Archivos para el tag ‘Susana Díaz’

Asedio a la izquierda alternativa

Juan Andrés de Gracia | 10 de mayo de 2012 a las 21:40

Quien me conoce y sabe de mi trayectoria personal y política, difícilmente me tacharía de “rojo peligroso”. Por eso, siempre me ha sorprendido que, en este blog, haya quien me haya tildado, poco más o menos, de comunista de ultraizquierda. Entiendo que, quien ahora se siente protegido, defendido y representado por toda la derecha pepera, desde el centro derecha a la extrema derecha, jure en arameo y luche porque no gobierne la otra orilla. Pero lo que empieza a incubarse, como el huevo de la serpiente, es una recesión democrática, donde parece que sólo pueden gobernar ellos, que son los propietarios permanentes del poder,  y que hay que “exterminar”, al menos ideológicamente, a la izquierda. A ello aspiraban, cuando han ganado las elecciones municipales, generales y autónomicas, pero todo se les ha torcido con las andaluzas, lo que les ha sentado horriblemente. Tanto, que no han dejado de insultar al vecindario andaluz, por no quedar cegado por el brillo de la gaviota y la vuelta a los valores patrios y católicos.

Cuando el PSOE se salió de su obligación socialdemócrata, y empezó a ser un mero apéndice del gobierno de los banqueros y especuladores, en mayo de 2010, la gente de izquierda sentimos vergüenza, y rechazamos ese entreguismo, sin más explicación, que nos evitaba ser “intervenidos”. Los seguidistas del poder, que siempre los hay, como el aspirante a fenómeno Durán y su séquito, no tuvieron problemas en justificar lo injustificable. Se dedicaron a ser portavoces de la traición a la izquierda, con el mero afan de seguir cobrando del poder. Cuando la conversa Aguilar transformó el proyecto de izquierdas de la ciudad en su proyecto personal y sin ideología, el vecindario también le dio de lado, aunque ella, hábilmente, se buscó el sueldo en otro portal, sin dar ninguna explicación. Por todo ello, la gente buscó un cambio como sea, aunque ello supusiera el gobierno del PP.

Pero han bastado unos meses de más desempleo del gobierno del pluriempleado Nieto, o la hiperactividad recortadora de Marianico el Corto, para decidir que el noqueado Arenas, que iba a ser más de lo mismo, se quedara de nuevo en el banquillo de la oposición, y se optara por dar un giro a la izquierda, dando opción a IUCA para decidir gran parte del futuro de Andalucía. Tanto los peperos como la derecha socialista esperaban que IUCA volviera a subirse al monte, siguiendo al Che Gordillo, pero se han quedado pasmados por la decisión de entrar, y condicionar, el gobierno andaluz. Y aquí han saltado las alarmas.

Dentro del PSOE, siguiendo las palabras del cura Bono, el sector liberal-conservador pretendía un acuerdo con el PP auspiciado por la derecha económica. Esto es, por los mismos que nos han llevado al desastre en que nos encontramos. La extrema derecha, y sus medios, pasaron, de alabar la “honradez” de IU en Extremadura, a tildarla, poco más o menos, que de “pesetera” por no tomar la misma actitud en Andalucía. Todo adobado por seniles líderes de triste recorrido, como el gurú Anguita, que no paran de echar pestes contra el acuerdo de gobierno PSOE-IUCA.

Aseguro que mis distancias políticas y hasta ideológicas con el lince Valderas, la antisistema Cortés y Alatriste Rodríguez, son importantes, pero tanto como las que tengo con la propia “Comeniños” Díaz, o el abuelito Griñán. Pero siempre serán menores que las que tengo sobre la Gilista Oña o el falangista Sanz. Y, en cualquier circunstancia, tienen derecho a demostrar si pueden hacerlo mejor que la derecha mentirosa o que la izquierda traidora. Por eso, no entiendo que el presidente de la Junta haya tenido que ir a ver al empresariado para tranquilizarlo de que gobierne quien ha pedido el vecindario, de forma democrática. Tampoco entiendo que se ridiculice que la Tozuda Cortés diga que promete por imperativo legal, porque es bueno conocer que, como ha dicho el Superviviente Valderas, estar en el gobierno no puede significar dejar de ser uno mismo y olvidar la calle, los problemas y las reivindicaciones sociales. Es más, en otra época, cuando la izquierda llegaba al poder, lo que pretendía era cambiar la realidad, no adaptarse a ya.

Se acerca el 15-M, que de forma sigilosa, paciente, pero constante, ha seguido instalándose en la realidad social, reconvertido en proyectos concretos como Stop desahucios, por ejemplo. La derecha autoritaria ya ha creado la tensión para que no puedan acampar porque, al parecer, eso va en contra de los derechos del vecindario, aunque no nos han preguntado. Lo que importa es provocar, para que se produzcan conflictos con la policía que después se puedan magnificar, para imputárselos a la izquierda. Ya conocemos que quieren enchironarnos por ir de manifestación, y que alguien se desmande. Lo que no les importa es que las calles se tomen por fascistas hinchas futbolísticos, abrazados a banderas y a himnos que animan al odio y a la confrontación. Quizá les moleste que aquí lo que empiece a sobresalir sean opciones de izquierda y no la extrema derecha lepeniana, griega u holandesa. Con ellos, si viviríamos mejor, y si no que se lo pregunten a los noruegos.

 

Córdoba en el nuevo gobierno andaluz

Juan Andrés de Gracia | 6 de mayo de 2012 a las 14:59

La presencia del tecnócrata Planas y de la antisistema Cortés en el gobierno andaluz, no representa que la provincia de Córdoba gane peso en la toma de decisiones del nuevo gobierno andaluz. Planas es una apuesta personal del superviviente Griñán y su relación con la organización provincial del PSOE es, prácticamente, nula desde hace años. Cortés consigue su plaza más como representante del sector duro del PCA que como miembro de la organización cordobesa. Por tanto, las referencias de ambos no son Córdoba y provincia, sino sus respectivos partidos. Planas aporta sobre todo su experiencia en Europa y Marruecos; Cortés tendrá que decidir si adopta un perfil institucional para trabajar con las empresas del sector constructor e inmobiliario, seguramente muy preocupadas con su nombramiento, o si se enquista como baluarte anticapitalista.

