El Carnaval, 60 días después

Paco Sánchez Múgica | 7 de febrero de 2010 a las 11:15

1GetAttachment.aspx

La ‘chirigota’ del ERTE, con sindicalistas enmascarados bajo el doble lenguaje, ha dejado de tener gracia. Tras dos meses, la polémica se ha vuelto más estéril que nunca y las soluciones siguen sin llegar.

ESTA SEMANA próxima se cumplirán dos meses desde que Pilar Sánchez hizo pública la principal medida del enésimo Plan de Viabilidad para sanear las cuentas municipales. Esa actuación de choque no era otra que la aplicación del cacareado Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el Ayuntamiento, que supuestamente iba a entrar en vigor “a finales del pasado mes de enero o, como muy tarde, a principios de este mes de febrero”. Una vez más, como se ha podido comprobar, la política ficción sufrió un impacto frontal contra la tozuda realidad, pues si a los pocos días de malvender en plena calle Santo Domingo, casi a oscuras, la medida ‘estrella’ en materia de personal de lo que va de mandato la alcaldesa ya preconizó el “éxito” del ERTE, e incluso alardeó de haber abierto debate nacional que “abre el camino a otros ayuntamientos”, sesenta días después se comprueba que la medida está “muerta” y “estancada”. Coinciden en apuntarlo sindicalistas veteranos como José Manuel Trillo (CCOO) y José García, portavoz de CGT en el Consistorio. Voces coincidentes pero, en cambio, distintas. Si CGT -con todo lo que se le pueda achacar a esta central- se ha mantenido en una posición coherente y ajustada a los principios ideológicos y filosóficos que deberían presidir la acción sindical, otros no pueden decir lo mismo. El juego de ambigüedades, el doble lenguaje y las posturas dispares del resto de representación sindical -en menor medida CTP- no ha hecho más que empequeñecer y hacer invisible cualquier aspecto positivo que pudiera albergar la medida. El titubeo municipal y la falta de claridad y concisión a la hora de trasladar a la opinión pública los supuestos beneficios de las que parecían unas “vacaciones pagadas”, tampoco han beneficiado a la ‘revolucionaria’ medida de ahorro. Por no hablar de una queja constante de algunos de los implicados en la negociación: la escasa experiencia en estas lides de los responsables, técnicos o políticos, que se encargan de velar porque este ‘arma’ de Sánchez contra la asfixia municipal sea viable. Pero si esperpéntica ha sido la actuación de algunos sindicatos y sindicalistas -algunos veteranos han debido estar bailando aquella rumba de Peret de ‘No estaba muerto, estaba de parranda’-, no le ha ido a la zaga la autoridad laboral. Primero, afirmando que no tendría más bemoles que tramitar y elevar al Inem el ERTE; segundo, considerando que era difícil aprobarlo; tercero, solicitando ingente documentación casi imposible de solventar adecuadamente; cuarto, haciéndose la sueca (o eso ha parecido) con los plazos; y quinto, retardando el archivazo de un expediente que, como los propios técnicos de la Administración autonómica reconocieron en el requerimiento de subsanación, era una “auténtica chapuza”. Por mucho que las actuales sean fechas de Carnaval, la chirigota del ERTE no tiene ni puñetera gracia. No la tiene para la plantilla de trabajadores del Ayuntamiento, que sigue vagando en la inestabilidad, la incertidumbre y la constante falta de respeto de responsables municipales que, en lugar de dar ejemplo, les lanzan a los leones repitiendo que son unos “enchufados”. Tampoco tiene gracia para aquellos sindicalistas serios que, oliéndose la merienda de negros, decidieron desde el minuto uno rechazar una medida que podía provocar una “cascada endiablada” de peticiones por parte de otros ayuntamientos, como apuntó el líder regional de Comisiones, Paco Carbonero. Y, por supuesto, no tiene ni puñetera gracia para los informadores, a los que se nos marea cada día con un anuncio distinto, una decisión diferente a la de ayer, y a los que se les desacredita con maniobras en la oscuridad para tratar de desmontar informaciones contrastadas y veraces. Informadores, en fin, a los que, para colmo de males, se nos culpa por boca de la máxima autoridad de la ciudad de “no dejar trabajar al gobierno municipal”. La chirigota, ya lo hemos dicho, no tiene ni puñetera gracia. Algunos, aunque se empeñen, no se han enterado de que Jerez, aunque haya cierto interés por la fiesta, no es tierra de carnaval. Quizás les confunda el hecho de que a más de uno le gusta llevar máscaras casi todo el año. Desde esta página, en todo caso, aprovecho para volver a lanzar un ofrecimiento a los sindicatos y, especialmente, a la comisión negociadora del ERTE: tráiganme a un trabajador municipal que se quiera ‘apuntar’ al expediente. Preséntenoslo porque queremos que nos conceda una entrevista esa persona excepcional. ¿De qué servirá tanta polémica estéril y tanta negociación apresurada si, al final, resulta que no hay nadie que se quiera apuntar a esta medida voluntaria?

La ‘lista negra’ de la alcaldesa tensa aún más a su equipo de gobierno

Paco Sánchez Múgica | 5 de febrero de 2010 a las 9:47

eastwooddirtyharryjw1

Sólo Sánchez sabe si reducirá al final su nómina de asesores, bajo la influencia de voces que la animan al ‘tijeretazo’ y otras que imploran que no dé “una patada al avispero”

Sólo ella la conoce. Si se le pregunta a sus más fieles niegan de su existencia. No hablan ni mucho menos de las claves de lo que planea la alcaldesa: “Ella tiene todo en su cabeza”, replican, sin más profundidades. Sin aportar ni un solo dato de esa ‘lista negra’ que única y exclusivamente medita Pilar Sánchez en su soledad. Casi ha pasado otra semana y la regidora socialista no termina de apagar uno de sus principales focos de desgaste. Sigue inmersa, por tanto, en su laberinto. La “notable” reducción en el número de personal eventual de confianza, los conocidos asesores, que ella misma avanzó sigue sin concretarse. Este hecho, lejos de ejercer de balsa de aceite para dejar el asunto correr, ha llevado al equipo de gobierno, al núcleo político más cercano que rodea a la munícipe, a vivir en permanente estado de ansiedad, como muchos reconocen. Si a alguien se le ocurrió ‘vender’ que el anuncio del ‘tijeretazo’ a los 19 asesores se produciría el pasado martes, resulta que no ocurrió. Luego se dijo que podría ser hoy mismo cuando se anunciara, pero lo único cierto es que la alcaldesa no rompe la baraja, los días pasan y el nerviosismo de sus colaboradores aumenta. No es decisión baladí, más aun si se tiene en cuenta que en menos de un mes habrá congreso regional, que Sánchez espera minimizar en lo posible su desgaste y que necesita cuanto antes reconducir las relaciones internas para recuperar apoyos o evitar un aislamiento político absoluto en la ciudad. Además, se trata en su mayoría de compañeros del partido del que es secretaria general en la ciudad y, por ello, personas “a las que ella ha llamado para trabajar y personas a las que, en muchos casos, seguramente tendría que recurrir si repitiera como candidata en las municipales y quisiera reeditar su victoria”. Se trata, según le recomiendan los escasos puntales políticos que le acompañan a estas alturas, de “no dar una patada al avispero”. En definitiva, lo que muchos temen: que sea peor el remedio que la enfermedad. Pero Sánchez no termina de verlo claro y no duda en dar audiencia a esas otras voces que “la incitan a suprimir a buena parte de sus asesores”. La alcaldesa, pues, se halla ante un nuevo callejón sin salida a sabiendas de que, haga lo que haga, tendrá consecuencias muy negativas para sus intereses y, no lo olvidemos, para los de la ciudad.

