Archivos para el tag ‘Procórdoba’

Reforma administrativa “interruptus”

Juan Andrés de Gracia | 22 de marzo de 2012 a las 18:26

En su incansable labor de campaña electoral a la que está dedicado, el joven Nieto ha presentado la Fundación Agrópolis, rodeado de importantes referentes políticos, universitarios y económicos, aunque es una incógnita saber para qué va a servir. Con ello cumple una promesa electoral (loados sean los dioses) y ello siempre es positivo, pero, a la vez, incumple otra: la reducción de organismos municipales. A este anuncio, además, se une el de la próxima creación de una sociedad mixta que gestione el Centro de Convenciones. No hay que olvidar que estos entes mixtos deberán tener estructura propia (personal, recursos, …) si se quiere que sean operativos. Otra cosa es que, la recién anunciada Fundación Agrópolis, sea un cascarón vacío organizado a mayor gloria de Navas, el liquidador.

El trabajo encargado al supergerente 86 de la Gerencia de Urbanismo, Martínez “el bienpagado”, sobre la reducción de entidades municipales, en la línea que ha anunciado Manostijeras Rajoy y el propio señorito Arenas, no parece producir resultados. Sobre la unión de las empresas públicas de servicios que debería integrar a Sadeco, Aucorsa, Emacsa y Cecosam en una especie de holding, nada sabemos, y todas ellas continúan actuando de forma individual. Incluso la idea de ir a la unificación de convenios parece encontrarse en un callejón sin salida. La ponderada capacidad teórica del supergerente, parece chocar con la tozudez de la realidad, y desconocemos a qué dedica su tiempo. La sospecha de que esté preparando ERES a gogó, a mayor gloria de la reforma laboral, gana peso y preocupa a los empleados públicos.

Por otro lado, la unificación de las entidades dedicadas al urbanismo (Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa, Procórdoba), ha derivado en el anuncio de mantener a Procórdoba, usando el truco legal de pasarle las acciones de Vimcorsa para equilibrar su situación económica. La fusión de ambas parece alejarse, una vez que se ha aprobado una póliza de 18,2 millones de euros a nueve años vista, y se han presentado informes que hablan de la actividad de la empresa más allá de 2020. Incluso, se ha obviado, una vez más, el informe de la intervención municipal (a al que prometieron obedecer fielmente, y usaron como bastión contra el cogobierno saliente) que solicita que se replantee la existencia de la empresa, por falta de recursos para su supervivencia. Hay que reconocer que Procórdoba ha quedado con escaso personal y actividad, sin sede propia y se mantiene, casi exclusivamente, a niveles formales, pero sigue siendo la poseedora de los suelos municipales, por lo que su importancia sigue siendo alta. La duda recae sobre la capacidad de Vimcorsa de asumir, sin problemas para ella, la situación económica de Procórdoba una vez que esta se convierta en su propietaria.

Sobre los organismos autónomos, parece que seguirán trabajando separadamente, aunque tengan por encima una misma dirección general. Las mayores dudas recaen sobre el IMDEEC, debido a la causa general abierta a través de la comisión de investigación que sufre. Los continuos anuncios de judicializar la cuestión abierta no ayudan para nada. Pero el Gran teatro, el Jardín Botánico, o el Instituto de Deportes actúan con medios y fines propios, sin que parezca amenazada su continuidad, aunque sí la de su plantilla. No ha ocurrido igual con la Fundación sobre la Capitalidad, que ha quedado desmantelada, por mucho que se quiera vender que seguirá activa. También ha entrado ahora en cuestión el Consorcio de Turismo, especialmente, tras las noticias de prensa relativas a la gestión empresarial de su presidente, Vicente Carmona. No deja de ser extrañamente curioso que, cuando se han decidido a cargarse el Centro de Congresos de Miraflores, y se promociona un virtual Centro de Convenciones, se haya filtrado información contra él que, además, es el gestor del actual Palacio de Congresos. La próxima salida del gobierno municipal de la hippy Alarcón y la falta de apoyo expresada por el joven Nieto a Carmona, pintan un escenario de preeminencia del empresariado constructor (leáse Massa Carreto) al hostelero (difícil papeleta para el reelegido Toni Palacios). De hecho, no se oculta el malestar, en toda la hostelería de la zona del Casco, sobre la decisión del Cecogobierno de mandar al extrarradio el Centro de Congresos. Pero nadie se atreve a polemizar por temor a represalias. ¿Habrá sido una la de Vicente Carmona?

 

Quo Vadis?, Vimcorsa

Juan Andrés de Gracia | 10 de noviembre de 2011 a las 18:52

Vimcorsa ha sido siempre una “china en el zapato” de las empresas promotoras de vivienda. Desde sus orígenes, se la quería dejar relegada a una labor complementaria en el campo de vivienda, que asegurara todas las plusvalías del mercado a la empresa privada. Sin embargo, desde que Manuel Pérez se hiciera cargo de la empresa, y confiara plenamente en Antonio Portillo, hasta los últimos cuatro años con la gerencia de Rafael Obrero, la empresa ha mantenido su difícil labor en el campo de la vivienda en venta y en alquiler, así como en los programas complementarios sociales, a los que ha dedicado los beneficios que ha ido generando. Y lo ha hecho con ayuda del ayuntamiento madre y de la Gerencia de Urbanismo,  a través de facilidades en las condiciones de pago de los suelos para vivienda en venta, o mediante la cesión de los suelos dedicados al alquiler, manteniendo la empresa saneada.

En este tiempo, incluyo también los cuatro años en que Tristón Martín la presidiera, a pesar de que se aceptó que Vimcorsa construyera el último en cada plan parcial donde estaba presente, para dejar que las promotoras vendieran sin oposición. Durante la época de la burbuja inmobiliaria, Vimcorsa fue prácticamente la única entidad en hacer VPO, completada por las promotoras sociales, tipo Vimpyca o Convisur. Tambíén ha sido la única que ha realizado un parque municipal de vivienda, que permite tener una vivienda a personas sin acceso al crédito hipotecario. Pero, sin duda, la gran labor han sido las ayudas a la rehabilitación, en su distinta tipología, que junto a los fondos autonómicos, han conseguido revitalizar nuestros barrios y el casco histórico. La actuación en Fray Albino y en la Guita, son ejemplos de estas intervenciones, que han contado además con la labor de asistencia social, prácticada por la propia empresa. Igualmente, Vimcorsa participa en la rehabilitaciones globales de san Martín de Porres y de Axerquía Norte, aunque están sufriendo las dificultades económicas de Junta y Ayuntamiento.

