Archivos para el tag ‘Rafael Gómez’

El código da Nieto

Juan Andrés de Gracia | 2 de mayo de 2012 a las 18:48

La clase política, cuando se siente rodeada y criticada por el vecindario por no actuar conforme a los prometido, empieza a generar otros compromisos virtuales que tapen su distanciamiento de la realidad, en vez de pedir disculpas y/o dimitir. Me refiero, por ejemplo, al absurdo de ir a un notario para sellar un compromiso electoral, como ha hecho el lince Valderas, porque no sirve para nada más que para hacerse una foto. También a la apelación a que hablen las bases, a hacer primarias, o a limitar a meses el mandato de los dirigentes, que tanto les gusta a los de la izquierda del más allá, para luego tener que hacer trampas cuando le toca a uno. Incluso, me parece insustancial esa moda de estar contra los pactos políticos, apelando a dar el poder al “más votado”, para asustarse, como los fundamentalistas de UPyD, cuando les toca decidir. (veáse Asturias).

Dentro de ese intento de despistar al personal, incluyo el Código de Buen Gobierno que está de moda entre los ayuntamientos, como queriendo convertirlo en una Biblia o Corán, aunque luego, irremediablemente, se peca contra él. Si tan claro tienen lo que deben hacer y cómo han de comportarse, que lo hagan y se dejen de normativas a las que luego deben dar la vuelta, creando más desilusión en el vecindario. Si lo más sagrado que posee un partido que se presenta a unas elecciones, su programa electoral, se altera continuamente, ¿qué valor tendrá un documento de buenas intenciones? ¿Alguien se ha creído que el pluriempleado Nieto no se presentará a las próximas elecciones si el paro es superior al que existía, que ya era una losa,  cuando fue elegido? Ni el tozudo Almenara dimitió al no cumplirse su promesa de rebajar el paro en la provincia, y su puesto era solo orgánico. Siempre le quedará a Nieto, el del centro, apelar a la herencia, si sabe administrarla.

En vez de plantear, en ese código, mejorar la participación ciudadana, lo que hay que hacer es cumplir los reglamentos orgánicos de participación ciudadana, del Consejo social o de la Juntas Municipales de Distrito que apoyaron los “peperos” por unanimidad, y que son normas de obligado cumplimiento. Los intentos de modificar el primer órgano de participación, a base de interpretaciones torticeras e interesadas; ningunear el segundo, no presentándole a dictamen decisiones tan importantes como el plan de ajuste hasta 2022; o mantener sin funcionamiento a los últimos, a pesar de haber prometido ampliar sus competencias; es muestra evidente de que la palabrería hueca, siguiendo las enseñanzas de la “participativa” Aguilar, solo esconden la intención de usar la participación solo cuando interesa.

Hablar en el código de “transparencia de gestión”, entra en colisión directa con las cuentas arcanas de la Copa Davis (que me recuerdan las del año Manolete), o con la ignota forma de encargar el proyecto del sucedáneo de Centro de Congresos. Que se vaya a informar de las contrataciones realizadas cada mes, es una obligación del reglamento de pleno que se viene incumpliendo desde que está en vigencia, y que sí sucedía hace años, a través de la comisión de compras y contratación. Lo cierto es que solo mirando la plataforma del contratante, el registro de decretos y los acuerdos de junta de gobierno, es suficiente para saber qué y a quién se contrata. Que se haga seguimiento de las empresas y organismos autónomos en el Pleno, ya está regulado, e incumplido, en el mismo reglamento del Pleno, pues es posible a través de las distintas comisiones permanentes, donde pueden comparecer los presidentes y gerentes de los distintos organismos. Por tanto, lo que hay que hacer es cumplir con lo que ya existe, y no vender otro producto y, mientras, mantener la oscuridad.

El registro de intereses, bienes y patrimonio, también es una obligación legal y del mismo reglamento de pleno, aunque está limitado el acceso a una parte de los datos y, además, nadie da a conocer los cambios entre lo declarado al principio de mandato y al final, para apreciar modificaciones poco justificables. Es cierto que también se puede vulnerar la norma, como cuando concejales y asesores del grupo popular complementaban su salario con dinero del grupo municipal, naturalmente, opaco para hacienda. Por otro lado, querer limitar los regalos a los usos establecidos, parece signficar que, quien esté acostumbrado a comer langosta, no hay problema para permitir que le inviten a cenar o se la regalen; mientras, el que venga de comer lentejas, solo puede acceder a algo de chorizo o morcilla para darle sabor. Imaginando a lo que ha estado acostumbrado el socio malayo, ¿le estará permitido cualquier tipo de regalo? En cualquier caso, los verdaderos regalos, estarán a otro nombre, … ¡o es que somos tontos!

 

 

Ayuntamiento de Córdoba: Se vende

Juan Andrés de Gracia | 30 de abril de 2012 a las 13:35

Con la excusa de la búsqueda de ingresos, el gobierno de los “19 escalones” ha empezado a proponer la venta de parte del patrimonio inmueble municipal. Con la excusa de poder vender aparcamientos, Tristón Martín anuncia que se pondrá en el mercado el subsuelo municipal. Con la excusa de estabilizar las cuentas, el becario Bellido quiere vender la mayoría de la empresa municipal de cementerios. No sabemos con qué excusa, quieren hasta vender la Carriola del rosismo. Mientras, no nos explican por qué no logran vender el patrimonio embargado al “malayo” Gómez. Lo cierto es que, siguiendo el modelo “pepero” de reducción de lo público, el joven presidente-parlamentario-alcalde, Nieto, ha decidido empezar a ver qué se  puede vender.