Una segunda lectura del gobierno andaluz, sí conlleva mayor repercusión para la provincia. El viejo Griñán ha consolidado su poder, que estaba en cuestión en Andalucía antes de las elecciones del 25-M. Defenestrar a Micalea Navarro, a pesar de ser una persona afín a Rubalcaba; crear un equipo de cercanos (Ávila, Aguayo, …) y situar a “la que manda” Díaz como segunda de a bordo, es un mensaje claro al partido ante el próximo congreso andaluz y provincial. Los “griñanistas”, como el clan Durán, deben respirar tranquilos puesto que su posición queda consolidada, y el sector crítico que se estaba fraguando, podrá ser fácilmente desactivado. La capacidad de repartir puestos a gente de la provincia, es un arma que siempre ha funcionado para consolidarse en el poder.  La debilidad que muestra el zorro Rubalcaba en Madrid, y la necesidad de usar Andalucía como ejemplo socialista de gestión, limita su capacidad de intervención.

La cesión a IUCA de las consejerías de Fomento-Vivienda y de Turismo-Comercio, provoca, como efecto colateral, que cuatro cargos socialistas queden en cuestión. Me refiero al director-gerente de la Empresa de Obra Pública, el espíritu libre Blanco, la directora general de Vivienda, la errante Fernández, el director general de Comercio, el reflexivo Luque, y el delegado provincial de Obras Públicas, el discreto García. Es cierto que aún no se ha cerrado el segundo nivel de dirección de las consejerías, y que cabe la opción de que cada partido quiera tener, en las áreas que dirige el socio de coalición, a personas de su confianza, pero aún está por decidir. Por ahora, si se pide opinión al Padrino Durán, lo normal es que los deje caer y busque sustituirlos por gente de su cuerda. El trabajo sucio se lo achacaría a Izquierda Unida.

Como adelantaba en otras entradas previas a las elecciones andaluzas, una gran parte del PSOE se debatía en una contradicción: Por un lado, eran partidarios de una renovación de la dirección provincial y andaluza, pero, por otro lado, eran conscientes que solo sería posible si el PSOE pasaba a la oposición. Tras haber perdido por goleada las elecciones municipales, las generales y, de forma más ajustada en el caso andaluz, las andaluzas, es suicida no proceder a renovar el partido. El vecindario ha castigado a los socialistas por su forma de abordar la crisis y por su extravagante actuación en Córdoba y provincia. Creer que esto se resuelve con un cierre de filas dentro del partido, pasando a cuchillo a aquellos que se postulaban para suceder al viejo Griñán o al aspirante a fenómeno Durán, es solo muestra de no haber entendido el mensaje. El “grupo del salmorejo” cordobés, con Peter Pan Dobladez al frente, tendrá mucho que recapacitar, pero solo serán respetados si mantienen su opción de cambio, aunque tener éxito sea más difícil que hace unos meses.

Por su parte, IUCA consigue sobre todo resarcirse de haber perdido la alcaldía de Córdoba. Necesitaban un referente de poder institucional y ya lo han logrado. Pero, además, consigue equilibrar su financiación y promover a un buen número de dirigentes a puestos desde los que hacer visible las siglas de IUCA y su capacidad de gobierno. Les toca pasar por un baño de realidad que, para muchos, es contraproducente en plena crisis del sistema económico, social y político, pero es ahora o nunca. De forma paralela, el sector fundamentalista del PCE se encuentra con un aval para oponerse a los planteamientos de Izquierda Abierta. La mejor baza que tenía este sector integrante de IU era el afán autodestructivo y “filopepero” del PCE en el poder, pero ahora podrán mostrar el acuerdo andaluz como su mejor baza. Situarán a sus gentes, y los del sector crítico quedarán como observadores de lo que suceda. Ver a la “dura” Cortés como consejera junto a los socialistas debe haberles dejado helados. Más o menos como se ha quedado la conversa Aguilar, y, además, en su misma consejería y sin coste personal.

Griñán debe renunciar

Juan Andrés de Gracia | 24 de abril de 2012 a las 20:59

Justo cuando conocí el resultado de las elecciones autonómicas, lancé una entrada donde ya reflejaba que el viejo Griñán, y los suyos (el Padrino Duran, la que manda, …), no podían entender interesadamente el resultado electoral, y pensar que habían ganado. Fue esperpéntico verles con una tarta, celebrando que, por primera vez, no eran el partido más votado. El PSOE había perdido las elecciones, aunque fuera por poco, hasta el punto de casi acabar empatando con el archicandidato Arenas, y el voto del PSOE había ido a la abstención, o a IUCA, o sea, que se quería gobierno desde la izquierda, y escapar de los errores del pasado. Lo del acuerdo con IUCA ha seguido, por suerte, para adelante, pendiente de lo que hoy digan las bases, pero el pasado persigue al primo de Zumosol como su sombra, y la prisión incondicional impuesta al exconsejero Antonio Fernández, requiere de una respuesta política. Nadie puede creerse que este señor actúo por su propia cuenta, y, está claro, que lo enchironan para que se venga abajo y hable.

La Junta de Andalucía, con Chaves y con Griñán, permitieron o consintieron una forma de actuar, que podrá al final ser o no motivo de castigo penal, pero que, desde luego, no se atenía a lo legislado y a lo admisible para lo público desde la izquierda. Más de treinta años de gobierno, llevaron al PSOE a creer que el gobierno era el partido, y el partido el gobierno, al estilo PRI. Alguna experiencia tengo al respecto, cuando fui miembro del consejo provincial socialista. Quienes dirigieron ese tipo perverso de administración pública, no tienen capacidad moral, ni política, para capitanear el cambio que el vecindario ha pedido. No quiero aceptar que crean que el resultado electoral, que decretó que el señorito Arenas no gobierne, es una absolución a sus propios errores.

Si no aceptan que el futuro pertenece al vecindario, y a la izquierda, y quieren dirigir el proceso, solo conseguirán que, dentro de unos meses, vuelvan a salir chivatos comprados o vengativos, documentos, periodistas o juristas que salpicarán el gobierno, y que pondrán en dificultades la colaboración de IUCA. Cuando el pronuclear González dijo que había entendido el mensaje, en 1993, e intentó limpiar la casa con Garzón y otros, solo consiguió hundir al PSOE, porque era él el objetivo. Ahora el objetivo es doble; Castelar Chaves y el Viejo Griñán, y deben sacrificarse en favor de la causa. Otro ejemplo ilustrativo, lo viví también directamente, cuando en Córdoba, el cinéfilo Trigo intentó continuar de alcalde, y los conspiradores decidieron que ni hablar. Era el objetivo, y no iban a cejar hasta que cayera.