También son destacables, las ayudas al alquiler privado, antecedente de las medidas adoptadas por la Junta y el Estado, y que han permitido sacar al mercado vivienda de segunda mano. Importantes han sido también sus aportaciones en las ayudas a mujeres víctimas de violencia de género, la instalación de ascensores, la adaptación de viviendas para mayores, la compra y rehabilitación de casas-patio o la construcción de aparcamientos. En muchos de estos programas, ha contado con la colaboración de la Junta de Andalucía, en menor medida, del Ministerio competente, y la aportación del propio Ayuntamiento. Actualmente, estaba en la labor de construir alojamientos para mayores, una vez superada la interesada polémica azuzada por el PP, y viviendas en alquiler con opción de venta, que son las más demandadas por los cordobeses.

Y digo que “estaba”, porque si bien continúa con los alojamientos de Huerta de la Reina (será paradójico que el PP adjudique y entregue una actuación a la que se ha opuesto radicalmente) no parece que siga con los previstos en la zona de Arroyo del Moro-Figueroa, o los solicitados para la zona de Fátima. De la misma manera, nos enteramos que las viviendas en alquiler con opción de compra, “no encuentra financiación”, y se van a transformar en viviendas en régimen de venta, que se sumarán a las que ya se están construyendo de este tipo frente al futuro Hipercor. Incluso, ralentiza su labor de construcción, a menos de 200 viviendas nuevas para 2012. Con todo, no son estos los asuntos más preocupantes, sino que nada sabemos del desarrollo del plan de aparcamientos y, sobre todo, hay una rebaja incomprensible de las ayudas sociales, que son las que se dedican a rehabilitación, a las ayudas a inspección técnica de edificios , recuperación de casas-patio, ayudas al alquiler, etc.

No deja de ser alarmante que Vimcorsa, justo el año en que vuelve a tener beneficios, rebaje al 50% las ayudas sociales que antes he descrito. Es la labor de más importancia para el vecindario cordobés, aunque no sea la más llamativa. La paralización del Plan de Vivienda que supone la ridícula intención de promoción de nuevas viviendas, y la paralización del plan de aparcamientos al no contemplarse ninguno nuevo, aparte de seguir sin desbloquear los prometidos de Marrubial, Lepanto, San Pedro, y, en menor medida, pues están en fase de licencia, los de Plaza de Toros o Valdeolleros, no son sino muestra de que la labor del nuevo gerente, el blindado Paniagua, será estar a lo que interese a las promotoras privadas, y no en mantener la apuesta por la inversión rentable pública de Vimcorsa.

A Vimcorsa le van a cargar el mochuelo de Procórdoba, y los beneficios de la empresa van a ir a tapar los agujeros que presenta la empresa pública de proyectos. Es más, estoy convencido de que los problemas para buscar financiación que empieza a presentar Vimcorsa, están unido al riesgo general del ayuntamiento y, en especial, a las polizas de crédito que mantienen la tesorería de Sadeco, de Aucorsa y de Procórdoba. En este último caso, estamos hablando de 20 millones de euros que, desde hace varios años, se encuentra a tope y que se ha renovado cada vez con mayor dificultad. Esto significa que se va a sacrificar a Vimcorsa para que Procórdoba pueda cerrar sus puertas.

Tristón Martín, que tiene como mérito usar a Vimcorsa para adecentar conventos de forma irregular (programó el arreglo de una decena de plazas donde se enclavaban los conventos con el único fin de tener la excusa de inyectar dinero público a las sedes conventuales) y proponer un PGOU, donde se cristalizaron las plusvalías de suelo que habian amasado los grandes promotores de la ciudad, ahora sólo tiene la intención de revisar el mismo PGOU y el plan del Casco para favorecer al sector privado, con la excusa de revitalizar la construcción. No tiene ningún interés en seguir construyendo vivienda pública (de hecho en la campaña no hablaron de cuanta pretendían construir), ni aparcamientos, para no interferir en el negocio privado. Tampoco va a aportar recursos para los programas de alquiler o de rehabilitación, y va a hacer lo imposible para gastar dinero público en las parcelaciones, vulnerando lo prometido de que pagarían sus propietarios. Al menos, debería asegurar el futuro de Vimcorsa, mantener el empleo de la empresa y no ponerla en riesgo por salir del atolladero de Procórdoba.

A gerente “muerto”, gerente puesto

Juan Andrés de Gracia | 12 de octubre de 2011 a las 13:02

La reestructuración administrativa y organizativa de “La casa de los muchos” no parece acabar nunca, dando sensación de provisionalidad y de no saber exactamente a dónde quieren llegar. Más que tener una hoja de ruta perfectamente perfilada, parece que actúan a golpe de impulsos y presos de declaraciones y de presiones internas. A nadie saben explicar qué perfiles están buscando, y como casa el nombramiento de nuevos gerentes con la anunciada creación de dos entes que reúnan al grueso de las empresas municipales prestadoras de servicios, por un lado, y a las entidades de ámbito social y cultural, por otro. Además de la unión de los organismos relacionados con el urbanismo en la que están embarcados.

En lo que respecta a las empresas prestadoras de servicios, en Emacsa no han tenido problemas y mantienen a Arturo Gómez, hombre de la empresa, que ya ocasionalmente ocupó el puesto. Mientras, Antonio Jiménez, al que sustituyó por razones estrictamente personales, actúa como asesor de la empresa. También continúa el gerente de Cecosam, José Cabrera, que parece que no les causa especial inquietud. En Sadeco, la entrada de Antonio Prieto, en sustitución de Ignacio Ruiz Soldado, se ha solventado con facilidad al ser este último, empleado del ayuntamiento, por lo que ha reingresado como director general de Familia y Servicios Sociales. En parte, es una contradicción respecto a su intención de contar con personal de la casa y no hacer fichajes externos. Más complicaciones han encontrado con la sustitución de Vicente Climent al frente de Aucorsa, porque no ha aceptado la solución de permanecer como alto cargo de la empresa, y ha solicitado casi 500.000 euros de indemnización. De tener que abonar esta cantidad, Aucorsa tendrá que pedir al ayuntamiento que le transfiera el dinero, ante la debilidad de sus arcas. Su sustituto, Carlos Sierra, por ahora no ha demostrado saber cómo parar la sangría de usuarios que sufre la empresa.

Mientras, el supergerente 86, Juan Luis Martínez, tiene encomendada la formación de esa Agencia Pública Empresarial Local que tendría un único gerente, y que debería conseguir mayor eficacia en la gestión y reducción de los costes. La labor no es fácil porque hay que aunar objetos sociales diferentes, relaciones laborales muy diversas y situaciones económicas muy complicadas excepto en el caso de Emacsa. Por cierto, una vez que se ha aprobado que sus sueldos dependen de una cantidad fija y otra variable, será interesante conocer cuáles serán los objetivos que se les marcan para cobrar esta última cantidad. En cualquier caso, la prueba de fuego la van a tener con la presentación de los distintos presupuestos, que deben hacer con rebaja de la aportación municipal en una cantidad que rondará el 10-15%, que inevitablemente afectará a la reducción de los costes de personal y a la calidad de prestación del servicio. Para esa labor de recortes duros, se ha fichado a Prieto y a Sierra, y es posible que busquen darles los máximos poderes para adoptar y ejecutar acuerdos, saltándose al consejo de administración, donde está representada la oposición, sindicatos y vecinos.

