Asignaturas pendientes

Paco Sánchez Múgica | 1 de agosto de 2010 a las 9:46

0000622127_560x560_jpg000

En septiembre toca recuperar: si el PP debe decidir qué ‘quiere ser de mayor’ en Jerez, la alcaldesa confía en polarizar una gran ceremonia del PSOE que disipe la inquietud que rodea su asalto a la reválida en 2011.

EL GOBIERNO municipal y la oposición se marchan de vacaciones con asignaturas pendientes para septiembre. El símil es poco original, de acuerdo, pero es lo que toca en estas fechas. Pelayo todavía se pregunta por qué sigue ofreciendo concesiones a un débil PSOE jerezano y por qué se preparó tan mal el primer Debate sobre el Estado de la Ciudad de la historia del Ayuntamiento democrático, celebrado el pasado jueves como triste propina de un pleno ordinario -genial ocurrencia del siempre ocurrente Casto Sánchez-. La alcaldesa permanece en duermevela con la certeza en su fuero interno de que repetirá como candidata socialista a la Alcaldía en 2011 aunque con la incertidumbre, a un nivel más superficial, de que aún no las tiene todas consigo. Hace bien en reclamar públicamente a su partido un acto orgánico con el mayor respaldo posible para avalar su asalto a la reválida del 22 de mayo, pues hay muchas posturas dentro de la dirección política que siguen vagando en la indefinición: apoyar o no apoyar, que la quite el pueblo o que la quite el partido. Griñán lo tiene claro: “A los alcaldes los quita el pueblo”. Analicemos la sentencia con un mínimo de detenimiento. Primero, ¿por qué el bueno de Pepe no habla en positivo? Podría haber dicho: “A los alcaldes los elige el pueblo”. Cuanto menos, hay un matiz oculto en las palabras del líder del socialismo andaluz que ya invita al pesimismo electoral, independientemente de sondeos malintencionados. Luego, hay otro matiz aquí que olvida el presidente. Esto, en honor a la verdad, lo sacaba a la palestra en días pasados, con no poca malicia, un concejal crítico socialista: “¿Él cómo ha sido designado presidente de la Junta, por voluntad popular?” La respuesta es obvia. A nivel provincial, con el clima de enfrentamiento abierto y unas posturas entre Cabaña y Sánchez irreconciliables -que no se visualizaron en el comité provincial de esta pasada semana, todo sea dicho-, la regidora socialista lo tiene perdido. O lo tiene ganado, según se mire. Lo tiene ganado si se tiene en cuenta el deseo explícito de la dirección regional del partido de sepultar el añejo status quoen la provincia y dar paso a una regeneración orgánica en la que, por qué no, podría colaborar la propia Sánchez. A nivel regional, como se ha dicho, Griñán, por los intereses que sean, no es partidario de moverle el sillón, de ahí que, aunque no la ratifique y ofrezca escasas muestras de cariño en público y privado, confía en ella para la cita electoral del año próximo. Por extensión, la secretaria de Organización, Susana Díaz, también es de la misma opinión. No así Rafael Velasco, como apuntan los críticos a Pilar Sánchez. Aseguran éstos que el ‘dos’ del PSOE andaluz es partidario de una reflexión conjunta, pausada, teniendo en cuenta el trabajo de seguimiento que el federal viene haciendo de un tiempo a esta parte de la gestión de la munícipe, salpicada por problemas judiciales, fracturas sociales, desencuentros con los empresarios y guerras abiertas con los sindicatos. Puede que todo no esté tan mal, y que muchas cosas se hagan bien, pero el ruido es ensordecedor, vienen a decir. Muy pocos han ocultado en las últimas semanas que los dossieres de prensa han volado hacia Madrid a la velocidad del rayo, y que José Blanco, vicesecretario general, ha conocido de viva voz el ‘asunto Jerez’ en sus recientes incursiones por la provincia, como fue el caso de la visita que realizó a Algeciras hace sólo un par de semanas. El hecho de que la diputada jerezana Mamen Sánchez, la teórica rival de Pilar Sánchez en unas primarias totalmente descartas, tenga cierta ‘mano’ en Madrid, con Antonio Hernando, secretario federal de Política Municipal socialista, siempre como amigo y aliado, han provocado suspiros entre díscolos y críticos de toda la vida pensando en un vuelco a la supremacía de la alcaldesa y secretaria general del partido en Jerez. Sea como fuere, difícil se antoja lo anterior, sobre todo, si se tiene en cuenta que hasta ahora Pilar Sánchez controla holgadamente la agrupación local y, aún más importante, no ha dejado de ganar todo lo que se le ha puesto por delante, mientras que ‘los otros’, como más de un pilarista ha reiterado en multitud de ocasiones, “sólo saben gestionar derrotas”. Las maniobras en penumbra continuarán con los rigores estivales de agosto y eso es lo único que preocupa a la regidora jerezana. La canícula no será la que le haga sudar este verano sino la pesadilla de una última intentona ‘díscola’ para desalojarla del despacho de Alcaldía en el que entró con la legitimidad que otorga la soberanía popular. Si no se resuelven a la vuelta de septiembre, el PSOE de Jerez corre peligro de arrastrar asignaturas pendientes para el resto de sus días. Sigan atentos a estas páginas.

  • […] buena, y no rompió ningún abanico)“; o Francisco Sánchez Múgica, en el Diario de Jerez y en su blog, refiriéndose a la líder del Partido Popular “Pelayo todavía se pregunta por qué sigue […]

  • antonio cañas navas

    una alcaldesa que va engañando alpueblo y no cumple sus promesas mas simples, no deberia estar representando a un pueblo .
    en la ultima reunion en la pedania de cuartillos le falto el respeto a los vecinos dicha pedania con su exposicion falsa y embustera.
    piensa esta señora que siempre va apoder jugar con la ilusion pisoteada por las promesas incumplidas del alcalde de turno.
    gano’ las elecciones por malloria con la ilusion de los jerezanos espero que el BATACAZO que va apegar corresponda a su jestion.

  • […] buena, y no rompió ningún abanico)“; o Francisco Sánchez Múgica, en el Diario de Jerez y en su blog, refiriéndose a la líder del Partido Popular “Pelayo todavía se pregunta por qué sigue […]