González no quiso asumir que era la X de los Gal, eso por lo que la conversa Aguilar le habrá perdido perdón, y los medios de comuniciación, y sus títeres institucionales, llevaron a la cárcel a Barrionuevo, a Vera y a todo aquel que pensaba que podía llevarles a hundirlo. Ahora, los ERES se presentan como una gestión irresponsable y corrupta, al margen de lo que acaben diciendo los jueces, que necesita de una explicación como partido, y como máximos referentes de la Junta de Andalucía cuando los hechos se produjeron. El entramado mediático-político-judicial no se se conforma con Coca Guerrero y, por ahora, hunde al exconsejero Fernández, detrás de lo cual, solo hay una obsesión: Llegar a la X, llámese Chaves, Griñán o como se llame. Si desaparecen de la órbita política, todo se relajará.

Por encima de los nombres propios, de las estructuras e intereses de partido, está la esperanza del vecindario, que, a pesar de todo lo que ya se sabía de los ERES, ha decidido confiar en la izquierda, pero no en los mismos personajes responsables, por acción u omisión, de lo sucedido. Se equivocan los que creen que el viejo Griñán tiene futuro. Es solo parte del pasado. Ha perdido por primera vez las elecciones andaluzas, y ello le obliga a asumir su responsabilidad. Escuchar a “la que manda”, o a los que quieren seguir viviendo del cuento, no es atender al vecindario. Como ven, no he buscado ninguna excusa en casos similares de otros partidos, de los que el PP está repleto, simplemente, porque no me sirven de referencia. Nosotros somos la izquierda y nuestra referencias no pueden ser justificarnos en lo que hacen los otros. Nuestro nivel ético y político es, o debe ser, superior, y cuando nos toca asumir la responsabuilidad, hay que hacerlo. Hay todo un banquillo de nuevos dirigentes dispuestos a coger el relevo. No debemos permitir que la investidura próxima sea un discurso sobre ERES, decídase otro candidato o candidata a presidente/a y el futuro empezará.

Los viejos rockeros del PSOE

Juan Andrés de Gracia | 22 de febrero de 2012 a las 17:27

Por mucho que se quiera ocultar la realidad, la verdad es que al aspirante a fenómeno, Durán, le quedan días contados para dejar de ser secretario general de la provincia. La convicción de que el PP ganará las elecciones andaluzas, con muchas opciones de gobernar, y de que el resultado en la capital y provincia volverá a ser un desastre, no solo ha provocado la existencia de un sector crítico, bastante amorfo, la verdad, sino que también ha puesto alerta a parte de la vieja guardia socialista. Tras el “éxito” de apoyar a la “sargenta” Chacón en el congreso federal, siguiendo los pasos de “la que manda”, la pérfida Susana y del viejo primo de zumosol, Griñán, venido a menos, son varios los que pujan por representar a Rubalcaba en la ciudad y provincia, y hacerse un sitio en la travesía del desierto por llegar.

En estos días, se han reunido en Córdoba, de forma secreta, “Groucho” Zarrías, “Ingecom” Salinas, “Coliblanco” Moreno, el “vikingo” Sánchez Villaverde, “Fotos” Téllez, el “discreto” García y “Peter Pan” Dobladez. Esta reunión significa que se entierra “el salmorejo” y se opta por cerrar filas, actuando “Ingecom” Salinas de manijero máximo. No hace muchas semanas, leíamos un artículo suyo donde avalaba al “capo” Durán, sin duda por mandato del viejo Griñán. Muy quemado ha tenido que verlos a ambos, para que se decante abiertamente por participar en el relevo de ambos. Deben ser noticias directas de Madrid, porque otro ilustre viejo rockero, el siniestro Fernández Poyato, también pide volver a Córdoba para reacomodar su carrera política.

Abandonar el “salmorejo” significa apostar por las esencias y evitar cambios de fondo, muy en la línea de lo que Rubalcaba ha representado a nivel federal. Recuperaríamos a Lampedusa y su Gatopardo, “hay que cambiar todo para que nada cambie”. Los guiños de apertura del partido, de alejamiento de las políticas que han llevado al desastre al PSOE, le 15-M o las redes sociales, quedarían como meros eslóganes sin contenido. Una vez más, el PSOE defraudaría a las ansias de recuperar la izquierda y se permitiría la hegemonía de la derecha durante décadas. Todo se hace, además, de espaldas a los pocos militantes socialistas que aguantan, y, desde luego, sin tener en cuenta a los simpatizantes. Es una estratagema entre capitostes, que buscan su aval en el federal.

Las perspectivas son complicadas. Solo hace falta recordar la línea neoliberal de Salinas o Poyato, tristes actores de la economía cordobesa, que han ido de desastre en desastre (Cajasur y Plan Estratégico, incluidos). Moreno y Villaverde son representantes de los líderes provinciales eternos, capaces de cualquier cosa por continuar medrando. Téllez representa el poder territorial tradicional y la agrupación local que mejor ha quedado en los últimos movimientos socialistas. García y Dobladez son los que van a entregar el movimiento crítico renovador a manos de lo más rancio de la historia socialista en Córdoba. Zarrías, sólo se dedica a preparar el próximo congreso andaluz para entregárselo a Rubalcaba como prenda por su confianza. Todos unidos por la búsqueda de los sillones que dejará vacío el clan Durán.

La paradoja socialista se cierra así. Lo lógico hubiera sido que Griñán-Durán hubieran apoyado a Rubalcaba y que los críticos se hubieran nucleado en torno a Chacón y que se permitiera una tercera vía para los que no quisieran posicionarse entre dos exministros. Lo extraño es que el aparato andaluz y provincial optara por Chacón y que los críticos se situaran junto a Rubalcaba. Esto ha provocado que, ganara quien ganara el congreso federal, las dificultades para la renovación socialista se hicieran casi insuperables. Si alguien optaba por Chacón, se encontraba con que debía tragarse a Durán; y si lo hacía por Rubalcaba, se acallarían las inquietudes de reforma interior. Visto así, el resto del “salmorejo” queda mal colocado y se confirma que “Peter Pan” no ha crecido. Solo les queda intentar acercarse a Chacón, o a un tercero, y esperar nuevas oportunidades, al igual que a Durán solo le queda buscar traidores.