En cuanto a la intención de agrupar la gestión del IMAE Gran teatro, el IM de Deportes, el IMGEMA Jardín Botánico, el Consorcio de Turismo y las áreas donde se enganchan, por ahora han nombrado un Director General, Leopoldo Tena, para ir articulando un trabajo conjunto, que difícilmente se podrá concretar en un organismo común. Al frente de los organismos, hay gerentes de bajo perfil político que se mantienen, como Francisco Foche en el Botánico, o Federico Rodríguez en el Consorcio. Además, han buscado a una persona de la casa, Juan Carlos Limia, para poner al frente del Gran Teatro, y una persona externa, de su confianza, Alfonso López Baena, para el IM Deportes. En definitiva, no van a encontrar problemas para reorganizar como deseen su estructura y servicios, y aceptarán sin problemas los recortes que se impongan. Más complicado lo tiene el IM de Desarrollo Económico y Empleo, al que le han mantenido el gerente, Francisco Oteros, un empleado municipal, pero que sufre las ansias de Charini Alarcón para hacerse con el mando del mismo, aunque sea a costa de su segregación. Aquí Duracell Rojas tiene poco que hacer porque su poder interno no existe.

En cuanto a la unión de Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa y Procórdoba, parece claro que se va a la fusión de las dos empresas, para lo cual han mandado al exgerente de la Gerencia, Francisco Paniagua a hacerse cargo de ambas. Han dejado ya a Vimcorsa sin gerente, para intentar que no le cueste indemnización, pero han sido tan burdos, que parece claro que también le costará dinero a las arcas municipales. Desde luego, Obrero merecía un trato más elegante por su labor improba en estos últimos cuatro años luchando contra la crisis inmobiliaria e hipotecaria. La dificultad central para unir Vimcorsa con Procórdoba sigue siendo la situación económica de Procórdoba, con 20 millones de poliza de crédito que vencen a final de año. Por proceder a la fusión podrían hundir a la empresa de vivienda que, hasta ahora, ha tenido una situación envidiable. En Gerencia, primero han puesto nominalmente al supergerente Juan Luis Martínez, y han nombrado director técnico al exgerente de Procórdoba, Angel Rebollo, que es el que sabe de urbanismo. El sueldo de Juan Luis Martínez es con diferencia el más alto de todos, por eso lo han nombrado gerente de urbanismo, aunque su labor es solamente organizativa, más cercana a la realización de una tesis doctoral que a la dirección que necesita el organismo.

Pero aquí no acaba todo. El consorcio Orquesta de Córdoba o Mercacórdoba, órganos compartidos con otras administraciones, mantienen su gerente, a pesar, sobre todo en el primer caso, de la difícil situación por la que pasa. En cuanto a la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, que se apresuraron a mantener como símbolo de la apuesta por la cultura, ya han anunciado que no cuentan con la gerente, Carlota Alvárez, la han dejado sin personal y mucho me temo que se disponen a cerrarla, con el beneplácito del resto de componentes. Aquí se sigue jugando a seguidores del abogado Aguayo, en su campaña de promoción personal contra San Sebastián, y, por otro lado, aprovechan para recortar gasto en cultura de forma nada discreta. Pero, para llamativa la labor encomendada al nuevo gerente de la TVM, Julián Estrada, empleado público de confianza, puesto que han eliminado cualquier tipo de programación y la han convertido en una teleagenda permanente. Habrá que ver los próximos movimientos de este ajedrez de personas.

Supergererencia

Juan Andrés de Gracia | 27 de septiembre de 2011 a las 18:08

El fichaje más caro del verano para el “gobierno de los muchos” del joven Nieto, por fin ha comparecido ante los medios de comunicación, y ha hablado. Juan Luis Martínez, convertido en una especie de supergerente 86, no sabemos si con zapatófono o no, que son épocas de austeridad, lo primero que ha hecho es aclarar que lo suyo no es el urbanismo ¿?, y que va intentar poner orden y mejora en la gestión de la Gerencia… de Urbanismo ¿?. Se le ha olvidado hacer referencia a que se ha anunciado, por quienes le han contratado, que se confía en él para unir Gerencia, Vimcorsa y Procórdoba, y para crear una especie de “holding” entre Sadeco, Aucorsa, Cecosam y Emacsa. Tras su ”puesta de largo”, queda claro que el “gerente” técnico, o sea el que sabe de Urbanismo, va a ser Ángel Rebollo, que ya fue gerente en la época de Merino/Martín. Aún tendría que explicarse por qué se ha confinado al gerente saliente, Paniagua, a una Procórdoba moribunda llamada a desaparecer.

Desde luego, no sabemos si Martínez fue consultado sobre ello, no parece que la decisión de repartir la Gerencia de Urbanismo entre tres concejales (además de Tristón Martín, están Comercial Sousa y Primo de Jurado), sea la mejor manera de empezar un nuevo camino. Tampoco sabemos cuál va a ser su margen de decisión o de influencia real en la acción de gobierno. En el ayuntamiento de Córdoba, se han encargado cientos de informes de mejora de gestión de servicios, que luego han quedado en los cajones, cuando la visión política y los compromisos laborales se tienen en cuenta. En cualquier caso, el margen de actuación que tiene no es demasiado amplio, puesto que la Gerencia tiene que seguir funcionando.

Supergerente Martínez, tiene que saber que su objetivo no es hacer una tesis doctoral, sino crear algo que sea operativo y eficaz. También debe darse cuenta que la Gerencia de Urbanismo no debe ser una máquina de generar ingresos, para lo cual sólo tenemos que ponernos al servicio de cualquier “iluminado” que presente propuestas alocadas, o plantee naves en lugares imposibles. La primera función de la Gerencia debe seguir siendo controlar, ordenar y gestionar el urbanismo de la ciudad. No es una gestoría que trabaja para sus clientes, sino que se debe al planeamiento y a la legalidad vigente. Me consta que el eficaz Rebollo lo sabe, pero este tal Martínez es un teórico de la gestión.

