Podríamos decir

Francisco Merino | 9 de septiembre de 2012 a las 22:21

PARTIDO CORDOBA C.F. - ELCHE

Podría contar aquí una historia de mucha pena. Podría decir que el Córdoba suspendió en su primer test ante un candidato al ascenso y que reveló su inconsistencia como aspirante a dar el salto de categoría. Podría sembrar la alarma entre el cordobesismo y ejercer como profeta del desastre augurando una temporada tormentosa y salpicada de episodios frustrantes. Podría recurrir al manido discurso de recordar a los que se fueron y comparar, de manera ventajista, las mejores tardes de aquellos que hoy no están con el papel, evidentemente poco lucido, de los que ayer salieron al campo. Podría, pero no lo haré. Si usted quiere leer eso, pare aquí .

El Córdoba perdió su primer partido liguero en casa después de once meses porque no encontró el modo de marcar –ni siquiera de crear ocasiones de gol– ante un Elche que, la verdad, tampoco dejó una sensación deslumbrante. Si éste es el líder invicto de la Segunda División, el único equipo del mapa profesional español junto al Barça que no ha cedido un solo punto, se puede decir que existe una razonable esperanza de situarse arriba no ya para el Córdoba, sino para casi cualquiera en esta categoría alocada que es la Liga Adelante. Siempre, claro, que se superen los niveles básicos en dos cuestiones: orden y pegada. El Córdoba se quedó ahí a medias. Tuvo más el balón, pero nadie fue capaz de hacer con él nada reseñable en ataque. No faltó acierto porque ni siquiera hubo disparos que provocaran susto al Elche, un equipo compacto y con oficio. El resultado no es un drama, pero sí una advertencia. Berges tendrá que seguir dándole vueltas al asunto con este Córdoba que da golpes al aire.

 

El Córdoba que viene

Francisco Merino | 4 de julio de 2012 a las 19:53

Estadio de El Arcángel

El único fichaje confirmado oficialmente, Joselu, ha sido de impacto. Con apariciones en la Champions League en las filas del Villarreal, una temporada pasada más que notable -increíble su irrupción goleadora en la primera vuelta, menos productiva la segunda por estar a caballo entre el filial y la primera plantilla-, 21 años, un potencial ilusionante y una cotización en el mercado que supera el millón y medio de euros, su cesión a El Arcángel es una gestión brillante. La llegada del punta ha rebajado el nivel de ansiedad de todos los que -con bastante razón- andaban inquietos por la paradójica y negativa relación entre los goles firmados por el Córdoba y las ocasiones generadas. La celeridad en reclutar atacantes -también están ahí, a la espera de firma definitiva, Adrián Sardinero y el francés John Christophe Ayina- confirma que esa preocupación estaba enquistada en el seno del club, que perdió al brasileño Charles -está ahora rondando al Almería- y al tinerfeño Airam Cabrera. La vanguardia ha sido reforzada a conciencia. 

El nombre de Joselu estaba subrayado en las agendas de los principales clubes de la categoría, pero apenas unos días después de cerrar el curso 11-12 logró cerrar la operación el Córdoba. El Córdoba. Sí. El mismo. El que durante tantos años iba se paseaba durante el verano como alma en pena, siendo cruelmente rechazado por los futbolistas a los que pretendía, como un pagafantas que sólo era capaz de ofrecer como señuelo un sueldo decente y unas expectativas modestas. El fichaje de Joselu ha lanzado un mensaje: el Córdoba está cambiando. De cementerio de elefantes a vivero de talentos. De contratos excesivos y exigencias débiles a vinculaciones flexibles, con variables por objetivos y posibilidades de promoción. Joselu, Ayina y Sardinero tienen todos 21 años. Los mismos que Borja García, el referente hoy por hoy de la formación blanquiverde, y tres más que Fede Vico, que esta misma semana cumple los 18, la mayoría de edad. Futbolísticamente ya está maduro desde antes. El destino natural de estos dos -y seguramente de alguno más- es terminar en Primera División. Lo harán. De que salgan o no, y de la forma en que lo hagan, dependerá el rumbo que tomen las obras en el Córdoba. Después de apuntalar la línea de ataque, los técnicos se han centrado en la defensa: un defensa central y un portero vienen de camino. Finalmente se abordará el gran tema: el cerebro, el director, el tipo que mueve los hilos. En suma, el heredero de Javi Hervás. Su llegada está muy ligada al porvenir de Borja, cuyo representante no da abasto recibiendo propuestas. Al de Villaverde lo quieren en muchos sitios, pero habrá que ver quién puede pagar el precio en el que el Córdoba lo ha tasado, que ronda los tres millones de euros. Si surge el comprador, Borja se irá y otro llegará.