PSOE: Tras las listas, el congreso

Juan Andrés de Gracia | 15 de febrero de 2012 a las 23:53

Aunque he ido contestando a distintos comentarios sobre el tema, creo conveniente expresar con más detenimiento lo que pienso sobre los líos para formar las listas socialistas al Parlamento Andaluz. Corremos el riesgo de analizar solo lo inmediato, y de olvidarnos de lo que mueve los partidos políticos: los procesos electorales. La existencia de los críticos del “salmorejo” tiene su origen en la pérdida de las elecciones municipales y generales de 2011 por parte del aspirante a fenómeno Durán. Este se ha visto obligado a protegerse con Sevilla, esto es, la que manda, Susana, y el primo de Zumosol, el viejo Griñán. Que enmedio haya sucedido el congreso federal, solo ha creado algo de confusión, hasta saber quién apoyaba a quien, pero tras el apoyo dado a la perdedora, la “sargenta” Chacón, el futuro de los críticos se despejaba.

Alguien, incluso ellos mismos, podían pensar que lo primero que debía cambiar eran las listas al Parlamento andaluz. Pero la maniobra del capo Durán de no presentarse, ha provocado que se encuentren motivos para dejar sin representantes al sector crítico, y que Sevilla dirija la conformación de la lista. Luego, el interés de Rubalcaba por hacer de Andalucía su primera victoria, le ha obligado a echarse en manos del presidente de partido elegido por él, el viejo Griñán, y de la pérfida Susana, y eso que maniobraron contra él. Por eso, se ha arreglado favorablemente para ambos las listas de Cádiz y Sevilla, pero es que no podía esperarse algo diferente en este momento. Ni siquiera se podía aspirar a que el resistente Zarrías jugase fuertemente por cambiar la lista de Córdoba, porque se debe a Rubalcaba en este momento.

Otra cosa será si se pierden las elecciones andaluzas. En ese momento, nada de lo decidido ahora será un precedente, por mucho que el grupo parlamentario andaluz quede en manos de los perdedores. El futuro del Psoe en Andalucía pasará por el congreso andaluz que será, sin duda, de verdadera revolución interna, ya que Griñán se vería obligado a dimitir de la secretaría general y hasta de la presidencia del partido a nivel federal. Pensar que la que manda pueda resistir, es creer que la política es ajena a los resultados electorales. Los enemigos que ya se ha generado tras el congreso federal, y los que lleva a sus espaldas en Andalucía, le pasarán factura, y se acabará su reinado desastroso.

Es cierto que una parte del sector crítico estará desencantado al no haber podido lograr un cargo público, pero esta actitud les desacreditaba, y mejor que salgan huyendo. El “salmorejo” que hace falta es acceder al poder del partido, a pesar de que los representantes institucionales no sean todo lo afines que se quiera. La verdad es que, una vez existiera una novísima dirección andaluza, los cargos públicos no tendrán más remedio que ponerse a su disposición o dimitir. No será fácil ni rápido lograr el cambio del PSOE andaluz, pero nadie puede pretender que lo sea. Lo único que les vale al viejo Griñán, la pérfida Díaz y el primo Durán es que se ganen las elecciones.

Justamente, esa necesidad mutua de ganar las elecciones, es lo que ha hecho que Rubalcaba nombre a Griñán presidente federal, tras un congreso que perdió; que el resistente Zarrías acepte que los suyos no vayan en las listas, como le gustaría; o, que ahora se permita que las listas andaluzas sean de los partidarios de la sargenta Chacón. Lo único que puede salvarles es, justamente, ganar. Los críticos tendrán que tener cuidado en no aparecer como ociosos en la campaña, si no quieren ser eliminados. Pero, al mismo tiempo, no pueden perder tiempo tras producirse la derrota electoral que se avecina, para pedir, con todas sus fuerzas, dimisiones y cambios radicales en la organización andaluza y cordobesa. Tras el 25-M, ni un minuto de sosiego, hasta que el congreso confirme qué línea elige el próximo PSOE andaluz. Y esa línea solo debiera ser la de la plena renovación, pero para eso habrá que arriesgarse.

La tercera derrota de Durán

Juan Andrés de Gracia | 5 de febrero de 2012 a las 19:11

Tras las elecciones locales y las generales, el congreso federal socialidta se ha convertido en la tercera derrota consecutiva del “aspirante a fenómeno”, animado en esta ocasión por su “primo de Zumosol”, Griñán, y “la que manda”, Susana Díaz. La arriesgada maniobra de apoyar tan intensamente a la “sargenta” Chacón, va a tener el efecto innmediato de que Peter Pan Dobladez se convierta, actualmente, en el mejor referente de la provincia ante la nueva dirección federal. Está por ver si dará la talla, pero la posición política alcanzada es notable. Nadie podía imaginar hace un par de meses, que se llegaría a las elecciones andaluzas con el “padrino” Durán tan debilitado. Ahora a todos les interesa el mejor resultado posible, porque de ello depende gran parte de la financiación del partido y el futuro cercano del PSOE.

La “familia” ha quedado muy tocada, y su supervivencia solo dependerá de que se obtenga un buen resultado electoral, lo que parece bastante improbable. Hay que recordar que tras el 25-M se tendrá que celebrar el congreso andaluz, y el provincial, de forma consecutiva. Perder la Junta de Andalucía provocaría la muerte política del viejo Griñán que arrastraría a todo su equipo y a la dirección cordobesa. Si se mantiene la Junta, lo normal es que se entre a un acuerdo de integración. Lo curioso va a ser ver las listas al Parlamento andaluz puesto que Griñán sigue con problemas para ir por Sevilla, tras el enfrentamiento con el secretario de la provincia Viera, y en Jaén, territorio de Zarrías, Moreno también será descabalgada y lo mismo hay que recolocarla por Córdoba. Ese es el problema de ser un subirdinado de la dirección andaluza, que puede usar Córdoba para resolver los conflictos de otras provincias, y la incapacidad política del capo Durán no podrá evitarlo.

Lo normal es que el 2aspirante a fenómeno” quiera irs e al Parlamento andaluz, puesto que lo de ser el portavoz del cuarto grupo político del ayuntamiento, le resulta muy pobre bagaje. La jugada estaría en llevarse con él a la tejemanejes Pérez y dejar a su hermana en el ayuntamiento, con lo que todo quedaría en familia, que, a estas alturas, y con lo que está cayendo, es lo que le importa. El plan se le puede torcer si hay un pésimo resultado del congreso, donde ha sido ninguneado para conformar el Comité federal, y además, Peter Pan Dobladez es posible que quiera recuperar un cargo institucional. Tal y como están las cosas, no se pueden arriesgar a que se arme una lista alternativa, y para evitarlo tendrán que ceder algún puesto a los vencedores del congreso, esto es, a la gente de Zarrías, y Dobladez lo es.