En lo que respecta al patrimonio inmueble municipal, la joya que han encontrado es el edificio municipal de Gran Capitán. El interés de promotores inmobiliarios de hacerse con ese edificio viene de antiguo, puesto que su ubicación asegura una buena rentabilidad económica a la operación. Las ofertas han llegado al ayuntamiento desde hace veinte años, al menos, pero siempre han chocado con lo que marca el PGOU. El edificio tiene calificación como equipamiento, y para darle uso residencial o comercial necesita de una modificación del PGOU, donde, además, se le permita más altura y edificabilidad, lo que a su vez choca con la protección del edificio, que habría también que modificar. Hay que reconocer que la casa, internamente, no reúne condiciones de operatividad, y que no es mala idea rentabilizar las oficinas del estadio El Arcángel.

En cuanto a otros edificios, como el Matadero, habría que estudiar su mejor rendimiento, pero no caer en su entrega a entidades lucrativas de forma casi gratuita. Siempre he pensado que el Matadero sería un estupendo suelo para levantar un aparcamiento que diera servicio a la zona de la avenida de Barcelona y al barrio de la Fuensanta, a la vez que a una parte del Casco Histórico. Otros edificios municipales, recientemente remodelados, como la casa de Huerto San Pedro el Real, tenían un uso previsto que ahora hay que valorar si es un coste asumible, pero no ir de forma ciega a su privatización. Sí me parece adecuado que, determinados edificios, como la Caseta de la Victoria o la Pérgola se pongan en valor con ayuda del sector privado mediante el sistema de concesión.

Sobre la venta del subsuelo municipal, me parece que oculta otras intenciones que no se nos revelan. El sistema de concesión administrativa de plazas de aparcamiento por 75 años, renovables, es más que suficiente si lo que se quiere es una plaza de aparcamiento, y si queremos evitar que se haga posterior negocio especulativo sobre un bien público. La repercusión que podría tener sobre los que actualmente son concesionarios de una plaza en la avenida de Barcelona o de la avenida del Aeropuerto, por ejemplo, me suena a pelotazo. Si hoy en día no se cubren las plazas que se ofertan al vecindario, es porque las circunstancias económicas no aconsejan un gasto extra en la adquisición de una plaza de aparcamiento. El que quiere escriturar el suelo o subsuelo busca negociar con él.

La venta de Cecosam, aunque sea parcial, no me cuadra, aunque la justificación sea que hay empresas privadas deseando invertir en Córdoba en ese sector. Imagino que no se refieren en el servicio de cementerio, si no al complementario de Tanatorio, Crematorio, … De todas formas, no sé donde está lo atractivo de la citada inversión, puesto que el “mercado” es, por suerte, limitado, y chocaría con la empresa Tanatorios de Córdoba, que, prácticamente, actúa en régimen de monopolio. La excusa de que no podemos soportar lo que nos cuesta Cecosam es discutible, si tenemos en cuenta que está en torno a 200.000-300.000 euros de nuestros impuestos, mientras que Sadeco o Aucorsa están por encima de los 12 millones de euros de esos mismos impuestos. Habrá que rebajar los costes, pero la venta de la empresa no tiene visos de realidad, al menos en su tamaño actual.

Por último, no me parece mal que se venda la Carriola del rosismo, aunque me parece que la manera en que ha sido tratado el hecho ha sentado muy mal en la Hermandad. Este mismo año, se han comprado bateas y trajes para la cabalgata de reyes, o se ha incrementado el gasto en palcos para Semana Santa. Si lo que pretendían es atacar a la conversa Rosa, en plena proceso electoral, el efecto fue bastante pobre. Más se tendrían que dedicar a intentar conseguir que el concejal deudor nos pague lo que nos debe a todos los cordobeses. No tenemos noticias de que se estén realizando nuevas gestiones para ello y, mientras, se sienta en el Pleno esperando que alguien le legalice las Naves.

 

 

Miedo al vecindario

Juan Andrés de Gracia | 13 de abril de 2012 a las 13:40

A los “19 escalones” ya les sobra el vecindario, como a “Manostijeras” Rajoy la prensa o a “Espe” las autonomías. Durante sus años de oposición, los “peperos” alentaban de forma constante y alegre a que, cualquiera que tuviera una queja, se presentara en el Pleno a protestar. Aún recuerdo a alcaldes y concejales de otros tiempos saliendo como podían del ayuntamiento, ante la presión de ambulantes, taxistas, parcelistas, … Ahora que han llegado al poder, “los 19 escalones” limitan la asistencia a los plenos para perpetrar sus recortes ciudadanos sin testigos. Van a exigir hasta el carnet en la boca, y no me extraña que acaben cacheando al que quiera ver a los concejales en el pleno, que, recuerdo, según la ley, tiene que ser abierto.

La intención es clara, evitar que los parados, funcionarios despedidos, vecinos agraviados, puedan quejarse de la falta de cumplimiento de las promesas electorales. Y es que cuando la derecha toma el poder, que piensa que siempre debe ser suyo, ya le sobra la democracia. Cuentan con el apoyo del socio Gómez, porque el otro día lo paso mal cuando le exigían que pagara su multa. Ahora resulta que el campechano malayo no ve mal  que se impida al pueblo, al que dice representar, que pueda ir a verle lo que dice y lo que hace.