Lo de menos ya es que dos de sus tenientes de alcalde se hayan enfrentado abiertamente por la inclusión o no de un proyecto en el nuevo ‘Plan E’ o por ver qué asesores sobran y cuáles no; ya importa poco que su secretaria despache vía telefónica a un portavoz de la oposición que quiere debatir tal o cual asunto con la regidora -lo que acrecienta su silueta de inaccesible-; da igual la rumorología sobre un posible paso atrás de su jefe de gabinete o las tiranteces entre asesores por dilucidar quién es el que sobra. Lo verdaderamente relevante es que “no hay rumbo”. “Existe una permanente sensación de que todo va mal y nadie sabe por dónde tirar”, según reconoce un conocido socialista, miembro del equipo de gobierno. Efectivamente, la principal queja es que Sánchez ejerce su liderazgo únicamente en el sentido de encabezar el proyecto de Jerez, pero no en esa acepción de la palabra, más psicológica, en la que el líder es aquel que es “capaz de influir en otros y apoyarlos para que trabajen con entusiasmo en el logro de objetivos comunes“. 

Parece compleja la decisión final y bien haría Sánchez en despejar la incógnita que aterroriza a más de uno y una de los suyos que se juega sus lentejas en tiempos de crisis. A la vista de que el ERTE “está muerto” y de que la reducción de asesores “sólo sería un tiro al pie”, no estaría mal escuchar a quienes le recomiendan que escoja otro camino, abandone el desgaste por el desgaste y emprenda la vía de la negociación, el diálogo y el consenso.

Ayer, el partido socialista remitió una nota para tratar de bajar el volumen de bronca política. Después de criticar la demagogia con la que el PP utiliza el recurrente asunto de los salarios de los miembros de la Corporación y de los asesores, acusaron a los populares de mantener en su “breve” etapa de gobierno en Jerez los elevados salarios -Pelayo ganaba más que Aznar- y de contratar “más de 300 personas” por la puerta de atrás, personal que “además se ha quedado en el Ayuntamiento, no como los asesores del equipo de gobierno de Pilar Sánchez, que concluirán sus contratos cuando concluya el mandato”. Unas contrataciones, recordaron, que se han seguido “con total transparencia y publicidad”.

Jerez, ¿en marcha?

Paco Sánchez Múgica | 31 de enero de 2010 a las 11:25

antonio-lopez-la-gran-via

Muchos proyectos, poco dinero

Nueva economía y grandes infraestructuras pendientes centran los objetivos del gobierno local hasta las elecciones del año que viene · La inversión privada y la resurrección del ‘ladrillo’, claves

El Ayuntamiento comienza 2010 malviviendo cual mileurista: con una ambiciosa cartera repleta de proyectos aunque con poquísimos fondos para materializarlos. En un año preelectoral, con las Administraciones dando agresivos tijeretazos presupuestarios, el gobierno local persigue de manera denodada afianzar  una veintena de grandes proyectos de ciudad antes de que expire el mandato vigente. Sea como fuere, la inversión netamente privada y la remontada del sector del ‘ladrillo’ serán dos llaves para abrir la puerta a  que la ciudadanía visualice nítidamente que Jerez verdaderamente está ‘en marcha’ o, por el contrario, ha perdido los cuatro últimos años en una preocupante situación de punto muerto.

1PoloAeronáutico
Dentro del concepto de ‘nueva economía’ o new deal a la jerezana, el Polo Aeronáutico despega como una de las claves de la futura diversificación productiva de la ciudad. Si en 2007 alguien se precipitó al anunciar la llegada “en unos días” de una fábrica de Maverick (jets de lujo), la única realidad palpable a día de hoy es que sólo la empresa Atlantic Composites cuenta con 15.000 metros cedidos por Aena para instalarse en un Polo con 300.000 metros de superficie que  no ha comenzado a urbanizarse.

2Palacio de Congresos
Si bien es cierto que ésta es una iniciativa privada que quedó varada por la crisis, no es menos justo reconocer que la ciudad necesita con urgencia de unas instalaciones de estas características. Pese a los ofrecimientos del Grupo Baremo 80, promotora del proyecto, por buscar fórmulas de financiación mixtas para reanudar la inversión, que se encuentra al 70% en lo referente a obra civil y con 23 millones desembolsados, el gobierno local no ha puesto demasiado para hallar mecanismos —con la Junta, por ejemplo— que desatasquen la obra.

3Parque VPOJerez Sur
El Área de Reserva formado por los sectores ‘Rancho de colores’ y ‘Cerro del moro’, a la entrada Sur de la ciudad, prevé 14.000 viviendas, 9.000 de ellas protegidas. Era el gran parque residencial previsto en el Plan Local de Vivienda 2008-2018, pero hasta la fecha poco más se ha sabido de la actuación. La alcaldesa llegó a hablar de un anteproyecto trazado por Fustegueras, pero la quiebra de Tremón, uno de los propietarios de los suelos a adquirir, prácticamente ha paralizado el desarrollo de unos terrenos no sectorizados incluidos en el futuro Plan Subregional Bahía-Jerez.