Ése es el Córdoba que viene. Gente joven para un equipo que era un viejo prematuro y que ahora, porque llevaba tiempo ansiándolo y porque los resultados le han dado la razón, anda enfrascado en dar un giro a su imagen. Acostúmbrense a ver entradas y salidas. Hubo un tiempo en el que el sueño del Córdoba -y de todos- era conseguir lo que se llamaba un equipo de futuro: se reclutaba un plantel y se confiaba en que el grupo rindiera durante el mayor tiempo posible con los mínimos retoques. Algunos lo han logrado alguna vez. Es algo bonito y reconfortante. Una ensoñación romántica. Y una utopía en el caso del Córdoba, una entidad cuya garantía de supervivencia y crecimiento reside hoy en los ingresos que sea capaz de generar con traspasos de futbolistas.

El ‘play off’ ya se está jugando

Francisco Merino | 4 de junio de 2012 a las 22:01

Playoffs primera divison (Alberto Morales) (33).JPG

Puede que oigan en las próximas horas -de hecho, vienen insistiendo en la misma cuestión desde hace meses- voces que digan que lo que ha hecho el Córdoba es un éxito rotundo. Una gran verdad, sin duda. Que las eliminatorias por el ascenso suponen un premio para los blanquiverdes. También es cierto. Y que quedarse aquí, a estas alturas del camino, es algo para celebrar. Pues mire usted, quizás sí, pero… Vamos a jugarlo. El Córdoba ha sumado 71 puntos y ha superado todos sus récords en la categoría. En El Arcángel solamente ha perdido un partido -ante el Depor, el campeón- y fue el 22 de octubre del año pasado. Al calor de su hogar solamente ha cedido un empate y ha firmado nueve victorias en la segunda vuelta del campeonato. Sólo hay un conjunto con mejores registos como anfitrión: el Depor, que ha subido con la mejor puntuación (91) de la historia de la Segunda División. Los de Paco Jémez sí son los mejores en goles encajados: sólo 14 en el recinto ribereño, con un promedio que nadie es capaz de superar en todo el mapa del fútbol profesional español.

Si al Valladolid le recorre un ramalazo gélido por la espina dorsal tiene buenas razones para ello. Los pucelanos llevan la etiqueta de favoritos y, aunque no les interese exhibirla, se les escapa algún detalle. Ayer, en Madrid, su presidente, Carlos Suárez, ironizó sobre el último partido jugado por el Córdoba ante el Celta, que terminó subiendo a Primera tras pugnar hasta el final con el propio Valladolid. “Ojalá consigamos hacer una defensa tan numantina como para conseguir que en estos últimos partidos tampoco chuten a puerta”, apuntó Suárez a propósito del Córdoba y su empate en Balaídos. Si fue un chiste, no tuvo la más mínima gracia. Da lo mismo. Esto no es para reírse. Al menos, no ahora.

 

 

Lo más grande (1972-2012)

Francisco Merino | 4 de junio de 2012 a las 13:19

clasificación para los play off del Córdoba C.F.

El partido más importante del Córdoba en los últimos 40 años quedó atrás. Esa etiqueta la llevará ahora el siguiente, el que disputará ante el Valladolid en el primer cruce por el ascenso a Primera División. Los blanquiverdes aferraron el punto que necesitaban ante el Celta en un partido muy profesional. Lo verdaderamente bello fue el resultado. Ambos tenían un trabajo que cumplir y no se molestaron en hacerse daño. Para qué. Nadie puede decir que no merecieron llegar a la jornada 42 con el premio que se llevan. Los celestes ya están en la élite y para el Córdoba se avecinan días de intensidad extraordinaria, en los que toda una generación vivirá sensaciones desconocidas. Nunca en las cuatro décadas más recientes estuvo el conjunto de El Arcángel tan cerca como ahora de regresar a Primera. Su desafío es el de toda una ciudad. Lo realmente grande comienza ahora. No hay tregua ni piedad. No hay clemencia con los errores. Ya no se guarda nada dentro. Prepárense para ver lo nunca visto.

