectativas. Se encuentran cómodos reclamándose como la única y verdadera izquierda y haciendo propuestas sociales, aunque oculten que difícilmente podrían aplicarlas con las limitaciones del marco autonómico. Son conscientes de que cuanto más hablen mal del PSOE es posible que les puedan arrancar más votos. Otra cosa es que se hará más inexplicable, luego, un gobierno conjunto, o, simplemente, lo harán imposible, si juegan a la pinza crítica con el PP. No obstante, mantienen un discurso de izquierda muy conveniente en estos tiempos.

Los partidos minoritarios están en trance absoluto. El Partido Andalucista ha empezado a desesperarse por las inmensas dificultades de llegar al vecindario andaluz, con los pocos medios que tienen, y con la poca atención que le prestan los medios de comunicación. Se sienten ahora agredidos hasta por UPyD, que amenaza con poder quedar por encima de ellos, con un discurso netamente españolista. El pueblo andaluz parece dispuesto a darle la puntilla al andalucismo y mandarlo de nuevo fuera del Parlamento andaluz, con un apoyo ridículo. A nadie le interesa hablar ahora de Andalucía y eso les lleva fuera del debate generalizado. Por eso, las propuestas de ultraderecha españolista de UPyD encuentran, al parecer algo más de eco. Por su parte, la izquierda alternativa que representa Equo, es incapaz de aglutinar interés ante la mayor relevancia que ha adquirido el voto al PSOE o a IUCA en esta guerra contra la derecha. Se están dando cuenta que ha llegado el momento del realismo de izquierda frente a la apertura a nuevas ideas, métodos y proyectos. En una época de fuerte desempleo, es más difícil encajar un discurso que no prioriza la creación de cualquier tipo de empleo, sino el equilibrio medioambiental, social y la defensa de más derechos.

 

Contra el bipartidismo provincial

Juan Andrés de Gracia | 9 de noviembre de 2011 a las 17:47

Tengo claro que actualmente sólo hay dos gobiernos estatales posibles: Del PP con mayoría absoluta o del PP con mayoría relativa y apoyo nacionalista. No existe la opción de gobierno del PSOE ante la realidad de los 5 millones de parados, la congelación de pensiones, la reducción del salario de los funcionarios, la entrega al sector financiero o la subida de impuestos. Sé que el PP profundizará en la misma política económica porque se dicta desde espacios ajenos a la soberanía nacional, si es que esta existe aún. Las únicas diferencias estriban en la forma de atender y extender los servicios públicos, y la consolidación o retroceso en derechos ciudadanos. Sé que para muchas personas, estas diferencias políticas son suficientes para reclamar el voto útil al PSOE, pero para mí, ante la imposibilidad de alcanzar el gobierno por su parte, considero que es necesario que el vecindario vote, pero que vote sinceramente lo que más le convenza y no se deje llevar por un voto útil que sólo servirá para que Rubalcaba continúe al frente del PSOE o que se busque un nuevo liderazgo socialista.

Teniendo en cuenta que, además, hay que votar a nivel provincial, esto es, que no votamos directamente a Rajoy o a Rubalcaba, y ni siquiera a Rosa Díez o Cayo Lara, propongo que este proceso electoral se haga una reflexión a nivel de las personas que los distintos partidos políticos han decidido para la provincia y cuáles son sus propuestas para Córdoba. Ya avancé que el debate electoral iba a estar al margen de los proyectos provinciales que dependen del gobierno estatal. Pero eso no es obstáculo para que analicemos a los partidos por quienes y qué representan.

En este sentido, es imposible que el comisario omnipotente, Cabello de Alba, pueda ejercer con plena dedicación su alcaldía de Montilla y su, más que seguro, puesto de diputado. No quiero pensar que cometerá la estafa de abandonar la alcaldía. Sí estoy seguro que, de hecho, lo va a hacer, puesto que es imposible compatibilizar decentemente los dos puestos. No es presentable que el PP haya vuelto a incluir un cunero por nuestra provincia, que nada ha hecho por nosotros. El joven Nieto ha mostrado su debilidad dentro del partido, puesto que anunció una candidatura plenamente cordobesa y nos tenemos que tragar buscarle un sueldo a este triste y ojeroso personaje, López Amor. Se pueden aceptar cuneros si, como Moratinos hizo, se traza un plan de trabajo y de presencia útil en nuestra provincia. Sí creo que, la precoz Beatriz Jurado, puede simultanear la presencia en un Senado a extinguir con su puesto de delegada de juventud. Pero estoy convencido de que su presencia en la candidatura es sólo para que el Senado le pague los viajes por España, en su papel como Presidenta de Nuevas Generaciones.

Respecto al PSOE, me parece indecente que presente por Córdoba al gran engaño de la política cordobesa, la futura exministra, Quina Aguilar. IUCA tenía derecho a que no le insulten tan directamente, y a que no le restrieguen por la cara a su gran esperanza convertida en espectáculo. La exalcaldesa, no sólo se traga a su látigo, el senador ciclista Hurtado, de dos, sino que, además, se jacta de sentirse a gusto con aquel al que acusó de ser la X de los Gal. Por otro lado, el propio Hurtado y la ca,maleónica Flores, han demostrado durante estos largos años en cargos públicos, que no son representantes de la provincia en las instituciones, sino voceros del partido en Córdoba. Su objetivo es acertar con quien manda en el partido y ponerse a su servicio. Ahora, actuarán como perros de presa del gobierno pepero que se avecina. Desde luego, que PP y PSOE se vayan a repartir los seis diputados y los cuatro senadores que nos corresponden, no es buena noticia, porque, unos se dedicarán a defender ciegamente su gobierno, hagan lo que hagan por Córdoba, y los otros, se opondrán de forma irracional, exigiendo lo que no nunca pidieron a los suyos.

Por eso creo, que hay que romper el bipartidismo provincial y votar a otros partidos, tanto al Congreso como al Senado. Quien sea conservador, encuentra la posibilidad de votar al centralismo de Rosa Díez, a través de Guillermo León. Esencialmente, defienden su misma posición política, pero viven del populismo y personalismo de su líder. Los que tengan una posición de izquierda andalucista, se encuentra con las apuestas arriesgadas, independientes, pero con personalidad propia de Antonio Manuel y Sebastián dela Obra. Me gusta más el segundo, pero en cualquier caso, creo que tener una voz libre en Madrid es interesante, tal y como los aragoneses lo hicieron con Labordeta. Tanto Antonio Manuel como Sebastián son capaces de mandar “a la mierda” a cualquiera que no les deje hablar con libertad en defensa de nuestra tierra y, por extensión, de la humanidad.