Todas estas maniobras han pillado con poco que jugar a la conversa Quina Aguilar, que ve como el partido le pilla como independiente y, por tanto, sin poder tocar poder. Su presencia en el Parlamento está pasando desapercibida y sus aspiraciones a Andalucía se han trastocado. Ella asistió a apoyar tanto a Rubalcaba como a Chacón, sin decantarse por ninguno, y eso le impide pasar ahora factura. Es muy posible que el joven Nieto le tenga guardada su comparecencia ante la comisión de investigación del IMDEEC. Hay que recordar que se quedaron con ganas de que se sentara ante la última comisión de investigación creada, sobre Urbanismo, medinate una argucia legal.

Los acontecimientos se van a precipitar los próximos días, puesto que esta misma semana tienen que elaborarse las listas al Parlamento andaluz, y ya se podrá apreciar si el congreso federal produce movimientos inesperados. Por lo pronto, Calvo, claro, ha quedado fuera de juego y con ella otro importante ramillete de dirigentes socialistas de la provincia. A nivel andaluz,”la que manda” es la que se ha ganado la animadversión de todos a los que presionó sin éxito. La agrupación de Valdeolleros, con fotos Tellez al frente, agrupación del hombre tranquilo, García y de Peter Pan Dobladez, entre otros, ha ganado fuerza frente a las agrupaciones de Sur y Ciudad Jardín, bastiones centrales del poder de la cohorte Durán. La lucha por los cuatro-cinco puestos que se prevé conseguir va a ser dura.

El primo de zumosol

Juan Andrés de Gracia | 30 de diciembre de 2011 a las 12:31

Por si a alguien le quedaban dudas, el Padrino socialista, Durán, venido a menos tras los batacazos electorales, se refugia en su primo de Zumosol, leáse el “viejo” Griñán, para que nadie se mueva de la foto. Aunque dos polos negativos tendrían que rechazarse, en este caso, se atraen y se necesitan para enrocarse y, desde ahí, resistir con toda la familia. La teoría oficial es que la dirección andaluza hablará de candidato cuando sepan todos los que se presentan a secretario general. La realiad, creánme, es que Andalucía va a esperar a ver qué le ofrecen unos y otros, en cuanto a cargos para los suyos. No se piensen que van a hablar de línea política, que en el caso del PSOE, ya ha derivado en leña al mono del PP, sin vergüenza, aunque ellos sean responsables de lo que sucede y hayan actuado igual. ¿Cómo se puede calificar un año como horrible y no se presenta la dimisión inmediatamente? La autocrítica se convierte así en papel mojado, en un gesto para la galería, porque el argumentario de San Vicente así lo proclama y a obedecer, que para eso nos protegen.

Por ahora, el debate de renovación socialista, por más que algunos medios de comunicación intenten hacernos ver lo contrario, es insustancial. No pueden aportar mucho quienes han sido ministros de los recortes socialistas. ¿Es que ahora saben cómo oponerse a los mercados? ¿Es que ahora saben cómo crear empleo? ¿Es que ahora no seguirían las órdenes de Merkel y del Banco Central Europeo? Ningún miembro de los últimos gobiernos socialistas tiene legitimidad, ni credibilidad, para defender un cambio en el PSOE. Sería como pintar la casa de otro color, cambiar la decoración, para que se oculte que son los mismos que han generado el desastre. Por eso, como pasó con ZP en el año 2000, sería necesario que un nuevo grupo de militantes dé el paso y se dedique sobre todo a hacer un partido. Por ahora, lo que se presagia no son sino cambios en las formas para parecer nuevos. Y el primo de Zumosol, el sólo, ojo, anuncia una ofensiva contra el “neoconservadurismo”, ¿a qué se referírá?

Se engañan si piensa que el vecindario no les ha votado por no atender las redes sociales o por encerrarse en sí mismos. No se les ha votado porque negaron absurdamente la crisis, por no saber cómo afrontarla, por congelar las pensiones, por bajar el sueldo a los funcionarios, por endeudarnos para prestar dinero a los bancos, en definitiva, por esa razón no se ha votado socialista. El ejemplo está en el PP, que elige sus listas desde arriba, que no da participación a sus simpatizantes, que no hace primarias ni tiene cuotas por sexos, y ha barrido en las elecciones. Claro que es mejor que un partido se democratice internamente y escuche más a la sociedad, pero ¿no se habló suficientemente claro y, a pesar de ello, mantuvieron los errores? A este respecto, el aspirante a fenómeno no se sale de culpar a errores de comunicación, a la falta de contacto con la ciudadanía, pero sigue insistiendo en que se hizo “lo mejor para España”. Y es que son unos incomprendidos, y la gente es “mu mala y mu injusta”.

El primer candidato que ha saltado al ring, Rubalcaba, ya reconoce que no sabe por donde han de ir, cuando propone que, dentro de año y medio, la socialdemocracia europea se reúna a debatir qué se puede hacer ante la ola neoconservadora. Lo más curioso es que defienda ahora primarias a la francesa, cuando obligó a que Chacón se retirara. Pero es que el documento de ésta, sólo aporta cambios formales y nada dice de las políticas que se deban desarrollar. Sólo es valiente en las críticas a los cuatro últimos años de ZP, pero en realidad debería mirarse en el mismo espejo, porque no se atrevió a proponer nada alternativo. Por tanto, el escenario actual es tan sólo la guerra entre dos grupos de socialistas para ocupar cuanto antes el poder que abandona ZP. Una vez en el poder ya se verá. Chacón, si quiere el favor del primo de Zumosol, tendrá que ofrecerle más poder interno. La subasta ya ha empezado.

“La que manda” ya ha amenazado que la dirección andaluza elegirá un candidato, y su delegado en Córdoba, el aspirante a fenómeno, ya está preparado para repetir como un loro la instrucción que le den, En términos políticos eso significa que mucho cuidado con moverse al margen o se puede caer en el más hondo de los olvidos políticos. Esa es la estrategia de estos mercenarios de la política, que están hundiendo al PSOE en la miseria mayor de su historia, si exceptuamos la época de la Guerra Civil. Ahora todos quietos, dejar que el “viejo” y “la que manda” negocien el congreso y todos juntos allí. Para eso, controlaran las listas para que sólo haya brazos de madera. Una vez instalados en Ferraz, quedar lo mejor posible en Andalucía, y repartirse lo que quede. Ese es el cambio que propugnan: sentarse en la silla aún caliente de ZP y de Blanco, que bastante tiene con sus reuniones en gasolineras. La mayor desfachatez la muestra cuando se muestra favorable a primarias, sin recordar que dio órdenes de que no se hicieran en las municipales, para asegurarse que sus candidatos a dedo, entre ellos Durán, no tenían problemas.