Llega el histórico equipo de Pucela, una formación construida para ascender que el domingo salió de Zorrilla abucheada por sus propios seguidores tras caer por 1-3 ante el Guadalajara. Pero eso ya es pasado. Cada uno ha llegado como ha llegado. Bien hará el Córdoba en no mirar demasiado alrededor y concentrarse en colocar el mejor de los finales posibles a una temporada que ya es un éxido monumental. Lo del play off es otra cuestión. Todos ponen los contadores a cero y las pulsaciones a mil. El Córdoba está entre los cuatro que aporrean las puertas de la Primera División. Sólo entrará uno más. Que nadie toque la ilusión.

 

Las notas de la jornada 42

Francisco Merino | 4 de junio de 2012 a las 13:14

LOF.

Sobresaliente: Paco Jémez

El técnico cordobesista jugó durante toda la semana previa al partido al despiste, o no. Quizá fuera demasiado claro. El caso es que planteó el partido según convenía a los intereses del Córdoba y le salió perfecto. Es posible que no fuera bonito, pero por una vez sacrificó todo en función del resultado. Un punto y al play off.

.

Notable: Alberto García

El guardameta del Córdoba tenía en Balaídos una tarde incierta. Cualquier error suyo hubiese significado un desastre de proporciones incalculables. Ni siquiera se le presentó la oportunidad de fallar. Unos cuantos centros colgados que atrapó con solvencia y poco más.

.

Aprobado: Dubarbier

El argentino se ha convertido en uno de los hombres básicos del final de temporada cordobesista. Ante el Celta se empleó a fondo y aportó a sus acciones un sello de intensidad que le distinguió por encima del resto. No tuvo ocasiones de gol esta vez. Ninguno, por otra parte, gozó de ninguna.

.

Suspenso: Miroslav Djukic

El entrenador del Valladolid, rival del Córdoba en la primera ronda del play off, estuvo durante toda la semana previa lanzando insinuaciones malévolas a propósito del Celta-Córdoba. Al final se dio el empate que pronosticaba, aunque lo que no podía esperar es lo que sucedió en Zorrilla. Los blanquivioletas cayeron con estrépito por 1-3 ante el Guadalajara y escucharon abucheos.

.

YA TE DIGO…

“Esto era lo que había que hacer”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras el empate ante el Celta (0-0).

.

Equis

Francisco Merino | 28 de mayo de 2012 a las 13:19

cor-murcia

Seguro que lo han oído ya unas mil veces o así. Lo escucharán y lo leerán muchas más en los próximos días, ténganlo por seguro. Se lo van a repetir tanto que a la fuerza se lo van a tener que creer. El Celta-Córdoba acabará en empate. Los celestes subirán a Primera División y los blanquiverdes jugarán el play off de ascenso. Así de sencillo y todos felices. Lo dicen aquí y allí. También surgen voces que repiten el vaticinio desde el entorno de los clubes implicados en la pelea por subir o promocionar. Valladolid, Alcorcón, Hércules, Almería“En Balaídos empatarán seguro”, aseguran jugadores, técnicos, directivos, aficionados… Pues vale. Una equis fija. Yo, con perdón, no me lo creo.

La última jornada de la Segunda División va a tener miga. Como es habitual en las semanas previas a este tipo de citas definitivas del calendario, en las que se pueden dar combinaciones que benefician o perjudican ya de modo inapelable, se está hablando de incentivos, maletines, pactos de amistad y todo ese tipo de episodios que dan al fútbol un tufo canallesco. “No pongas en duda nuestra profesionalidad”, atajó Paco Jémez, más serio que de costumbre -o sea, extremadamente serio-, cuando un periodista le planteó en la sala de prensa, después de la victoria ante el Murcia, la posibilidad de un pacto con el Celta para repartirse los puntos. “No doy por hecho el ascenso. Nos falta un punto y no podemos confiarnos. Tenemos que salir a ganar”, apuntó Paco Herrera, entrenador del Celta, después del triunfo en Tarragona. Ambos técnicos están en su papel.

El Celta-Córdoba de la jornada 42 será un partido de extraordinaria tensión, uno de esos encuentros destinados a pasar a la historia de los protagonistas. Pensar en el empate como un resultado inevitable y satisfactorio para los dos es algo con lo que pueden fantasear los aficionados, cuyo sentimiento les incita a abrazar las teorías que les reportarán más placer. Los profesionales también tienen corazón, por supuesto, pero han de estudiar todos los escenarios posibles. ¿No han visto ya suficiente fútbol como para saber qué tipo de cosas suceden en las últimas jornadas? ¿A cuántos equipos que no se juegan nada han visto correr como motos? ¿A cuántos equipos que se juegan la vida han visto morir ante su público, atenazados por la presión? ¿Cuántos resultados inexplicables guardan en su recuerdo?