En cuanto a IUCA, su apuesta por personas poco conocidas, apostando por el programa y la marca, choca duramente con la presencia enfrentada de Rosa Aguilar. Pero es que, además, Bartolomé Caballero y Curro Cobos, como siempre, lo primero que tienen que vencer es a los enemigos internos, es decir, aquellos que esta vez se han quedado sin cargo, y exigen que se vaya el que está, para que ellos recuperen su sitio. IUCA podría tener alguna opción a quedarse con el sexto diputado, en vez de que vaya al PP, dejando al PSOE en dos, y, también podría tener alguna opción a un puesto en el Senado, si se concentra el voto en un solo de sus candidatos. Pero cuando uno ve que, en plena crisis económica, y con las buenas expectativas electorales por delante, se dedican a ponerse zancadillas “amigas”. Desaniman a cualquiera a votarles. Por esa razón es admirable la ilusión, que suple la falta de recursos, con que Equo aborda estas elecciones, ya sea con Pepe Larios o con Cristina, Diego, Eladia o Román. Representa la única opción seria de plantear una alternativa económica al sistema actual, aunque sea difícil que nos creamos que sea posible. Manejan bien el mundo global y saben actuar localmente, serían también una buena opción para romper el bipartidismo provincial.

Con mi voto, no

Juan Andrés de Gracia | 25 de septiembre de 2011 a las 11:35

Para el próximo 20-N, están convocadas las próximas elecciones generales, que llevan el marchamo, casi imparable, de la victoria del Partido Popular. Creo que nadie se extrañará, si anticipo que con mi voto no propiciaré ese cambio de gobierno. Los últimos cuatro años de desgobierno socialista han sido decepcionantes, fundamentalmente, porque no han sido capaces de entender que no le corresponde a la izquierda la toma de determinadas decisiones que van en contra de lo que somos y defendemos. Para gobernar tomando medidas antisociales, no se puede usar el voto de los que creen que debe haber otro camino y que no se puede ceder al pensamiento único. Si la izquierda global necesita irse a los cuarteles de invierno para rediseñar un modelo social y económico, hágase con dignidad, pero no siendo teloneros de lujo de la derecha.

En principio, tengo decidido no votar a candidaturas que se sitúen en el ámbito del “centro” o la derecha, por cuestiones, simplemente, de incompatibilidad básica con sus planteamientos acomodaticios al sistema y antisociales. Pero el PSOE de Córdoba, sin entrar a valorar ahora si ideológicamente el PSOE se mantiene en la izquierda, me ha puesto fácil eliminar la opción de decantarme por Rubalcaba. No es que estuviera entusiasmado con su liderazgo, pero no había desechado votar PSOE.

Pero es que el vecindario de Córdoba no vota a Rubalcaba o a Rajoy, sino que vota a unos diputados y senadores que le representen en las Cortes. Y con mi voto, Córdoba no va a estar representada por la ministrísima, ni por Hurtado, ni por Maribel Flores, por señalar a las tres figuras principales de las listas recién cocinadas por Durán, Griñán y Rubalcaba. Hurtado y Flores, son integrantes de la gran familia que está hundiendo a la izquierda cordobesa en la miseria ideológica. Son baluartes de los que mangonean en el PSOE, y representan a los profesionales de la política que ya no recuerdan de donde proceden. La obligación de aceptar a Aguilar en lugar de a su amada Calvo, es la única derrota del aparato de la cohorte Durán, que se ve obligado a dejar caer a la digna Carmen, para situar, en primera línea de voto, a la ministrísima. Se echará de menos al noble Moratinos.

La lista demuestra que las bases no sirven para nada, puesto que, no me puedo creer que los socialistas cordobeses sigan entendiendo que Flores o Hurtado pueden representar algo nuevo, o al menos que vayan a dedicar su tiempo a pensar en Córdoba. Y ya no digamos del trágala de aceptar el rosismo, apoyado por el mismísimo Salinas, al que tanto tiempo se combatió. La presencia de la alcaldesa que traicionó a la ciudad por su carrera política personal, es prueba de que el PSOE está perdido ideológicamente. El populismo rosista no va a hacer que se recupere la senda de la izquierda, y sólo consolida un modo de hacer política donde  nada importa el vecindario cordobés y, mucho menos, los militantes de base. El aparato formado por la gran cohorte de Durán, seguirá reinando, al menos, hasta que los resultados electorales puedan provocar que haya un cambio de liderazgo en el PSOE federal que acabe barriendo a estos personajes sin ideología.

La prueba del nueve, ha sido que la lista al Congreso esté encabezada por Rosa y que detrás esté aquel al que ella impidió que fuera candidato a la alcaldía de Córdoba. Por aquel entonces, yo trabajaba con el senador ciclista en el ayuntaniento de Córdoba, y aun recuerdo como hostigaba sin piedad la política populista de la alcaldesa-consejera-ministra. Yo compartía absolutamente el fondo de lo que planteaba, aunque no sus formas. El enfrentamiento sobre las naves de Colecor fue el encontronazo más llamativo, y la comisión de investigación sobre urbanismo la representación máxima del conflicto. Aguilar usó toda su influencia en Ferraz y en San Vicente para obligar a que el desaparecido Velasco llamara al orden a Hurtado, y le prohibiera atacar directamente a Rosa, dándole carta blanca para machacar al profesor Ocaña, por aquel entonces en la Gerencia de Urbanismo. Pero ahí no se quedó la señora Aguilar, sino que exigió que el PSOE no eligiera a Hurtado como candidato a la alcaldía, evitando que se le pudiera enfrentar en 2007, y el partido optó por Rafael Blanco. Curiosamente, ese mismo aparato que, sin dar explicaciones, en 2011 ha impedido que Blanco se volviera a presentar como candidato, para situar al padrino Durán, con el resultado penoso que todos conocemos. El premio de consolación de Hurtado fue ser senador, y ahora recibe otro ascenso por mantener la obediencia debida. Por ejemplo, entendiendo que se negocie con Gómez para legalizar las naves y aceptar, sin avergonzarse, acompañar a su odiada Rosa. Por cierto, Luis Planas ha vuelto a quedar eliminado, y tendrá que buscarse el futuro por otro lado, que él sabe hacerlo.