Mientras, los militantes observan la paradoja actual. No se cuenta con ellos pero ya se propone que se cuenten con los simpatizantes. Ciertamente, la militancia socialista es actualmente algo así como el INEM o el SAE de altos cargos, y su opinión es bastante irrelevante porque piensan con la nómina. Las actitudes no han cambiado. Si se saca a relucir los excesos del PSOE en la Diputación se acusa, al que así lo denuncia, de atacar a la política. Para eso está la “manijera” Niñoles, para ser capaz de defender lo indefendible, que para eso cobra del partido, tras fracasar en la alcaldía de su pueblo. Ahora pide perdón, como si no fuera con ella, que era una de las que mandaba en el grupo socialista en la Diputación y de las que comía a costa del dinero de todos después de cada Pleno. Era ella la que debía conocer y aceptar que en Cultura se organizaran comilonas pantagruélicas. No vale con pedir perdón, sino con asumir la responsabilidad compartida. Claro que “Paquito” Pulido me parece un tipo honrado, pero ganaba suficiente para no tener que pasar los costes de los cafés que tomaba.

“La que manda”

Juan Andrés de Gracia | 11 de diciembre de 2011 a las 13:37

Dicen que va a ser importante en la próxima ejecutiva federal socialista. Me refiero a Susana Díaz, “la que manda” como le gusta recordar a Antonio. Hasta el periódico líder a nivel nacional la ha incluido entre las “esperanzas blancas” socialistas. Bien desconocida fuera de los ámbitos políticos, sustituyó a Rafael Velasco, el ausente, cuando supo escaparse de la persecución a la que le iban a someter desde el PP. Petenece a ese grupo que Alfonso Guerra critica que su único mérito es ser joven, que tan de moda, ha puesto ZP y que Griñán ha asumido como propio. Para muchos socialistas, son parte fundamental de los males del PSOE porque son gentes criadas dentro del partido, han pasado por la Jaime Vera (la escuela de formación socialista) y por las juventudes socialistas, les han encargado que sean comisarios políticos en universidades o en colectivos juveniles, y han aprendido a ser brazos de madera. Ah, se me olvida, mientras se crían, los colocan en puestos que les permitan tener un sueldo más que digno, sin que se les pida ser aptos para él (veáse en Córdoba el “duranista” Mayoral).

Hace unos días, leí un artículo de Belén Barreiro, directora del laboratorio de la Fundación Alternativas y expresidenta del CIS, que analizaba el futuro el PSOE, apuntando la necesidad de que dé respuesta a la desigualdad existente, en la actualidad, entre generaciones. Planteaba que tras avanzar en la superación de desigualdades sociales y de género, ahora debe hacerlo con las mayores dificultades que encuentran los jóvenes por acceder al empleo, a la vivienda y, en general, a los beneficios del estado del bienestar. El PSOE ha intentado abordar este reto poniendo gente joven con responsabilidad (Bibiana Aído, Leire Pajín, el citado Rafael Velasco, …) pero no se han dado cuenta que, en su forma de actuar políticamente, son viejos y que han aprendido lo peor de la política: el control del mensaje, el corte de cabezas, el relativismo ideológico, … en definitiva, son hijos del poder.

Y en estas, aparece “la que manda”, que actúa como mano derecha del “viejo” Griñán y es la máxima defensora del aspirante a fenómeno, Durán (Dios los cría y ellos…). Verán que tiene revolucionada toda Andalucía. Ya sea Málaga, Jaén o Almería, su trabajo consiste en llegar al congreso federal, primero, y a las elecciones después, manejando puestos y cargos. Sus declaraciones nunca son espontáneas sino producto del argumentario que elaboran en Sevilla. Por eso, los únicos errores que reconocen son de comunicación, puesto que si asumieran que han tomado medidas equivocadas, tendrían que dejar de estar al frente del partido. Su idea es que todo consiste en engañar a la población con mensajes elaborados por sociólogos y politólogos, aunque la mayoría de las veces, se creen expertos y los elaboran ellos mismos. Así, se consuelan en que la derrota no ha sido tan profunda en Andalucía y que, en Córdoba, el resultado no es malo, simplemente, porque se podía haber perdido más.

Susana no se ha enterado. Vuelve a plantear que las elecciones andaluzas es la guerra entre la derecha y la izquierda. Más bien tendría que decir entre el centro derecha y el centro izquierda, porque, definitivamente, el PSOE ha decidido abandonar la senda de la alternativa ideológica, para convertirse en una versión “light” del pensamiento único imperante. Aspira a que los recortes que se van a ver obligados a hacer los gobiernos peperos recuperen el interés, que no la ilusión, por votar PSOE. Por eso, empiezan a solicitar el voto útil a todo el que no quiera que gobierne el “señorito” Arenas. Es lamentable que el PSOE pretenda gobernar por apoyo negativo y no porque presente un proyecto de transformación social.

La labor de Susana, en esta tarea, es difícil. Por un lado, debe arremeter contra IUCA y UPD para intentar que la gente no les vote y concentrar el mayor de porcentaje de votos posibles. Por otro lado, deberán tender puentes, por si, luego, su presencia en el Parlamento andaluz es necesaria para decidir quien gobierna. Estas elecciones, Griñán no va a decir aquello de que sólo gobernara si gana las elecciones, convencido que está que no lo va a conseguir y que necesitará especialmente a IUCA. Creo que también saben que UPD no dará su voto a nadie y, que de hacerlo, en aras a su mensaje regenerador y a la vendetta que la “nacionalista” Díez tiene con el PSOE, sería para que gobernara el PP. Por eso, recuerda la “pinza”, los acuerdos de Extremadura y todo lo que pudiera restar votos a IUCA. Pero debe tener cuidado, a ver si le va a restar votos a IUCA que no vayan al PSOE, y ni juntos puedan gobernar.