Parece mentira que se atreva a dar un dato de endeudamiento del ayuntamiento como si fuera una novedad, cuando recientemente se ha elaborado una auditoría que ha dejado muy claro cuál es la situación económica municipal. Parece que se ha aprendido rápidamente el manuel del buen pepero, y es posible que pronto nos confiese que no se ha podido poner un telegrama, con los 300.000 euros que dice tener en caja y olvidando que cada mes recibe una aportación ordinaria de unos dos millones del ayuntamiento de Córdoba. No voy a negar que Gerencia valora, en esa misma auditoría, que sus necesidades mínimas son algo más altas, unos 2.500.000 de euros mensuales. Lo que es evidente es que el sueldo del supergerente Martínez no colabora a la austeridad ni al equilibrio presupuestario, al superar ampliamente el sueldo del propio alcalde.

La deuda del ayuntamiento es alta pero no es insoportable, y sin duda es aconsejable no incrementarla. Pero, por ejemplo,” los 19 escalones”, al aceptar endeudarse en unos 17 millones procedentes del ICO para pagar proveedores, entre ellos, algunos de Gerencia de Urbanismo, no está sino cubriendo parte del déficit municipal con ello, y, por tanto, buscando una rebaja del mismo a corto plazo. Ha buscado al final la solución más fácil, endeudarse algo más, quedar bien con los proveedores y preparar una mejora de la liquidación presupuestaria de 2011. Posiblemente no tenía otra opción mejor, pero lo primero que ha hecho el PP es elevar nuestro endeudamiento. También generar gasto no previsto, como el de la semifinal de la Copa Davis, que se ha llevado parte de las economías generadas por la reducción de altos cargos.

La coincidencia en la presentación pública de Martínez, con el anuncio de la no renovación del convenio sobre arqueología con la UCO, puede no ser casual. Por un lado, se reduce gasto de forma rápida en Gerencia y, por otro lado, se hace un guiño a los constructores, que sufren la presión de la normativa sobre patrimonio histórico. El ayuntamiento tiene una capacidad limitada de control de las actuaciones que afectan al subsuelo, y las complementaba con este convenio con la UCO. Ahora, la labor inspectora va a verse mermada. Es curioso que el delegado de Patrimonio, parte de la “Santísima Trinidad” de la Gerencia, Primo de Jurado, admirador de la división azul, se muestra en silencio ante un instrumento útil en defensa de nuestro patrimonio arqueológico. Queda claro que su labor es ser un “jarrón chino” en el gobierno de Nieto.

No se me olvida que ayer también habló Tristón Martín, y anunció que va a “requisar” las dietas del nuevo consejero, el “socio concejal”, para ir cobrándose la deuda millonaria que posee con la propia Gerencia. Esa deuda es complementaria a la multimillonaria que tiene con el ayuntamiento, derivada también, esencialmente, de infracciones urbanísticas reiteradas. Arenal 2000, y en su nombre el concejal Gómez, es el mayor deudor privado de la Gerencia de Urbanismo. Que el ayuntamiento deba dinero a la Gerencia, no es sino algo circunstancial entre hijos de la misma familia. Lo que no explicó Martín, al lado de su flamante supergerente, y no sabemos si este lo sabe, es como va a asumir el paso de sistema de compensación (pagan los promotores) al sistema de cooperación (primero paga el ayuntamiento y luego intenta cobrar a los promotores) para la legalización de parcelaciones. Esperemos que el “gurú” Martínez” empiece a ejercer el mando en esta nueva plaza y nos enseñe los conejos de su chistera. Cobra para que no le salgan gazapos.

Apuesta educativa

Juan Andrés de Gracia | 5 de septiembre de 2011 a las 18:50

¡La que se está liando con los recortes en el gasto educativo! Desde que Cataluña decidió rebajar las transferencias a las escuelas de 0-3 años, redujo las partidas para gastos generales de los centros entre un 15 y un 33 por ciento, dejó de cubrir bajas en personal de administración y servicios o redujo los gastos universitarios en 90 millones de euros, entre otras medidas, no hay comunidad autónoma que no anuncie que “mantiene el gasto social” pero baja el gasto educativo. Y es que, como vengo defendiendo, hay que definir con claridad qué es gasto social y no confundirlo con la beneficiencia de hace un siglo. Gasto social no es lo que gestiona el departamento de servicios sociales.

Al igual que en Cataluña, en Madrid o en Murcia, se está planteando una batalla contra los gobiernos autónomos por parte de la comunidad educativa. En estos casos, no se puede alegar que las dificultades económicas procedan de una mala gestión socialista, puesto que el PP viene gobernando desde hace más de una década. En una de las pocas comunidades que queda con un gobierno de izquierda, la nuestra, Andalucía, se anuncia, aunque habrá que comprobarlo, que no se rebajará el gasto e inversión en educación. Es una buena noticia para nuestra ciudad y, en general, para los ayuntamientos. La educación no es una competencia directa de los ayuntamientos, pero si son colaboradores esenciales para que el sistema educativo funcione. Los ayuntamientos tienen que disponer suelo para los centros educativos, encargarse, en el caso de primaria e infantil, de su mantenimiento y suministros, y, voluntariamente, puede desarrollar programas educatuivos complementarios.

En este verano, la Junta de Andalucía está acometiendo obras en distintos centros escolares que se complementan con las que realiza el ayuntamiento. No obstante, mucho me temo que acabemos llegando a un enfrentamiento entre ayuntamientos y Junta en lo que respecta al coste que supone  los gastos de los colegios. Que el PP intente crear una FAMP paralela, no puede significar nada más que va a usar los ayuntamientos como ariete contra la Junta de Andalucía, en busca de la mayoría absoluta. A este respecto, hay que exigir, una vez más, que hay que financiar suficientemente las entidades locales, pero que no se puede dejar de prestar los servicios básicos a la comunidad. El gasto educativo es gasto social y el joven Nieto debería ser consciente de ello y dar las instrucciones oportunas.

No sé por qué los medios de comunicación convierten en noticia que haya alumnos en aulas portátiles, por cierto, dotadas de lo necesario para que la actividad escolar se pueda desarrollar en perfectas condiciones. La noticia, que siempre tiene un sesgo negativo, sólo demuestra que algún colegio o instituto está en obras de reformam y eso siempre es una buena nueva. Por ejemplo, el colegio de la zona del Cortijo del Alcaide, Guillermo Romero Fernández, llevaba casi una dácada exigiendo obras de ampliación y reforma. Ya están en marcha pero, como es lógico, las clases han de dejar de prestarse en las instalaciones mientras duren las obras. Una opción es llevar a los alumnos a otro centro, con lo que se origina problemas al centro al que vayan. La otra es disponer de unas instalaciones provisionales hasta el fin de las obras.

