Pendergast, heredero del pulp

Agustín Velasco | 11 de junio de 2010 a las 15:13

el museo 

Para cerrar esta semana dedicada al personaje de Preston & Child me gustaría hacer una reflexión sobre las influencias más o menos evidentes de estos autores.

Me remito nuevamente a una obra que me parece de referencia, Los hombres topos quieren tus ojos (ed. Valdemar), y en concreto al prólogo de Jesús Palacios donde analiza la historia de los pulps y resume los ingredientes básicos del género así:

“A partir de finales de 1933, policías y detectives desaparecieron por completo del panorama, para ser sustituidos por una horda de siniestros villanos de métodos tan inverosímiles como sórdidos y crueles. Dime Mystery se llenó de adoradores del diablo, científicos locos, retorcidos psicópatas, sádicas mujeres fatales y sociedades secretas, cuyos métodos criminales resultaban tan increíbles como gráficamente violentos. Las historias se presentaban siempre o casi siempre como misterios aparentemente sobrenaturales o fantásticos, que resultaban finalmente explicados racionalmente… Aunque tales explicaciones distaran mucho de ser todo lo lógicas que Sherlock Holmes hubiera podido desear.”

 Y esa es la esencia de las aventuras del agente Pendergast. Y es que si la receta ya está inventada y funciona para qué vamos a buscar una nueva.

 Pendergast puede ser considerado heredero de héroes del Pulp como Doc Savage (médico, cirujano, científico, aventurero, inventor, explorador, investigador…) que poseía memoria fotográfica, un gran dominio de las artes marciales y un vasto conocimiento de las ciencias. Nuestro agente quizás no tenga memoria fotográfica, pero sí un método de meditación que no sólo le da memoria fotográfica sino un poder mental insospechado. Una vez más nos damos cuenta que todo lo que encontramos en esta serie de novelas ya estaba inventado… pero qué más da, si Pestron y Child manejan los ingredientes tan bien.

Es curioso que no se haya llevado al cine tan solo una de las novelas, y que en la adaptación Pendergast es borrado del mapa. Los derechos del personaje los tiene la Paramount, así que ellos serán los que se animen o no a ponerle cara humana a Aloysius.

Próximamente: El lazo púrpura (Nabla Ediciones) de Alejandro Núñez Alonso

Empezado: Diario de una chica del montón (Ed. Destino) de Blanca Álvarez

Los comentarios están cerrados.