Muy pronto, los “peperos” demuestran que la democracia es algo que les cuesta practicar. Con lo que se divertían la “Benefactora” Córdoba o “Duracell” Rojas llevando gente al Pleno para que le chillaran e insultaran a Rosa y compañía. Cómo se dirigía el Becario Bellido o Maquiavelo Torrico al plenario lleno de reivindicadores, muchos ellos militantes del PP. Ahora, no soportan que se lo hagan a ellos, que para eso son de derechas. El ayuntamiento se convierte así en un búnker donde refugiarse, solo para los cercanos, olvidándose de que es un derecho del vecindario poder controlar lo que hacen sus representantes.

En estos días, desde el gobierno de “Manostijeras” Rajoy se propone que se pueda encarcelar a quien se manifieste y se considere que ha provocado una algarada, en contra del dereeho constitucional a la manifestación y a la reunión. Ahora, el joven Nieto se atreve a entender que el salón de Plenos es como el salón de su casa, limitando quien puede entrar. Espero que no se les ocurra proponer que a los ciudadanos se nos instale un chip, como a los perros, para así poder tenernos controlados a distancia y suene una alarma cuando entremos al ayuntamiento. Solo les falta cobrar una tasa por asistencia.

La izquierda ya obligó a que los plenos fueran por la mañana, dificultando la posibilidad de asistencia, pero al menos decidió que se televisaran las sesiones y se aprobó un reglamento de participación ciudadana que permite participar en ellos para defender posiciones vecinales. La limitación y control de asistencia que ahora ha aprobado el joven Nieto, va en sentido contrario, y además han tenido la desfachatez de argumentar que solo aplican una norma de evacuación del gobierno anterior. Como sigan así son capaces de impedir que asista la oposición porque las puertas de salida son estrechas.

Sin duda, el vecindario debe rebelarse y forzar la asistencia mayoritaria al Pleno. Debe hacerlo respetando su celebración. No me parece adecuado que se interrumpa a los concejales cuando intervienen, y menos que se les impida llevar a cabo su labor, pero ello no significa que se ponga “numerus clausus” a los asistentes al Pleno. Por cierto, tendrán que decidir si para entrar se hará como en la pescadería o en la carnicería, teniendo que pedir la vez. Lo mismo el vecindario se ve obligado a acampar en Capitulares la noche anterior para asegurarse un buen puesto.

El Cecogobierno en crisis

Juan Andrés de Gracia | 5 de abril de 2012 a las 13:15

La imposibilidad de que el señorito candidato Arenas gobierne la Junta de Andalucía, y los raquíticos e injustos presupuestos de inversión estatal de 2012 para Córdoba, han hecho entrar en crisis al Cecogobierno, que había tomado el poder en la ciudad ante la debilidad del gobierno de los “19 escalones”. La primera víctima de estos últimos acontecimientos es, de nuevo, el Centro de congresos “versus” convenciones, usado como arma electoral por los “peperos”, y ahora falto del consenso necesario para desarrollarse. El Centro de congresos de Miraflores, porque el joven Nieto ya se ha comprometido tanto con su no construcción, que es imposible que dé marcha atrás, que para eso es alcalde, y se encarga de poner condiciones cada vez más imposibles de cumplir; el Centro de convenciones, porque encuentra, por ahora, la oposición del PSOE y de IUCA, entre otras cosas, por ser una operación especulativa que rompe el PGOU, cocinada a sus espaldas.

Las dos portavoces del Cecogobierno han tomado posiciones diferentes. Por un lado, el Masa Carreto, que se ha visto sorprendido de que desde el gobierno de España, a pesar del compromiso del “noqueado” Arenas y de “Manostijeras” Rajoy, no se haya incluido ni un euro para el nuevo proyecto ideado por ellos, y, además, se hayan dejando en el limbo los últimos 3,5 mll de euros previstos por ZP para el Centro de Congresos. Por otro lado, el joven Nieto, rodeado de la guardia pretoriana de diputados y senadores del PP, para no pasar el mal trago a solas, ha improvisado que todo está pendiente de saber cuánto va a poner la Junta, y del grupo de expertos que quiere constituir para hablar de la gestión del proyecto. O sea, que él, solo, sin consultar a nadie, decide romper el consenso sobre Miraflores para, ahora, cuando los suyos le tuercen sus previsiones, buscar culpables externos. Incluso, han llegado a regodearse por anticipado de que la Junta tendrá que realizar recortes, ante la menor aportación del estado a sus cuentas, sin darse cuenta de que, al final, esos recortes son para el vecindario.

Lo más curioso es que hay dos voces por ahora discordantes. La primera, la del presidente de la Cámara de Comercio, el pragmático Fernández de Mesa, que ayer volvió a defender el Centro de congresos en Miraflores, por ser lo mejor económicamente para la ciudad. Con ello, da voz a los empresarios de la hostelería o del comercio que no han entendido que el Masa Carreto, siguiendo intereses especulativos, apostara por el Pabellón de Cajasur, rompiendo diez años de trabajo. Hay que recordar que la mano derecha del actual presidente de Asaja, es ahora el Primer teniente alcalde del gobierno de la “Casa de los muchos”, el liquidador Navas, con lo que puede ser que el joven Nieto haya encontrado oposición interna a sus planes.

La segunda voz, es la que no se ha escuchado, la del subdelegado de gobierno Primo de Jurado, que ha evitado hablar hasta que desde Madrid, o desde la sede de Génova, se aclaren. Lo lógico es que él hubiera presentado las cuentas y no que lo hiciera el joven Nieto, pero está claro que el PP cordobés ha entendido que, si dejaba hablar al gobierno, lo único que podría decir es que Córdoba sale mal parada de las cuentas estatales, y que el año que viene puede ser peor, cuando venga el próximo recorte. En estos días, el joven Nieto intentará conseguir compromisos para demostrar su peso dentro del partido, pero chocará con todos sus compañeros de otras provincias haciendo lo mismo, por lo que la labor es difícil. No se le debe olvidar que Manostijeras Rajoy ya dejó de aportar a la ciudad los 3.000 millones de pesetas que prometió cuando era Ministro del gobierno Aznar, por lo que ya está acostumbrado a decir y no hacer.