En fin, estaré atento a que IUCA decida su candidatura, aunque viendo como hicieron la lista a la alcaldía, no espero que nos sorprenda. Imagino que decidirán en clave de equilibrios internos, encerrados en su torre de de cristal. El ejemplo de que Cayo Lara desbanque a Llamazares es mal augurio. Parece ser que Equo elige al verde Larios, que no desfallece en estar presente en la vida política cordobesa. Parte con pocas opciones de poder ser elegido, aunque no me importará avalar su candidatura para que pueda presentarse. Por su parte, el PA, intentando salir de su travesía por el desierto, ha optado por independientes como Antonio Manuel Rodríguez o Sebastián de la Obra, que, sin duda, son candidatos con perfil propio y que aportan frescura, aunque tendrán difícil romper el bipartidismo imperante en los medios de comunicación. Tampoco me importaría avalar sus candidaturas, si fuera necesario. De UPyD no hablo, porque no entiendo su proyecto político personalizado en Rosa Díez. Mientras, el PP ajusta sus listas donde se cuetiona al engominado Merino, seguro de su victoria y con margen para encajar todas las piezas. Por todo ello, y mientras observo con tristeza como decae el movimiento del 15-M, elegir a quien votar no va a ser fácil.

Pacto de perdedores

Juan Andrés de Gracia | 19 de septiembre de 2011 a las 19:43

No deja de sorprenderme a donde va el joven Nieto con su estrategia cultural hacia la nada.  No puedo entender que se anuncie la creación de una red de ciudades “finalistas” para cooperar en cultura, sin que se nos aclare qué va a pasar con la Fundación Córdoba ciudad cultural, con el plan de equipamentos culturales que apoyaron, o con la programación estable cultural que durante años se ha ido consolidando en forma de servicios públicos e iniciativas privadas. Tan amante de hablar de pactos de perdedores cuando dos fuerzas políticas llegan a un acuerdo para evitar el gobierno de una tercera más votada, y que a él le hizo tanto daño en 2007, la reunión de hoy en Córdoba no es sino un ejemplo de lo mismo. O lo que es peor, es mantener una estrategia “españolista” contra San Sebastián-Bildu al que sacar rendimiento electoral cercano. Por cierto, el resto de ciudades ha bajado el nivel de la reunión al no asistir alcaldes, y en algún caso, han mandado al representante de turismo.

Que Córdoba sea Capital permanente de la Cultura, es una idea a la que tardó en engancharse el PP puesto que su apuesta por la cultura ha sido siempre dudosa. Sólo hay que recordar el eslogan del gobierno Merino: “Eliminaremos de la programación cultural todo lo que no sea rentable”. Resultado de ello fue que cayó el Aula de Poesía, que no se invirtió en equipamientos culturales, ni existentes como el Taurino, que por poco se nos cae, ni nuevos, donde la Axerquía fue nominada para ser edificio inacabado que recordara al gobierno de IUCA-PCE. ¿Puede alguien mencionar una sola iniciativa cultural de peso del gobierno de la derecha entre 1995 y 1999? ¿Alguien espera alguna para el actual gobierno? Sólo hay que ver el desierto cultural que es su programa electoral.

Por si alguen cree que exagero, remito al reciente balance que he realizado sobre las primeras cincuenta medidas del gobierno de “Los 19 escalones”  para los primeros cien días, y que sólo incluía reunir a la Fundación de la Capitalidad y difundir el Festival dela Guitarra. Aparte, al rechazar licitar el centro de Congresos, han vuelto a dejar sin proyecto de sede definitiva a la Orquesta. En tres meses, el personal que se dedica a trabajar en Cultura en el ayuntamiento de Córdoba se ha reducido y se ha precarizado. Por poner un ejemplo, las bibliotecas necesitan de la bolsa de trabajo de interinos para poder desarrollar todas sus potencialidades, pero además se necesita la prometida transformación de plazas de auxiliares a ayudantes de bibliotecas, que estaba en marcha y ha sido paralizada.

Este tipo de reunión, por mucho que se reúna en el Salón de los Mosaicos, se asemejan a las reuniones de ciudades Patrimonio de la Humanidad, que sólo sirven para viajar por España y el resto del mundo, pero que no han conseguido ningún resultado apreciable en 15 años de funcionamiento. La verdadera prueba de la voluntad cultural del gobierno, representado culturalmente por el bonachón Moreno Calderón, será el presupuesto con el que cuente para mantener la programación, para que el Gran Teatro funcione con los tres teatros, para que los servicios y equipamientos ya abiertos, o los próximos en abrir, no se vean relegados como prioridad municipal.

Moratinos lanzó la idea de que Córdoba pudiera establecer el 2015 como su año particular de la Cultura, y demostrar que merecíamos haber sido nominados Capital 2016. Es una idea apreciable, pero que no intenta generar un frente antivasco, sino un movimiento proCórdoba. Para realizarlo, se necesitaría aportar los medios oportunos, esos que ahora están en duda. Está claro que se quiere generar una cortina de humo permanente que oculte los recortes que se avecinan en la vida cultural de la ciudad. Lástima que no hayan escuchado a Mario Fernández, de BBK, también vasco por cierto, decir que quieren abandonar el ladrillo y que vana continuar apoyando la cultura en Córdoba.

Permítanme que incluso dude que Las Palmas de Gran Canaria o Zaragoza piensen, como ciudades, que la Cultura es su futuro. De Burgos o Segovia, sí puedo entender que, en base a su patrimonio histórico, pretendan rentabilizar al máximo sus posibilidades. Guste o no, San Sebastián si es una ciudad que siempre ha buscado en la Cultura un elemento de proyección exterior y de estructuración interna. En lo que a nosotros respecta, si tenemos una programa tan bueno, y si la Fundación va a seguir funcionando para coordinar a las distintas administraciones y movilizar recursos privados, para nada necesitamos crear esta nueva estructura de damnificados. ¿Qué pensaríamos si se hiciera una jugada del mismo estilo a nuestra ciudad? ¿No hubiera sido más lógico acordar con la ganadora, San Sebastián, la máxima colaboración posible?