Bien hará el Córdoba en ir a Balaídos a por todas, a ganarse su billete para el play off sabiendo que lo tendrá en la mano si gana, si empata… o incluso si pierde. Lo de la X fija, las llamaditas a los colegas gallegos o los pactos de no agresión nos amenizará la semana para hacer menos tensa la espera. Porque el fútbol, por suerte o desgracia, parece haberse convertido ya de modo definitivo en una telenovela permanente que sólo se interrumpe cuando hay partido.

 

 

Las notas de la jornada 41

Francisco Merino | 28 de mayo de 2012 a las 11:46

borja murcia

Sobresaliente: Borja García

Otro gol, el número 17, para decidir un partido vital para el Córdoba. El madrileño es el centrocampista con mayor capacidad realizadora de la categoría y un ídolo para El Arcángel, que siempre aguarda sus genialidades con esos silencios que anteceden a los episodios extraordinarios. Borja García marca diferencias. Ante el Murcia fue de menos a más, dando el paso al frente en la fase decisiva del duelo.

.

Notable: Charles

No está siendo la del brasileño una temporada brillante, pero su capacidad de esfuerzo, su dedicación y su compromiso le proporcionan un sello de respeto. Ante el Murcia logró el primer gol y lo festejó con rabia, pateando uno de los soportes publicitarios del fondo sur. Es un incordio constante para las defensas y se le nota con ganas de dejar huella en el club blanquiverde. 

.

Aprobado: Dubarbier

El argentino es un portento físico y lo demuestra en cada cita. Ante el Murcia volvió a ofrecer un despliegue de intensidad y vocación ofensiva. Ante el escaso entusiasmo atacante de los pimentoneros, el carrilero zurdo se dedicó a percutir contínuamente y lanzar centros. Una de las piezas clave en el final de temporada.

.

Suspenso: Airam Cabrera

Salió desde el banquillo y no le cogió el tono al partido. Fue a por todas y no escatimó esfuerzos, pero erró en dos ocasiones muy claras para haber evitado que el final del duelo tuviera un aire de incertidumbre después del 2-1. Mandó a la grada un balón franco, a pocos metros de la línea y con el portero ya batido.

.

YA TE DIGO…

“Que nos valga el empate en Vigo no quiere decir que vayamos a salir a no pasar del medio campo. No entiendo esas cosas”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la victoria ante el Murcia (2-1).

 

Toril, el sello cordobés del Madrid

Francisco Merino | 27 de mayo de 2012 a las 18:19

Toril enchaquetado

Lo ha hecho. Toril resolvió el problema con elegancia y colocó de nuevo a la cantera madridista en primer plano. “El Cádiz es el que mejor nos viene”, dijo. No fueron pocos los que mostraron un gesto de extrañeza al escuchar al entrenador del Real Madrid Castilla valorar el emparejamiento con el histórico equipo andaluz, posiblemente el candidato con mejor reputación de cuantos pugnan por el ascenso a Segunda División. No iba de farol. Como cuando jugaba, cada una de sus acciones tenía un sentido. No es hombre de discursos huecos ni con la pelota ni con la pizarra. Ni, por supuesto, delante de los micrófonos. Ha madurado de la mano del éxito y su nombre, ahora sí, suena con potencia en el panorama de los técnicos españoles emergentes.

José Alberto Toril Rodríguez (Peñarroya, Córdoba, 1974) llevó al filial del Real Madrid a la Segunda División, cumpliendo así un desafío pendiente del club blanco desde hace mucho tiempo. Quienes entienden el madridismo como una escuela de campeones, como una fábrica de jugadores con un sello propio, se emocionaron ayer en el estadio Alfredo Di Stéfano al ver cómo los chicos de la cantera volvían a destrozar al potente Cádiz (0-3 en el Carranza, 5-1 en Valdebebas). Nunca se había visto tal vapuleo a un contrario en la historia de los play offs de ascenso en su actual formato. Otro récord más para el Real Madrid de Toril, que no ocultó su íntima satisfacción por haber cerrado un círculo vital en la casa blanca: llegó allí siendo un niño, procedente del Séneca cordobés, y este fin de semana certificó el retorno del filial a la segunda categoría nacional. Este éxito vale más que un título. Permitirá al Madrid ofrecer un escenario ideal para el progreso de sus perlas y, de paso, le igualará en este aspecto a su archienemigo, un FC Barcelona que presume de pulir de La Masía a estrellas mundiales. De Toril se ha escrito que es el Guardiola blanco. No se sabe qué piensa Mourinho de todo esto, ni si su relación con el cordobés es especialmente cariñosa. O si, como se ha dejado entrever en algunas publicaciones, el portugués anda moviendo hilos para colocar a gente de su confianza en el equipo nodriza. Con un ascenso de por medio puede que cambien las percepciones. El caso es que después de 17 campañas, ambas canteras -la blanca y la azulgrana- volverán a coincidir en Segunda en el curso 2012-13. También habrá clásicos en versión juvenil.
 