En cualquir caso, el portavoz empresarial del cecogobierno, Masa Carreto, ha alumbrado el camino a seguir como estrategia para la ciudad. Ha propuesto que el gobierno se olvide del proyecto de la Biblioteca Provincial, por no “ser productivo”. Aquello de Capital Cultural, que se auspició desde la propia Ceco, ya es un proyecto el pasado y ahora toca lo que genere plusvalías a corto plazo. O sea, que si apuesta por el Centro de convenciones, abandonando Miraflores, es, simplemente, porque se le sacará más rendimiento económico, lo que no sabemos aún es para quien. Bueno, para BBK-Cajasur, sí, y para el Parque Joyero, también, ahora solo falta identificar al resto de interesados urbanísticos (Gómez tiene por allí las Naves, Prasa tiene el suelo que compró al Parque Joyero, …) ¿Por qué nuestra ciudad choca siempre con los mismos intereses, una y otra vez?

Córdoba en el diván

Juan Andrés de Gracia | 28 de marzo de 2012 a las 21:07

¿Qué le puede pasar a una ciudad que ha apostado todo a caballo ganador, leáse el señorito Arenas, y, de repente, se despierta del sueño de forma brusca y cruel? Si revisamos los diez meses de gestión del joven Nieto, comprobaremos que se ha volcado en la campaña, con la única opción de gobernar la Junta. Incluso esperó a cambiar “escalones” de su gobierno, ante las seguras expectativas de que el “aparato andaluz pepero” contaría con parte de sus miembros. Curiosa va a ser la reacción de la “hippy” Alarcón y el “provinciano” Molina, que se pueden ver obligados a ser oposición en el Parlamento Andaluz, en vez de parte del gobierno de la Diputación. Aunque ser parlamentario tenga su prestancia, estar en la oposición hace perder mucho lustre al cargo. A ello, únase los cargos que ya tuviera prometidos el joven Nieto, algunos se quedan con el traje comprado, y que ahora se ve obligado a resituar, por lo que auguro un desembarco en puestos de confianza del Ayuntamiento y la Diputación.

Con todo lo complicado que debe ser reorganizar su partido, el joven Nieto tiene más difícil hacer borrar esas fotos de campaña en las que comprometió, no solo su persona, sino al propio ayuntamiento. El “Centro de Convenciones virtual”, se presentó en un acto electoral junto al “sonado” Arenas, con su aval y su compromiso. Ahora ha de saber cómo se vende a un gobierno andaluz de la izquierda, que ha sido tratado como invitado de palo. La primera respuesta de Maquiavelo Torrico demuestra que aún sigue colapsado por los resultados electorales. Si pide a la Junta 35 millones de euros, se los tendrá que pedir a su vez al gobierno central, además de sumar aportación de la Diputación. Lo mismo se le ha olvidado que su modelo era como León, así que a aflojar “pasta” todos. ¿Va a tener valor para pedír algo más a Manostijeras Rajoy? Hasta ahora, la Junta había comprometido 18 millones, y el Gobierno central, 9. Me da en la nariz que va a tener muy difícil cargar toda la responsabilidad a la Junta de Andalucía.

El proyecto “piloto” que decía estar preparando con el apoyo de la ministra del desempleo, Báñez, se quedará cojo si la Junta no participa en él. El intento de mantener una política cultural relevante en la ciudad, es imposible sin la comunidad autónoma competente. Mantener los programas sociales, como la dependencia, solo es posible con la alianza con la Junta. Incluso su idea de hacerse con el Polideportivo de la Juventud, no tiene futuro sin la inversión deportiva a negociar con Sevilla. Así podriamos seguir, pero queda ya demostrado lo que pasa cuando un alcalde, ya no joven, sino en prácticas, y al servicio militante de su partido, en busca de su propia proyección personal, usa los proyectos de ciudad de forma partidista.

Se han tenido que quedar de cuajo los aliados “peperos” del mundo de los parcelistas, con el socio Gómez y sus naves-multa, pues cualquier solución pasa por la izquierda, de nuevo. Claro, que siempre tendrán a la conversa Aguilar para buscarles apoyos. No es extraño que Sandokán ya haya declarado que el resultado lo esperaba. ¡Qué pronto se ha dado cuenta de la necesidad que tiene de volver a tratar con su vieja amiga! Pero no menos descolocados deben estar el Masa Carreto y Mario BBK, pues se han metido en un laberinto, con el apoyo prestado al joven Nieto en plena campaña. ¿Van a formar parte de la batalla que se avecina entre Capitulares y San Telmo?

Quienes habían pensado que las gaviotas iban a anidar en todas las instituciones, están replanteándose su posición en función de lo que les una o dependan de la Junta de Andalucía. Preveo un debate local basado en que la izquierda va a estar, permanentemente, guerreando con el gobierno de los “19 escalones” y el de “manostijeras” Rajoy; y, por otro lado, a “la casa de los muchos” buscando defender a lo suyos, y buscando culpar de todo a la Junta de Andalucía y la malévola izquierda. Esta situación no la deseo, pero preveo que pueda acabar como la película de “La Vaquilla”. El maestro Berlanga siempre es una buena inspiración, y en esa comedia dejaba una imagen que actualizo: Córdoba muriendo en tierra de nadie, mientras que los dos bandos siguen a garrotazos. Así que me sumo al editorial de El Día: Diálogo, consenso y acuerdo.