En estos días, sabemos también que está en obras el Colegio Fray Albino. Literalmente, se ha demolido para ahora reconstruirlo en la misma ubicación histórica. También se anuncia la apertura en breve del Conservatorio Profesional, que podrá abandonar las instalaciones, totalmente inadecuadas, de los colegios provinciales. En el mismo ámbito de enseñanzas especializadas, se está acometiendo la rehabilitación de la Escuela de Arte Dramático y Danza que, al estar en parte en un edificio protegido, debe hacerse de forma muy cuidadosa. Y así podíamos seguir viendo como la ciudad mejora, más lentamente de lo deseable, su estructura educativa con el impulso conjunto de Ayuntanmiento y Junta, que se viene manteniendo de forma razonable. La duda es hasta cuando.

Claro, que es inexplicable que aún no se haya construido el Instituto de Miralbaida, lo que obliga  a desplazamientos innecesarios al alumnado de la zona. Se incluyó en una previsión de inversiones conjunta en el año 1998. Tristón Martín estaba al frente de la Gerencia de Urbanismo y de Procórdoba, que debían ejecutarlo con la financiación de la Junta. Ha vuelto Martín al gobierno municipal y se ha econtrado que sólo se ha conseguido que se concrete y se ceda el suelo, pero las obras son un misterio. Igualmente, la ciudad necesita una Escuela Oficial de Idiomas con mejores instalaciones. La propia asociación vecinal del Parque Figueroa ha ofrecido que parte del suelo del barrio, junto a la comisaría de policía, se dedique a ello. Tal y como está la situación económica, parece muy lejano el proyecto. En estos casos, el ayuntamiento deberá estar exigiendo que no se demoren las obras que la ciudad necesita.

También es ya histórica la necesidad de que el Instituto de Fidiana, que nació ridículamente pequeño, acabe las obras de su ampliación y dotación de la instalaciónn deprotiva necesaria. La dificultad mayor es que el ayuntamiento cedió y cambió la calificación del suelo para que el vecindario pueda contar con el uso de la instalación fuera del horario educativo. Al parecer eso presenta unas dificultades administrativas o jurídicas “insalvables” por ahora, que sólo necesitan de voluntad política. Es de esperar que no haya problemas entre ambas administraciones para que se pueda llegar a buen fin.

Por último, el ayuntamiento fue pionero en el establecimiento de programas de acción educativa. Esto es, entender la ciudad como un recurso educativo que complemente la labor de la escuela. Así se ha permitido conocer el ciclo del agua, o se ha acercado el teatro y la ópera a nuestros niños, entre otros muchos programas. ¿Los mantendrá la concejala de educación, que, por cierto, nadie sabe quién es? Sería una pena que se considere que es un gasto prescindible. Habrá que esperar que pase la Copa Davis para enterarnos de cuál es el concepto de lo que se puede recortar por parte de “los diecinueve escalones”. Los precedentes de las comunidades donde gobiernan son mal augurio.

Miscelánea posveraniega

Juan Andrés de Gracia | 1 de septiembre de 2011 a las 17:42

Ha llegado septiembre y los maestros hemos vuelto a la escuela. Por eso, mi forma de entrar en el blog cambiará en cuanto a hora, pero espero que entre todos, y con la amabilidad de El Día de Córdoba, podamos seguir debatiendo públicamente y con claridad. Como ya estaremos casi todos, he decidido reflexionar en voz alta sobre temas que hemos tratado este verano, y que con el inicio de curso, mantienen actualidad. Se han terminado los minutos de la basura (agosto) y empieza un cuatrimestre interesantísimo, porque el gobierno municipal debe empezar a demostrar su forma de gobernar, hay inminentes elecciones generales y cercanas elecciones andaluzas. Para cuando se asome el verano, el escenario en el que nos movemos hoy, habrá cambiado.

Por fin, el joven Nieto ha vuelto de sus vacaciones y no se ha resistido a hacerse una foto en la que parece el arenero de la plaza de toros. Sinceramente, pensé que el José Antonio que yo conocí de joven, no iba a llegar a esta pseudo copia rosista. Al menos, ha sido sincero y ha comunicado que nos va a costar bastante dinero lo de la Copa Davis, y aún no se sabe cuánto, puesto que, como él mismo reconoce, aún están buscando la forma de conseguir financiación, para las exigencias caprichosas de la federación de tenis. Lo que no ha contado, es que han decidido cerrar COMPLETAMENTE el Centro Cívico Poniente Sur durante dos semanas para dedicarlo a oficina del torneo. O sea, la biblioteca, los servicios sociales, culturales, de participación ciudadana, … Como el otro día le decía a la benefactora Blanca Córdoba, cuando se quejaba de la falta de ayudas de emergencia (por culpa del gobierno saliente, claro), lo poco que ha peleado porque el dinero de la Davis, vaya a ese fin. Mostré mi apoyo a este evento, pero me parece que se les ha ido de las manos y que recuperar el “orgullo cordobés” (como el joven Nieto ha dicho), se ha convertido en un mal ejemplo de austeridad. Y eso de limpiar ahora el entorno para dar buena imagen, me suena a cuando se adecentó el Alcázar para la boda del suegro de Marita. Ciudad Jardín y Poniente necesita que esa dedicación municipal sea permanente y continúa. Por cierto, en términos de economía de costes, al alcalde se le ha olvidado incorporar a los gastos, entre otros, el coste de personal municipal que, en vez de hacer otra cosa necesaria en la ciudad, está dedicado desde hace semanas a la Davis.

También ha vuelto el becario Bellido, menos mal, porque de qué forma más fácil han encontrado partida para la Copa Davis en ese presupuesto “agotado” que le habían dejado, y que no tenía ni para las nóminas. Esperamos con ansia que nos presente el plan de saneamiento municipal, las ordenanzas fiscales y las bases del presupuesto para 2012. Los plazos ya empiezan a correr si queremos llegar a fin de año con las tareas hechas. Conociendo lo que sus compañeros de comunidades autónomas están empezando a hacer, en cuanto a donde están recortando gasto, asusta. Reconozco que han recortado seriamente en personal de confianza y altos cargos, lo que era bastante fácil porque había en exceso. No obstante, ya ha tomado posesión el supergerente 86, que al parecer va a cobrar un “pastón”. Tristón Martín se lleva al eficaz Rebollo a su lado y manda a Paniagua a una Procórdoba moribunda, con el objeto de que acabe aliada con Vimcorsa, y el imaginativo Obrero pasará a la lista de exgerentes. Lo que no sé si estará en el código ético de “los 19 escalones”, es el anuncio hecho ayer de que los manijeros Torrico y Molina, dejarán durante varios meses de ejercer sus funciones en el Ayuntamiento y Diputación, para dedicarse, día y noche, a dirigir la campaña electoral. Eso es reconocer que van a seguir cobrando de la institución, para trabajar directamente para el partido.