Esta dirigente insiste en que hay que acercarse al ciudadano, a la calle. Justo lo que ella jamás ha hecho. Es un tipo de dirigente que siempre vive en las sedes y para el cual el vecindario son estadísticas. Para ellos, la realidad no existe, sino que se dedican a intentar convencernos de que hay “brotes verdes” y “recuperación”, desde hace dos años. Pretenden que entendamos que el escándalo de los “ERES” no tiene nada que ver con ellos, y que la formación de las “agencias públicas” son absolutamente conforme a derecho. Es una desfachatez que diga que ella no habla de cargos, cuando ostenta uno, y es a lo que se ha dedicado en Córdoba, apoyando a Durán, tragándose que le imponga a Rosa en lugar de a Carmen, actuando de verdugo con Paco García o Joaquín Dobladez, y así podíamos seguir.

Teme a las primarias a la francesa que, valientemente, ha propuesto Moratinos y un grupo de dirigentes socialistas. Su trabajo es que sólo intervengan los militantes, hasta ahí podíamos llegar, pero que haya un solo poder final. Esto es, que se discuta, que se debata en el interior, pero que al final todo el todo poder sea para que Griñán, ella y unos pocos más manejen a su antojo. Parecen dispuestos a acallar a los críticos dándoles presencia en las listas de delegados, pero con la condición de la mudez y el aval a Griñán. Por eso, Durán ha anunciado que el congreso provincial no será tranquilo, hay mucha gente a la que contentar y poco que repartir. Al PSOE, prácticamente sólo le queda Andalucía y usaran el poder que aún detentan para asustar, amenazar o sobornar a quien haga falta. Así se las gasta “la que manda”.

PSOE, uno, grande y … ¿libre?

Juan Andrés de Gracia | 24 de noviembre de 2011 a las 19:32

Como cada vez que se produce un desastre electoral, desde el PSOE se levantan voces a favor de cambiar la forma de organizarse en la capital. Históricamente hubo una agrupación socialista única, potente, que imponía sus dictados a las del resto de la provincia. Como el PSOE adoptó una estructura de poder provincial, se optó por descabezar a las capitales y evitar el contrapoder que suponía, por ejemplo, el secretario local de Córdoba para la ejecutiva provincial, con su secretario general al frente. Por esa razón, se crearon las agrupaciones de distrito o barrio, bautizadas, de forma sorprendente, como agrupaciones locales, para equipararlas a las de los pueblos. Con su nacimiento, el PSOE perdía una voz única en las capitales que, sin duda, ha tenido influencia en la pérdida de contacto con su realidad.

Con la división de Córdoba en varias agrupaciones locales, que ni siquiera se adaptan territorialmente a los distritos de la ciudad, se generan unos reinos de taifas, cuya relación se establece a través de la estructura provincial. Son entes que se dedican, casi exclusivamente, a promocionar gente en listas, o para cargos públicos, a cambio de su apoyo. Son extraños para el vecindario con el que se deberían relacionar, y acaban encerrándose en las sedes, ajenos a todo lo que sucede. No se dedican a representar y elevar la voz de los vecinos, sino que se dedican a repetir los argumentarios que reciben desde Ferraz o san Vicente, y a ser mano de obra barata para las campañas electorales. Por ello, son gente dependiente del partido, sin voz propia y que usan el clientelismo como principal arma. Mandan comisarios políticos a las entidades sociales y ciudadanas con el fin de controlarlas, aunque, rápidamente, se cansan y vuelven a la sede, no vaya a ser que no se cuente con ellos para los nombramientos.

El último congreso socialista, convencido de que la pérdida de poder en las grandes ciudades tenía una relación con esta estructura casi feudal, de nobles, debatió sobre su desaparición. Al final, la propuesta se modificó a la baja y simplemente se creó una asamblea y ejecutiva local que tendría que tener un cierto papel coordinador y promotor de asuntos de la ciudad. En Córdoba, esa ejecutiva local nació bajo el poder del Padrino Durán, ayudado por Durán-2 y por la Eterna Luna, especialmente, y, por tanto, se buscó que no tuviera poder propio, sino que siguieran mandando los jefes de cada agrupación. La dimisón de Paco García, tras el penoso papel que la ejecutiva local jugó en la elección y elaboración de listas en las últimas elecciones locales, fue la muestra palpable del fracaso del modelo.

Ahora, tras el segundo desastre consecutivo en la ciudad, se alzan de nuevo voces a favor de una agrupación local única. Por un lado, me parece que esa es una condición necesaria pero no suficiente para mejorar la relación del PSOE con la ciudad. No obstante, los promotores de la misma no están legitimados para hacerlo. Los tres primeros firmantes (Hidalgo, Aguilar, Montoro) son miembros actualmente de la ejecutiva de la agrupación de Ciudad Jardín y han sido fieles escuderos de la eterna Luna, que ha sido una de las grandes valedoras del aspirante a fenómeno, por órdenes de Griñán, primero a través de Velasco y luego de “la que manda” Susana Díaz, con la colaboración intensa del tenebroso Franco, que es el que maneja la agrupación de Ciudad Jardín.

La agrupación Ciudad Jardín ha colocado al senador ciclista, Hurtado, como diputado, y tiene a la “cultureta” Valenzuela en el ayuntamiento, pero los tres firmantes han quedado descabalgados en su interés por ocupar cargos públicos. Ahora, su única opción son las elecciones andaluzas, pero deben tenerlo muy difícil, entre otras cosas, porque la propia Luna, a la que se deben, aspira a un puesto. Imagino que, además, todos se han llevado una decepción al ver como los perdedores de la guerra (Blanco, Fernández, Luque) ocupan hoy altos puestos en la Junta de Andalucía, mientras que ellos, que se sintieron ganadores, que fueron tan amigos del “corte de cabezas” al grupo municipal, se deben conformar con la militancia de base o con algún cargo orgánico de bajo nivel.

Así se funciona en el PSOE cordobés, todo en base a la capacidad de colocarse o de colocar a alguien, y sin nada que ofrecer a la ciudad. Este tipo de políticos, que se mantienen en segunda fila hasta que puedan saltar al estrellato, tienen el único mérito de manejar las sedes, y los procesos que en ellos se desarrollan, entre algunas decenas de militantes. Saben que ellos no deciden nada, y que se guían por intereses personales, pero hacen ver, a sus compañeros militantes, que el bien del partido está por encima de todo. Pero, hasta aquí podíamos llegar, se pierden elecciones tras elecciones, se alcanzan los peores resultados de la historia y ellos, en vez de asumir su corresponsabilidad en lo sucedido, empiezan a situarse ante el nuevo periodo congresual. Saben que el aspirante a fenómeno tiene la instrucción de que no haya listas alternativas, por lo que buscan parecer como renovadores y críticos, cuando en realidad son parte del poder existente. Intentan evitar que surjan movimientos de la base socialista verdaderamente críticos con la familia Durán y sus acólitos. Es incluso posible que estén mandados por el mismo Padrino para aparentar cohesión y consenso. De hecho, lleva tiempo dedicado, exclusivamente, a quedarse con los restos del partido en Córdoba, para él y los suyos. Lo malo es que la tarta es ya un canapé.