4Sherry Golf
Era una de las grandes apuestas turísticas de la ciudad y, de momento, también se la llevó la crisis. Las obras de este hotel de lujo, promovido por Tremón (insolvente desde noviembre de 2008), quedaron paralizadas hace más de dos años. En el momento del anuncio del crack del grupo inmobiliario, la alcaldesa llegó a anunciar que” esas obras no se van a quedar en situación de paralización, pues el sitio es magnífico y puede haber gente interesada en retomar ese proyecto”.
5Parques 21 e Ikea
Pese a que el proyecto se fraguó  en la anterior legislatura, será de  las inversiones a las que el gobierno socialista podrá sacar mayor rentabilidad política con la mente puesta en 2011. Ikea tiene fecha de apertura, el 20 de abril, y el parque comercial que promueve la filial de la multinacional sueca también prevé que las primeras operadoras abran en otoño. Aún no hay datos exactos de inversión final, puestos de trabajo e impacto en el comercio local, aunque será el revulsivo comercial de la provincia en lo que va de siglo.

6Zahav Automobile
Si el proyecto es humo o no se va a comprobar en breve. La multinacional tiene previsto colocar la primera piedra de su factoría de la Ciudad del Transporte el próximo mes de marzo, por lo que en ese momento dará pistoletazo una inversión brutal, con casi 120 millones de euros de desembolso y la previsión de dar trabajo directo a 600 personas. Será un salto de calidad en la reindustrialización de una ciudad marcada en este mandato por la fuga de Vicasa. El mérito, aquí, será casi exclusivo de la alcaldesa, que desafió a su partido para amarrar ‘in extremis’ una inversión que se iba irremediablemente a Alcalá.

7Jerez 2013
Es una de las grandes incógnitas. La apuesta por la industria cultural en Jerez se ha venido repitiendo hasta la saciedad, pero el proyecto de ‘Año Mundial del Flamenco’ sigue rodeado de oscuridad y secretismo. Más allá de la voluntad de la alcaldesa de presentarlo al Gobierno central, el hecho de que su máximo responsable sea Paco López, director general de la Fundación Villamarta, es quizás el único gran aval con el que cuenta una iniciativa que quiere convertir a todo Jerez en Ciudad del Flamenco.

8Plan Urban
El gran proyecto de transformación social de esta legislatura camina firme en el Distrito Sur. Tras salir las primeras inversiones en 2009, este año debe servir para afianzar proyectos y empezar a trabajar en el campo de lo invisible:la regeneración socio-económica de una de las zonas más deprimidas.

9Carretera de La Barca
Sería difícil precisar cuántos años han pasado desde que la Junta asumió el compromiso de desdoblar la carretera entre Jerez y La Barca, una de las más transitadas de la provincia. Ahora hay luz en el túnel (las obras prevén estar finalizadas  en 2012) pero los vecinos han agotado su paciencia.

10Ronda Sur
En septiembre de 2008 se adjudicó el proyecto para la nueva Ronda Sur Metropolitana de Jerez, con 15,3 kilómetros y unos 106 millones de coste aproximado. Nada más se supo de este proyecto. Lo único cierto es que quince años después la Junta sigue sin poner en marcha la vía que cerraría el anillo de comunicaciones terrestres de la ciudad.

11Aeropuerto
Con menos pasajeros que nunca, está a punto de contar con las mejores infraestructuras de su historia. Además de la nueva terminal y espacio para más aeronaves, tendrá muy pronto un apeadero de Renfe que le conectará con la provincia.

12Elevación del tren
Si el AVE llega en 2012 a la provincia, el puente de San José Obrero estará derribado mucho antes. Los trabajos marchan sin descanso y las obras estarán justo antes de las municipales. El fin de las obras significará el fin de una ciudad dividida. 30 millones de euros y 30 meses de trabajo habrán tenido la culpa.

13Comisaría conjunta
Interior no tiene dinero y sólo ofrece la posibilidad de vender su patrimonio de Jerez para financiar las obras en La Asunción. El Ayuntamiento, que se ofreció para la gestión inmobiliaria, no ha cerrado dicha venta, por lo que siguen sin hallarse fondos para un edificio más que necesario, dado la precaria situación de la actual comisaría.

14Tranvía de Jerez
Hace ahora un año que la Junta presentó la primera línea de este ambicioso sistema de transporte, pero doce meses después sólo hay un millón de euros para un proyecto cuyo inicio de obras es toda una incógnita, como reconocía recientemente el delegado provincial de Obras Públicas. A este paso, quedan años para que sea una realidad.

15Mapa sanitario
Las últimas informaciones apuntan a que los nuevos centros de salud de la ciudad empezarán a construirse a lo largo de este año, pese a que el convenio para cerrar el mapa sanitario se ultimó antes de que arrancara el mandato. El acuerdo pasaba por contar con ocho nuevos centros de Atención Primaria, entre Jerez urbano y rural, con una inversión de 16 millones en tres años.

Cazadores en la tormenta de nieve

Paco Sánchez Múgica | 31 de enero de 2010 a las 11:16

nieve1

Mientras la alcaldesa trabaja para sellar las grietas por las que se filtran las carencias de su gestión, la diputada Mamen Sánchez remueve al partido expresando de forma abierta lo que muchos opinan.

LA ALCALDESA ha iniciado una cacería casi obsesiva para averiguar quién filtra informaciones oficiales a la prensa y, por tanto, quién le es desleal. Cazar al supuesto ‘traidor’ es una proeza estéril, pues el problema que subyace una vez más no es quién/quiénes filtra/filtran a sus espaldas sino por qué y con qué objetivo último lo hace/hacen. En paralelo, a mediados de la semana que ahora acaba, la munícipe viajó personalmente a Madrid para, según han confirmado fuentes del partido, entregar a la secretaría federal de política municipal del PSOE, que dirige Antonio Hernando, la entrevista que este periódico publicó en su edición del domingo pasado con la diputada jerezana y ‘número tres’ en el Congreso, Mamen Sánchez. Usted quizás ya lo sepa a estas alturas, pero hay que recordar que la citada entrevista ha provocado un auténtica tormenta interna a nivel local, provincial y regional. Una entrevista en la que, a rostro descubierto, Sánchez, Mamen, se atrevió no sólo a decir lo que muchos en el partido piensan y sólo dicen entre café y café, sino que además fue capaz de expresar, sin rodeos, que está a completa disposición de la dirección de la formación socialista para dar el salto en el momento en que sea necesario. Tras el encuentro periodístico con la diputada jerezana, que ha recibido a lo largo de los últimos días multitud de mensajes de apoyo y felicitaciones desde las voces más insospechadas, ha quedado claro que hay una importante masa socialista en Jerez que sin pestañear renovaría el partido de abajo arriba, pese a que el congreso local de 2008 dejó un panorama despejadísimo para la actual secretaria general y alcaldesa. Conviene recordar, al hilo de esto último, que Sánchez, Pilar, recabó más del 85% de los apoyos en aquel congreso de Ifeca. Pero, comoquiera que los apoyos son volátiles y la sensación de aislamiento en el partido aumenta a cada día que pasa, la regidora socialista busca ahora a la desesperada controlar al máximo la situación para que no se le siga escurriendo de las manos la Alcaldía. No quiere verse sola, aunque el vacío que le están haciendo muchos ha llevado, incluso, a que algunos de sus fieles atraviesen una seria crisis de fe. Andan como ese seminarista que de pronto mira de reojo a una chica que pasea por la calle y descubre que lo suyo nunca será el voto de castidad. Hablando de castidad, Sánchez, Casto, ha sido uno de los rebeldes al ERTE. Aquel concejal ‘en espíritu’ de la rebelión a bordo del verano pasado, fue sincero al responderle a Pilar acerca de quiénes sobraban en sus dependencias. Fuentes del gobierno trasladan que Casto replicó: “Me faltan dos administrativos que pedí hace meses; no me sobra nadie”. Muy mal anda la cohesión si el primer teniente de alcalde -vicealcalde para muchos- no tiene fe en un mecanismo de ahorro económico en el que confía ciegamente la alcaldesa.