Y aunque el aspirante a fenómeno, Durán, no ha hablado hoy, en su lugar lo ha hecho “la que manda”, Susana Díaz, que ha visto como Rosa Aguilar no ha desacansado hasta que el apoyo que Griñán y los suyos daban a Carmen Calvo, quedaba destrozado, apelando a que Rubalcaba la ha nominado a ella. Si ustedes piensan que es casualidad, es que son buena gente. Por cierto, algo se mueve en un PSOE dividido ante la falta de sitio para que todos quepan en la foto poselectoral. Saltó Almería, se movió Córdoba y se han salvado por la campana en Jaén. Nadie se cree que se va a ganar, y ya está todo el mundo tomando posiciones, para que el congreso del próximo año le pille bien situado. Lo que está claro es que Griñán, o se aviva, o no será ni candidato. Mientras, la cohorte de Durán estará afilando el hacha para acabar de cortar las cabezas que le queden antes de que se las puedan cortar a ellos.

De UCOR, sólo sabemos que se dedican a defender al socio concejal de sus multas. De lo demás, no saben o no contestan, pero tampoco se esperaba otra cosa. En breve serán sólo un anexo privilegiado del PP. IUCA, lamento decir que es tan sólo Tejada luchando contra la herencia. Del resto nada se sabe. Y Julio Anguita sigue de protagonista, dictando doctrina de lo que se debe hacer. Sumándose al 15-M, recuperando su vieja doctrina de las dos orillas de la que aún no se ha recuperado IUCA. Por cierto, el 15-M ha mantenido el tipo, y sigue manteniendo suficiente vida, a pesar de que empiezan a ser perseguidos con saña. De EQUO, sólo alegrarnos de que Juantxo haya quedado bastante libre tras su juicio, pero esperamos que vuelvan de vacaciones. El PA, intenta recuperar el espacio político que le corresponde en los Parlamentos andaluz y español. Y acabo con el joven Nieto, porque además de alcalde, presidente provincial del PP, Parlamentario andaluz, miembro de la ejecutiva del PP andaluz y no sé cuantos cargos más, además, es capaz de coger la pala. Sólo le falta que le permitan pelotear con Nadal. O a lo mejor ya lo tienen previsto.

Viviendas privadas, públicas virtudes

Juan Andrés de Gracia | 28 de agosto de 2011 a las 12:48

Cuando el PP ganó las elecciones de 1995 y gobernó por el desacuerdo de la izquierda, encomendó al a-purado Martín la dirección política de la Gerencia de Urbanismo, Vimcorsa y Telfeco (empresa de la que luego surgiría Procórdoba). En aquel tiempo, tenía muy claro lo que tenía que hacer: un nuevo PGOU. Hasta 1999, en que empezó el cogobierno, tan sólo le dio tiempo a encargar el trabajo y presentar el avance y una primera aprobación inicial. Para llegar a tal aprobación en minoría, tuvo que renunciar a determinados cambios urbanísticos en la ciudad, con la esperanza de recuperarlos en fases posteriores del documento. No tuvo ocasión de ello, pero la izquierda, a pesar de anunciar a una reformulación del documento llevándolo a una nueva aprobación inicial, mantuvo el 95% del mismo, y no tuvo reparo en recuperar lo que antes le negó al PP, por ejemplo, en la zona de Carrera del Caballo, o del Arenal (¿recuerdan quien ha actuado en ambas zonas?)

No me cabe duda, de que toda la serie de acusaciones y jucios por los que pasó Herminio Trigo tenían como objetivo final que la reforma del PGOU no se gestionará desde la forma de hacer política de IUCA, entonces acusada de paralizar el desarrollo de la ciudad. Por tanto, una vez expulsados del poder, y desaparecidos de la gestión municipal Trigo, Pérez, Hens, Paños entre otros, el camino quedó expedito a aplicar la filosofía del “todo urbanizable” y luego la de la confluencia de intereses “públicos-privados” (Mellado dixit). Más claro, los encargados de realizar el PGOU, y de aprobarlo políticamente, se reunieron con los máximos promotores de suelo y constructores de la ciudad y aceptaron un PGOU para unas 40.ooo viviendas, cuando lo razonable hubiera sido no sobrepasar las 25.000. Sólo la conversión de suelo servía para generar unas plusvalías urbanísticas que sólo en una pequeña parte, vía impuestos, llegó a las arcas públicas.

Desde entonces, nadie se ha movido del urbanismo a la carta. Se ha interpretado el PGOU de forma al menos cuestionable para atender otras demandas privadas, ya fueran para suelos residenciales o industriales. O se han generado versiones ilegales (lo han dicho los tribunales) de lo que se puede hacer en suelo no urbanizable (vease, Naves Colecor). Pues bien, Tristón Martín, anticipó en sus primeras declaraciones que habría que hacer una nueva relectura del PGOU. Ahora el problema no es generar suelo para vivienda, sino qué hacer con las viviendas construidas y no vendidas por el sector privado, en especial el financiero, y cómo facilitar que se pueda construir en los suelos urbanizables a los que ha pillado la crisis.

Sé que la política de vivienda está muy condicionada por las normativas que tanto el gobierno central (p.e., última bajada del IVA para venta de vivienda nueva) o la comunidad autónoma (p.e., conversión de viviendas libres en protegidas). Pero el ayuntamiento siempre ha podido actuar de contrapoder de los intereses privados. Bueno, no siempre. Cuando la vivienda estaba en auge, se obligó a que Vimcorsa se quedará con los peores suelos (con restos arqueológicos); se le exigía que no comenzara sus promociones hasta que el sector privado hubiera construido y/o vendido. Se le ha enconmendaba que se dedicara al alquiler o a la rehabilitación. Luego, con la crisis, se le ha pedido que dejara de construir vivienda protegida, para que el sector privado construyera la que había dejado en barbecho durante años. A pesar de ello, sólo hay que darse una vuelta poa la ciudad, para ver que hoy en día bien Vimcorsa, bien entidades con fines sociales como Vimpyca, capitalizan la construcción de vivienda nueva, protegida, claro.

La única medida que estaba previsto que acometieran “los 19 escalones”, en estos primeros cien días, sobre vivienda era la “creación de una oficina municipal de vivienda”. Sorprendente, porque creo que todo el vecindario sabe que esa oficina es ya la propia Vimcorsa. Ni una sola idea de cuánta vivienda a construir, nada de aquellos alquileres a 100 euros que prometió Nieto en 2007, el programa del PP en vivienda es un desierto. Lo que se va a construir o sortear es lo que ya estaba en marcha, pero no sabemos qué planes habrá para el futuro. Desde luego, el ayuntamiento no está para dar salida a los estocs de vivienda. Ya la Junta de Andalucía y el gobierno central están destinando suficientes recursos públicos para ello, con resultados pobres y encima no se logra evitar que se paren los desahucios por falta de pago de hipoteca. Si quieren vender, que bajen los precios, aunque les genere pérdidas, porque ya ganaron suficiente años atrás.