Y mañana… democracia participativa

Juan Andrés de Gracia | 25 de marzo de 2012 a las 12:43

Termina hoy el duro viacrucis electoral de diez meses por el que vamos a renovar el Ayuntamiento de Córdoba, el gobierno de España y el gobierno andaluz. Acaba una campaña permanente de casi año y medio que ha desgastado a todos los partidos políticos, evidentemente, más a los perdedores. En este tiempo, la izquierda, representada por Izquierda Unida y el PSOE, han sufrido un duro examen a su gestión que puede acabar hoy, con la entrega de todo el poder a la derecha concentrada en el PP. He regresado ya de votar, y lo he hecho en busca de que no se concentre tanto poder en un solo partido y que, a la vez, haya un cambio en la forma de gobernar. A eso de las nueve de la noche sabremos el resultado final y se habrá cumplido el momento cunbre de la democracia representativa. Muchos convecinos, pensarán, aliviados, que en estos tres próximos años sólo tendrán que esperar que las cosas vayan mejor. Pero creo que se equivocan.

Es justamente en este momento, en el que voy a reivindicar que, a partir de mañana, se pase a practicar la democracia participativa consagrada también por nuestra Constitución. Todos somos conscientes de que, hoy en día, se vota más por razones generales, entiéndase, “el cambio”, “que viene la derecha”, “la corrupción”, … que por los programas electorales, que han sido ocultados por la crisis. Esta situación obliga a que, gobierne quien gobierne, lo haga desde el pacto con el vecindario con el que tiene que concretar sus intenciones políticas. La legalidad y legitimidad de un gobierno, no es una patente de corso para hacer lo que le parezca durante cuatro años. Los códigos de buen gobierno obligan a no encerrarse en la torre de cristal de las instituciones, como si fueran okupas, empeñados en mantener que el “interés general” debe imponerse. Al final, el “interés general” que nos llevó a la OTAN o a la guerra de Irak y que ahora nos obliga a estar a las órdenes de la banca, no es sino el interés de unos pocos.

No hay mejor ejemplo de lo que no se puede hacer, aunque se gobierne con el máximo apoyo vecinal, es la carriola del rosismo. La transfiguración de la Quina Aguilar en la conversa Aguilar, del PCE al PSOE sin dejar el sillón, tiene su máxima representación en la compra de ese armatoste, que simboliza la confusión ideológica de quien usa el poder para su interés particular. Lo más sangrante es que ella usaba la palabra “participación” como bandera, hasta ensuciarla, para ocultar que lo que le interesaba es el poder sin más. Sus rosistas, Candelario, Cuadra o Moreno, le acompañan como escuderos de la traición a Izquierda Unida y como simpatizantes del proyecto familiar de los Duranes. Para ellos, el vecindario es alguien al que engañar basándose en que me votaron y “ahora hago lo que quiero”; y su forma de gobernar, la que ha provocado la desconfianza en la izquierda.

Pero todo gobernante parece acabar teniendo su “carriola” (su capricho) particular. La del joven Nieto es ese centro de Convenciones que se ha sacado de la manga sin debate público, a pesar de que afecta al diseño de la ciudad. Con lo mal que le trataba Masa Carreto, cuando este actuaba de fan de la exalcaldesa, o ella de él , que es más o menos lo mismo, y lo bien que “cecogobiernan” juntos. Si la Quina Aguilar se bautizó en el río Quema, el joven Nieto parece que quiere hacerlo en el arroyo de Cantarranas, donde confluyen los estertores de Fray Langostino, en forma de ruinoso Pabellón; las naves de Colecor, del socio concejal Gómez; y los restos arqueológicos de la industria cordobesa convertidos en apetitoso manjar urbanístico. Parece que Córdoba no puede desembarazarse de estos siniestros personajes que han hipotecado su futuro.

Por eso, a partir de mañana, desear la mejor suerte a todos los que nos gobiernen y esperar que la sociedad civil no renuncie a su derecho a que cuenten con ella, no solo para ir de fiesta.

Un fin de mes decisivo

Juan Andrés de Gracia | 20 de marzo de 2012 a las 19:07

Es totalmente lógica la dinámica activista que el joven Nieto ha reservado para este mes de Marzo. Empezó por el abandono del  Centro de Congresos e invención del Centro de Convenciones; asistió a la apertura de Leroy Merlín como si fuera un éxito personal; siguió en contra del pago de expropiaciones del aeropuerto, vendiendo autonomía de partido; se ha apuntado al sistema ideado para pagar a proveedores al coste que sea; y ha pasado por la venta de la reforma de la antigua Escuela Normal y próximo pase al ayuntamiento del Pabellón de la Juventud para compensar dejar al Sur sin su Palacio, y aún quedan algunos días. Cuando el “aspirante a fenómeno”, Durán, se felicitó por haber parado en la Junta Electoral Central la campaña pepera para vender la gestión municipal, se olvidaba que solo puede hacer campaña institucional el que gobierna pero que, lamentablemente, el viejo Griñán había optado por una campaña estatal, y no por vender gestión, asustado por los ERES y los índices de paro.

Y es que el fin de mes que se avecina es de gran intensidad, y de gran importancia para el futuro de nuestra ciudad, incluyendo al ayuntamiento. El domingo 25 tendremos las elecciones autonómicas, donde parte como evidente favorito el señorito Arenas, y que puede suponer que todas las administraciones públicas de la ciudad y provincia estén en manos “peperas”. Pero es que, en caso de que se consiguiera  un gobierno antiPP, la ciudad quedará obligada a un enfrentamiento permanente con la Junta de Andalucía, al igual que el resto de ayuntamientos gobernados por el PP. De quien gobierne Andalucía dependerá la sanidad, la educación, la dependencia, … y toda una serie de inversiones previstas en nuestra ciudad. Además del futuro de los empleados públicos autonómicos.