Una alternativa de izquierda

Izquierda Unida dará batalla en 2011. En el partido tienen clarísimo que es ahora o nunca. El trabajo serio, riguroso, ajeno a los focos y los titulares mediáticos de Joaquín del Valle, el líder de la alternativa de izquierda en la ciudad, ha reportado últimamente un aumento espectacular en el número de afiliados al partido y ha provocado, a la vista de cómo está el patio político local, que se mire a la próxima cita electoral con ilusión y, por qué no decirlo, una sana ambición. En los mentideros, además, señalan un nombre de peso para esta lista. Además de Joaquín, cabeza de cartel por terceros comicios consecutivos, IU quiere contar con la posibilidad de que Antonio Alba, ex concejal y presidente del comité de empresa de la fábrica de botellas en Jerez, vaya en esa futura lista para 2011. Si Joaquín es uno de los políticos más valorados de la ciudad, Alba ha dejado muy buenas sensaciones al frente de la lucha por impedir el cierre de Vicasa. Su postura serena y moderada, tendente siempre al diálogo antes que a la confrontación, le valió un acuerdo final sumamente satisfactorio para la plantilla, pese a que la multinacional se mantuviese inmutable en su plan para dar ‘cerrojazo’ a la factoría jerezana. Entre ambos, opinan muchos en el partido y en la ciudad, podrían aglutinar suficientes apoyos como para ofrecer una alternativa de izquierda real y muy válida en la ciudad. Si se tiene en cuenta, aunque falten aún meses para la foto-fija final, que el tablero político de mediados del año que viene volverá a moverse en el terreno de las minorías, la Izquierda jerezana tendrá mucho que decir en las municipales. Hasta el punto de ir pensando ya en clave de ‘llave de gobierno’.

La casa de los ‘espíritus’

Paco Sánchez Múgica | 13 de septiembre de 2009 a las 12:15

Sánchez paga, tras dos años de mandato, no haber podido diseñar su equipo ideal por los ‘equilibrios’ de partido · La ‘vendetta’ de la remodelación ha sido sutil aunque en la lista para 2011 no habrá concesiones

LA alcaldesa no probó bocado el martes pasado. Pasó el día de reunión en reunión, casi en ayunas, y tratando de cerrar a marchas forzadas el nuevo organigrama de su gobierno a sabiendas de que éste iba a contentar a muy poca gente. Ofreció tenencias de Alcaldía, que fueron rechazadas; brindó responsabilidades en la parcela económica, que nadie quiso; contraria a la recomendación de algunos de los suyos, fue a la postre ‘generosa’ y optó por no lanzar al vacío a ningún delegado, por desleal y díscolo que hubiese sido en estos meses… Nada de eso sirvió para insuflar aire a un equipo en el que claramente falta oxígeno, espacio político, y mucha disciplina. Un grupo que parece haberse convertido en una monstruosa Torre de Babel en la que muy pocos hablan el mismo idioma ni responden al mismo proyecto político. Un proyecto del que Sánchez siempre ha defendido, al menos bajo el foco público, que no consistía en ella y su cara. Quienes le son leales así lo entienden.

A tenor de los cambios, podría pensarse que nadie ha salido mal parado tras la crisis interna del verano y la afrenta de los ‘díscolos’. Incluso gente como Benavent o Bermúdez, que pidió de forma explícita volver al Ayuntamiento, recuperan terreno perdido. En el caso del anterior secretario general del partido descartó ser teniente de alcaldesa pero es coordinador del Área de Servicios a la Comunidad, mientras que García Bermúdez se hará cargo de la nueva Delegación de Turismo, con casi cinco millones de presupuesto gracias al Plan de Turismo Sostenible y el área que siempre ansió dirigir. En cambio, los ‘rebeldes’ opinan que la venganza de Sánchez, aunque sólo sea por esta vez, ha sido más sutil que la de simplemente hacer que rueden cabezas, pues ha consistido en oprimirlos aún más en la estructura, dejarlos con menos autonomía de la que reclamaban y enredarlos en una tela de araña donde todavía es más difícil acceder a ella. “Si antes estábamos a muchos metros de distancia del centro de decisiones, ahora estamos a kilómetros”, comentaban. En la Torre de Babel municipal casi nadie sabe qué dice su interlocutor y hay otros delegados que directamente se han quedado sin habla, como ese concejal que remitió mensajes de móvil disculpándose por no saber qué decir en tan complejos momentos. Otros, como Casto, despojado de sus plenos poderes, siguió con su inalterable y amplia sonrisa en el rostro, como enmascarando la procesión que iba por dentro. Según cuentan diferentes fuentes, la alcaldesa incluso llegó a ofrecerle que se encargara de Economía, pero algunos miembros del gobierno, con no poca retranca y recordando sus tiempos de profesor en el Asta Regia, no dudaron en señalar que “él es un hombre de letras puras…”. Ni que decir tiene que Casto desestimó la encomienda, aunque en rueda de prensa Sánchez le lanzara un guiño emplazándole a diseñar juntos los próximos Presupuestos.