Miscelánea posveraniega

Juan Andrés de Gracia | 1 de septiembre de 2011 a las 17:42

Ha llegado septiembre y los maestros hemos vuelto a la escuela. Por eso, mi forma de entrar en el blog cambiará en cuanto a hora, pero espero que entre todos, y con la amabilidad de El Día de Córdoba, podamos seguir debatiendo públicamente y con claridad. Como ya estaremos casi todos, he decidido reflexionar en voz alta sobre temas que hemos tratado este verano, y que con el inicio de curso, mantienen actualidad. Se han terminado los minutos de la basura (agosto) y empieza un cuatrimestre interesantísimo, porque el gobierno municipal debe empezar a demostrar su forma de gobernar, hay inminentes elecciones generales y cercanas elecciones andaluzas. Para cuando se asome el verano, el escenario en el que nos movemos hoy, habrá cambiado.

Por fin, el joven Nieto ha vuelto de sus vacaciones y no se ha resistido a hacerse una foto en la que parece el arenero de la plaza de toros. Sinceramente, pensé que el José Antonio que yo conocí de joven, no iba a llegar a esta pseudo copia rosista. Al menos, ha sido sincero y ha comunicado que nos va a costar bastante dinero lo de la Copa Davis, y aún no se sabe cuánto, puesto que, como él mismo reconoce, aún están buscando la forma de conseguir financiación, para las exigencias caprichosas de la federación de tenis. Lo que no ha contado, es que han decidido cerrar COMPLETAMENTE el Centro Cívico Poniente Sur durante dos semanas para dedicarlo a oficina del torneo. O sea, la biblioteca, los servicios sociales, culturales, de participación ciudadana, … Como el otro día le decía a la benefactora Blanca Córdoba, cuando se quejaba de la falta de ayudas de emergencia (por culpa del gobierno saliente, claro), lo poco que ha peleado porque el dinero de la Davis, vaya a ese fin. Mostré mi apoyo a este evento, pero me parece que se les ha ido de las manos y que recuperar el “orgullo cordobés” (como el joven Nieto ha dicho), se ha convertido en un mal ejemplo de austeridad. Y eso de limpiar ahora el entorno para dar buena imagen, me suena a cuando se adecentó el Alcázar para la boda del suegro de Marita. Ciudad Jardín y Poniente necesita que esa dedicación municipal sea permanente y continúa. Por cierto, en términos de economía de costes, al alcalde se le ha olvidado incorporar a los gastos, entre otros, el coste de personal municipal que, en vez de hacer otra cosa necesaria en la ciudad, está dedicado desde hace semanas a la Davis.

También ha vuelto el becario Bellido, menos mal, porque de qué forma más fácil han encontrado partida para la Copa Davis en ese presupuesto “agotado” que le habían dejado, y que no tenía ni para las nóminas. Esperamos con ansia que nos presente el plan de saneamiento municipal, las ordenanzas fiscales y las bases del presupuesto para 2012. Los plazos ya empiezan a correr si queremos llegar a fin de año con las tareas hechas. Conociendo lo que sus compañeros de comunidades autónomas están empezando a hacer, en cuanto a donde están recortando gasto, asusta. Reconozco que han recortado seriamente en personal de confianza y altos cargos, lo que era bastante fácil porque había en exceso. No obstante, ya ha tomado posesión el supergerente 86, que al parecer va a cobrar un “pastón”. Tristón Martín se lleva al eficaz Rebollo a su lado y manda a Paniagua a una Procórdoba moribunda, con el objeto de que acabe aliada con Vimcorsa, y el imaginativo Obrero pasará a la lista de exgerentes. Lo que no sé si estará en el código ético de “los 19 escalones”, es el anuncio hecho ayer de que los manijeros Torrico y Molina, dejarán durante varios meses de ejercer sus funciones en el Ayuntamiento y Diputación, para dedicarse, día y noche, a dirigir la campaña electoral. Eso es reconocer que van a seguir cobrando de la institución, para trabajar directamente para el partido.

Y aunque el aspirante a fenómeno, Durán, no ha hablado hoy, en su lugar lo ha hecho “la que manda”, Susana Díaz, que ha visto como Rosa Aguilar no ha desacansado hasta que el apoyo que Griñán y los suyos daban a Carmen Calvo, quedaba destrozado, apelando a que Rubalcaba la ha nominado a ella. Si ustedes piensan que es casualidad, es que son buena gente. Por cierto, algo se mueve en un PSOE dividido ante la falta de sitio para que todos quepan en la foto poselectoral. Saltó Almería, se movió Córdoba y se han salvado por la campana en Jaén. Nadie se cree que se va a ganar, y ya está todo el mundo tomando posiciones, para que el congreso del próximo año le pille bien situado. Lo que está claro es que Griñán, o se aviva, o no será ni candidato. Mientras, la cohorte de Durán estará afilando el hacha para acabar de cortar las cabezas que le queden antes de que se las puedan cortar a ellos.

De UCOR, sólo sabemos que se dedican a defender al socio concejal de sus multas. De lo demás, no saben o no contestan, pero tampoco se esperaba otra cosa. En breve serán sólo un anexo privilegiado del PP. IUCA, lamento decir que es tan sólo Tejada luchando contra la herencia. Del resto nada se sabe. Y Julio Anguita sigue de protagonista, dictando doctrina de lo que se debe hacer. Sumándose al 15-M, recuperando su vieja doctrina de las dos orillas de la que aún no se ha recuperado IUCA. Por cierto, el 15-M ha mantenido el tipo, y sigue manteniendo suficiente vida, a pesar de que empiezan a ser perseguidos con saña. De EQUO, sólo alegrarnos de que Juantxo haya quedado bastante libre tras su juicio, pero esperamos que vuelvan de vacaciones. El PA, intenta recuperar el espacio político que le corresponde en los Parlamentos andaluz y español. Y acabo con el joven Nieto, porque además de alcalde, presidente provincial del PP, Parlamentario andaluz, miembro de la ejecutiva del PP andaluz y no sé cuantos cargos más, además, es capaz de coger la pala. Sólo le falta que le permitan pelotear con Nadal. O a lo mejor ya lo tienen previsto.