Solo unos días después, el 29 de marzo, estaremos en huelga general. Se adivina una huelga caliente, ante las instrucciones que se han filtrado, dirigidas a los cuerpos de seguridad, para que la “ley se cumpla”. Se olvidan que el derecho a la huelga es un derecho constitucional, y el derecho a asistir al trabajo ese día, no. En la colisión de ambos derechos, debe prevalecer el de huelga, más aún, cuando las difíciles circunstancias laborales harán que muchos tengan miedo a las represalias empresariales y a la represión del gobierno. De ese día, va a depender nuestro futuro cercano, y podrá evitar que se sigan recortando derechos que han costado decenas de años conseguir. No hay que olvidar que el próximo 31 de marzo se ha anunciado la aprobación de los presupuestos estatales, con la amenaza cierta de suponer el más fuerte recorte social y laboral que hayamos sufrido en las útlimas décadas.

Eses mismo día 31, termina el plazo para que el ayuntamiento de Córdoba presente la liquidación municipal de 2011. El becario Bellido anunció, alegremente, que ya había encontrado fórmulas contables para cubrir el déficit de 32 millones de euros. Ya expuse que eso no significaba haber equilibrado el déficit estructural que preentaba la entidad local. No hay duda de que la liquidación se presentará como un producto de la herencia, sin que se reconozca que la mitad del año ha sido de gestión de la Casa de los Muchos, incluyendo los excesos de la Copa Davis. Pero lo más sustancioso será ver cómo tratan la multa del socio-concejal Sandokán. El PP criticó que se usara la multa para equilibrar el déficit en ejercicios anteriores, y propuso que se considerara al margen del resto del papel dudoso de cobro. De hacerlo así, el déficit se disparará, puesto que ya en 2010 solo se consideró incobrable en un 33%. Estamos hablando de 24 millones de euros. Lo mismo a los “19 escalones” le interesa que el déficit sea alto para seguir presionando para recortar gasto y subir impuestos.

También el último día de marzo, el ayuntamiento deberá presentar el plan de ajuste que ha de elevar al Ministerio de Hacienda, para poder contar con el préstamo que permita pagar a los proveedores pendientes de cobrar en 2011. El plan de ajuste se deberá aprobar por el Pleno, posiblemente, un par de días antes, y el detalle que exige Manostijeras Rajoy, obligará a desvelar algunas de las claves del saneamiento del ayuntamiento de Córdoba para los próximos años. Deberá detallarse qué previsión  de reducción de salarios existe; qué costes por uso de las nuevas posibilidades de despido se avecinan; qué nivel de personal de confianza se reducirá; que subidas tributarias se plantearán; qué eliminación de bonificaciones y exenciones se tendrán en cuenta; … en definitiva, todo un plan económico de dilapidación del sector público. Claro, que lo conoceremos tras haber pasado las elecciones andaluzas y no podrá incidir en su resultado. Por eso hay que anticiparse y empezar la semana venciendo a los recortes, yo pondré mi granito de arena en busca del gobierno PSOE-IUCA, … y luego, … a la huelga.

 

El negocio del Córdoba CF

Juan Andrés de Gracia | 5 de marzo de 2012 a las 15:17

Alguien puede  pensar que es una locura cuestionar la realidad del Córdoba CF SAD cuando está en posición de luchar por ascender a la primera división del fútbol nacional. Lo cierto es que es ahora cuando se está a punto de poner el patrimonio municipal al servicio de una sociedad con ánimo de lucro y que ya disfruta de suficientes beneficios municipales. El fútbol es hoy en día un negocio, al que nuestra clase política no sabe oponerse por temor a la capacidad que tiene de movilizar a gran parte del vecindario. El que acude a ver al Córdoba CF sigue pensando que el club es de la sociedad y la ciudad, pero nada está ya más alejado de la realidad.

El Córdoba CF es propiedad de un empresario madrileño, el Sr. González, después que el triunvirato del ladrillo (Marín-Gómez-Romero) se retirara, a la par que lo hacía quien les promocionó en las sucesivas presidencias, la conversa Aguilar, que les supo recompensar en el Plan General. Fue Prasa quien entregó el club, al parecer, a cambio de que  el nuevo propietario se quedara con las deudas. Por la mala gestión económica desarrollada, el club está intervenido por aplicación de la ley concursal y se han inventado que la única solución a su futuro es que el ayuntamiento colabore de forma directa. En plena campaña electoral, el joven Nieto aseguró que no cargaría al ayuntamiento el coste de los excesos del club, pero, ahora, en el gobierno, ha cambiado, una vez más, de posición.

Los empresarios dueños del club exigen poder contar con el estadio El Arcángel para hacer negocio. Hay que recordar que el estadio es de propiedad municipal, concretamente, un bien patrimonial que el Córdoba CF ocupa en precario, de forma totalmente gratuita. Es más, en alguna que otra ocasión, el club ha maniobrado para que el ayuntamiento asumiera gastos del estadio a pesar de no tener ninguna responsabilidad directa en él. Lo más destacable es que el ayuntamiento ha destinado ya varias decenas de millones de euros a la instalación, llegando incluso a modificar al alza el proyecto para hacerle una sede al Córdoba CF, que insisto, es una entidad con ánimo de lucro, sin lograr contrapartida alguna.