La Cultura no es como la Copa Davis. No es un espectáculo que arrastre masas mediáticas de forma fácil. No es una estrategia para atraer turistas, tal y como defiende Charini Alarcón y los gerentes de los hoteles y restaurantes de Córdoba. La Cultura es la estrategia por la que hemos apostado. Si ya la Junta pone en duda la venida de la colección Citoler a Córdoba, si Junta y ayuntamiento dejan a la Orquesta en provisionalidad, si el gobierno central sigue sin saber cuando empiezan las obras de la nueva Biblioteca Provincial y mucho menos, cómo está el proyecto del nuevo museo de Bellas Artes. Si, además, las iniciativas privadas van a tener muy difícil subsistir, la Cultura será de nuevo el pasado de la ciudad y no su presente y futuro. Mientras, el sabor del sucedáneo de la Copa Davis dejará paso a la frustración.

Subir, bajar, congelar, … actualizar ingresos

Juan Andrés de Gracia | 13 de septiembre de 2011 a las 18:49

Parece que el becario Bellido ha hecho las tareas y empiezan a presentarse los expedientes que van a acabar conformando las ordenanzas fiscales de 2012, esto es, los ingresos propios municipales. Sadeco y Cecosam deciden hoy la propuesta que elevarán al ayuntamiento para su aprobación, que se anuncia con una subida media del 3% sobre el año pasado. Sólo hay que irse a las hemerotecas de septiembre de 2010, para ver que el PP hablaba de “voracidad fiscal”, de” atraco al parado y al que sufre la crisis” incrementar los impuestos y las tasas. Finalmente, la subida se quedó en el 2% de media, por debajo del IPC previsto, ahora es un punto más y equivale ya al IPC del mes de agosto. La situación económica que se denunciaba por el PP era ya de quiebra económica del ayuntamiento, pero se anteponía que no se podían subir las tasas y los impuestos en plena crisis. La crisis no ha terminado, la situación económica municipal es prácticamente idéntica y, sin embargo, se proponen subidas importantes en Sadeco y Cecosam.

Hace tres meses, hablaban de que bajarían los impuestos y tasas, pasaron a plantear la “congelación” entendida como subida igual al IPC, y ahora recuperan el mismo término que se usó por el gobierno saliente los dos años anteriores: actualización. Es conveniente, además,  recordar que el Plan de saneamiento permitía entonces subidas mayores a las que se renunció, justamente, por la situación de crisis económica. El PSOE ya ha manifestado que se mostraría favorable a subidas del IPC menos un punto, lo que ahora sería un 2%. IUCA, imaginamos que se dedicará a intentar demostrar la incoherencia e irresposabilidad del PP de los cuatro últimos años y el de ahora, cuando la situación económica y la crisis ya eran muy difíciles. UCOR, no creemos que tenga posición, pero su programa electoral hablaba de bajada de impuestos y tasas. La suerte del PP es que tiene mayoría absoluta para decidir, sin presión de nadie y sin tener que negociar la subida que cree conveniente. Será su decisión.

Debo recordar que ya hablamos en el blog de que iba a ser necesario subir tasas e impuestos, en una cantidad cercana al IPC. Es más animé a que se olvidaran de lo dicho en campaña, reconocieran que hablaban demagógicamente, pero que ahora la responsabilidad de mantener los servicios públicos, obliga a subir los ingresos propios municipales y a una reducción fuerte del gasto que va más allá de aplicar austeridad, por mucho que sea necesaria. Por esa razón, me parece que el gobierno del PP empieza a gobernar, y, eso significa, a ser responsables con la realidad. Como dijo el joven Nieto hace poco, a aceptar que no todo el mundo puede estar de acuerdo con lo que se proponga. O sea, a abandonar la tentación de seguir como si fueran oposición, o, lo que sería peor, a gobernar con la estrategia rosista de no tomar decisiones y de guardar los problemas en los cajones (También se puede crear una comisión que duerma los asuntos).

Ahora bien, ¡Qué arrepentido debe estar ahora el incombustible Rojas de haberse cargado la tasa de mantenimiento en cementerios! Esa tasa iba a dar la estabilidad a la empresa y, la renuncia a ella ha provocado que Cecosam presente un déficit estructural permanente y tednga que subir las tasas continuamente. Luego, se completará con una transferencia municipal de difícil financiación actualmente. Es cierto, que la mayoría de estas tasas las pagan las aseguradoras, pero como se comprenderá, al final repercute en el recibo del seguro que todos pagamos. Que el Consejo de administración deje de reunirse en las oficinas de la Carretera de Alcolea y lo hagan en Capitulares, no demuestra sino la falta de interés de involucrarse en el futuro de la empresa. Sólo la pisaran cuando vayan a dar un pésame, en vez de conocerla de primera mano. ¿Va el PP a desarrollar una campaña a favor del uso de los servicios de la empresa y a competir con Tanatorio Córdoba o Tanatorio El Granadal? Lo dudo, teniendo en cuenta su dependencia del sector empresarial.

En cuanto a Sadeco, le parece poco a “los 19 escalones” que la media de subida del recibo sea de 2,60 euros. Más que en que sea mucho o poco, deben incidir en que es necesaria la subida porque el coste del servicio está un 15% por encima de lo que se ingresa por él. La nueva tasa para los puestos de caracoles me parece correcta, pero cobarde, puesto que podrían haber hecho igual con todos los mercadillos ambulantes. ¿Cuànto nos cuesta limpiar cada zona de venta ambulante? Está claro, que no han querido enfrentarse al sector. También me parece lógico que, si se presta el servicio a parcelaciones que ni siquiera son legales, se les cobre en función de lo que cuesta el servicio. Pero, nos debe hacer reflexionar sobre lo que puede significar asumir alegremente el crecimiento de barrios derivados de parcelaciones y los costes que para todos puede suponer. Quien se quiera ir a vivir a 15 kilómetros de Córdoba debe pagarlo. Enmascararlo como “razones técnicas” es cinismo.