No ha habido apenas felicitaciones a los ‘ascendidos’, las caras siguen igual de tensas, y la forzada remodelación parece no haber hecho más que acentuar la línea divisoria entre los dos bandos del gobierno, socialistas ambos. Sánchez, quien no puede obviarse que tiene competencias exclusivas para hacer y deshacer su gobierno a criterio personal (cosa que la mayoría siempre olvida y que no pudo poner en práctica a comienzos de mandato), ha tratado de hallar equilibrios, al menos de cara a la galería, que para colmo no convencen ni dentro ni fuera. En lugar de levantar el pie, los díscolos entienden que ha pisado el cuello con más fuerza. Y ha olvidado, parafraseando a Steinbeck en Las uvas de la ira, que cuando un campesino no necesita a sus bestias para arar no debe dejarlas morir de hambre, sino cuidarlas para cuando vuelva a necesitarlas. Y Sánchez, aunque probablemente quiera evidenciar ante su partido lo corto que es su núcleo político de confianza (y puede que realmente así sea), volverá a necesitar a todos dentro de un año, cuando apenas falten doce meses para las próximas municipales y haya que preparar el asalto a una reválida en la que el contexto actual no es esperanzador. Otra cosa bien diferente es que esa Pilar Sánchez que conocíamos haya abierto al fin los ojos ante el poder real que tienen los alcaldes, lo que significaría que ha aparcado los complejos y está decidida a diseñar para 2011 un equipo en el que de verdad todo el mundo se sienta importante y crea en el proyecto. Si la secretaria general ha descubierto realmente que los ‘espíritus’ que la rodean, como le ocurría a la protagonista de Los otros, de Amenábar, no son más que muertos -políticamente hablando- que todavía ignoran que lo están, habrá perdido definitivamente el miedo y podrá construir ese bloque cohesionado que no pudo (o no le dejaron) diseñar en 2007.

Pacheco decide

Paco Sánchez Múgica | 10 de mayo de 2009 a las 11:11

En la bisagra del mandato local, hay dos cosas claras sobre el ex alcalde: a día de hoy tiene intención de presentarse a las municipales de dentro de 24 meses, pero no lo hará como candidato por el PSA

EN EL ECUADOR del mandato municipal, dos años después de iniciar su travesía en el desierto, hay dos cosas claras sobre Pacheco (entiéndase, todo lo nítido y meridiano que puede estar algo tratándose de la compleja personalidad de quien estamos hablando): Uno. Se presentará, a día de hoy, a las municipales de dentro de dos años (que realmente comienzan en apenas un año, si se tiene en cuenta preprecampaña, precampaña y campaña). Dos. No lo hará como cabeza de lista por el que hasta ahora era su partido, el PSA. De hecho, el PSA, a través de la comisión de garantías del partido, podría estar preparando su expulsión (ya le ha expedientado) y la de otros militantes que se han sumado al denominado ‘Foro Antikaria’, creado como corriente crítica al partido sociandalucista tras la controvertida resolución del congreso de Chiclana. Esta misma semana, coincidiendo con la cita del joven Pedro (insiste en que le llamen así) ante la jueza que aborda su imputación por el caso de los asesores, se dejó caer por la sede judicial de García-Figueras uno de sus inseparables: el ex concejal Alfonso García. -Hola, Alfonso, ¿qué tal? -“Bien, aquí vengo a traerle a Pepe López unos papeles del foro…” -Ahh, ¿también estás en ‘Antikaria’? -“Yo estoy donde diga el jefe”, responde entre risas. El jefe sigue siendo Pacheco, obviamente. Es el que “tiene carisma dentro y fuera, el que aún puede hacer algo”, comentan algunos fieles a la doctrina pachequista como García. “Hay pavor ante mi vuelta a la política”, exclamaba con su habitual grandilocuencia el ex alcalde a las puertas del Juzgado. Con el dedo gordo apuntando hacia arriba, de traje impecable, hacía alusión al supuesto temor por un vuelco en el actual status quo político de la ciudad. Sin embargo, el PSOE se aferra a esa encuesta que pulula por Jerez y que le da 15-16 concejales; a ese sondeo que dice a las claras que, a pesar de los pesares, barre en 2011. El PSA, en cambio, está temblón porque sabe que habrá que arremangarse mucho para sobrevivir al ex líder. Porque el partido sin Pacheco “no es que no sea ya una multinacional de la política, es que se queda en tenderete de mercadillo de los lunes”, comentan voces críticas a la actual cúpula que rige la formación con sede en Doña Felipa. “Vamos a seguir haciendo política activa, tiraremos para adelante sin problemas… Lo tenemos claro”, masculla Juan Román, ex brazo derecho de Pacheco hasta no hace tanto, a José Antonio Pino, que encarna la cara más visible de la renovación global del partido que refundó Perico para mayor gloria. “Hay opciones, vamos a hacer un equipo bueno de gente con muchas ganas de trabajar”, insiste Román confiado. Eso, pese a que es sabedor de que volvería a perder concejales incluso con Pacheco en sus filas. Pero su optimismo le dice que “podemos ser llave de gobierno, estamos convencidos”. Y en ese convencimiento aparece Santiago Casal, joven gregario que surge como gran esperanza para 2011. Aunque si finalmente Pacheco concurre al frente del PA, como ya se rumorea, esto tiene muchos visos de recordar a ese duelo fratricida entre un joven Emilio Quintana (al frente del PA y también ex presidente de ‘Solidaridad’) y el ‘inmatable’ (como líder del PSA). Sólo puede quedar uno. Flaco favor al andalucismo, que prefiere plegarse a catalanes y vascos en su objetivo de hallar espacios en Europa, a los dictados e intereses de PNV y CiU, que remar en bloque hacia algo que años después sigue entre la indefinición crónica y la entelequia más absoluta. -¿Pero la reconciliación no es posible?, pregunto. -“Pero vamos a ver, si ha sido el propio Pacheco el que últimamente se ha dedicado a tratar de boicotearnos la candidatura a las europeas; ha intentado que los cargos electos del partido no nos diesen avales para presentarnos (eran necesarios 50 en total). Y no estamos diciendo todo lo que sabemos porque no queremos más polémicas”, contesta con visible indignación un destacado miembro del partido, al tiempo que deja a las claras que Pacheco ha fulminado definitivamente la relación. “Ya lo tenemos claro, él irá por su cuenta y nosotros, pase lo que pase, vamos a seguir adelante, con coherencia”, subraya alguien del PSA en una sede en la que aún cuelgan las fotografías de Pedro Pacheco, el todavía joven Pedro, con eslóganes de viejas campañas de los andalucistas. Por su cuenta y riesgo, Pacheco vuelve a planificar su rentré mediática y disfruta con las cábalas y los rumores de los mentideros de la ciudad que le devuelven a la vida. Como ese psychokiller de las películas de terror que nunca muere, que se levante una y otra vez en infinitas entregas de la saga. “Hay un miedo atroz a la vuelta a la política de Pedro Pacheco”, martillea una y otra vez mientras piensa en su siguiente cita con los medios. Mañana mismo, en la radio pública Onda Cádiz, en el programa radiofónico Buenos Días, donde será entrevistado por los directores de los principales medios de una ciudad donde seguro que le tienen menos miedo que aquí.