Ahora, esa millonaria inversión quiere ser rentabilizada por el club para actividades que nada tienen que ver con su objetivo social. Se habla de hoteles, restaurantes, gimnasios, aparcamientos, … y toda una serie de establecimientos que, usando el patrimonio municipal, beneficiaría a un ente privado como es la Sociedad anónima deportiva. En el protocolo firmado por el joven Nieto, se asegura que un porcentaje de los ingresos que se logren irían al ayuntamiento, cuando lo razonable es que fuera el propio ayuntamiento el que rentabilizara su patrimonio para el beneficio de todo el vecindario, y no para un particular. El ayuntamiento podría, y debería, sacar a licitación todas esas opciones de negocio y no dejar que lo haga el Córdoba CF. Cuando la falta de ingresos es el gran problema municipal, y los recortes en la gestión deportiva son importantes, ceder las instalaciones por un plato de lentejas y unas fotos en el palco es una clara mala utilización del patrimonio municipal.

Ya en época de la Quina Aguilar, se dieron pasos para pasar al Córdoba CF un solar municipal en las Quemadas para realizar una ciudad deportiva. Los informes delataron que no era posible ceder la instalación de forma gratuita y se inventaron hacerlo a través de la Fundación Córdoba CF. Al final, la operación no salió adelante porque los intereses económicos del club no se veían cubiertos de forma suficiente. Ahora parece que quieren optar a un solar mayor, en otra ubicación, donde colocar unos campos de fútbol, pero donde lo más interesante serían las instalaciones recreativas o de ocio “complementarias” a las que poder cortarle un pellizco.Y es que quien ha venido a hacer negocio no va a rendirse hasta que el ayuntamiento le aporte fondos ya sea en metálico o en forma de favores urbanísticos.

 

 

 

Centro de congresos: De nuevo realidad virtual

Juan Andrés de Gracia | 4 de marzo de 2012 a las 11:29

La llegada de Manostijeras Rajoy al gobierno central y, la más que probable, del señorito Arenas a la Junta de Andalucía, urgían al joven Nieto a tomar una decisión sobre el Centro de Congresos. Hace escasamente quince días afirmaba que la primera opción era el proyecto Koolhas, y que se debiera empezar la obra en 2012, y mantenía la necesidad de que el gobierno central y autonómico incrementaran su aportación. Nada era verdad. Razones de partido, le han obligado a cambiar el dicurso y pedir ayuda a su socio de Cecogobierno, el Massa Carreto, con el que ha preparado un proyecto virtual al estilo del engominado Merino cuando presentó el Centro de las Tres Culturas (antecendente del Palacio del Sur en la península de Miraflores). Aquel video al que Manostijeras Rajoy prometió 3000 millones de pesetas que nunca se hicieron realidad.

Lo mejor de la decisión adoptada por el tándem Carreto-Nieto, bendecida por el candidato Arenas en una acto plenamente partidista de campaña, es que ya enterramos, al menos por ahora, el proyecto que representa el ascenso y caída de la conversa Aguilar y su heredero Ocaña, tras haber sido la gran apuesta de “costecero” Mellado. Nos habremos dejado 10 millones de euros, a la espera de resolver qué pasara con las subvenciones ya recibidas por valor otros 10 millones de euros, en todo el recorrido, que nos ha legado dos magníficos solares en el Parque Miraflores y otro en la zona de Rabanales, más dos proyectos-maqueta de 4 millones de euros. El resto no son sino incógnitas. Lo presentado ayer cierra una década de trabajos, ilusiones y errores, y abre incertidumbres que es de desear que se despejen a la mayor brevedad posible.

Lo peor de todo es que comenzamos otra vez la casa por el tejado. Esto es, hablamos de un edificio, ahora encargado a Rafael de la Hoz para compensar, si es que se puede, que perdamos a Koolhas, pero nada se sabe del coste total, de la forma de gestión, de su financiación, … Es como volver a empezar y, a la vez, es una prueba más de la incapacidad de nuestra ciudad de llevar adelante sus proyectos. Malo era soñar con grandezas, pero quizá sea peor despertar bruscamente de nuevo a la sordidez. BBK-Cajasur se encontrará aliiviada de quitarse de enmedio un activo sin rendimiento alguno, Ceco tendrá su juguete para Bienpeinado Serrano, el socio Gómez con Fray Langostino en la sombra, celebrarán haber conseguido finalmente que se lleve todo a Poniente. La verdad es que, una vez que la Ciudad Jardín de Levante de Prasa encalló, se veía venir. Aislado se quedará el Parque Tecnológico de Rabanales., que podría ya ser una realidad si no se hubiera tenido que modificar el planeamiento para introducir el recinto ferial al norte. No es el único daño colateral, la Orquesta se ha quedado sin proyecto de sede y auditorio, y el Sur cultural pierde su pieza central y gana un erial. Juguetes rotos.

El Pabellón de exposiciones de Cajasur, antes Miguel Castillejo, últimamente ocupado por Surgenia, hasta que el viento y la lluvia se llevó el tejado rememorando lo ocurrido a los pisos de Miralbaida años atrás, ya fue valorado como opción en dos ocasiones y en ambas fue desechado por el propio empresariado, con Carreto al frente, por inadecuado. Ahora se considera como la gran opción, cuando en realidad hay que rehacerlo entero. Hay que resolver cómo se gestiona la obra puesto que el edificio es de propiedad privada, de BBK Cajasur, y no sería legal licitar una obra pública sobre él. Es posible que estén pensando en crear una sociedad mixta público-privada que construya y gestione el edificio, donde BBK aportara el edificio y, el ayuntamiento, fondos para su arreglo. La dificultad es que las subvenciones públicas conseguidas de la Junta y del gobierno central se perderían y tendrían que reorientarse a esa sociedad, en su caso.