¿Seguirá Toril al frente? De momento, y aunque tiene contrato hasta 2013, se mantiene un halo de incertidumbre al respecto de su futuro. Méritos, desde luego, ha contraído más que de sobra. El cordobés goza de un gran respeto en la entidad del Bernabéu, a la que llegó avalado por Miguel Pardeza después de haber iniciado su trayectoria en los banquillos en las categorías inferiores del Albacete. Aterrizó en el Castilla en enero de 2011 en sustitución de Alejandro Menéndez procedente del juvenil A, al que estuvo a punto de llevar a un triplete histórico: fue campeón de Liga, de Copa de Campeones y subcampeón de la Copa del Rey. La temporada pasada, ya en el filial, logró clasificar al equipo para los play off después de completar una segunda vuelta invicto. Sólo perdió un partido, ante el Alcoyano, y le costó el ascenso. En la presente campaña, sin apenas refuerzos y con un grupo repleto de clubes de rango como Oviedo, Albacete o Tenerife, despachó un curso intachable para ser campeón con anticipación. Su currículum es brillante y su estilo de juego ha despertado la admiración del madridismo. Se prevé que en breve le lluevan ofertas. Ya se especuló hace un par de veranos con el interés del Mallorca y, en las últimas semanas, su nombre se ha asociado al Alcorcón si finalmente Anquela se marcha al Rayo Vallecano para suplir a Sandoval. En cualquier caso, su nombre estará metido ya en esa vorágine de rumores clásica del fútbol profesional en estas fechas. Toril ya está aquí.

El cordobés ha hecho del Real Madrid Castilla de la temporada 2011-12 un equipo récord, superando registros de una época en la que el filial de Chamartín ocupaba un sitio destacado en el ranking. El Castilla conquistó su cuarto campeonato de grupo de Segunda B a tres jornadas del final, obteniendo además la mayor renta de puntos con el segundo clasificado. En comparación con la plantilla que logró el último ascenso a Segunda A, la escuadra de Toril ha sumado una victoria, dos puntos y 17 goles más que el de la campaña 2004/05. Aquella plantilla estaba entrenada por Juan Ramón López Caro y contaba con futbolistas como Rubén de la Red, Javi García, Roberto Soldado, Álvaro Arbeloa o Borja Valero. Aquel equipo sumó 76 puntos (22 victorias, 10 empates y seis derrotas), anotó 60 goles y encajó 28. El Madrid actual sumó tras su victoria ante el Vecindario 78 puntos con 23 victorias, nueve empates y seis derrotas, 77 goles a favor y 36 en contra. Y en la eliminatoria por el ascenso directo, otra exhibición: apalizó en el Carranza, ante 15.000 espectadores, a un enfebrecido Cádiz por 0-3. En la vuelta, ante su público, no concedió tregua y volvió a pasar por encima de los amarillos con un inapelable 5-1. Hombres como Morata, Joselu, Nacho, Carvajal o Jesé ya figuran en las agendas más ilustres. Toril tiene en sus manos una de las generaciones blancas más prometedoras de los últimos tiempos.

Florentino Pérez lo vio desde el palco. Habituado a presentar galácticos, el rector blanco se conmovió cuando los chavales fueron hacia él para dedicarle un triunfo  con aires de reivindicación. Mientras, en el césped, Alberto Toril saludaba a todo el mundo, con su traje empapado de agua, y atendía las preguntas de los periodistas. “Espero continuar. Creo que el club está contento y yo también lo estoy”, dijo. Alberto, el niño de La Fuensanta que tocaba la pelota como los ángeles en el Séneca, es ahora uno de los constructores del Real Madrid del futuro. Síganle la pista.