Pronto contaremos con el total del expediente de ordenanzas fiscales y la valoración será más completa. Pero que no nos quieran engañar: el único objetivo que tiene la subida, es incrementar los ingresos municipales para financiar los servicios públicos. Aún están por decidir, en Sadeco y en Cecosam, los planes de austeridad y los recortes que vayan a acometer para que la cobertura de costes se acerque al 100%. Al vecindario le tocó pagar con el gobierno municipal saliente y ahora con el gobierno entrante, esperemos que al menos el servicio sea de calidad y suficiente. Y que el reparto de las cargas sea proporcional a las posibilidades de cada uno. De ahí que deben explicar mejor porque eliminan la reducción de la tasa a las personas que cobran el salario social. Mal comienzo.

Oposición de comedia

Juan Andrés de Gracia | 8 de septiembre de 2011 a las 18:35

Desde luego, lo mejor que se ha encontrado el joven Nieto en el ayuntamiento, es la oposición de corral de comedias que tiene enfrente. Si hace poco alentaba, desde este blog, a que dejarán de estar de vacaciones, ahora casi sería bueno que se dedicaran a sestear para que los errores de los “19 escalones” se vieran con claridad. Ninguna de la tres fuerzas políticas de la oposición pensaban estar en la situación en la que se encuentran, y han tenido que rehacer su estrategia de forma improvisada.

Voy a empezar por UCOR, para recordar, que guste o no, es el grupo mayoritario de la oposición. No se han visto en otra igual, y la propuesta más interesante que han realizado es que se reduzca el tiempo de las intervenciones plenarias. Queda claro que no tienen nada que decir y que no saben cuál es el papel de la oposición. Sobre asuntos de fondo (Cruz Conde, Urban, …) aún no han sido capaces de decir nada, entre otras cosas, porque no representan un partido político con determinada ideología, sino, justamente, la antipolítica. Disfrutarían siendos concejales predemocráticos, excepto en que ahora se encuentran con un sueldo y una presencia social relevantes. Se han quedado fuera de juego, desde que se ha comprobado que el “socio concejal” es el máximo deudor del ayuntamiento y que les ha mandado intentar parar la subasta de sus bienes. En realidad, son la representación del populismo más vulgar, por mucho que se tenga carrera universitaria, o se pasen las vacaciones en barco.

La posición de IUCA es sin duda la más difícil. No acaban de asimilar que, de ser la fuerza que ha gobernado la ciudad, prácticamente, en los últimos treinta años, ha quedado reducida a un grupo de cuatro concejales. Recuerdo cómo se divertían con los grupos socialistas cuando tenían los mismos concejales que ellos ahora. Entre sus representantes, destaca el coordinador provincial de IUCA, el “Curriqui”, que bastante tiene con mandar en el partido y con su puesto en Diputación, del que depende. A las dos compañeras que se sientan en el salón de Plenos, aún no se les ha escuchado, no sabemos si es que no tienen nada que decir o no les dejan. Así, que sólo queda Tintín Tejada, único concejal sobreviviente del naufragio y que se dedica a la “vendetta” sobre el PP. Esto es, a defender la gestión del gobierno saliente y a recordar cuál fue la posición del PP en cada asunto para enfrentarlos ante sus contradicciones.

Lo que no puedo entender, es que pretendan oponerse al PP sumándose o propiciando protestas ciudadanas como la de la Velá. No sé que hacían el “Curriqui”, Peña, Mariscal, Doblas, Tejada y otros en una protesta que se pretendía ciudadana. Mi posición sobre el “localcatolicismo” (ver entrada de hace dos meses) del PP, representado en Fray Jaén, es de total rechazo. La mayoría de las fiestas cordobesas combinan, sabiamente, la parte popular con la raíz religiosa. Debe tomar nota, el joven Nieto, que la ciudad no le ha votado para que manden las sotanas. El desprecio y la chulería con la que se muestra el ínclito responsable de cofradías del PP, deja mal a las propias cofradías y al propio equipo del PP. Si no lo controlan, el problema en la Feria puede alcanzar cotas no deseables. Pero, quien tiene legitimidad para quejarse, es el Consejo de Distrito de la zona, que es el que coorganizaba la Velá desde su recuperación.

Tampoco entiendo qué hacía parte del 15-M en la queja. Espero que no empiece a estar manipulado por la presencia de las juventudes comunistas y los históricos de la izquierda alternativa cordobesa, empeñados en encontrar la revolución que perdieron. No es el 15-M preocupado de los desahucios o de la expulsión de inmigrantes. No es el 15-M que se indigna contra la política por estar al servicio de los mercados. La debilidad de IUCA le impide movilizar la ciudad como en otro tiempo, simplemente, porque han perdido la conexión con la realidad. Estar al lado de quien se queja no sirve, si no eres capaz de darle soluciones.

Y llegamos al autonombrado “líder” de la oposición, el capo Durán, que además que corta cabezas, sitúa a los suyos y intenta que no le chuleen las listas, se dedica a hablar de ingresos. Él, cuyo único ¿mérito? conocido es que fue gerente de una empresa del que salió, o lo echaron, antes de que se hundiera definitivamente. Habrá cogido el programa electoral, olvidándose que ha sido el menos votado de la historia del socialismo, o habrá convocado al gurú Hurtado, para proponer cómo deben ser las ordenanzas fiscales. Se muestra como si no hubiera cogobernado con IUCA y mostrando un gran desconocimiento de hacienda local. Por lo pronto, es al gobierno al que le corresponde proponer el expediente de impuestos y tasas, y, a la oposición, intentar negociarlo, enmendarlo o rechazarlo. Si encima eres la cuarta fuerza política, el ridículo alcanza niveles de comicidad, si no fuera porque el PSOE no se merece este “aspirante a fenómeno”.

En cuanto al resto del grupo, les cuesta coger el sitio, y eso que se han repartido todos los puestos donde se cobran dietas, en vez de confiar en algunos compañeros del partido que iban en las listas. El Padrino Durán los ha ido sacando durante el verano para que pareciera que trabajaban. La práctica más usual, es que te hagan una nota de prensa desde la sede, y que luego te enteres que van a poner que tú lo dices. La desubicada Valenzuela, intenta quedarse en su ámbito cultural y parece pensar qué hago yo aquí. La hermanísima, asiste a la manifestación de la Velá, como una indignada más, aunque el moreno veraniego la delata. Lo que imagino es que su compañero, el Alcalde cofradiero, estaría encantado de participar en el pregón y en la procesión, aparte de a la Copa Davis que criticó. Este es el PSOE que nos queda, cada uno a lo suyo, y sálvese el que Durán diga.

