Un ‘número 2′ de integración

Paco Sánchez Múgica | 16 de enero de 2011 a las 12:51

Juan Carlos Camas, con amplio bagaje político y de gestión, figura en las quinielas como ‘2’ de la lista del PSOE para el 22-M · Repetiría el puesto de 2003 pero esta vez hay quien ya lo ve como relevo de Sánchez

0000737885_x440_jpg000

“¿CON qué cara te presentas ante la ciudadanía con personas que todo el mundo sabe que te han traicionado? Puedes integrar y dar sitio a otras sensibilidades pero tendrían que ser personas que no hubiesen estado en esas traiciones”. La reflexión, por mucho de intriga palaciega barata que tenga, no es trivial. Parte de una persona del círculo de la alcaldesa y secretaria general del PSOE de Jerez, Pilar Sánchez, a propósito del recién inaugurado periodo de confección de la candidatura socialista para las próximas elecciones municipales. La pelea subterránea en el partido tiene ahora dos movimientos bien diferenciados. Uno: ¿quiénes van en la lista y quiénes salen? Dos: ¿qué hacer en caso de derrota sin paliativos y tener que ir a los pactos? “El PSOE es un partido de gobierno, no acude a las elecciones a participar”, reconocía un destacado miembro de la ejecutiva local hace un par de días. Bajo esa premisa, el viernes pasado en rueda de prensa, tras ser preguntada por los periodistas y después de un titubeo inicial, Sánchez cedió: “La lista se hará consensuada con la dirección provincial”. Es lo mismo que decir que se confeccionará integrando a todas las corrientes posibles de un partido que, como diría el jefe provincial, González Cabaña, “no es de pensamiento único”. De modo que se hará de forma similar a como se fraguó en 2007 y 2003. Aunque en esta ocasión con unas perspectivas de resultados electorales muy inferiores a las de entonces. O sea, con menos probabilidades de que quien figure en el puesto 10 u 11 se convierta en concejal tras el 22 de mayo, de ahí que la pugna pase a ser aún más encarnizada entre los aspirantes: los que tienen posibilidades y los que sueñan con dar la campanada. El caso es que, más allá de los componentes de la candidatura y de si habrá más ‘pilaristas’ que de ‘los otros’ -Sánchez, dicen sus allegados, ya ha recibido una propuesta ‘integradora’ de la corriente crítica-, la clave está el número 2. ¿Quién será el número 2 de esa lista para el 22 de mayo? Cabaña rehusa pronunciarse en la entrevista que publica hoy este Diario, pero la madre de todas las claves está en el número 2, que bien podría ser la persona que releve a Sánchez en el hipotético caso de perder las elecciones de forma abrumadora (tal como pintan ahora mismo los sondeos) y tener que pactar, con permiso de un PP que podría pasar de tormenta a ‘tsunami’, para formar gobierno municipal. Y es entonces cuando llegamos a un nombre propio que ha saltado en los últimos días a la palestra con mucha fuerza: Juan Carlos Camas. Abogado jerezano, concejal socialista en el Ayuntamiento entre 2000 y 2004, y que ha ido acumulando cargos directivos de menor y mayor peso en la Junta durante el último lustro, es un hombre de partido, moderado y cabal, con buen cartel e imagen en la política local y con potencial para aglutinar y volver a cohesionar las fracturas de un partido que hoy por hoy en Jerez camina mal herido tanto en lo orgánico como en lo institucional. Curiosamente, Camas repetiría como número 2 de la lista electoral de los socialistas en la ciudad tras figurar en idéntico puesto en la candidatura que concurrió en las municipales de 2003. Mucho ha llovido desde entonces, y si aquel año significó el principio del fin de Pacheco y el inicio de la edad de oro -al menos en cuanto a resultados electorales- del ‘pilarismo’, ocho años después podrían voltearse las tornas de forma radical. De momento, el PSOE niega que sea suya, pero una encuesta que se viene realizando en la ciudad últimamente pregunta por la valoración del 1 al 10 que hacen de los políticos locales más representativos, y en la lista figuran Pilar Sánchez y Juan Carlos Camas junto al resto de cabezas de cartel de las otras fuerzas políticas. Esto significa que algo se cuece y la opción del ex director de la Cuenca Atlántica de la Agencia Andaluza del Agua cobra más y más fuerza, entre otras cosas, porque, de tener que ser finalmente asumido como ‘dos’ por Pilar Sánchez, cumpliría uno de los requisitos de ‘integración’ que ‘exige’ la corriente ‘pilarista': “Es de otra sensibilidad pero no ha estado en las traiciones”. Mucho más complicado de digerir parecen otras opciones que surgen en los mentideros para acompañar a la actual munícipe socialista en los puestos de salida. Casi descartada la posibilidad de Mamen Sánchez -en quien se sigue pensando para el futuro, ¿cabeza de cartel en las municipales de 2015?-, también emerge la figura del joven Gabriel Alconchel, actual director general del Instituto de la Juventud (Injuve), ‘bibianista’ y otro de esos valores del socialismo jerezano con potencial para cumplir un papel de reconciliación. Y, por último, una sorpresa con nombre y apellidos: Antonio Fernández García. ¿Ha dicho su última palabra el actual presidente del Consejo del vino? Probablemente no. Hay menos de un mes para tener respuestas.

Los comentarios están cerrados.