 

Hoy

Francisco Merino | 21 de mayo de 2012 a las 15:39

Entrenamiento

Si le metieron dos goles en siete minutos, si fue porque salieron dormidos o demasiado despiertos, porque tuvieron mala suerte o porque el adversario la tuvo de cara… Francamente, me da lo mismo. Ya ha pasado. Allá cada uno si quiere torturarse dándole vueltas al decepcionante partido de Girona o pensando, en ese ejercicio de masoquismo típicamente futbolero, que los sucesos de Montilivi son el presagio de un final prematuro del sueño del ascenso. Hubo otro tiempo, muchísimo peor que el que ahora vive el cordobesismo, en el que colgaba de la gradas del estadio una pancarta con una leyenda: “El Arcángel no se rinde”. Ése es el espíritu. Todo se va a cocer aquí, en el hogar de un equipo que ya ha protagonizado episodios increíbles y que se dispone, contra pronósticos y obstáculos, a afrontar una semana de Feria trascendental. Hay cuatro equipos en una carrera en la que uno, sin más remedio, se caerá. El Córdoba no va el primero ni el último. Y ni por asomo es, pese a demostrar sus taras en ciertos momentos, el que peor aspecto presenta en ese cuarteto de aspirantes -junto al Alcorcón, Hércules y Almería- que persiguen el pase a las eliminatorias.

Ninguno es perfecto. Ninguno anda metido en una racha de inspiración especial. No les quiero contar lo que los parroquianos del Hércules y el Almería sueltan por esa boca a propósito de sus equipos y de la cantidad de fantasmas que se les aparecen en medio de los sueños de ascenso que, por decreto presupuestario y deportivo -ambos bajaron de Primera-, ambos tienen encima como una condena. El Córdoba no estaba llamado a estar ahí, pero la cuestión es que se lo ha ganado a fuerza de fútbol, tenacidad y coraje. Depende de sí mismo. Eso es lo que defiende. Aquí, con los suyos.

Hoy hay partido. Hoy el Córdoba juega uno de los encuentros más importantes de su historia en El Arcángel, en pleno corazón de la Feria, con las luces y los ruidos de fondo que otras veces fueron la banda sonora de una película mediocre y esta vez acompañarán, como un coro caótico, a la representación del viejo desafío de una ciudad que no pisa la Primera División desde hace cuatro décadas. Viene el Cartagena, un equipo que lleva mucho tiempo virtualmente descendido. ¿Creen que será facil? Si alguien lo ve así es que no se ha enterado de nada. La capacidad para concentrar toda la atención y todo el esfuerzo en el hoy, sin mirar a nada más, tendrá mucho que ver en que la doble cita futbolística en Feria no sea la despedida de una Liga que merece continuar para este Córdoba rebelde.

 

Las notas de la jornada 40

Francisco Merino | 21 de mayo de 2012 a las 15:30

IMG_5585.jpg

Sobresaliente: Javi Patiño

Saliendo desde el banquillo revolucionó al equipo, que elevó su tono con él sobre el campo. Provocó el penalti que supuso, tras el lanzamiento de Pepe Díaz, el 2-1 para el Córdoba. Además, tuvo el empate en sus botas en un tiro que le salió desviado. Le anularon otro gol con polémica. Pone el corazón en cada pelota y no se esconde. Eso, a estas alturas, es fundamental.

.

Notable: Fede Vico

Una vez más dio muestras de su extraordinaria progresión en esta primera temporada como integrante de pleno derecho de la primera plantilla. El juvenil cordobesista salió como titular y actuó con mucho descaro. Le faltó fortuna en algunas acciones, pero su presencia intimida a los rivales por su capacidad de desborde.

.

Aprobado: Caballero

Jugó algo más de diez minutos y, aunque demostró que le falta tono, apuntó detalles que pueden convertirle en un jugador importante en el tramo decisivo del campeonato. Después de dos meses sin jugar por una lesión muscular, el mediocampista retornó a la actividad competitiva. Una gran noticia para el Córdoba.

.

Suspenso: David Prieto

El descalabro en los primeros minutos del partido, con el Girona anotando dos goles y superando con nitidez a la retaguardia cordobesista, tuvo en él a uno de sus más negros protagonistas. Su irregularidad es dañina. A los pocos minutos de la segunda parte, Paco Jémez le sacó del campo para buscar un nuevo aire con la entrada de Patiño, un punta.

.

YA TE DIGO…

“No ha sido una cuestión de salir dormidos, sino que el Girona nos ha hecho dos goles en las dos primeras veces que ha tirado a puerta”.

Paco Jémez, entrenador del Córdoba, tras la derrota en Girona (3-1).