Apuesta educativa

Juan Andrés de Gracia | 5 de septiembre de 2011 a las 18:50

¡La que se está liando con los recortes en el gasto educativo! Desde que Cataluña decidió rebajar las transferencias a las escuelas de 0-3 años, redujo las partidas para gastos generales de los centros entre un 15 y un 33 por ciento, dejó de cubrir bajas en personal de administración y servicios o redujo los gastos universitarios en 90 millones de euros, entre otras medidas, no hay comunidad autónoma que no anuncie que “mantiene el gasto social” pero baja el gasto educativo. Y es que, como vengo defendiendo, hay que definir con claridad qué es gasto social y no confundirlo con la beneficiencia de hace un siglo. Gasto social no es lo que gestiona el departamento de servicios sociales.

Al igual que en Cataluña, en Madrid o en Murcia, se está planteando una batalla contra los gobiernos autónomos por parte de la comunidad educativa. En estos casos, no se puede alegar que las dificultades económicas procedan de una mala gestión socialista, puesto que el PP viene gobernando desde hace más de una década. En una de las pocas comunidades que queda con un gobierno de izquierda, la nuestra, Andalucía, se anuncia, aunque habrá que comprobarlo, que no se rebajará el gasto e inversión en educación. Es una buena noticia para nuestra ciudad y, en general, para los ayuntamientos. La educación no es una competencia directa de los ayuntamientos, pero si son colaboradores esenciales para que el sistema educativo funcione. Los ayuntamientos tienen que disponer suelo para los centros educativos, encargarse, en el caso de primaria e infantil, de su mantenimiento y suministros, y, voluntariamente, puede desarrollar programas educatuivos complementarios.

En este verano, la Junta de Andalucía está acometiendo obras en distintos centros escolares que se complementan con las que realiza el ayuntamiento. No obstante, mucho me temo que acabemos llegando a un enfrentamiento entre ayuntamientos y Junta en lo que respecta al coste que supone  los gastos de los colegios. Que el PP intente crear una FAMP paralela, no puede significar nada más que va a usar los ayuntamientos como ariete contra la Junta de Andalucía, en busca de la mayoría absoluta. A este respecto, hay que exigir, una vez más, que hay que financiar suficientemente las entidades locales, pero que no se puede dejar de prestar los servicios básicos a la comunidad. El gasto educativo es gasto social y el joven Nieto debería ser consciente de ello y dar las instrucciones oportunas.

No sé por qué los medios de comunicación convierten en noticia que haya alumnos en aulas portátiles, por cierto, dotadas de lo necesario para que la actividad escolar se pueda desarrollar en perfectas condiciones. La noticia, que siempre tiene un sesgo negativo, sólo demuestra que algún colegio o instituto está en obras de reformam y eso siempre es una buena nueva. Por ejemplo, el colegio de la zona del Cortijo del Alcaide, Guillermo Romero Fernández, llevaba casi una dácada exigiendo obras de ampliación y reforma. Ya están en marcha pero, como es lógico, las clases han de dejar de prestarse en las instalaciones mientras duren las obras. Una opción es llevar a los alumnos a otro centro, con lo que se origina problemas al centro al que vayan. La otra es disponer de unas instalaciones provisionales hasta el fin de las obras.

En estos días, sabemos también que está en obras el Colegio Fray Albino. Literalmente, se ha demolido para ahora reconstruirlo en la misma ubicación histórica. También se anuncia la apertura en breve del Conservatorio Profesional, que podrá abandonar las instalaciones, totalmente inadecuadas, de los colegios provinciales. En el mismo ámbito de enseñanzas especializadas, se está acometiendo la rehabilitación de la Escuela de Arte Dramático y Danza que, al estar en parte en un edificio protegido, debe hacerse de forma muy cuidadosa. Y así podíamos seguir viendo como la ciudad mejora, más lentamente de lo deseable, su estructura educativa con el impulso conjunto de Ayuntanmiento y Junta, que se viene manteniendo de forma razonable. La duda es hasta cuando.

Claro, que es inexplicable que aún no se haya construido el Instituto de Miralbaida, lo que obliga  a desplazamientos innecesarios al alumnado de la zona. Se incluyó en una previsión de inversiones conjunta en el año 1998. Tristón Martín estaba al frente de la Gerencia de Urbanismo y de Procórdoba, que debían ejecutarlo con la financiación de la Junta. Ha vuelto Martín al gobierno municipal y se ha econtrado que sólo se ha conseguido que se concrete y se ceda el suelo, pero las obras son un misterio. Igualmente, la ciudad necesita una Escuela Oficial de Idiomas con mejores instalaciones. La propia asociación vecinal del Parque Figueroa ha ofrecido que parte del suelo del barrio, junto a la comisaría de policía, se dedique a ello. Tal y como está la situación económica, parece muy lejano el proyecto. En estos casos, el ayuntamiento deberá estar exigiendo que no se demoren las obras que la ciudad necesita.

También es ya histórica la necesidad de que el Instituto de Fidiana, que nació ridículamente pequeño, acabe las obras de su ampliación y dotación de la instalaciónn deprotiva necesaria. La dificultad mayor es que el ayuntamiento cedió y cambió la calificación del suelo para que el vecindario pueda contar con el uso de la instalación fuera del horario educativo. Al parecer eso presenta unas dificultades administrativas o jurídicas “insalvables” por ahora, que sólo necesitan de voluntad política. Es de esperar que no haya problemas entre ambas administraciones para que se pueda llegar a buen fin.

Por último, el ayuntamiento fue pionero en el establecimiento de programas de acción educativa. Esto es, entender la ciudad como un recurso educativo que complemente la labor de la escuela. Así se ha permitido conocer el ciclo del agua, o se ha acercado el teatro y la ópera a nuestros niños, entre otros muchos programas. ¿Los mantendrá la concejala de educación, que, por cierto, nadie sabe quién es? Sería una pena que se considere que es un gasto prescindible. Habrá que esperar que pase la Copa Davis para enterarnos de cuál es el concepto de lo que se puede recortar por parte de “los diecinueve escalones”. Los precedentes de las comunidades donde gobiernan son mal augurio.