Etiquetas: , ,

Rehenes de la red

Paco Sánchez Múgica | 18 de enero de 2009 a las 13:13

La nueva red de autobuses arranca contramano: muchos la critican pero pocos la conocen. Tras el asalto a Movilidad, Crisol dice en su ‘blog': “Ya sólo falta que algún loco nos cruce la cara”. Cosas de las ‘Redes’.

LOS problemas ni se crean ni se destruyen, se transforman. Lo que ayer debía ser un estallido y un ‘hasta aquí hemos llegado’ por los más de 25.000 parados con los que la ciudad ha recibido el año nuevo, ha pasado a ser hoy, apenas una semana después, una rebelión (o eso parece) por la nueva red de transporte urbano, de la que al parecer todo el mundo opina pero casi nadie conoce porque, entre otras cosas, prácticamente no ha habido tiempo. En el balance de la primera jornada, Bermúdez, el ínclito, puso acento argentino imitando la voz en off del anuncio que el Gobierno ha puesto en marcha para recordar a los españoles que en 2010 habrá un apagón analógico y todo el mundo tendrá que tener en su casa un aparato para la TDT. “Si es que al final en este país todo lo dejamos para el último día…”, parafraseaba el delegado socialista con deje bonaerense en alusión al desconcierto general del primer día del nuevo diseño en vigor. 

A la jornada siguiente, se dejó de historias y aplicó la máxima política de que cuando hay una opinión asentada en la calle de que algo es negativo, es mejor no intentar convencer de por qué no lo es, sino simplemente tratar cuanto antes de modificar esa evaluación inicial. Presto y dispuesto. Mañana mismo se reunirá con la alcaldesa y le presentará, mucho antes del mes de prueba que solicitó, los reajustes para una red a la que, de entrada, no se le ha dado ni un voto de confianza. Como dice Bermúdez, la cuestión no es tanto que la conozcan los actuales usuarios, que también, sino que la reconozcan y la hagan suya quienes aún no lo son. 

Así y todo, el problema puede que no acabe aquí. Mientras los chóferes de Cojetusa, que deben velar por el buen funcionamiento de la nueva red, sigan “boicoteándola”, como así lo reconocen fuentes municipales, por otros motivos que en nada tienen que ver con que el autobús llegue o no a la Plaza o pase por equis avenida o por otra, será complicado que el usuario perciba las ‘bondades’ del rediseño de los itinerarios y horarios. Un cambio que trata, al margen de ecologismos de andar por casa, de rentabilizar y amortizar un servicio que pagamos todos, que nos cuesta mucho y que hasta ahora, de forma indiscutible, era manifiestamente mejorable.

LA ‘NUEVA RED’

La alcaldesa Pilar Sánchez, a diferencia de su homólogo sevillano, el también socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, no cuenta con un blog personal ni ha participado en un cursillo intensivo sobre comunicación y nuevas redes sociales impartido por asesores del gabinete del presidente Obama (parece difícil que conozca lo que es facebook o twitter, vamos). Sin embargo, esto no quiere decir que el gobierno municipal no haya abrazado perdidamente el universo de las nuevas tecnologías y sus potencialidades para establecer un hilo más directo y cercano con el conciudadano/votante. Más allá de haber implantado meses antes que el Consistorio sevillano la ‘milla Wifi’, acceso a Internet sin cables, y el correo electrónico con la coletilla ‘jerez.es’, a cambio de remitir a ese directorio información municipal, el equipo de Sánchez ya navega en la Internet con nombres y apellidos. Los más recientes casos de nuevos ‘cuadernos de bitácora’ ligados al equipo de gobierno local son los del director general de Relaciones Institucionales, Juan Ramón Aramburu -juanramonaramburu.blogspot.com-; y el asesor Salvador León -salvadorleonrodriguez.blogspot.com-. Asimismo, desde hace tiempo es muy conocido el diario personal cibernético del delegado municipal de Urbanismo, Juan Pedro Crisol -cabezascatorce.blogspot.com-, que él mismo suscribe a diario con su puño y letra. 

A finales de esta misma semana, a raíz del asalto a la Delegación de Movilidad por un grupo de familiares y trabajadores de Cojetusa , escribía Crisol: “Ya sólo falta, viendo el ambiente político de la ciudad, que a algún loco se la vaya la mano y nos cruce la cara a alguno… (a algún) concejal socialista, claro”. Días antes, publicaba un análisis más o menos pormenorizado sobre la situación económica de la ciudad, en su vertiente estructural y coyuntural. Y enviaba un recadito al sector privado de la ciudad que, cuanto menos, es comprometido si el que suscribe es el máximo responsable de Urbanismo en la quinta ciudad de Andalucía. 

Es saludable, y hasta recomendable para el que no lo haya probado, volcar y compartir reflexiones y análisis en la Red de Redes -ahí está el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, con un premio al mejor blog político de 2008, por delante precisamente del de Monteseirín-, aunque evidentemente hay que afinar al máximo los comentarios para que el invento no se vuelva en contra. Más si cabe, si a la vuelta de la esquina hay un ensordecedor ruido de sables.

Tiempo de revancha

Paco Sánchez Múgica | 13 de enero de 2009 a las 19:57

El PP afronta en un mes su ‘lifting’ interno para librar con garantías la batalla de 2011; la ‘oferta’ a Rafael Padilla, ex presidente del CES, marca la estrategia popular para las próximas municipales

PELAYO se lo piensa; Durá quiere pero siempre que haya respaldo y consenso; y a Villar ya le han invitado ‘amablemente’ a salir y, sorpresa, parece que ha aceptado. El Partido Popular jerezano se mueve. Y se mueve con prisas. El tiempo apremia y es hora de tomar decisiones. La cúpula está a punto de renovarse definitivamente y, en principio, el trance no será tan traumático como parecía. “La renovación no es tan fácil, no hay tanta gente como pudiera pensarse”, aseguran diversas voces del partido de cara al congreso local de primeros del año próximo. Entretanto, los populares sondean a jerezanos ilustres para que se incorporen a un proyecto renovado y sólido con el que hacer frente al PSOE en las próximas municipales, escenario en el que todo el mundo piensa ya abiertamente. La fragua de Vulcano se mantiene al rojo vivo fabricando ‘armas’ para la guerra.