El joven Nieto y Maquiavelo Torrico tienen mucho trabajo por delante. Por lo pronto, ya se reconoce que los planos, esos que Nieto dijo que podrían estar en un par de meses, ya se saben que no estarán hasta final de este año y que la obra no podrá comenzar en 2012. Los dieciocho meses anunciados por Massa Carreto, ya quedan como plazo de obra y eso que aún no hay ni proyecto. Se han atrevido a dar la fecha de 2014-2015 para su apertura, pero hay demasiadas incógnitas que resolver. Una de las más importantes son los accesos. La experiencia de la celebración de Joyacor en el Paque Joyero ha demostrado que se necesita imperiosamente terminar la Variante Oeste, un proyecto del gobierno central que el joven Nieto tendría que exigir que estuviera dentro de los presupuestos estatales para 2012 para que pudiera ser una realidad para denrtro de cinco años. También sería neecsario mejorar los accesos por la Carretera de Palma, propiedad de la Junta de Andalucía.Esperemos acontecimientos.

43.000 y subiendo

Juan Andrés de Gracia | 8 de febrero de 2012 a las 18:45

Mientras el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo es triste noticia por una comisión de investigación sobre su historia, los datos del paro siguen martilleando en la cabeza de todos y, con especial dureza, de la de los más de 43.000 parados de la capital. Son datos del observatorio que gestiona el propio IMDEEC, y demuestra que, dentro de lo posible, y con la preocupación de las noticias negativas que hablan de él, el instituto sigue funcionando. Nos gustaría más que las noticias que ofreciera se refiriera a la captación de inversiones para la ciudad, o a la intermediación para la creación de empleo, pero no es así.

Como consecuencia de la crisis social del desempleo, el pleno municipal se centró ayer en temas relacionados con el empleo. Ya he repetido numerosas veces que las competencias municipales en este campo son limitadas, pero se pueden adoptar algunas iniciativas que influyan en la disminución del paro. Al menos, es lo que exigía el joven Nieto cuando estaba en la oposición. En cualquier caso, la batería de medidas que sobre el empleo desgranó ayer el becario Bellido, cada vez más cuestionado por el propio alcalde, dejaba mucho que desear:

La primera, el pago de proveedores a través del ICO, claro, que se le volvió a olvidar que es un mayor endeudamiento (en contra de su programa electoral) que, además, se debe a una medida extraordinaria de ZP el innombrable. En segundo lugar, reseñó la dotación económica del Urban Sur, lo que no deja de ser una media verdad, ya que la mayor financiación del Urban es europea, y lo que único que se ha hecho es cumplir con la aportación municipal al mismo. Igualmente, se defendió con el denominado Plan de empleo joven, que no pasa de ser una nueva forma de vender lo que ya existía en el IMDEEC y en Juventud, y, a lo sumo, supondrá 40 puestos de trabajo a tiempo parcial, aún por confirmar. En esta misma línea de pobreza de ideas, se encuentra la apelación a los convenios en prácticas con la UNED y la UCO, que no se pueden considerar política de empleo real. Y aquí se acabó su intervención, muy alejada de lo prometido en la campaña electoral y de lo machacado durante los últimos doce años de oposición. Se le olvidó recordar que ha adoptado otras medidas que influyen en el crecimiento del paro como son un presupuesto sin inversiones, la ampliación del horario laboral, o la limitación en las contrataciones temporales.

Bueno, ayer sucedió algo más. El joven Nieto llamó a empresarios y sindicatos para vender que se olviden de Pacto por el empleo, contradiciendo, de nuevo, sus propias prioridades de trabajo para el gobierno municipal. Lo cierto es que Duracell Rojas ya lo había anunciado, puesto que la rebaja de presupuesto del IMDEEC lo hacía inviable. Como alternativa, se refugió en la promesa abstracta de la ministra del desempleo Báñez, a la que también se agarró el señorito Arenas, de un “plan piloto de empleo” para Córdoba. Para esta desconocida iniciativa, se aspira a dinero procedente del gobierno central y la Junta de Ándalucía, bajo el razonamiento de que el ayuntamiento ya ha puesto bastante. pero me surge la duda: ¿Cuándo es bastante la inversión en creación de empleo? Si el presupuesto actual es sustancialmente inferior al del gobierno saliente de la izquierda, ¿significa eso que antes gastaban demasiado en empleo?

Mientras, el “sosio” Gómez empieza a hartarse de ser concejal, y animó ayer a que los concejales dejaran de ser políticos “para convertirse en empresarios”. Estas peligrosas apelaciones antidemocráticas demuestran que se equivocó al elegir presentarse para alcalde. Por lo pronto, desconoce que él mismo, como miembro del pleno y de las distintas juntas generales municipales, tiene una primera responsabilidad sobre el mantenimiento del empleo municipal. Por otro lado, su llamada a que se hablara en pleno del paro, tiene la limitación de la ley, lo que con demasiada frecuencia se le olvida a Sandokán. Aún está pendiente saber qué empleo ha creado con su salario (como prometió) y qué propuestas ha presentado al Pleno para reducir el paro en la capital. Ya sé que le interesa que florezca la construcción, pero de eso no debe preocuparse, que ya, Tristón Martín, trabaja al servicio de los especuladores, parceladores y otros interesados en el suelo y la vivienda. ¿Que es, si no, permitir tres plantas en el Casco?