Vimcorsa, por tanto, va a ralentizar su actividad y sus proyectos y la Gerencia de Urbanismo va a ser una gestoría del sector privado y financiero. Y, el primer resultado, van a ser los “lofts”. O sea, vivienda diáfana, por tanto, de coste de producción muy bajo y que se puede poner en el mercado de formas ágil. Los máximos promotores de la idea son inmobiliarias especializadas en locales comerciales. Injupisa, dependiente de los Piedra, es un caso público, conocido y notorio. Durante años se han dedicado a la compra y venta de locales comerciales. Entre otros, se han beneficiado de los locales de Vimcorsa, y ahora quieren que se les permita convertirlos en viviendas. Será la vuelta a las viviendas en bajos que pensábamos desterradas en el urbanismo moderno. Significará olvidarnos de las viviendas acabadas por el promotor, con la excusa de que así el comprador la adapta a su gusto, y el precio es más barato. El PGOU, tal y como está hoy en día, no permite estas construcciones, por eso, hay que fabricar el traje a medida. Igual que ya el gobierno saliente permitió incrementar el número de viviendas por bloque, haciéndolas más pequeñas, en algunas promociones de la zona Poniente, y se prevé lo mismo en planes parciales paralizados. A esto se le llama “releeer el PGOU”, a lo que toda la vida ha sido el “urbanismo a la carta”.

Aparcamientos aparcados

Juan Andrés de Gracia | 8 de agosto de 2011 a las 11:19

Los que conocemos al “apurado” Luis Martín, sabemos que es hombre discreto, moderado y que difícilmente se deja llevar por los instintos o por los impulsos. Le gusta trabajar en silencio, en máquinas, maniobrando en la sombra, pero, sin duda, su papel es fundamental dentro de “los diecinueve escalones”. Ser el responsable de Gerencia de Urbanismo, Procórdoba y Vimcorsa lo dice todo, más aún cuando tuvo la misma responsabilidad hace quince años. Porque, por mucho que Primo de Jurado o Carmen “express”, le quieran comer un trozo de su tarta, Luis Martín sabe que él lleva el timón.

Se ha encontrado con un Plan de aparcamientos, motivado, completo y consensuado casi al completo, por lo que tiene mucho camino andado. Es cierto, que en los útlimos tiempos, tanto el Plan de accesibilidad como el Plan de movilidad sostenible, han introducido también una proyección de los aparcamientos que la ciudad necesita, pero no contradicen esencialmente la filosofía del Plan de aparcamientos elaborado desde Vimcorsa, con apoyo de Gerencia de Urbanismo.

No es el primer plan de aparcamientos con el que cuenta la ciudad. Al principio de los años 90, se preparó el PIACO (Plan Integral de aparcamientos de Córdoba). En él se dibujaron los aparcamientos del Figueroa (de iniciativa vecinal), de la avenida del Aeropuerto, de la Avenida de Barcelona y otros que no llegaron a ver la luz como el que se pensó para la avenida del Cairo o para la Victoria (vencido por los restos arqueológicos en aquel momento).

La postura del PP en aquel tiempo fue de penosa oposición. En la avenida de Barcelona, difundieron que los bloques se caerían, y, aún hoy, sigue existiendo una asociación vecinal que se llama “Capsaba” (Coordinadora contra los aparcamientos de la avenida de Barcelona). El resultado fue que esos aparcamientos fueron un rotundo éxito, y se quedaron pequeños para la demanda existente. También se opusieron al aparcamiento de la avenida del Aeropuerto, hasta el punto que en 1995, en un mitín delante del Alcázar, Merino prometió que nunca se harían. Con ese “apoyo” es lógico que los aparcamientos costara rentabilizarlos, pero ahí están, gracias a la oposición y al vecindario.

De la época de Luis Martín, sólo se le conoce el aparcamiento de Renfe, que también le produjo muchas dudas, pero que debía solucionar parte de las necesidades del Centro. La mentalidad cordobesa de aparcar gratis o por un euro (gorrilla), hizo que tardaran en ser utilizados suficientemente en la parte dedicada a rotación, si bien la parte de alquiler funcionó desde el principio. Hubo que esperar a impulsos posteriores, de cogobiernos “malditos”, para contar con los aparcamientos de la Herradura, Conde de Gavia, La Victoria, Fátima, Vistalegre, … y otras actuaciones menores, hasta llegar al citado Plan, pensado para servir de hoja de ruta.

Como principio esencial, hay que defender que no hay una línea de creación de aparcamientos, al margen de una planificación de la movilidad. El ayuntamiento no debe permitir aparcamientos de forma indiscriminada, y menos aún, sin definir antes su forma de gestión. Donde hay aparcamientos, se genera un trafico en busca de una plaza, que provoca densidad artificial de tráfico, bucles sin fin o atascos. Justamente, eso nos pasa ahora para no poder cerrar adecuadamente la peatonalización de Cruz Conde. Tanto el aparcamiento de la c/ Conde de Robledo, como el de la c/ Sevilla (en construcción, y que por sentencia tiene derecho a ser de rotación), obligan a que definamos el tráfico de la zona permitiendo que entren y salgan coches. No sería muy importante, si hablaramos de coches para residentes o comerciantes de la zona, pero todo se complica al tener plazas de rotación.

El planteamiento de nuevos aparcamientos en torno al centro, choca con el mantenimiento de una red de transporte público urbano rentable y eficiente. Insistir en ampliar el aparcamiento de la Victoria o realizar uno en la plaza Colón, no es sino vivir para el centro comercial y no para la ciudad en su conjunto. Mientras exista el aparcamiento de Renfe, hay que acostumbrar a los cordobeses a que allí dejen su coche, y, desde allí, o desde La Victoria, se desplacen andando al centro comercial, entrando por Gran Capitán o por el Pretorio. Claro, a todo negocio le gustaría tener un aparcamiento como lo tienen los centros comerciales, pero hasta el Corte Inglés se ha dado cuenta que, para eso, hay que irse a los barrios del exterior de la ciudad.

Respecto al Casco, hay que evitar aparcamientos en rotación, y que los que se creen sean en superficie, de tamaño medio y en alquiler o venta. La iniciativa debe ser fundamentalmente privada, pero con un control público por las repercusiones que, para la accesibilidad al Casco, puede suponer. Actualmente, la crisis ha paralizado distintas iniciativas, pero eso no puede hacer que el ayuntamiento se encargue de su construcción. Aunque si nos vamos a encargar de las parcelaciones, mucho me temo que también nos encarguemos de esta responsabilidad.