Uno de los notables que han sido pulsados en los últimos tiempos para ver su ‘disponibilidad’ con la mente puesta en el horizonte de 2011, y figurar en la candidatura como independiente, es Rafael Padilla, catedrático de Derecho Mercantil de la Facultad de Derecho y ex presidente del Consejo Económico y Social (CES) jerezano. Una figura sin duda muy respetada en la ciudad y que aportaría un enorme valor añadido al partido, tal y como han señalado diversas fuentes. La duda ahora mismo es saber, obviamente, si Padilla acepta definitivamente el ofrecimiento; y si, llegado el caso, qué puesto ocuparía.

Es evidente que la posición sería destacada, incluso encabezando la lista, aunque lo cierto es que si María José García-Pelayo quisiera (algo que no está claro) tendría muchas papeletas para repetir como candidata por terceras elecciones consecutivas. Es la imagen clara del partido en Jerez y tiene un feelin enorme con muchos sectores sociales de la ciudad. Ahora, comentan, lo que hace falta es emular la estrategia de Zoido en Sevilla y patearse de una vez por todas todos los rincones de la ciudad para calar en una sociedad desencantada por el paro y la situación económica mundial que hace especial mella en Jerez.

Otro asunto bien distinto es dilucidar quién ocupará la presidencia de los populares jerezanos. Si bien es cierto que las relaciones entre Villar, actual presidente, y Durá, candidato indiscutible a la sucesión, no atraviesan su mejor momento, no es menos cierto que Villar ya podría haber aceptado la decisión de ‘desvincularse’ progresivamente de la cabeza visible de la formación en la ciudad. “Ya lo ha entendido”, dicen las mismas fuentes.

En esta pugna por el control del partido no están, lógicamente, un par de tres jóvenes pujantes del PP jerezano, como son Antonio Saldaña, Daniel Barea y Lidia Menacho. De ellos, sólo Saldaña no es concejal, pues Menacho lo es en el Ayuntamiento de Jerez y Barea en el de Villaluenga del Rosario. En cambio, Saldaña es el mejor ubicado en la renovación, pues su trabajo como asesor urbanístico en el desarrollo de la última parte de la tramitación del Plan General no ha pasado en absoluto desapercibido. Y así están las cosas por arriba y por abajo, un tiempo de renovación y crisis, de retos y revanchas. Ahora resta por saber, como parte fundamental del nuevo proyecto, si al fin llegan los recursos financieros para un partido que no puede volver a permitirse afrontar una campaña electoral bajo la precariedad y las carencias económicas y logísticas de las últimas municipales.

candidato casal

El ‘as’ bajo la manga del PSA para 2011 tiene nombre y apellidos: Santiago Casal. El ya ex presidente de la federación de asociaciones de vecinos ‘Solidaridad’, ahora comandada por otro ‘ilustre’ andalucista como Sebastián Peña, se ha destapado definitivamente y ayer mismo fue elegido como nuevo secretario local del partido en la ciudad. Curiosamente, en unos tiempos tan convulsos para la formación andalucista, tras la serie de desafortunadas salidas de tono del ‘ex todo’ Pedro Pacheco, parece que hay algo claro: hay perfil de candidato para concurrir a las elecciones municipales y, más o menos, hay tiempo para que se consolide. Un gran avance si se tiene en cuenta que hasta la fecha todo era incertidumbre y una nebulosa en la que peligraba incluso la continuidad de la formación. Casal, en cambio, es joven, experimentado y una cara amable en el campo del movimiento vecinal y asociativo, amén de poseer cierto bagaje en el andalucismo. Las claves, justamente, que se venían barajando para suceder a Pacheco como cabeza de cartel del PSA en 2011. Y aún puede haber más sorpresas en una formación que, sí o sí, tiene decidido que concurrirá a las próximas municipales. Lo que no está tan claro es si en frente tendrá a Pedro Pacheco.

Navajazos

Paco Sánchez Múgica | 13 de enero de 2009 a las 19:48

A algo menos de dos años y medio para que concluya el mandato, la primera, y tenue, remodelación del gobierno municipal vuelve a sacar a la luz las luchas intestinas y el cainismo inherente al PSOE

COSAS VEREDES que harán temblar las paredes. Algunos todavía recuerdan con un regusto agridulce, a camino entre la nostalgia y la melancolía, cuando la pedalada era redonda. Evocan aquella época en la que el equipo era un bloque con un objetivo común: derrotar al ‘Maligno’. Perdón por la comparación, pero más de uno y una se apresuró a lanzarse a las barbas del ‘profeta’ para besarle y jurarle lealtad eterna. De acuerdo, muchos lo hicieron porque así lo ordenó Chaves con vistas a las municipales. No cabe duda de que aquellos tiempos tampoco eran el paraíso en la tierra y más de uno insistía en tirar piedras contra su propio tejado. Pero, ¿y ahora? ¿Ahora qué? Obtenida la mayoría absoluta hace año y medio, el liderazgo de Pilar Sánchez como alcaldesa es indiscutible dentro y fuera, y su figura política ha ganado enteros merced a los fríos datos estadísticos , que bien es sabido que, aun siendo manipulables al antojo, raras veces mienten.

En cambio, en clave interna no ha amainado en casi ningún momento la ‘balcanización’ del partido, no han cesado las luchas intestinas, el cainismo más desaprensivo y los navajazos traperos por mor del afán de protagonismo, la sed insaciable de poder y la foto, la condenada foto. Y lo peor es que ya no hay quien ponga freno a esta vorágine porque, entre otras cosas, muchos coinciden en que el pasado congreso local se cerró en falso. Daba igual. Las traiciones regresarían tarde o temprano, sucediese allí lo que sucediese, se apañaran las listas que se apañaran. Antes o después, explican varias voces del partido en la ciudad, “los Amenábar (como es conocida la ‘sensibilidad’ más añeja del PSOE jerezano, también conocida como ‘los otros’) volverán a la carga para acabar con el pilarismo, y viceversa”.