Fósiles siglo XXI

Juan Andrés de Gracia | 4 de septiembre de 2011 a las 11:49

El Primer Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba de la época democrática, gestionado fundamenlatmente por el PCE-IUCA, tuvo como uno de sus retos el casco Histórico de Córdoba. El concepto de modernización de las ciudades que imperó con el desarrollismo de los 60 y los 70, era abrirlas al protagonismo del coche, para lo cual los cascos históricos debían dejarse atravesar por viarios de media y alta capacidad, con aparcamientos a uno y otro lado. En Córdoba tenemos el ejemplo de la c/ Gondomar, que aunque fuera de los límites actuales del Casco, representa aún hoy lo que hubiera sido esa opción, a través de las huellas que aún se obervan en los retranqueos de su diseño.

A Manuel Pérez, que le tocó durante ocho años llevar la dirección urbanística de la ciudad y, por tanto, la aplicación del PGOU, le gustaba recordar que en la memoria del Plan se hacía mención a que, si no sabíamos qué hacer con el Casco Histórico de Córdoba, mejor dejarlo morir con dignidad. El debate entre la ciudad que nacía y la que se detenía, retrasó los trabajos para contar con un plan especial de protección del Casco y del catálogo de edificios protegidos, que se dilató excesivamente en el tiempo. Los trabajos, que dirigió Francisco Daroca, no estaban concluidos para cuando el PP impulsó el nuevo Plan General. Ello aconsejó que llevarán líneas convergentes desde entonces. Finalmente, su aprobación definitiva se produjo en 2003, pero en expediente independiente.

Ese Plan del Casco, como se le conoce abreviadamente, fue concebido desde un concepto abierto, que permitiera dejar de ver nuestro centro histórico como un decorado que detrás sólo tuviera ruinas, y las calles estuvieran vacías o exclusivamente llenas de turistas. Se preparó un plan que no se olvidaba de hacer del casco, conformado por más de una docena de “barrios”, un lugar para vivir. Pero se chocó con una exigente Junta de Andalucía que lo endureció, reforzando la opción de valor arqueológico y patrimonial del mismo, haciendo más complicada su modernización inteligente. O sea combinar la protección del bien patrimonio material de la humanidad, con la necesidad de hacerlo viable y sostenible.

La ejecución del Plan durante estos ocho años ha sido irregular, con una elevada aportación pública y con muchas dificultades para la participación privada. La aprobación posterior del Plan de accesibilidad ha definido un modelo de movilidad que lo complementa de forma bastante certera. Pedro hoy en día hemos conseguido mantener un Casco reconocible, con actuaciones muy importantes en mejora de la calidad de vida y en protección del patrimonio. Los fondos europeos, municipales y autonómicos aplicados sobre la Ribera, el eje Tendillas-Mezquita o la Manzana de San Pablo (el jardín del Casco), en parte, aún sin terminar, son muestras de aciertos significativos. Lo mismo que me seguirá pareciendo siempre fallida la recuperación de la Corredera, pieza fundamental del centro histórico, puesto que a la importantísima inversión en su reforma uirbanística, no ha seguido un acertado control de los usos, convirtiéndose en un gran bar de gama baja.

Pues, en esas estamos, cuando “el joven Nieto” nos sorprende con el nombramiento de Primo de Jurado, uno de los últimos defensores de la División azul, al frente del Casco y del Patrimonio histórico de la ciudad. Y en la misma línea que ha anunciado Tristón Martín para el PGOU vigente y para el proceso regulador de parcelaciones; o su compañera de tridente, la comercial Sousa, en el proceso de concesión de licencias, anuncia una relectura del Plan del Casco para favorecer las licencias. No se debería ocultar que, a la vez que se aprobó el Plan del Casco, el Ayuntamiento asumió la posibilidad de dirigirlo y aplicarlo, con la sola prevención de que las actuaciones sobre edificios protegidos mantienen la tutela de la Junta de Andalucía, a través de la ley de Patrimonio de Andalucía.

Actuar sonbre un edificio protegido es muy complicado y requiere de una tramitación excesivamente larga. Pero, liberalizarlo puede suponer destrozar valores importantes de nuestra historia. Plantearlo además como una confrontación con la Junta de andalucía, nos lleva a un nuevo intento de llevar el debate al campo electoral próximo. Afirmar que nuestro Casco está más o menos que fosilizado es faltar a la verdad, y menos si procede de un revisionista de la historia. No obstante, como ya he planteado en otras ocasiones, encuentro desequilibrada la primacía de la vertiente arqueológica en el desarrollo del Casco. Debería conjugarse el respeto a nuestro patrimonio, con la necesidad de permitir la inversión privada que nos haga inyectar recursos en el Casco.

El ayuntamiento se comprometió a invertir un 25% de los fondos que consiguiera a través de la gestión del PGOU, al Casco, lo que se ha venido haciendo, auqnue no existe un balance exacto de su cumplimiento. Pero la situación económica municipal, y el parón en la gestión del PGOU por la crisis inmobiliaria, aconsejan favorecer el capital privado. Pero ello, se debe hacer sin renunciar a la defensa de un Casco para vivir y de un respeto a la fisonomía histórica del mismo. No nos convirtamos en fósiles de dinosaurios en el siglo XXI y arrasemos con un trabajo de décadas. Ya sabemos que “los diecinueve escalones” están al servicio del empresariado, que son una delegación de la CECO en el ayuntamiento de Córdoba. Pero los negocios y promociones residenciales que puedan querer establecerse en nuestro Conjunto Histórico, deben partir de las exigencias que ello les supone.

El sistema de modificaciones del Plan del casco para las actuaciones más arriesgadas, no me parece inadecuado. Lo que habría que hacer es conseguir acortar a la mitad los plazos de tramitación que conlleva. No se puede hacer una interpretación literal de los postulados del Plan, sino entenderlos en función de la propuesta que se presente. O sea, las fichas del catálogo y las especificaciones del Plan, no son una Biblia o un Corán que se imponen como una ley marcial. Deberían entenderse como lo deseable, pero estando abierto a lo posible, a las adecuaciones a los usos y necesidades del siglo XXI. Es irrenunciable mantener el modelo de movilidad de “máximo accesibilidad, mínimo tráfico”, que impide cruzar el casco y evitar al máximo la presencia del automóvil en las calles del Casco. Convirtamos los coches, y el liberalismo irrespetuoso con la tradición, en verdaderos fósiles.