Los que ya se retrasan en demasía, son los aparcamientos que deben ir en los distritos de la ciudad, pero cercanos a zonas comerciales, para que puedan unir su función rotatoria con la de alquiler o venta. La falta de medios económicos ha obligado a Vimcorsa a la concesión de la obra y la gestión del aparcamiento, pero la crisis financiera ha ralentizzdo o paralizado la iniciativa. Los aparcamientos de Plaza de Toros y de Santa Rosa-Valdeolleros ya están pendientes de licencia, el de Lepanto no logra que nadie se haga cargo de él, y sólo está en marcha el del Parque Figueroa, debido a la presión del vecindario.

Respecto al resto, todo está pendiente de que Luis Martín, entre calada y calada, diga qué plan tiene.

Gerente rico, gerente pobre

Juan Andrés de Gracia | 21 de julio de 2011 a las 12:50

Ya sabemos que una de las primeras medidas que están acometiendo los “19 escalones” (ya sé que para Hichtcock eran 39) de Nieto, es la reducción del personal de confianza, cargos directivos y gerentes. Algo, sin duda, necesario por la inflación de nombramientos que se había producido en época del gobierno conjunto, hasta el punto de que ni siquiera estaban ocupados todos los puestos y algunos fueron eliminados sin problemas.

La reestructuración de los cargos de confianza ha sido fácil puesto que todos los nombrados por el alcalde saliente, que pertenecían a los tres partidos, cesaron a la vez que Ocaña. De esta forma, lo único que ha habido que hacer es decidir cuánto dinero se quería gastar ahora y cubrir sólo los puestos adecuados a esa cantidad. Para el PP, no ha supuesto dificultad porque ha pasado de tener sólo el personal del grupo, a contar, además, con los puestos de confianza de alcaldía. PSOE e IUCA sí han tenido problemas internos, al pasar de contar con el personal de grupo más el de alcaldía a sólo el del grupo, reducido en función de los resultados obtenidos. UCOR se ha encontrado de pronto con una plantilla inesperada.

Los cargos directivos, coordinadores y directores generales han sido en su totalidad cesados o recolocados, al ser, en parte, personal de la casa. El PP ha manifestado su intención de reducirlos también de forma considerable. De hecho, sólo ha cubierto alguno de los puestos, quedando pendiente de nombramiento otros. Son puestos más complicados de cubrir porque legalmente tienen que reunir unos requisitos jurídicos, de titulación y/o experiencia determinados y además van a formar parte de unas áreas que están en gestación. Han hecho un reparto en función de la fuerza interna de los concejales más influyentes del gobierno, lo que se complica en aquellos casos donde hay varios concejales dentro del área. El coordinador, o director, es para el área, pero va a contar con una dirección política “policéfala”.

El tercer paso son los gerentes de las empresas y organismos autónomos. La mayor complicación reside en la intención del PP de reunir cuatro empresas (Sadeco, Aucorsa, Cecosam y Emacsa) en una agencia empresaria local, más o menos un “holding”, y concentrar bajo una sola dirección las entidades urbanísticas (Gerencia, Procórdoba y Vimcorsa). De los organismos autónomos, nada se sabe, puesto que han puesto en marcha procesos para eliminar o cambiar los gerentes sin que se sepa si van a encontrar sustitutos en IMAE Gran Teatro, IMGEMA Jardín Botánico, IM Desarrollo económico y empleo o IM Deportes. El Consorcio Orquesta de Córdoba, Consorcio de Turismo o Mercacórdoba la decisión tendrá que compartirla con las instituciones con las que comparten titularidad. Y queda el caso especial de la TVM.

Lo más llamativo ha sido la decisión de poner al frente de la Gerencia a un experto en empresas. Al parecer no tiene que dirigir el urbanismo, sin que sepamos quién lo va a hacer o si lo va a hacer alguien. Tendrá que oraganizar una nueva estructura para la Gerencia y las empresas urbanísticas, y plantear la formación de la Agencia Empresarial Local, por lo que se convierte en el supergerente o superexperto que tiene que hacer posible, en el menor tiempo posible, una estructura local ¿más reducida?, que ahorre gasto, sea más eficaz y eficiente y, a ser posible, no reduzca empleo. La tarea es complicada y habrá que ver sus resultados. En cualquier caso, los “19 escalones” de Nieto tienen mayoría para ejecutarlo.

Por otro lado, es evidente que el nombramiento de nuevos gerentes al frente de Sadeco y de Aucorsa tiene sobre todo un objetivo económico, al ser las dos empresas que sangran el presupuesto municipal y presentan serios problemas de supervivencia. Además, tienen un estructura laboral compleja y potente que querrán controlar. El  objetivo de esos gerentes, pues, es ejecutar las funciones de la empresa con menos recursos y deberán negociar nuevas condiciones laborales, pues el gasto en personal es básico en ambas entidades. Emacsa y Cecosam corren menos prisa, puesto que, la primera tiene una buena situación económica y, la segunda, supone un coste mucho más asumible para el ayuntamiento, aunque se incrementará este año por la crisis.

Lo peor queda para los organismos autónomos, que para el PP son secundarios, por suponer un gasto “voluntario” que hay que reducir. Por ahora, parece que no cuentan con el gerente del Gran Teatro pese sus buenos resultados (Éxito programador y situación económica con superávit) pero que no piensan sustituirlo, lo que redundará en la eficacia del organismo, justo cuando tiene tres equipamientos (Gran teatro, Góngora y Axerquía) que atender. En el IM Deportes, pusieron al “Reina padre” con la idea de que Rafael Baena, técnico del organismo, miembro del PP y de la candidatura, mandara (promesa directa de Nieto), pero parece que Miguel I  quiere mandar y quiere otro gerente o que mantengan a la actual. El IM Desarrollo económico está en almoneda, puesto que, “Charini” Alarcón, no está contenta con que Ricardo, el incombustible, se haya hecho con ese organismo. Exige, al menos, parte del organismo, de ahí que no se hable de nuevo gerente y que vayan a contar con el actual, funcionario municipal, hasta que decidan qué futuro tiene el instituto. Por último, el IMGEMA Jardín Botánico, está a la espera de su futuro. Actualmente, cuenta con un Gerente, un Director técnico y un director universitario, por lo que la Universidad tendrá algo que decir.

Como se aprecia a partir de ahora el PP cuenta con gerentes ”pata negra”, que dan miedo, y de segundo nivel o “a extinguir”, como hay concejales que están en el ajo, otros que aspiran a estar y el resto tienen que pedir cita a Giussepe Aloisio para no molestar al ”capo” Nieto . La casa de los muchos se complica.