Al principio, hubo un intento más o menos estéril por controlarlo todo, por mantener una disciplina estricta, al menos, cara a la galería, pero poco a poco algunos vuelven a desenterrar el hacha de guerra, el cuchillo de doble filo -sin dar la cara, como casi siempre-, y vuelven a atizar la mano que les da de comer. Esta misma semana, ya lo pudieron leer en estas páginas, un delegado mostraba, bajo el anonimato -sólo hay catorce concejales y algunos pueden ser descartados de forma automática-, su indignación, principalmente, por la forma en que se había producido la remodelación del equipo de gobierno municipal. Al parecer, reconoció, lo suyo hubiese sido que la alcaldesa comunicara y, ojo, debatiese a viva voz los cambios que había pensado y decidido, cuando todo el mundo sabe que, entre otras cosas, es competencia exclusiva de un alcalde (presidente o cargo al más alto nivel) organizar y nombrar a su equipo, en teoría, como le plazca. Vuelven los díscolos, aunque ahora acariciando el terciopelo azul del poder. Vuelven con menos ansiedad pero con la misma hambre. Ante este panorama similar a vivir en un octavo sin ascensor, algo insufrible, no queda otra que aplicar un remedio infalible: no dividas y vencerás.

lluvia ácida

Llueven millones en Jerez. Uno ha perdido ya la cuenta de los planes que pondrán en bandeja las Administraciones, ahora sí más volcadas que nunca con los municipios, y del impacto económico que éstos tendrán para la ciudad. Pero en esta catarata de inyección de liquidez supramunicipal seguimos con la misma duda. A nadie se le escapa que esto es pan para hoy… y una huida hacia adelante en busca de un reajuste económico que nos saque cuanto antes -en dos años, dicen los expertos- del atolladero de la crisis. Riamos de nuevo hoy y ya veremos qué sucede mañana. En todo caso, de lo que no hay ninguna duda es de que esos fondos procedentes de Madrid y Sevilla servirán para tapar infinidad de boquetes, reparar numerosos socavones y arrancar malas hierbas de numerosas parcelas de la ciudad aburridas de esperar a que se cumplan los compromisos que algún gobernante prestidigitador contrajo con los vecinos hace unos años.

Pese a que todavía restan numerosas inversiones por anunciar y puede haber alguna que otra sorpresa, el caso más paradigmático del uso que el gobierno municipal dará a estos millones de euros está en los Claustros de Santo Domingo y su sala Profundis, la joya del edificio y la pieza desajustada del obtuso puzzle que ha constituido su rehabilitación, demorada en el tiempo a base de escuelas taller que han eternizado su necesaria reapertura.

Curiosamente, la Gerencia Municipal de Urbanismo anunció en agosto de 2004 el concurso público para la contratación, por unos 700.000 euros, de las obras de restauración de esta sala de Los Claustros. Cuatro años después, el gobierno municipal, rehecho tras las municipales, vuelve a priorizar este proyecto y lo dota con 800.000 euros. Tiene un año para ejecutarlo. Nadie cree que el ‘Plan Zapatero’ sirva para acabar rotundamente con la lacra del paro, pero sí al menos será útil para dar carpetazo a viejos compromisos municipales que ya olían a habitación cerrada.

La ciudad de las personas

Paco Sánchez Múgica | 16 de noviembre de 2008 a las 19:55

JEREZ quiere tener muchas ciudades en una sola pero nuestros dirigentes locales olvidan a menudo que, más allá de futuras y mastodónticas ciudades del Flamenco, Justicia, Automóvil, de los Niños, del Caballo, y un largo etcétera, Jerez debería ser ante todo la ciudad de las personas. Y algunos (no todos) están tan inmersos en su mundo interior, en el microcosmos de sus agendas y compromisos políticos, que no se acuerdan de que su atención prioritaria debe recaer en el vecino, en el de la puerta de al lado. Casi sin digerir la debacle electoral de las pasadas municipales, Pedro Pacheco reconocía en una entrevista concedida a este periódico que la gestión “fue brillante”, que la campaña fue “inmejorable”, pero que careció de “cercanía”. La clave es la cercanía y que el ciudadano vea que el político baja a la tierra y se preocupa por sus asuntos cotidianos. Consciente de ello, la alcaldesa Pilar Sánchez ha dado una orden taxativa a comienzos de este segundo año de mandato, el decisivo, según coinciden todos los analistas municipales. La orden ha sido rotunda: abrir las puertas y ventanas de las delegaciones y atender al vecino, oír al ciudadano, sin excepciones. Mensaje contundente ante algo que, se entiende, no se estaba haciendo bien hasta el momento. “Ya teníamos los votos y nos habíamos olvidado de lo fundamental: el votante y sus necesidades”, comentan algunas voces del gobierno. Antes de que la pille el toro electoral, que parece lejano pero está aguardando a la vuelta de la esquina, la regidora socialista lo tiene claro: ponerse unos zapatos lo suficientemente cómodos como para patearse las calles de este Jerez sumido en la crisis y el desempleo. El trabajo no está ni mucho menos hecho si se piensa en 2011 y la alcaldesa quiere dar un giro desde ya para que sus delegados lo fíen todo a los técnicos y el equipo político se sumerja en la realidad de la ciudad en la que gobiernan.

EL ESTILO LEBRERO

El estilo Lebrero puede llegar a irritar. Obstinado, hermético, indescifrable. Jamás arroja una sonrisa fuera de micrófonos. En cambio, avanza sin fisuras ni porfías, con la solidez y concentración del trabajo callado. Lebrero desespera y reconoce a la prensa bromeando que él sólo da títulos “nobiliarios: de conde, de duque, de marqués…” Pero que eso de ofrecer a la prensa titulares “ni mijita”. Y más de uno se lo reprocha. Sus colaboradores más estrechos se lo dicen con boca pequeña: “Véndete mejor”. Pero Lebrero mira a la prensa como cuando va a recoger setas a los Alcornocales: escrutadora y desconfiadamente. Y dice tener sus razones. Un mal titular y la inversión se hunde. Un gesto cara a la galería gratuito y el empresario se descuelga para pedir tres veces más porque tiene agarrado al Consistorio por sus partes. Un Consistorio que ya se ha desnudado ante la opinión pública convenientemente y ha prometido la piel del oso antes de cazarlo. Muchos políticos creen que la estrategia consiste en vender cuantos más titulares mejor. Otros opinan que sólo el trabajo callado arroja pingües dividendos a la postre. Lebrero, aunque a la prensa muchas veces nos fastidie, es de los segundos. Y ahí sigue. Calladito y críptico. Introvertido y meditabundo siempre. Es el estilo Lebrero. Tan indescifrable, a veces, como resultadista. Ahí está el Polo Aeronáutico. Una realidad casi tangible frente aquellos que hablaban de avioncitos de papel. Lebrero ríe ahora para sus adentros. A lo calladito, ha convencido a Aena de que es mejor tener terreno productivo que tener hierbajos junto al aeropuerto. Y ha convencido a Aena de que ese terreno productivo debe estar en Jerez, aunque se lo pida Granada, Jaén o Málaga. Lebrero quiere que Jerez sea el epicentro logístico del Sur de Europa, la puerta de África en conexión directa con Tánger, el futuro gran puerto y urbe central del Mediterráneo. Es otra de sus ideas en mente que ya irá concretando e iremos conociendo. Si él quiere…