Archivos para el tag ‘psoe jerez alcaldesa ‘plan ZP’ obras inversiones’

Navajazos

Paco Sánchez Múgica | 13 de enero de 2009 a las 19:48

A algo menos de dos años y medio para que concluya el mandato, la primera, y tenue, remodelación del gobierno municipal vuelve a sacar a la luz las luchas intestinas y el cainismo inherente al PSOE

COSAS VEREDES que harán temblar las paredes. Algunos todavía recuerdan con un regusto agridulce, a camino entre la nostalgia y la melancolía, cuando la pedalada era redonda. Evocan aquella época en la que el equipo era un bloque con un objetivo común: derrotar al ‘Maligno’. Perdón por la comparación, pero más de uno y una se apresuró a lanzarse a las barbas del ‘profeta’ para besarle y jurarle lealtad eterna. De acuerdo, muchos lo hicieron porque así lo ordenó Chaves con vistas a las municipales. No cabe duda de que aquellos tiempos tampoco eran el paraíso en la tierra y más de uno insistía en tirar piedras contra su propio tejado. Pero, ¿y ahora? ¿Ahora qué? Obtenida la mayoría absoluta hace año y medio, el liderazgo de Pilar Sánchez como alcaldesa es indiscutible dentro y fuera, y su figura política ha ganado enteros merced a los fríos datos estadísticos , que bien es sabido que, aun siendo manipulables al antojo, raras veces mienten.

En cambio, en clave interna no ha amainado en casi ningún momento la ‘balcanización’ del partido, no han cesado las luchas intestinas, el cainismo más desaprensivo y los navajazos traperos por mor del afán de protagonismo, la sed insaciable de poder y la foto, la condenada foto. Y lo peor es que ya no hay quien ponga freno a esta vorágine porque, entre otras cosas, muchos coinciden en que el pasado congreso local se cerró en falso. Daba igual. Las traiciones regresarían tarde o temprano, sucediese allí lo que sucediese, se apañaran las listas que se apañaran. Antes o después, explican varias voces del partido en la ciudad, “los Amenábar (como es conocida la ‘sensibilidad’ más añeja del PSOE jerezano, también conocida como ‘los otros’) volverán a la carga para acabar con el pilarismo, y viceversa”.

Al principio, hubo un intento más o menos estéril por controlarlo todo, por mantener una disciplina estricta, al menos, cara a la galería, pero poco a poco algunos vuelven a desenterrar el hacha de guerra, el cuchillo de doble filo -sin dar la cara, como casi siempre-, y vuelven a atizar la mano que les da de comer. Esta misma semana, ya lo pudieron leer en estas páginas, un delegado mostraba, bajo el anonimato -sólo hay catorce concejales y algunos pueden ser descartados de forma automática-, su indignación, principalmente, por la forma en que se había producido la remodelación del equipo de gobierno municipal. Al parecer, reconoció, lo suyo hubiese sido que la alcaldesa comunicara y, ojo, debatiese a viva voz los cambios que había pensado y decidido, cuando todo el mundo sabe que, entre otras cosas, es competencia exclusiva de un alcalde (presidente o cargo al más alto nivel) organizar y nombrar a su equipo, en teoría, como le plazca. Vuelven los díscolos, aunque ahora acariciando el terciopelo azul del poder. Vuelven con menos ansiedad pero con la misma hambre. Ante este panorama similar a vivir en un octavo sin ascensor, algo insufrible, no queda otra que aplicar un remedio infalible: no dividas y vencerás.

lluvia ácida

Llueven millones en Jerez. Uno ha perdido ya la cuenta de los planes que pondrán en bandeja las Administraciones, ahora sí más volcadas que nunca con los municipios, y del impacto económico que éstos tendrán para la ciudad. Pero en esta catarata de inyección de liquidez supramunicipal seguimos con la misma duda. A nadie se le escapa que esto es pan para hoy… y una huida hacia adelante en busca de un reajuste económico que nos saque cuanto antes -en dos años, dicen los expertos- del atolladero de la crisis. Riamos de nuevo hoy y ya veremos qué sucede mañana. En todo caso, de lo que no hay ninguna duda es de que esos fondos procedentes de Madrid y Sevilla servirán para tapar infinidad de boquetes, reparar numerosos socavones y arrancar malas hierbas de numerosas parcelas de la ciudad aburridas de esperar a que se cumplan los compromisos que algún gobernante prestidigitador contrajo con los vecinos hace unos años.

Pese a que todavía restan numerosas inversiones por anunciar y puede haber alguna que otra sorpresa, el caso más paradigmático del uso que el gobierno municipal dará a estos millones de euros está en los Claustros de Santo Domingo y su sala Profundis, la joya del edificio y la pieza desajustada del obtuso puzzle que ha constituido su rehabilitación, demorada en el tiempo a base de escuelas taller que han eternizado su necesaria reapertura.

Curiosamente, la Gerencia Municipal de Urbanismo anunció en agosto de 2004 el concurso público para la contratación, por unos 700.000 euros, de las obras de restauración de esta sala de Los Claustros. Cuatro años después, el gobierno municipal, rehecho tras las municipales, vuelve a priorizar este proyecto y lo dota con 800.000 euros. Tiene un año para ejecutarlo. Nadie cree que el ‘Plan Zapatero’ sirva para acabar rotundamente con la lacra del paro, pero sí al menos será útil para dar carpetazo a viejos compromisos municipales que ya olían a habitación cerrada.