Viviendas privadas, públicas virtudes

Juan Andrés de Gracia | 28 de agosto de 2011 a las 12:48

Cuando el PP ganó las elecciones de 1995 y gobernó por el desacuerdo de la izquierda, encomendó al a-purado Martín la dirección política de la Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa y Telfeco (empresa de la que luego surgiría Procórdoba). En aquel tiempo, tenía muy claro lo que tenía que hacer: un nuevo PGOU. Hasta 1999, en que empezó el cogobierno, tan sólo le dio tiempo a encargar el trabajo y presentar el avance y una primera aprobación inicial. Para llegar a tal aprobación en minoría, tuvo que renunciar a determinados cambios urbanísticos en la ciudad, con la esperanza de recuperarlos en fases posteriores del documento. No tuvo ocasión de ello, pero la izquierda, a pesar de anunciar a una reformulación del documento llevándolo a una nueva aprobación inicial, mantuvo el 95% del mismo, y no tuvo reparo en recuperar lo que antes le negó al PP, por ejemplo, en la zona de Carrera del Caballo, o del Arenal (¿recuerdan quien ha actuado en ambas zonas?)

No me cabe duda, de que toda la serie de acusaciones y jucios por los que pasó Herminio Trigo tenían como objetivo final que la reforma del PGOU no se gestionará desde la forma de hacer política de IUCA, entonces acusada de paralizar el desarrollo de la ciudad. Por tanto, una vez expulsados del poder, y desaparecidos de la gestión municipal Trigo, Pérez, Hens, Paños entre otros, el camino quedó expedito a aplicar la filosofía del “todo urbanizable” y luego la de la confluencia de intereses “públicos-privados” (Mellado dixit). Más claro, los encargados de realizar el PGOU, y de aprobarlo políticamente, se reunieron con los máximos promotores de suelo y constructores de la ciudad y aceptaron un PGOU para unas 40.ooo viviendas, cuando lo razonable hubiera sido no sobrepasar las 25.000. Sólo la conversión de suelo servía para generar unas plusvalías urbanísticas que sólo en una pequeña parte, vía impuestos, llegó a las arcas públicas.

Desde entonces, nadie se ha movido del urbanismo a la carta. Se ha interpretado el PGOU de forma al menos cuestionable para atender otras demandas privadas, ya fueran para suelos residenciales o industriales. O se han generado versiones ilegales (lo han dicho los tribunales) de lo que se puede hacer en suelo no urbanizable (vease, Naves Colecor). Pues bien, Tristón Martín, anticipó en sus primeras declaraciones que habría que hacer una nueva relectura del PGOU. Ahora el problema no es generar suelo para vivienda, sino qué hacer con las viviendas construidas y no vendidas por el sector privado, en especial el financiero, y cómo facilitar que se pueda construir en los suelos urbanizables a los que ha pillado la crisis.

Sé que la política de vivienda está muy condicionada por las normativas que tanto el gobierno central (p.e., última bajada del IVA para venta de vivienda nueva) o la comunidad autónoma (p.e., conversión de viviendas libres en protegidas). Pero el ayuntamiento siempre ha podido actuar de contrapoder de los intereses privados. Bueno, no siempre. Cuando la vivienda estaba en auge, se obligó a que Vimcorsa se quedará con los peores suelos (con restos arqueológicos); se le exigía que no comenzara sus promociones hasta que el sector privado hubiera construido y/o vendido. Se le ha enconmendaba que se dedicara al alquiler o a la rehabilitación. Luego, con la crisis, se le ha pedido que dejara de construir vivienda protegida, para que el sector privado construyera la que había dejado en barbecho durante años. A pesar de ello, sólo hay que darse una vuelta poa la ciudad, para ver que hoy en día bien Vimcorsa, bien entidades con fines sociales como Vimpyca, capitalizan la construcción de vivienda nueva, protegida, claro.

La única medida que estaba previsto que acometieran “los 19 escalones”, en estos primeros cien días, sobre vivienda era la “creación de una oficina municipal de vivienda”. Sorprendente, porque creo que todo el vecindario sabe que esa oficina es ya la propia Vimcorsa. Ni una sola idea de cuánta vivienda a construir, nada de aquellos alquileres a 100 euros que prometió Nieto en 2007, el programa del PP en vivienda es un desierto. Lo que se va a construir o sortear es lo que ya estaba en marcha, pero no sabemos qué planes habrá para el futuro. Desde luego, el ayuntamiento no está para dar salida a los estocs de vivienda. Ya la Junta de Andalucía y el gobierno central están destinando suficientes recursos públicos para ello, con resultados pobres y encima no se logra evitar que se paren los desahucios por falta de pago de hipoteca. Si quieren vender, que bajen los precios, aunque les genere pérdidas, porque ya ganaron suficiente años atrás.

Vimcorsa, por tanto, va a ralentizar su actividad y sus proyectos y la Gerencia de Urbanismo va a ser una gestoría del sector privado y financiero. Y, el primer resultado, van a ser los “lofts”. O sea, vivienda diáfana, por tanto, de coste de producción muy bajo y que se puede poner en el mercado de formas ágil. Los máximos promotores de la idea son inmobiliarias especializadas en locales comerciales. Injupisa, dependiente de los Piedra, es un caso público, conocido y notorio. Durante años se han dedicado a la compra y venta de locales comerciales. Entre otros, se han beneficiado de los locales de Vimcorsa, y ahora quieren que se les permita convertirlos en viviendas. Será la vuelta a las viviendas en bajos que pensábamos desterradas en el urbanismo moderno. Significará olvidarnos de las viviendas acabadas por el promotor, con la excusa de que así el comprador la adapta a su gusto, y el precio es más barato. El PGOU, tal y como está hoy en día, no permite estas construcciones, por eso, hay que fabricar el traje a medida. Igual que ya el gobierno saliente permitió incrementar el número de viviendas por bloque, haciéndolas más pequeñas, en algunas promociones de la zona Poniente, y se prevé lo mismo en planes parciales paralizados. A esto se le llama “releeer el PGOU”, a lo que toda la vida ha sido el “urbanismo a la carta”.